Вы находитесь на странице: 1из 44

UNIVERSIDAD YACAMBU

VICERECTORADO ACADÉMICO
COORDINACIÓN DE CONTADURÍA
ESTADÍSTICA DESCRIPTIVA
BARQUISIMETO – ESTADO LARA

ASIGNATURA : ESTADÍSTICA DESCRIPTIVA


FACILITADOR : MATA MATA, HAMLET
FECHA : 00/00/2009

ASIGNACION Nº 0
PONDERACIÓN: 25%

Profesora CARMEN TORRES en mi humilde opinión creo que esta debería ser
la primera asignación de los estudiantes en virtud de que Todos los estudiantes
que realicen estudios por medio de la modalidad educativa virtual (e-learning) o
semi virtual b-learning es indispensable que conozcan los principios elementales
de este nuevo paradigma educativo.
Es necesario que los participantes analicen la lectura “INTRODUCCIÓN AL
APRENDIZAJE VIRTUAL” material que lo meterá en una lectura fascinante y
principalmente para los jóvenes. Adelante Muchachos, esta ola de las TIC es de
ustedes, de su época, aprovéchenla, recuerden que el futuro es nuestro, todo
depende de nosotros, así que vamos a superar esa brecha digital que nos separa
de los países más avanzados y en sus manos esta esa misión. Quiero finalizar
con la postura filosófica de ese héroe de la Segunda Guerra Mundial y del siglo
XX Sir Winston Churchill cuando en la Universidad de Oxford en el discurso de

graduados lo único que dijo fue “NUNCA SE RINDAN”. Por lo tanto


muchachos el mandato es NUNCA NOS RINDAMOS, EL FUTURO ES
NUESTRO. Saludos.

ASIGNACIÓN: Busque varias definiciones de educación virtual y en función


de ellas elabore una definición propia (5.0 %)
Tomando en consideración el contenido del texto elabore un ensayo no
mayor de seis páginas ni menor de cinco. (20.0
INTRODUCCION AL APRENDIZAJE VIRTUAL

OBJETIVO: conocer los principios basicos pertinentes a la


Educación Virtual.

CONTENIDO: Definicion de Educacion Virtual y Aprendizaje virtual. Bases


pedagogicas del aprendizaje virtual. Facilitador virtual. Evaluacion de La
educacion virtual.

INTRODUCCION AL APRENDIZAJE VIRTUAL

Material elaborado por:


FERRANTE BRAVO, LUISA MATILDE
GARCIA LOPEZ, MARIA ESTHER
MATA MATA, HAMLET

La educación virtual es una actividad humana que se lleva a cabo a distancia, según un
modelo de adquisición de conocimiento, en función de unos objetivos educacionales,
mediante tecnologías informáticas y de telecomunicaciones, brindando gran flexibilidad al
uso del tiempo, otorgando una libertad geográfica y locativa casi total, y generando una
tónica de trabajo colaborativo capaz de moldear muchos aspectos de la sociedad tal como
hoy la conocemos.

Como lo indica, Begoña Gros, (2006), la educación ha podido conservar con pocas
diferenciaciones su paradigma clásic o de enseñanza. De esa manera ha sobrevivido
a los progresos de la sociedad. No obstante las tecnologías de la información y la
comunicación (TIC), plantean nuevos contextos, que demandan una exploración
penetrante de la educación en sus diferentes semblantes. En consecuencia la
modalidad de enseñanza, las metodologías , la manera de acceder y alcanzar
conocimientos , los recursos esgrimidos, entre otras semblantes son perturbadas por
esas TIC.

Desde que nacemos y nos relacionamos estamos siempre expuestos a procesos de


aprendizaje. Educación y aprendizaje son, de hecho, acciones plenamente humanas. Pero
hay quien opina que la educación a distancia sólo puede ser formación, es decir, proceso
instruccional, no educativo. Forma parte de nuestro ser social. La metodología y la práctica
de educación a distancia, de algún modo ha sido el puntal que ha impulsado la evolución de
la tecnología de la educación.

Entre 1960 y 1975 se fundaron en África más de veinte instituciones de Educación a


Distancia. Hay un gran desarrollo de la educación a distancia que es utilizada para resolver
problemas puntales en los sistemas formales. Son varias las universidades que desarrollan
programas de EAD.
La educación forma parte destacada de nuestros mecanismos de identificación, transmisión
y pervivencia humana. Educación y aprendizaje son, de hecho, acciones plenamente
humanas. Pero hay quien opina que la educación a distancia sólo puede ser formación, es
decir, proceso instruccional, no educativo. La implantación de las tecnologías en los
ambiente educativos pueden conseguir beneficios para el sistema educativo en su
conjunto, estudiantes, didácticos y la comunidad universitaria en general. En el
caso de los educadores, las tecnologías ponen a su disposición variados recursos
electrónicos: software, documentos, página web, pizarra digital, etc, suministran la
participación en redes de educadores, apoyan el trabajo de proyectos en forma
colaborativa con otros centros universitarios (Harasim, 2000, Hepp, 2003; Crook,
1998)

La educación no puede ser ajena al potencial que los nuevos espacios de relación virtual
aportan. La educación convencional y la educación a distancia están convergiendo en un
mismo paradigma, en un mismo espacio de reflexión y de análisis que estimula los
procesos de optimización de la acción educativa, especialmente en el ámbito de la
educación superior universitaria y permanente. La metodología educativa para entornos
virtuales de aprendizaje debe estar centrada en el estudiante. La educación virtual como
"concepto" ha generado bastantes discusiones en el marco social educativo. La educación
virtual es un sistema y modalidad educativa que surge de la necesidad propia de la
educación y tecnología educativa Las nuevas formas de hacer educación, sus
metodologías, sus modelos, sus teorías, experiencias, tendencias, ventajas y desventajas se
describe como contextualización educativa del siglo XXI. La realidad virtual es desmedida.
Para satisfacer las crecientes necesidades de educación en nuestra sociedad surge una nueva
propuesta llamada Educación Virtual, basada en el concepto de Educación a Distancia
conocido también como Distance Learning.

La Educación Virtual es la modalidad educativa que eleva la calidad de la enseñanza


aprendizaje; la educación virtual es una combinación entre la tecnología de la realidad
virtual, redes de comunicación y seres humanos. Las Universidades virtuales han surgido
en grupos académicos que tienen diferentes antecedentes y tradiciones académicas, lo que
ha dado lugar a nombres como: Educación en línea, Educación por Comunicación Mediada
por Computadora (CMC), Videoconferencia (por computadora), Universidad Global,
Educación mediante Tecnologías de la Información, Universidad Virtual y Educación en el
Ciberespacio. La mayoría de estos nombres provienen de las unidades de educación a
distancia y de los grupos de tecnología de la educación. Aunque cada uno de los autores
mencionados tiene diferentes aspectos sobre lo que es la educación, todos están de acuerdo
que Educación a Distancia está relacionada con el factor "lejos" o "distancia". Soñar
cuesta poco y la Universidad de Educación a Distancia es una fábrica de sueños.

La educación a distancia es una modalidad alternativa y complementaria de la educación


presencial, no la reemplaza ni la invalida. La educación virtual tiene unos modelos que le
son propios. Y es verdad, le son propios en tanto que educación, no en tanto que virtual, ni
en tanto que a distancia. No se ha mencionado aún la educación virtual, es decir, la
educación llevada a efecto desde la no- presencialidad y en entornos mayoritariamente
virtuales, pues no toda la educación a distancia es virtual. Estar en este espacio digital de
educación superior es ya una realidad. Algunas de las ventajas de la formación a distancia
desde el aspecto de educación virtual son: Supera los límites del aula. Usar tecnología de
vanguardia.

La especialista en educación a distancia Marta Mena explica cómo esta modalidad llegó
para quedarse. Hoy prácticamente no hay universidad que no ofrezca a sus alumnos algún
curso virtual. Son propuestas muy interesantes. Un docente presencial está acostumbrado a
ser el portador de los contenidos, mientras que a distancia el portador son los materiales.
No son mágicas.

Las nuevas tecnologías de la información y de las comunicaciones


posibilitan la creación de un nuevo espacio social-virtual para
las interrelaciones humanas, este nuevo entorno, se está desarrollando en el área de
educación, porque posibilita nuevos procesos de aprendizaje y transmisión del
conocimiento a través de las redes modernas de comunicaciones. Las redes digitales son
parte de ese cambio social, pero hay que tener en cuenta muchas tecnologías coadyuvantes.
El teléfono, la radio y televisión, el dinero electrónico, las redes telemáticas, las tecnologías
multimedia, La Interne y las Computadoras y la realidad virtual son tecnologías a tener en
cuenta.

En el nuevo espacio social todavía no hay escenarios específicamente diseñados para la


educación, o son muy pocos. Se entiende que la modificación de la actividad educativa
virtual deberá ser profunda. El uso intensivo de las tecnologías en las experiencias de
educación a distancia ha permitido una percepción más moderna de este tipo de educación;
el aprendizaje en red. Los estudiantes no están solos en su proceso de aprendizaje. Las
tecnologías. Son elementos importantes: a) los usuarios servidos y b) la colección e
información ofrecida.

Las nuevas tecnologías de la información y comunicaciones (TIC) han generado cambios


en muchos ámbitos de nuestra vida, entre ellos en la educación. Se han generado fisuras en
el arraigado paradigma de la Educación Superior, las TIC han acortado las distancias, los
tiempos, han cuestionado el precio, la propiedad de la Educación Superior, ¿Se está
agotando el actual modelo de Educación Superior? con la ayuda de las TIC ¿Se podrán
democratizar realmente la Educación Superior?. El e-learning se ha ganado un creciente
espacio en la Educación y en especial en la Educación Superior. La Educación a distancia
ya se había puesto en entredicho, la barrera que exigía estar físicamente en el lugar donde
se imparte la educación, el e-learning o educación virtual, con su mayor riqueza de medios
y recursos colaborativos, ha empezado a competir con la educación tradicional,
especialmente en la Educación Superior y fuertemente en estudios de postgrado. Acceso al
conocimiento actualizado.

LA HISTORIA DE LA EDUCACIÓN VIRTUAL

La "virtualidad" no es algo nuevo en la historia de la humanidad. Desde el mito de la


caverna de Platón, pasando por las imágenes o leyendas de la Edad Media, hasta la visión –
no desde la fe– de la percepción cristiana de la eucaristía, la virtualidad, entendida como
semblanza de realidad (pero no real), ha estado siempre presente entre nosotros. Hoy en día
la tecnología nos brinda ese potencial, de posibilidad de incluso, visionarlo con nuestros
propios ojos, reconstruir la imaginación, de hacer realidad visual nuestras ideas. Se trata de
lo que paradójicamente llamamos "realidad virtual". Hoy existe, además, la posibilidad
ampliamente difundida de construir auténticas comunidades virtuales, es decir, espacios no
físicos y atemporales de interacción humana.

La metodología y la práctica de educación a distancia, de algún modo ha sido el puntal que


ha impulsado la evolución de la tecnología de la educación. Luego, la implementación de
nuevas tecnologías como audiovisuales, y ahora materiales interactivos mediante el uso de
computadoras, la Internet que ha dado el paso de aparición de aulas virtuales. "El salto dado
por la nueva tecnología educativa es el equivalente al dado en el transporte, "...de la mula al
avión". Con la fusión de la informática en las comunicaciones (la teleinformática), ha
convertido al computador en un fabuloso apoyo para el docente; gracias a sus diversas
aplicaciones como la producción de acetatos a color, la edición multimedia o la
comunicación simultánea de voz, datos y vídeo, es ya una verdadera revolución". Según
estudios, la Educación a Distancia organizada se remonta al siglo XVIII, con un anuncio
publicado en 1728 por la Gaceta de Boston, en donde se refería a un material auto-
instructivo para ser enviado a los estudiantes con posibilidad de tutorías por
correspondencia.

Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, se produjo una expansión de esta modalidad para
facilitar el acceso a los centros educativos en todos los niveles, especialmente en los países
industrializados occidentales, en los centroeuropeos y en las naciones en desarrollo
"tercermundistas". Esto obedeció al incremento de la demanda de mano de obra calificada
registrada. En la década de los ‘60 y ‘70 se ha dado una marcada expansión de la Educación
a Distancia, tanto en el terreno práctico como en el teórico. Entre 1960 y 1975 se fundaron
en Africa más de veinte instituciones de Educación a Distancia. Entre 1972 y 1980, en
Australia, el número de instituciones a distancia pasó de 15 a 48. Sin embargo es en los
países industrializados o desarrollados como Canadá, Inglaterra, Alemania, los Estados
Unidos y Japón, donde se le dio más valor a esta modalidad. Para los años 80's la
educación a distancia evoluciona en una herramienta verdaderamente interactivo con la
aplicación de videoconferencias.

A fines de la década de los ‘90 nos encontramos con un gran despliegue de las ofertas a
distancia en diversos ámbitos y para todos los gustos: desde una carrera universitaria o de
postgrado, hasta cursos para la satisfacción de un interés personal o el uso del tiempo libre.
A partir de la Open University comienzan a surgir otros programas de instituciones de
educación superior a distancia en todo el mundo usando medios didácticos muy semejantes.
Las nuevas opciones tecnológicas aplicadas a la educación como la informática y las
telecomunicaciones, han contribuido al desarrollo de esta modalidad educativa hacia lo que
hoy ya se conoce como la universidad virtual. Algunos ejemplos de estos modelos de
educación son: la Universidad de Gobernadores de Occidente y el Campus Mundial Virtual
de la Universidad Estatal de Pensylvania, ambas instituciones iniciándose en verano de
1998 en los Estados Unidos y la Confederación de Instituciones de Aprendizaje Abierto de
Sud Africa (COLISA). Los recursos tecnológicos utilizados en estas instituciones (texto,
vídeo, audio, fotografías digitalizadas, revistas electrónicas, bibliotecas virtuales,
enciclopedias electrónicas, etc.) posibilitan mediante la metodología adecuada, suplir e
incluso superar en algunos aspectos, a la educación presencial.
EL CONSTRUCTIVISMO

El precursor de la primera aproximación constructivista fue Barlett (1932, en Good y


Brophy, 1990) el constructivismo se apoya en que “el que aprende construye su propia
realidad o al menos la interpreta de acuerdo a la percepción derivada de su propia
experiencia, de tal manera que el conocimiento de la persona es una función de sus
experiencias previas, estructuras mentales y las creencias que utiliza para interpretar objetos
y eventos.” Lo que alguien conoce es aterrizado sobre las experiencias físicas y sociales las
cuales son comprendidas por su mente.” (Jonasson, 1991).

Si cada individuo presenta sus propios puntos de vista referente a la realidad, es pertinente
entonces formularse la siguiente interrogante, ¿cómo podemos comunicarnos dentro de la
sociedad y/o coexistir? Jonassen, retoma este semblante en su escrito denominado
Tecnología del Pensamiento: Hacia un Modelo de Diseño Constructivista, donde se
plantean los siguientes comentarios:

• Quizás la percepción más equivocada del constructivismo es la de creer que cada


quien construye una realidad única, que la realidad existe solamente en la mente
del que la conoce, lo cual conduciría a una anarquía intelectual.
• Una respuesta razonable a esta crítica la da Gibsonian con su perspectiva, la cual
considera que existe un mundo físico que está sujeto a las leyes de la naturaleza
que todos afortunadamente reconocemos de la misma manera, porque esas leyes
también afortunadamente son percibidas por el ser humano de la misma manera.
• Los constructivistas también creen que una buena parte de la realidad es
compartida a través del proceso de negociación social...

Si examinamos por medio de algunas corrientes filosóficas y psicológicas del pasado, las
orientaciones hacia el constructivismo se podrían localizar en los artículos de Bruner,
Ulrick, Neiser, Goodman, Kuhn, Dewey y Habermas. La influencia más penetrante se debe
al trabajo de Jean Piaget el cual es interpretado y ampliado por Von Glasserfield
(Smorgansbord, 1997).

