Вы находитесь на странице: 1из 16

Genealogía del Narcotráfico (1 de 5) –

Primera generación: El inicio


Primero que nada quiero aclarar que este no es un artículo de opinión. Es una recopilación
cronológica que empecé accidentalmente y he ido expandiendo poco a poco en mis ratos
libres. Sé que varias de mis descripciones les parecerán a algunos una exaltación o
admiración hacía los narcotraficantes. No hay tal. No apoyo ni comulgo con el narcotráfico,
pero es iluso pensar que el narcotráfico no forma parte de nuestra cultura, de nuestra
historia y si me apuran, de nuestra tradición.

No sé ustedes, pero siempre he tenido una debilidad por las precuelas. Ya sea en películas,
libros o noticias, soy un apasionado por conocer los orígenes de los personajes. En este
caso, las noticias de ejecuciones me traían dudas muy precisas. ¿Cómo fue que empezó
todo? ¿Cuándo comenzó el Chapo? ¿Qué ocasionó la guerra entre cárteles? ¿Quién fundó el
Cártel del Golfo? ¿Quiénes fueron los jefes de estos jefes que ahora tienen al país entre sus
manos?

Quería hacer una especie de árbol genealógico que se remontara al origen de los cárteles.
Imposible. Las conexiones que rigen al narcotráfico son demasiadas. No he logrado forma
alguna de construir un diagrama ordenado alrededor de ningún personaje. Demasiadas
líneas, demasiados familiares, uniones, quiebres, alianzas. No me queda otra que platicar
una historia lo más ordenada posible, y esperar no confundirme en el proceso.

Primera Generación del Narcotráfico: El Inicio

Está claro que el tráfico de sustancias prohibidas tiene muchísimo tiempo y que nunca
podríamos remontarnos a su origen. Pero lo que aquí intento platicar son los inicios del
narcotráfico como organización, como estructura social más que como actividad delictiva.

Y aunque en realidad hubo más, me voy a enfocar en dos símbolos que comenzaron todo.
Dos solitarios lobos que lograron convertir el vulgar contrabando en una estructura
organizacional a la que se le define vagamente como “crimen organizado”.

Estos hombres son Juan Nepomuceno Guerra y Pedro Avilés Pérez. Cada uno empezó por
su lado, uno del lado del Golfo, otro del lado del Pacífico. En esos tiempos el país aún era
muy grande y dos organizaciones aún podían coexistir fácilmente sin tener que competir.

Juan Nepomuceno Guerra – Zona del Golfo.

Conexiones familiares: Tío directo de Juan García Abrego

Nacido en 1915, desde finales de los 30’s empezó a contrabandear whisky a EUA a través
de Tamaulipas y Nuevo León. Por ahí de los 50’s comenzó a ocupar ayudantes para que le
cruzaran la mercancía pues él se quedaba del lado mexicano con los proveedores como
garantía hasta que el producto era entregado.

Es difícil saber en que momento su organización tomó forma, pero a diferencia de Pedro
Avilés, el inmediatamente empezó a sobornar a altos mandos en México para facilitar el
crecimiento de su grupo.

Entre sus múltiples conexiones de la época (1958-1964), destaca la de Raul Salinas Lozano
(padre de Carlos Salinas) y la de Joaquín Hernández, La Quina (Futuro líder petrolero).
Gracias a ellos, Juan N. Guerra logró convertir su grupo en una organización integral de
narcotráfico que a la larga tomaría un nombre: Cártel del Golfo. Además de eso, acogió en
el grupo y enseñó todo lo que sabía a su sobrino y mano derecha, Juan García Abrego.

Pedro Avilés Pérez – Zona del Pacífico

Conexiones familiares: Tío directo de Joaquín “el Chapo” Guzman y de Jesús Labra “Don
Chuy”.

Pionero del narcotráfico a gran escala, comenzó en la década de los 60s. Su área de acción
era Tijuana y Chihuahua. Lo que no podía lograr por corrupción como Juan N Guerra, lo
lograba con medios alternos. Avilés fue el primero en utilizar aviones para contrabandear
drogas a Estados Unidos.

Entre los principales miembros de su organización estaban:

–Ernesto Fonseca Carrillo “Don Neto” – Tesorero;

+Conexiones familiares: Tío directo de Amado Carrillo, Padrino de Rafael Caro Quintero

+Un sujeto a simple vista primitivo, con pinta del clásico bandido de montaña. La realidad
es que era un hombre pensativo y de trato amable.

–Rafael Caro Quintero – Capataz

+Conexiones familiares: Primo segundo de Sandra Ávila Beltrán “La Reina del Pacífico”,
Primo segundo de Amado Carrillo, sobrino de Lamberto Quintero (Si, el del corrido),
ahijado de “Don Neto”.

+Comenzó en la organización desde los 12 años. Conocido por su valentía y su “cara de


niño” tratándose de tú a tú con cualquier persona a pesar de su edad.

–Juan José Esparragoza Moreno “El Azul” – Transportador

+ Conexiones familiares: Concuño y compadre del “Chapo” Guzman, compadre del Ismael
“el Mayo” Zambada, compadre de Amado Carrillo, suegro de una hermana Beltran Leyva.
+Alegre, tomador, bromista, el clásico tipo que “inspira confianza”. (Para muestra, tan sólo
vean cuantos lo han “acompadrado”) Pongan mucha atención a este sujeto.

