Вы находитесь на странице: 1из 8

Valeria Beatriz Anze Sandoval

Diario de Campo

Fecha 22 de septiembre 2018

• Comentario 1

Es la primera vez que realicé una observación acompañada de un amigo llamado Esteban, un
muchacho de color de piel blanca, con el pelo castaño oscuro de 1.80 de altura, nacionalidad Española,
doy todos estos datos ya que me parece relevantes para el entendimiento de la observación. Commented [v1]: Reflexión Personal
Esta observación es única en el sentido de que, al estar yo
acompañada por un sujeto de nacionalidad española, los
participantes me veian como una nativa más, lo cual me
permitió interactuar con ellos de otras maneras.
Observación
12:00hr Nos dirigimos al Parque Prado Longo, para llegar allí, tomamos el metro que nos
dejaba en la parada de Hospital 12 de octubre. Este día, la reunión de los Caporales San
Simon USA, sería a las 14:00 hr. Pero decidimos ir antes, ya que yo deseaba comer alguna
comida que las mujeres del parque venden de manera clandestina. Commented [v2]: Reflexión personal
Debido a la gran cantidad de comida por el bajo costo, el
parque es durante los fines de semana, un destino
gastronómico “undergroud” dentro de Madrid.
12:40hr Entramos por la entrada sureste del parque, zona que no tiene todo el movimiento que tiene
la entrada de la parte Noroeste, en esta zona se encuentras unas pocas canchas de futbol, el bosque es
más frondoso, aunque la tierra tiene aspecto árido. Divisamos a los lejos a un grupo de personas que
jugaban Voleibol. Caminamos 10 minutos hasta llegar a la laguna, que se encuentra en la parte central
del parque, al lado de la laguna se alzan unas graderías de cemento que generan la sensación de un
suelo en relieve. En esa zona cubierta por algunos árboles, vimos un grupo de aproximadamente 10
personas, sentadas a la sombra de dichos árboles.

12:42hr Cuando nos acercamos rodeando la laguna a ese grupo, divise que una de las mujeres (entre
35 y 40 años que llevada una pollera corta color burdeo, una camisa escotada color rosa, un sombrero
burdeos un poco más claro que la pollera, lagos pendientes de oro, tacones negros, largas trenzas
negras, y tes morena) vestía con el traje típico de las cholitas de Cochabamba (en Bolivia cada región
tiene una pollera o falda característica, dependiendo si la zona es cálida o fría). Esta misma mujer que
desde ahora llamare Claudia hizo un gesto de arriba a abajo con su mano en dirección a nosotros.

Claudia “-Vengan a la Feria del Pato! Sirvance este rico pato”. dijo Claudia mostrando sus dientes,
dibujando un gesto que yo asocie a una sonrisa. Commented [v3]: Reflexión personal
Pese a que jamás había estado en una feria del pato en
Bolivia, tome una actitud de conocer o haber participado de
Esteban se detuvo en seco, atribuyo que estaba indeciso, por mi parte camine unos pasos en dirección alguna feria con anterioridad, atribuyo que mi postura se
debe a la propia influencia que mi acompañante ejercía
a Claudia y Esteban hizo lo mismo. sobre mí. En este sentido yo tenía otro grado de
acercamiento y era vista de una forma no tan ajena, por
parte de los sujetos de estudio. Esto a su vez me hace
pensar en las lógicas de identificación de las que habla el
Claudia era junto a otra mujer, a la que a partir de ahora llamaremos Ramona, la única que estaba de autor Barth.
pie. Commented [v4]: Reflexión personal
A partir de ese momento Esteban tendría una actitud
contemplativa y tímida, esto se tradujo a un
Cuando estuvimos a 4 pasos de cercanía, Claudia mostró más sus dientes realizando una sonrisa más enmudecimiento por su parte; que influiría en las
posteriores dinámicas con las mujeres del lugar.
grande, miro fijamente dos ollas apoyadas en el suelo que se encontraban delante de ellas y apuntando
con su mano recta hacia la mista dirección nos dijo:

Claudia: - “Sirvance patito de la primera feria del pato” Al acabar la frase, escuché una serie de
murmullos de las personas que la rodeaban, no deletreaban palabras, si no ms bien sonidos, que pienso
eran risas en tono bajo. Commented [v5]: Autocrítica
La falta de un croquis de la ubicación de las personas, me
hace hablar en durante esta observación de manera
Miro donde la mujer señalaba y encuentro sobre el suelo de asfalto, un aguayo multicolor de dos generalizada. Ya que si bien una mayoría puede emitir, risas
o carcajadas, no son todas o todos, y es fundamental
metros por metro y medio aproximadamente, (el aguayo es una tela que normalmente las mujeres documentar aquellas personas que no ríen o que no
participan, o que tiene otras formas de interactuar.
aymarás y quechuas utilizas para cargar a los bebes o grandes “bultos”) sobre el aguayo habían dos
ollas grandes de lata (70 centímetros de largo por 30 de ancho ambas) una de ellas contenía patatas y
mote, y la otra presas de pato al horno enteras.

Miro a Claudia y le pregunto a cuanto sale, a lo que Claudia me responde:

Claudia “- 7 euros el plato pequeño y 11 el grande”

Commented [v6]: Reflexión personal


Miro a Esteban que movió su cabeza de arriba a abajo, afirmando. Nos acercamos al costado derecho En cuanto nos sentamos, presentí un cambio de roles en el
sentido de que no era yo la que observaba, gran parte de las
de Claudia y le dije: deme uno grande para compartir.
personas nos observaban de manera directa. Comprendí
como nunca antes mi papel como sujeto que influencia mi
entorno. A partir de ese momento gran parte de la
Claudia saco de la parte de atrás de las ollas un plato de plástico blanco y empezó a servir la comida, interacción social giro en torno a nosotros, primordialmente
en torno a Esteban.
primero el mote (nombre designado a los granos de mazorca disecados largos meses y vueltos a
rehidratar) luego las patatas y por último una presa de pato entera. Mientras ella servía la comida yo
vi que delante de nosotros estaban sentadas tres personas, dos hombres y una mujer.

Hombre 1: llevada una camiseta color blanco y rojo, zapatillas y pantalones cortos estilo militar, pelo
corto negro, y la tes morena.

Hombre 2: Pantalón deportivo color celeste, una chaqueta abierta color celeste y blanco, pelo negro
y la tes morena .

Mujer 1: llevaba unos jeans negros, chaqueta blanca abierta con una sudadera color azul, pelo suelto
negro que le llegaba a los hombros y tes morena Commented [v7]:
Comentario
Estas tres personas tenían una edad que rondaba entre los 30
y 40 años. No hubo mucho contacto con la mujer durante el
13:10hr Cuando Claudia terminó de servir el plato repleto de comida, sujetando el plato con las mano resto del día, en cambio el hombre 2 que a partir de ahora
izquierda, con la mano derecha nos mostró un tarro de plástico de unos 15 centímetros aprox y cuyo llamaremos Carlos interactúa con nosotros como veremos
más adelante, el hombre 1 junto con la mujer 1, ciertos
contenido era una salsa roja y dijo: momentos, volteaban la cabeza cuando se alzaban las
carcajadas por parte de las personas que nos rodeaban.

Claudia: -“¿le hecho picante?”

Yo asentí con las cabeza y Esteban hizo lo propio. Acto seguido nos sentamos al lado derecho de
Claudia, en el suelo de cemento.

Claudia presionó el tarro de plástico y la salsa roja picante llamada wajua fue vertida a un costado del
plato.

Cuando Claudia se acercó hacia nosotros con el plato, Ramona (que vestía unos pantalones negros un
suéter marrón, cabello largo negro con mechas rubias y tez morena) una mujer cuya edad rondaban
entre los 45 y 50 años se acercó hacia nosotros y dijo:

Ramona: “¿De dónde son?”


Commented [v8]: Reflexión Personal
A partir del momento en el cual yo me situó dentro de una
Valeria: De Bolivia, de Cochabamba.
nacionalidad y zona específica compartida con la mayoría de
los sujetos de estudio, entro parcialmente dentro de una
especie de complicidad compartida. Sin embargo, Estaban
Esteban: “Yo soy de aquí, de Madrid” será el sujeto extraño, entonces todas las preguntas o
comentarios se dirigirán a él.
Ramona mirando a Esteban dijo