El constructivismo es una corriente filosófica que se origina con los postmodernistas, cuya
base teórica mantiene que la existencia de una multiplicidad de sistemas de creencias en
oposición a las consolidadas verdades premodernas. Esta corriente filosófica se origina en
un contexto donde el debate fluye en torno a lo que se concebía por objetividad. La
corriente positivista salvaguardaba la comprensión del mundo en su carácter objetivo e
independiente de lo humano, vale decir, libre de cualquier contaminación subjetiva. En
discrepancia al positivismo emerge otra alternativa, que postula que expulsar al sujeto de la
observación es declarar imposible la misma observación y su posterior conocimiento,
insertándose en el contexto de esta tensión epistemológica el constructivismo, con la
atención puesta en la interdependencia entre observador y mundo observado (López, 1996)

Según Vygotsky (1978), el conocimiento es un proceso de interacción entre la persona y


el ambiente, pero el ambiente entendido como algo social y cultural, no simplemente físico.
Asimismo impugna los enfoques que reducen la Psicología y el aprendizaje a una sencilla
acumulación de reflejos o asociaciones entre estímulos y respuestas. Hay aspectos
específicamente humanos no reducibles a asociaciones, tales como la conciencia y el
lenguaje, que no logran ser ajenos a la Psicología. A diferencia de otras perspectivas,
Vygotsky (1978) no niega la jerarquía del aprendizaje asociativo, no obstante lo considera
perceptiblemente insuficiente.

El constructivismo es una perspectiva compartida por distintas tendencias de la


investigación psicológica y educativa. Entre las cuales se hallan las teorías de Jean Piaget
(1952), Lev Vygotsky (1978), David Ausubel (2000), Jerome Bruner (1960), sin embargo
ninguno de ellos se designó como constructivista, pero sus ideas y propuestas
manifiestamente ilustran las ideas de esta corriente. Respecto al constructivismo, Parica
Ramos, Bruno Liendo y Abancin Ospina (2005) aseveran que “…es en primer lugar una
epistemología, es decir una teoría que intenta explicar cuál es la naturaleza del
conocimiento humano. El constructivismo asume que nada viene de nada. Es decir que
conocimiento previo da nacimiento a conocimiento nuevo” (p. 3)

El constructivismo mantiene que el aprendizaje es fundamentalmente activo. Un individuo


que aprende algo nuevo, lo agrega a sus experiencias previas y a sus adecuadas estructuras
mentales. Cada nueva información es asimilada e instalada en una red de conocimientos y
experiencias que se hallan preliminarmente en el individuo, como derivación es pertinente
aseverar que el aprendizaje no es ni pasivo ni objetivo, en cambio es un proceso subjetivo
que cada individuo va cambiando constantemente de acuerdo con sus experiencias (Parica
Ramos y otros, 2005)

Von Foerster citado Watzlawick y Krieg (1994), en referencia al tema, sostiene que una
ilusión representativa de la tradición occidental, reflejada en la noción de objetividad, se
fundamenta y pretender que las propiedades de un observador no entran en la descripción
de sus observaciones. El autor antes citado se le reconoce como el principal inspirador del
constructivismo radical, quien afirma afirma que “la objetividad es la ilusión de que las
observaciones pueden hacerse sin un observador” (p. 19).

Sin embargo y adjudicando los riesgos de toda elucidación no consagrada, el


constructivismo, si bien irrumpe en manos de los filósofos postmodernos, encuentra sus
primeras referencias en obras de la ideología antiguo, en un mundo cuya tradición
intelectual se distinguía por la afirmación y concepción de existencias de esencias
indisolubles, irrumpe la idea (y tal vez la idea primigenia del constructivismo) de que el ser
humano es el único responsable de sus criaturas, con una mirada que renuncia toda
autoridad externa, oráculos, mitos y leyendas heroicas, para incriminar los derechos del
pensamiento (López, 1996).

El constructivismo establece actualmente que la realidad no es otra cosa que la


construcción de un observador. Cualquier investigación cuidadosa respecto de una
observación determinada, consigna ineludiblemente a las cualidades del observador y sus
interacciones con otros observadores. La clásica diferencia entre sujeto y objeto no se
sustenta permaneciendo la supuesta objetivad superada. La realidad es una derivación cuya
autoría es atribuible a los propios seres humanos, como dice Protágoras: El hombre es la
medida de todas las cosas (citado en López, R. “Constructivismo radical de Protágoras a
Watzlawick”,1996).

En este orden de ideas Watzlawick, (1992) sostiene que:

Expresado de manera muy sucinta, el constructivismo moderno analiza aquellos procesos


de percepción, de comportamiento y de comunicación, a través de los cuales los hombres
forjamos propiamente, y no encontramos, como ingenuamente suponemos, nuestras
realidades individuales, sociales, científicas e ideológicas (p. 123).

Una jurisdicción trascendental en el tema tratado es lo que se entiende por verdad. Si la


verdad está constituida y posee sus expositores genuinos, es fácil manifestar, corregir y
hasta sancionar la falta. No hace falta discusiones, ni delicados acuerdos. La tentación de
intentar poseer la verdad ha sido con insistencia fuente de intransigencia, y algunas veces
con dramáticas consecuencias, al respecto Watzlawick (1992) asevera que las
implicaciones éticas que posee el constructivismo son tales que:

La historia de la humanidad enseña que apenas hay otra idea más asesina y despótica que el
delirio de una realidad real (entendiendo por tal, naturalmente, la de la propia opinión), con
todas las terribles consecuencias que se derivan con implacable rigor lógico de este
delirante punto de partida. La capacidad de vivir con verdades relativas, con preguntas para
las que no hay respuesta, con la sabiduría de no saber y con las paradójicas incertidumbres
de la existencia, todo esto, puede ser la esencia de la madurez humana y de la consiguiente
tolerancia frente a los demás. Donde esta capacidad falta, nos entregamos de nuevo, sin
saberlo, al mundo del inquisidor general y viviremos la vida de rebaños, oscura e
irresponsable, sólo de vez en cuando con la respiración aquejada por el humo acre de la
hoguera de algún magnífico auto de fe, o por el de las chimeneas de los hornos crematorios
de algún campo de exterminio (p. 122).

El constructivismo involucrar una ética de la convivencia, en su centro se localiza la


tolerancia. Cuando nadie puede considerarse acreditado para intentar la mirada correcta, y
cuando el diálogo y la discusión sobrepasan la pretensión, en tal sentido tenemos un
soporte para el ineludible respeto que exige la convivencia social. El constructivismo se
refiere entonces, a una epistemología del observador. Ubicada más bien en la interrogante
¿cómo conocemos? y no en ¿qué conocemos?. Lo que se conoce, ciertamente, deriva del
observador y no de lo observado, y es la expresión, concluyente, la que origina la noción de
objetividad. Ésta es la intención del constructivismo, abandonar gestionadas verdades
análogas para todos, imborrables y perdurables; y pretender con el mundo de la pericia,
como la única circunstancias a la que tenemos acceso (Watzlawick y Krieg, 1994)

Las suposiciones del constructivismo de Merril

• El conocimiento se construye a partir de la experiencia.


• El aprendizaje es una interpretación personal del mundo.
• El Aprendizaje es un proceso activo en el cual el significado se desarrolla sobre la
base de la experiencia.
• El crecimiento conceptual proviene de la negociación de significado, del compartir
múltiples perspectivas y de la modificación de nuestras propias representaciones a
través del aprendizaje colaborativo.
• El aprendizaje debe situarse sobre acuerdos realistas; la prueba debe integrarse con
las tareas y no con actividades separadas.(Merril, 1991 en Smorgansbord, 1997)

Constructivismo Social de Vygotsky

El constructivismo Social es un modelo filosófico fundamentado en el constructivismo, al


respecto Parica Ramos y otros (2005) sostienen que:

…el conocimiento aparte de de formarse desde de las relaciones ambiente-yo, es la


sumatoria del factor entorno social a la ecuación: Los nuevos conocimientos se forman a
partir de los propios esquemas de la persona producto de su realidad, y su comparación con
los esquemas de los demás individuos que lo rodean.
El constructivismo social es una rama que parte del principio del constructivismo puro y el
simple constructivismo es una teoría que intenta explicar cuál es la naturaleza del
conocimiento humano (p. 3)

En consecuencia, el constructivismo trata de auxiliar a los educandos a internalizar,


reacomodar, o convertir la información nueva. Esa transformación acontece por medio de
la instauración de nuevos aprendizajes y esta derivación del aparecimiento de nuevas
estructuras cognitivas, que acceden oponerse a contextos iguales o parecidos en la realidad.
En este sentido, el constructivismo percibe el aprendizaje como una acción personal
encuadrada en contextos funcionales, significativos y genuinos (Parica Ramos y otros,
2005) Todas esas tendencias han sido tomadas de matices diversos, se pueden subrayar dos
de los especialistas del área de mayor jerarquía que han aportado más al constructivismo:
Jean Piaget con el "Constructivismo Psicológico" y Lev Vigotsky con el "Constructivismo
Social".

Considerando los planteamientos de Parica Ramos y otros (2005) quienes aseveran que:

Lev Vigotsky filósofo y psicólogo ruso que trabajó en los años treinta del Siglo XX, es
frecuentemente asociado con la teoría del constructivismo social que enfatiza la influencia
de los contextos sociales y culturales en el conocimiento y apoya un "modelo de
descubrimiento" del aprendizaje. Este tipo de modelo pone un gran énfasis en el rol activo
del maestro mientras que las habilidades mentales de los estudiantes se desarrollan
"naturalmente" a través de varias "rutas" de descubrimientos.
En esta teoría, llamada también constructivismo situado, el aprendizaje tiene una
interpretación audaz: Sólo en un contexto social se logra aprendizaje significativo (p. 14)

Vale decir que, no es el sistema cognitivo lo que estructura significados, sino la


interacción social. El intercambio social crea caracteres interpsicológicos. El
constructivismo social asevera que lo que sucede en la mente de las personas es
básicamente un reflejo de lo que pasó en la interacción social.
Vigosky (1978), afirmaba que el origen de todo conocimiento no es la mente humana, sino
una sociedad dentro de una cultura dentro de una época histórica. Asimismo sostenía que el
lenguaje es la herramienta cultural de aprendizaje por excelencia. La persona construye su
conocimiento puesto que es capaz de leer, escribir e interrogar a otros y preguntarse sobre
aquellos aspectos que le conciernen. Aun más trascendental es el caso de que la persona
elabora su conocimiento en virtud de que literalmente se le ha adiestrado a construir por
medio de un dialogo continuo con otros seres humanos. No es que la persona piense y
partiendo de ahí construye, sino que piensa, comunica lo que ha pensado, verifica con otros
sus ideas y de ahí construye. Desde la etapa de desarrollo infantil, el ser humano está
confrontando sus construcciones mentales con su medio ambiente.

La construcción mental de significados es altamente improbable si no existe el andamiaje


externo dado por un agente social. La mente para alcanzar sus cometidos constructivistas,
precisa no sólo de sí misma, sino del contexto social que la sobrelleva. En este sentido, la
mente tiene grabada con tinta imborrable los parámetros de pensamiento impuestos por un
contexto social.

Se puede aseverar que las investigaciones de Vygotsky pretendían establecer cómo la


gente, con apoyo de instrumentos y signos, dirige su atención, organiza la memorización
consiente y regula su conducta. Las personas modifican activamente los estímulos con los
que es topan, esgrimiéndolos como instrumentos para inspeccionar las funciones
circunstanciales y regular su propia conducta.

Las teorías de aprendizaje constructivista social (Lev Vygotsky) y la construccionista social


(Berger y Luckmann), enriquecidas y complementadas con la connectivista (George
Siemens), adquieren gran relevancia con el advenimiento de las redes sociales,
comunidades de aprendizaje, comunidades de práctica y otras herramientas de interacción
social, como lo son las TIC e Internet. (Parica Ramos y otros, 2005)

El marco conceptual que ha condicionado la mayoría de las acciones que se han llevado
a cabo en los primeros años de la educación on-line se sitúa más en una posición
conductista/cognoscitivista que en una posición constructivista, dónde el profesor
analiza la situación y el conjunto de objetivos a alcanzar por parte de los estudiantes, las
actividades individuales responden a éstos objetivos de
aprendizaje y la evaluación consiste en determinar si dichos objetivos se han
logrado. En esta aproximación el diseñador o el docente deciden lo que es
importante aprender para el estudiante e intenta transferirle ese conocimiento. El
conjunto de elementos que configuran la acción formativa es de alguna manera un sistema
bastante cerrado, y el estudiante queda confinado a la perspectiva que da el docente al
curso (Parica Ramos y otros, 2005)

Si apostamos por una aproximación más constructivista, se requiere que el


diseñador o el profesor produzcan estrategias y materiales de naturaleza mucho
más facilitadora que prescriptiva. Los contenidos no se especifican, la dirección es
determinada por el que aprende y la evaluación es mucho más subjetiva ya que no depende
de criterios cuantitativos específicos, pero en su lugar se evalúan los procesos y el
estudiante realiza autoevaluaciones a lo largo de su trayecto formativo.

Quizás si analizamos el marco conceptual que acabamos de describir desde el punto


de vista del diseño instruccional como proceso sería mucho más fácil diseñar en base
a teorías conductistas y cognoscitivas, pero si lo miramos desde un punto de vista
más científico, las teorías constructivistas parecen más adecuadas para los nuevos
contextos educativos y ofrecen más oportunidades para diseñar acciones formativas
que permitan el alcance de competencias profesionales, ya que como el
que aprende es capaz de interpretar múltiples realidades, está mejor preparado para
enfrentar situaciones de la vida real. Si un estudiante puede resolver problemas, estará
mejor preparado para aplicar sus conocimientos a situaciones nuevas y cambiantes.

Las TIC y el constructivismo

Las TIC están produciendo cambios en la formas de enseñanza y aprendizaje. En la forma


en que los profesores y educandos se relacionan con el conocimiento nuevo y las maneras
en que los agentes involucrados en el proceso educativo interactuan. Característicamente
relevante resultan los efectos de los aspectos comunicativos y sus impactos en las
modalidades de enseñanza a distancia y semipresencial, no obstante también comienzan a
tener efectos en las clases tradicional presencial. Entre estas herramientas comunicativas se
encuentran las TIC e Internet.

Las TiC promete enormes posibilidades de crear entornos de aprendizaje que permiten
implementar estrategias de enseñanza y aprendizajes, en las cuales la interacción social sea
un elemento central, como los son los modelos constructivista de carácter sociocultural,
posibilitando el trabajo colaborativo y potenciando la construcción de conocimiento en una
comunidad de aprendizaje.

Holmberg (1989) introduce la concepción de conversación didáctica guiada, en la que la


interacción y el dialogo son componentes centrales en la calidad de la educación a
distancia. A parir de aquí en esta modalidad de enseñanza y aprendizaje los elementos
interactivos, la dimensión social y el dialoga comienzan a adquirir un gran valor. Esta
interacción permite pasar de modelos fundados en un aprendizaje individual a modelos de
aprendizaje cimentados en la adquisición de conocimiento a partir de la interacción con el
educador y los estudiantes.

Desde la perspectiva sociocultural del aprendizaje, la interacción social y el discurso, son


elementos básicos para el desarrollo de los procesos cognitivos superiores. El aprendizaje
es un fenómeno social en el que los alumnos obtienen los mecanismos necesarios para
apropiarse del conocimiento por medio de la interacción con los pares (Compañeros de
estudios o Alumnos), profesores y el material (Ivicl, 1999)

Al respecto Vigostky (1978) subraya que el concepto de zona de desarrollo próximo es:

…la distancia entre el nivel de desarrollo, determinado por la capacidad de


resolver independientemente un problema y el nivel de desarrollo potencial,
determinado a través de la resolución de un problema bajo la guía de un adulto
o en colaboración con otro compañero más capaz” (p.133)

Es preciso considerar que si bien los entornos virtuales de aprendizaje, benefician el


aprendizaje colaborativo y la construcción de conocimiento por medio de la interacción
sociocultural, el conocimiento se consigue de manera individual. En este sentido Salmon
(2000) indica que un principio fundamental del constructivismo es que el significado o
interpretación que los individuos proporcionan a la información conseguida depende de sus
prácticas previas, modelos mentales y mapas del tópico, área o problema, insertados desde
la experiencia.