–Miguel Ángel Félix Gallardo – Policía estatal de Sinaloa y guardia de Leopoldo Sánchez,
gobernador de Sinaloa.

+Conexiones familiares: Tío directo de Sandra Ávila Beltrán “La Reina del Pacífico”, se
creía que era tío de los hermanos Arellano Félix (Falso)

+Félix Gallardo era el encargado de hacer tratos con funcionarios clave y de presentar a
Caro Quintero y a Fonseca con políticos poderosos.

¿Qué marcó el fin de la generación?

-A finales de los 70’s y a sus más de 60 años, Juan Nepomuceno adquiere serios problemas
de salud y le cede paulatinamente el control del cártel del Golfo a su sobrino Juan García
Abrego.

-Del otro lado del país, Pedro Avilés muere el 15 de septiembre de 1978 en un tiroteo con
la policía. La organización, que nunca tuvo una identidad definida, estuvo a punto de
desmembrarse. Sin embargo, Miguel Ángel Félix Gallardo, el policia, tomó a tiempo las
riendas para abrirse paso a una nueva generación: La generación dorada del narcotráfico.

Genealogía del Narcotráfico (2 de 5) –


Segunda generación: La década dorada
Segunda Generación: La década dorada

ZONA DEL PACÍFICO: EL CÁRTEL DE GUADALAJARA

A la muerte de Pedro Avilés en el 78, la organización es rescatada por Félix Gallardo, Caro
Quintero y Fonseca Carrillo. Empiezan a entablar relaciones directas con el Cártel de
Medellín de Pablo Escobar, y gracias a eso el grupo pasa de ser simples “transportadores” a
ser “proveedores”. Esto incrementa sus ganancias enormemente y así se funda el que
eventualmente llegara a ser el cártel más grande en la historia de México: El Cártel de
Guadalajara.

Miguel Ángel Félix Gallardo “El Padrino”


El líder natural y moral del cártel de Guadalajara. Ni siquiera los otros dos fundadores
dudaban de su liderazgo. “Era hombre de palabra, de trato antes de que disparos, de
convencimiento y no de ejecuciones” (Blancornelas, fundador de ZETA). Para él, era
“mejor un mal arreglo que un buen pleito”. No usaba anillos, medallas de oro, ni le
gustaban los corridos. Además, gracias a las conexiones que obtuvo como policía, empezó
a desparramar billetes a todas las escalas haciendo su organización la más grande que haya
existido en el país. Jamás un narcotraficante en México tuvo tanto poder y mando. Fue
también el primero en contratar buenos abogados para el grupo, pues se dio cuenta que no
basta con corromper oficiales para sobrevivir. La paz que se mantuvo durante esa segunda
generación fue gracias a su visión de negocios.

Durante toda la década de los 80s, Félix Gallardo logró lo que nunca nadie había logrado,
mantener unidos, y en paz, a todos los capos de un cártel completamente engranado dentro
del aparato de gobierno.

Rafael Caro Quintero “El greñas”

El “cara de niño” ya se había ganado un lugar con Pedro Avilés y a su muerte se vuelve
cofundador del Cártel. El impulsivo, el emprendedor, el arriesgado del grupo. Él inventó la
cosecha agroindustrial de marihuana sin semilla, con un rendimiento de ocho veces mayor
al de la marihuana mexicana normal. Su sangre caliente fue casi siempre mantenida a raya
por Félix Gallardo.

–Ernesto Fonseca Carrillo “Don Neto”

Al fundar el cártel, él actúa como un punto medio entre las temerarias ideas de Caro
Quintero y las conservadoras posiciones de Félix Gallardo. Se convierte en protector y
descubridor de nuevos talentos. Invitó a su sobrino Amado Carrillo a que hiciera algunos
trabajos de robo de autos para él. Sin embargo, después lo mandó a Ojinaga, Chihuahua a
que vigilara unos envíos y a que aprendiera de las operaciones de la frontera con Pablo
Acosta Villareal, el encargado fronterizo.

Lugartenientes del Cártel de Guadalajara

-Hector Luis “El Güero” Palma Salazar

+Conexiones familiares: Ninguna conocida

-Joaquín “El Chapo” Guzmán

+Conexiones familiares: Sobrino de Pedro Avilés, primo de los Beltrán Leyva.

-Juan José Esparragoza “El Azul”

+Conexiones familiares: Ya mencionadas en el capítulo anterior.


-Ismael “El Mayo” Zambada

+Conexiones familiares: Compadre del “Chapo” Guzman, compadre de Juan José


Esparragoza “El Azul”

-Sandra Ávila Beltrán “La Reina del Pacífico”

+Conexiones familiares: Sobrina de Félix Gallardo, prima de Rafael Caro Quintero

-Jesús Labra Avilés “Don Chuy”

+Conexiones familiares: Sobrino de Pedro Áviles.

