You are on page 1of 3

Encabezado: Morfofisiología de la Digestión

Generalidades del Sistema Digestivo Digestión Gástrica e Intestinal

Introducción

Los animales obtienen la energía que necesitan, para realizar sus funciones y crecimiento, así

como los componentes necesarios para constituir su organismo de la ingestión de sustancias

llamadas alimento, este proceso de ingestión de alimentos es el que se denomina alimentación.

En su mayoría los componentes orgánicos del alimento están en forma de grandes moléculas

insolubles, que deben de ser convertidas en otras mas simples, para que pueda atravesar las

mucosas del sistema digestivo y así pasar al torrente sanguíneo.

Tanto el hombre como la mayoría de los animales no producen las enzimas (celulosas) capaces de

romper los enlaces entre las moléculas de glucosa que constituyen a la celulosa.Numerosos

microorganismos, especialmente bacterias, sí poseen esta capacidad. Los animales rumiantes a

través de convergencia evolutiva han desarrollado una simbiosis con microorganismos, muchos de

los cuales son celulolíticos. La celulosa así degradada sirve en buena medida para suplir las

necesidades energéticas del mamífero.Por otra parte, los rumiantes se distinguen de los animales

de estómago simple o monogástricos por el desarrollo de una serie de compartimentos dispuestos

anteriormente al verdadero estómago o abomasum, conocidos como preestómagos. De estos

compartimentos, el rumen es el de mayor tamaño y el más importante desde el punto de vista

metabólico. Gracias a su dotación de microorganismos simbiontes, en el rumen los constituyentes

químicos de la ingesta sufren un proceso de fermentación microbial, que da como resultado la

producción de células microbianas, que serán subsecuentemente utilizadas como fuente de

proteínas y otros nutrientes por el animal productos de desecho del metabolismo microbial,

muchos de los cuales pueden también ser utilizados por el animal para la obtención de energía o
Encabezado: Morfofisiología de la Digestión

usado en biosíntesis. Como resultado de esta conversión de constituyentes celulares de vegetales

en células microbianas, el metabolismo del animal rumiante es diferente de aquel de los animales

monogástricos, y así la composición de tejidos, particularmente la composición lipídica de los

rumiantes es distinta. A la sazón, es en el rumen donde son sintetizados los ácidos grasos volátiles

que serán subsecuentemente utilizados para lipogénesis en los tejidos del animal huésped. En el

rumen, los ácidos grasos insaturados provenientes de la dieta son hidrogenados lo que tiene

importantes consecuencias en la composición de los tejidos del animal.

El presente trabajo consiste en una revisión general de la estructura, organización y función del

tracto digestivo del rumiante, junto con un resumen de los procesos microbiales que ocurren en el

rumen. Debido a que la literatura disponible es muy extensa al respecto, se ha elegido un mínimo

indispensable de referencias específicas para realizar un cuadro comparativo al respecto.


Encabezado: Morfofisiología de la Digestión

Conclusiones

El principal propósito de este trabajo es explicar con términos simples cada una de las partes de este

sistema tan complejo e indispensable, Esto lo pudimos comprobar cuando mostramos el

funcionamiento de los sistemas digestivos con el cuadro comparativo, que funcionan de diferentes

maneras, pero que todos tienen un mismo propósito: nutrir a ese ser vivo.

Se concluye que los rumiantes se caracterizan por presentar estómago tetralocular (dividido en cuatro

cámaras): panza (rumen), bonete (redecilla), libro (omaso), cuajar (abomaso). En la panza y el bonete

se almacena temporalmente el alimento, regresando a la boca; de la boca retorna al estómago pasando

a través del libro, al cuajar. El cuajar es el verdadero estómago de los rumiantes, porque se segrega el

jugo gástrico. La absorción de nutrientes se realiza en el intestino, este finaliza en el ano como punto

fundamental al tener en cuenta el cuadro comparativo.

Se tuvo en cuenta que los alimentos son imprescindibles para cualquier organismo animal, puesto que

proporcionan la energía que requiere el cuerpo y constituyen la fuente de nutrimento a partir de la

cual se registran el crecimiento y la regeneración. Una vez ingerido, el alimento se descompone en

sustancias químicas simples por el proceso de la digestión y, posteriormente, los compuestos químicos

nutritivos pasan por absorción a las células del cuerpo y a los tejidos, en los que habrán de ser

aprovechados mediante el mecanismo fisiológico denominado metabolismo