Вы находитесь на странице: 1из 3

SALA CIVIL DE LA CORTE SUPERIOR DE JUSTICIA DE TUMBES

EXPEDIENTE

: 00052-2010-0-2601-JR-CA-01

MATERIA

: NULIDAD DE RESOLUCIÓN O ACTO ADMINISTRATIVO

RELATOR

: CLAUDIA DEL PILAR ALEMÁN DOMÍNGUEZ

DEMANDADO

: SORROZA DE BARRETO, GUILLERMINA

:

BARRETO MORAN, RICARDO NEMECIO

DEMANDANTE

MUNICIPALIDAD PROVINCIAL DE TUMBES : ASTUDILLO LÓPEZ, MARIA MERCEDES

:

RESOLUCIÓN NÚMERO CUARENTA Y DOS

Tumbes, veintisiete de mayo del dos mil once.-

AUTOS Y VISTOS: Viene en apelación la resolución número cuarentinueve, de fojas doscientos cincuenticuatro, que resuelve declarar improcedente la nulidad deducida contra la resolución número cuarenta y ocho, por los fundamentos que allí se exponen, entre otros que la nulidad constituye un remedio procesal extraordinario con el que se denuncia la existencia de actos procesales actuados de manera defectuosa, en contravención a determinadas normas de orden procesal, siendo su objeto reponer la causa al estado en que se incurrió en el vicio, que la resolución número cuarentiocho, que resuelve declarar improcedente la petición de cursar nuevos partes judiciales y aclaración, es un auto contra el que procede el recurso impugnatorio de apelación, conforme al artículo 365 numeral 2 del Código Procesal Civil.

I CONSIDERANDO:

PRIMERO: Que, la apelante sostiene a fojas doscientos sesenta y dos que la resolución cuarentinueve le causa perjuicio económico pues la juzgadora incurre en error al considerar que contra la resolución cuarentiocho, al haber denegado la rectificación solicitada con el escrito ingresado el diez de junio del dos mil diez, procede el recurso impugnatorio de apelación. Sostiene que la juzgadora no ha considerado el Artículo 407 del Código Procesal Civil según el cual la resolución que desestima la corrección solicitada es inimpugnable, por ello dedujo la nulidad de la resolución cuarentiocho para que se emita nueva decisión accediendo a su petitorio, esto es revisando y compulsando el petitorio de la demanda, la sentencia, los partes judiciales cursados, y el texto expreso de los asientos 6, 3 y 2 que contiene el Certificado Literal de Dominio presentado.

SEGUNDO: Las expresiones anotadas no se condicen con los actuados. En efecto, cuando la Juez de la causa sostiene que no corresponde formular un pedido de nulidad o remedio procesal contra una resolución, está efectuando una apreciación con apego a lo dispuesto por el Artículo 356 del Código Procesal Civil, pues la resolución cuarentiocho de fojas doscientos cuarenticinco, que resuelve declarar improcedente el pedido de emitir nuevos partes judiciales, es un auto. Que contra esta decisión se ha interpuesto un remedio procesal, que tal medio impugnatorio procede contra actos procesales no contenidos en resoluciones, que estos últimos se impugnan mediante los recursos. Además conforme al Artículo 358 del mismo cuerpo normativo el impugnante debe adecuar el medio que utiliza al acto procesal que impugna, en este sentido la decisión contenida en la resolución cuarentinueve se halla arreglada a derecho. La apelante a fojas doscientos sesenta y tres sostiene haber formulado un pedido de corrección con escrito de fojas ciento noventinueve, -véase escritos de fojas doscientos catorce, doscientos treintiuno y doscientos cuarenticuatro- sin embargo ello es incorrecto el escrito antes aludido peticiona la remisión de nuevos partes judiciales que incluyan actuados judiciales pertinentes, así como la declaración de fábrica, y resolución judicial aclaratoria; ello no es un simple pedido de corrección por ello cuando al apelar invoca el Artículo 407 del Código Procesal Civil, indicando que no puede apelar la resolución cuarentiocho, usa erróneamente, a modo de recurso, el remedio procesal de nulidad. TERCERO: Por otra parte, si se trata de apreciar un supuesto error en la emisión de partes judiciales o error en el tenor de la sentencia de fojas ciento catorce, diremos que esta decisión ha quedado ejecutoriada en sus propios términos al recibir pronunciamiento confirmatorio de parte de la máxima instancia judicial de la República, según se aprecia de fojas ciento cincuenta y tres. De allí surge que se ha declarado fundada la demanda en consecuencia: “nula la resolución municipal que declara nulo el titulo de propiedad otorgado por la Municipalidad Provincial de Tumbes a favor de doña María Mercedes Astudillo López y dispone que se proceda a regularizar el terreno a favor de doña Guillermina Sorroza de Barreto”. Es decir no se ordena que “se proceda a regularizar el terreno a favor de doña Guillermina Sorroza de Barreto”, se declara si nula la Resolución Municipal que disponía dicha regularización a favor de Guillermina Sorroza de Barreto, ergo se restituye la vigencia del título de propiedad otorgado por la Municipalidad Provincial de Tumbes a favor de doña María Mercedes Astudillo López asistiéndole a esta los derechos que la decisión administrativa restituida le reconoce y así se ha inscrito según se advierte de la copia literal que corre a fojas doscientos veinticuatro de estos autos. Es decir existe concordancia entre lo resuelto y lo demandado, como así incluso indica la resolución cuarentiocho.

De modo que no cabe disponer corrección alguna y si de emitir nuevos partes se trataba, ello no es posible pues ya se han emitido los que correspondían inscribiéndose la sentencia de autos en sus propios términos. Por cuyos sustentos la Sala Civil de la Corte Superior de Justicia de Tumbes RESUELVE:

1. CONFIRMAR la resolución materia del grado o resolución número cuarentinueve de fojas doscientos cincuenticuatro que resuelve declarar improcedente la nulidad deducida contra la resolución número cuarenta y ocho, que a su vez declaró improcedente las peticiones de cursar nuevos partes judiciales y aclaración, con lo demás que contiene y es materia de alzada.

2. NOTIFÍQUESE y DEVUÉLVASE al juzgado de origen en su oportunidad.

3. Intervino como ponente el señor Juez Superior Leoncio Quispe Tomaylla. Suscribieron los jueces superiores: Vizcarra Tinedo, Quispe Tomaylla y Pacheco Villavicencio. Secretario de sala: Emma del Pilar zarate Vite.