-Pablo Acosta Villareal

+Conexiones familiares: Ninguna conocida

+Lugarteniente de la frontera en Cd. Juárez y Ojinaga. Mentor de Amado Carrillo, a quién


Fonseca le mandó encargado. Amado se vuelve un incondicional, convirtiéndose en su jefe
de seguridad hasta el día de su muerte en 1987. A su muerte, Rafael Aguilar Guajardo toma
el mando en Cd. Juarez y Amado el segundo a bordo.

-Javier Caro Payán

+Conexiones familiares: Primo de Rafael Caro Quintero.

+Lugarteniente de la frontera en Tijuana. Su secretario particular era el joven Benjamin


Arellano Félix.

En 1985, Caro Quintero comete una imprudencia torturando y asesinando a un agente de la


DEA, Enrique Camarena Salazar. Esto provoca una fuerte presión internacional hacia
México que tiene que efectuar una cacería hacia el cártel. Caro Quintero y su padrino Don
Neto son arrestados por ese crimen y ni los abogados del cártel pueden hacer nada para
liberarlos. La estructura del cártel de Guadalajara, sin embargo, quedó intacta.

ZONA DEL GOLFO: CÁRTEL DEL GOLFO

Del lado del Golfo, las cosas también transcurrieron con calma en esa década.

Juan García Ábrego era el líder de facto del cártel del Golfo, pero el viejo Juan
Nepomuceno aún actuaba como su consiglieri y era el símbolo moral que mantenía
pacificado al grupo.

García Ábrego no se quiso quedar atrás del cártel de Guadalajara y él también comienza
negocios directos con Colombia, sólo que con el cártel contrario, el cártel de Cali. Al
convertirse en proveedor, el cártel del Golfo comenzó a compartir el riesgo de las
operaciones al ganar 50% de ganancias por envío, en lugar de los 1500 USD por kilo que
recibían anteriormente.

Ábrego mantiene las influencias de su tío y el cártel crece durante todo finales de los 80s y
principios de los 90s gracias a la protección de dos influyentes amigos. Mario Ruiz
Massieu, y Raúl Salinas de Gortari, el hermano “incómodo”.

Su relación con el Cártel de Guadalajara no era buena, más sin embargo, la tensión entre
ellos nunca escaló más allá de enfrentamientos aislados.

¿Qué marcó el fin de la generación?

– En 1990 atrapan a un Juan Nepomuceno Guerra ya en silla de ruedas. Para ese entonces el
liderazgo del cártel del Golfo ya era totalmente de García Ábrego. Sin embargo, la
aprehensión de su tío modificó el planteamiento del cártel, que poco a poco comenzó a
tomar un actitud más violenta hacía la competencia, en particular contra el grupo de Pablo
Acosta Villareal (y después de Aguilar Guajardo)

– Del otro lado, en 1989, Félix Gallardo es traicionado y arrestado por Guillermo Gonzalez
Calderoni, un comandante de la PJF que trabajaba para el cártel pero que también tenía
lazos de la infancia con Juan García Ábrego.

Félix Gallardo intentó manejar el grupo desde la cárcel por un tiempo pero al final decidió
hacer lo impensable: repartir el pastel. Claro, no recibiría un centavo en la cárcel, pero a su
familia no le faltaría nada.

Por medio de Juan José Esparragoza “El Azul” (quien ya se había convertido en el
mediador por excelencia gracias a la confianza que inspiraba), Gallardo convocó a todos
sus “soldados” a una reunión en Acapulco. Así comenzó en México la repartición de
“territorios.”

-Tecate: Joaquín “El Chapo” Guzmán

-Ciudad Juárez: Rafael Aguilar Guajardo (Sucesor del fallecido Pablo Acosta Villareal, ya
mencionado arriba. Su mano derecha ya era Amado Carrillo)

-San Luis Rio Colorado: Luis Héctor “el Güero” Palma

-Nogales y Hermosillo: Emilio Quintero Payán (Otro tío de Caro Quintero)

-Tijuana: Jesús Labra “Don Chuy” (Él delegaría después la plaza, dejándosela a los
Arellano Félix y actuando como su padrino o consiglieri)

-Sinaloa: Ismael “El Mayo” Zambada, y Baltazar Díaz Vega “El Balta”(Padrino de
Valentín Elizalde)
-Mexicali: Rafael Chao, agente de la Dirección Federal de Seguridad

Además, Rigoberto Campos y Javier Caro Payán tenían la libertad para moverse por todas
las plazas sin causar problemas y actuar únicamente como enlace. En cada plaza podrían
llegar otros narcotraficantes, siempre y cuando pagaran una “cuota” al titular de la misma.

Las reglas eran simples: “Nada de pleitos, un territorio para cada quien, respétenlo,
ayúdense, pónganse de acuerdo.” (Blancornelas, pg. 54).

Si todos ellos hubieran seguido las instrucciones de Félix Gallardo, ahora existiría el cártel
más poderoso del mundo. La historia fue otra… Nunca se imagino “El Padrino”, que esta
repartición iba a provocar la guerra más cruenta de la historia moderna de México.

Genealogía del Narcotráfico (3 de 5) –


Tercera generación: Habemus impunitas
Tercera Generación del Narcotráfico: Habemus Impunitas

Ricardo de la O.

La repartición pacífica de territorios duró más poco de lo que se pensaba.

