Вы находитесь на странице: 1из 4

Síntesis capítulo 2

Entornos culturales que enfrentan los negocios


Los negocios internacionales están bastante influenciados por el fenómeno de la globalización.
Éste proceso ha influido de manera significativa en él un factor vital de los negocios
internacionales: el factor persona. El desarrollo de la tecnología y las comunicaciones ha
provocado que toda función de negocios esté sujeta a diferencias culturales potenciales. Con el
paso del tiempo, las diferentes culturas se han visto obligadas a interactuar entre ellas, provocando
diferentes efectos.

Diversas manifestaciones de esto son tanto la diversidad cultural como la colisión cultural. Las
empresas generalmente ganan un conocimiento más profundo de sus productos y servicios y cómo
crearlos y entregarlos. Aunque también es posible que se presente la dificultad que tienen los
agentes en adaptarse a una cultura extranjera.
Con ello, se debe llevar a cabo un ajuste (si es posible y necesario), determinando las prácticas
que difieren del país de origen y adaptarse a las condiciones extranjeras.
Se sabe que todas las culturas son diferentes, lo que influye en la necesidad de investigar el
entorno al que se planea entrar, y con ello evaluar si esta información recopilada no sea errónea,
ya sea por estar parcializada o bien por ignorar factores específicos importantes. El análisis es aún
más complejo debido a la existencia de múltiples subculturas dentro de una nación.
Ahora bien, hay diferentes factores con los que se enfrentará una firma a la hora de entrar y
expandirse en el mercado internacional:

 La barrera del idioma será de las primeras a las que enfrentará. Al buscar adaptarse, el
idioma ingles será su prioridad en la actualidad (en el libro guía, específicamente en la
página 55, explica la razón de su importancia).
La religión a su vez, también puede afectar las operaciones de una firma que busca
establecerse en un país. Muchas religiones (cristianismo, budismo e islam) influyen
sobre creencias específicas que podrían afectar los negocios. Ya sea la venta de un
producto o el desempeño del trabajo durante ciertos periodos.
 En la mayoría de los países está presente la estratificación social, ya sea por los logros y
títulos o bien por la afiliación o pertenencia del individuo a un grupo. Esto en la mayoría
de los casos define su estatus, clase y beneficios financieros dentro de una sociedad.
Hoy día las sociedades “abiertas” le dan menos importancia a la pertenencia a un grupo
para definir sus preferencias. La variedad de grupos a los que se puede “pertenecer” es
amplia, pues van desde grupos étnicos y raciales, hasta grupos basados en el género, la
edad y la familia. Algunos factores adicionales pueden llegar a ser la educación y las
conexiones sociales que se posean.

 La motivación laboral también es un factor que puede variar dependiendo del lugar, al
tiempo que es muy significativo para los negocios, pues esta es crucial para el desarrollo
económico, ya sea por ideologías como la propuesta por Weber, como por motivaciones
personales. Añadido a esto, existe fuerte evidencia de que el deseo individual por
adquirir riqueza es el incentivo principal para realizar el trabajo que genera el crecimiento
económico. (Daniels et al, 2013) Todo esto aumenta si las recompensas por el éxito son
altas y existe cierta incertidumbre de tener éxito, y disminuye si sucede lo contrario
 La razón de estas motivaciones es explicada por la teoría de la jerarquía de
necesidades, la cual explica que las personas tratan de satisfacer las necesidades de
menor nivel antes de empezar con las de mayor nivel. En el texto se dividen en
fisiológicas, seguridad, afiliación, estima y autorrealización. Esta teoría nos ayuda a
comprender que las culturas asignan diferentes valores a estas necesidades, siendo las
preferencias y motivaciones de los potenciales trabajadores muy diversas en diferentes
países.

 Dependiendo de la zona, las preferencias de los empleados también tienden a ser


diferentes en términos de interacción con sus superiores. En ocasiones prefieren el estilo
autocrático, que controla sin limitaciones, mientras que al contrario prefieren un estilo de
relación paternalista, que regula la conducta al proveer las necesidades. A su vez, en
algunos casos puede predominar el individualismo, motivado por desafía y ambientes
“no seguros”, o bien el colectivismo, impulsado por los entornos de trabajo “seguros” y la
dependencia de la organización a través de la capacitación.

 En cuanto al comportamiento relacionado con el riesgo, se pueden presentar cuatro


diferentes actitudes:
a. Evasiva: donde los empleados prefieren seguir las reglas establecidas incluso
cuando romperlas podría beneficiar a la empresa.
b. Confianza: Como dice su nombre, la confianza es alta, por lo que el costo de hacer
negocios tiende a disminuir, pues los gerentes se preocupan menos por las
contingencias, y se dedican más a la supervisión.

c. Orientada al futuro: Atrasan la gratificación o beneficios, para planificar mejor futuras


operaciones.

d. Fatalista: Se piensa que todos los eventos son inevitables, por lo que se enfocan
mucho menos en planear contingencias.

 A nivel internacional las culturas también difieren en su manera de procesar la


información y las tareas. Se necesita saber si las culturas se prefieren un estilo
monocrónico (trabajar secuencialmente) o policrónico (varios procesos al mismo tiempo),
al igual saber si tienen un enfoque idealista (prefieren establecer primero principios
generales) o pragmático (enfocado más en los detalles). Toda esta información brindará
herramientas para trabajar con más eficacia en la zona.

 Es esencialmente importante estar culturizado en el ámbito comunicativo de cada


nación. Tanto en el idioma escrito como en los lenguajes verbal y no verbal se debe
tratar de evitar incongruencias y ambigüedades que puedan causar malentendidos, así
como entender el significado que tiene cada elemento como el tiempo (puntualidad) y la
distancia para cada grupo de personas. Hay que recordar que las culturas son variadas,
y los significados también sufren de esta transformación, por lo que se debe tener plena
seguridad de lo que se está comunicando.
 Ahora bien, no siempre se tiene que adaptar al país donde se va a arribar, hay casos
donde se ha tenido éxito innovando. La práctica del geocentrismo es usualmente la más
segura, pues junta las prácticas del país anfitrión y el país de origen, y no es una
posición tan extremista como la práctica etnocentrista (“lo que funciona en casa funciona
en todas partes) o la policentrista (donde tratan de actuar igual a una empresa local).

 Es posible que la empresa se enfrente a menos cambios si va a entrar a un país


culturalmente cercano a su país de origen, pero no hay que dejar ser cautelosos, pues la
población puede rechazar algunas prácticas que la empresa lleve a cabo en su proceso.

 Al intentar de realizar cambios (ya sea en su país de origen o en el país donde se


estableció) debe tener en cuenta los sectores a los que va a influir con sus decisiones. El
sistema de valores que maneja la población local, los costos y beneficios y la
planeación que acarrea esta decisión son elementos que convendría analizar de
antemano.
BIBLIOGRAFÍA

Daniels, J. D., Radebaugh, L., & Sullivan, D. (2013). Negocios


Internacionales, Ambientes y operaciones (14th ed.).