Ramona: “Tanto pájaro suelto y una aquí sin flecha”. En cuanto acabó esta frase todos los
comensales (6 aproximadamente que comían sentados en el suelo de cemento) de alrededor sueltan
risas fuertes. Commented [v9]: Este será el primer chiste, que marcará la
pauta de interacción con el grupo. El acento cerrado de
Ramona hacia que Esteban no comprenda los diferentes
Impactados Esteban y yo nos quedamos sin palabras a lo que Ramona mirándome prosigue. chistes que se llevarían a cabo.
Commented [v10]: Autocritica
Mis sentimientos de impacto se debieron a una quiebra de
Ramona:-“Donde te lo has conseguido! dice con tono de exclamación”. Hace una breve pausa. “Yo sentidos, podríamos decir que las actitudes que yo estaba
presenciando no se correspondían con unos roles de género
tanto he buscado y no encuentro” que yo había normalizado dentro de una lógica particular de
patriarcado. Jamás había visto a mujeres que activamente
hagan comentarios de insinuación a un hombre de manera
directa.
Momento inmediatamente después siguen unas risas fuertes de parte de todas las personas alrededor,
12 personas en total, 7 mujeres, 3 hombre, 1 niño y 1 niña, (solo los adultos ríen).

Ramona se gira mirando a Claudia y a una mujer de vestido floreado, Ramona habla en quechua
durante 10 segundos. Tras acabar la frase nuevamente todos los comensales rien, sobre entiendo que
junto con los niños que no movieron la cabeza, Esteban y yo éramos los únicos que no hablábamos
quechua. Acto seguido nos mira Ramona sonriendo y nos dice mirando nuestro plato. Commented [v11]: Autocrítica
Esta observación fue clave, ya que antes no me había
cerciorado de la presencia de otros lenguajes manejados
Ramona: - “Coman, coman se va a enfriar” por los sujetos de estudio con los que trabajo. El hablar
quechua o aymara no es un dato menor, y debería estar
presente en todas mis notas de campo. En este momento
específico, el uso del idioma fue para narrar algo que
Esteban y yo obedecemos y empezamos a comer con las manos (Claudia no nos había dado cubiertos, nosotros no pudiésemos entender, este uso estratégico me
parece muy importante.
pero nadie comía con cubiertos, entonces supuse en ese momento que debíamos comer como el resto)
Mientras, Ramona y Claudia conversan entre ellas, una conversación que no logro entender ya que
hablaban mezclando palabras en español y en quechua.

13: 35 hrs Pude ver que había una niña entre 5 y 7 años que llevaba una pollera color burdeos con
pliegues, una camiseta bordada blanca, zapatos de tacón blancos, trenzas largas negras y tes morena.
Al ver Carlos que yo miraba a la niña (que en adelante llamaremos Rebeca) dijo:

Carlos: - “Ella es bailarina se Salay”. (el Salay es una de las nuevas danzas de moda surgidas en
Bolivia, su origen se encuentra en las discotecas de cholitas que danzan música andina mezclada con
instrumentos electrónicos).
Yo sonrío y miro a Rebeca que ahora miraba a Carlos, Carlo mira a rebeca y dice:

Carlos: - “Bailá Rebeca, mostrales”

Estas palabras las dice con tono de exclamación mostrando los dientes dibujando una sonrisa. La
niña toma con ambas manos los laterales de su pollera, levantándola un centímetro aprox, empieza a
dar pequeños brincos rítmicos taconeando con sus zapatos, a medida que pasan los segundos empieza
a agitar con ambas manos la pollera realizando movimientos coordinados con los brazos que se
movían de adelante hacia taras de manera intercalada.

En ese momento yo me apresuro a sacar la cámara, pido permiso a Carlos para poder filmar la danza
de la niña. Carlos cierra sus ojos mientras mueve su cabeza de arriba a abajo, por lo que yo entiendo
que confirma mi petición. Commented [v12]: Autocrítica
Dentro de los marcos éticos de la etnografía, soy consciente
de la delicadeza que es trabajar con niñas y niños, en este
Mientras grabo Rebeca zapatea más fuerte y gira sobre su propio eje dando de vez en cuando vueltas, sentido el fallo mío fue suponer que Carlos era padre el
Rebeca. Carlos era un amigo de la madre, que estaba
sus ojos miran los árboles, esquivando cualquier mirada de los presentes. ausente.
Commented [v13]: Cometario personal
Rebeca no tenía una sonrisa en los labios, más bien supongo
Ramona, ahora sentada sobre una grada de cemento a 2 metros de nosotros dice en tono alto, mientras que estaba concentrada.