Por órdenes de Félix Gallardo, Tijuana era de los hermanos Arellano Félix, cortesía de
Jesús Labra “Don Chuy”. El Chapo y el Mayo Zambada debían pagar comisión si querían
pasar por ahí. Pero cuando el Mayo vivió ahí, él pasó cuantas veces quiso y en la cantidad
que pudo. Benjamin Arellano nunca le dijo nada, pero le llevo la cuenta, hasta que un día le
dijo: “Ya nos debes veinte millones de dólares”. Esto fue en 1992

El Mayo reconoció; debo, pero no tengo. Pasaron los días y la cifra aumentó en lugar de
disminuir así que Ramón Arellano, el matón del grupo, simplemente ordenó ejecutarlo para
dejar precedente con el resto. El intento de homicidio fracasó de una manera fortuita. El
Chapo al enterarse decide apoyar a Zambada, pues nunca estuvo de acuerdo en que Tijuana
fuera territorio de cuota. Para él no era justo pagar en frontera, al fin y al cabo tenían que
pasar obligatoriamente por ahí.
A partir de ahí empezó la guerra entre el Cártel de los Arellano Félix y la alianza Chapo-
Zambada. Los bandos empezaron a formarse y la tercera generación de líderes, más
sanguinaria que la anterior, estaba dispuesta a pelear.

Cártel de Tijuana

Tras la repartición, “Don Chuy” le cede el poder a Benjamin Arellano Félix y con él a todos
sus hermanos. El Cártel de Tijuana fue sencillamente el cártel más poderoso en la segunda
mitad de los 90’s. Logró tener como enemigos a prácticamente todos los grupos del
Pacífico. Y sin embargo se mantuvo a la cúspide pues entre varias cosas aprendieron bien
de Félix Gallardo y mantuvieron la misma estructura de poder que el Cártel de Guadalajara
y el requisito fundamental de todo gran cártel: Tener entre sus líderes a un gran cerebro
(Benjamín), a un gran sanguinario (Ramón), y a un moderador (“Don Chuy”)

Durante esa década fueron atrapados líderes de todos los grupos, pero el cártel de Tijuana
salió casi integro. Tenían gente en todas las esferas de gobierno y disfrutaban de la
impunidad en todo su esplendor. Incluso se recuerda todavía el día en que desfiló frente a
miles de personas Julio César Chávez rumbo a Los Pinos después de la pelea contra el
“Macho” Camacho. En el convertible, junto con él, saludando a la gente, iba nada menos
que Francisco Rafael Arellano Félix.

Cártel de Juárez

Amado Carrillo “El señor de los cielos” o “El Águila Blanca”

Aguilar Guajardo adquiere Chihuahua en el reparto fundando el Cártel de Juarez. Amado


Carrillo lo suple cuando Aguilar es asesinado en 1993 (se cree que por ordenes de Amado).
Amado Carrillo toma el poder con intenciones muy claras, formar otro gran megacártel. El
hecho de ser el “sobrino de Don Neto” le abre muchas puertas y varios capos se le unen.
Serían conocidos como “Los 11 grandes” de Amado Carrillo, entre ellos estaban el “Mayo
Zambada”, los Beltrán Leyva (primos del Chapo), Nacho Coronel y por supuesto, El Azul.
Amado Carrillo siguió manteniendo buenas relaciones con el grupo del Chapo y el Güero
Palma que se conocería como el Cártel de Sinaloa.

Además, utilizan las habilidades mediadoras del Azul para negociar una tregua con el
Cártel del Golfo de García Abrego. “A ese pacto se le llamó “La paz del norte” porque puso
fin a una larga etapa de matanzas … que sacudían a Cd. Juárez y a Tamaulipas” (Ravelo) Y
lo más importante, le permitió enfocar sus atenciones en su enemigo más cercano: El cártel
de Tijuana

Todos ellos mantuvieron una férrea batalla contra el Cártel de Tijuana. Carrillo estuvo
varias veces a punto de ser asesinado por los Arellano Félix, pero siempre escapó. Se
recuerda mucho el ataque a un restaurante donde escapa de milagro por una puerta de atrás.

Finalmente, en 1997 muere accidentalmente a causa de un sedante durante una cirugía


plástica. Existe la versión de que fue asesinado por los Arellano Félix aunque dista mucho
de ser su modus operandi. Su hermano, Vicente Carrillo “El Viceroy” toma el mando del
cártel.

Cártel de Sinaloa

El Chapo y el Güero Palma se unifican en el cártel de Sinaloa después de la repartición de


territorios y se convierten en un bloque asociado al Cártel de Juárez de Amado Carrillo. Las
batallas y atentados que sostuvo contra el Cártel de Tijuana también fueron innumerables.
De parte de los Arellano Félix es más que conocido el intento de asesinar al Chapo en el
que terminaron balaceando al cardenal Posadas Ocampo al confundir su carro en el
Aeropuerto de Guadalajara.

