Вы находитесь на странице: 1из 6

Institución educativa

Divino niño

Jennifer Astrid Bernal Bernal

Úmbita-Boyacá
Educación móvil
2019
Aprendizaje electrónico móvil, en inglés m-learning,1es una forma de aprendizaje que
facilita la construcción del conocimiento, la resolución de problemas y el desarrollo de
destrezas y habilidades diversas de manera autónoma y ubicua, gracias a la mediación de
dispositivos móviles portables tales como teléfonos móviles, PDA, tabletas, Pocket PC, iPod y
todo dispositivo que tenga alguna forma de conectividad inalámbrica. Es e-learning (educación
y capacitación a través de Internet) en dispositivos móviles.
Definición[editar]
O'Malley (2003) definió el aprendizaje electrónico móvil como «cualquier tipo de aprendizaje
que se produce cuando el alumno no se encuentra en una ubicación fija y predeterminada».2

En 2016, un artículo llamado A Comparative Study of the Mobile Learning Approaches,


estableció que el Mobile Learning es una modalidad educativa, cuyo pilar fundamental es la
interacción, en diversos contextos, de los estudiantes y los dispositivos móviles con el fin de
construir nuevos esquemas de conocimiento.3

La UNESCO especifica que el aprendizaje móvil implica la utilización de dispositivos móviles


con el objetivo de facilitar el aprendizaje formal e informal en cualquier momento y lugar.
Asimismo, define las características de estos dispositivos como «digitales, portátiles,
controlados por lo general por una persona (y no por una institución), que es además su
dueña, tienen acceso a Internet y capacidad multimedia, y pueden facilitar un gran número de
tareas, especialmente las relacionadas con la comunicación».4

Por tanto, el aprendizaje móvil, es una rama de las TIC, en la educación, que exige una nueva
conceptualización de los modelos tradicionales de uso y aplicación de las tecnologías, una
realidad con un plazo de adopción inmediato según el último informe NMC Horizon Report:
2017 Higher Education Edition.5 El uso de la tecnología móvil con fines pedagógicos
constituye un elemento que al ser introducido en el aula rompe con los conocidos esquemas
tradicionales. En este sentido, Tíscar Lara define al M-Learning como un elemento disruptor,
un "caballo de Troya" que modifica las concepciones previas sobre la metodología de
enseñanza, el rol del docente y del alumno, el tiempo y los espacios de aprendizaje. No hay
que olvidar que el uso del M-Learning se basa en el uso de las aplicaciones (APPs) que
pueden o no haber sido diseñadas con carácter educativo.

Igualmente, cabe destacar que los proyectos piloto desarrollados por la UNESCO han
mostrado que los dispositivos móviles no sólo impulsan la alfabetización y promueven la
motivación de los alumnos/as; sino que también mejoran las posibilidades de desarrollo
profesional de los docentes y la comunicación entre la comunidad educativa (padres,
profesores y directivos).6
El aprendizaje electrónico móvil se basa fundamentalmente en el aprovechamiento de las
tecnologías móviles como base del proceso de aprendizaje.7 Por tanto, es un proceso de
enseñanza y aprendizaje que tiene lugar en distintos contextos (virtuales o físicos) o haciendo
uso de tecnologías móviles. El término “tecnología móvil” se vincula al ámbito de las
comunicaciones móviles y describe las capacidades de comunicación electrónica de forma no
cableada o fija entre puntos remotos y en movimiento. Las tecnologías móviles propician que
el usuario-estudiante no precise estar en un lugar predeterminado para aprender y constituyen
un paso hacia el aprendizaje en cualquier momento y en cualquier lugar, un avance que nos
acerca al Ubiquitous Learning (uLearning), el potencial horizonte final de la combinación entre
las tecnologías y los procesos de aprendizaje.

Historia[editar]
El aprendizaje móvil tiene sus inicios en la década de 1980 gracias a Xerox, Palo Alto
Research Center (PARC), compañía que presentó una computadora muy parecida a la tableta
con el fin de que a los niños les empezara a atraer el mundo digital. (Borja, 2003) En este
sentido, esta propuesta nunca llegó a ser materializada para su comercialización, debido
principalmente a la falta de de apoyo de dicha empresa.

A partir del 2000, la Comisión Europea comenzó a financiar a las grandes empresas
nacionales MOBIlearn M-Learning con el objetivo de potenciar la creación de proyectos de
desarrollo de contenidos8. De forma que, en 2001, un grupo de veinticuatro países crearon el
M-Learning Project, a través del cual se entregó a doscientos cincuenta jóvenes de Italia,
Suecia y Gran Bretaña, dispositivos móviles con herramientas educativas. Al culminar el
estudio, el 80 % de los participantes afirmó que estas aplicaciones potenciaron una mejora
significativa en su nivel de ortografía, lectura y matemáticas.

