You are on page 1of 2

La evaluación orientada hacia los objetivos: La tradición Tyleriana

Ralph W. Tyler, es considerado generalmente como el padre de la evaluación educacional. Él consideraba que la
evaluación debe determinar la congruencia entre trabajo y objetivos. En sus palabras, concibe a la evaluación de la
siguiente manera:

El proceso de la evaluación es esencialmente el proceso de determinar hasta qué punto los objetivos
educativos han sido actualmente alcanzados mediante las propuestas de currículos y enseñanza. De cualquier
manera, desde el momento en que los objetivos educativos son esencialmente cambios producidos en los
seres humanos, es decir, ya que los objetivos alcanzados producen ciertos cambios deseables en los modelos
de comportamiento del estudiante, entonces la evaluación es el proceso que determina el nivel alcanzado
realmente por esos cambios de comportamiento.

Tyler, concluyó que las decisiones acerca de los programas debían estar basadas necesariamente en la coincidencia entre
los objetivos del programa y sus resultados reales. Si se alcanzaban los objetivos, se tomarían las decisiones en una
dirección concreta, si no se alcanzaban o sólo lo hacían parcialmente, debían tomarse decisiones distintas. La principal
recomendación de Tyler era que el profesor, el administrador o el que realizara los currículos debía llegar a emitir juicios
racionales acerca de las áreas programáticas que fueran en su dirección.

De acuerdo con Tyler, el procedimiento para evaluar un programa es el siguiente:

1. Establecer las metas u objetivos


2. Ordenar los objetivos en amplias clasificaciones
3. Definir los objetivos en términos de comportamiento
4. Establecer situaciones y condiciones según las cuales puede ser demostrada la consecución de los objetivos
5. Explicar los propósitos de la estrategia al personal más importante en las situaciones adecuadas
6. Escoger o desarrollar las apropiadas medidas técnicas
7. Recopilar los datos de trabajo (en el caso de los programas educativos , deben referirse al trabajo de los
estudiantes)
8. Comparar los datos con los objetivos de comportamiento

Si el objetivo de un programa de currículos y enseñanza es producir un cambio en los modelos de comportamiento de los
que se benefician de él, entonces es necesario un método que mida el alcance del cambio. Antes de que esto suceda,
deben ser determinadas con claridad y definidas las “metas y los objetivos”. Aunque Tyler no las diferenciaba entre sí en su
estrategia, puede asumirse que las metas de un programa eran ideales por los que había que luchar, mientras que los
objetivos eran submetas que podían ser expresadas como entidades mesurables.

Ventajas del método Tylerano:

 Desplaza su atención hacia otros aspectos del programa, aparte de los estudiantes. Deben tenerse muy en
cuenta el conocimiento de las intenciones de un programa, sus metas y sus objetivos de comportamiento, así
como los procedimientos necesarios para llevarlo a cabo con éxito
 Proporcionó medios prácticos para la retroalimentación (término que introdujo en el lenguaje evaluativo) Tyler
veía a la evaluación como un proceso recurrente. Según él, la evaluación debía proporcionar un programa
personal con información útil que pudiera permitir la reformulación o redefinición de los objetivos. Si se produce
la modificación de los objetivos, debe realizarse la revisión correspondiente de los planes evaluativos.
 Su estrategia permitió que el evaluador con iniciativa pudiera examinar con datos más relevantes del proceso
mediante el cual se desarrollaba el programa ( este aspecto potencialmente valioso del programa evaluativo
nunca fue promulgado por Tyler ni puesto en práctica por sus inmediatos contemporáneos).
 Subrayó que un estudio evaluativo no necesariamente debía ser considerado aislado de otros estudios similares.
Consideraba que un buen evaluador debía adquirir destreza para utilizar con habilidad los procedentes
adecuados a la hora de realizar estudios evaluativos o desarrollar técnicas de valoración
 Uno de los aspectos más importantes de los métodos sistemáticos es su apariencia racional

Usos del modelo Tyleriano:

 Tyler previó que su método evaluativo sería utilizado principalmente por profesores y elaboradores de currículos.
 El método de Tyler es muy útil en clase. De cualquier manera depende mucho de la agudeza del profesor que el
método sea usado positivamente ( la toma de decisiones para el perfeccionamiento de la educación debe
continuar siendo la principal utilización de la evaluación, no importa cuál sea el alcance de la discrepancia
existente entre los objetivos y los resultados de trabajo)
 Puede ser útil como guía de aprendizaje para el estudiante. Puede encargarse del diagnóstico y posterior
tratamiento de los defectos del proceso de aprendizaje, ya sea individual o por grupos. Puede también permitir
que un profesor modifique los objetivos de aprendizaje para satisfacer tanto las posibilidades de ese aprendizaje
como las necesidades del estudiante.
 La evolución es útil para proporcionar a la dirección de una escuela información acerca de algunos de sus
aspectos.

Limitaciones del método Tyleriano

Tyler consideraba que el propósito de una evaluación era proporcionar un informe que dilucidara si la planificación de
experiencias de aprendizaje servía realmente de guía al profesor para alcanzar los resultados deseados. Esto suena a
propósito desarrollista o formativo. En realidad el método Tyleriano ha sido utilizado de muchas maneras. Esta es la crítica
que más frecuentemente se le hace al modelo.

La evaluación como proceso terminal

El método orientado hacia los objetivos tiende, en la práctica, a convertir la evaluación en un acontecimiento terminal,
permitiendo únicamente juicios sobre el producto final. Cualquier proceso de recogida de datos no debe ser
necesariamente estéril, puesto que pueden ser utilizados cuando ya se hayan alcanzado las metas. Así el concepto
Tyleriano de evaluación en términos de coincidencia, que relaciona los resultados con los objetivos, concede una atención
predominante al proceso terminal que proporciona información solo cuando se ha cumplido el ciclo completo del programa.

Limitaciones técnicas

Para obtener un grupo operativo de objetivos que luego coincidan en los resultados, el evaluador debe seleccionar y
clarificar los objetivos apropiados. Tyler nunca especificó exactamente de qué forma debía adoptar este proceso; las
desventajas de este método impreciso son obvias. Los intentos realizados por autores posteriores con el fin de interpretar
este proceso selectivo sólo han traído más confusión. Quizá sea suficiente decir que esta criba inicial debía exponer los
aspectos más importantes de un programa desde puntos de vista como el contenido, el aprendizaje y el desarrollo de una
teoría, y que estos aspectos debían ser expresados en términos de rendimiento o comportamiento.