Вы находитесь на странице: 1из 16

LABIO LEPORINO/PALADAR HENDIDO

El labio leporino y el paladar hendido son deformaciones congénitas que


aparecen en la fase de gestación y ocurren cuando el tejido del paladar y
el labio superior no se unen.

Por este motivo, se crea una abertura en el labio superior, que puede ser
pequeña o grande, e ir del labio hasta la nariz. La abertura suele aparecer
en alguno de los lados del labio y, menos frecuentemente, en el medio.

El labio leporino y el paladar hendido son deformaciones congénitas de la


boca y del labio. El labio leporino y la hendidura del paladar se producen
cuando las estructuras faciales de un feto no se cierran por completo.

 El labio leporino: Apertura uní o bilateral en el labio superior entre la


boca y la nariz.
 La fisura palatina: Apertura en el cielo de la boca. Hay comunicación
directa entre boca y nariz.

Estas anomalías afectan aproximadamente a uno de cada 700 nacimientos


y son más comunes entre los asiáticos y determinados grupos de indios
americanos que entre los caucásicos.

Ocurren con menos frecuencia entre los afro-americanos. El labio leporino


y el paladar hendido se desarrollan en la etapa temprana del embarazo,
cuando los laterales del labio y el paladar no se fusionan como deberían. Un
niño puede tener un labio leporino, el paladar hendido o ambos.

El labio leporino y el paladar hendido juntos son más comunes en los niños
que en las niñas. La fisura palatina aislada (sin labio leporino) es más
frecuente en niñas. Es también importante saber que la mayoría de los
bebés que nacen con una hendidura son sanos y no tienen ninguna otra
anomalía congénita.

PREVALENCIA
Es más frecuente entre el sexo
femenino y aparece en todos los
grupos raciales por igual.

Uno de cada setecientos


nacimientos a nivel mundial
presenta paladar hendido.
PALADAR HENDIDO
Uno de los defectos de nacimiento
más frecuentes (aproximadamente,
constituye el 15% de las
malformaciones congénitas).

Esta incidencia aumenta en la raza


asiática e indios centroamericanos
y disminuye en la raza blanca. En la
raza negra es aún más infrecuente
que en la raza blanca.
LABIO LEPORINO
CAUSAS

La causa labio o paladar leporino es multifactorial (muchas causas) y


probablemente involucra una combinación de factores genéticos y
ambientales, sin embargo, la causa es usualmente desconocida.

Los factores ambientales que pueden aumentar los riesgos son el uso del
tabaco y del alcohol durante el embarazo, mala nutrición de la madre y
algunos medicamentos. Muchas de las madres que tienen un niño con esta
aflicción, tienen un embarazo normal.

¿CÓMO SE DETECTA?

Un labio leporino puede algunas veces ser


detectado por medio de un examen de ultrasonido
prenatal.

Un examen de la nariz, labio y boca, confirman la


presencia (o ausencia) de labio o paladar leporino.
SÍNTOMAS

Los síntomas variarán en cada caso, ya que un niño puede tener una o más
anomalías congénitas. Un labio leporino puede ser simplemente una
pequeña hendidura en el labio o también puede ser una fisura completa en
el labio que va hasta la base de la nariz. Un paladar hendido puede estar
en uno o en ambos lados del paladar y puede recorrerlo en toda su
extensión.

Otros síntomas que pueden aparecer son:

 Cambio de la forma de la nariz


 Desalineación de los dientes: aunque se les haya reparado el paladar
hendido, necesitarán visitar al odontólogo a medida que le vayan
saliendo los dientes
 Insuficiencia para aumentar de peso
 Salida de flujo de leche a través de las fosas nasales durante la
alimentación
 Crecimiento retrasado
 Repetitivas infecciones en el oído: además de problemas auditivos
que deben prevenirse con audiometrías
 Dificultades en el habla

COMPLICACIONES

DIFICULTAD PARA COMER


Un niño con paladar leporino puede tener
dificultad al succionar el alimento de un pezón
o de un chupón regular debido al espacio
abierto en la bóveda (o techo) bucal. La
mayoría de los bebés requieren de un chupón
especial o modificado para poder mamar
apropiadamente.
Puede tomar un par de días para que el bebé y los padres se acostumbren
al uso de este chupón especial antes de volver a casa. La mayoría de los
niños con paladar leporino aprenden a comer normalmente.