En definitiva, de acuerdo con Tíscar Lara,9 el término mobile learning o m-learning no aparece
con los teléfonos inteligentes y tabletas, sino que se viene utilizando desde que se empezó a
explorar las potencialidades educativas de los primeros dispositivos móviles con capacidad de
conectividad (por ejemplo las PDA o los teléfonos con SMS). No obstante, solo la maduración
de las tecnologías, con la aparición de los smartphones y tabletas, además de redes 3G y
markets de aplicaciones, y así como el desarrollo de la web 2.0, permitió la explosión del
mobile learning.
El aprendizaje móvil no consiste solamente en unir las tecnologías a la formación, sino que
tiene ventajas pedagógicas sobre otros modelos educativos, incluso sobre su predecesor e-
learning. Entre las ventajas principales se destaca la posibilidad de ofrecer un aprendizaje
personalizado en cualquier momento y lugar, como también la posibilidad de realizar
aprendizajes adaptados al estilo de aprendizaje de cada estudiante. Requiere un complejo
proceso de cambio educativo que busca modificar el modo en que se están adquiriendo los
conocimientos. Así lo define la UNESCO (2013):"Lo ideal sería que la tecnología y la
educación evolucionaran en paralelo, y que las necesidades educativas impulsaran el
progreso tecnológico además de adaptarse a él".
Características y capacidades[editar]
Algunas características del aprendizaje móvil se muestran a continuación:

• Portabilidad, debido al pequeño tamaño de los dispositivos.


• Inmediatez y conectividad mediante redes inalámbricas.
• Ubicuidad, ya que se libera el aprendizaje de barreras espaciales o temporales.
• Es motivante y activo, porque desarrolla un rol dinámico en el alumno.
• Es accesible, ya que su precio es menor que el de otros dispositivos.
• Mayor libertad y flexibilidad de aprendizaje: el teléfono móvil es un aliado las 24 horas
cuando la inspiración llega.
• Todas las actividades on line del espacio de formación (miles) están disponibles para
dispositivos móviles.
• Utilización de juegos de apoyo en el proceso de formación: la variedad de juegos
generados para móviles, impulsa la creatividad y la colaboración.
• Independencia tecnológica de los contenidos: una lección no está hecha para un
dispositivo concreto.
• Navegación sencilla y adaptación de contenidos teniendo en cuenta la navegabilidad, el
procesador y la velocidad de conexión de estos dispositivos.
• Acceso inmediato a datos y avisos: los usuarios pueden acceder en forma rápida a
mensajes, correos, recordatorios y noticias generados en tiempo real.
• Acceso a datos en línea para apoyar el trabajo de campo.
• Mayor autonomía: puede personalizar el equipo móvil más fácilmente que un computador.
• “Just in time, just for me”: lo que el estudiante quiere, cuando el estudiante lo quiere.10
• Accesibilidad económica: aunque algunas personas puedan pensar que el M-learning es
una metodología cara, la realidad es muy contraria a esta creencia , pues en el caso de
adquirir una tableta, se puede hacer uso de ella durante varios años, por no hablar del
ahorro en cuanto a los gastos anuales en libros y otros recursos impresos.
• Adaptabilidad de servicios, aplicaciones e interfaces a las necesidades del usuario.
También existe la posibilidad de incluir accesorios como teclados o lápices para facilitar su
uso.11
• Aprendizaje funcional. Con el aprendizaje electrónico móvil realmente se aprende lo que
nos interesa o nos gusta en cualquier lugar o momento.
• Aprendizaje objetivo. Se puede acceder a miles de recursos, opiniones… amoldando
nuestros conocimientos a partir de las opiniones de varios autores, no de uno solo.
• Autoaprendizaje. Gracias a los dispositivos móviles se puede acceder a información, en
tiempo real, de cualquier aspecto que se necesite saber.12

El aprendizaje móvil está generando gran expectativa en el sistema educativo, dando lugar a
interesantes iniciativas empresariales mediante el desarrollo de aplicaciones móviles
educativas y proyectos de investigación, así como la apuesta decidida de gobiernos e
instituciones en el desarrollo de programas y aplicaciones. Tal es el caso de los modelos 1:1 y
el BYOT (Bring Your Own Technology). El modelo 1:1 consiste en "proveer a cada educando
de un dispositivo sin costo alguno para él" (UNESCO, 2013).13 Esta decisión se logra a través
de programas gubernamentales que buscan integrar las TIC en la educación. El alto costo de
la iniciativa y la poca formación de los docentes son algunos de los obstáculos que se
presentan para continuar con estos programas. Una forma de hacer posible el 1:1 es que los
alumnos utilicen los dispositivos que ya poseen. Esto da paso al BYOT, que es otra iniciativa
especialmente viable en aquellos países en que la mayoría de la población tiene sus propios
equipos.

Para muchos, el m-learning podría ser el caballo de troya para eliminar la brecha digital o
diferencia socioeconómica, de alfabetización y capacidad tecnológica, puesto que:

• Es una tecnología medianamente accesible para todos en el plano económico.


