You are on page 1of 15

EL SISTEMA FINANCIERO

El sistema financiero está conformado por el conjunto de Instituciones bancarias,


financieras y demás empresas e instituciones de derecho público o privado,
debidamente autorizadas por la Superintendencia de Banca y Seguro, que operan en la
intermediación financiera (actividad habitual desarrollada por empresas e instituciones
autorizada a captar fondos del público y colocarlos en forma de créditos e inversiones.

Es el conjunto de instituciones encargadas de la circulación del flujo monetario y cuya


tarea principal es canalizar el dinero de los ahorristas hacia quienes desean hacer
inversiones productivas. Las instituciones que cumplen con este papel se llaman
“Intermediarios Financieros” o “Mercados Financieros”.

En este capítulo se desarrollará el sistema financiero enfocado en la intermediación


indirecta en el Perú. Además se da una visión panorámica de las instituciones que
intervienen en ella, haciendo énfasis en lo que se llama sistema bancario.
1. Tipos de banco
La banca ha evolucionado a través de la historia en diversos aspectos; uno de ellos
se relaciona con las actividades que puede llevar a cabo. En este sentido, en nuestro
país ha pasado de la especialización a desarrollar una más amplia gama de
funciones. Es decir, ha pasado de la banca especializada a la múltiple. El Dr.
Gianfranco Bardella (1995), menciona la siguiente clasificación:
a. Bancos de emisión:
Su principal función consiste en emitir billetes y monedas fraccionarias; además,
manejar las reservas internacionales, el crédito al sector público, la política de
encaje, etcétera. En nuestro país la emisión es tarea exclusiva del Estado y la
lleva a cabo el Banco Central de Reserva del Perú.
b. Bancos de fomento:
Su objetivo es financiar actividades específicas de la economía con fondos
propios o de terceros. Los préstamos son normalmente de mediano y largo
plazo, y buscan canalizar el ahorro hacia las diversas actividades productivas.
c. Bancos hipotecarios:
Su finalidad es otorgar créditos hipotecarios; es decir, préstamos con garantía
de bienes inmuebles. Captan sus retiros a través de la colocación de títulos-
valores (obligaciones o cédulas hipotecarias) en el mercado de capitales.
Normalmente, estas colocaciones cuentan con el respaldo de los mismos
inmuebles que garantizan los préstamos otorgados.
d. Bancos de inversión Los bancos de inversión se desarrollaron originalmente en
los Estados Unidos, dedicados a prestar servicios para la emisión de títulos
corporativos: todo tipo de bonos, acciones, papeles comerciales, híbridos,
sintéticos o derivados financieros. Su labor incluye identificar a los potenciales
emisores, asesorarlos, definir el tipo de título a inscribirse, preparar el prospecto
de emisión, efectuar el registro y, finalmente, colocar los títulos entre los
inversionistas. La operación de colocar o distribuir los instrumentos financieros
se denomina underwriting y supone la asunción, en diversos grados , del riesgo
de venderlos.
e. Bancos de negocios:
Esta clase de banca se desarrolló originalmente en el viejo continente, primero
en Italia, luego en el norte de Europa, para finalmente llegar a Londres, ciudad
que sigue siendo el centro financiero para estas instituciones.
Los bancos de negocios son básicamente “bancos mayoristas” que captan
depósitos a plazo y cuentas corrientes en montos de alta denominación, para
luego efectuar grandes préstamos a corporaciones, así como transacciones en
el mercado interbancario; por esto no requieren de extensas redes de
sucursales como los bancos comerciales. También efectúan operaciones
bursátiles y administran fondos mutuos. Asimismo, estos bancos brindan
asesoría a sus clientes corporativos: financiera, en fusiones y adquisiciones y
emisiones de títulos donde normalmente actúan de underwriters. Además
brindan el servicio de aceptaciones bancarias y cambio de moneda extranjera.
f. Cajas de ahorro:
Su objeto es captar ahorros de las personas de menores recursos. En algunos
casos se les permite hacerlo con modalidades propias de los bancos
comerciales. Su accionar está más reglamentado porque, desde una óptica
tutelar, es función del Estado proteger, en mayor medida, al pequeño ahorrista,
quien normalmente no se encuentra bien informado para tomar decisiones en
cuanto a la colocación de sus fondos. g. Bancos comerciales Su objetivo es
financiar a las empresas con préstamos de corto plazo, principalmente para
capital de trabajo. Por ello, la captación que realizan es también de corto plazo,
mediante cuentas corrientes y depósitos de ahorro. Los bancos comerciales son
los principales proveedores de servicios en los procesos de pagos; es por ello
que son los que tienen el mayor monto y volumen de depósito, los cuales suelen
ser captados a bajas tasas de interés.

