Вы находитесь на странице: 1из 4

 Asignatura: Constitución Política

 Módulo 2: Fundamentación y conceptualización de la Constitución Política

 Lección 1: Perspectiva filosófica, política y jurídica de la constitución

Introducción
La perspectiva filosófica, política y jurídica del Estado ofrece una visión del Derecho
desde una posición integracionista. Esta perspectiva arremete contra la concepción del
positivismo y formalismo jurídico la cual considera al Derecho fundado exclusivamente
en normas y reglas jurídicas.

En este sentido, la filosofía jurídica cumple una función normativa de enorme relevancia y
significación metodológica. Ella pretende justificar reflexiva y críticamente el modelo de
democracia e igualdad adoptado por el Estado constitucional.

Tema 1: La Constitución Política como herramienta


política para la Democracia moderna y
contemporánea
Un poco de historia:

Analizando la historia en Colombia, podemos ver que hemos tenido gran cantidad de
Constituciones Políticas, exactamente quince entre 1811 y 1886, además de que esta
última tuvo 67 Reformas hasta 1986. Hernando Villa lo presenta como la consecuencia de
las imposiciones de los ganadores en cada "batalla". Esto nos lleva a pensar que dichas
modificaciones han sido al amaño e imposición de los vencedores sobre los vencidos.
Como antecedente a la constitución de 1991 podemos mencionar la intensificación de la
violencia, la violación de los derechos humanos, la corrupción, poca posibilidad de
participación ciudadana, fortalecimiento del fenómeno paramilitar, recrudecimiento de
la violencia política, así como incremento de la violencia guerrillera e igualmente, las
consecuencias del llamado Frente Nacional (Nombre dado a la fórmula militar de
gobierno entre 1953-1958). Dicha violencia fue utilizada por las élites de los partidos
tradicionales para superar la ingobernabilidad del país, expresada en la violencia política
de los años 40 y 50 [Ayala, 2015].

En el año 1990 el movimiento estudiantil Séptima Papeleta y otras fuerzas del país
lograron en primer lugar que se incluyera una pregunta en las elecciones de ese año. La
pregunta fue la siguiente: "Con el fin de fortalecer la democracia participativa, ¿vota por
la convocatoria a una asamblea nacional constitucional con representación de las fuerzas
sociales, políticas y regionales de la nación, integrada democrática y popularmente, para
reformar la Constitución de Colombia?".

Con un porcentaje del 90 por ciento a favor, se convocó a una Asamblea Nacional
Constituyente. Ese fenómeno se analizará un poco más adelante en el tema de
participación. Dicha Constitución se caracteriza porque hace énfasis en los derechos
humanos, tanto en su promoción como protección y restitución. Igualmente la dicha
Constitución consagra la participación como uno de los ejes principales.

La actual Constitución Política Colombiana que nos rige a partir de 1991, ha sufrido 34
reformas que pueden verse de manera resumida en portal www.eje21.com.co, página
web de contenido periodístico nacional. Dicho portal publica información variada,
haciendo énfasis en lo que ocurre en los tres departamentos que conforman el
denominado Eje Cafetero.

Pero cabría hacer un alto en el camino y preguntarse ¿Qué es una Constitución? es la


carta de navegación, es un estatuto normativo que consagra en sus textos los principios
fundamentales bajo los cuales se rigen las personas, funcionamiento y organización del
Estado, así como las relaciones entre ellos.

La Constitución es originada por el poder máximo "el constituyente". Dicho poder genera
un acto político que es refrendado por un acto jurídico, legitimado en asamblea
constituyente, referendo, etc. Su contenido es exigible en todo su contenido: valores,
fines, principios y derechos en ella consagrados.

Ferdinand Lassalle nos habla de dos constituciones: Una Constitución Real y una
Constitución escrita. La primera de ellas corresponde a conformada por la suma de los
factores reales y efectivos de poder que rigen la sociedad; la segunda hace referencia a lo
escrito en el papel. Haciendo eco al dicho de que el papel puede con todo, somos
responsables de que la Constitución Colombiana no esté solamente impresa sino
también que tenga vida a través de sus ciudadanos, siendo una valiosa herramienta para
fortalecer la democracia.

