Вы находитесь на странице: 1из 4

ESCUELA SUPERIOR POLITÉCNICA DE

CHIMBORAZO
FACULTAD DE CIENCIAS
ESCUELA DE CIENCIAS QUIMICAS
INGENIERÍA EN BIOTECNOLOGÍA AMBIENTAL

NOMBRE: DIEGO SILVA


CÓDIGO: 2503
CURSO: 4to IBA “A”
MATERIA: ECOLOGÍA
TEMA: LA LUZ Y LOS DIFERENTES TIPOS DE CLOROFILA

LA LUZ Y LOS DIFERENTES TIPOS DE CLOROFILA

 LUZ:

La luz solar o energía luminosa estimula electrones de moléculas de clorofila y


transfiere esos electrones energéticos a sistemas de transporte de electrones, esto
permite que pueda generarse la fotosíntesis, donde básicamente captura la energía
de la luz solar para convertir las moléculas inorgánicas de dióxido de carbono y agua
en moléculas orgánicas de alta energía, como la glucosa. En las plantas, la
fotosíntesis se efectúa en los cloroplastos y sigue dos pasos principales: las
reacciones dependientes de la luz y las independientes de la luz.

Representa uno de los factores más heterogéneos, espacial y temporalmente, de


entre los que afectan a las plantas. La luz, por su naturaleza energética, representa
además un factor de riesgo añadido en las plantas que la requieren para el proceso
fotosintético. Mientras mantienen unos pigmentos como principales responsables
de la absorción energética (clorofilas) también han desarrollado otros mecanismos
en los que se ven involucrados pigmentos accesorios para disipar de forma no
dañina el exceso de energía absorbida en caso necesario. La acción individual o
conjunta de diferentes factores de estrés ambiental unidos a la acción de la luz solar
puede poner a prueba la capacidad de resistencia y adaptación de las plantas a un
medio determinado.
No obstante las especies vegetales no responden de una forma homogénea aun
ocupando el mismo espacio y estando sometidas al mismo estrés. Es precisamente
esta heterogeneidad del comportamiento ecológico de las plantas sometidas a
estrés el que puede tener un importantísimo significado en la descripción de la
complejidad funcional de los ecosistemas mediterráneos e incluso ayudar a
entender los cambios futuros.

 CLOROFILA:

El familiar color verde de las plantas y los colores de algunas algas y bacterias
(marrón, púrpura y rojo) están asociados a un modo de vida fotosintético. Los
pigmentos responsables de estos colores son utilizados por estos organismos para
absorber la energía del sol. Una clase de pigmentos que absorben la luz que es
común a todas las células fotosintéticas son las clorofilas, que son por lo general de
color verde. Otras clases son los carotenoides y ficobilinas, denominados pigmentos
accesorios, que participan en conjunción con las clorofilas para atrapar la luz.

Las clorofilas a y b son los dos principales pigmentos fotorreceptores que se


encuentran en las plantas superiores. Las dos formas son idénticas con excepción
de que la clorofila a tiene un grupo metilo en el C-3 del anillo II y la clorofila b tiene
un grupo formilo. Absorben de manera efectiva ciertas longitudes de onda de la luz
visible (400 a 700nm) debido a sus sistemas de dobles enlaces conjugados.

Los dos tipos de clorofila se complementan mutuamente en la absorción de la luz


para incrementar la cantidad total de energía solar atrapada en la fotosíntesis.

 TIPOS DE CLOROFILA

- Clorofila A: Pigmento primario de todos los organismos fotosintetizadores


C, H, Mg, O que desprenden Oxígeno. Se encuentra siempre presente en
las células fotosintéticas productoras de oxígeno, se encuentra con la
clorofila b en todas las plantas verdes y con la clorofila c en las marrones,
diatomeas y dinoflagelados. Las algas cianofíceas sólo contienen clorofila a.
Se encuentra en todos los casos, vinculada al centro activo de los complejos
moleculares, llamados fotosistemas, que absorben la luz durante la
fotosíntesis, difiere de la clorofila b en que el radical de la posición 3 del grupo
tetrapirrólico es -CH3 (metilo) en lugar de -CHO (grupo funcional de los
aldehídos).
- Clorofila B: Pigmentos de las plantas verdes, funciona como un acumulador
de luz, transfiriendo la energía luminosa absorbida a la clorofila A para la
quimiosíntesis primaria. Caracteriza a los plastos de las algas verdes y de
sus descendientes las plantas terrestres Viridiplantae. Esos plastos, y los
organismos que los portan, son de color verde, aunque también se los puede
encontrar de color naranja. También se encuentran plastos verdes en
algunos grupos de protistas que han asimilado algas verdes unicelulares
endosimbiontes adquiriendo así plastos secundarios.

Podemos citar a las euglenas, a los cloraracniófitos y a algunos


dinoflagelados, como Gymnodinium viride. También se encuentra en algunas
cianobacterias como las cloroxibacterias, que por ello son de color verde
planta en vez de azuladas; hace algún tiempo se les atribuyó por este rasgo
el carácter de antepasados de los plastos verdes, pero luego se ha
comprobado que es un carácter adquirido independientemente en varias
líneas separadas.

- Clorofila C: Las clorofilas c1 y c2 son por lo general de color pardo (azulado),


características de un extenso y diverso lado de protistas que coincide con el
superfilo Chromista y que incluye grupos tan importantes como las algas
pardas, diatomeas, xantofíceas, haptófitas y criptófitas.

Funciona probablemente como un pigmento accesorio del fotosistema II, y


su máxima absorbancia es de 630nm.

- Clorofila D: Presentan pigmentación roja, solo se ha conocido durante


decenios por una observación aislada y no repetida en un alga roja. Luego
se ha encontrado en una cianobacteria, Acaryochloris marina, que parece
especialmente apta para explotar luz roja cuando crece bajo ciertas ascidias.
No debe en todo caso interpretarse de la tabla que su presencia es una
característica común de las algas rojas.