2. Marco legal vigente


2.1. Conceptos generales
El marco legal que rige las operaciones financieras en nuestro país está constituido
por la Ley General del Sistema Financiero y del Sistema de Seguros y Orgánica de
la Superintendencia de Banca y Seguros (que incluye 20 modificaciones entre 1998
y 2009), así como por las normas y reglamentos que emite dicha institución. Las
empresas bajo el ámbito de dicha ley son:
a. Empresas de operaciones múltiples: empresa bancaria, empresa
financiera, Caja Rural de Ahorro y crédito, Caja Municipal de Ahorro y
crédito, Caja Municipal de crédito Popular, las Cooperativas de Ahorro y
crédito y la Empresa de desarrollo de la pequeña y micro empresa.
b. Empresas especializadas: empresa de capitalización inmobiliaria,
empresa de arrendamiento financiero, empresa de factoring, empresa
afianzadora y de garantías y empresa de servicios industriales.
c. Bancos de inversión: sociedades anónimas que tienen por objeto
promover la inversión en general, ya sea actuando como inversionistas
directos o como intermediarios entre inversionistas y emisores.
d. Empresas de servicios complementarios y conexos: almacén general de
depósito, empresa de transporte, custodia y administración de numerario,
empresa emisora de tarjeta de crédito y/o débito, empresa de servicio de
canje, empresa de transferencia de fondos.
e. Empresas de seguros: empresas de riesgos generales o de vida,
empresas que operan en ambos ramos, empresa de seguros y de
reaseguros, empresas de reaseguros.
f. Intermediarios y auxiliares de seguros: corredores de seguros,
ajustadores de siniestros, peritos de seguros.
2.2. ENTES REGULADORES Y DE CONTROL DEL SISTEMA FINANCIERO
a. Banco Central de Reserva del Perú (BCRP):
El Banco de Reserva del Perú fue creado el 9 de marzo de 1922, mediante la
Ley Nº 45000, por iniciativa de los bancos privados, e inició sus operaciones el
4 de abril del mismo año, teniendo como primer Presidente a Eulogio Romero.
Fue transformado en Banco Central de Reserva el 18 de abril de 1931, siguiendo
las recomendaciones de la misión dirigida por el profesor Edwin W. Kemmerer2,
teniendo como su principal función la de mantener el valor de la moneda. El 3 de
setiembre de ese mismo año se inauguró oficialmente el BCRP, teniendo como
primer Presidente a Manuel Augusto Olaechea.
El BCRP es un organismo autónomo que tiene como finalidad preservar la
estabilidad monetaria, la cual se consigue controlando la inflación, lo cual genera
menos incertidumbre, y a la vez otorga confianza en la moneda nacional,
estimulando el ahorro y atrayendo inversión.
Sus principales funciones son:
• Regular la moneda y el crédito
• Administrar las Reservas Internacionales
• Emitir billetes y monedas
• Informar sobre las finanzas nacionales
b. Superintendencia de Banca, Seguros y AFP
La supervisión bancaria en el Perú se inició en 1873 con un decreto que
estableció requerimientos de capital mínimo, un régimen de emisión y cobertura
de los billetes y publicación mensual de informes con indicación detallada de las
cantidades de moneda acuñada o de metales preciosos existentes en las cajas
bancarias. El primer antecedente de una entidad supervisora fue una
dependencia del Ministerio de Hacienda, denominada Inspección Fiscal de
Bancos, una institución con objetivos poco definidos, que se limitaba a dar
recomendaciones para corregir errores o enmendar infracciones. En cuanto al
sector de seguros, su primer antecedente fue la Inspección Fiscal de Seguros
creada en 1895 para verificar el cumplimiento de la ley por parte de las
compañías de seguros. Ya en el siglo XX, la crisis de los años 30 convenció a
muchos países latinoamericanos que era necesario llevar a cabo profundas
reformas monetarias y bancarias. La Superintendencia fue creada el 23 de mayo
de 1931 bajo la denominación de Superintendencia de Bancos. La finalidad era
controlar y supervisar los bancos, empresas que en ese entonces conformaban
un sistema financiero pequeño y habituado a la autorregulación. En julio de 2000
fue promulgada la Ley 27328, en virtud de la cual se amplió el ámbito de acción
la SBS, al incorporar bajo su control y supervisión a las AFP. De esta manera, a
partir del 25 de julio del 2000, la SBS asumió las funciones que desde 1992 venía
desempeñando la Superintendencia de Administradoras Privadas de Fondos de
Pensiones, cambiando su nombre posteriormente, a Superintendencia de
Banca, Seguros y Administradoras Privadas de Fondos de Pensiones. Su misión
es proteger los intereses de los depositantes y asegurados, preservando la
solvencia de los sistemas supervisados (Bancos, Compañías de Seguros,
AFP´s), así como contribuir con el sistema de prevención y detección del lavado
de activos y del financiamiento del terrorismo. La labor de la Superintendencia
abarca dos tareas concretas: regular y supervisar. La regulación establece las
reglas de juego sobre las cuales las empresas supervisadas deben competir. La
supervisión se ocupa de verificar en la práctica que dichas reglas de juego se
estén cumpliendo.