De parte del Cártel de Sinaloa, destaca la balacera en la discoteca Christine de Puerto


Vallarta en donde intentaron emboscar a los Arellano Félix, pero los sorprendieron en el
baño, logrando agarrar únicamente al más joven; Francisco Javier “el Tigrillo” Arellano
Félix. Aunque no lo crean, lo dejaron libre pues “con él no era el problema”
(Esta generación es probablemente la última generación en donde aún existían unas pocas
muestras de respeto ante aquel “código” entre mafias: No meterse con la familia, No
meterse con viejos líderes, no ejecutar reporteros honestos, etc.)

En 1993, el Chapo es arrestado en Guatemala. En 1995 el Güero Palma es arrestado


después de que su avioneta chocara de camino a una fiesta.

El Chapo, a diferencia de Palma, sí siguió dirigiendo al grupo desde la cárcel. Pero jamás lo
hubiera logrado sólo, así que le pidió a su compadre el “Mayo” Zambada que dejara las
operaciones del Cártel de Juárez para manejar sus intereses en el cártel de Sinaloa. El Mayo
Zambada cuidó las operaciones del Chapo durante los 8 años que estuvo en prisión. Jamás
lo traicionó, jamás lo mandó matar, jamás le intentó quitar el control.
En el negocio de la droga no existen los amigos, por eso cuando logras dar con uno, pueden
ocurrir verdaderos milagros. Así le ocurrió al Chapo.

Cártel del Golfo

La tregua de García Abrego contra el Cártel de Juárez no le impidió asociarse con el Cártel
de Tijuana. Él tenía al presidente y al congreso, los Arellano tenían el poder Judicial. Raúl
Salinas acudía puntualmente a todas las fiestas de García Abrego.
Su época dorada duró justamente hasta que los Salinas salieron de la presidencia. En 1995
Abrego fue aprehendido y sentenciado a 11 cadenas perpetuas. Después de él, el liderazgo
del Golfo le pertenecía al lugarteniente Salvador “Chava” Gómez. Sin embargo, su amigo y
jefe de operaciones, Osiel Cárdenas, lo manda asesinar inmediatamente, tomando el mando
del cártel y ganándose su merecido apodo “El Mata Amigos”.
A Osiel Cárdenas le faltaba algo para liderar al Cártel del Golfo: la experiencia. Aún no era
su tiempo. No tenía ni tuvo el talento ni la visión de Benjamin Arellano, el Chapo u otros.
Para él todo se arreglaba con balazos.
En cuanto toma el poder, Osiel rompe la tregua con el Cártel de Juárez y la guerra contra
ellos y contra el Cártel de Sinaloa renace.

¿Qué marcó el fin de la generación?

– El cambio de gobierno. Con la llegada de Fox al poder el gobierno cambió de aliados.


Los Arellano Félix, intocables durante los 90´s fueron atrapados rápidamente. Ramón
Arellano fue muerto en un enfrentamiento con la policía en 2002, Benjamín fue arrestado
en el mismo año. Don Chuy fue arrestado en el 2001.
– En la otra cara de la moneda, el Chapo Guzmán se escapa mágicamente de Puente Grande
tan sólo mes y medio después de que Fox tomara protesta. La huida se dio sin ningún
disparo, ningún herido. Simple y sencillamente salió escondido en el carro de la lavandería.
Hubo 78 empleados que estuvieron involucrados en el escape.

– También por las mismas fechas, en 1999, Osiel Cárdenas recluta a 31 exmiembros de las
GAFES (Grupo Aeromóvil de Fuerzas Especiales) como grupo armado de élite contra el
Cártel de Juárez y de Sinaloa. El líder de este grupo, Arturo Guzmán Decenas (quien le
había hecho el favor de matar al “Chava” Gómez), tenía como clave de radio,“Z-1” cuando
formaba parte de la PJF. Fue así como él y los otros treinta hombres fueron bautizados
como “Los Zetas”.

Genealogía del Narcotráfico (4 de 5) –


Cuarta Generación: Alianzas y Traiciones
Cuarta generación del Narcotráfico: Alianzas y traiciones

Los “Zetas” comenzaron a rendirle frutos a Osiel Cárdenas inmediatamente. Su eficacia era
sorprendente. Eran un grupo de personas especialmente entrenadas para matar, secuestrar,
ajusticiar. El Cártel del Golfo comenzó a ganar terreno rápidamente. Pero el “Mata amigos”
seguía siendo muy descuidado en sus crímenes y se veía en la necesidad de utilizar a Los
Zetas cada ves más y más. Empezaron como un brazo armado de operaciones especiales, y
terminaron manejando parte del negocio.

El regreso del Chapo

Inmediatamente después de su fuga, el Chapo convoca a una reunión con varios cárteles. La
“amistad” entre el Cártel de Sinaloa y de Juárez no era suficiente. Los Zetas estaban
pegando fuerte. Se necesitaba una verdadera conjunción para contrarrestarlos. Gracias a las
negociaciones entre él, el Mayo, el Azul y otros capos mayores, en 2001 se funda la
“Federación”. Estaría formada por el Cártel de Sinaloa, el Cártel de Juárez, el Cártel de
Colima (De los Amezcua Contreras) y el Cártel del Milenio (De Armando Valencia y
familia). De los dos últimos cárteles no se ha hablado aquí por cuestiones de espacio.