El pediatra y el equipo de especialistas en labio o paladar leporino, vigilarán


de cerca el peso del bebé. La mayoría de los niños con paladar leporino no
pueden generar suficiente succión para alimentarse del pecho materno.

Para obtener los beneficios de la leche materna, muchas madres eligen usar
la leche materna en un biberón con un chupón especial para paladar
leporino. El departamento de pediatría y el equipo de especialistas en labio
o paladar leporino están disponibles para evaluar al bebé y entrevistar a los
padres antes de ir a casa.

PROBLEMAS DEL HABLA


Los niños con paladar leporino sin reparar tienen
una calidad nasal (gangosa) del habla porque el
aire escapa a través de la abertura en la bóveda
(o techo) bucal hacia la nariz.

Estos niños pueden también tener dificultad en


generar suficiente presión para producir ciertos
sonidos. Después de que el paladar ha sido
reparado, la mayoría de los niños desarrollan el
habla casi en una forma normal.

Algunos niños cuando son más grandecitos, requieren terapia para el habla
u otra cirugía para mejorar el persistente sonido nasal.

PROBLEMAS DE AUDICIÓN E INFECCIONES DEL OÍDO


Cualquier niño con paladar leporino tiene
el riesgo de desarrollar frecuentemente
infecciones del oído. El tubo de Eustaquio,
que drena líquido del oído medio funciona
mal, causando la acumulación de líquido.
La combinación de líquido acumulado e
infecciones frecuentes del oído pueden causar cicatrización en la
membrana del tímpano y pérdida de audición.

Al momento de hacer la reparación del labio o paladar leporino; pueden


insertarse tubos para drenar el líquido, nivelar la presión y reducir el riesgo de
infección y pérdida de audición.

PROBLEMAS DENTALES
Un niño con paladar leporino o una hendidura en
la encía, pueden no tener algunos dientes o tener
dientes malformados, ya sean los dientes de
leche o los permanentes. Adicionalmente, el
maxilar superior puede no crecer hacia adelante
como el maxilar inferior, siendo necesaria una
cirugía correctiva en el futuro.

Su equipo de especialistas en labio o paladar leporino le pueden


recomendar a un experto en ortodoncia que pueda tratar estos problemas
con éxito.

CARACTERÍSTICAS

De manera menos frecuente, una hendidura solo se produce en los


músculos del paladar blando (hendidura del paladar submucoso), que se
encuentran en la parte trasera de la boca y que están revestidos por la
membrana de esta. Este tipo de hendidura suele pasar desapercibido al
momento del nacimiento y es posible que no se diagnostique hasta más
adelante cuando los signos se manifiestan.
TIPOS DE PALADAR HENDIDO

LABIO LEPORINO Y PALADAR HENDIDO


UNILATERAL COMPLETO:
Existe comunicación total entre la boca y
la nariz.

LABIO LEPORINO Y PALADAR HENDIDO


BILATERAL COMPLETO:
Existe comunicación total entre la
boca y la nariz.

Unilateral incompleto: La fisura no


llega al suelo nasal.
Central incompleto: la fisura no
llega al suelo nasal.
Bilateral incompleto: la fisura no
llega al suelo nasal.

Unilateral completo: la fisura afecta


al suelo nasal.

Central completo: la fisura afecta al


suelo nasal.

Bilateral completo: la fisura afecta al


suelo nasal.

Paladar hendido: Incompleto


Completo.
CAUSAS

I. El labio leporino y la hendidura del paladar suceden cuando los tejidos


de la cara y de la boca del bebé no se fusionan de manera
adecuada. Normalmente, los tejidos que conforman el labio y el
paladar se fusionan entre sí durante el segundo y el tercer mes del
embarazo. Pero en los bebés con labio leporino y hendidura del
paladar, la fusión nunca ocurre, o bien es parcial, dejando una
abertura (hendidura).

II. Los investigadores creen que la mayoría de los casos de labio leporino
y de hendidura del paladar se deben a una interacción de factores
genéticos y ambientales. En muchos bebés, no se llega a descubrir la
causa definitiva.