c. El Banco de la Nación
El Banco de la Nación es una empresa de derecho público, integrante del sector
de Economía y Finanzas, que opera con autonomía económica, financiera y
administrativa. Fue creado por la Ley Nº 16000 del 27 de enero de 1966. La
misión del Banco es brindar servicios financieros al gobierno central en lo que
se refiere a recaudación y pagaduría, en competencia con otras instituciones
financieras. En forma complementaria sirve a la comunidad en lugares donde no
existen servicios financieros, en apoyo al desarrollo nacional.

2.3. Empresas del sistema financiero


La ley las define:
a. Empresa Bancaria: es aquella cuyo negocio principal consiste en recibir dinero
del público en depósito o bajo cualquier otra modalidad contractual, y en utilizar
ese dinero, su propio capital y el que obtenga de otras fuentes de financiación
en conceder créditos en las diversas modalidades, o a aplicarlos a operaciones
sujetas a riesgos de mercado.
b. Empresa Financiera: es aquella que capta recursos del público y cuya
especialidad consiste en facilitar las colocaciones de primeras emisiones de
valores, operar con valores mobiliarios y brindar asesoría de carácter financiero.
c. Caja Rural de Ahorro y Crédito: es aquella que capta recursos del público, y cuya
especialidad consiste en otorgar financiamiento preferentemente a la mediana,
pequeña y micro empresa del ámbito rural.
d. Caja municipal de Ahorro y Crédito: es aquella que capta recursos del público y
cuya especialidad consiste en realizar operaciones de financiamiento,
preferentemente a las pequeñas y micro empresas.
e. Caja Municipal de Crédito Popular: es aquella especializada en otorgar crédito
pignoraticio al público en general, encontrándose también facultada para
efectuar operaciones activas y pasivas con los respectivos Concejos
Provinciales y Distritales y con las empresas municipales dependientes de los
primeros, así como para brindar servicios bancarios a dichos concejos y
empresas.
f. Empresa de desarrollo de la pequeña y micro empresa (EDPYME): es aquella
cuya especialidad consiste en otorgar financiamiento preferentemente a los
empresarios de la pequeña y micro empresa.
g. Empresas de arrendamiento financiero: se especializan en la adquisición de
bienes muebles e inmuebles, los que serán cedidos en uso a una persona natural
o jurídica, a cambio del pago de una renta periódica y con la opción de comprar
dichos bienes por un valor predeterminado.
h. Empresa de factoring: su especialidad consiste en la adquisición de facturas
conformadas, títulos valores y, en general, cualquier valor mobiliario
representativo de deuda.
i. Empresa afianzadora y de garantías: se especializa en otorgar afianzamientos
para garantizar a personas naturales o jurídicas, ante otras empresas del
sistema financiero o ante empresas del extranjero, en operaciones vinculadas
con el comercio exterior.
j. Empresa de servicios fiduciarios: se especializa en actuar como fiduciario en la
administración de patrimonios autónomos fiduciarios, o en el cumplimiento de
encargos fiduciarios de cualquier naturaleza.
k. Cooperativas de Ahorro y Crédito: pueden captar recursos del público,
entendiéndose por tal a las personas ajenas a sus accionistas, solo si adoptan
la forma de sociedades cooperativas con acciones. No se rigen por la Ley
General de Cooperativas, sino por la Ley General 26702 y la Ley General de
Sociedades. Están bajo la supervisión de la SBS.