• Presenta posibilidades muy cercanas a las que nos pueden otorgar los ordenadores.
• Ofrece múltiples funciones.
• Es un banco infinito de información, al poder conectar con Internet.
• Presenta una gran facilidad de uso.
Cuando el m-learning está diseñado correctamente, puede ser descrito como just in time, just
enough and just for me.14 Así, sus principales beneficios son: portabilidad, conectividad en
cualquier momento y en cualquier lugar, acceso flexible y oportuno a los recursos de
aprendizaje, inmediatez de la comunicación, participación y compromiso de los alumnos
principalmente de comunidades dispersas, experiencias de aprendizaje activas. Además,
aumento de la alfabetización informática, mejora en las competencias de comunicación y
creación de comunidades, mejora de la creación identitaria, aprendizaje colaborativo y mayor
uso del mentoring o tutoría.

Los beneficios potenciales de este tipo de aprendizaje son:

• Mejora de la retención: debido a que es justo a tiempo, tarea a mano y personalizado


para el alumno.
• Eficiencia: el aprendizaje móvil es eficiente debido a la portabilidad de las fuentes de
información proporcionada por conectividad en cualquier momento y lugar.
• Ahorro de costos: los dispositivos móviles necesarios, en la mayoría de los casos, ya los
tienen los usuarios potenciales. También hay ahorro debido a la reducción de las
necesidades de espacio para salón de clases y de viaje del personal y de los alumnos.
• Ahorro de tiempo: el aprendizaje móvil es casi inmediato, no hay necesidad de programar
clases sobre un tema o esperar para una presentación.
• Aumento de la colaboración y de las comunidades: pueden formar una comunidad de
práctica que de soporte todos los participantes con la información oportuna que sea
necesaria.
• Diseño más granular: El contenido de m-learning, por necesidad, se formatea de
diferente manera, lo que se envía al aprendiz debe ser producido en pequeñas piezas de
información.
• Información actualizada: el m-learning es dinámico. Siempre están disponibles expertos
en línea y fuentes actualizadas.
• Personalización: el m-learning es individual. Los aprendices seleccionan las actividades
según sus gustos en el momento de su elección.
• Integralidad: el aprendizaje móvil es muy amplio. Proporciona eventos de aprendizaje de
muchas fuentes, lo que permite a los aprendices seleccionar un formato favorito, así como
un método de aprendizaje, y un proveedor de instrucción.
Contribución del aprendizaje móvil a las competencias clave[editar]
El aprendizaje móvil contribuye positivamente al desarrollo de las competencias clave dentro
del aula.15 Veamos algunos ejemplos:

• Competencia en comunicación lingüística (CCL): uso de aplicaciones para el aprendizaje


del idioma propio o extranjero, como diccionarios o traductores.
• Competencia matemática y competencias básicas en ciencia y tecnología (CMCT): uso de
aplicaciones para el aprendizaje de conceptos matemáticos, científicos y tecnológicos
como calculadoras científicas o el uso de geolocalización.
• Competencia digital (CD): el propio uso de la tecnología ayuda a desarrollar esta
competencia.
• Competencia en aprender a aprender (CAA): uso de aplicaciones para el desarrollo del
trabajo colaborativo, la autoevaluación o la creación de tutoriales entre otros.
• Competencias sociales y cívicas (CSC): uso de los dispositivos móviles para crear un blog,
una web, grabar entrevistas para incluirlas, etc.
• Sentido de la iniciativa y espíritu emprendedor (SIE): aplicación del aprendizaje móvil para
desarrollar responsabilidad de uso (normas de utilización, control personal, uso de
etiquetas, etc.).
• Conciencia y expresiones culturales (CEC): uso de aplicaciones sobre arte (visionado de
obras o creación propia) o música (tocar instrumentos, mezclar músicas…).
Tecnología ubicua[editar]
Este concepto de ubicuidad en las TIC fue introducido por Weiser en 1988 y adquirió
reconocimiento a nivel mundial en 1991 con el trabajo "The Computer for the Twenty-First
Century". La tecnología ubicua permite llevar a cabo actividades educativas en cualquier lugar
donde el aprendiz se encuentre, y utilizar las herramientas de su entorno social de
aprendizaje.16

Gracias a la proliferación de estas Apps, los entornos ubicuos se han difundido no sólo para el
comercio o la banca, sino también han llegado a la educación, con el mobile learning. Pero
esta irrupción de la tecnología móvil en el uso diario de las personas, ha impuesto su uso de
una forma natural, sin requerir formación del usuario, y aportando valor añadido que aporta
más beneficios que coste.16

Modelos pedagógicos asociados al Mobile Learning[editar]


Tras el análisis de diferentes proyectos de m-learning, la Fundación Telefónica define seis
niveles de inclusión del aprendizaje móvil, los cuales tienen en cuenta las diversas actividades
que realizan alumnos o profesores, siguiendo el modelo de inclusión de las TIC desarrollado
por la propia Fundación:17