Вы находитесь на странице: 1из 5

UNIVERSIDAD TECNICA PARTICULAR DE LOJA

La Universidad Católica de Loja

ÁREA ADMINISTRATIVA

MICROECONOMIA

DILEMA DEL PRISIONERO


.

Alumna: Bustamante Delgado, Astrid Carolina


Docente: Katty Vanessa Celi Sánchez Ing.

LOJA - ECUADOR
Introducción

Un juego tal y como lo conocemos en el lenguaje coloquial nos sugiere una actividad de
entretenimiento que conlleva unas normas a cumplir por varios sujetos que participan
en él con el objetivo de ganarlo. El resultado que el jugador obtenga de un juego no
depende sólo de él, ya que es una variable dependiente tanto de las acciones del
jugador como del resto de los participantes.

La teoría de juegos tiene aplicaciones en muchos ámbitos de la vida tanto a nivel


académico, como laboral y personal. Podría definirse como una teoría derivada de la
matemática que analiza la economía, la biología, la psicología y la sociología, entre
otras. (Hernández, 2015)

El dilema de prisionero es un problema fundamental de la teoría de juegos que muestra


que dos personas pueden no cooperar incluso si en ello va el interés de ambas

Fue desarrollado originariamente por Meriill Flood y Melvin Dresher mientras trabajaban
en RAND en 1950.Albert W. Tucker formalizo el juego con la frase sobre las
recompensas penitenciarias y le dio el nombre del “dilema del prisionero”.

En el dilema del prisionero iterado, la cooperación puede obtenerse como un resultado


de equilibrio. Aquí se juega repetidamente, por lo que, cuando se repite el juego, se
ofrece a cada jugador la oportunidad de castigar al otro jugador por la no cooperación
en juegos anteriores. Así, el incentivo para defraudar puede ser superado por la
amenaza del castigo, lo que conduce a un resultado cooperativo (chelyman, 2012)
Desarrollo

¿Qué es la teoría de juegos?

La teoría de juegos es una rama de las matemáticas aplicadas que se ocupa de


problemas de decisión estratégica en la que los agentes que toman decisiones, las
toman anticipando las decisiones de otros agentes. (Villaseñor, 2014)

¿Qué es el dilema del prisionero?

Como se ha explicado, la teoría de juegos cuenta con una compilación de juegos entre
los que se encuentra el dilema del prisionero. Es un juego no cooperativo, estático y con
información completa. Por lo tanto, no permite a los jugadores llegar a un acuerdo sobre
las estrategias que van a llevar a cabo, así que las decisiones que toman los jugadores
se realizan simultáneamente. Además, todos ellos conocen las consecuencias que
conlleva su toma de decisiones, tanto para los demás como para sí mismos (Pérez, et
al., 2013).

El enunciado básico del Dilema del Prisionero, recogido por Pérez Navarro en su libro
‘Teoría de Juegos’, dice que:

“Dos delincuentes habituales son apresados cuando acaban de cometer un delito grave.
No hay prueba clara contra ellos, pero sí indicios fuertes de dicho delito y además hay
pruebas de un delito menor. Son interrogados simultáneamente en habitaciones
separadas. Ambos saben que si los dos se callan serán absueltos del delito principal
por falta de pruebas, pero condenados por el delito menor (1 año de cárcel), que si
ambos confiesan, serán condenados por el principal pero se les rebajará un poco la
pena por confesar (4 años), y finalmente, que si solo uno confiesa, él se librará de penas
y al otro se le condenará a 5 años.” (Hernández, 2015)

¿En que se basa el dilema del prisionero?

El dilema del prisionero se basa en la premisa de que los sujetos son racionales lo que
significa que buscarán la maximización de su utilidad, lo cual les reporta el mayor
beneficio. Teniendo en cuenta esto se pensaría que ambos optarían por Callar y así
asegurarse recibir una condena inferior. Pero al llevar la teoría a la realidad se ha
comprobado que los sujetos son recelosos a cooperar por temor a la traición del otro.
Aquí es donde surge el dilema que da nombre a este juego. Aun sabiendo que Callar
les ofrece una condena de un año, ambos tienden a Confesar obteniendo unos pagos
de 4 años de condena para cada uno. Esto es así porque ninguno confía en el otro y
piensan: “si callo y el otro confiesa mi condena es de 5 años y él queda libre”. A esto se
le suma la naturaleza humana la cual nos hace egoístas queriendo obtener siempre el
mejor resultado.

En la vida real, ¿cuándo estamos frente a este dilema?

Cualquier situación en la que las personas tienen: un objetivo común que perseguir e
incentivos para regatear su esfuerzo. Por ejemplo, dos estudiantes trabajando para
preparar un proyecto, tienen como objetivo común obtener la mejor calificación posible,
pero si cada uno de ellos tiene el incentivo de trabajar menos que el otro, esa situación
es un dilema del prisionero.

Si aplicamos el “dilema del prisionero” a temas de economía, tendremos


comportamientos muy similares, ya que hablamos de comportamientos humanos. Pero
la situación cambiaria, colocando como ejemplo la competencia por precios de un
producto y que un grupo de empresarios acuerden un precio fijo y reducir la producción.
En el momento que alguno de ellos incumpla con el pacto, todos los demás también lo
harán para reducir sus pérdidas debido al incumplimiento del empresario. La diferencia
que hay entre este caso y el dilema del prisionero se basa en el beneficio. En el caso de
los dos prisioneros si alguno de los dos acepta los cargos el beneficio es total, por el
contrario, en el caso de los empresarios si alguno decide bajar el precio y aumentar la
producción el beneficio tan solo será por un tiempo, mientras el otro empresario
reacciona para equilibrar las perdidas.

¿Entender el dilema del prisionero nos ofrece herramientas de decisión?

Lo que hace el dilema del prisionero es que captura una intuición. El objetivo de esta
rama de las matemáticas aplicadas no necesariamente es explicarles a las personas lo
que ellos mismos hacen, así como el objetivo de la aeronáutica no es explicarles a los
pájaros cómo volar. Pero podemos usar estas intuiciones sobre las interacciones
estratégicas comunes para diseñar instituciones o para ayudar a resolver algunos retos
en nuevas situaciones. Conceptualizar el dilema no necesariamente es útil para las
decisiones.

Conclusiones

Una conclusión importante frente al dilema del prisionero es que se basa en el bienestar
común implicando decisiones que mejoren la calidad de vida de todas las personas,
porque si se actúa de esta manera se podría llegar a un bienestar mucho mejor al cual
nos encontramos ahora, no sólo mejoraría la economía y la calidad de vida, también se
tendría una mejora en relaciones humanas.
Referencias

chelyman. (20 de 09 de 2012). ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y


Monografias. Obtenido de DILEMA DEL PRISIONERO:
https://www.clubensayos.com/Negocios/DILEMA-DEL-
PRISIONERO/301154.html
Hernández, T. S. (25 de 06 de 2015). uvadoc.uva.es. Obtenido de El Dilema del
Prisionero y la: https://uvadoc.uva.es/bitstream/10324/15834/1/TFG-E-176.pdf
Villaseñor, M. d. (28 de 03 de 2014). Letras Libres. Obtenido de Dilemas económicos:
Dilema del prisionero: https://www.letraslibres.com/mexico-espana/dilemas-
economicos-dilema-del-prisionero