En la Federación, se designaba a:

+Vicente Carrillo- Lugarteniente de Chihuahua


+Mayo Zambada- Lugarteniente de Sinaloa
+Jesús Amezcua Contreras- Lugarteniente de Colima
+Armando Valencia- Lugarteniente de Nuevo León
+Arturo Beltrán Leyva (primo del Chapo)- Lugarteniente de Sonora.
Cártel del Golfo-Cártel de Tijuana

Los Zetas por su parte, al ir adquiriendo más importancia dentro del Cártel del Golfo,
comenzaron a entrenar a otros pequeños grupos armados del Cártel. Entre esos grupos
armados, había uno que cuidaba sus interéses en Michoacán: La Familia. Y era de vital
importancia que los activos de La Familia fueran entrenados y asesorados por Los Zetas
pues el grupo de los Valencia estaba ganando la zona en Michoacán.

En marzo del 2003, Osiel Cárdenas es atrapado por el ejército. Siguió dirigiendo las
operaciones desde la cárcel, pero encerrado en La Palma conoce a Benjamin Arellano
Félix. Juntos, y desde el mismo penal, pactan una alianza para competir contra el Chapo. El
Cártel de Tijuana y el Cártel del Golfo ahora estaban unidos contra la Federación.

Tras la caída de los dos Arellano Félix comentada el capítulo anterior, el cártel de Tijuana
había sido retomado por la hermana Enedina Arellano Félix y Eduardo Arellano Félix, el
único hermano que no tenía nada que ver con los negocios. Eduardo era médico, sin
ninguna experiencia criminal, y al más puro estilo de “El Padrino” se ve obligado a tomar
los negocios de la familia en la ausencia de sus hermanos. El Cártel del Golfo por su parte,
fue administrado por el hermano de Osiel Cárdenas, Antonio Cárdenas “Tony Tormenta” y
por Eduardo Costilla “El Coss”

Pero con la ausencia de Osiel Cárdenas, los Zetas tomaron aún más poder en el Cártel del
Golfo. Todas las decisiones tenían que ser ahora también aprobadas por ellos. Tras la
muerte de Arturo Guzmán, el Z-1 (2002)y la captura de Alejandro Morales, el Z-2(2004),
Heriberto Lazcano el “Z-3” se convierte en el líder de los Zetas.

La Federación

Vámonos del lado de la Federación otra vez. Pues Vicente Carrillo “El Viceroy” no puede
mantener el liderazgo en Juárez por mucho tiempo. Los “11 grandes” de Amado Carrillo (o
más bien, los que quedaban) no lo veían como un líder fuerte. El Chapo está de acuerdo con
los quejosos y la Federación desconoce al Viceroy como líder del Cártel de Juárez.
“Nosotros le debemos lealtad a Amado, no a su hermano” (Ravelo, Proceso Ed.1746)

Una desbandada de gente (llámese el Mayo, El Azul, Nacho Coronel, los Beltrán Leyva) se
van del lado del Chapo abandonando a Vicente Carrillo. Con esto, el Viceroy se retira de la
Federación con un Cártel de Juárez muy debilitado.

Después de esto, Arturo Beltrán Leyva “El Barbas”, primo y lugarteniente del Chapo,
contrata a un enorme estratega, Edgar Valdez Villareal “la Barbie” como jefe de seguridad.
La “Barbie” forma un comando élite para enfrentar a Los Zetas llamado “Los Negros”; el
nuevo brazo armado de la Federación. Para 2005, ya tenía frentes de batalla en todo el país.
Embestía en el Golfo a Tony Tormenta, en Tijuana a los Arellano Félix, en Chihuahua a
Vicente Carrillo. Dominaron rápidamente Sinaloa, Sonora, Coahuila y Durango.
En 2006, el Azul consigue para la Federación una tregua con la Familia Michoacana. Ellos
se separarían de Los Zetas y a cambio, la Federación los ayudaría a sentar un Cártel
independiente en Michoacán retirando al grupo de los Valencia.

¿Qué marcó el fin de la generación?

-En enero del 2008, es arrestado Alfredo Beltrán Leyva “El Mochomo”. Tan sólo tres
meses después, Iván Guzmán, un hijo del Chapo que había sido arrestado es liberado por
falta de pruebas.

La coincidencia era muy fuerte y Arturo Beltrán culpó al Chapo de negociar con el
gobierno la libertad de su hijo a cambio de Alfredo. Los Beltrán Leyva rompen con La
Federación y el 8 de mayo se cobran la jugada ejecutando a otro hijo del Chapo, Edgar
Guzmán. Con esto se consolida la fundación de su propio cártel, llevándose con ellos a “La
Barbie”, y junto con él, a Los Negros.

-De nueva cuenta, Juan José Esparragoza “El Azul” da muestras de su habilidad. A finales
del 2007 entabla pláticas para negociar otra tregua. Ahora, con nada más ni nada menos que
con sus enemigos históricos; el Cártel del Golfo.

Pocos capos se atreverían a viajar a Tamaulipas a platicar en persona con su peor enemigo.
Y de los que se atrevieran, ninguno saldría vivo, excepto él.
A estas alturas ya se habrán dado cuenta de la trascendencia de este sujeto en la historia
moderna del narcotráfico en México.