2.4. Otras empresas de intermediación


a. Bancos de inversión: son sociedades anónimas que tiene por objeto promover
la inversión, tanto en el país como en el extranjero. Pudiendo actuar como
inversionista directo o como intermediario entre los inversionistas y las empresas
que requieren capital.
Solo operan en cartera negociable y captan recursos mediante colocación de
obligaciones en el mercado, no pudiendo recibir depósitos, ni efectuar
colocaciones, ni otorgar créditos contingentes. Por tanto, no asumen riesgos
crediticios, solo de mercado, y no le son de aplicación los límites operacionales
de la banca múltiple.
b. Empresas de capitalización inmobiliaria: es aquella cuya actividad consiste en
comprar y/o edificar inmuebles, y, con relación a los mismos, celebrar contratos
de capitalización inmobiliaria individual con terceros, entregando en depósito al
inversionista la correspondiente unidad inmobiliaria. Estos últimos contratos
incluyen el derecho de opción del inversionista para la adquisición de la unidad
inmobiliaria mediante el pago de su precio al contado, en cualquier momento.
Estas empresas podrán celebrar contratos pasivos para el pre financiamiento de
los inmuebles y emitir cédulas hipotecarias.
El importe de la capitalización individual, no está sujeto a retiro y sólo podrá ser
aplicado al pago del precio de compra de la unidad inmobiliaria, o recuperado por el
inversionista mediante la cesión de su posición contractual. Las empresas de
capitalización inmobiliaria solo podrán efectuar operaciones vinculadas con
programas de capitalización individual relacionados al mercado inmobiliario, y no
podrán efectuar colocaciones.
2.5. Riesgos bancarios:
Las empresas del sistema financiero nacional deben tomar medidas para proteger
al ahorrista del riesgo inherente en depositar su dinero en ellas. Los riesgos pueden
clasificarse en: riesgo crediticio, el cual está constituido por el riesgo que el deudor
o contraparte de un contrato financiero no cumpla con las obligaciones de dicho
contrato; riesgos de mercado, que está constituido por el riesgo de tener pérdidas
en las posiciones dentro y fuera de la hoja del balance, derivadas de movimientos
en los precios de mercado de activos reales o financieros con que operen (riesgos
relacionados con las tasas de interés, tipo de cambio, precio de commodities,
cotización de las acciones, etcétera); y riesgo operacional6, que es el riesgo de
pérdidas resultantes de la falta de adecuación o fallas en los procesos internos, de
la actuación del personal o de los sistemas, o bien aquellas que sean producto de
eventos externos.