III. Los genes que provocan la hendidura son heredados de la madre o


del padre, ya sea solos o como parte de un síndrome genético que
comprende el labio leporino o la hendidura del paladar como uno de
los signos. En algunos casos, los bebés heredan un gen que aumenta
la probabilidad de desarrollar una hendidura, y un detonante
ambiental hace que la hendidura efectivamente se manifieste.
FACTORES DE RIESGO

Varios factores pueden aumentar la probabilidad de que un bebé padezca


labio leporino o hendidura del paladar, entre ellos:

 Antecedentes familiares. Los padres con antecedentes familiares de


labio leporino o de hendidura del paladar corren un riesgo mayor de
tener un hijo con una hendidura.

 Raza. En los Estados Unidos, según ciertos informes, el labio leporino y


la hendidura del paladar son más frecuentes en los indígenas
estadounidenses y menos frecuentes en afroamericanos.

 Sexo. Los hombres son dos veces más propensos a tener labio leporino
con o sin hendidura del paladar. La hendidura del paladar sin labio
leporino es más frecuente en mujeres.

 Exposición a ciertas sustancias durante el embarazo. Es más probable


que el labio leporino y la hendidura del paladar se presenten en los
hijos de las mujeres embarazadas que fuman cigarrillos, beben alcohol
o toman ciertos medicamentos.

 Tener diabetes. Existen algunas pruebas de que las mujeres a quienes


se les diagnosticó diabetes antes del embarazo pueden correr mayor
riesgo de que su bebé tenga labio leporino con o sin hendidura del
paladar.
 Tener obesidad durante el embarazo. Existe cierta evidencia de que
los bebés de las mujeres obesas pueden correr un mayor riesgo de
padecer labio leporino y hendidura del paladar.

¿CÓMO SE DETECTA EL LABIO LEPORINO?


El labio leporino puede algunas veces ser detectado por medio de un
examen de ultrasonido prenatal. Un examen de la nariz, labio y boca,
confirman la presencia (o ausencia) de labio o paladar leporino.

PREVENCIÓN
Después del nacimiento de un bebé con una hendidura, los padres se
encuentran preocupados, lo cual es comprensible, por la posibilidad de
tener otro hijo con la misma afección. Mientras que muchos casos de labio
leporino y hendidura del paladar no pueden prevenirse, ten en cuenta estas
medidas para aumentar tu conocimiento o disminuir los riesgos:

 Considera buscar asesoramiento en genética. Si tienes antecedentes


familiares de hendidura del paladar o labio leporino, infórmale a tu
médico antes de quedar embarazada. Es posible que tu médico te
derive a un asesor en genética que pueda ayudarte a determinar los
riesgos de tener un hijo con hendidura del paladar o labio leporino.

 Toma vitaminas prenatales. Si planeas quedar embarazada pronto,


consulta con tu médico si debes tomar vitaminas prenatales.

 No consumas tabaco o alcohol. El consumo de alcohol o tabaco


durante el embarazo aumenta el riesgo de tener un bebé con un
defecto congénito.
DIAGNÓSTICO

DIAGNÓSTICO DEL LABIO LEPORINO

Si un bebé tiene el labio leporino y el paladar hendido, se detecta mediante


un examen físico de la boca, la nariz y el paladar.
Son defectos que se suelen diagnosticar en el mismo momento del
nacimiento. Además, se realizarán exámenes médicos para descartar la
presencia de otras posibles afecciones.

DIAGNÓSTICO DEL PALADAR HENDIDO

Cuando solo se produce hendidura del paladar, es más difícil observarlo


mediante una ecografía.

Si una ecografía prenatal muestra una hendidura, el médico podría ofrecer


realizar un procedimiento para tomar una muestra de líquido amniótico del
útero (amniocentesis). El análisis de líquido puede indicar que el feto ha
heredado un síndrome genético que puede causar otros defectos
congénitos. Sin embargo, la mayoría de las veces se desconoce la causa
de labio leporino y hendidura del paladar.
TRATAMIENTO

REPARACIÓN DE LABIO LEPORINO:

Los objetivos del tratamiento para el labio leporino y el paladar hendido son
mejorar la capacidad del niño para comer, hablar y escuchar normalmente,
y lograr un aspecto facial normal.

El cuidado de niños con labio leporino y paladar hendido a menudo


involucra a un equipo de médicos y expertos, entre los que se incluyen:

 Cirujanos especializados en la reparación del labio leporino y el


paladar hendido, como cirujanos plásticos u otorrinolaringólogos.

