You are on page 1of 9

LA BIBLIOTECA AMBULANTE

(INICIO) Érase una vez una biblioteca ambulante que tenía libros infantiles
de música, terror y otros de juegos.
(NUDO) Vivían en armonía, se mudaban de un lugar a otro hasta que un
día llegó un grupo de personas buscando los libros más antiguos para
sacarlos de la biblioteca y botarlos. Al saber esto los libros, decidieron
unirse y luchar para defenderse de esa idea.
Llegaron a rebelarse, exigiendo que les dejasen juntos y en paz. Las
personas, al ver el nivel de malestar, decidieron deponer su actitud y los
libros, unidos, lograron su meta.
(DESENLACE) Continuaron yendo de un lugar a otro por muchos años más
y las personas los cuidaban con respeto y admiración.

LOS NIÑOS EN LA FINCA


(INICIO) Hace mucho tiempo, había una finca propiedad de la familia
Esteban, conformada por los esposos Carlos y María, sus hijos Pedro, Petra
y Sofía y el perro Monte. Eran una familia unida y cada vez que tenían
vacaciones, acudían a la finca.
Pedro, Petra y Sofía siempre jugaban con Monte y un día observaron una
luz brillante y se encontraron con una entrada a un mundo mágico.
(NUDO) Los 4 pasaron y observaron un lugar de gran belleza, pero
tuvieron un problema, se ausentaron mucho tiempo y se perdieron en el
camino. En eso aparece un ser mágico llamado Brill, quien se dispuso a
ayudar a los hermanos Esteban y su mascota.
Caminaron al punto de llegada gracias al olfato de Monte y la ayuda de Brill,
quien dijo las palabras mágicas que hicieron posible a los hermanos y a
Monte volver a la finca.
Los 4 se lo agradecieron a Brill y le pidieron estar en contacto con él. Brill
les pidió más precaución y discreción para evitarles preocupaciones a sus
padres.
(DESENLACE) Así lo hicieron Pedro, Petra y Sofía que cada vez que iban a
la finca, compartían con Brill y sus seres queridos del mundo mágico.

LA COMPUTADORA MÁGICA PARLANTE


(INICIO) Había una vez un niño de 10 años, hijo único, llamado Bruno que
recibió, de parte de sus padres, un regalo: Una computadora personal el día
de sus cumpleaños.
La alegría de Bruno fue tal, que agradeció el gesto y comenzó pronto usar la
computadora.
Al paso de los días, la computadora cobró vida propia presentándose a
Bruno con el nombre de Compu. Se desarrolló la amistad hasta convertirse
en una hermandad.
(NUDO) Ocurrió un evento triste cuando el papá de Bruno fue secuestrado.
Esto cambió la armonía en la casa de Bruno y Compu, de manera secreta,
decidió actuar ubicando al padre a través de Internet.
Al encontrar el lugar, Compu informó a Bruno y Bruno notificó a su mamá el
hallazgo. Avisaron a las autoridades y estas hicieron el plan para rescatar al
papá.
(DESENLACE) Luego los padres de Bruno le preguntaron cómo hizo esa
labor y él les contó la verdad sobre Compu, quien pidió al grupo familiar
mantener el secreto. Así sus padres, Bruno y Compu vivieron unidos y
fortalecidos por muchos años.
EL CAMELLO LÁZARO
(INICIO) Érase una vez un camello llamado Lázaro, que trabajaba
sin cesar llevando carga pesada, viajando por los desiertos del norte
de África.
(NUDO) Un día Lázaro amaneció enfermo y tenía mucho peso en su
cuerpo por transportar. Creyó estar en peligro de muerte hasta que
se apareció un mago llamado Mauri.
Este sabio conversó con Lázaro para preguntarle del problema que le
aquejaba, viendo que en su equipamiento tenía una poción que le dio
a Lázaro.
Al tomarla, Lázaro comenzó a recuperarse y aprovechó agradecer a
Mauri por ese auxilio oportuno. Conversaron y compartieron comida,
Mauri acampó en su tienda y Lázaro descanso al lado de la tienda. Al
día siguiente cuando ambos iniciaron su retorno hacia sus lugares de
origen.
(DESENLACE) Lázaro siempre tuvo presente en su mente el gesto de
Mauri y deseó todo lo mejor para él.

JUANCHO EL NAVEGANTE
(INICIO) Érase una vez un joven llamado Juancho, que tenía un
pequeño barco con el cual hacia viajes trasladando víveres.

(NUDO) En una oportunidad le tocó navegar hacia una isla, pero el


trayecto fue muy difícil porque hubo tormentas y posibilidades de
hundimiento.
Al llegar conoció a una tortuga gigante llamada Silvina, quien le
ayudó a calmar su tensión por el viaje y le hizo entender que en la
vida siempre tiene peligros, retos pero también de momentos gratos
y agradecimiento.
Juancho escuchó atentamente, agradeció a Silvina y se marchó. Esas
palabras animaron a Juancho a acomodar el barco y cargar víveres,
durante 5 días, organizando su regreso a tierra firme.

