Вы находитесь на странице: 1из 10

LEOPARDO

En el mundo de los grandes felinos, el leopardo viene a ser uno de los más pequeños,
pero no te dejes engañar por su tamaño, ya que es igual de feroz y carnívoro como sus
emparentados leones, pantera, tigre, entre otros.
Este mamífero es del género Phantera y proviene de la familia de los félidos.
El leopardo también es llamado pantera parda.

Donde vive: Por toda África, excepto el Norte.


Alimentación: Carnívoro
Costumbres: Suelen subirse a los árboles, como si fuesen gatos. De hecho pertenecen a
la misma familia
Características: Mamífero. Tiene un tronco de 1-2 metros y una cola de 1-1,5 metros. Su
peso puede variar entre 30-60 kilogramos.

Los leopardos son fantásticos y poderosos gatos gigantes que están muy relacionados
con los leones, tigres y jaguares. Viven en el África subsahariana, Nordeste de África,
Centro de Asia, India y China. Muchas de las poblaciones de leopardos están en peligro
de extinción, sobre todo las que se encuentran fuera de África. El leopardo es tan fuerte, y
se encuentra tan cómodo en los árboles, que suele subir a sus víctimas a tirones hasta el
árbol y matarlos sobre las ramas. Subiendo a sus víctimas a los árboles, espera mantener
la comida a distancia de animales carroñeros, como las hienas. Desde los árboles
también son capaces de cazar. Y uno de sus momentos favoritos para hacerlo es por la
noche. Captura antílopes, cerdos y ciervos haciendo movimientos furtivos entre la alta
hierba. Cuando se encuentra con asentamientos humanos, los leopardos suelen atacar a
los perros y de vez en cuando, pueden hacerlo con algún humano. Son fantásticos
nadadores, y lo demuestran cazando peces, de los que a veces se alimenta. Las hembras
pueden tener crías en cualquier época del año, y suelen tener dos. La madre suele
esconderlos en un lugar seguro hasta que alcanzan la edad suficiente como para
comenzar el aprendizaje. Las crías viven con sus madres unos dos años. A parte de
estos, los leopardos son animales solitarios. La mayoría de los leopardos visten negros
círculos que los distinguen. Otra variedad de color es el negro, porque sus manchas son
muy difíciles de distinguir. Se le suele llamar pantera negra.

Nombre científico Panthera pardus

Reino: Animalia

Clase: Mammalia

Orden: Carnívoro

Familia: Félidos

CARACTERÍSTICAS
 Los leopardos son de estructura ósea muy fuerte, los machos pueden llegar
a pesar entre 31 y 91 kilogramos, mientras que la hembra, entre los 22 y 60 kilos.
 Miden entre 91 a 166 centímetros, y su cola entre los 60 y 110 centímetros.
 Su piel es muy suave y poseen manchas marrones en el cuerpo, éstas suelen ser
de tamaños y distribución distintos, y se les conoce como “rosetas”.
 Sus patas suelen ser más pequeñas en comparación a otros felinos.
 Desarrollan velocidades de hasta 36 millas por hora por tiempos cortos.
 El leopardo tiene mandíbulas tan fuertes que puede subir a un árbol sujetando una
presa.
 Estos animales pueden alcanzar los diez metros brincando en el aire y
aproximadamente seis metros saltando hacia adelante.
 Les gusta muchos el agua y con mucha frecuencia suelen estar en ella, además
son expertos nadadores.
 La parte estomacal de este felino es de color blanco con manchas marrones
oscuras o negras.
 A diferencia de los otros felinos, el leopardo se amolda más rápido a su propio
entorno.
 El leopardo es un animal muy enérgico, por lo general se mantiene activo la mayor
parte del día. Por ejemplo, las hembras, aun estando con sus crías, sale a cazar
varias veces al día.
 La mayoría de las veces el leopardo caza de noche, lo hace de forma muy
silenciosa.
 Hay leopardos que presentan melanismo, es decir, una pigmentación oscura del
pelaje y la piel. Este fenómeno se presenta en al menos un 6 % de la población
de leopardos. El resultado de este melanismo son las conocidas panteras negras.
 Al leopardo se le suele confundir con el jaguar, la diferencia es que éste es más
grande, su cabeza es más redonda y extensa, mientras que sus ojos y oídos son
más pequeños.