2.6. Límites legales Para proteger al ahorrista y al sistema en sí mismo de los riesgos
antes mencionados, se exige a las instituciones financieras que establezcan
medidas para administrarlos adecuadamente, los más importantes son los
denominados límites. Estos estipulan los montos máximos de las operaciones que
una entidad financiera puede realizar y se definen a partir del patrimonio efectivo de
dichas instituciones, quedando establecido estará destinado a cubrir riesgo de
crédito, riesgo de mercado y riesgo operacional. Será determinado sumando el
patrimonio básico y el patrimonio suplementario, según el siguiente procedimiento:
A. El patrimonio básico o patrimonio de nivel 1 estará constituido de la siguiente manera:
1. Se suman al capital pagado las reservas legales, la prima suplementaria de
capital y las reservas facultativas que sólo puedan ser reducidas previa
conformidad de la Superintendencia, si las hubiere. El capital pagado incluye las
acciones comunes y las acciones preferentes perpetuas con derecho a
dividendo no acumulativo.
2. Se suman las utilidades de ejercicios anteriores y del ejercicio en curso que
cuenten con acuerdo de capitalización.
3. Se suman otros elementos que reúnan características de permanencia y
absorción de pérdidas similares a los elementos del numeral 1, de acuerdo con
las normas establecidas por la Superintendencia.
4. Se restan las pérdidas de ejercicios anteriores y del ejercicio en curso, así como
el déficit de provisiones que se haya determinado.
5. Se resta el monto de la plusvalía mercantil o crédito mercantil (goodwill) producto
de la reorganización de la empresa, así como de la adquisición de inversiones.
6. Se resta la mitad del monto a que se refiere el literal C del presente artículo. En
caso no exista patrimonio de nivel 2, el 100% (cien por ciento) del literal C se
deducirá del patrimonio de nivel 1.
Los elementos contemplados en el numeral 3 solo podrán computarse hasta un
17.65% del monto correspondiente a los componentes considerados en los
numerales 1, 2, 4 y 5.
B. El patrimonio suplementario estará constituido por la suma del patrimonio de nivel 2
y del patrimonio de nivel 3.
El patrimonio de nivel 2 se constituirá como sigue:
1. Se suman las reservas facultativas que puedan ser reducidas sin contar con la
conformidad previa de la Superintendencia, si las hubiere.
2. Se suma la parte computable de la deuda subordinada redimible y de los
instrumentos con características de capital y de deuda que indique la
Superintendencia, de conformidad con el artículo 233°.
3. Cuando se emplee el método estándar para la determinación del requerimiento
de patrimonio efectivo por riesgo de crédito, se suma las provisiones genéricas
hasta el uno punto veinticinco por ciento (1,25%) de los activos y contingentes
ponderados por riesgo de crédito. En caso se empleen modelos internos para el
citado requerimiento patrimonial, se sumará hasta seis décimos por ciento (0,6
%) de los activos y contingentes ponderados por riesgo de crédito.
4. Se detrae la mitad del monto a que se refiere el literal C del presente artículo. En
caso no exista patrimonio de nivel 2, el 100% (cien por ciento) del literal C se
deducirá del patrimonio de nivel 1.
El patrimonio de nivel 3 estará constituido por la deuda subordinada redimible
exclusiva.
C. Los conceptos que deberán deducirse del patrimonio de nivel 1 y del patrimonio de
nivel 2, de conformidad con lo señalado en los literales anteriores son los siguientes:
1. El monto de la inversión en acciones y en deuda subordinada emitida por otras
empresas del sistema financiero o del sistema de seguros del país o del exterior.
2. El monto de la inversión en acciones y en deuda subordinada hecha en empresas
con las que corresponde consolidar los estados financieros, incluyendo los holdings y
las subsidiarias, de conformidad con lo que establezca la Superintendencia.
3. El monto en que la inversión en acciones en una empresa del sector real con la que
no corresponda consolidar no considerada en la cartera de negociación exceda el 15%
del patrimonio efectivo, y el monto en que la inversión total en acciones en empresas
del sector real con las que no corresponda consolidar no consideradas en la cartera de
negociación exceda el 60% del patrimonio efectivo. El patrimonio efectivo a que se
refiere este numeral se calculará sin incluir los numerales 3 ni 4 del presente literal.
La Superintendencia reglamentará los requisitos adicionales que deberán cumplir los
componentes del patrimonio efectivo.
Para la determinación del patrimonio efectivo se deberán respetar los siguientes límites
entre los componentes:
1. El patrimonio suplementario no podrá ser superior al patrimonio básico.
2. La deuda subordinada redimible del patrimonio de nivel 2 no podrá ser superior
al cincuenta por ciento (50%) del monto correspondiente a los componentes del
patrimonio básico considerados en los numerales 1, 2, 3, 4 y 5 del literal A del
artículo 184º.
3. El patrimonio de nivel 3 no podrá ser superior al doscientos cincuenta por ciento
(250%) del monto correspondiente a los componentes del patrimonio básico
considerados en los numerales 1, 2, 3, 4 y 5 del literal A del artículo 184º
asignados a cubrir riesgo de mercado.
Una vez establecido el patrimonio efectivo de las empresas se obtiene los límites
operativos, los cuales son:
• Límite global:9 el patrimonio efectivo de las empresas debe ser igual o mayor
al 10% de los activos y contingentes ponderados por riesgo totales que
corresponden a la suma de: el requerimiento de patrimonio efectivo por riesgo
de mercado multiplicado por 10, el requerimiento de patrimonio efectivo por
riesgo operacional multiplicado por 1010, y los activos y contingentes
ponderados por riesgo de crédito. Dicho cómputo debe incluir toda exposición o
activo en moneda nacional o extranjera, incluidas sus sucursales en el
extranjero. Las empresas deberán contar con un proceso para evaluar la
suficiencia de su patrimonio efectivo en función a su perfil de riesgo.
• Límites globales por operaciones: Para las operaciones que pueden realizar las
empresas del sistema, se establecen los siguientes límites como porcentaje de
su patrimonio efectivo:
o Adquisición de facturas: 15%
o Tenencias de oro: 15%
o Operaciones por cuenta propia con commodities y derivados financieros: 10%
o Tenencia de acciones; así como los certificados de participación en fondos
mutuos y los certificados de participación en fondos de inversión: el 40%.
o Inversión en bienes muebles e inmuebles exceptuando los dedicados a
arrendamiento financiero y bienes adjudicados: 75%
• Créditos a directores y trabajadores de la empresa: el conjunto de los créditos
que una empresa del sistema financiero conceda a sus directores y trabajadores,
así como a los cónyuges y parientes de estos, no debe exceder del (7%) de su
patrimonio efectivo. Ningún director o trabajador puede recibir más del (5%) del