(DESENLACE) Al arribar, Juancho comenzó a compartir más con sus


seres queridos y aprendió a trabajar para vivir.
La imaginación y las ganas de escribir son los elementos claves para
poder desarrollar los cuentos cortos dirigidos a los niños y jóvenes.
Es una manera de acercar de manera lúdica a estos grupos por edad
con sus mayores, por medio de la redacción estructurada y la lectura
de este tipo de relatos.
…………………………………………………………………………………………………………………………………………….
EL TIBURON AZUL
INICIO: Había una vez un niño llamado Lalo, era un niño bueno y amaba
mucho los animales.
NUDO: Su padre era pescador y sabia en su lancha todos los días ir a
trabajar. Un día en las redes de su padre, cayó un pequeño tiburón azul, y
el niño lo arrojo de nuevo al mar. Paso el tiempo y cuando Lalo era ya un
jovencito y ayudaba a su padre a pescar, cayo de la lancha en una zona de
tiburones.
DESENLACE: Todos pensaron que Lalo iba a morir, cuando veloz un gran
tiburón azul, lo salvo llevándolo a la orilla; era el mismo tiburoncito que
Lalo había salvado.

EL CABALLO BLANCO
(INICIO) Había una vez, un hermoso caballo blanco, al que le gustaban los
paseos al campo. Este caballito salía siempre a pasear con su amo "Julián",
el cual le gustaba peinarlo y darle de comer también, siempre salían juntos
a pasear por las tardes y contentos volvían a casa para cenar.
(NUDO) Un día Julián se enfermó y estuvo en cama toda la mañana, su
madre llamo al doctor y este le dijo que el muchacho no podía salir a jugar
hasta que se mejore. La madre acepto la decisión del doctor y cuido de
Julián todos esos días... sin embargo su hermoso caballo deseaba jugar
pero Julián no salía de casa.
(DESENLACE) Fue entonces que este travieso caballo salió al campo solo y
empezó a jugar por todo el campo hasta anochecer, el caballito tenía
miedo y no sabía que hacer

LAS 7 MARIPOSAS
(INICIO) Había una vez 7 mariposas con alas de siete colores diferentes, ellas eran muy
unidas y les gustaba jugar revolotear por todo el bosque buscando flores.
(NUDO) Una mañana la mariposa de color amarillo se hizo daño de forma mortal y las
otras mariposas al verla grave se pusieron muy tristes, por lo que pidieron al señor del
bosque que si ella llegaba a morir hiciera lo mismo con ellas porque no querían
separarse nunca una de la otra, entonces el señor del bosque les dijo que se fueran
junto a ella. A los pocos segundo, empezó una gran tormenta, el aguacero daba una
tonalidad aún más triste, las mariposas se sentían desesperanzadas pero de repente
ocurrió que al despejarse las nubes y detenerse la lluvia salir el sol más resplandeciente
que nunca.
(DESENLACE) y con el baño de los rayos del sol las mariposas se hicieron inmortales,
pudiendo destellar sus lindos colores en forma del arco iris y así nunca más se
separaron una de la otra.
INICIO Había una vez 7 mariposas con siete colores diferentes las
cuales eran muy unidas y les gustaba jugar revolotear por todo el
bosque.
NUDO un día la mariposa de color amarillo se hirió mortalmente y
las otras mariposas se pusieron muy tristes y pidieron al señor del
bosque que si ella moría que hiciera lo mismo con ellas porque no
querían separarse nunca, entonces el señor del bosque les dijo que
vayan junto a ella y en ese momento empezó una gran lluvia que
traía la tristeza en las mariposas pero ocurrió que al salir el sol,
FINAL las mariposas se inmortalizaron y destellaron sus lindos
colores en forma del arcoíris y así nunca más se separaron.
“El Palacio de la Luna"
Paul Auster