Las TIC han y están favorecido el desarrollo de estos enfoques puesto que proveen un buen
soporte para la interacción del aprendiz con el tutor y los otros aprendices, la colaboración
entre pares, y la construcción conjunta de conocimiento. Esto ha permitido contar con
entornos virtuales de aprendizaje virtuales, entendidos estos como “materiales informáticos
de enseñanza-aprendizaje basados en un sistema de comunicación mediada por el
ordenador” (Gros, 2002).

Estos contextos permiten peregrinar desde modelos de aprendizaje cimentados en la


transmisión de conocimiento a modelos fundados en la construcción de conocimiento, de
esta manera los alumnos se vuelven agentes activos en el proceso de aprendizaje y los
catedráticos en facilitadores en la construcción y apropiación de conocimientos, por parte
de los estudiantes.

EL DESAFÍO DE LAS NUEVAS TIC

El optimismo sobre el afortunado futuro basado en la introducción de las Tecnologías de la


Información y la Comunicación (TIC) en el entorno educativo está plenamente justificado,
porque esta introducción es un objetivo educacional en sí mismo: lograr la inmersión de
todos los ciudadanos en la Sociedad de la Información, superando la incultura tecnológica y
obviando un nuevo camino de exclusión social. La situación española, en lo que a la
introducción de las Tecnologías de la Información y la Comunicación se refiere, es bastante
heterogénea y existen pocos datos fiables al respecto.

Las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) están hoy presentes en todas


las dimensiones de la vida humana: científica, económica, social o deportiva. Sin ellas
difícilmente podríamos haber alcanzado los niveles de eficacia, precisión y rapidez a los
que estamos acostumbrados. Pero mientras no es posible regatear todos estos valores, la
mayor de ellos centrados en la ampliación del efecto humano producido, es más difícil
lograr el consenso cuando nos preguntamos si la tecnología puede cambiar por sí misma un
sistema previamente establecido en cualquiera de las áreas del pensamiento humano: la
ciencia, la política o la cultura. Y todavía el problema es aún más complejo si hablamos de
la educación, donde estamos acostumbrados a pasar de la nada al infinito, o del pesimismo
al optimismo más desenfadado.
Sobre las TIC hay muchos mitos, como el de la tecnología mágica que expresa la idea de
que la tecnología una vez instalada va a resolver por sí misma todos los problemas
educativos; la cibernética que va a lograr el esperado milagro de enseñar divertidamente, o
el de la tecnología revolucionaria que va a suprimir de un plumazo las desigualdades que
existen en la sociedad. Ahora bien, ¿cuál es la realidad de las TIC? La realidad de las
Tecnologías aplicadas a la educación comienza con una serie de profecías fallidas:

En la década de los años 20, se decía que los dibujos reemplazarían a los libros de texto.
En la década de los 30, la radio se convirtió en el epicentro de un nuevo tipo de clase. En la
década de los 50, la Televisión se presentaba como el futuro de la educación. En la década
de los 60, la "enseñanza asistida por ordenador" iba a desplazar a los profesores. Ahora se
dice que la escuela del siglo XXI es la web. Pero la verdadera realidad es que ni los libros
han desaparecido, ni se han vaciado las aulas, ni se ha desplazado a los profesores.

Analizando un poco más detenidamente la realidad de hoy, nadie puede negar que las
nuevas tecnologías son un gran poder. Pero también es verdad que son sólo un instrumento
que, aunque podrá condicionar el destino de la educación, nunca será capaz de cambiar la
educación por sí misma. El valor de la tecnología educativa, como el de cualquier
instrumento en las manos del hombre, depende no tanto del valor intrínseco o del poder
efectivo del instrumento, cuanto de la cabeza que lo dirige. El pincel del pintor o el bisturí
del cirujano pueden llevar a cabo una obra de arte o salvar la vida del enfermo, pero sólo
cuando están dirigidos por la mano del artista o del experto. Por eso la educación se
encuentra ahora en una encrucijada. ¿Cuál es la ruta pedagógica que podemos seguir ante
las tecnologías para que no ocurra con Internet lo que ha ocurrido con la la radio, el
teléfono o la TV?

Podíamos hablar de dos rutas o pedagogías diferentes. La pedagogía de la reproducción y


la pedagogía de la imaginación. La pedagogía de la reproducción consiste en la
presentación y desarrollo de los conocimientos que deben ser luego fielmente reproducidos.
Es una posición adherida al viejo modelo de verdad que es tanto más verdad cuanto más
fielmente es reproducida. La pedagogía de la imaginación, en cambio, utiliza estrategias
adecuadas para relacionar, combinar y transformar los conocimientos. Responde al nuevo
modelo de verdad centrada en la búsqueda, la indagación, la curiosidad y la imaginación.
La verdad, en este caso, es algo dinámico; es más una pregunta que una respuesta, es más
un proceso que un producto (Beltrán, 2003).

Las TIC pueden apoyar una u otra pedagogía, pero la mayoría apoya a la primera. Ahora
bien, ¿qué pasa si las Nuevas Tecnologías apoyan una pedagogía de la reproducción? Pues
que no habríamos avanzado nada, porque las nuevas tecnologías estarían ya condenadas,
desde el comienzo, a replicar y reproducir los datos informativos; podrían potenciar
físicamente la acción humana, pero seguirían siendo absolutamente incapaces de desarrollar
todo su potencial de cambio y de transformación. ¿Qué podemos hacer?

En primer lugar, las TIC nos pueden ayuda a rediseñar la educación, comenzando por
redefinir el papel del profesor, del alumno, interactuando en un contexto que querámoslo o
no ya es tecnológico. En la sociedad industrial, las empresas que supieron utilizar las TIC
para redefinir su papel se mantuvieron y las que no supieron hacerlo sucumbieron sin
remedio. En segundo lugar, integrar las TIC en el proceso de enseñanza-aprendizaje
haciendo que los alumnos puedan utilizar los instrumentos tecnológicos al servicio de su
aprendizaje. En tercer lugar interpretar las TIC como instrumentos cognitivos, y no sólo
como instrumentos meramente productivos o reproductivos. Es la tercera de las tres
posibles interpretaciones de las TIC al servicio del aprendizaje: aprender sobre la
tecnología, aprender de la tecnología y aprender con tecnología. Aprender sobre la
tecnología significa lograr la alfabetización tecnológica que, si bien es útil, no es
imperiosamente necesaria, ya que se puede utilizar la tecnología para aprender sin
necesidad de ser un experto en tecnología. Aprender de la tecnología tampoco llena las
aspiraciones o expectativas de la educación, ya que refleja demasiado estrechamente la
vieja figura del aprendizaje pasivo, receptivo y tan sólo hace sustituir la pizarra o el
profesor por la tecnología. De la misma manera que antes se aprendía pasivamente del
profesor, ahora se aprende de la pantalla. La verdadera interpretación es la de aprender con
tecnología, es decir, la que utiliza la tecnología como un instrumento cognitivo (Beltrán,
2003).

Como dice Jonassen (2000), los instrumentos cognitivos sirven fundamentalmente para
ampliar, potenciar y reorganizar las capacidades de los estudiantes trascendiendo las
limitaciones de la mente humana. Los instrumentos cognitivos pueden cumplir
adecuadamente las funciones propias del andamiaje, porque guían los procesos de
pensamiento del alumno mientras aprende, realizando tareas de apoyo sin crear
dependencia ni reducir el esfuerzo del verdadero responsable del aprendizaje. Los
instrumentos cognitivos facilitan, además, la acción del pensamiento crítico, ya que la
construcción de bases de datos, por ejemplo, o los micromundos exigen analizar,
comparar, relacionar, distinguir, y éstas son habilidades específicas del pensamiento
crítico. De esta forma, los instrumentos cognitivos pueden formar una verdadera sociedad
con el estudiante, en la que comparten tareas que responden, en grados diferentes, a las
posibilidades específicas de cada uno de los socios (Salomon, Perkins y Globerson, 1991).
Es más propio del alumno planificar, organizar, decidir, evaluar (tareas que caen bajo la
responsabilidad del ser humano y que éste sabe hacer mejor); y es más propio del
ordenador almacenar, recuperar (tareas en las que el ordenador no tiene rival). Es más
propio del ordenador realizar tareas de memoria, y más propio del estudiante asumir tareas
que exigen pensar y tomar decisiones (Salomon, 1993). Lejos de ser una barrera, las nuevas
herramientas, así entendidas, se convertirán en un instrumento eficaz al servicio del
proyecto personal de vida.

A pesar de sus grandes ventajas, las TIC plantean también algunos problemas. Tres de
ellos son realmente importantes. El primero se refiere a la brecha digital. Las TIC tienen
un gran poder de influencia, pero no todos tienen acceso a ellas. De esta forma, los que no
las pueden utilizar quedan cada vez más alejados de aquellos que tienen las tecnologías más
sofisticadas. En segundo lugar, las TIC, especialmente Internet, es una red de
información abierta a todos, niños, jóvenes y adultos. Si no se establece algún tipo de
control, las personas que no son capaces todavía de controlar el uso de esas fuentes de
información pueden recibir estímulos inadecuados para su edad y nivel formativo. Por
último, la información icónica, favorece el conocimiento superficial, pasivo, pero no el
conocimiento profundo. En todo caso, la información que se recibe de esta forma,
especialmente en cantidades excesivas, puede dificultar la construcción del conocimiento y
por tanto facilitar el aprendizaje receptivo, pasivo, dependiente, en lugar del pensamiento
crítico, reflexivo, que es uno de los objetivos de la educación de calidad

EDUCACIÓN Y VIRTUALIDAD

La educación ha sido siempre una tarea compleja. Desde que nacemos y nos relacionamos
estamos siempre expuestos a procesos de aprendizaje. La educación forma parte destacada
de nuestros mecanismos de identificación, transmisión y pervivencia humana. Educación y
aprendizaje son, de hecho, acciones plenamente humanas. Pero hay quien opina que la
educación a distancia sólo puede ser formación, es decir, proceso instruccional, no
educativo. Esta percepción se fundamenta en la característica definitoria de la no
presencialidad: la ausencia de presencia; y de ello se podria concluir la imposibilidad de
educar, de socializar, de transmitir percepciones comunitarias.

Las tecnologías de la comunicación y de la información han hecho asequible la virtualidad


a innumerables personas que antes sólo la percibían como futurible. Se ha creado un nuevo
medio de relación, un espacio de comunicación atemporal, en el que la reproducción
mimética de lo que se realiza con normalidad en las relaciones presenciales es un desprecio
a las posibilidades que el nuevo medio ofrece. La característica más destacada de la
virtualidad es la de la creatividad. (Lévy, 1999:12) Y como en todo espacio social, la
educación es clave para el mantenimiento y desarrollo del propio sistema.

La virtualidad nos ofrece la posibilidad de crear entornos nuevos de relación, y como tales,
deben de ser tratados de forma distinta para extraer de ellos el máximo de su potencial. La
riqueza de estos nuevos entornos, todavía en fase de exploración, es enorme y su poder
reside en nuestra capacidad de saber usarlos al máximo de sus posibilidades. Debemos
cambiar de hábitos, ser creativos, para rendir en este nuevo medio mientras podamos
hacerlo. En la generalización del aprendizaje para el uso, y para el saber estar y saber
participar en ese medio, está la clave del éxito.

La educación no puede ser ajena al potencial que los nuevos espacios de relación virtual
aportan. Ante la rapidez de la evolución tecnológica, ahora más que nunca, la educación
debe manifestarse claramente y situar la tecnología en el lugar que le corresponde: el de
medio eficaz para garantizar la comunicación, la interacción, la información y, también, el
aprendizaje. La relación que se establece entre educación y virtualidad es una relación de
creatividad. La oportunidad de volver a pensar de forma creativa la educación, así como los
mecanismos y dinámicas que le son propias, a partir de la tecnología como excusa, es un
factor claramente positivo. La educación convencional y la educación a distancia están
convergiendo en un mismo paradigma, en un mismo espacio de reflexión y de análisis que
estimula los procesos de optimización de la acción educativa, especialmente en el ámbito
de la educación superior universitaria y permanente.

Pero, ¿podemos educar en la virtualidad? Ésta es la principal pregunta que debemos


intentar responder. Partiendo de la concepción de la educación como una experiencia
humana y de maduración personal consideramos que la respuesta no puede ser otra que
afirmativa. Y lo afirmamos desde la convicción, expuesta ya con anterioridad, que se puede
educar sin la coincidencia físico-temporal propia de la metodología docente convencional.
Las experiencias humanas, la maduración y la reflexión, son procesos individuales, que
pueden ser vividos en y desde una comunidad, pero que en tanto que procesos educativos
deben –o pueden– ser pautados (diseñados curricularmente) además de estar circunscritos
en un espacio en el que son posibles la vivencias y las sensaciones, fuentes de evidente
potencial educativo.

La educación en la virtualidad, es decir, desde la no-presencia en entornos virtuales de


aprendizaje, no se sitúa necesariamente en ninguna orientación educativa concreta. Al igual
que en la presencialidad existe la convivencia entre orientaciones y didácticas diversas,
siempre que éstas actúen de forma coherente con las finalidades educativas y con los fines
de la educación, de la misma forma sucede en la virtualidad. El aprendizaje en ambientes
virtuales es el resultado de un proceso, tal y como valoraríamos desde la perspectiva
humanista, en el que el alumno construye su aprendizaje. También puede ser el producto
realizado a partir de la práctica, como puede ser el caso del trabajo a partir de simuladores.
Y evidentemente la acción resultante de un trabajo de análisis crítico. Es decir, que de la
misma forma que la presencialidad permite diferentes perspectivas de análisis o de
valoración de la educación, éstas también son posibles en la virtualidad.

La diferencia más importante entre la educación en la presencialidad y en la virtualidad


reside en el cambio de medio y en el potencial educativo que se deriva de la optimización
del uso de cada medio. No podemos hacer lo mismo en medios distintos, aunque nuestras
finalidades educativas y, por tanto, los resultados que perseguimos sean las mismos, pero
debemos saber de antemano que el camino que debemos recorrer es distinto. En la
aceptación de esta diferencia de medio de comunicación reside el éxito o el fracaso de la
actividad educativa.

Educación y virtualidad se complementan en la medida en que la educación puede gozar de


las posibilidades de creatividad de la virtualidad para mejorar o diversificar sus procesos y
acciones encaminados a la enseñanza y al aprendizaje, mientras que la virtualidad como
sistema se beneficia de la metodología de trabajo educativo y de comunicación, necesaria
en aquellos casos habituales en los que la finalidad de la relación en la red sobrepasa la de
la búsqueda de información.

¿CÓMO EDUCAR EN LA VIRTUALIDAD?

Existen caminos diversos para llegar al mismo punto final: la educación de la persona. En
la virtualidad, al igual que en la presencialidad, los distintos caminos conviven y se
complementan. La gran diferencia entre la presencialidad y la no presencialidad reside en
que ésta necesita de la explicitación de los procesos y de las metodologías de aprendizaje,
más que la presencialidad, y por ello la tarea debe estar siempre previamente diseñada y
debe ser conocida por el estudiante. Entonces, ¿Cuáles deberían ser los elementos a tener en
cuenta como diferenciales en los procesos educativos en ambientes virtuales?
Consideramos que, deben ser de dos tipos: metodológicos y organizativos.
METODOLOGÍA PARA LA EDUCACIÓN EN LA VIRTUALIDAD

La metodología educativa para entornos virtuales de aprendizaje debe estar centrada en el


estudiante.