indicado límite global, tomando en consideración para tal fin al cónyuge y a los
parientes. Ningún crédito de los referidos en este artículo puede ser concedido
en condiciones más ventajosas que las mejores acordadas a los clientes de la
empresa, con excepción de los créditos hipotecarios para fines de vivienda única
que se conceda a los trabajadores.
• Financiamientos a personas vinculadas:13 los créditos, arrendamientos
financieros, inversiones y contingentes otorgados a personas naturales y
jurídicas vinculadas en proporción mayor al 4% o con influencia significativa en
su gestión, no podrán exceder el 30% del patrimonio efectivo de la empresa.
• Criterios para determinar los límites individuales:14 A efectos de determinar los
límites individuales, se tiene en cuenta lo siguiente:
1. Evitar la concentración de riesgos, que se producen cuando diversas
personas naturales o jurídicas conforman un mismo conglomerado financiero
o mixto, y estén afectos por tanto, a un riesgo común o único.
2. Cuando se defina a las contra-partes relacionadas, no sólo deberá
considerarse a los grupos que producen cuentas consolidadas, sino los
criterios que se establecen para riesgo único o común.
3. Al determinar los límites individuales se considerará la concentración del
riesgo en una contra–parte única o en un grupo de contra–partes
relacionadas. Se entiende por riesgo único o común cuando dos o más
personas naturales o jurídicas están asociadas mutuamente en el sentido de
que:
a. Una de ellas ejerce control directo o indirecto sobre la otra.
b. Sus créditos acumulados representan para la empresa del sistema
financiero un riesgo único en la medida en que están interrelacionados
con la probabilidad de que si una de ellas experimenta problemas
financieros, es probable que la otra o todas ellas tengan que enfrentar
dificultades de pago. Esto incluye interrelaciones basadas en la
propiedad común, control o administración común, garantías recíprocas
y/o interdependencia comercial directa que no puede ser sustituida a
corto plazo.
c. Presunciones fundadas de que los créditos otorgados a una serán
usados en beneficio de otra.
d. Presunciones fundadas de que diversas personas mantienen relaciones
de tal naturaleza que conforman de hecho una unidad de intereses
económicos. El hecho de que sea deudora de una empresa, una
sociedad constituida en el extranjero, entre cuyos socios o accionistas
figuren otras sociedades o cuyas acciones sean al portador, hará
presumir que se encuentra vinculada para los efectos a que se refiere el
artículo anterior. El riesgo único no se desvirtúa cuando el
endeudamiento de dichas personas naturales o jurídicas con una misma
empresa del sistema financiero o sus subsidiarias, es en forma separada.
•Financiamientos otorgados a otra empresa establecida en el país:
los financiamientos otorgados por una empresa del sistema financiero a otra
establecida en el país y los depósitos constituidos en ella, sumados a los
avales, fianzas y otras garantías que se haya recibido de dicha empresa, no
pueden exceder del treinta por ciento (30%) de su patrimonio efectivo. Una
empresa del sistema financiero no puede recibir en garantía warrants
emitidos por un solo Almacén General de Depósito por encima del sesenta
por ciento (60%) de su patrimonio efectivo.
• Financiamientos a empresas del exterior:
o 5%: si se trata de instituciones no sujetas a supervisión por organismos
similares a la Superintendencias
o 10%: si se trata de instituciones sujetas a supervisión por organismos
similares a la Superintendencia.
o 30%: si se trata de bancos de primera categoría.
o 50%: si el exceso está representado por la emisión de cartas de crédito,
menos aquellas que sean pagaderas con arreglo al Convenio de Pagos y
Créditos Recíprocos – ALADI.
• Financiamientos a favor de una misma persona:
o Límite del 10%:17 Las empresas del sistema financiero no pueden
conceder, en favor o por cuenta de una misma persona, natural o jurídica,
directa o indirectamente, créditos, inversiones o contingentes que excedan
el equivalente al diez por ciento (10%) de su patrimonio efectivo.
o Límite del 15%:18 De manera excepcional, las empresas del sistema
financiero pueden exceder el límite a que se refiere el párrafo anterior, hasta
el equivalente al quince por ciento (15%) de su patrimonio efectivo, siempre
que, cuando menos por una cantidad equivalente al exceso sobre el límite,
se cuente con alguna de las siguientes garantías, a valor de realización:
1. Hipoteca.
2. Prenda con entrega jurídica o con entrega física.
3. Warrants.
4. Conocimientos de embarque y cartas de porte que hayan sido objeto de
endoso o cesión, solo si la operación fuese de financiamiento de
importaciones.
5. Fiducia en garantía constituida sobre los bienes referidos.
o Límite del 20%:19 De manera excepcional estas empresas pueden exceder
los límites a que se refieren los párrafos anteriores, hasta el equivalente al
veinte por ciento (20%) de su patrimonio efectivo, siempre que, cuando
menos por una cantidad equivalente al exceso sobre dichos límites, se
cuente con alguna de las siguientes garantías, a valor de realización:
1. Primera prenda sobre:
a. Instrumentos representativos de deuda no subordinada.
b. Valores mobiliarios que sirven de base para la determinación del índice
selectivo de la Bolsa de Valores de Lima, también por el mencionado
valor de mercado, actualizado una vez al mes.
c. Acciones o bonos de gran liquidez, que tengan cotización en alguna
bolsa extranjera de reconocido prestigio, por su correspondiente valor de
mercado, actualizado una vez al mes. Para que dichas prendas sean
elegibles deben estar inscritas en el registro correspondiente.
2. Las operaciones de reporte con transferencia en favor de la empresa de
cualquiera de los activos precisados.
3. Fiducia en garantía constituida sobre los bienes referidos.
o Límite del 30%:20 Igualmente, de manera excepcional, las empresas
pueden exceder los límites a que se refieren los párrafos anteriores, hasta el
equivalente al treinta por ciento (30%) de su patrimonio efectivo, siempre
que, cuando menos por una cantidad equivalente al exceso sobre dichos
límites, se realicen operaciones de arrendamiento financiero o se cuente con
alguna de las siguientes garantías, a valor de realización:
1. Prenda con entrega física sobre depósitos en efectivo.
2. Primera prenda sobre instrumentos representativos de obligaciones del
Banco Central, por su valor de mercado actualizado una vez al mes.
3. Las operaciones de reporte con transferencia en favor de la empresa de
los instrumentos a que se refiere el numeral.
• Límites temporales: Los bienes muebles o inmuebles recibidos o
adjudicados en pago por las instituciones financieras deben enajenarse
en el plazo de un año, prorrogable por 6 meses más. De no producirse la
venta debieron aprovisionar el 100% del valor, en sus libros, del bien.

