You are on page 1of 4

ETICA SOCIAL

La ética social es necesaria para que exista una buena convivencia dentro de la sociedad. Tiene
como principio fundamental “respetar los derechos de los demás para que los propios sean
respetados”.

Por consiguiente, la ética social depende de la capacidad que tienen los individuos de
entender que cada acción tiene consecuencias que afectan a lo que nos rodea.

Una vez entendido eso, el ser humano actuará pensando no solo en el, sino que también,
pensará en los demás.

La ética social es un tema que tiene gran complejidad, ya que implica establecer cuáles
son las acciones y comportamientos apropiados que todas las personas deben tener dentro
de una sociedad.

Esta ve a las personas como un todo y no de forma individual, situación que hace compleja
su definición y aplicación, ya que cada individuo tiene una forma distinta de pensar.

Sin embargo, la sociedad ha buscado la manera de poder solventar estas diferencias, por
lo que se establecieron de manera general algunas conductas puntuales que harían más
fácil la convivencia humana.

Entre ellas destaca el respeto por la vida, el respeto a las instituciones, el respeto de los
derechos de los demás, entre otros.

Características de la ética social


La ética social comprende todas las normas de comportamiento que tiene el ser humano
para poder convivir con los demás.

Estas normas también rigen la conducta del ser humano en relación con el medio ambiente
y con las instituciones. Busca que el ser humano se comporte de manera tal que se
beneficie el y a lo que lo rodea.

Por consiguiente, se dice que la ética social rechaza toda acción que pueda resultar
perjudicial. En consecuencia, estas normas establecen que las relaciones en la sociedad
deben ser de manera voluntaria y deben generar un beneficio para todos los que participan
en ella.

Por tal motivo, la ética social requiere que cada ser humano tenga un estado de conciencia
que le permita identificar lo que “está bien” y lo que “está mal”.

También es necesario que tenga sentido de cooperación y participación, voluntad e


iniciativa. Todo con el objeto de que pueda hacer de manera voluntaria lo que los demás
quieren y evitar aquello que no quieren.

La familia, la sociedad y el Estado en la ética social


De acuerdo a lo establecido por Hegel, la ética social está conformada por tres partes: la
familia, la sociedad y el Estado.

La familia

Por su parte, la familia por ser el primer contacto que tiene el ser humano con la sociedad
y por ende con la convivencia propiamente dicha, es la que se encarga de inculcar las
normas y los valores que permitirán su desenvolvimiento dentro de la sociedad.

De la familia depende que cada ser humano actué cumpliendo con sus deberes y
respetando el derecho de los otros.

La sociedad

La sociedad es la que se encarga de crear las normas y las leyes que sustentan esas normas.
Es decir, es la que decide que comportamiento es aceptado y cual no lo es.

El Estado

El Estado es el que se encarga de aplicar y hacer cumplir las normas de comportamiento


dentro de la sociedad.

Este impone sanciones en caso de que los actos violen los derechos de los demás, o sean
perjudiciales para la sociedad en general.

Características de la ética social


A continuación se presentarán una serie de características de la ética social.

Rige el comportamiento del ser humano

La ética social contempla las normas que se deben seguir para que los seres humanos
puedan tener una convivencia pacífica.
Crea principios universales

Las normas que rigen el comportamiento humano, son el resultado de estudios que
determinaron qué comportamientos son beneficiosos para todos y por ende pueden ser
aplicados en las sociedades y mantenerse en el tiempo.

Se dice que son universales porque estos principios son aplicados en todas partes del
mundo sin ninguna distinción.

Por ejemplo, en todas partes del mundo está establecido que robar viola los derechos de
las personas y por ende es considerado un delito.

Es filosófica y abstracta

Se dice que la ética social es filosófica porque se basa en la puesta en práctica de los
valores y el establecimiento de “comportamientos aceptables”.

Es necesario destacar que “los comportamientos aceptables” muchas veces son objeto de
controversia, ya que cada persona tiene una forma distinta de pensar, por lo que muchas
veces lo que alguien considera aceptable, no lo es para el otro.

No acepta la coerción

La ética social establece que la realización de acciones y establecimiento de relaciones


debe ser de manera voluntaria, es decir, no se debe obligar a nadie que forme parte o se
salga de algo.

Es necesario que cada quien realice sus acciones de forma voluntaria.

Ejemplos de normas que rigen el comportamiento del


ser humano
A continuación, se presentan algunos ejemplos de normas que influyen en la ética social.

-Respeto y cuidado de la naturaleza y de los animales.

-Ser amables y generosos con las personas que nos rodean.

-Respeto por las instituciones.

-Respetar los derechos de las demás personas.

-Ser tolerantes.

-Promover la igualdad y la inclusión.

-Respetar las ideas y pensamientos de los demás.

-Ser honestos.
-Evitar la corrupción.

-Respetar a las autoridades.

-No robar.

-No asesinar.

-Cumplir con los deberes.

-No cometer actos deshonestos.

El reciclaje como ejemplo de acción que reflejan la ética


social
El acto de reciclar beneficia al medio ambiente y también a la persona que lo realiza, ya
que permite la reutilización de un material y disminuye en gran cantidad la basura
producida por el ser humano.

Por ejemplo, con botellas de vidrio se pueden hacer jarrones que sirvan de decoración en
la casa. Observándose así, se beneficia el ser humano, ya que tiene un nuevo objeto para
decorar el hogar, y por otro lado beneficia el medio ambiente.

Otra forma de reciclar las botellas de vidrio, es enviándolas nuevamente a las empresas y
fábricas de donde provinieron para que vuelvan a ser utilizadas y así no tengan que
producir nuevas botellas.