Вы находитесь на странице: 1из 2

Macroeconomía y Salud

Después de realizar esta lectura y confirmar que el desarrollo de un país está constituido en gran
medida por la población y su entorno biopsicosocial en el que se encuentran es importante hacer
conciencia de las siguientes preguntas:

¿Por qué se concibe a la salud como un valor económico? La salud además de ser un derecho
humano desde que se nace, debe ser una prioridad en México ya que la salud no solo es la ausencia
de una enfermedad; sino también la capacidad de que cada quien pueda desarrollar un potencial
físico y cognitivo a lo largo de la vida iniciándose desde la niñez a través de una adecuada nutrición,
es así que la salud como valor instrumental es un determinante fundamental para el crecimiento
económico, que se verá reflejado en la reducción de pérdidas de producción por enfermedad.

Siguiendo con la pregunta ¿Por qué se considera que la salud es un determinante del ingreso y
crecimiento económico? Se considera un determinante ya que el nivel de salud en cualquier país
es el resultado de dos indicadores primordiales como son la salud y nutrición infantil influyendo de
manera importante en la capacidad de desarrollo cognitivo y la productividad del adulto. Estudios
han demostrado que una desnutrición y mal estado de salud afectan de forma negativa el
desempeño escolar pues el hambre genera falta de atención.

En México a quien más afecta este círculo vicioso es a las familias de bajos recursos y en extrema
pobreza, ya que al no tener acceso a una adecuada atención médica, la inadecuada alimentación y
las condiciones precarias de vivienda generan un bajo rendimiento en niños y adultos.

¿Por qué la inversión en salud en México es menor a la requerida y a la esperada?

Se dice que es inadecuada ya que los indicadores a nivel nacional presentan enormes diferencias
entre regiones, etnias y grupos socioeconómicos pues la tasa de mortalidad infantil y materna sigue
siendo en las zonas más rurales y pobres del país en el centro y sur de la república en comparación
a los países del norte o zonas más urbanizadas, esto es muestra de una disparidad en las coberturas
de salud. Un elemento importante que se debe mencionar y que evidencia la insuficiencia de
inversión pública en la población no cubierta es un efecto y el peso del llamado “gasto de bolsillo”
en el gasto de salud, sobre todo en la población pobre pues se estima que más del 50 % no tienen
acceso a ningún sistema de salud pública o privada.

Por último ¿Cuáles son los elementos deseables que debe tener el sistema de aseguramiento?

Debe tener un esquema universal que cuente con un fondo de mancomunación y contribuya a
eliminar los problemas de información asimétrica ;un marco legal y regulatorio que contemple de
manera integral y general los aspectos de recaudación, mancomunación pago y provisión de los
servicios de salud, integrando a todas las entidades involucradas en el sector y con cobertura a toda
la ciudadanía; que se separen las funciones de financiamiento de las de mancomunación y de la
provisión de servicios; una cobertura básica que si bien puede ser responsabilidad gubernamental
no necesariamente tiene que ser provista por el Estado, y un conjunto de servicios que sea a la vez
el más costo-efectivo en términos económicos y aceptable desde la perspectiva de la sociedad