2.7. Operaciones y actividades prohibidas Las operaciones y actividades prohibidas


tienen como razón de ser limitar las actividades de las empresas del sistema
financiero, y así proteger los intereses de los ahorristas. Entre las actividades y
operaciones prohibidas para las empresas del sector financiero tenemos:
• Otorgar créditos con garantías de sus propias acciones. • Conceder créditos para
la adquisición de acciones de sí misma.
• Otorgar créditos para financiar actividades políticas.
• Otorgar fianzas o garantizar operaciones por monto o plazo indeterminado.
• Garantizar operaciones de mutuo dinerario de terceros, salvo que uno de ellos sea
una empresa del sistema nacional o extranjero.
• Dar en garantía bienes de su activo fijo, salvo los casos de respaldo de
arrendamiento financiero.
• Aceptar aval, fianza o garantía de sus directores o trabajadores en respaldo de
operaciones vinculadas a ellos.
• Adquirir acciones de sociedades ajenas al sistema que directa o indirectamente,
sean accionistas de la empresa, salvo que coticen en Bolsa.
• Negociar certificados de depósito, emitidos por una empresa del sistema, y asumir
compromisos de recomprarlos.
• Usar información no divulgada al mercado para propiciar negocios en beneficio
propio o de terceros.
• Captar depósitos por cuenta de instituciones financieras no autorizadas a operar
en el país.

2.8. Secreto bancario


El secreto bancario estipula que tanto las empresas del sistema financiero, la
Superintendencia, Banco Central, Sociedades Auditoras, sus directores y
trabajadores están prohibidos de suministrar cualquier información sobre las
operaciones pasivas con sus clientes, a menos que exista autorización escrita de
estos; se detecte un movimiento sospechoso en las cuentas del cliente, los cuales
sean percibidos como lavado de dinero o de activos; o porque la información sea
requerida por:
1. Los jueces y tribunales en el ejercicio regular de sus funciones y con específica
referencia a un proceso determinado, en el que sea parte el cliente de la empresa
a quien se contrae la solicitud.
2. El Fiscal de la Nación, en los casos de presunción de enriquecimiento ilícito de
funcionarios y servidores públicos o de quienes administren o hayan
administrado recursos del Estado o de organismos a los que este otorga soporte
económico.
3. El Fiscal de la Nación o el gobierno de un país con el que se tenga celebrado
convenio para combatir, reprimir y sancionar el tráfico ilícito de drogas o el
terrorismo; o en general, tratándose de movimientos sospechosos de lavado de
dinero o de activos, con referencia a transacciones financieras y operaciones
bancarias ejecutadas por personas presuntamente implicadas en esas
actividades delictivas o que se encuentren sometidas a investigación bajo
sospecha de alcanzarles responsabilidad en ellas.
4. El Presidente de una Comisión Investigadora del Poder Legislativo, con acuerdo
de la Comisión de que se trate y en relación con hechos que comprometan el
interés público.
5. El Superintendente, en el ejercicio de sus funciones de supervisión.
Dentro de la información que no está considerada como parte del secreto bancario
tenemos:
1. La información proporcionada a la SBS, al BCR y a las empresas del sistema
financiero para usos estadísticos y formulación de la política monetaria.
2. La suministrada a bancos/instituciones financieras del exterior.
3. La remitida a persona interesada en adquirir más del 30% del capital de una
empresa.
DE QUE MANERA EL SISTEMA FINANCIERO APOYA A LAS ENTIDADES PUBLICAS
Y PRIVADAS.