junta las manos y las separa, aplaudiendo:

Ramona: “Esa! Vamos Cholita. Que viva Cochabamba (departamento de Bolivia) mi Llajta (llajta
significa en quechua tierra)” Commented [v14]: COMENTARIO ANÁLITICO
Rebeca con su danza está representando para Ramona, el
orgullo nacional de un departamento específico de Bolivia.
Tras decir esto Claudia dice Esto requiere un análisis profundo de los sentidos de orgullo
nacional y sus implicaciones en los contextos trasnacionales.
En otras palabras, el trabajo investigador debe sobrepasar
las propias concepciones de moralidad, por lo cual, la
Claudia: “Es la hija de la Cholita” Inmediatamente después ríe. Seguida de un coro de risas. lectura externa que vería el comentario de ramona como
una forma de patriotismo esencializado pierde su sentido.
En suma, tendríamos una serie de resignificaciones ricas y
Ramona tras finalizar las risas en coro que duraron 3 segundos dice hasta de resistencia en el nuevo contexto.

Ramona: “Bravo!” Otras tres personas repiten Bravo, y a esto le siguen los choques de manos (que
supuse que fueron aplausos) por parte de todos los presentes.

Mientras continuan los aplausos Claudia dice de forma seria con las cejas levantadas.
Claudia: “Piensan que ella baila gratis”. Hace una breve pausa. “Tienen que poner moneda” Tras
decir esto, un coro de altas carcajadas es generada por todos los presentes.

Rebeca terminando de bailar, con ambas manos se acomoda el pelo hacia atrás y moviendo su torso
hacia adelante y agitando sus brazos rápidamente de arriba abajo, dirigiéndose a Claudia dice con un
tono bastante agudo y alto.

Rebeca (niña de acaba de bailar): “Quiero mi huevo Kinder”

A esto le responde una mujer que estaba sentada a nuestra izquierda a un metro de nosotros entre 55
y 60 años que ahora llamaremos Laura (vestía una sudadera blanca sin mangas, pantalón rojo, pero
negro tenido de castaño sujeto con un moño y gafas de aumento con filtro solar) dice mirando a
Rebeca

Laura: - “Cada uno te va a comprar un huevo Kinder”

Acto seguido Carlos, ahora sujetando una cerveza, interrumpe a Laura y mirando a una mujer se
hallaba detrás de Rebeca que ahora llamaremos Jessica (cuya edad rondaba entre los 30 y 38 años, y
vestía un suéter fino color negro, jeans azul, zapatos cafés, cabello suelto largo negro, y tes morena)
dice:

Carlos: Se había escapado su mama, yo dije ¿Donde estará la mama de la niña? Yo dije, ¡zas! se
había escapado. Commented [v15]: Comentario Personal
Carlos hace referencia al posible abandono que Jessica
podría realizar. El tono de voz de Jessica y las distintas
Claudia interrumpiendo a Carlos y mirando a Rebeca dice: posturas corporales difieren de las otras mujeres. Jessica
parece estar más reservada. Por otro lado, su silencio hizo
que yo no le prestara atención, ve un fallo en esto, ya que si
bien existen en el grupo actores más protagonistas debo
Claudia: No te preocupes mi amor, el cambio será para ti. prestar atención también a aquellos que no tienen esa
fuerte presencia social.
Commented [v16]: Comentario Personal
Carlos continuando la conversación con Jessica (suponemos que ella es la madre de Rebeca) dice el Un dato de interés es que nosotros habíamos pagado 15
euros por un plato que costaba 11 euros, y el cambio no se
tono interrogativo nos había devuelto todavía.

Carlos: “¿Como es oye, donde está bailando?”


Jessica en tono más bajo responde

Jessica: “Salay Bolivia”

Carlos hace una mueca mirando abajo, recibiendo unas cuantas carcajadas de Claudia, Laura y
Ramona, posteriormente dice:

Carlos: “Encima Bolivia, yaaaaaaaaaa”

Acto seguido suelta una carcajada para después, tocándose la parte de atrás de la cabeza con la mano
derecha continuar.