La UOC se presenta como una oportunidad para miles de personas adultas que trabajan y
que necesitan una formación constante para adaptarse a los cambios constantes. Se trata de
llevar la universidad a casa de cada estudiante.

El modelo de la UOC, centrado en el estudiante, se basa en cuatro pilares:

* La flexibilidad en respuesta a la adaptación a las necesidades diversas de un estudiante


diverso. El perfil de los estudiantes de la UOC corresponde al de una persona que necesita
de un sistema que pueda adaptarse de su realidad personal, profesional y familiar. El
modelo pedagógico de la UOC permite flexibilidad en el modelo de evaluación, en el Plan
de Trabajo de las asignaturas, la el acceso a las fuentes de información, etc. Todo está
pensado para satisfacer a unos estudiantes que necesitan de un sistema que se adapte a sus
necesidades y no al revés.

* La cooperación ya que los estudiantes no están solos en su proceso de aprendizaje. En el


Campus Virtual de la UOC es posible cooperar con los demás estudiantes realizando
trabajos en equipo, o con los consultores, o con personas diversas de la comunidad
universitaria en la creación de grupos de interés.

* La personalización que facilita el trato individual de las necesidades formativas de cada


estudiante. El sistema de evaluación progresiva de la UOC es una manifestación de trato
personalizado en el proceso de aprendizaje en el que tanto los materiales multimedia de
aprendizaje como los consultores tratan de forma personal al estudiante en sus necesidades
formativas.

* La interactividad evidente en el entorno virtual de aprendizaje que llamamos Campus


Virtual es la base en la que se establecen las relaciones formativas en la UOC. La
interacción es múltiple ya que no sólo abarca la acción docente sino que además se
establece entre estudiantes y entre estos con la propia universidad.

Hay que trabajar en metodologías concretas de aprendizaje, o lo mejor todavía, en la


adaptación de las metodologías convencionales de aprendizaje a los entornos virtuales.
Métodos como el del caso, o los debates, o las exposiciones en clase, los mapas
conceptuales, etc., son fácilmente transportables a un espacio virtual; únicamente debemos
tener en cuenta que la secuencia didáctica de elaboración y de implementación es distinta, y
en algunos casos más dilatada en el tiempo.

ORGANIZAR LA EDUCACIÓN EN LA VIRTUALIDAD

La tecnología será un medio, un valor añadido, pero no una finalidad en sí misma. Los
estudiantes, los profesores, etc. forman todos parte de la comunidad. Cada materia de
formación debe disponer de una serie de posibilidades de trabajo: debates, foros, mensajes
electrónicos, actividades, enlaces, etc.

La organización para la educación en la virtualidad necesita de una estructura particular. Al


igual que cualquier otra organización educativa, las organizaciones educativas virtuales
deben gestionar tanto los procesos que afectan a los estudiantes (gestión académica) como
los que afectan a la docencia (gestión docente). Pero la forma de hacerlo será diferente.
Además, las organizaciones no presenciales, según cuál sea su modelo pedagógico, deberán
gestionar también la producción o edición de materiales educativos. La gestión de las
organizaciones educativas virtuales deberá actuar en función de los siguientes parámetros:

* No presencialidad. La organización virtual actuara en el ámbito de la asincronía, es decir


de la no-coincidencia en el espacio ni en el tiempo. Esto condiciona, sin duda, su modelo
organizativo.

* Transversalidad. Es importante que exista un nivel de transversalidad en la gestión de


cualquier organización virtual. La virtualidad facilita los procesos transversales y los
optimiza. Lo que es válido para una materia o curso, para un grupo de personas, puede ser
válido también para otros muchos. Tener en cuenta este principio y trabajarlo de forma
coherente con el modelo educativo ayuda a homogeneizar o a armonizar todos los procesos
de gestión, tanto académica como docente. Esta transversalidad, además, favorece el
trabajo multidisciplinar entre las diferentes áreas o ámbitos de actuación.

* Globalidad. Los procesos de gestión deben actuar de forma sistemática en el marco de la


organización. Los procesos deben ser coherentes entre sí y de esta forma garantizar la
cohesión organizativa de toda la universidad u organización. No se gestiona únicamente
desde una perspectiva (estudiante, profesor, organización, etc.) si no que la organización
virtual permite y favorece los procesos de gestión global, desde todas las perspectivas. Un
mismo proceso organizativo puede -debe- ser afrontado desde diversas perspectivas según
quienes sean sus usuarios, pero el resultado será siempre un proceso global.

Está claro que no existe una única forma de organizar una institución educativa, ni
convencional ni virtual, pero sí que parece evidente que el modelo organizativo que se
adopte para la gestión y la administración tiene claras consecuencias en el funcionamiento
de la organización y por tanto, en el facilitar o no el logro de sus objetivos. De ahí la
importancia de organizar a partir del modelo educativo, es decir, de situar la gestión al
servicio de la aplicación del sistema educativo.

HACIA UN NUEVO PARADIGMA EDUCATIVO

En lo referente al nuevo paradigma educativo, Ferraté, (1998) asevera que:

Las metodologías basadas en conceptos de virtualidad se irán extendiendo y


generalizando a causa de las inmensas posibilidades pedagógicas y sociales que
comportan. Debemos tener presente que las metodologías asociadas al concepto
de virtualidad pueden ayudarnos a romper, no solamente las barreras del tiempo
y del espacio sino también las barreras sensoriales (p.187).
Los dos puntales para la constitución de este nuevo paradigma son el modelo educativo y el
modelo de las organizaciones. Del modelo educativo hemos destacado la importancia de
centrarlo en las necesidades educativas del estudiante. Pero el más costoso, sobre todo para
las organizaciones formativas superiores, es el cambio organizativo. Los factores en los que
deberá fundamentarse la estrategia hacia la construcción de un espacio de formación virtual
deben girar alrededor de los siguientes ejes:

* Accesibilidad. Garantizar el acceso a la formación de todas las personas que quieran


formarse y hacerlo a través del mayor número de medios posibles. Ello comporta seguir
atentamente la evolución de la tecnología.

* Modelo de aprendizaje. Trabajar en la mejora de los modelos educativos centrados en


la forma de aprender. Las estrategias de aprendizaje en el escenario de un espacio de
formación virtual y global no son las mismas que las usadas por los alumnos de las
universidades actuales.

* Modelos de docencia. El perfil de los profesionales de la docencia deberá cambiar


pasando a ser más facilitadores que instructores. Ese cambio deberá realizarse a partir de la
integración en el modelo de aprendizaje compartido que conlleva el modelo educativo
basado en las nuevas tecnologías.

* Estilo organizativo-cultural. Uno de los grandes retos de la globalidad es el de procurar


no perder la identidad, ya no sólo cultural, si no tradicional e histórica de las organizaciones
educativas que hasta ahora han funcionado y ganado prestigio. Un marco en el que no haya
estilos propios de actuación docente es un espacio gris y poco atractivo. Deberemos trabajar
para poner el estilo de nuestras organizaciones educativas actuales también en la red.

* Interculturalismo. La posibilidad de relacionar culturas diferentes en la red ya es una


realidad que funciona. El único problema es lingüístico. No para las grandes lenguas pero sí
para las lenguas minoritarias. Los traductores simultáneos ayudarán, sin duda, a la
comprensión de los mensajes, pero no superaran la comprensión cultural de quien los emite
o los recibe. Creemos que éste es uno de los grandes retos de la globalidad hacia la que
avanzamos.

* En al ámbito de las universidades empiezan a existir ya diversas modalidades. Se trata


de facilitar al máximo la realización de cursos a través del web, de forma virtual, ya sea
situándolos en un espacio común o estableciendo convenios entre diferentes universidades,
sean del país o continente que sean. La organización de esta tipología de universidad virtual
es simple ya que en el primer caso se reduce a la mínima configuración de una estructura
virtual que permita la difusión de diferentes cursos que se realizan en distintas
universidades o bien a acuerdos políticos y de protocolos informáticos entre distintas
instituciones formativas en el segundo caso.

EDUCACIÓN VIRTUAL
La educación virtual como "concepto" ha generado bastantes discusiones en el marco social
educativo. Muchos han catalogado una enseñanza bajo fantasías, descontextualizada, otros
arguyen la formación única por Internet. La educación virtual es un sistema y modalidad
educativa que surge de la necesidad propia de la educación y tecnología educativa Las
nuevas formas de hacer educación, sus metodologías, sus modelos, sus teorías,
experiencias, tendencias, ventajas y desventajas se describe como contextualización
educativa del siglo XXI.

La esencia del mundo virtual radica en el planteamiento del "sentido común", Lo virtual
nos obliga a renunciar al apoyo de las apariencias, de nuestras percepciones. Nos exige una
atención más organizada. Lo virtual nos obliga a volver a ser cazadores, a perseguir lo real
en bosques de símbolos, a no tomar la sombra por la presa.

Miguiel Banet (2001), afirma que los espacios virtuales no son una representación de la
realidad, sino, la inmersión en una realidad sintética. Un espacio que se construye al ser
recorrido. La realidad virtual es desmedida. En ella las proporciones no son el orden en sí,
sino un orden entre otros. Las posibilidades de coordinación a distancia de acciones, las
comunidades que en el ciberespacio habitan representan un insoslayable salto en los
fenómenos de la comunicación, pero no dejan de ser abstracciones matemáticas donde las
características cualitativas son simulaciones digitales.

Para satisfacer las crecientes necesidades de educación en nuestra sociedad surge una nueva
propuesta llamada Educación Virtual, basada en el concepto de Educación a Distancia
conocido también como Distance Learning.

A través de la Educación a Distancia, los estudiantes tienen la oportunidad de asistir a


clases aún cuando ellos no se encuentren en el salón. La Educación a Distancia ofrece a la
escuela, comunidad o negocio un medio para extender sus recursos didácticos más allá de
los confines de una área geográfica limitada y aún permitir a los estudiantes interactuar en
tiempo real con el instructor y otros estudiantes. Distance Learning es un salón de clases
virtual creando un ambiente didáctico equitativo.

Álvarez Roger (2002) "La Educación Virtual enmarca la utilización de las nuevas
tecnologías, hacia el desarrollo de metodologías alternativas para el aprendizaje de alumnos
de poblaciones especiales que están limitadas por su ubicación geográfica, la calidad de
docencia y el tiempo disponible. En el mismo orden de ideas, La UNESCO (1998), la
define como "entornos de aprendizajes que constituyen una forma totalmente nueva, en
relación con la tecnología educativa... un programa informático - interactivo de carácter
pedagógico que posee una capacidad de comunicación integrada. Son una innovación
relativamente reciente y fruto de la convergencia de las tecnologías informáticas y de
telecomunicaciones que se ha intensificado durante los últimos diez años". Asimismo, Lara
(2002), afirma que la Educación Virtual es "la modalidad educativa que eleva la calidad de
la enseñanza aprendizaje... que respecta su flexibilidad o disponibilidad (en cualquier
momento, tiempo y espacio). Alcanza su apogeo con la tecnología hasta integrar los tres
métodos: asincrónica, sincrónica y autoformación".
Al respecto, Loaza, Alvares Roger (2002) asevera que "Es una paradigma educativa que
compone la interacción de los cuatro variables: el maestro y el alumno; la tecnología y el
medio ambiente. Asimismo, Banet, Miguiel (2001) se adelanta en su concepción y afirma:
"la educación virtual es una combinación entre la tecnología de la realidad virtual, redes de
comunicación y seres humanos. En los próximos, la educación virtual será de extender y
tocar a alguien – o una población entera – de una manera que los humanos nunca
experimentaron anteriormente"

Características de la educación Virtual:

• Es la representación para comprender mejor lo real.


• Son mundos en potencia, que nadie puede prever la magnitud de su avance.
• Se entremezclan entre lo real y lo virtual, lo potencial y lo actual.
• Se alimentan de la vida intermedia de los lenguajes simbólicos.
• Se alimentan de la realidad visible.
• Son inteligibles, de los sensible, la concepción y la percepción.
• Son sistemas que procuran darnos la ilusión más convincente posible de inmersión.
funcional dentro de un mundo sintético.
• Representa una situación real, la televirtualidad, la teleintervenciones o de
telerrobótica, también discutiblemente reunidas bajo la etiqueta de telepresencia).
• Es parte del "potencial" aristotélico, aptitud para recibir una forma.
• La potencia hace que encuentre vías de actualización, en virtudes necesarias para su
determinación.

Ventajas de educación virtual

Ventajas de la enseñanza virtual para los Ventajas de la enseñanza virtual a nivel


educandos institucional
• Se sienten personalizados en el trato con el docente y sus compañeros.
• Puede adaptar el estudio a su horario personal.
• Puede realizar sus participaciones de forma meditada gracias al a posibilidad de trabajar off-
line.
• Podrá seguir el ritmo de trabajo marcado el profesor y sus compañeros del curso.
• El estudiante s tiene un papel activo que no limita recibir información sino que forma parte
de su propia formación.
• Todos los alumnos tienen acceso a la enseñanza, no viéndose perjudicados aquellos que no
pueden acudir periódicamente a clases por motivos de trabajo, la distancia...
• Existe feed-back de formación, de manera que el profesor conoce si el educando responde al
método y alcanza los objetivos fijados inicialmente.
• Se beneficia de las ventajas de los distintos métodos de enseñanza y medios didácticos
tradicionales, evitando las inconvenientes de los mismos.
• Existe mejora de la calidad de aprendizaje.
• Optimización del aprendizaje significativo: al mismo tiempo asimila otro tipo de
aprendizaje.
• Ahorro de tiempo y dinero. El educando no tiene que centrarse al centro de estudio.
• Las clases y el estudio se acomodan al horario de cada estudiante.
• Promueve la interacción del compañerismo.
• El estudiante es protagonista de su propio proceso formativo.

• El estudiante recibe una instrucción más personalizada.

LA UNIVERSIDAD VIRTUAL

Las Universidades virtuales han surgido en grupos académicos que tienen diferentes
antecedentes y tradiciones académicas, lo que ha dado lugar a nombres como: Educación en
línea, e-learning, Educación por Comunicación Mediada por Computadora (CMC),
Videoconferencia (por computadora), Universidad Global, Educación mediante
Tecnologías de la Información, Universidad Virtual y Educación en el Ciberespacio. La
mayoría de estos nombres provienen de las unidades de educación a distancia y de los
grupos de tecnología de la educación. La denominación de Universidad Virtual es un
concepto surgido de los educadores a distancia y es el más popular en la actualidad. Otro
término que se utiliza es la palabra "telemática" que significa casí lo mismo que educación
a distancia. Ésta palabra tiene un origen griego. Es una composición de dos palabras. La
primera, palabra "tele" significa que la acción que se realiza es a distancia. La segunda,
"mática", igualmente de origen griego, proviene de la palabra "mathisis" que significa
educación, aprendizaje etc. El término "telematica" contiene el aspecto que la
responsabilidad del aprendizaje es del alumno, esto implica una relación más
independiente.

Aunque cada uno de los autores mencionados tienen diferentes aspectos sobre lo que es la
educación, todos están de acuerdo que Educación a Distancia está relacionada con el
factor "lejos" o "distancia". Tendremos que resaltar el punto de vista educativo. El objetivo
principal es educarse. Este nuevo entorno de la educacion a distancia no pierde su caracter
educativo. Paradojicamente los estudiantes están en un aula, pero ésta es virtual, ellos no se
relacionana cara a cara pero si mediante los medios que están a su disposición. El aula
virtual es un entorno en donde se encuentran todos los factores que existen en la aula
tradicional, pero algunos de ellos, como los alumnos y el profesor están separados tanto en
la hora como en el sitio.