Según Ferdinand Lassalle [1931], existen factores reales de poder que rigen la sociedad,
es decir, las fuerzas vivas de una sociedad, son ellos quienes le dan sustento y dinamizan
la Constitución escrita. Sin esas fuerzas vivas no habría Constitución Política ya que son
ellas las personas y las instituciones en quienes se afianza la Constitución Real. El poder
político forma parte de los factores reales de poder e igualmente los procesos que se
desarrollan entre las personas y las instituciones, esto hace dinámica una constitución.
La Constitución escrita se debe corresponder con la Constitución Real.

Desde una concepción moderna del Estado, la Constitución Política considera


significados tanto jurídicos, sociales como políticos. En ellos se ve reflejada la historia y la
ideología de los pueblos que imprimen un carácter democrático a su sistema de
gobierno.

Tema 2: La Constitución como Ley Fundamental


La Constitución Política está por encima de cualquier orden jurídico, se compone de
normas y principios bajo las cuales se rige un país. Así las cosas, por encima de la
Constitución Política, no hay ninguna otra norma, es por ello por lo que se le denomina
también: Ley de leyes, Ley Fundamental, Norma de Normas, etc. Todos estos nombres
aluden a la importancia que para los colombianos tiene específicamente la Constitución
de 1991 y las reformas posteriores realizadas a algunos de sus artículos. La Constitución
es el marco legal que sustenta la sociedad colombiana; ella marca los hitos legales y su
orientación a lo largo del tiempo, por ello se habla de que las constituciones están hechas
para durar mucho tiempo.

Su importancia reside igualmente en el hecho de que consagra igualmente derechos y


garantías que permitirán el logro de unos mínimos en materia de calidad de vida.
Encontramos aquí los Derechos Humanos (que serán abordados en un capítulo
posterior), siendo importante mencionar de ellos el Derecho a la Vida, la educación, la
salud, el pensamiento, el libre desarrollo de la personalidad, conciencia, entre otros que
hacen mucho mejor un país como Colombia. Aunque también es importante aclarar que
la Constitución como Ley fundamental no es un documento acabado, es una
construcción dinámica, viva y quienes hacemos posible eso que allí se dice somos
nosotros como ciudadanos.

Igualmente la Constitución establece unos deberes y obligaciones (los cuales serán


abordadas en otro capítulo de manera individual) que tiene énfasis en la participación
como herramienta de la Democracia. Podemos mencionar por el momento algunos de
ellos: el respeto, la participación, respeto por la diferencia y los derechos de los demás,
protección de los recursos naturales, etc.

Las constituciones políticas cumplen funciones de consagración y protección de los


derechos fundamentales, servir de base a los gobernantes que se apoyan en ella,
resistiendo así a los cambios que puedan producirse en el juego de poderes de los que
habla Ferdinand Lassalle. Igualmente al consagrar la separación de los poderes ejecutivo,
legislativo y judicial, determinando competencias específicas para cada uno, se
racionaliza el poder político al evitar la concentración en uno solo de ellos. Siendo la
Constitución la carta que consagra los ordenamientos jurídicos de la sociedad, también
permite se constituya en una herramienta de cohesión social.

La Constitución puede ser cambiada pero mediante las herramientas que ella misma
contiene, pero esos cambios deberían ajustarse a situaciones de fuerza mayor.

Palabras clave

Constitución

Bibliografía
Valencia Villa, Hernando. Cartas de Batalla. Bogotá: Universidad Nacional de Colom
bia.
Ayala, Diago César Augusto. (1987). Frente Nacional Acuerdo bipartidista y alternaci
ón en el poder. Revista Credencial Historia, primera edición.
Lassalle, Ferdinand. (1931). ¿Qué es una Constitución?. Madrid, España: Editorial Ce
nit S.A., primera edición.

© Universidad Tecnológica de Pereira / Univirtual

Похожие интересы