You are on page 1of 4

ARTICU LOS 15

DEL ASISTENCIALISMO
ALA POST-RECONCEPTUALIZACION
Las corrientes del Trabajo Social

Lic. Norberto Alayón(*)

El Surgimiento del Trabajo Social. Principales tendencias o corrientes del


Trabajo Social.
Interesa recordar, sintéticamente, que la apari-
ción del Trabajo Social en América Latina está ínti-
Señalaremos a continuación, de manera sinté-
mamente ligada al proceso de desarrollo capitalista
tica y global, los aspectos más relevantes que carac-
denuestros países.
terizaron a los principales momentos del Trabajo
Social: el asistencialismo, el cientificismo, la recon-
Esto, por cierto, no desconoce las diversas ceptualización.y la post-reconceptualización.
formas de acción social anteriores, destinadas a mi- Corresponde precisar que los aspectos carac-
tigar los problemas sociales. Precisamente el Servicio terísticos de los distintos períodos no se registran
Social y el Trabajo Social emergen como los conti- exclusivamente en cada uno de ellos, sino que deter-
nuadores de las labores benéficas y asistenciales, minados componentes continúan coexistiendo en el
desarrolladas por sectores y entidades religiosas, por
tránsito hacia nuevas concepciones. Tampoco debe
instituciones aristocráticas y por el propio Estado. implicar - mecánicamente - que a un período deter-
Las modalidades primitivas de ayuda a los des- minado no le puede suceder otro que en cierto mo-
poseídos aparecían con toda nitidez como ineficaces,
mento le antecedió.
ante la creciente complejidad de la problemática
social. 1. El Asistencialismo
Una nueva concepción despuntaba tratando
dereemplazar a la beneficencia y de contribuir al
ELEMENTOS DESCRIPTIVOS
mejoramiento de las condiciones de vida de los sec-
tores "marginales", a través del conocimiento de
- El asistencialismo es una de las actividades socia-
susproblemas concretos. Y para ello, se requería
les que históricamente han implementado las cla-
dotar a estos agentes sociales de un mayor y más
ses dominantes para paliar mínimamente la mi-
adecuado instrumental técnico que les permitiera
seria que generaban y para perpetuar el sistema
operar idóneamente sobre la realidad social en un
de explotación. Ha constituído la esencia no sólo
doble aunque único sentido: atenuar y aliviar los
de las formas de ayuda anteriores a la profesión,
Problemas de la gente y contribuir de ese modo a
sino también del propio Trabajo Social, persis-
evitar la aparición de conflictos.
tiendo en la actualidad.
Al margen de la eventual buena voluntad de - Primero, entonces, los sectores dominantes pro-
algunos de sus gestores y ejecutantes, la propuesta ducían a gran escala la miseria y la enfermedad
Igualmente fracasaría. El meollo de la cuestión no y luego creaban algunos hospitales y asilos.
radicaba, ni radica, en la sola posesión de un mejor Hacia estos injustos fines concurrían, a sabiendas
arsenal académico. La índole de las dificultades coti- o no, filántropos, religiosos, damas de beneficen-
dianas de los sumergidos, nos remite claramente a la
(*> Asistente Social Argentino, Licenciado en Trabajo
intrínseca relación con la ausencia de una políticá Social. Profesor titular de la Facultad de Humanidades
global de soluciones integrales. de la Universidad Nacional del Centro de la Provincia
de Buenos Aires.
16 REVISTA DE TRABAJO SOCIAL

cia y, ya en este siglo, nosotros los Trabajadores cándido- "humanitarismo apolí'tico", que disocia-
Sociales. ba la realidad concreta del país. Precisamente,
- Existía una supuesta intención de atacar los efec- dicha prédica constituía un hecho político de
tos sin reconocer las causas de fondo que provo- clara significación.
caban y provocan la pobreza, la enfermedad, el - Continuaban vedadas para los agentes de la
analfabetismo, la delincuencia, etc. Y decimos su- Asistencia Social las categorías de análisis que
puesta intención porque hasta la propia acción posibilitaran desnudar el significado de esa prác-
paliativa, la ayuda material, siempre fue muy in- tica social y al servicio.de qué intereses se orien.
suficiente. taban esas acciones rotuladas de "ayuda al
-El término "asistencialismo" puede inducir a prójimo".
error, porque en oportunidades pareciera que se - Por último, para una 2omprensión adecuada y
está haciendo referencia a una ayuda material de para descargar también un tanto la angustia usual
importante magnitud. Pero no fue precisamente la de los Asistentes Sociales, hay que recordar que
asistencia material a los desposeídos lo cue pre- el llamado asistencialismo no es una excrecencia
valeció en esa forma de acción social, sino que lo propia de esta profesión, sino del sistema impe-
fundamental, más que la ayuda concreta, era la rante.
asistencia espiritual, las enseñanzas morales, los
interminables consejos, las propuestas de esperan- 2. El Cientificismo
za y resignación.
- En todo aparecía fluídamente lo paternal, lo da- ELEMENTOS DESCRIPTIVOS
divoso, lo "generoso" a manos llenas, pero el esti-
lo cambiaba significativamente cuando se trataba Veamos entonces cómo fueron surgiendo otras
de asistir con bienes concretos a los necesitados. corrientes que concurrieron a remozar esta activi-
- Otra característica la constituyó la mitificación dad (el Servicio Social), sin afectar a fondo las
de la posibilidad de superación global de los pro- orientaciones básicas que guiaban el quehacer
blemas sociales, mediante el esfuerzo individual profesional.
de los propios damnificados. La desigualdad so- - La década del 50 impregnó a América Latina de
cial se asumía como una suerte de-hecho natural planes de desarrollo, que supuestamente iban a
y por ende, en esta concepción, ni siquiera se posibilitar la superación de la situación de sub-
rozaba el cuestionamiento del sistema. ("Los desarrollo en que se encontraban nuestros países.
hombres son libres o esclavos desde el nacimien- Se produce, en consecuencia, el "descubrimiento"
to", había manifestado Aristóteles). de la dimensión política, aunque esencialmente
- El principio de causación individual era atribuído ligada a la perspectiva "desarrollista".
a quienes padecían los problemas sociales, desco- - Esquemáticamente, la propuesta consistía en
nectando la relación existente entre el funciona- adoptar como modelo a los países desarrollados
miento global de la sociedad y la presencia de y generar un proceso por etapas que conduciría
los llamados "males sociales". Desde esta pers- gradualmente a un estado de desarrollo a nues-
pectiva, se condenaba a las víctimas de un orden tros países. La propuesta obviamente negaba que
social y no a éste. las categorías subdesarrollo y desarrollo operaban
- Lógicamente, entonces, la formación profesional como anverso y reverso de una misma realidad.
de las Visitadoras de Higiene, de las Visitadoras - Y para esta transición evolutiva hacia el desarro-
Sociales y de las propias Asistentes Sociales, no lío, serían operativos cierto tipo de técnicos que
requería mayores exigencias académicas. Conoci- actuaran como "agentes de cambio", ante la
mientos instrumentales y de evidente auxiliaridad problemática social. "Agentes de cambio" que
constituían el aprendizaje básico de los primeros integraran a los "inadaptados", a los que presen-
profesionales. taban "patologías" sociales, a una sociedad que
- El paulatino tránsito hacia una formación y una funcionaba "normalmente" y que necesitaba
práctica más tecnificada, no logró desterrar por mantener el equilibrio en su meta hacia el "desa-
completo las concepciones primigenias de esta rrollo". ("El progreso es el desarrollo del orden",
actividad. escribió Augusto Comte, padre del positivismo).
- Se desarrolló, asimismo, una prédica constante - Y esos técnicos (que fuimos, entre otros, noso-
para imbuir a la profesión de un -por lo menos tros los Trabajadores Sociales) para promover la
ARTICU LOS 17

participación y el cambio,debían mejorar sensi- vertiginosa corriente, que se extendió a toda


blemente su formación profesional. Va tomando Latinoamérica y que asumió la denominación de
cuerpo, entonces, la idea de que los problemas "Reconceptualización".
de la vieja Asistencia Social provenían sólo de un - No fue idéntica en todos los países ni se verificó
escaso manejo de instrumental técnico por parte exactamente en los mismos años, pero se recono-
de los profesionales. Y ahí se producen los cam- ce su origen en los países del Cono Sur, a media-
bios en los planes académicos de las Escuelas dos de la década del 60.
de Servicio Social, con un intento de mayor pro- - Enfatizó la denuncia de la realidad y del rol que
fundización científica. Se verifica, de este modo, desempeñaba el Trabajador Social en el manteni-
un importante acercamiento a la psicología, la miento del sistema.
sociología y la antropología, coincidentemente - La Reconceptualización, por cierto, generó un
con el período de institucionalización de dichas proceso de toma de conciencia de los Trabajado-
disciplinas en el país. res Sociales sobre el papel estabilizador y funcio-
- Ya no era cuestión de trabajar para la gente, sino nal que venían cumpliendo. Implicó un impor-
con la gente. Casi como varita de mago se propo- tante momento de avance de la profesión en la
nía, falazmente, la participación de la gente en superación de concepciones arcaicas y sacraliza-
la solución de sus propios problemas. das, férreamente resistentes a cualquier tipo de
El llamado método de Organización y Desarrollo cambios.
de la Comunidad se presentó como una nueva - Se afectó significativamente la "paz" de la pro-
panacea en la práctica del Servicio Social. Pero fesión, aperturándose una etapa de crisis de cre-
el tiempo se encargó de demostrar que los proble- cimiento.
mas de falta de agua, luz, vivienda, salud, educa- - El movimiento se gestó, básicamente, en los claus-
ción, etc. de los vastos sectores populares, no se tros universitarios. Dicho proceso se podría grafi-
resolvían solamente con la Organización de la car de la siguiente manera: (abajo)
Comunidad, y menos con la persistencia de una - Rechazó la tarea asistencial, por caracterizarla
orientación que, a pesar del renovado discurso, únicamente como expresión de los sectores do-
continuaba legitimando el funcionamiento de la minantes.
sociedad. - Renegó de las técnicas. Ello generó una pobre
- Como todos nosotros sabemos ahora, los "cam-
formación en este aspecto, lo cual fue aprovecha-
bios" anunciados por el cientificismo no se pro- do por los cientificistas y por los sectores tradi-
dujeron, demosttrando también como ineficaz cionales.
a esta nueva orientación profesional que sucum- - Se negó el.trabajo institucional. Virtual propues-
bió ante la realidad estructural. No obstante to- ta de abandono de las instituciones que conti-
do ello, constituyó sin duda un corte crítico de nuaron quedando en manos de los profesionales
importancia con el Servicio Social tradicional. tradicionales.
- Se desestimó o abandonó los Colegios o Asocia-
3. La Reconceptualización ciones profesionales, por estar éstos dirigidos por
los Asistentes Sociales tradicionales.
ELEMENTOS DESCRIPTIVOS - Se evidenció frustración en los profesionales que
se graduaban, ante el abismo que existía entre
- Las falencias del asistencialismo y del cientifi- "lo aprendido" (en las aulas) y "1o aplicable" (en
cismo fueron radicalmente impugnadas por una la práctica institucional o de terreno).

Movimiento de Reconceptualización . Universidades


S.S. Tradicional < Organismos Oficiales

De lo que se desprendía:
S.S. Reconceptual izado Versus S.S. Tradicional
(Universidades) (Organismos Públicos)
18 REVISTA DE TRABAJO SOCIAL

-Algunos sectores pasaron del cuestionamiento fesión- la reaparición y avance de las concepcio-
total de los aspectos paliativos y asistenciales de nes más reaccionarias. El debilitamiento de la for-
la profesión, a la pretendida elucubración de un mación profesional acompañó armónicamente el
"rol revolucionario" para el Trabajo Social, que
cruel período de estancamiento y retroceso del
no nos pertenecía. país.
Pareciera que los Trabajadores Sociales siempre - Los sectores más tradicionales del Servicio Social
nos creímos el "ombligo del mundo". Primero estaban impedidos -por su concepción y por su
como benefactores y "ángeles de la guarda" de los nivel- de cuestionar progresivamente a la Recon-
pobres; luego como "agentes de cambio"; más ceptualización.
tarde como "concientizadores"; y finalmente - En muchos ámbitos académicos, durante este pe-
- para rematar - como "revolucionarios". ríodo, ni siquiera se mencionó al Movimiento de
Cabe reconocer que no logró la Reconceptuali- Reconceptualización. Para los sectores de la pro-
zación constituirse en una alternativa consistente fesión que acompasaron el retroceso general de la
de superación del Servicio Social tradicional. Pe- nación, reconocer meramente la existencia de ese
ro ello de ninguna manera la invalida, ya que sen- clave momento del desarrollo del Trabajo Social,
tó las bases para introducirnos a una concepción les provocaba un desorbitado temor y optaron
crítica del Servicio Social. por negar dicha información a las nuevas promo-
El señalamiento de sus carencias y desviaciones, ciones de estudiantes.
no puede negar a la Reconceptualización su vital - La hibernación de muchos Trabajadores Sociales,
aporte en una perspectiva de necesaria ruptura la deserción definitiva de otros; el estudio de nue-
con el Servicio Social tradicional. vas carreras; el afianzamiento de colegas de bajo
nivel y también de algunos otros que oportunis-
4. La Post-Reconceptualización tamente medraron con el vacío profesional y
con la chatura generalizada; el retorno a vertien-
ELEMENTOS DESCRIPTIVOS tes psicologistas; la emigración de profesionales;
etc., constituyen las circunstancias más salientes
- En primer lugar, debe destacarse que el período de este período de la profesión en la Argentina.
de la Reconceptualización fue atacado e impug- El actual período, que sucede cronológicamente
nado por los sectores conservadores de la profe- a la Reconceptualización, constituye un momen-
sión, no desde una perspectiva científica y críti- to complejo de la profesión en el país. Se tendrá
camente superadora, sino desde el interés de res- que gestar un nuevo proceso que recupere lo
catar las tradicionales modalidades de acción que mejor de la Reconceptualización y sus críticas
no respondían a las necesidades de los sectores serias, a la par de neutralizar -por el camino de la
populares y que sí habían contribuído a la legi- controversia madura- el reflorecimiento que se
timación de un injusto sistema. verificó de las posiciones más tradicionales.
- En ese sentido, las falencias evidenciadas por el Todo ello enmarcado en la profunda crisis en que
movimiento de Reconceptualización sólo podían se debate la Argentina, expoliada y reducidos sus
encontrar resolución, a partir de aquellos sectores niveles de vida a límites insospechables, y ávida,
profesionales de mayor lucidez y nivel que pro- a la vez, de hallar prontas soluciones de fondo a
pusieran nuevas alternativas, pero sin intentar los problemas de los sectores populares, que son
regresar a las posturas oscurantistas del Servicio precisamente aquellos con los cuales debe traba-
Social. jar nuestra profesión.
- Para el caso de la Argentina, conviene recordar
que los intentos de cuestionamiento a la Re- Para este tiempo por venir, el Trabajo Social ten-
conceptualización, desde una perspectiva cientí- drá que poner en juego toda su lucidez y todo su
fica, fueron abortados por el golpe de 1976. compromiso, en la perspectiva de la necesaria
- El tremendo retroceso sufrido por las ciencias transformación de las estructuras de domina-
sociales, posibilitó -en el campo de nuestra pro- ción.