Вы находитесь на странице: 1из 2

ENSAYO SOBRE EL USO EXCESIVO DE LA TECNOLOGÍA Y CUÁL ES EL EFECTO QUE TIENEN EN

LAS RELACIONES FAMILIARES

La tecnología es uno de los pilares más importantes en


nuestra vida diaria. Nos ayuda a comunicarnos, nos facilita
el trabajo doméstico y el acceso a la información; estos
fueron los principales usos que tuvo por décadas. Sin
embargo, su utilidad se ha modificado de ser, solamente,
una ayuda a ser más que todo una manera de
entretenimiento y salvarte de esas “incómodas”
conversaciones en las que no sabes de que hablar. ¿Cómo
influye esto en las relaciones familiares?

La familia es el núcleo de la vida social de una persona, es decir, la pieza fundamental y por la
cual empieza la interacción. Uno suele conversar con la familia sobre cómo le fue en su día, sale
a pasear con ellos o se dedican a pasar tiempo juntos en las horas de comida. Pero, la adicción
a la tecnología está causando un cambio en estos hábitos. Lo cual tan solo trae consecuencias
para las familias. Entre ellas podríamos mencionar la falta de comunicación; años atrás, si uno
tenía una duda, iba directamente a la madre o al padre a hablar, en cambio, ahora se encuentran
estos grupos de Whatsapp llamados “familia” donde se consultan todos los temas del hogar y
ya no hay necesidad de interactuar cara a cara con el otro. Otra consecuencia es la
desvalorización del tiempo en familia, una familia puede estar sentada en la sala de estar viendo
una película, pero realmente no es así, unos están de vez en cuando revisando sus
actualizaciones en las redes sociales y otros están “mensajeando” con sus amigos por chat;
poniendo otro ejemplo podemos decir que una familia sale de viaje en carro, lo que haría una
familia sin tecnología sería hablar, cantar y reírse juntos en el trayecto; no obstante, ahora, los
niños de atrás están jugando con la Tablet, los jóvenes escuchando música y contestando
mensajes, mientras uno de los padres que tiene el rol del copiloto está con el GPS. ¿Y qué pasa
cuando llegan al destino turístico? Se toman fotos, suben estados diciendo que se encuentran
en tal lugar en vez de estar disfrutándolo personalmente.

Así es como la tecnología ha hecho que los padres pierdan la comunicación con sus hijos, que
estos no sepan cómo comunicarse con ellos y tengan ese temor de decir algo que este mal. Se
ha perdido la comunicación que unía a la familia; aunque eso no es todo, esta también ha
causado otros no relacionados a la interacción. El irrespeto y la pérdida de autoridad han
generado que los hijos pierdan prudencia contra sus padres, como sabemos el internet es su
sitio sin restricción de edad, eso significa que un niño puede buscar alguna cuestión en el
buscador, y le saldrán millones de resultados, hasta algunos que no deberían ser permitidos para
él. Podría ver cosas violentas y tratar de imitarlas, por consiguiente se volverá más agresivo y
sus padres al intentar apaciguarlo, el niño actuaría faltándoles el respeto a ellos o a otras
personas que lo traten de corregir.

La tecnología afecta parcialmente a las relaciones familiares. El uso excesivo de esta, genera
ciertas tensiones. Sin embargo, la tecnología es una herramienta indispensable en la vida
cotidiana, y aunque se utilice en gran medida para laborar o para ocio, esta misma ha generado
una mejor comunicación, debido a que ahora se puede interactuar sin utilizar necesariamente
el habla. Además, en este el valor sentimental que se le da a la familia sigue siendo muy
importante. Casi siempre les pueden brindar un tiempo de calidad sin ser interrumpidos por sus
aparatos tecnológicos. La población que no considera importante la interacción familiar, suele
ser más propensa a conflictos y peleas en su hogar. Si se le da un uso adecuado y necesario a la
tecnología en casa, no habría porqué para que existan conflictos; un excesivo uso de esta, puede
deteriorar las relaciones familiares.