TECNOLOGÍAS UTILIZADAS EN LA UNIVERSIDAD VIRTUAL

Las diferentes tecnologías utilizadas en la Universidad Virtual son, entre otras:

• World Wide Web


• Correo electrónico
• Grupos de discusión (hypernews, netscape news, etc.)
• Conferencias en línea (chat)
• Ftp
• LearningSpace
• Discos compactos (CD-ROMS)
• Teclados interactivos (One Touch)
• Sistema de Interacción Remota
• Sesiones satelitales
• Videos
• Videoconferencia

• Red de Fibra óptica (Backbone).


• Red de Microondas terrestres.
• Red satelital.
• Medios de Enlace corto. Radiofrecuencia y cable estructurado.
• Videoconferencia. Permite la comunicación entre dos sitios con transmisión de
imagen y sonido en ambas direcciones y con interactividaed en tiempo real.
• Teleconferencia. Sistema también denominado de Videoradiodifusión, permite
enviar información de audio y video digital comprimido en un sólo sentido.
• Voz y datos.- Los medios de transmisión empleados para este sistema son: Satélite,
Fibra óptica, Microondas, Cableado y Estructurado.
• Circuito cerrado de televisión. Sistema para el envío de información en un solo
sentido a través de audio y video analógico, empleado como medio, un transmisor
de radiofrecuencia, regularmente alimentado de la señal de teleconferencia.

Estas tecnologías permiten la interacción de los alumnos con los contenidos del curso, con
el profesor, expertos, otros alumnos... siendo estas tecnologías las que proporcionan el
acceso a los insumos para el aprendizaje.

PERFIL DE ALUMNOS Y PROFESORES

Soñar cuesta poco y la Universidad de Educación a Distancia es una fábrica de sueños.


Parados, trabajadoras, amas de casa, presos y demás personas que perdieron el tren de los
estudios debido a múltiples motivos, se benefician de esto. Nunca es tarde para estudiar una
carrera universitaria si se tienen ilusión y ganas. El problema es el dinero. De la educación
a distancia se quejan del agravio comparativo que existe entre las ayudas que reciben estas
instituciones y las que se dan a las universidades de estudios presenciales. El alumno mayor
de 25 años que accede por esta vía tiene sus propias características. El perfil del aspirante a
un título universitario, es el que sigue: "Están llenos de entusiasmo y de voluntad, nadie les
obliga a estudiar, sólo ellos, reconociendo que es una segunda oportunidad. Al considerar
los cursos de la Universidad con un paradigma educativo diferente al tradicional, entonces
en la Universidad Virtual, el rol del alumno cambia.

El rol del alumno es diferente al de la educación tradicional, ya que interactúa con los
contenidos mediante tecnologías de vanguardia, trabaja en equipo con otros compañeros de
otros lugares (nacionales o internacionales), es más activo en preguntas y obtención de
ayuda, y lo más importante: "Tiene más responsabilidad sobre su propio aprendizaje". En
general, esta modalidad educativa permitirá situarnos en un rol activo de aprendizaje; tomar
decisiones sobre el proceso a seguir, según el ritmo e interés; aprender a aprender;
incrementar y mejorar los conocimientos al integrar la presentación a través de múltiples
medios coordinados.
Es importante resaltar que también el rol del profesor cambia. El profesor en la Universidad
Virtual es un diseñador y facilitador de ambientes de aprendizaje; es un asesor. No es sólo
un profesor expositor. Desde esta perspectiva, el profesor también es aprendiz. Es el
experto en contenidos, pero no es su responsabilidad el exponerlos como en los cursos de
modelo presencial. El rol del profesor tutor o consultor es el de orientar y facilitar
individualmente el aprendizaje, guiando al estudiante en el manejo del material que debe
conocer, induciéndolo a la reflexión, crítica y profundización de lo aprendido. A pesar de
que su función aparentemente desaparece frente a los materiales multimediales de la
educación a distancia, juega un papel importante como asesor y consejero en cuanto a las
técnicas de estudio, la resolución de consultas y otras dificultades de aprendizaje que
puedan presentar los estudiantes. También es responsabilidad del profesor la corrección
rápida y eficiente de las actividades, evaluando los logros que cada alumno obtiene. En
base a estas evaluaciones, puede rectificar parcialmente el desarrollo de lo planificado,
introduciendo nuevos materiales de estudio que refuercen aspectos que aparezcan poco
asimilados.

ELEMENTOS QUE COMPONEN LA EDUCACIÓN A DISTANCIA

Tecnologías que se utilizan

Cuando nos referimos al uso de tecnología educativa no nos referimos exclusivamente a la


inclusión de medios sofisticados de alta tecnología. Si bien el uso de medios masivos de
comunicación es posible, y hasta deseable, el desarrollo de cursos a distancia no está
limitado por la posibilidad de disponer de ellos. Más bien se relaciona con el empleo
sistemático de una amplia variedad de medios para el diseño y la distribución.

Estos medios pueden emplear básicamente dos formatos alternativos: el lenguaje y la


imagen. El primero se materializa en diferentes modelos de comunicación escrita u oral y
puede lograrse a través de la correspondencia postal, el teléfono, la teleconferencia, la
conferencia por computadora, redes y programas de computación en diskettes o compact
disks, u otras formas de autoinstrucción, con distintos tipos de comunicación bi o
multidireccional. El contenido gráfico, que se usa cada vez más intensivamente, incluye la
televisión por aire, cable o por satélite y los video casettes; y las imágenes fijas como
fotografías, ilustraciones, cuadros, tablas, etc. No obstante, en nuestro medio subsisten
muchas dificultades -fundamentalmente de tipo financiero- que limitan la posibilidad de
apoyarse en técnicas audiovisuales, teleconferencias, comunicaciones satelitales, etc.
Contribuye a generar esta situación, de la que no es ajena el temor al cambio y la novedad,
barreras que sólo la experiencia positiva y la calidad de los programas podrán superar.

La problemática de la elección de un medio para la implementación de acciones educativas


a distancia no es para nada simple, por el contrario implica un análisis minucioso de las
características, bondades y defectos que posee cada uno de ellos. Es necesario tener en
cuenta, la función de la comunicación que se quiere consignar, el nivel del auditorio o
grupo de destinatarios y las condiciones materiales imperantes en la comunidad a la que
está dirigido. Para seleccionar el modelo más adecuado se debe tener en cuenta de manera
especial, la naturaleza de la información que se desea trasmitir: si la mayor parte de ésta es
conceptual, es más efectivo el soporte escrito, si, en cambio, son contenidos
procedimentales o destrezas, es preferible el soporte en video. En realidad, la solución no
radica en la elección de un único medio, sino en la posibilidad de combinarlos para apoyar
y complementar las posibles ventajas de cada uno de ellos.

Los sistemas multimedios parten del supuesto de que la combinación de múltiples


mensajes: ópticos, audiovisuales, acústicos y escritos, da mejores resultados de aprendizaje
que la enseñanza por uno sólo de ellos. Dice Gagne (1970) "ningún medio posee
propiedades que lo hagan mejor en cualquier circunstancia. Cuando la efectividad de un
medio de instrucción se compara con otro, en cualquier materia, es difícil encontrar
diferencias significativas. A través de los años los investigadores han aprendido a
considerar con escepticismo las estadísticas que tratan de mostrar la superioridad de un
medio frente a otro"

La tecnología educativa influye especialmente en el momento del diseño o planeamiento,


en el que se determinan las estrategias a seguir en el desarrollo del curso. Cualquiera sea el
soporte en que se ofrezcan, para que la información pueda llegar al alumno, los materiales
deben reunir condiciones básicas en cuanto a la presentación, al lenguaje y a la
diagramación. La presentación de los materiales debe ser clara, ordenada, continua y
consistente; el estilo del lenguaje debe tener rigor científico, claridad, pertinencia; también
debe tener en cuenta las característica del destinatario (necesidades, expectativas,
limitaciones) y las características de la asignatura (su estructura lógica, su metodología, su
génesis histórica). Por último, la diagramación debe ser atractiva y variada, como incentivo
de la motivación. La disposición del texto debe ayudar al logro de la estructuración e
integración del conocimiento, jerarquizando los conceptos mediante el empleo de las
mayúsculas, la bastardilla, la división de párrafos, los recuadros, las sangrías, etc.

La tecnología de la videoconferencia brinda posibilidades a corto y largo plazo, como el


establecimiento de conexiones entre miembros de la comunidad educativa internacional y
el diseño e intercambio de aplicaciones innovadoras en el campo educativa y el desarrollo e
implantación de programas permanentes para hacer uso de las instalaciones de
videoconferencia.

El sistema de Educación Interactiva por Satélite es un modelo moderno de enseñanza-


aprendizaje que permite ampliar la cobertura geográfica de la labor docente de los
catedráticos mejor clasificados en diversas áreas con el fin de beneficiar al mayor número
de alumnos, a través de la transmisión de audio y vídeo por satélite, permitiendo interactuar
a los alumnos con el profesor emisor mediante uso de la tecnología de vanguardia.

En la selección del medio o los medios de transmisión para efectuar la transmisión de la


teleconferencia resulta importante considerar el grado de interactividad que se desea
durante la transmisión de información. En un sistema de multimedios, la interactividad es el
proceso de emitir-recibir-contestar en dos direcciones en tiempo real. El sistema interactivo
más común hoy día es el de los juegos de vídeo, como por ejemplo, el nintendo. Al hablar
de televisión interactivo el sistema completo consistiría en una computadora manejada por
un control remoto similar al de un televisor con un cursor como el de las consolas de
juegos. En un sistema operativo similar al Windows, con el cual podemos seleccionar
cualquiera de los miles de programas interactivos almacenados en computadoras centrales
gigantescas, conectadas a las casas y oficinas, por fibra óptica o satélite.

Actualmente, el grado de desarrollo de las telecomunicaciones responde en forma


satisfactoria, tanto técnica como económica al reto de las dispersión geográfica. El ancho
de banda de los medios de transmisión, necesarios para la canalización de gran cantidad de
datos en tiempo real que implica un curso, se ha incrementado con las tecnologías de cable
coaxial, par trenzado y fibra óptica, entre otras. También mediante la utilización de satélites
es posible cubrir áreas geográficas de la dimensión de uno o varios países juntos.

Con la conjunción de las tecnologías de teleconferencia, enseñanza asistida por


computadora, redes de computadoras, sistemas abiertos, sistemas multimedia, inteligencia
artificial y redes de agentes para la solución cooperativa de problemas, es posible lograr
una enseñanza a distancia altamente efectiva, tanto en su extensión como en su interacción.
Las telecomunicaciones y teleconferencia permitieran la transmisión interactivo y en
tiempo real de vídeo y audio, cubriendo grandes áreas, mientras que con la utilización de
las redes de agentes implantados en una red de computadoras multimedia, con sistemas de
enseñanza asistida por computadoras, se incrementaría la participación altamente
interactivo y de involucramiento director que se requiere en el proceso de aprendizaje.

ASIGNACIÓN: Busque varias definiciones de educación


virtual y en función de ellas elabore una definición propia.

LECTURAS RECOMENDADAS
http://www.monografias.com/trabajos13/educvirt/educvirt.shtml
http://www.angelfire.com/az2/educacionvirtual/lossenderossociopedagogicosdelaeducacion
virtual.html
http://cvc.cervantes.es/obref/formacion_virtual/campus_virtual/casas.htm
http://contexto-educativo.com.ar/2001/2/nota-03.htm
http://www.educaweb.com/esp/servicios/monografico/formvirt/formvirt.htm
http://www.monografias.com/trabajos11/desaf/desaf.shtml
http://www.monografias.com/trabajos/teletrabajo/teletrabajo.shtml
http://www.ilustrados.com/publicaciones/EpZFEZEAFySODqgBBX.php
http://edutec.rediris.es/Revelec2/revelec15/albert_sangra.htm

DIFERENCIAS ENTRE LA EDUCACIÓN A DISTANCIA Y LA EDUCACIÓN


PRESENCIAL

Educación Presencial Educación a Distancia


El profesor y los estudiantes están El profesor y los estudiantes pueden no estar presentes
físicamente presentes en un mismo físicamente en el mismo espacio ni en el mismo tiempo.
espacio-tiempo (durante las clases). Para que la comunicación se produzca, es necesario crear
elementos mediadores entre el docente y el alumno.
La voz del profesor y su expresión La voz y el esquema temporal, o son sustituidos por otros
corporal son los medios de comunicación medios no-presenciales, o serán registrados en
por excelencia. Se les llama presenciales a grabaciones sonoras y visuales para ser transmitidos luego
estos medios porque restringen la a otro espacio y en otro tiempo. Los medios no son
comunicación a un aquí y a un ahora. simples ayudas didácticas sino portadores de
Otros medios visuales y sonoros son muy conocimiento que sustituyen al profesor.
poco utilizados en la clase convencional y
sólo sirven como apoyos didácticos o para
complementar la acción del profesor.
La comunicación oral, característica en la Adquieren gran importancia los medios como ser la
enseñanza convencional, está acompañada palabra escrita (dominante por antonomasia), además de
normalmente por gestos y movimientos de la radio, la televisión y otros medios audiovisuales.
la comunicación no verbal.
La relación directa, presencial, de los que La relación no-presencial de los que se comunican, es una
se comunican hace que el diálogo pueda forma de diálogo que por no acontecer aquí ni ahora,
producirse también aquí y ahora, de puede llamarse "diálogo diferido". O sea, el comunicador
manera inmediata. debe continuar un mensaje completo y esperar un tiempo
para recibir la comunicación, de retorno en forma similar,
al igual que ocurre con una carta.

CARACTERÍSTICAS DE LA EDUCACIÓN A DISTANCIA

Una de las características de la educación a distancia es que se origina en las necesidades de


una población bastante restringida, con intereses especiales, para satisfacer carencias reales
y finaliza en cuanto ellas desaparecen. Esta flexibilidad, que no tienen los programas
convencionales, es importante por sus posibilidades de adaptación y dinamismo. Tiene una
gran utilidad práctica al vincular sus programas con las expectativas inmediatas de los
destinatarios que no pueden abordarse en establecimientos educativos convencionales. Sus
objetivos específicos tienden a provocar cambios a corto plazo, por la adquisición de
conocimientos, el desarrollo de habilidades y el cambio de actitudes.

Los requisitos de ingreso a los cursos son menos estrictos y permiten el acceso de grupos
heterogéneos, que buscan el aprendizaje de habilidades prácticas que emplearán en la
situación concreta de trabajo. El objetivo del alumno es la satisfacción inmediata de sus
necesidades de aprendizaje y la obtención de recompensas tangibles por el
perfeccionamiento de sus competencias profesionales.

Con frecuencia se da la circunstancia, muy positiva, de que no sea una sola persona sino un
pequeño grupo de una misma comunidad, el que emprende el curso a distancia. De tal
manera, la retroalimentación que se brindan mutuamente sus integrantes, y las conexiones
que se establecen, a partir de los contactos personales en los talleres, con otros grupos de
diferentes comunidades, conforman una red de relaciones tan rica para los alumnos como
para los profesores, no siempre conscientes o informados de las realidades socio-culturales
de regiones lejanas de su propio país.

En los talleres presenciales, que complementan los cursos a distancia, se realizan tareas o
mostraciones, en momentos parciales o finales del desarrollo del mismo. Su objetivo es
superar las limitaciones que tiene todo sistema de relaciones mediatizado, al reducir la
interacción vivencial e interpersonal entre alumno y profesor. Fundamentalmente, los
talleres tratan de facilitar la adquisición experiencial de destrezas cuyo fundamento teórico
se han desarrollado en los módulos instructivos. Es una estrategia que favorece la
autonomía del alumno, procurando que paulatinamente logre hacer por sí mismo lo que en
principio sólo puede hacer con la dirección del profesor.