El hecho de tener un sistema financiero sano promueve el desarrollo económico de un


país porque permite la inversión de capital hacia actividades productivas, como la
construcción, la industria, tecnología y la expansión de los mercados. Es decir que el
sistema financiero contribuye al progreso de una sociedad, ofreciendo soluciones para
suplir necesidades de vivienda, estudio, trabajo, entre otros.

El conjunto de entidades que conforman el sistema financiero están organizadas de tal


forma que intentan llegar a cubrir la mayoría de necesidades que una población puede
exigir para que el ciclo económico no pierda su velocidad.

Es por lo anterior que existen establecimientos como los bancos, corporaciones


financieras y compañías de financiamiento. Todas con objetivos y funciones que
identifican diferentes mercados y distintas necesidades. Los productos y servicios que
ofrece el sistema financiero afectan directamente la vida de todos los agentes que
participan en él, lo que obliga al Estado a realizar una vigilancia a través de normas y
regulaciones, otorgando confianza a la sociedad y estabilidad a la economía en general.

El sistema financiero es esencial en el desarrollo de la economía moderna

La importancia del sistema financiero se puede mostrar también con aspectos


relacionados en la vida cotidiana, tales como la demanda de dinero o la tenencia de
activos.

Al ofrecer rendimientos atractivos, liquidez y reducciones en el riesgo se estimula el


ahorro y también se permite evaluar opciones de inversión o acceso a créditos que se
reflejan en el uso eficiente de los recursos.

Lo anterior implica que cada producto y servicio que ofrecen las instituciones financieras
logran satisfacer adecuadamente a los usuarios. La posibilidad de realizar transacciones
o pagos de manera rápida y eficaz sin correr mayores riesgos, también permite que las
personas encuentren un sitio seguro para guardar sus ahorros obteniendo
adicionalmente una rentabilidad.

El sector también tiene una función transaccional, ya que facilita el pago de bienes y
servicios y de esta manera, el comercio e intercambio entre personas, empresas y
países. Al permitir el uso de tecnología y de diferentes medios de pago con amplia
aceptación reduce costos transaccionales. Las entidades bancarias son las encargadas
de proporcionar la liquidez que necesita la economía para continuar con su crecimiento.

Entre más robusto y equilibrado sea el sistema financiero más va a contribuir al


desarrollo y crecimiento tanto de la sociedad como del país.
CONCLUSIONES

1. Un sistema financiero ofrece servicios que son esenciales en una economía


moderna. El empleo de un medio de intercambio estable y ampliamente
aceptado reduce los costos de las transacciones, facilita el comercio y, por lo
tanto, la especialización en la producción. Los activos financieros con
rendimiento atractivo, liquidez y características de riesgo atractivas estimulan el
ahorro en forma financiera. Al evaluar las opciones de inversión y supervisar las
actividades de los prestatarios, los intermediarios financieros aumentan la
eficiencia del uso de los recursos. El acceso a una variedad de instrumentos
financieros permite a los agentes económicos mancomunar el riesgo de los
precios y del comercio. El comercio, el uso eficiente de los recursos, el ahorro y
el asumir riesgos son la base de una economía en crecimiento.

2. El sistema financiero en la actualidad es de vital importancia para la economía


de cualquier país, ya que a través de éste se realizan todas las actividades
financieras existentes. Así mismo podemos ver que los sistemas financieros
abarcan, empresas, bancos e instituciones que satisfacen las decisiones
financieras de las familias, las empresas y los gobiernos locales e
internacionales.

Podemos concluir que el sistema financiero es tan amplio e importante que en la


actualidad la política monetaria es la herramienta más importante con la que
cuenta un gobierno para controlar su flujo económico.

3.

4.

5.
Fuentes Bibliograficas:

Pezaliaga, R. Sistema Financiero Peruano. Primera ed., Vision PC, Lima, 2011.

Gitman, L; Zutter Ch. Principios de Administracion Financiera.; decimosegunda ed.,


Pearson Educación, México, 2012.

Fuentes electrónicas:

https://www.gestiopolis.com/sistema-financiero-peruano/

http://www.sbs.gob.pe/portals/3/educacion-financiera-
pdf/5_%20Entidades%20de%20Regulaci%C3%B3n%20y%20Supervisi%C3%B3n%20
del%20SF.pdf