Вы находитесь на странице: 1из 1
2. ratornados sin remedio?/ 3. Lugaresdesconocdos 13 3. Lugares desconocidos pose aes haber su (CHlinterior de una mina) ((Unvestuario de un club (U tna estacion de subte {( El camarote de un submarino (Get cmavtarns fences)" (GUT aa eos to ‘A. El lugar era decididamente horrible. Ropa tirada por todas partes, un cenicero lleno de puchos que largaban un olor asqueroso y como si eso fuera poco, nada para revisar. Apenas los cajoncitos del tocador con algunos tubos de crema y paftuelos de papel y una caja sobre un sillon, repleta de sus fotos en un verdadero derrocke de muisculos, seductoras miradas verdes y sonrisas generosas. :Serén para sus admiradoras? (..). Sobre el tocador, con las luces de colores encendidas, habfa una revista abierta en una hoja donde se veia su foto con la estrella del momento, “Superfdolos” era el titulo de la nota. Todo era silencioso pero desde arriba legaban los aplausos del final de ta obra. aQuién conoce a Greta Garbo?, NORMA HUIDOBRO B. Pablo se aferr6 instintivamente a las piernas de su padre. Zumbdbanle los oidos y el ‘piso que huia debajo de sus pies, le producta una extraria sensacién de angustia. Creiase precipitado en aquel agujero cuya negra abertura habia entrevisto al penetrar en la jaula, ¥y Sus grandes ojos miraban con espanto las lébregas paredes del pozo en el que se hundian con vertiginosa rapidez. En aquel silencioso descenso sin trepidacién ni més ruido que el del agua goteando sobre la techumbre de hierro, las tuces de las lamparas parecian prontas a extinguirse y a sus débiles destellos se delineaban vagamente en la penumbra las hendiduras y partes salientes de la roca: una serie interminable de negras sombras que volaban como saetas hacia lo alto. “La compuerta 12", BALDOMERO LILLO