Se puede observar que a partir de la separación de maestro y estudiante se deriva el


concepto de "Distancia", dentro del cual, la noción de Estudio Independiente es primordial.
Por lo tanto, el Estudio Independiente es un proceso motivado por los objetivos de cada
estudiante y recompensado por sus valores intrínsecos. Debido a la separación física, la
interacción entre los estudiantes y maestros está mediatizada. La utilización de distintos
medios para compensar la separación física del estudiante es esencial en el estudio
independiente. Esta forma permite al alumno planificar su propio aprendizaje,
proponiéndose metas, buscando y utilizando los recursos que estén a su alcance. Si el
estudiante tiene un grupo de objetivos, puede alcanzarlos haciendo uso de sus destrezas,
según las metas que él se propone y no solamente las que le indique su maestro.

En su esencia, la educación a distancia apunta a garantizar la igualdad de oportunidades,


brindando oportunidades de aprendizaje a quienes en general no acceden a ella. La
educación a distancia es una modalidad alternativa y complementaria de la educación
presencial, no la reemplaza ni la invalida. Su destinatario privilegiado es el adulto. Se ha
instalado en diferentes países y ha sido incluido en la Ley Federal de Educación, y en las
Leyes Provinciales.

Esta modalidad exige de los profesores su capacitación y perfeccionamiento. Implica un


esfuerzo diferente, ya que cada profesor resignificará el proceso de enseñanza en función de
la modalidad y problematizará su práctica para mejorarla y adecuarla.

Es un mensaje de confianza y valoración del destinatario ya que lo considera capaz de


aprender autónomamente. Expresa un mensaje de autoestima apostando al crecimiento
personal y profesional de los destinatarios. En el presente contexto sociocultural se ha
vuelto una respuesta válida a las demandas de conocimiento de la sociedad en general y del
mundo del trabajo en particular.

La Capacitación a Distancia lleva implícita una mejor calidad de participación


descentralizando y dando autonomía a los actores para generar sus propios ritmos de
aprendizaje, permitiendo un análisis crítico que permite comprender los procesos de gestión
en el sistema educativo. Muchas voces condenatorias se alzan contra la educación virtual
debido a la primera de sus características. Ocurre a distancia. Se le desprecia o
menosprecia porque vulnera la relación maestro-alumno. Se le considera un subproducto
social y científicamente inferior.

Deshumaniza o, al menos, despersonaliza. Todo ello porque no es presencial. Pero la


distancia es una consecuencia de las realidades y circunstancias humanas. Surge de las
migraciones causadas por otros fenómenos, humanos o naturales: guerras, pobreza,
enfermedad. Surge de los desplazamientos, porque se ha encontrado un buen trabajo en otra
parte o porque se ha perdido el que se tenía. Surge de la política y la economía, de las más
hondas emociones humanas: la avaricia, y la generosidad, el odio y el afecto, la admiración
y la envidia. No despersonaliza. Se adapta a las personas reales dentro de un orden social
real. De hecho, es personal. Tan personal como la presenciabilidad.

Además, ¿quién valida la peregrina afirmación de que aquella educación en la cual el


maestro y el alumno se ven cara a cara es mejor que la educación a distancia o virtual?
¿Con que autoridad se atribuyen privilegios de juez a quien solo a experimentado una de las
tres posibilidades? La distancia ha generado procesos creativos para que los seres humanos
logren hacer las cosas: están los golpes de tambor de los bosquimanos, las señales de humo
de los pieles rojas, las cartas que por siglos y siglos han sido medios para extraordinarias
relaciones a distancia, estan los pitidos cortos y largos de la clave Morse, está el teléfono
que tantos acaloramientos comerciales, políticos y románticos ha patrocinado, está la
televisión que aún no ha despersonalizado al fútbol, ni le ha quitado pasión humana al
erotismo.

McLuhan invita a no confundirse en el carrusel donde el mensaje es el medio deviene


masaje sobre el criterio y la autonomía. La única verdad es el medio y el medio deviene
masaje sobre el criterio y la autonomía. La única verdad es que la mayor parte de lo que se
aprende, se aprende en relación directa con los materiales y contenidos a asimilar, no
necesariamente en charlas peripatéticas con el maestro. Los fracasos humanizados por un
maestro presencial son tan fracasos como los sufridos en las aulas virtuales. Seguramente
hay cursos virtuales vacíos, superficiales u obsoletos, igual que muchísimos maestros
presenciales, sin ir más lejos.

Lo virtual no es magia ni engaño. Quien nos ofrece una realidad virtual no pretende darnos
gato por liebre. La virtualidad se basa en la aceptación por un grupo de personas -al menos
dos- de una metáfora con elementos simbólicos o simulados. Se trata de aceptar esa
metáfora como si fuera la realidad, tal como aceptamos el cine y la televisión como si
fueran entornos tridimensionales cuando, como muy bien lo sabemos, se trata de
representaciones bidimensionales donde tamaño y velocidad representan percepciones de
movimiento o estatismo, de distancia o cercanía. Así, se acepta un simulador de vuelo, de
tráfico terrestre, de juego empresaria, de diagnostico clínico o de diseño mecánico.

Parte del concepto mismo de virtualidad lo hemos recibido, a modo de legado, de un


maestro que jamás veremos presencialmente y con el cual solo tendremos relación
mediante un dispositivo virtual: El libro. Precisamente, el libro V de la República, de
Platón, traza un mito que insinúa que incluso aquellas percepciones y experiencias que
consideramos más reales pueden ser simples reflejos -apariencias superficiales- de realidad
“real” –esencias de fondo-. El mito de la caverna nos hace sentir como más real una carrera
de fórmula 1 que el desayuno que hemos tomado en la mañana. A veces, el reflejo es más
sensible que la realidad real. En fin, la educación virtual ocurre a distancia porque los
nodos de nuestra aldea global están al alcance de un botón, pero pueden quedar muy lejos
para caminar hasta ellos. Es cuestión de dimensiones... y de circunstancias humanas.

En ese mismo primer párrafo se dice que la educación virtual tiene unos modelos que le son
propios. Y es verdad, le son propios en tanto que educación, no en tanto que virtual, ni en
tanto que a distancia. La educación es una relación epistemológica entre un sujeto, la
persona humana, y un objeto que puede ser gnoseológico o actitudinal. La composición de
la persona es extremadamente compleja. Por tal razón se toma de ella, por política
metodológica, unas pocas variables, de modo que su seguimiento y administración no se
vuelva imposible. Como variable obvia, está la inteligencia sin la cual no hay cognición.
Menos obvio es el papel de la memoria, pero su papel es crucial en la retención de lo
inteligido. La motivación aparece como una estrategia apuntada hacia una variable
conformada por los componentes emocionales y afectivos de la persona.

No son los medios tecnológicos los que direccionan la metodología, sino el punto focal del
sujeto, al cual se dirige el pedagogo, el que exige determinados métodos y medios. La
tecnología, lo que ha hecho es esclarecer y potenciar el alcance de los medios. La
construcción, estrategia y táctica del discurso pedagógico sigue siendo responsabilidad de
un ser humano. De todos modos, si hubiera que buscar diferencias, en el paradigma que
subyace al modelo donde se encuentran más divergencias entre la tradición presencial y la
innovación virtual: de un modelo con pasos concretos en una secuencia específica, propio
del paradigma algorítmico que sirve de plataforma a la presencialidad, se pasa a privilegiar
los procesos personales de construcción allí donde sea posible. Las demandas de la
sociedad siempre exigirán más, en menos tiempo, pero se dejan espacios suficientes para el
descubrimiento, dentro de las aproximaciones auto-activas y constructivitas que se tejen
con el nuevo paradigma heurístico de la educación a distancia. Desafortunadamente, el
constructivismo es susceptible de interpretaciones cómodas, perezosas y permisivas que
adjudican al estudiante casi todo el trabajo, incluso el que le corresponde al “facilitador”.
Bajo la excusa de que el estudiante es quien debe operar sobre los materiales de
aprendizaje, el antiguo maestro cambia de nombre y deja reinar su inercia desde la cátedra.
Así “orienta”... inercialmente.

No se ha mencionado aún la educación virtual, es decir, la educación llevada a efecto desde


la no- presencialidad y en entornos mayoritariamente virtuales, pues no toda la educación a
distancia es virtual. En cualquier caso, la educación virtual no se inscribe obligatoriamente
dentro de ninguna “confesión” pedagógica. Comparte con la presencialidad una
reversibilidad que permite la convivencia de orientaciones didácticas diferentes, en tanto
que éstas actúen de modo coherente con los fines de la educación. el aprendizaje en
ambientes virtuales es la resultante de un proceso en el cual el estudiante construye su
saber. Pude también surgir de la práctica, como puede ocurrir con las simulaciones
económicas, políticas, administrativas, médicas o tecnológicas. Como quiere que sea, hay
que admitir que las competencias más elevadas no se logran sin la compañía del análisis
crítico. En otras palabras, así como la presencialidad privilegia diversos enfoques analíticos
de la educación, estos también son necesarios y posibles en los escenarios virtuales.

La diferencia más importante entre la educación presencial y al virtual radica en la


diversidad de medios y en el potencial educativo que rinde la optimización de cada uno de
ellos. No se puede seguir haciendo en un medio muevo lo que se sabía hacer en un medio
viejo, aunque el fin educativo y el resultado buscado sea el mismo. Lo que sí tenemos que
saber antes de empezar es que las técnicas y los procedimientos son distintos. Quien se
niega a aceptar esta diferencia medial o quien simule a aceptarla, pero se aferre a sus
propios saberes trillados, va al fracaso en su quehacer pedagógico, hará mucho más el
profesor tradicional que no reniega de sus métodos. Educación y virtualidad devienen,
pues, más complementarias que antagónicas, pues la educación puede utilizar el arsenal
creativo de la virtualidad y ésta se beneficia, en tanto que sistema, de la metodología de
trabajo comunicativo y pedagógico que abunda en aquella.

Volviendo al nuevo paradigma educativo, que confiere una plataforma heurística a la


virtualidad, hay que decir que no es totalmente nuevo. Su valor estriba en la oportunidad
de reflexionar y re-inventar la educación y sus métodos. Todas las teorías psicológicas del
aprendizaje, todas las metodologías, las didácticas especiales, las teorías de la
comunicación, las técnicas de diseño, en fin, todas las disciplinas auxiliares de la
educación, se resignifican ante la virtualidad, abierta a cualquier categoría de creación.

Este nuevo paradigma se apalanca sobre el modelo pedagógico y el modelo organizacional,


muy estrechamente vinculados y condicionados en una correspondencia puntual y
biunívoca. El modelo pedagógico se ha enfocado en la relación sujeto objeto y la idea
resulta atractiva por sí misma. Pero la reingeniería organizacional que presupone el montaje
de un paradigma heurístico virtual es costosa, poco obvia y rodeada de resistencias internas.
Un modelo organizacional que sirva de base a la implementación de un modelo pedagógico
virtual deberá garantizar a todas las personas que quieran educarse, el acceso a la educación
mediante el mayor número posible de conductos, motivo por el cual se hace imperativa una
mirada prospectiva y constante sobre el desarrollo, la evolución y las ofertas de las TIC.
Dicho modelo también debe aplicarse al mejoramiento de los modelos pedagógicos des-
centrándolos del modo de aprendizaje, pues la metodología que se debe aplicar en entornos
virtuales globales no puede ser la misma de las actuales universidades, locales y muchas
veces parroquiales. Los escenarios web vinculan culturas diferentes y el problema
lingüístico es cada vez menor. Es la mentalidad y la concepción cultural la que plantea
grandes desafíos transculturales a la globalidad.

En el terreno de las universidades virtuales se ha empezado ya a diferenciar varias


alternativas y modalidades. Hay una enorme cantidad de cursos virtuales en Internet. Los
hay excelentes, buenos, regulares, malos y malísimos. La mayaría parece en sitios gratuitos
y no gozan de la bendición de ninguna universidad, si bien sus creadores son generalmente
docentes universitarios. Hay sitios web que van más lejos y ponen herramienta de autoría a
disposición de profesores – autores potenciales. Incluso se dan sugerencias sobre el diseño
instruccional, tema que goza de la antipatía de los educadores de la post-modernidad. El
paquete completo se redondea con espacios comunes para la colocación de los cursos así
creados. En una palabra, sitios gratuitos para virtualistas aficionados que proceden a título
individual, sin un modelo coherente, y sin amparos legales de los derechos de autor.

Otra modalidad se logra mediante el establecimiento de acuerdos o convenios de diferentes


universidades, sin que importe si son de un mismo país o de continentes diferentes. Este
esquema organizacional de universidad virtual es sumamente sencillo pues puede ir, desde
una configuración mínima de estructura virtual que se mediatiza la puesta en red de
diversos cursos realizados en distintas universidades, hasta la suscripción de acuerdos
políticos y de protocolos informáticos entre distintas instituciones de educación superior.
Dentro de esta última escena surge incluso posibilidades de convenios académico-
económicos para el montaje con fondos conjuntos de plataformas tecnológicas potentes y
ambiciosas, destinadas a servir, en primera instancia, a los suscriptores del convenio, pero
abiertas a toda la institución de educación superior, formal o no, mediante un esquema de
regalías que las libera de inversiones cuantiosas al tiempo que les ofrece una virtualidad de
primerísima línea.

Lo cierto es que el entorno de la educación tiende a convertirse en un mercado global del


conocimiento y avanza vertiginosamente hacia su encuentro con lo que alguna vez
llamamos el futuro. Estar en este espacio digital de educación superior es ya una realidad.
Como seres humanos que somos, personas con principios éticos y valores, y como
miembros de diversas instituciones con visiones, misiones, estilos y valores propios,
también tenemos la obligación de garantizar que ese espacio cumpla con su propósito
primario, es decir, la formación integral de personas para la construcción de nuevos ordenes
sociales, comerciales y tecnológicos y humanos, de la diferencia, el reconocimiento y el
respeto por la diversidad. Al fin y al cabo, eso es lo que necesitamos todos. Virtualmente
todos.

VENTAJAS DE LA EDUCACIÓN VIRTUAL EN LAS UNIVERSIDADES

VENTAJAS: Desde el punto de vista de la institución que organiza la formación a


distancia hay una ventaja nada desdeñable: en esta modalidad se establece un
seguimiento riguroso del alumno y se lleva a cabo una evaluación formal de sus
aprendizajes, mientras que en la formación presencial a menudo el seguimiento se limita a
un control de asistencia y la evaluación se efectúa sobre el formador y el formado. El
beneficio más evidente de la educación virtual reside en que brinda a estudiantes y
profesores mucho más tiempo y flexibilidad en términos de plazos y desplazamientos. Si
bien hay plazos estrictos para entregar los trabajos, los estudiantes disponen de mucho más
tiempo mientras tengan un teléfono cerca para poder llevar adelante su tarea (esto agrega
días o semanas que antes se perdían en traslados) y permite que la educación no sea
interrumpida tan fácilmente por viajes o traslados (aunque probablemente requiera comprar
una laptop).

Algunas de las ventajas de la formación a distancia desde el aspecto de educación virtual


son:

• Supera los límites del aula.


• Evitan desplazamientos de los usuarios.
• Permite un uso flexible del tiempo.
• Existe una gran flexibilidad de tiempo dedicado a la formación por parte del
alumno.
• Existe la componente formativa de la mejora de los procesos de autocontrol
personal.
• Promueve la autonomía de los participantes.
• Permite adaptarse al modo de aprender de cada alumno.
• Emplea una diversidad de medios y recursos.
• No desvincula a las personas de su ámbito laboral o familiar.
• Al organizar la enseñanza en equipos se obliga al trabajo contrastado y crítico, y al
ejercicio del mismo desde posturas interdisciplinarias.
• Fomenta la conciencia de la comunidad profesional, en la que confluyen ideas,
experiencias y prácticas entre unos y otros.
• Posibilita la investigación en los procesos de gestión institucional, permitiendo
conocer y reflexionar en la acción.
• Estimula la creatividad para la resolución de situaciones institucionales al compartir
experiencias y paradigmas diferentes.
• Se constituye como una modalidad de trabajo basada en la formación permanente de
los equipos de conducción.
• Facilita la democratización y descentralización de la capacitación favoreciendo así
la integración del dispositivo en igualdad de condiciones para todos los actores de
las Gestiones Institucionales.
• Permite la incorporación de las instituciones provinciales en un mismo marco de
discurso que el resto del país.
• Posibilita la creación de redes interinstitucionales de manera formal.