No por nada El Azul ha sido mencionado en todos los capítulos anteriores. El Azul es el
único capo de todo México que sigue activo desde la primera generación. Y esto es por dos
razones:

1. Tiene un don para inspirar confianza y entablar negociaciones que muy poca gente
en el negocio posee. “Es un capo muy hábil. Le cae bien a todos. Él no asesina por
asesinar. No le gusta la violencia. Mata con el dinero y con su carisma…Y le gusta
mucho el alcohol. Por eso entre los narcotraficantes no sólo se le respeta. También
se le quiere.” (Ravelo, Proceso Ed.1746)
2. Siempre se ha mantenido en estratégicas segundas posiciones en el negocio. Él
conoce bien la historia. Estando a la cabeza sólo hay dos formas de terminar: en la
tumba o en el tambo.

-Los Zetas ya mantenían demasiadas tensiones con los líderes del Cártel del Golfo. Y no
vieron con buenos ojos las negociaciones entre el Cártel del Golfo y el Cártel de Sinaloa.
La tensión continua hasta que a finales del 2009, Lazcano, el Z-3 convoca a una junta
masiva en Matamoros con los 400 Zetas de más alto rango. ¿La razón?, someter a votación
el asunto de una vez por todas: ¿Estaban o no de acuerdo en firmar una tregua con la
organización del Chapo Guzmán? La democracia se impuso.
Genealogía del Narcotráfico (5 de 5) –
Quinta Generación: el monstruo de siete
cabezas
Genealogía del Narcotráfico (5 de 5) –
Quinta Generación: el monstruo de siete
cabezas

Quinta Generación del Narcotráfico: el


monstruo de siete cabezas
Cártel de Los Zetas

Al rechazar la asociación con el Cártel de Sinaloa, Los Zetas se separan del Cártel del
Golfo, estableciéndose como un cártel independiente al mando de Heriberto Lazcano (El Z-
3, o El Lazca) a partir de enero del 2010.

La organización de los Zetas es distinta a la de los demás cárteles pues mantienen una
estructura bidimensional que está basada en células regionales, y al mismo tiempo en
células especializadas en delitos, denominadas “estacas”. Esto provoca que cualquier
miembro sólo pueda conocer a un número limitado de Zetas. Además, limita el poder que
cualquier lugarteniente pueda llegar a tener en caso de una traición. No sólo eso, sino que
existen los halcones o vigías, que protegen las redes, y además hay auditores que vigilan a
todos los niveles de la organización.

Cártel de Tijuana

En octubre de 2008, es capturado el Michael Corleone de la familia, Eduardo Arellano


Félix (“El Doctor”). Enedina Arellano Félix comparte ahora el liderazgo con su sobrino,
Luis Fernando Sánchez Arellano. Sin embargo, no muchos están de acuerdo en continuar el
nepotismo en la organización y el Cártel estaba al borde de la ruptura entre el grupo de Luis
Fernando, y el grupo de Teodoro García Simental “El Teo”. Pero “El Teo” fue arrestado en
La Paz el 12 de enero del 2010 y la paz interna se mantuvo al menos por un tiempo más.
El grupo sigue aliado a los Zetas
Cártel Beltrán Leyva

Después de romper con el Chapo Guzmán, el Cártel Beltrán Leyva se alió con los Zetas
para exterminar a su primo y exjefe. El 16 de Diciembre de 2009, el líder del grupo, Arturo
Beltrán Leyva,“El Jefe de Jefes”. fue acribillado por la Naval Mexicana. El 30 de
diciembre, el menor de los hermanos, Carlos Beltrán Leyva fue arrestado.
A la muerte de Arturo, varios arreglos florales llegaron a su velorio prometiendo al difunto
que matarían a ”la Barbie”, lo cual hace pensar en una traición de este. De ahí, el Cártel se
dividió en dos facciones contrarias. Un bando es liderado por Héctor Beltrán Leyva “El
Inge”, el único hermano activo. El otro bando es dirigido por Edgar Valdez Villareal, “La
Barbie” y Gerardo Álvarez “El Indio” a quien acaban de capturar en Abril antes de que se
publicara su supuesta paternidad de un hijo de Alicia Machado.

Su separación es definitiva y ya las investigaciones periodísticas hablan por separado de un


Cártel Valdéz Villareal, y un Cártel Beltrán Leyva.

Su alianza con los Zetas continúa, aunque se espera que en una vez estabilizada la
rivalidad, el grupo de “La Barbie” sea separado de la Alianza (también conocida como la
Compañía).

Cártel de Juárez

Vicente Carrillo “El Viceroy” aún es el líder del Cártel de Juárez que al no ser reconocido
por el grupo del “Chapo” Guzmán, se ha aliado al Cártel de Tijuana y a los Zetas para
exterminarlos utilizando a su brazo armado “La Linea”. La batalla que entabla con el
Chapo en Ciudad Juárez está casi perdida y es el grupo más debilitado de las últimas
épocas. En el último mes han recurrido en su desesperación a carros bomba y al llamado
narcoterrorismo.

