Вы находитесь на странице: 1из 1

Autos:” Mohamed vs Argentina”

Fecha: 16/03/1992
Hechos: Mohamed había sido imputado por el delito de homicidio culposo, en primera instancia lo absuelven Era
chofer de colectivo y tenía pasó por un semáforo ubicado en una intersección cuándo atropelló una persona sostenía
no haberla visto ya que se encontraba oculta por un colectivo que se encontraba a su derecha. El fiscal apela
llegando en segunda instancia a la cámara nacional de apelaciones en lo criminal y Correccional a una Sentencia
condenatoria por el delito imputado condenar no leo a la pena de tres años de prisión en suspenso y 8 años de
inhabilitación especial para conducir. Se interpone REF(basado en que la sentencia de cámara se fundaba en un
decreto que no está vigente y que había presumido de la prueba de planimetría que mostraba la distancia y el
correcto giro hacia la izquierda para avanzar sobre la otra línea de colectivo sin provocar ningún inconveniente.) que
es rechazado por la cámara y llegando en queja A la CSJN quién rechaza el recurso por inadmisible fundado en el
280 CPCCN; llega a la CIDH en 05/2011 ya se habían archivado las actuaciones por el plazo transcurrido procediendo
a su destrucción.
Holding: el defensor alego vulnerados el derecho a no ser juzgado dos veces por el mismo hecho, violación a la
protección judicial, motivación y derecho a ser oído, violación a la garantía de Concepción del tiempo y los medios
adecuados para preparar la defensa y violación a recurrir el fallo. Respecto del derecho a recurrir la sentencia penal
condenatoria sostuvo que es una garantía del debido proceso legal para que una sentencia adversa pueda ser
revisada por un juez o tribunal distinto y el Superior jerárquico. la doble conformidad judicial expresa mediante el
acceso a un recurso que otorgue la posibilidad de una revisión integral del fallo condenatorio confirma el
fundamento y otorga credibilidad al acto jurisdiccional a fin de ello el recurso debe garantizar la posibilidad de un
examen integral de la decisión recurrida. El derecho a impugnar Busca proteger el derecho de defensa. En cuanto al
artículo 8.2 la corte expresó que un recurso ordinario debe ser accesible y eficaz lo que supone que debe estar
garantizado antes de que la sentencia quiere a la calidad de cosa juzgada, evitar requerir mayores complejidades que
tornen ilusorio ese derecho las formalidades requeridas para que un recurso sea admitido deben ser mínimas y no
deben constituir un obstáculo para que el recurso cumpla su fin. en cuanto al ordenamiento jurídico argentino
sostuvo que no preveía ningún recurso penal ordinario para que el encartado pudiera recurrir la sentencia
condenatoria que le fue impuesta, respecto de la segunda instancia sostuvo que era una sentencia definitiva
recurrible solamente a través de un recurso extraordinario federal y un posterior recurso de queja y que el primero
su admisibilidad es decidida por el mismo tribunal que dicta la sentencia que se impugna y de ser admitido es
decidido en el fondo por la Corte Suprema y que no constituye un medio de impugnación procesal penal sino que se
trata de un recurso extraordinario regulado en el código procesal civil y comercial de la nación el cual tiene sus
propios fines en el ordenamiento argentino y que las causales que condicionan la procedencia dicho recurso están
limitadas a la revisión de cuestiones referidas a la validez de una ley tratado Norma constitucional o a la
arbitrariedad de una sentencia y excluye las cuestiones fácticas y probatorios así como el derecho de naturaleza
jurídica no constitucional. y por tanto no existía un recurso que protegiera el derecho a recurrir el fallo condenatorio
por lo que hizo uso del REF porque era el que tenía disponible para intentar impugnar su condena Y respecto de la
queja se trata de la vía procesal para impugnar la denegación del REF y por lo tanto no tenía posibilidad de su
derecho a recurrir el fallo y respecto de la revocatoria sostiene que no era una vía procesal que estuviera disponible
puesto que según lo resolvió la Corte Suprema sus sentencias no son susceptibles de reposición o revocatoria. Y que
los agravios presentados por la defensa están condicionados a priori por las causales de procedencia de un recurso
que limitan la posibilidad de plantear agravios que impliquen un examen amplio y eficaz del fallo condenatorio.
Respecto del Art 280 sostiene que esa disposición habilita la denegatoria no motivada del recurso de forma que los
usuarios de la administración de justicia no pueden conocer las razones por las que no pudieron acceder a esa
instancia recursiva. También critica que antes de la sentencia condenatoria no se le dio traslado a la defensa de los
agravios incoados por la querella a fin de que pidiera expresarse acerca de aquellos.