• Dentro de la diversidad de instituciones, crea un espacio para la gestión autónoma y


única trabajando sobre los mismos principios.

• Desarrollar una cultura computacional amplia.


• Enriquecer tu aprendizaje con la convivencia electrónica de compañeros de otros
países.
• Desarrollar un pensamiento creativo y constructivo.
• Adquirir un criterio más rico y tolerante ante la diversidad cultural.
• Acceder a programas académicos de alto nivel.
• Interactuar con destacados académicos.
• Intercambiar experiencias con alumnos dispersos geográficamente.
• Usar tecnología de vanguardia.

• Entre otras.

RETOS DEL ALUMNO A DISTANCIA EN LAS UNIVERSIDADES

Algunos retos que podemos enfrentar como alumno a distancia, son lo siguientes:

• Estar separado físicamente de tu profesor. Un alumno a distancia, puede llegar a


resentir la distancia física de su maestro y compañeros, pero si utiliza correctamente
los medios electrónicos que se disponen a su alcance, eliminará este sentimiento y
se establecerán nuevas relaciones y lazos con sus profesores y compañeros.

Cada curso de la Universidad Virtual está diseñado para promover una estrecha relación del
alumno con el profesor y compañeros, gracias al uso de tecnologías que facilitan estar en
contacto permanentemente.
Sin embargo, para que esta característica no se convierta en una desventaja debemos
recordar:

o cumplir las fechas establecidas en cada programa y curso.


o capacitarse en las tecnologías de interacción utilizadas (hablar con el
coordinador de la sede para conocer cursos que puedan ayudarnos).
o acostumbrarse a verificar el correo electrónico y utilizarlo.
o Aprovechar las tecnologías para ampliar nuestros intereses y conocimientos.

• Tener autonomía para aprender. El diseño de los cursos de la Universidad


Virtual permite que los alumnos tengan mayor flexibilidad en cuanto al ritmo de
aprendizaje de los contenidos, sin embargo, en todos los cursos se tienen fechas
establecidas para el cumplimiento de lecturas, trabajos, exámenes, etc. los que se
deberán cumplir con puntualidad. Uno de los propósitos de la UV es ayudar a
desarrollar la habilidad necesaria para que de manera estructurada autodirijamos
nuestro aprendizaje. Esto se logra con la ayuda de los cursos virtuales.

• Solicitar retroalimentación del desempeño. Con la ayuda de los medios


electrónicos podemos recibir retroalimentación acerca del proceso de aprendizaje de
parte del profesor titular o profesor tutor.

Aunque existen sistemas electrónicos donde se publican calificaciones y retroalimentación,


se recomienda solicitar la retroalimentación y estar al pendiente de tus resultados.

Debemos recordar que dada la cantidad de alumnos por materia, quizás la retroalimentación
no sea inmediata. Por ello, en la Universidad Virtual trabajan para, en 24 horas, dar una
respuesta a las consultas, dudas o comentarios. Nuestro compromiso en asignar
calificaciones es en una semana, a partir de la fecha establecida en el programa y no a partir
del envío de la tarea, trabajo o examen.

• Aprender a utilizar las tecnologías. Dado que el proceso de enseñanza-


aprendizaje se apoya en el uso de la tecnología, es de suma importancia aprender a
utilizar las tecnologías que se apliquen en el curso de la Universidad Virtual, de esta
manera nos desarrollaremos mejor en el proceso de aprendizaje y evitaremos
pérdidas de tiempo.

Conocer las áreas de apoyo de los programas académicos. Es importante que


conozcamos cuáles son los apoyos que podemos tener durante el proceso de tu curso en la
Universidad Virtual, de esta manera podremos resolver las preguntas o dudas más
fácilmente.

LA EDUCACIÓN COMBINARÁ EL AULA CON LA VIRTUALIDAD

La especialista en educación a distancia Marta Mena explica cómo esta modalidad llegó
para quedarse. Y da muestras de su utilidad para evitar la deserción y el fracaso en los
ingresos. Las claves para entender este fenómeno que hasta ayuda a mejorar el
rendimiento presencial. Si bien los primeros esbozos de la educación a distancia
aparecieron en la década del sesenta, la irrupción de Internet demostró que hay un antes y
un después en esta modalidad que llegó para quedarse.

Hoy prácticamente no hay universidad que no ofrezca a sus alumnos algún curso virtual. Y
se cree que la oferta de posgrados on line hasta podría llegar a superar a los presenciales en
cualquier momento. Lo cierto es que este fenómeno está lleno de dilemas y beneficios.
Mientras algunos aún lo atan sólo al desarrollo tecnológico, densas experiencias locales
demostraron que su aplicación en carreras de grado ha sido clave para mejorar viejos males
de las universidades.

En diálogo con Universia, Marta Mena, la referente del mundo de la educación a distancia,
analizó cómo la modalidad puede ayudar a evitar la deserción, el fracaso en el ingreso y la
superpoblación de las facultades. La especialista, vicepresidenta para América Latina y El
Caribe del Consejo Internacional de Educación Abierta y a Distancia (ICDE, según sus
siglas en inglés) también aseguró que el futuro está marcado por una combinación de
períodos presenciales con otros virtuales.

Desde su puesto al frente del programa virtual de la Facultad de Ciencias Económicas de la


UBA, Mena se mostró convencida sobre la mejoría que experimentan docentes y
estudiantes en el aula luego de una experiencia a distancia. De hecho, cientos de cifras y
experiencias recogidas en la región ya son parte de su nuevo libro, "La Educación a
Distancia en América Latina. Modelos, Tecnologías y Realidades", presentado en la Feria
del Libro como una de las compilaciones más prometedoras que ahora la llevará de gira por
Europa y el resto de América para promocionarlo.

Sin dudas la modalidad está instalada en el país, ¿qué imagen cree que hoy tiene la
educación a distancia en los jóvenes?

No podría decir que hay una sola imagen. Siempre es complicado hablar de las
representaciones sociales. Por mi experiencia los jóvenes se suman entusiásticamente a la
modalidad. Hay muchos que al tener un gran hábito en el manejo de la tecnología lo toman
como algo muy natural. En general la imagen que tienen es una de "tercera generación";
como una propuesta de avanzada. Hay otros también que la consideran como la posibilidad
cierta de avanzar en sus estudios y de evitar lo que significan traslados y usos de tiempos,
que por tener que trabajar, no tienen. La consideran una viabilizadora de las carreras que les
cuesta sostener.

¿En qué medida las dos modalidades, la presencial y a distancia pueden coexistir en
forma armónica?

La experiencia acá en la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA es una muestra de la


armonía que existe en el desarrollo de las dos. Además de complementariedad y
enriquecimiento mutuo. Pero la clave para nuestra facultad fue la solución que trajo al
grave problema para administrar una matrícula tan masiva como es esta, con más de 60 mil
alumnos. (la más grande del mundo). Este edificio y las subsedes ya no pueden albergar
más alumnos. Sobre todo en los horarios en que los alumnos pueden venir, es decir
temprano a la mañana y después de las 19. Nuestro edificio colapsa. Acá no hay
restricciones para el acceso, pero lugar no hay.

Entonces, usted dice que además de sus beneficios la educación virtual también
soluciona la superpoblación

La decisión política del Consejo Directivo fue utilizar la modalidad a distancia como
alternativa al cursado presencial. Y está resolviendo el problema, ya que de 60 mil, 20 mil
cursan a distancia materias de las carreras. O sea la tercera parte. Los recursos académicos
son los mismos, al igual que los profesores y los programas. Hay una variación en cuanto a
metodología, materiales y la regularidad a su asistencia presencial. En algunos casos los
alumnos vienen cada 15 días y en otros hacen mucho más trabajo a través del entorno
virtual. Pero siempre hay un tutor que los acompaña todo el tiempo.

¿Cuál es el perfil que encontraron en los que se decidieron por esta opción?

No tenemos grandes diferencias con los que siguen la carrera en forma presencial. En
realidad nosotros no tenemos alumnos a distancia. Tenemos alumnos que algunas materias
las cursan presencial y otras a distancia. Nuestro alumno hace una rica experiencia.
Encontramos que así va desarrollando su autonomía e independencia, porque eso es lo que
requiere trabajar una materia a distancia, es clave para autogestionar los tiempos de estudio.

O sea que la combinación de ambas es incluso mejor que una de las dos

Hemos observado resultados positivos cuando los alumnos continúan en forma presencial
después de hacer una materia a distancia. Son más participativos, se les observa una
conducta más independiente.

Aparte de la gran difusión que tiene en los posgrados, ¿puede la educación a distancia
ser clave desde el ingreso a la universidad?

Si, es una de las soluciones que pueden tomarse para lograr integrar a una cantidad de
jóvenes. De todos modos es discutido en el campo de la educación y la familia hasta qué
punto los jóvenes que recién salen de la escuela secundaria deberían tomar esta modalidad
y no conocer lo que es la vida universitaria. En circunstancias ideales es bueno que el joven
se integre y respire el aire de la universidad. Lo que sucede es que muchos jóvenes quedan
al margen de este tipo de posibilidad y no es justo en el desarrollo de la oferta educativa.

Para que haya equidad todos tienen que tener la posibilidad de acceder. En esas condiciones
la modalidad a distancia es una buena solución, a condición que esté bien desarrollado el
programa y le ofrezca al joven una buena experiencia universitaria, con responsabilidad
institucional y el mantenimiento de los objetivos, con acompañamiento tutorial.

¿Hay experiencias en este sentido, verdad?


Hay algunas universidades como la UNR que tienen programas de este tipo con la
modalidad. Son propuestas muy interesantes. La oferta de cursos para los últimos años del
colegio secundario articulan directamente con las primeras asignaturas de la Universidad.
De modo que esos cursos son abiertos y si los aprueba ya está integrándose casi en la mitad
de las primeras materias.

La otra articulación interesante es la de UBA XXI, que permite que asignaturas del CBC
sean cursadas en forma abierta por alumnos de secundaria. Al aprobarlas reciben una
certificación, pero sólo se le acreditan como materias de una carrera cuando el alumno se
inscribe a la Universidad. De modo que el estudiante va como preparándose para la
educación superior antes de entrar en ella.

EDUCACIÓN VIRTUAL: AULAS SIN PAREDES

Las nuevas tecnologías de la información y de las comunicaciones


posibilitan la creación de un nuevo espacio social-virtual para
las interrelaciones humanas, este nuevo entorno, se está desarrollando en el área de
educación, porque posibilita nuevos procesos de aprendizaje y transmisión del
conocimiento a través de las redes modernas de comunicaciones. Este entorno cada día
adquiere más importancia, porque para ser activo en el nuevo espacio social se requieren
nuevos conocimientos y destrezas que habrán de ser aprendidos en los procesos educativos.

Además adaptar la escuela, la universidad y la formación al nuevo espacio social requiere


crear un nuevo sistema de centros educativos, a distancia y en red, así como nuevos
escenarios, instrumentos y métodos para los procesos educativos. Por muchas razones
básicas, hay que replantearse profundamente la organización de las actividades educativas,
mediante un nuevo sistema educativo en el entorno virtual. El nuevo espacio social tiene
una estructura propia, a la que es preciso adaptarse.

El espacio virtual, que le llamo aulas sin paredes, cuyo mejor exponente actual es la red
Internet, no es presencial, sino representacional, no es proximal, sino distal, no es
sincrónico, sino multicrónico, y no se basa en recintos espaciales con interior, frontera y
exterior, sino que depende de redes electrónicas cuyos nodos de interacción pueden estar
diseminados por diversos países. Este entorno de multimedias no sólo es un nuevo medio
de información y comunicación, sino también un espacio para la interacción, la
memorización y el entretenimiento. Precisamente por ello es un nuevo espacio social, y no
simplemente un medio de información o comunicación.

Por ello, cada vez es preciso diseñar nuevos escenarios y acciones educativas, es decir,
proponer una política educativa específica para el entorno cibernético. Aunque el derecho
a la educación universal sólo se ha logrado plenamente en algunos países, motivo por el
cual hay que seguir desarrollando acciones de alfabetización y educación en el entorno
real. Este exige diseñar nuevas acciones educativas. Debemos proponernos capacitar a las
personas para que puedan actuar competentemente en los diversos escenarios de este
entorno. Por ello, además de aplicar las nuevas tecnologías a la educación, hay que diseñar
ante todo nuevos escenarios educativos donde los estudiantes puedan aprender a moverse
e intervenir en el nuevo espacio telemático. El acceso universal a esos escenarios y la
capacitación para utilizar competentemente las nuevas tecnologías se convierten en dos
nuevas exigencias emanadas del derecho a que cualquier ser humano reciba una educación
adecuada al mundo en el que vive.

ESCENARIOS EDUCATIVOS VIRTUALES

La estructura espacial del área virtual es muy distinta a la de los entornos naturales y
urbanos tradicionales. Se entiende que la modificación de la actividad educativa virtual
deberá ser profunda. Se debe distinguir entre escenarios para el estudio, la investigación, la
docencia, la interrelación y el esparcimiento.

El pupitre y el pizarrón tienen una nueva expresión en la virtualidad: son la pantalla de la


computadora, la pizarra digital, y sus diversos periféricos. Si llamamos telepupitre a ese
nuevo escenario educativo, lo más novedoso es su ubicación. Este puede ser portátil y estar
conectado a una red educativa. Se puede acceder a él desde la casa, desde la institución
académica o desde cualquier otro lugar físico, de manera que siempre está disponible para
su utilización.

La actividad académica deja de ser un intervalo temporal rígido, o, lo que es lo mismo, la


teleescuela o la universidad virtual siempre está abierta. Esto implica un cambio en los
hábitos educativos. Por otra parte, los materiales educativos cambian por completo. En
lugar del lápiz, el cuaderno, los lápices de colores, y los libros de texto, el actual utillaje
educativo del aula virtual está formado por la pantalla, el ratón, el teclado, la multimedia ,
la pizarra electrónica, el software y los videojuegos. Los estudiantes deben aprender a
manejar estos nuevos instrumentos y los creadores de materiales educativos deben plasmar
el conocimiento y las destrezas en los nuevos soportes.

En las aulas virtuales se estudiará ante la computadora y con el CD de física, matemáticas,


ciencias naturales o idiomas. Además programas multimedia sobre animales, plantas,
geografía, astronomía, historia y con las ventajas de que puede ser contemplada con una
minuciosidad desconocida hasta ahora. Otro tanto cabe decir de las bibliotecas virtuales, los
museos, las ciudades digitales o los nuevos paisajes virtuales. Son las aulas o campus
virtuales, a cuyos escenarios se accede conectándose a una red educativa telemática. Aparte
de ser aulas distales, lo más notable es que dejan de ser recintos con interior, frontera y
exterior, convirtiéndose en redes digitales en las que se desarrollan las diversas acciones
educativas. El profesor, puede ahora proponer una serie de problemas previamente
diseñados, controlar a distancia lo que hacen los alumnos en su pupitre virtual, corregirles
interviniendo en su pantalla, sugerirles ideas, motivarles, pero todo ello en un nuevo medio
que no es físico, sino electrónico. Incentivar el trabajo en equipo en este nuevo entorno es
uno de los mayores problemas de la actividad docente.

