Вы находитесь на странице: 1из 1

ANGIOSPERMAS

comúnmente llamadas plantas con flores, son las plantas con


semilla cuyas flores tienen verticilos o espirales ordenados de
sépalos, pétalos, estambres y carpelos, los carpelos encierran a
los óvulos y reciben el polen en su superficie estigmática en
lugar de recibirlo directamente en el óvulo como las
gimnospermas; y al madurar el fruto se encuentran sus
"semillas envasadas", es decir la semilla madura se encuentra
encerrada en el fruto (como antes el óvulo en el carpelo),
carácter distintivo que le da el nombre al grupo. En algunos
textos se considera que únicamente las angiospermas son
plantas con flores, ya que la floración de otras espermatofitas es
diferente.nota El nombre significa "semilla vestida", en alusión a
la presencia de frutos.
La estructura particular de sus flores y la aparición del fruto
como órgano nuevo no es la única diferencia que poseen con el
resto de las espermatofitas, otros caracteres morfológicos
distintivos son: la reducción del gametófito femenino a sólo unas
pocas células, la doble fecundación (con la formación de un
tejido nutritivo característico, triploide, llamado endosperma, al
tiempo que se fecunda al óvulo), y un xilema y floema
distintivos, más recientes que los del resto de las traqueofitas, y más eficientes en muchos
aspectos (aunque el xilema parece haber evolucionado ya dentro del clado, siendo las
angiospermas más primitivas similares en sus tubos xilemáticos a las gimnospermas).
Las angiospermas forman el mayor grupo de plantas terrestres, son plantas cormofitas, es decir,
con tejidos y órganos perfectamente diferenciados. Todas las angiospermas tienen flores (aunque
no siempre corresponden a la idea común que todos tenemos de una flor), que producen semillas
encerradas y protegidas por la pared del ovario (carpelos) que, posteriormente, se convierte en
fruto. Pueden ser plantas herbáceas, arbustivas o arbóreas.
Reproducción en las angiospermas: el aparato reproductor o gametofito está constituido por la
flor, que puede contener a la vez las estructuras femeninas (carpelo o pistilo) y masculina
(estambre), o bien pueden estar en plantas diferentes (dioicas) o flores diferentes en la misma
planta (monoicas). El polen o gameto masculino debe ser trasladado al pistilo (polinización) donde
se desarrolla un tubo polínico que fecunda al óvulo y éste se transforma en semilla. Por el número
de cotiledones de sus semillas se clasifican en: dicotiledóneas y monocotiledóneas.
Dicotiledóneas: Son una clase de plantas Angiospermas, cuya semilla está provista de dos
cotiledones situados a ambos lados del embrión. La raíz principal generalmente es resistente y
dura toda la vida de la planta. El tallo posee vasos que se disponen en círculos. Entre los vasos
leñosos y los liberianos existe un tejido llamado cambium, cuya proliferación permite al tallo el
crecimiento en grosor.
Monocotiledóneas: Son plantas angiospermas, es decir con flor completa y visible, que poseen una
sola hoja embrionaria o cotiledón en sus semillas. La raíz es del tipo fasciculado y de corta
duración. El tallo no suele ser ramificado, no tiene cambium vascular de crecimiento en grosor,
pero algunas especies crecen en espesor por otros medios. En las plantas herbáceas, el tallo es
hueco. Las hojas suelen ser envainadoras de tallo y paralelinervias. La flor de las monocotiledóneas
suelen tener casi siempre tres elementos florales o múltiplo de tres.