Cártel de Sinaloa

Al ser abandonados por los Beltrán Leyva, la Barbie y gran parte de su poderío armado, El
Chapo y el Mayo se replegaron un poco de ciertos territorios tan sólo para dar tiempo al
Azul a que terminara las negociaciones con el Cártel del Golfo. Ahora, con la Alianza
Sinaloa-Golfo-Milenio-Familia, han empezado a reocupar territorios enemigos.

Es una creencia popular que este cártel sigue siendo el cártel “consentido” del gobierno,
pues las detenciones en este sexenio han sido ínfimas comparadas con las del resto de los
cárteles. Tan sólo el 13 de Mayo de 2010, fue liberada la ex esposa del Chapo que había
sido arrestada un día antes. El investigador Edgardo Buscaglia del ITAM contabilizó para
el diario The Economist que de los 53,174 arrestos relacionados con las drogas, sólo 941
(un 1.8%) estaban asociados al cártel de Sinaloa. (Reveles, pg. 44)

Sin embargo, en Julio de 2010, Nacho Coronel, uno de los 4 principales líderes del Cártel
de Sinaloa fue muerto por los militares. Esto pareciera contradecir esa hipótesis, aunque
existe la teoría de que él estaba independizándose demasiado de los otros líderes del cártel
(Osorio, Proceso Ed. 1761). Nacho controlaba por sí solo más del 50% de las drogas
sintéticas, lo que nos hace esperar sin muchas dudas que la sangre que se derramará para
ocupar ese mercado no será poca.

En Abril de 2010, el Mayo Zambada le concede un encuentro a Julio Scherer de Proceso.


Contestó muy pocas preguntas al periodista y el Mayo no es un hombre que le guste estar
en los reflectores así porque sí. Todo indica que el encuentro lo planeo por otro motivo. Se
desconoce a la fecha cuál sea su objetivo final.

Cártel del Golfo

Dirigido actualmente por Eduardo Costilla “El Coss”, y Antonio Cárdenas “Tony
Tormenta”, el cártel entablaba una difícil guerra contra sus ex-empleados Los Zetas. Ahora,
gracias a su alianza con el grupo del Pacífico, en los últimos dos meses ha recibido como
ayuda cientos de miembros de la Familia que han viajado al Norte del país a balancear la
situación.

Cártel de La Familia Michoacana

Manteniendo su base de operaciones en Michoacán, La Familia ha entrado ya a más de 12


estados aliada con el cártel de Sinaloa y del Golfo. Su líder es Nazario Moreno González
“El Chayo” que ha organizado el cártel al estilo de un culto semi-religioso. Los
desplegados del cártel nombran a las matanzas “justicia divina” o “actos de Dios”. Obliga a
todos sus hombres a cargar con un manual espiritual llamado “Pensamientos”, que él
mismo escribió sobre superación personal y cristianismo.

Alianzas actuales

Cártel de Juarez-Cártel de Tijuana-Cártel de los Beltrán Leyva-Los Zetas


Mejor conocidos como “La Alianza” o “La Compañía”

Cártel de Sinaloa-Cártel del Golfo-Cártel del Milenio-La Familia


Conocidos como “La Nueva Federación” ó “Cárteles Unidos Contra los Zetas”
(Cualquier parecido con el TUCOM del 2006 es mera coincidencia)

Y así es como llegamos al día de hoy, en un punto crítico para todos los protagonistas de
esta quinta generación.

De más está decir que no están todos los que son, aunque si son todos los que están.

No he mencionado nada acerca del Cártel del Milenio de los Valencia, el Cártel de Oaxaca
de Pedro Díaz Parada o el Cártel de Colima de los Amezcua Contreras. El espacio lo ha
impedido pero las conexiones entre ellos y el resto de los cárteles también existen, aunque
en menor medida.
¿Qué marcará el fin de la generación?

Puede ser la muerte de algún grande, puede ser alguna traición, puede ser simplemente el
cambio de sexenio en el 2012 el que detone un reacomodo en las organizaciones judiciales
a favor de otro cártel.

La única certeza sobre el futuro es que hay suficientes candidatos para suplir a los actuales
líderes. La historia nos ha enseñado que mientras la demanda de droga siga constante, las
organizaciones para proveerla siempre tendrán la naturaleza de la Hidra. Al cortar una
cabeza, crecerán dos más. Y cada nuevo líder se ganara su poder actuando más sanguinario
y cruel que su antecesor.

Poco nos queda hacer a nosotros más que aguantar. Esperar a que esta volatilidad creada
por la estrategia de gobierno de los últimos 3 años y estas dos últimas generaciones se
desvanezca.

Se podrán proponer muchas cosas, realizar foros, gastar millones del presupuesto. Pero al
final, esta guerra, y en general el problema de la inseguridad (ojo, no el del narcotráfico)
sólo va a tener tres desenlaces posibles.

1-Con la victoria absoluta de uno de los cárteles


2-Con una gran tregua entre cárteles
3-Con un paulatino decremento en el consumo internacional de drogas, que provoque la
debilitación financiera de los grupos y logremos retroceder a un contrabandismo
desorganizado.

Para que la primera se realice es necesario que aparezca un maestro en el arte de la guerra.
Para que la segunda se realice es necesario que aparezca un maestro en el arte de la paz.
Para que la tercera se realice… bueno… sería necesario soñar un poco.