Carlos: “Tan feos son esos bolivianos” Commented [v17]: Cometario personal
Supuse que Carlos por su acento era boliviano, por su tono
de voz estas palabras fueron dichas en tono de burla, para
Ramona, Claudia y Laura dicen en coro “yaaaaaaaaaaa” y posteriormente sueltan unas carcajadas. generar risas. Sin embargo, no es la primera vez que
escucho autorreferencias negativas de este tipo, ya sea con
respecto al ser impuntual o borracho, pero siempre en tono
burlón. Me parece que es una imitación de los estereotipos,
Tras las risas veo que Esteban había acabado de comer todo el plato de pato estigmas o discriminación que se alza por parte de ciertos
actores dentro de Madrid. Me parece que debo prestar
atención a todas estas formas de respuestas, que tiene mis
Laura mirando a Esteban dice a Esther, (una mujer entre 38 y 45 años, de vestido floreado negro sujetos de estudio ante la discriminación vivida.

con blanco, cabello negro largo suelto con gafas en la cabeza y tes morena)

Laura: - “Español había sido, como ha comido el pato estábamos diciendo”

Ramona: “Yo me he quedado alucinaaaando”

Claudia detrás de las ollas, preparaba dos platos de pato, pero esta vez en platos desechables de
celofán. mirando a Esteban le dice:

Claudia: “Si quiere un plato especial me llama no más, le voy a dar menúmero”. Hace una pausa y
mientras mira a Esteban sonríe sutilmente.

Se suma Carlos diciendo:

Carlos: “Te lo voy a cocinar dice”. Tras decir esto suelta una carcajada y continua
Carlos: “Cuidado se salte al otro lado” Esto lo dice mirándome.

Prosigue Claudia esta ves desenrollando un tubo de papel de plástico fino:

Claudia: “Si ella es floja para cocinar (mientras dice esto, con su dedo índice me señala) me
llamas, yo bien te voy a cocinar. (tras cada fase un coro de carcajadas ambienta sus palabras)
mientras que ella trabaja yo cocino, así pues, nos repartimos el sueldo a mitas” Commented [v18]: Reflexión Personal
No sabía qué hacer ante los chistes de Claudia, por un lado,
me incomodaban ya que en esos momentos encaje estos
Esteban solo sonríe y mira a Claudia, pero no responde a ninguna de las palabras. chistes dentro de una lógica machista; pero, por otro lado,
no terminaba de admirar la soltura y el dominio que Claudia
ejercía sobre nosotros. Ni Estaban ni yo podíamos
responder, era una dinámica que yo había vivido antes, pero
Tras un breve silencio Laura que se encontraba sentada a metro y medio de nosotros mirado a ocupando un rol diferente. Entonces viví un proceso de
extrañamiento ya que al estar acompañando “al extranjero”
Esteban con tono suave le dice: fui tratada como ajena dentro del grupo.

Laura: “¿Y le gusta lo que se comparte entre bolivianos?”

Esteban: Si me gusta mucho. Me encanta, me gusta sobre todo esa cosas como de… para todos,
todos juntos, (mientras dice esto Laura mueve su cabeza de arriba a abajo asentando) y además
recordando vuestras cosas también.

Laura: “Es que más que nada, a nosotros nos gusta compartir. Nos agrada su compañía.
Normalmente la gente española no aprecia nuestras costumbres, nos miran raro”
Commented [v19]: Comentario Analítico
Ciertos códigos sociales por tanto tienen un gran valor,
A la conversación Ramona que estaba sentada junto a Laura dice: como el hecho y la forma de comer y sospecho que beber
(con anterioridad había visto las formas rituales de
compartir bebidas alcohólicas). Esta observación me sirvió
Ramona: “ Si aquí la gente es muy racista, cuando le vimos comer con las manos, nos ha dado un para analizar en profundidad los otros significados que
pudieran tener prácticas cotidianas como el comer.
gusto” Commented [v20]: Comentario Personal

Estas líneas me resultan de mayor relevancia ya que


muestran una interacción poco habitual. El hecho de que
Esteban comiera con las manos significaba algo muy
especial para estas personas. Si bien como dije al principio
el protagonismo de Esteban era latente, hasta ese momento
Fin de la primera Observación no sabía si las relaciones podrían ser burlescas o afectuosas.

En todo caso, que estas dos mujeres narren de diferentes


formas; el asombro, ante el hecho de que una persona
española pueda imitar códigos sociales suyos, y que además
se englobe en un discurso de denuncia a un racismo vivido
en la actualidad, me pareció importante.
Commented [v21]: