Вы находитесь на странице: 1из 3

Sesión 1

Reconocimiento de necesidades

Revisión de acuerdos:
Tiempo: 10’

En plenaria, se hace una revisión de los acuerdos de convivencia en el aula elaborados por los propios
estudiantes para guiar el trabajo a lo largo de este proyecto. Si es necesario se pueden replantear las
normas, evaluando su cumplimiento y otros aspectos que antes no se hayan considerado.
Recordemos que las normas deben ser propositivas y no prohibitivas.

Presentación:
Motivación y exploración
Tiempo: 20’
En esta primera parte vamos a desarrollar una actividad cooperativa entre las y los
estudiantes que les permita identificar actividades cotidianas y placenteras que puedan
realizar entre pares durante su tiempo libre.

“Pasa el lápiz”

Se invita a las y los estudiantes a dividirse en grupos de entre 4 y 6 estudiantes, para luego pedirles
que compartan entre ellos y ellas qué les gusta realizar en compañía de otros durante su tiempo libre.
Para dicho fin, deberán formarse en rondas e ir tomando la palabra a medida que se pasan un lápiz.

1
Sesión 1

Por ejemplo: El primer participante coge el lápiz y


menciona una actividad que le guste realizar en
grupo durante su tiempo libre, luego pasa el lápiz
a su compañero/a de la derecha y él o ella
menciona otra actividad, volviendo a pasar el lápiz
a otro/a compañero/a de la derecha. Así
sucesivamente van surgiendo ideas sobre
actividades: Salir a pasear, escuchar música,
jugar fútbol, jugar a las escondidas, etc.

Si algún estudiante se queda en blanco o no sabe qué decir, puede usar un comodín de “ayuda” y algún
compañero o compañera puede dar una pista. La idea es que la ronda no se detenga, siempre y cuando
sigan apareciendo nuevas ideas de actividades de manera colaborativa.

Nota: En esta actividad es esperable que algunos estudiantes bromeen y planteen actividades que puedan
estar relacionadas con algunas conductas de riesgo. El tutor o tutora debe ayudar a re-dirigir la
conversación hacia actividades que puedan ser respetuosas con los demás o que no provoquen algún
riesgo para la integridad personal de las y los estudiantes; además que sean adecuadas para la edad que
tienen. Una herramienta para responder a estas bromas puede ser realizar preguntas al grupo en torno al
valor de las actividades que se están compartiendo. Por ejemplo:

• ¿Les parece a todas y todos que esta actividad es respetuosa con los demás?
• ¿Están todos seguros de que es una actividad adecuada para estudiantes de su grado?
• ¿La actividad es segura o pondría en riesgo a quienes la realicen?

Desarrollo:
Orientación y recojo de información
Tiempo: 30’

Una vez que las y los estudiantes hayan compartido en sus grupos las actividades que
disfrutan hacer con otros en sus ratos libres, los invitaremos a conversar entre ellos sobre
las razones por las que las consideran placenteras, buscando que puedan vincularlas
con su desarrollo personal.

Dentro de sus mismos grupos, se invitará a los estudiantes a explicar por qué las actividades que
realizan en grupo les resultan placenteras, pudiendo recibir comentarios o preguntas del resto de sus
compañeros/as. Las respuestas que podrían dar son múltiples (“porque me divierto”, “porque me gusta
estar con mis amigos”, “porque no pienso en los problemas”, “porque se siente bien”, etc.).

Sin embargo, trataremos de que ahonden más en ellas para promover el diálogo. En esa misma línea,
nos movilizaremos entre los grupos, incentivando la participación de cada uno de los estudiantes,
buscando que puedan pensar en cómo esas actividades podrían aportar a su desarrollo personal.

2
Sesión 1

Importante
De haberse mencionado varias actividades que resultan nocivas para las y los
jóvenes, se puede realizar una lluvia de ideas con todos los grupos para que
describan las razones por las que dichas actividades no aportarían a su
desarrollo personal. Aquí es importante que tratemos de guiar la actividad
buscando ser comprensivos, promoviendo el análisis y evitando nuestros propios
prejuicios en relación a los temas que pudiesen plantear.

Cierre:
Tiempo: 20’
Cerramos la sesión, escribiendo en la pizarra algunas de las actividades placenteras que
las y los estudiantes plantearon para resaltar la importancia de llevarlas a cabo con sus
grupos de amigos y amigas. Esto nos permitirá recoger información de los recursos con
los que cuentan y que podrían dar lugar a un<proyecto.

Por otro lado, es importante que también tomemos en cuenta las potenciales
amenazas que pudimos haber identificado a lo largo de la sesión para poder
abordarlas a lo largo del proyecto o de ser necesario trabajarlas en una tutoría
individual.