Вы находитесь на странице: 1из 14

DIETA ANTIHIPERTENSIVA:

ALIMENTOS NO RECOMENDADOS A LOS PACIENTES HIPERTENSOS: Sal,


embutidos, aceitunas, productos precocinados o deshidratados (cremas o sopas de sobre,
pescados y verduras en conserva, quesos grasos, bollería, galletas (dulces o saldas) y pan
blanco, salsas y aliños comerciales.

ALIMENTOS RECOMENDADOS CON MODERACIÓN A LOS PACIENTES


HIPERTENSOS: Huevos, pescado azul, lenguado, marisco, chocolate, vísceras, gallina,
legumbres, refrescos con burbujas.

ALIMENTOS RECOMENDADOS A LOS PACIENTES HIPERTENSOS: Fruta y verdura,


productos lácteos, (flanes, natillas, batidos), arroz, pescado blanco, trucha, conejo, pollo,
codorniz, frutos secos, zumos, mermeladas, ternera, pan (son sal, de avena o centeno).

El paciente hipertenso debe controlar periódicamente la presión arterial, así como seguir
unas normas básicas de alimentación y hábitos de vida y hacer ejercicio físico moderado
todos los días. En la actualidad, los médicos aconsejan a los pacientes mantener sus cifras
de presión arterial por debajo de 140/90 y a niveles todavía más bajos si el paciente es
diabético.

La dieta es uno de los pilares básicos en la prevención del riesgo cardiovascular

NO HAY ALIMENTOS “PROHIBIDOS” EN LA

DIETA DE LOS PACIENTES HIPERTENSOS

¾ Se recomienda llevar una dieta equilibrada, apetecible y variada, procurando reducir la


ingesta de los alimentos ricos en calorías.

¾ Aunque el consumo de sal no debe ser superior al de 2 gramos al día, muchas personas,
incluso hipertensos, toman 9 y hasta 20 gramos diariamente.

¾ Siempre que se pueda, se deben consumir los alimentos crudos, como ensaladas y frutas,
sin someterlos a ningún proceso de cocción.
Una de las piedras angulares en el tratamiento de la Hipertensión Arterial es la dieta y
son cuatro los puntos basicos a seguir:
1.-REDUCCION DE LA SAL.-
=Conviene reducir la sal en la dieta, ya que la sal en exceso provoca que el cuerpo retenga
líquidos y por lo tanto aumente la presión arterial.
=Use menos sal o ninguna, cuando cocine.
=Evite los alimentos procesados (embutidos, conservas, enlatados, ahumados, etc)
=Evite las sopas instantáneas y condimentos.
=Retire el salero de la mesa y cocine con hierbas y especias como ajo, cebolla, perejil,
orégano, romero, las cuales agregan sabor a la comida.
2.-REDUCCION DE GRASAS.-
=Las grasas están directamente relacionadas con el aumento de la presión arterial, por el
aumento de peso que causan.
=El colesterol o triglicéridos elevados producen trastornos en los vasos sanguíneos
(arterioesclerosis) ocasionando aumento de la presión arterial.
=Evite la carne de cerdo y sus derivados, la leche y sus derivados, quite la piel a las piezas
del pollo y la grasa de las carnes rojas.
=Aumentar el consumo de alimentos ricos en calcio (leche y quesos que deberán ser
descremados en el hipertenso,sardinas,pistaches,yogurths sin
grasa,espinacas,aceitunas,lentejas,bacalao,alcachofas,repollo),potasio(platano,calabazas,
zanahorias, papas, celgas, melones, tomates, lechuga, etc.) y fibra (habas higos y ciruelas
secas, puré de papa, garbanzos, lentejas, maíz, pan integral, cacahuates, cereales de
desayuno, peras, manzanas),ya que disminuyen la presión arterial-

3.-CONTROL DE PESO.-
=Los pacientes con obesidad tienen un aumento en la hormona insulina que a través de un
menor flujo en la circulación renal produce retención de sales y con ello eleva la presión
arterial.
=El sobrepeso evita que la presión regrese a niveles normales aumentando el riesgo de
infartos o embolias en el hipertenso, por lo que la primera indicación para estos pacientes es
bajar de peso.
=Junto con la dieta reductiva debe hacer ejercicio, por lo menos tres veces a la semana, ya
que el ejercicio disminuye los triglicéridos y aumenta el colesterol-HDL “bueno”.
=El exceso de peso se asocia a la elevación del colesterol total-LDL “malo”y triglicéridos.
4.-MODERACION EN EL CONSUMO DE ALCOHOl.-=El consumo excesivo de
alcohol eleva la presión arterial.
=Se recomienda a las persona hipertensas, limitar el consumo de alcohol a no mas de 1
onza diaria.
=A modo de referencia recuerda que un vaso de vino tiene 8 onzas y una lata de cerveza
tiene 6 oz.
EN LA ACTUALIDAD LA DIETA MAS ADECUADA PARA EL TRATAMIENTO DE
LA HIPERTENSION ARTERIAL, ES LA DIETA DASH (DIETARY APPROACHES TO
STOP HYPERTENSION); ES EL RESULTADO DE INVESTIGACIONES DE UN
GRUPO DE CIENTIFICOS DE LOS ESTADOS UNIDOS.
SE BASA EN LA INGESTA DE 2000 CALORIAS POR DIA, EN LA QUE SE HACE
ESPECIAL HINCAPIE EN LA REDUCCION DE LAS CARNES ROJAS,LOS DULCES
O LAS BEBIDAS QUE CONTIENEN AZUCAR, INCLUYE MUCHOS ALIMENTOS
DE ORIGEN VEGETAL,OTROS DE PROCEDENCIA ANIMAL COMO EL POLLO Y
EL PESCADO, ALIMENTOS RICOS EN CALCIO,POTASIO Y MAGNESIO.
POR ESTA RAZON, INDEPENDIENTEMENTE DE SABER LOS TIPS BASICOS PARA
LA DIETA ANTIHIPERTENSIVA, SE RECOMIENDA ACUDIR AL NUTRIOLOGO
PARA OBTENER LOS BENEFICIOS DE LA DIETA DASH.

Dieta para el paciente hipertenso

La HTA, presente en alrededor del 20 % de los habitantes de los países occidentales, es una
de las enfermedades responsable de la enfermedad cardiovascular, entre otras
enfermedades.

En su tratamiento, el primer pilar es el cambio de hábitos de vida: dejar el sedentarismo


y hacer ejercicio moderado regularmente, dejar otros factores de riesgo (por ej. el
tabaco) y controlar la dieta.

La dieta en una persona hipertensa es la primera medida a tomar para el control de


su hipertensión.

La dieta debe ser cardiosaludable; del tipo dieta mediterránea, y con bajo contenido
en sodio. La reducción de la salen las comidas es una medida que ha demostrado su
efectividad para bajar la tensión arterial, e incluso, en hipertensiones leves, si se une al
control del sobrepeso, es suficiente para tener la tensión arterial controlada.

Guardar una dieta hiposódica no es fácil, sobre todo si no se come en nuestro domicilio,
ya que cada vez más nos alimentamos con comida industrial, y esta comida suele tener un
alto contenido en sal.

Además, hay alimentos que tienen en si mismos un alto contenido en sal, sin que
necesitemos añadírsela.
Si no se conocen estos alimentos, se puede cometer el error de consumirlos en exceso y por
tanto también un exceso de sal, a pesar de que el resto de la dieta sea hiposódica.

Estos alimentos son, entre otros, los embutidos, las aceitunas, el jamón…

Aunque se tome una dieta adecuada, si no se consigue controlar inicialmente la tensión,


se deberá tomar el tratamiento antihipertensivo, y no dejarlo a criterio del paciente, ya
que este tenderá a abandonarlo en cuanto vea que su tensión se controla y lo atribuya a la
dieta y al control del sobrepeso.

La dieta del hipertenso debe ser cardiosaludable, y por tanto combatir el sobrepeso, evitar la
diabetes y los aumentos del colesterol.

¿Cuáles deben ser los parámetros de una dieta para el paciente hipertenso?:
o Consumir menos de 2 gramos de sodio al día. Dado que la sal de mesa tiene un
contenido del 50 % de su peso en sodio, para consumir dos gramos, se deberá tomar un
total de 4 gramos de sal al día.
o Si hay sobrepeso, hacer una reducción calórica hasta que este se controle.
o Seguir el parámetro de dieta mediterránea: verduras, frutas, aceite de oliva, disminución
del consumo de carbóneme roja, alcohol con moderación… no tomar exceso de lípidos,
sobre todo los ácidos grasos saturados.

Los alimentos que contienen mayores cantidades de sal son:

- Mariscos.
- Sopas de sobre y cubitos de caldo concentrado.
- Jamón.
- Aceitunas.
- Quesos secos.
- Alimentos industriales.
- Bollería comercial.
- Espárragos de lata (si se lavan pierden bastante sal).
- El pan blanco contiene sal, unos 0,5 gramos de sodio en cada 100 gramos de pan, por lo
que se debe consumir con moderación. Aún así es recomendable pasarse al pan sin sal.

Los alimentos libres de sal (nunca al 100%), y que se recomienda consumir (pero
siempre formando parte de una dieta equilibrada), son:

-Lácteos, excepto queso y cuajadas.


-Verduras.
-Aceite de oliva.
-Carnes frescas.
-Frutos secos.
- Arroz.
- Legumbres.

Hay que huir de estos alimentos si se han sometido a un preparación industrial, ya que les
añaden sal para mejorar su sabor. Por ej. en las legumbres de conserva, los canelones…

alimentación para Hipertensos

Los hipertensos o personas con presión alta se encuentran en riesgo de sufrir problemas
cardiovasculares, y un cambio de hábitos alimenticios puede colaborar a evitarlos.

La presión alta hace que el corazón crezca y que las arterias se endurezcan o se estrechen lo
que permite la formación de coágulos y por lo tanto generan riesgo de sufrir flebitis y
embolias, dolores de pecho e infartos. Además, los riñones pueden verse afectados y dejar
de limpiar la sangre adecuadamente, y en consecuencia surgen enfermedades renales.
La medida alimenticia más conocida que deben tomar los hipertensos es la disminución o
eliminación del sodio o sal, pues esta empeora el
riesgo de la enfermedad cardiovascular.
Adicionalmente, sin embargo, se ha descubierto
que existen otro tipo de hábitos alimentación que pueden tener beneficios en la salud de los
hipertensos.

Se sabe por ejemplo que el sobrepeso que de por sí es bastante dañino, en el caso de los
hipertensos aumenta los riesgos y evita que la presión regrese al nivel saludable. De ahí que
lo primero en caso de ser diagnosticado con presión alta es bajar de peso.

Para facilitar la reducción de peso y el bombeo al corazón y mejorar el estado de las arterias
se recomienda la actividad aeróbica que aunque no se trata directamente de comida, el
ejercicio siempre es acompañante inseparable de casi cualquier dieta. Específicamente, se
aconseja ejercitarse al menos tres veces por semana durante cuarenta y cinco minutos. El
mejor ejercicio en estos casos, sin duda es la caminata, aunque cabe la natación o cualquier
otro ejercicio aeróbico, aunque se recomienda que no sean demasiado fuertes como los
aeróbicos de alto impacto o correr.

Además de eliminar el sodio y por lo tanto la sal, todas las comidas deben ser cocinadas
con condimentos naturales, que no vengan preparados de antemano o que uno de sus
ingredientes sea la sal. Muchos alimentos preparados o enlatados tienen un alto contenido
de sal, por lo que también se recomienda su eliminación.

Contrariamente, el potasio se considera altamente benefactor para disminuir los efectos


negativos de la hipertensión por lo que debe aumentarse su ingestión. Por eso, alimentos
como las frutas y vegetales no cocinados que poseen un alto contenido de potasio deben
formar parte integral de la dieta del hipertenso.

La ingestión de otros minerales como el calcio y el magnesio resulta igualmente


conveniente, por lo que hay que incluir en la dieta frutas, vegetales, leguminosas y lácteos
descremados y deslactosados.

Cada día se comprueba la ingerencia de la alimentación en nuestra salud, por eso no la


pases por alto y si eres hipertensa apresúrate a seguir estos consejos alimenticios, y sin duda
obtendrás no sólo un mejoramiento sino que además podrás tener una mejor calidad de
vida.

Alimentación de la hipertensión:

La hipertensión es una enfermedad que provoca que el corazón se dilate y se haga más
grande mientras que las arterias se endurecen o se estrechen favoreciendo la formación de
coágulos lo cual expone al organismo a sufrir flebitis, embolias, dolores de pecho e incluso
infartos, además de impedir que los riñones hagan su función de limpiar la sangre. Todos
estos síntomas provocan que el cuerpo y todo el organismo en general pueda padecer
graves enfermedades renales y cardíacas.
Para evitar los problemas de tipo cardiovascular, consecuencia de la alta presión de la que
sufren las personas hipertensas, hay algunos hábitos que son muy recomendables y que,
uno a uno, vamos a analizar.
Entre estos hábitos se encuentra el hecho de disminuir las cantidades y proporciones de sal
en las comidas y evitar, en cierta medida, aquellos alimentos que contengan sal o sodio ya
que su consumo aumenta el peligro de sufrir enfermedades cardiovasculares.
Por otro lado, también es muy importante controlar la dieta y el peso ya que el sobrepeso
puede afectar considerablemente la tensión arterial evitando que la presión regrese a sus
niveles saludables. Es por este motivo que unos de los primeros factores que hay que
controlar a partir del momento en el que se diagnostica una hipertensión, es el peso
corporal.

Es importante que además de impedir el consumo de sodio o sal, se condimenten los


alimentos y los platos en general con otros alimentos naturales y evitar aquellos alimentos
que estén precocinados o que ya vengan preparados de antemano y no se pueda controlar su
composición. Es preciso conocer bien todos aquellos alimentos que se vayan a consumir ya
que la mayoría de productos que enlatados o conservados contienen una gran cantidad de
sal.

Por otro lado, es muy beneficioso el consumo de potasio para disminuir los efectos
negativos de la presión alta. Es por este motivo que el consumo de alimentos con potasio
como las frutas (sobretodo el plátano y la banana) y verduras crudas son fundamentales en
las dietas de las personas que sufren de hipertensión. La ingestión de minerales como el
calcio y el magnesio también están muy recomendados por lo que también es igualmente
aconsejable el consumo de vegetales, legumbres y lácteos desnatados y deslactados.

Para poder combatir estos síntomas y mejorar el estado de la salud general de las arterias es
preciso que aparte de llevar una alimentación equilibrada, se realice algún tipo de actividad
aeróbica de forma habitual y moderada (unas tres veces por semana, unos cuarenta y cinco
minutos) y evitar aquellos ejercicios físicos de carácter anaeróbico o que supongan
esfuerzos demasiado pronunciados.

Está estudiado y comprobado que la adquisición de ciertos hábitos como los que hemos
nombrado, contribuyen considerablemente en la mejora de la hipertensión y de la salud
general de todo el organismo facilitando a la vez una mejor calidad de vida.
Las personas que sufren de hipertensión, además de ingerir los medicamentos indicados
por su médico de cabecera deben mantener una dieta equilibrada y baja en sodio.

Lo ideal es aumentar la ingesta de frutas y verduras, reducir lo más que se pueda el consumo
de sodio, incrementar la incorporación de calcio, magnesio, de vitaminas A y C, de fibra,
grasas no saturadas y carbohidratos.

Los alimentos permitidos son:

 Huevos, precisamente la clara.

 Productos lácteos (quesos sin sal)

 Carnes magras.

 Pescados frescos

 Panes, harinas, sémolas ycerealessin sal

 Verduras, legumbres y hortalizas

 Frutas naturales

 Frutos secos sin sal


 Aceites vegetales crudos

 Mantecas, margarinas sin sal

 Condimentos

 Agua natural, las aguas mineralizadas no son aptas para los hipertensos.

Ejemplo de menú:

 Desayuno: Una taza de café descafeinado con un poco de leche descremada,


tostadas sin sal con mermelada o un yogur con frutas.

 Almuerzo: Filete magro de ternera a la plancha, papas hervidas condimentadas


conaceitede oliva, ajo y perejil y un plato de ensalada verde. Todo sin sal o condimentado con
sal de ajo.

 Merienda: Sándwich de pan y queso sin sal, una fruta de estación.

 Cena: Un plato abundante de pastas caseras con salsa natural, los ingredientes de
ésta deben ser cocidos en crudo y condimentados con especias y saborizantes sin sal. Media
taza de ensalada de frutas naturales
Cómo reconocer los
carbohidratos en los vegetales, hidratos
de carbono en vegetales
Alimentos que contienen antioxidantes

Beneficios de una dieta verde