Вы находитесь на странице: 1из 1

Foro 6

Estimados en mi experiencia, siempre he tratado de incorporar a mi intervención fonoaudiológica


sesiones de terapia del discurso narrativo, en base a que las he evaluado a través del recontado de
los tres cuentos del EDNA (Pavez, Coloma y Maggiolo, 2008) y su parte comprensiva, su análisis
siempre lo hice a nivel de supraestructura, así que mis objetivos en las planificaciones apuntaban
en el nivel morfosintáctico y semántico del lenguaje. En pequeños que presentaban trastornos
fonológicos, trastornos articulatorios o dificultades en la lectoescritura (4 – 8 años), muchas veces
no alcanzábamos a trabajar en estos objetivos, ya que el contexto demanda trabajar otros
objetivos principalmente. Pero en estudiantes con diagnóstico DEA o DIL (9 a 18 años) logramos
realizar un trabajo en esta área, si bien nunca pude hacerlo muy extensivo en tiempo (varias
sesiones), logramos trabajar los elementos gramaticales de las historias, como identificar
personajes, identificar contexto ambiente, sentimientos de los personajes, acciones de los
personajes, sucesos de los personajes, consecuencias para el personaje, etc. Además que pudieran
identificar el inicio (presentación), desarrollo (obstáculos y resultado) y fin (meta y final). Esto lo
trabajamos con apoyo de imágenes visuales, con distintos episodios de 2 a 5 (depende de los
avances del estudiante). Se le ofrecen facilitadores si lo necesitan (apoyo a sus respuestas de
imágenes, respuestas auditivas o pistas que lo ayuden a descubrir lo que se pregunta).

Además siempre traté de consideras los niveles morfosintáctico y semántico, ya que


peculiarmente son siempre valorizados como los de más bajo desempeño por mis estudiantes con
alguna dificultad del lenguaje. Siempre considero en mi intervención el aumento de vocabulario
pasivo y activo el cual debe estar acorde a su edad cronológica o a sus capacidades cognitivas
(funcional), manejo de categorías (definición por categoría, características, uso y función), uso de
sinónimos y antónimos, además de comprensión y estructuración de oraciones de distinta
complejidad, a través de juegos de ruleta, memorice, laminas, “pesca milagrosa”, etc, utilizando la
imitación y el modelado. También complemento mis intervenciones en oraciones coordinadas y
subordinadas, relaciones léxicas, con estrategias de recast, agregando estructuración vertical y
andamiaje en contexto, el uso de estrategias de facilitación gramatical. A través del uso de
imágenes, elementos concretos y objetos tecnológicos.

Ajunto documento de los autores Monfort titulado “Inferencias y comprensión verbal en niños con
trastornos del desarrollo del lenguaje” donde se revisa el concepto de inferencia en la
comprensión del lenguaje oral y escrito, recordando distintas propuestas de clasificaciones. Se
analiza el tipo de dificultades que pueden presentar niños en su aplicación de las inferencias,
según el tipo de patología del lenguaje o del desarrollo que presentan. Se describen propuestas de
intervención que se han elaborado para mejorar la capacidad de aplicar inferencias en la
comprensión verbal. Además otro documento “La comprensión de preguntas: una dificultad
específica en niños con trastornos pragmáticos de la comunicación y el lenguaje” donde se puede
apreciar las habilidades básicas de identificación de la entonación y la expresión facial, de
habilidades de interpretación de intenciones y, también, de comprensión de contenidos
lingüísticos. Y preguntas más complejas.