 Cirujanos orales

 Especialistas en oído, nariz y garganta (ORL, también llamados


otorrinolaringólogos)
 Pediatras

 Dentistas pediátricos

 Ortodoncistas

 Enfermeros

 Especialistas auditivos o auditivos

 Terapeutas del habla

 Asesores en genética

 Trabajadores sociales

 Psicólogos

El tratamiento consiste en cirugía para corregir el defecto y terapias para


mejorar cualquier trastorno relacionado.

CIRUGÍA
La cirugía para corregir el labio
leporino y el paladar hendido se basa
en la situación particular de cada
niño. Después de la reparación inicial
del labio leporino o del paladar
hendido, el médico puede
recomendar cirugías de seguimiento
para mejorar el habla o mejorar el
aspecto del labio y la nariz.

Generalmente, las cirugías se realizan en el siguiente orden:

 Reparación de labio leporino dentro de los primeros 3 y 6 meses de


edad

 Reparación del paladar hendido a los 12 meses de edad o antes, si


fuese posible
 Cirugías de seguimiento entre los 2 años de edad y los últimos años de
la adolescencia.

La cirugía de labio y paladar hendido se realiza en un hospital. Tu hijo recibirá


anestesia general, por lo que no sentirá dolor ni estará despierto durante la
cirugía. Se utilizan diversas técnicas y procedimientos quirúrgicos para
reparar el labio y paladar hendido, reconstruir las áreas afectadas y prevenir
o tratar complicaciones relacionadas.

En general, los procedimientos pueden incluir:

 Reparación de labio leporino. Para cerrar la separación en el labio, el


cirujano hace incisiones en ambos lados de la hendidura y forma
colgajos de tejido. Los colgajos se cosen juntos, y se incluyen los
músculos de los labios. La reparación debe crear un aspecto, una
estructura y una función más normales del labio. En caso de ser
necesaria, se realiza al mismo tiempo la reparación nasal inicial.

 Reparación del paladar hendido. Se pueden utilizar diversos


procedimientos para cerrar la separación y reconstruir el paladar
(paladar duro y blando), según la situación del niño. El cirujano hace
incisiones en ambos lados de la hendidura y vuelve a colocar el tejido
y los músculos. Luego se cierra la reparación.

 Cirugía del tubo de ventilación del oído. Para los niños con paladar
hendido, se pueden colocar tubos de ventilación en los oídos para
reducir el riesgo de líquido crónico en los oídos, lo que puede llevar a
la pérdida auditiva. La cirugía de tubo de ventilación del oído consiste
en colocar pequeños tubos en forma de bobina en el tímpano para
crear una abertura que evite la acumulación de líquido.

 Cirugía para reconstruir el aspecto. Se pueden necesitar cirugías


adicionales para mejorar el aspecto de la boca, los labios y la nariz.

 La cirugía puede mejorar significativamente el aspecto, la calidad de


vida y la capacidad para comer, respirar y hablar de tu hijo. Entre los
posibles riesgos de la cirugía se incluyen sangrado, infección, curación
deficiente, ensanchamiento o elevación de las cicatrices y daño
temporal o permanente a los nervios, vasos sanguíneos u otras
estructuras.

TRATAMIENTO PARA LAS COMPLICACIONES

El médico puede recomendar un tratamiento adicional para las


complicaciones causadas por el labio leporino y el paladar hendido.

Estos son algunos ejemplos:

 Estrategias de alimentación, como usar una tetina para biberón


especial o alimentador

 Terapia del habla para corregir la dificultad para hablar

 Ajustes ortodónticos en los dientes y para las mordidas, como aparatos


ortopédicos

 Control de un dentista pediátrico del desarrollo dental y la salud bucal


desde una edad temprana

 Control y tratamiento para infecciones de oído, que pueden incluir


tubos de ventilación en el oído.

 Audífonos u otros dispositivos de asistencia para un niño con pérdida


auditiva

 Terapia con un psicólogo para ayudar al niño a lidiar con el estrés de


procedimientos médicos repetidos u otras inquietudes
http://www.morethandoctors.com/wp-
content/uploads/2016/05/5_mh_Labio-Leporino.pdf

https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/cleft-
palate/symptoms-causes/syc-20370985

https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/cleft-
palate/diagnosis-treatment/drc-20370990