Al respecto, la aparición de un nuevo lenguaje en Internet, el VRML , tiene gran


importancia, dicho lenguaje permite generar escenarios virtuales en donde interactúan
modelos digitales manejados por personas, pudiendo moverse, gesticular, intercambiar
objetos digitales como ficheros, mensajes. Algunas universidades ya han comenzado a
desarrollar sistemas de telenseñanza o campus virtuales que han de ser considerados como
complementarios a los ya existentes naturales y reales. En esos campus virtuales se insiste
ante todo en el estudio y en la transmisión de conocimientos. Sin embargo, igual de
importantes son los escenarios electrónicos en los que pudiera desarrollarse una vida
universitaria. Es de esperar que aquellos campus virtuales que sepan ofrecer las múltiples
facetas de la vida universitaria, y no sólo la relación docente, tendrán un éxito mayor.
Implantar la telescuela o aulística virtual equivale a generar escenarios y redes en la
virtualidad cuyas funciones sean básicamente educativas.

Esto implica transformaciones, por ejemplo: que determinados programas televisivos


diseñados por pedagogos y expertos en las diversas disciplinas formen parte del horario
escolar, independientemente de que sean vistos en la escuela o en casa. Esto ya se hace en
cierta medida, pero de manera no programada ni reglada.

Se trata, en suma, de instituir una aulística virtual que incluya deberes para hacer en casa;
nuevos materiales docentes, telemáticos y multimedia, a elaborarse por especialistas en
ciencias y humanidades, y en didáctica y curriculum, pero contando con la colaboración de
escritores electrónicos, es decir: los expertos en diseño gráfico, en sintetización multimedia,
en análisis de imágenes y sonidos.

Hay que poner a trabajar conjuntamente a expertos en cine, música, publicidad, hipertexto,
etc. con especialistas en las diversas disciplinas científicas, técnicas y humanísticas, con el
fin de generar los materiales educativos adecuados para el espacio digital, y no sólo para el
aula presencial. También se requiere graduar los contenidos educativos multimedia,
adecuándolos a las edades y a las diferencias culturales y sociales. Construir la aulística
virtual conlleva generar sitios específicos para cada materia y para cada nivel educativo.
Es necesario formar a los profesores que ejercerán como teletutores o como telenseñantes,
introduciendo nuevas materias en las escuelas de magisterio y llevando a cabo cursos de
reciclaje para el magisterio actual.

Conjuntamente con la elaboración de los nuevos materiales docentes para el entorno


electrónico y digital. En consecuencia, se requiere de toda una política educativa.
Actualmente los Estados tienen sus dificultades para adaptarse a la estructura del nuevo
espacio social. Esto se debe a que el Estado es una forma social basada en la territorialidad,
mientras que el entorno virtual es un espacio transterritorial, que desborda las fronteras
geográficas y políticas, o simplemente puede hacerlo.

Muchas instituciones están desarrollando programas de teleformación. Diversas


universidades, como la de Princeton en Estados Unidos, están creando campus virtuales, y
han surgido universidades específicas del Entorno cibernético, como la Universidad Abierta
de Cataluña que recién visité en España o el Instituto Tecnológico de Monterrey en
México, que ha coordinado actividades con al Fundación Ventura de nuestro país.

Durante los próximos años proliferarán iniciativas de este tipo y no cabe duda de que otra
clase de agentes sociales como organizaciones religiosas, instituciones internacionales o
plurinacionales se incorporarán al proceso de creación de escenarios educativos en aulística
virtual.

MODELO EDUCATIVO DEL SIGLO XXI


El diseño de programas de Competencias Educativas para el siglo XXI corresponde al
modelo de la educación en línea. Este modelo responde a las nuevas características y
necesidades de la sociedad de la información, cuyo dinamismo determina las directrices
de formación de las actuales generaciones y elabora las proyecciones de las futuras. Así, el
modelo del programa Competencias Educativas para el siglo XXI, en su modalidad de
educación en línea:

• Hace posible satisfacer las necesidades de actualización profesional en un horario


por demás flexible y adaptable a las necesidades particulares de cada participante,
con el apoyo especializado de un tutor;
• promueve el trabajo intelectual autónomo así como el estudio independiente, a un
ritmo siempre acorde a los requerimientos individuales;
• hace posible la realización, por vía electrónica, del aprendizaje colaborativo, así
como de la aplicación de las estrategias que lo apoyan;
• rompe las barreras de espacio y distancia, al contar con participantes en lugares
remotos;
• facilita llevar a cabo los binomios "teoría - práctica" así como "acción - reflexión";
• respeta los tiempos y espacios de cada participante;
• potencia el desarrollo de múltiples vías de aprendizaje, a partir de la incorporación
de estrategias apoyadas por las posibilidades ilimitadas del internet;
• ofrece, como aprendizaje paralelo, la posibilidad de capacitarse en el empleo de las
nuevas tecnologías de información y comunicación.

CONCLUSIONES

El aprendizaje en ambientes virtuales es el resultado de un proceso, tal y como


valoraríamos desde la perspectiva humanista, en el que el alumno construye su aprendizaje.
También puede ser el producto realizado a partir de la práctica, como puede ser el caso del
trabajo a partir de simuladores.

La diferencia más importante entre la educación en la presencialidad y en la virtualidad


reside en el cambio de medio y en el potencial educativo que se deriva de la optimización
del uso de cada medio. No podemos hacer lo mismo en medios distintos, aunque nuestras
finalidades educativas y, por tanto, los resultados que perseguimos sean las mismas, pero
debemos saber de antemano que el camino que debemos recorrer es distinto.

Educación y virtualidad se complementan en la medida en que la educación puede gozar de


las posibilidades de creatividad de la virtualidad para mejorar o diversificar sus procesos y
acciones encaminados a la enseñanza y al aprendizaje, mientras que la virtualidad como
sistema se beneficia de la metodología de trabajo educativo y de comunicación, necesaria
en aquellos casos habituales en los que la finalidad de la relación en la red sobrepasa la de
la búsqueda de información.

Con las nuevas tecnologías en educación hay que destacar los siguientes puntos:

1.- ¿Cómo enseña la escuela las nuevas tecnologías?


2.- ¿Cómo enseña la escuela a utilizar las nuevas tecnologías?

3.- ¿Cómo debe cambiar la enseñanza por el cambio de la sociedad a consecuencia de las
nuevas tecnologías?

La sociedad del conocimiento es la convergencia entre dos fenómenos tecnológicos: el


progreso que hemos conseguido durante los últimos años con la tecnología para trabajar
con los números y que hemos aprendido a codificar cualquier información en forma de
números (digitalización).

Al conseguir estos dos factores tenemos gran facilidad de crear, procesar y difundir
información, entonces hemos pasado de una situación en la que la información era un bien
escaso a una sociedad en la que la información es un recurso abundante y llega a ser
excesivo.

El gran reto del educador es escoger la información de calidad, ya que ahora aceptamos
cualquier información porque antes había escasez. Esta elección de la información que
necesitamos jugará un papel muy importante en la educación. Y además de poseer mucha
información, ésta es efímera y no estable como lo era anteriormente.

Hasta ahora cuando se acababan unos estudios universitarios ya se podía estar tranquilo, ya
se tenían los conocimientos suficientes para toda la vida. Este hecho ahora no es cierto, ya
que debemos ir adquiriendo diferentes conocimientos a lo largo de toda la vida. La
educación se confundirá la mayoría de las veces con el trabajo. Lo importante es saber
aprender las cosas en el momento que las necesitamos.

También encontramos otra diferencia, el medio por el que circula la información, antes era
escrita y ahora no es únicamente escrita, deberemos aprender a analizar el lenguaje
audiovisual, ya que será en este lenguaje en el que nos llegará toda la información, y sobre
todo en el lenguaje visual.

Podríamos decir que hay que cambiar los currículos, no se puede continuar enseñando las
mismas cosas de la misma manera. Tenemos unas herramientas impresionantes que
permiten que los procesos de aprendizaje sean mucho más personalizados, mucho más
fáciles, mucho más flexibles. Y no solo hay que cambiar los procesos, las metodologías,
sino que hay que cambiar también los contenidos.

Hay que centrarse cada vez menos en intentar transmitir conocimientos y más en transmitir
habilidades. Esto se busca cada vez más en el mundo laboral, no preocupa (demasiado) el
que una persona no sepa, el que preocupa es que esta persona sea capaz de aprender. Ya
que probablemente los conocimientos que necesita para hacer ese trabajo no se los ha
enseñado nadie, ya que los centros educativos van atrasados muchas veces respecto a lo que
podemos llamar "renovación de conocimientos". Eso sí, el título sigue siendo importante,
ya que da un nivel, una idea del nivel de recursos y habilidades de la persona.
Sin duda el mundo virtual nos está afectado en muchos ámbitos, la educación y el
conocimiento entre ellos, cada vez es más fácil encontrar la información que a uno le
interesa en la web, cada vez tenemos buscadores más inteligentes. Incluso cada vez hay
menos limitantes idiomáticas ya que estos mismos tienen traductores, que sí bien no
traducen en forma perfecta, permite leer, por cierto con alguna dificultad, pero entendiendo
el sentido un articulo o página.

¿Es que estamos al borde de un cambio de paradigma en la Educación Superior?, Quizás es


algo pronto para ser categórico, pero parece ser que el actual modelo de Educación se fisura
y al parecer desde arriba (los postgrados) hacia abajo.¿somos los profesores capaces de
entender el paradigma emergente? ¿Es posible que nos relacionemos con la educación sin
vaciar agua del vaso?¿Es necesario esperar que exista un recambio en la generación de
profesores y que los jóvenes que hoy navegan vertiginosamente por Internet tomen el
control de las Universidades? El sentido común nos dice que eso no sucederá aún,
suspiremos tranquilos........

El concepto de Educación a Distancia vino para quedarse, pues llena una necesidad
educativa en este mundo de tantos cambios tecnológicos y en el que cada día más y más
personas de todos los niveles socioeconómicos necesitan educarse para estar a la par con
dichos cambios, sin sacrificar tanto tiempo, hogar y dinero para poder ofrecer a su familia
una mejor calidad de vida y estar siempre a la vanguardia en lo que a tecnología se refiere.
La educación a distancia es la que considera el aprendizaje con una finalidad útil, que
permite aprender sin moverse de casa, sin perder el tiempo en desplazamientos, estudiando
a la hora que cada uno prefiera y con métodos pensados por expertos para aprender lo que
interesa con sentido práctico.

La enseñanza a distancia ha abierto una nueva área multidisciplinaria de investigación y


desarrollo, que además del interés científico y técnico que conlleva, tiene grandes
perspectivas de aplicación debido a la gran demanda de capacitación a nivel nacional que el
proceso de modernización requiere, y que no es posible cubrir con los métodos
tradicionales de enseñanza. Un buen proceso para la educación a distancia consiste de
varias etapas de diseño, desarrollo, evaluación y revisión. En un diseño efectivo de la
educación a distancia uno debe considerar no solo las metas y necesidades y características
de los estudiantes e instructores sino también los compromisos técnicos. Un buen sistema
de educación a distancia envuelve interactividad entre docentes y estudiantes.

Educación a Distancia es la más revolucionaria y la más poderosa para atacar estos


problemas de costo, acceso y flexibilidad. La universidad abierta muestra que el poder de
una red aumenta como al cuadrado el número de personas que utilizan la red lo cual
significa que cuanto más alumnos se tienen en una Universidad, en una red, mayor es el
aprendizaje para cada uno. Eso es un cambio radical del principio de educación; es decir,
que la calidad quiere decir acceso exclusivo. Las "Mega Universidades" rompen ese
peligroso enlace que se hace entre calidad y exclusividad.

Como ya observamos, en nuestro país esta modalidad educativa no está muy desarrollada;
podríamos decir que está apenas naciendo. Por lo tanto, recomendamos a las universidades
ya existentes, la elaboración de un plan de educación a distancia dentro de sus carreras y
darle prioridad a este concepto, para aprovechar todas las ventajas que esta ofrece con
relación a la educación tradicional.

En el caso de la universidades la cantidad de estudiantes que se matricularán en este tipo de


dinámica de curso, será casi el doble de estudiantes que los que realmente se obtiene
utilizando los métodos de matriculas tradicionales, rompiendo de paso con la limitación de
espacio físico por salones en cuanto a cupo de estudiantes por curso.

ASIGNACIÓN: Tomando en consideración el contenido del


texto elabore un ensayo no mayor de seis páginas ni
menor de cinco.

BIBLIOGRAFIA

Begoña Gros, Salvat (2006) FORMACIÓN DEL PROFESORADO COMO DOCENTE


EN LOS ESPACIOS VIRTUALES DE APRENDIZAJE. Universidad de Barcelona –
España. [Documento en Línea] disponible en:
http://www.redkipus.org/aad/images/recursos/31-959Gros.pdf. [Consulta: 2008, mayo 30]

Bruner, J. S. (1965/1960). El proceso de la educación. Cambridge, MA: Harvard


University Press.

Gros, B. (2002). Constructivismo y diseños de entornos virtuales de aprendizaje, Revista de


Educación, 328, 225-247.

Holmberg, B. (1989) La teoría y la práctica de la educación a distancia, Londres / Nueva


York: Routledge.

Ivicl, Ivan (1999) LEV SEMIONOVICH VYGOTSKY. Revista trimestral de educación


comparada (París, UNESCO: Oficina Internacional de Educación), vol. XXIV, nos 3-4, págs. 773-799.
UNESO: Oficina Internacional de Educación, 1999. Paris – Francia.

Jonassen, D. H., Peck, K.L. & Wilson, B.G. (1999). Learning with technology: A
Constructivist Perspective. Upper Saddle, NJ: Merrill, Prentice Hall.

LÓPEZ, R. (1996), Constructivismo radical de Protágoras a Watzlawick”,


www.rehue.csociales.uchile.cl/rehuehome/facultad/publicaciones/Excerpta/exc
erpta7/construc.htm

Parica Ramos, A. T.; Bruno Liendo, F. J. y Abancin Ospina, R. A. (2005) Teoria del
Constructivismo Social. Teoria del Constructivismo Social de Lev Vygotsky en
comparación con la Teoria Jean Piaget. Universidad Central de Venezuela. Facultad de
Humanidades y Educación. Escuela de Educación. Departamento de Psicología Educativa.
Cátedra de Psicología Educativa. Caracas – Venezuela.
Autobiografía. Historia de la psicología en la autobiografía. Vol. 4.
Piaget, J. (1952).
Worcester, MA: Clark University Press.Ausubel, D. P., Novak, J. y Hanesian, H. Psicología
educativa: un punto de vista cognoscitivo, 2ª ed., Trillas, México, 2000.

Salmon, G. (2000). E-moderador: La clave para la enseñanza y el aprendizaje en línea,


Londres: Kogan Page.

WATZLAWICK, P., y Krieg, P., (1994), “El ojo del observador: Contribucionesal
constructivismo, homenaje a Heinz von Foerster”, Editorial Gedisa, Barcelona.

WATZLAWICK, P., (1981), “Es real la realidad?: confusión,


desinformación,comunicación”, Editorial Herder, Barcelona.

WATZLAWICK, P., (1992), “La coleta del Varón de Münchhausen: Psicoterapia y


Realidad”, Editorial Herder, Barcelona.

BIBLIOWEB

http://www.uib.es/depart/gte/edutec-e/revelec15/albert_sangra.htm
http://www.mailxmail.com/curso/excelencia/paradigmaeducacionsuperior/capitulo9.htm
http://ocw.mit.edu/index.html
http://www.tuobra.unam.mx/publicadas/010909003010.html#fn1
http://www.angelfire.com/az2/educacionvirtual/educavir.html
http://www.universia.com.ar/portada/actualidad/noticia_actualidad.jsp?noticia=10895
http://www.angelfire.com/az2/educacionvirtual/ventajasdelavirtualidadenlaeducacion.htm
http://www.uoc.edu/inaugural04/esp/carnoy1004.pdf
http://www.nextlearning.cl
http://www.educar.org/articulos/educacionvirtual.asp
http://www.tuobra.unam.mx/publicadas/010909003010.html#fn1
http://www.pignc-ispi.com/articles/distance/kearsley-virtualprofessor.htm#espano l
http://www.uib.es/depart/gte/edutec-e/revelec15/albert_sangra.htm#enlla3b#enlla3b