Вы находитесь на странице: 1из 2

¿Cómo se logró tomar la histórica foto a un agujero negro?

La hazaña científica, que de acuerdo a los expertos es digna de un Nobel, requirió


una coordinación de científicos alrededor del mundo sin precedentes. Un
participante del proyecto explicó cómo lo consiguieron.

Los científicos revelaron el miércoles la primera imagen jamás lograda de un agujero


negro, evidente gracias a sus bordes tórridos y sombríos en los que la luz se
curva sobre sí misma, como en una fantasía cósmica.

La pregunta que se hicieron muchos fue cómo se consiguió lograr esta imagen si la
fuerza de gravedad en un agujero es tan fuerte que ni siquiera permite la salida
de un halo de luz.

En realidad, los astrónomos tuvieron que planear a gran escala la captura la imagen
que muestra el entorno de un agujero negro súper masivo, los monstruos
absorbentes de luz del universo de los que habló Albert Einstein hace más de
un siglo y que confirmaron los observadores durante las décadas siguientes.

Frédéric Gueth, director adjunto del Instituto de Radioastronomía Milimétrica de


Europa, quien participó en el proyecto, explicó lo que requirieron para lograr la
hazaña.

En contexto: Así es la primera foto de un agujero negro

"Durante las observaciones del Telescopio del Horizonte de Sucesos (o Event


Horizon Telescope, EHT, en inglés), todos los telescopios milimétricos del
planeta se unieron para realizar la misma observación, rigurosamente al
mismo tiempo”, dijo el científico.

Esta técnica es denomina interferometría y permite crear una antena virtual con un
tamaño equivalente al de la Tierra.

“Combinando todos los telescopios, una técnica denominada La unidad


milimétrica resulta ser la mejor longitud de onda para el estudio de los
agujeros negros puesto que atraviesa la nube de polvo que los rodea. Lo que
no es el caso, por ejemplo, del infrarrojo", explicó Gueth.

Situados en el centro de la mayoría de las galaxias, incluida la nuestra, los agujeros


negros son tan densos que nada, ni siquiera la luz, escapa a su atracción
gravitatoria. El "horizonte de eventos" el punto sin retorno, desde donde la luz
y la materia se precipitan inexorablemente al abismo es tan grande como todo
nuestro sistema solar.
Hace tres años, astrónomos provistos de un sistema de observación
extraordinariamente sensible escucharon el ruido de dos agujeros negros
mucho más pequeños que convergían para generar una onda gravitatoria, tal
como había pronosticado Einstein. La nueva imagen, publicada en la revista
Astrophysical Journal Letters y anunciada en conferencias de prensa de todo el
mundo, agrega luz al sonido.

"Hemos visto lo que creíamos era imposible de ver. Hemos visto y fotografiado un
agujero negro. Aquí está", dijo Sheperd Doeleman, de la Universidad de Harvard y
líder de un equipo de unos 200 científicos de 20 países, mientras se develaba la
imagen de un anillo en llamas anaranjado y negro.

Mientras mucha materia en torno de un agujero negro cae en una espiral de muerte
y jamás se la vuelve a ver, la nueva imagen capta gas y polvo que circulan a
suficiente distancia para estar a salvo, para que se los vea millones de años
después desde la Tierra, dijo Dempsey.

La imagen tomada a lo largo de cuatro días, cuando los astrónomos debían


contar con "tiempo perfecto y todas las estrellas alineadas", ayuda a
confirmar la teoría general de la relatividad de Einstein, dijo Dempsey. El gran
físico incluso pronosticó la forma simétrica que se ha observado, añadió.

La imagen muestra gases calentados a millones de grados por la fricción de una


gravedad creciente, dijeron los científicos.

El proyecto costó entre 50 millones y 60 millones de dólares, de los cuales 26


millones provinieron de la Fundación Nacional de Ciencias.

Puede leer: La misión de ‘Chang‘e-4‘, la primera sonda en aterrizar en la cara


oculta de la Luna

“La ciencia ficción se ha convertido en ciencia realidad”, declaró la física de la


Universidad de Waterloo Avery Broderick, una de las descubridoras.

Por su parte, Gueth explicó que este es solo el inicio del proyecto y se espera
seguir haciendo estos ejercicios para entender cómo funcionan estos
misteriosos astros.“El Telescopio del Horizonte de Sucesos seguirá
evolucionando en los próximos años, sobre todo con la integración de nuevos
telescopios al proyecto: Noema, la segunda estación más sensible, implantada en
los Alpes franceses, y el Greenland, en Groenlandia”, añadió.

“La clave ahora será definir la densidad exacta de la materia que hay en torno
al agujero negro, comprender mejor el campo magnético cuyo papel es
fundamental y la manera en que gira la materia en el disco", finalizó Gueth.