INICIO Fue el verano en que el hombre pisó por primera vez la luna. Yo era
muy joven entonces, pero no creía que hubiera futuro. Quería vivir
peligrosamente, ir lo más lejos posible y luego ver qué me sucedía cuando
llegara allí. Tal y como salieron las cosas, casi no lo consigo. Poco a poco, vi
cómo mi dinero iba menguando hasta quedar reducido a cero; perdí el
apartamento; acabé viviendo en las calles. De no haber sido por una chica que
se llamaba Kitty Wu, probablemente me habría muerto de hambre. La había
conocido por casualidad muy poco antes, pero con el tiempo llegué a
considerar esa casualidad una forma de predisposición, un modo de salvarme
por medio de la mente de otros. Esa fue la primera parte. A partir de entonces
me ocurrieron cosas extrañas. Acepté el trabajo que me ofreció el viejo de la
silla de ruedas. Descubrí quién era mi padre. Crucé a pie el desierto desde
Utah a California. Eso fue hace mucho tiempo, claro, pero recuerdo bien
aquellos tiempos, los recuerdo como el principio de mi vida.
NUDO Ese día no pasamos de ahí. No bien pronunció la última frase Effing se
detuvo para tomar aliento, y antes de que pudiera continuar con la historia,
entró la señora Hume y anunció que era la hora del almuerzo. Después de las
cosas tan terribles que me había contado, pensé que le sería difícil recobrar la
serenidad, pero la interrupción no pareció afectarle mucho.
-Estupendo -dijo, dando una palmada-. Hora de comer. Estoy hambriento.
DESENLACE Me quedé en la playa largo rato, esperando a que se
desvanecieran los últimos rayos del sol. Detrás de mí, el pueblo se dedicaba a
sus actividades, haciendo los acostumbrados ruidos de la Norteamérica de
fines de siglo. Mirando a lo largo de la curva de la costa, vi cómo se escondían
las luces de las casas, una por una. Luego salió la luna por detrás de las
colinas. Era un aluna llena, tan redonda y amarilla como una piedra
incandescente. No aparté mis ojos de ella mientras iba ascendiendo por el cielo
nocturno y sólo me marché cuando encontró su sitio en la oscuridad.
(Editorial Anagrama, S.A, 1996)
"LA PATA DE MONO"
W.W. Jacobs

INICIO Mientras afuera la noche era fría y húmeda, en el interior de la pequeña


sala de estar de Laburnam Villa las ventanas se hallaban bien cerradas, las
persianas echadas, y el fuego resplandecía vivamente en la chimenea.
Sentados a una mesa, el dueño de la casa y su hijo disputaban con aire
solemne una partida de ajedrez. De los dos, el primero, convencido de que la
clave de aquel juego consistía en cambiar continuamente de estrategia para
desconcertar al rival, llevaba ya rato poniendo a su rey en una serie de
situaciones tan comprometidas e innecesarias que en más de una ocasión
había provocado algún que otro comentario en la anciana de cabellos blancos
que, cómodamente instalada junto al fuego, fingía estar enfrascada en su labor
de punto.
NUDO Cuando por fin llegó a su habitación, incluso el rostro de su esposa le
pareció diferente. No sólo se hallaba mortalmente pálido debido a la excitación
y el insomnio, sino que además parecía dominado por una extraña y
enigmática expresión. Con un repentino e inmenso dolor, el anciano se dio
cuenta de que tenía miedo de su mujer.
-Muy bien. ¡Ahora pide el deseo! -le espetó la anciana en voz alta.
DESENLACE Una fría ráfaga de viento atravesó el umbral y se deslizó
velozmente escaleras arriba. A continuación, un largo y desesperado lamento
de la anciana recorrió la casa de un extremo a otro. Nada más oírlo, su esposo,
haciendo acopio de valor, bajó corriendo las escaleras, pasó junto a ella y salió
al exterior. Allí, a la frágil luz de una farola situada al otro lado de la calle, el
camino se hallaba desierto y tranquilo.
(Valdemar [Enokia S.L.])
INICIO: Érase una vez dos niñas que se conocieron a los pocos días de
nacidas, sus madres eran amigas y casualmente se encontraron un día en
que a ambas recién nacidas les tocaba la primera vacuna, entre
comentarios y anécdotas del embarazo las madres cayeron en cuenta de
las niñas habían nacido el mismo mes, aunque, con cinco días de
diferencia, entusiasmadas desearon que sus hijas fueran grandes amigas.
Nadie imaginó que, seis años más tardes esas niñas coincidirían en la
misma escuela, en el mismo salón y con la misma maestra y llámenlo
destino, porque nadie intervino para esto ocurriera. Al pasar de los días y
con una mirada ambas niñas supieron que inevitablemente serían amigas.
NUDO: Estudiaron juntas por once años, de primaria hasta bachillerato y al
llegar la universidad, fue fácil planificar estudiar en la misma universidad
en la misma ciudad. Sin embargo, con el inicio de la vida universitaria,
ambas se dieron cuenta de que se habían equivocado en la elección de
carrera y eso representaba una cosa: aprender a estar lejos la una de la
otra.
DESENLACE: Ahora son felices, una es arquitecto y la otra licenciada para
la naturaleza y a pesar de la distancia, ambas llegaron a un acuerdo:
cuando una se casara la otra estaría al lado como su dama y de esto es
más o menos de lo que va la amistad, unir almas sin condición pero, con
mucha esperanza.

Related Interests