You are on page 1of 1

DERECHOS DERECHOS

Siguiendo a Hans Kelsen (1881-1973), crear un derecho para alguien Siguiendo a Hans Kelsen (1881-1973), crear un derecho para alguien
significa establecer una obligación (o prohibición) para los demás. significa establecer una obligación (o prohibición) para los demás.
Que alguien tenga ciertos derechos significa que los demás tienen Que alguien tenga ciertos derechos significa que los demás tienen
determinadas obligaciones respecto a él (o ella). Por eso, los niños y determinadas obligaciones respecto a él (o ella). Por eso, los niños y
los animales no humanos pueden tener derechos sin tener los animales no humanos pueden tener derechos sin tener
obligaciones. El derecho de los niños a ser alimentados y educados es obligaciones. El derecho de los niños a ser alimentados y educados es
la obligación que tienen sus padres de darles de comer y llevarlos a la la obligación que tienen sus padres de darles de comer y llevarlos a la
escuela. La libertad de prensa es la prohibición de la censura. El escuela. La libertad de prensa es la prohibición de la censura. El
derecho de las vacas suecas a salir a pastar una vez al día es la derecho de las vacas suecas a salir a pastar una vez al día es la
obligación de los ganaderos de sacarlas del establo. obligación de los ganaderos de sacarlas del establo.
Los derechos naturales, independientes de nuestras convencio- Los derechos naturales, independientes de nuestras convencio-
nes, no existen, son meras ficciones. Las declaraciones universales de nes, no existen, son meras ficciones. Las declaraciones universales de
los derechos humanos (o de los derechos de los animales) son los derechos humanos (o de los derechos de los animales) son
declaraciones de buenas intenciones que propugnan la introducción declaraciones de buenas intenciones que propugnan la introducción
de leyes positivas que impongan ciertas obligaciones y prohibiciones. de leyes positivas que impongan ciertas obligaciones y prohibiciones.
En este y otros casos, usamos la jerga de los derechos para referirnos En este y otros casos, usamos la jerga de los derechos para referirnos
a algo que todavía no es un derecho legal, pero que nosotros a algo que todavía no es un derecho legal, pero que nosotros
pretendemos, proponemos o exigimos que se convierta en un derecho pretendemos, proponemos o exigimos que se convierta en un derecho
legal. Los derechos naturales o intrínsecos no existen y sólo está legal. Los derechos naturales o intrínsecos no existen y sólo está
justificado hablar de ellos en contextos retóricos, donde el buen fin justificado hablar de ellos en contextos retóricos, donde el buen fin
quizá justifique a veces el mal medio de un uso confuso y mitológico quizá justifique a veces el mal medio de un uso confuso y mitológico
del lenguaje. del lenguaje.
Tendríamos, en resumen, tres tipos de derechos: los derechos Tendríamos, en resumen, tres tipos de derechos: los derechos
como capacidades legales, los derechos como pretensiones y los como capacidades legales, los derechos como pretensiones y los
inexistentes derechos naturales, además, claro está, del Derecho o inexistentes derechos naturales, además, claro está, del Derecho o
legislación positiva. El Derecho positivo (del latín positum, puesto) se legislación positiva. El Derecho positivo (del latín positum, puesto) se
opone al presunto Derecho natural como lo puesto (por la voluntad opone al presunto Derecho natural como lo puesto (por la voluntad
del legislador) se opone a lo encontrado (en la naturaleza o en la del legislador) se opone a lo encontrado (en la naturaleza o en la
mente divina). El único Derecho existente es el Derecho positivo. mente divina). El único Derecho existente es el Derecho positivo.
Los filósofos griegos del siglo V a.C. establecieron una Los filósofos griegos del siglo V a.C. establecieron una
importante distinción entre la naturaleza (physis) y la convención o importante distinción entre la naturaleza (physis) y la convención o
ley (nómos). Las propiedades naturales se tienen con independencia ley (nómos). Las propiedades naturales se tienen con independencia
de nuestros acuerdos. Las propiedades convencionales se tienen o se de nuestros acuerdos. Las propiedades convencionales se tienen o se
dejan de tener, según lo que acordemos o convengamos. El río (algo dejan de tener, según lo que acordemos o convengamos. El río (algo
natural) pasa por donde pasa, pero la frontera (algo convencional) natural) pasa por donde pasa, pero la frontera (algo convencional)
pasa por donde los gobiernos respectivos acuerden. La propiedad de pasa por donde los gobiernos respectivos acuerden. La propiedad de
ser un humano (y no un elefante), o de ser mujer, o madre, o de ojos ser un humano (y no un elefante), o de ser mujer, o madre, o de ojos
verdes, son propiedades naturales. La propiedad de tener la ciudadana verdes, son propiedades naturales. La propiedad de tener la ciudadana
española, de tener la obligación de hacer el servicio militar o de ser española, de tener la obligación de hacer el servicio militar o de ser
Miss Universo son propiedades convencionales. Una vaca sagrada es Miss Universo son propiedades convencionales. Una vaca sagrada es
vaca por naturaleza y sagrada por convención. La misma diferencia vaca por naturaleza y sagrada por convención. La misma diferencia
se aprecia entre la pubertad y la mayoría legal de edad, entre ser se aprecia entre la pubertad y la mayoría legal de edad, entre ser
hombre y ser alcalde, entre tener un hígado y tener un derecho. En hombre y ser alcalde, entre tener un hígado y tener un derecho. En
general, los derechos y las obligaciones tienen carácter convencional general, los derechos y las obligaciones tienen carácter convencional
y no natural. y no natural.
Los derechos no son algo que exista ya dado en la naturaleza y Los derechos no son algo que exista ya dado en la naturaleza y
que nosotros nos limitemos a descubrir. Los derechos los creamos que nosotros nos limitemos a descubrir. Los derechos los creamos
nosotros mediante nuestras convenciones legislativas. La cuestión de nosotros mediante nuestras convenciones legislativas. La cuestión de
los derechos que tengamos solo se plantea en el seno de una sociedad los derechos que tengamos solo se plantea en el seno de una sociedad
organizada políticamente y provista de un ordenamiento jurídico. Así organizada políticamente y provista de un ordenamiento jurídico. Así
que la pregunta relevante no es ¿qué derechos tienen estos o aque- que la pregunta relevante no es ¿qué derechos tienen estos o aque-
llos?, sino ¿qué derechos queremos que tengan? Por tanto, qué llos?, sino ¿qué derechos queremos que tengan? Por tanto, qué
derechos tengamos los hombres o las mujeres, los payos o los derechos tengamos los hombres o las mujeres, los payos o los
gitanos, los mamíferos o las aves, depende exclusivamente de la gitanos, los mamíferos o las aves, depende exclusivamente de la
legislación vigente en el momento y lugar en que se plantea la legislación vigente en el momento y lugar en que se plantea la
pregunta. pregunta.
Los derechos no los revela la ciencia ni la autopsia, sino la ley Los derechos no los revela la ciencia ni la autopsia, sino la ley
del país. Las leyes del país no tienen nada que ver con las llamadas del país. Las leyes del país no tienen nada que ver con las llamadas
leyes de la naturaleza. Estas últimas son regularidades fácticas, leyes de la naturaleza. Estas últimas son regularidades fácticas,
mientras que las primeras son expresiones convencionales de la mientras que las primeras son expresiones convencionales de la
voluntad del legislador. voluntad del legislador.
Jesús Mosterín, La cultura de la libertad, págs. 77-79. Jesús Mosterín, La cultura de la libertad, págs. 77-79.