HÁBITAT
El leopardo habita en Asia y África y se les puede observar en sabanas, bosques,
montañas y praderas, sobre todo en aquellos lugares donde haya presas para cazar,
agua, un territorio amplio, y sitios para poder esconderse. Este felino se adapta muy
rápido a distintos ambientes, por eso es fácil encontrarlo en otras regiones; tales como:
China, Rusia, Malasia, Corea, entre otras. Algo muy curioso en estos felinos es que,
aunque casi siempre prefieren retirarse y evitar enfrentamientos, los machos suelen
pelear con frecuencia cuando ven amenazado su territorio. Estas batallas son por lo
general son muy sangrientas donde alguno resulta gravemente lastimado.
Los leopardos escupirán a su contrincante como un método de ataque. El perdedor se
retira y desde ese momento no se acercará más ni luchará por esa área.
Sólo en algunas ocasiones, cuando esto sucede, las hembras más jóvenes se acercarán
para lamer al leopardo herido, esto lo hacen como una muestra de afecto y solidaridad.
ALIMENTOS
La alimentación de los leopardos es estrictamente carnívora, entre sus botines favoritos
se encuentran los animales ungulados, entre ellos antílopes, gacelas, impalas, cebras,
ñus, entre otros. Pero también puede alimentarse de reptiles, monos pequeños, insectos,
etc. y además es un oportunista, suele robarse las presas de los guepardos y de las
hienas. Son cazadores nocturnos, prefieren hacerlo de esa manera para evitar que otros
animales roben sus presas. Durante el día suelen dormir bajo alguna sombra, sobre
vegetaciones frescas, o en ramas altas de los árboles. Los sentidos de vista y oído están
muy desarrollados en este felino, éstos le permiten ser muy meticuloso al instante de
cazar. Por otro lado, y aunque parezca increíble, los leopardos favorecen las poblaciones
de animales herbívoros con la captura de presas, ya que por el frecuente pastoreo las
áreas verdes se reducirían velozmente.
REPRODUCCIÓN
Como todo proceso reproductivo felino, se inicia por el cortejo. Cuando la hembra está en
celo que, con frecuencia es por siete días varias veces al año, suele andar frente al
macho haciendo movimientos con la cola, en ese momento comienza el apareamiento. La
gestación tendrá una duración de entre 90 a 105 días, donde nacerán de entre uno a seis
cachorros. En caso que la hembra pierda a sus crías, entrará en celo nuevamente. Se
estima que la hembra detienen su reproducción luego de los ochos años de edad.
Estos pequeños gatitos pesarán sólo un kilogramo al nacer, y mantendrán sus ojos
cerrados por unos siete días. Indefensos al nuevo ambiente, la madre cuidará de ellos de
forma muy dedicada. Para mantenerlas lejos de los depredadores, serán escondidas por
su madre, en cuevas, matorrales, entre otros. Mientras la hembra está de caza suele dejar
sopla a la cría por más de 34 horas.
Pasados 15 días, los cachorros aprenderán a caminar y la madre dejará de amamantarlos
aproximadamente a los tres meses. Éstos se volverán independientes cuando hayan
cumplido 20 meses de vida.
Una característica favorable de las crías leopardo es que, al cumplir las primeras seis
semanas de vida, ya serán capaces de subir a los árboles, destreza que irán mejorando
con el paso de los días. Y las madres podrán adoptar a otros cachorros siempre y cuando
estén emparentados.
TIPOS DE LEOPARDOS
Se dice mucho sobre la existencia de varios ejemplares de leopardo, siendo así que la
especie (Phantera Pardus) abarca 13 subespecies, pero varias de ellas ya se consideran
descartadas para ser integradas en otra subespecie. Todo este proceso ha derivado,
según especialistas, en la existencia de al menos nueve subespecies generalizadas con
ese mismo término (Panthera Pardus), entre ellas:

 LEOPARDO AFRICANO (PANTHERA PARDUS)

Es la subespecie más habitual en territorio africano. Suele ser más grande y pesada que
la subespecie de leopardo asiático.
 LEOPARDO DE INDOCHINA (PANTHERA DELACOURI)

Esta es una subespecie de leopardo originaria del Sudeste Asiático. Su tono de piel es
más oscuro debido al melanismo.
 LEOPARDO DE LA INDIA (PANTHERA FUSCA)

Esta subespecie abarca zonas del subcontinente indio. Se estima una población de entre
6 y 10 mil ejemplares.
 LEOPARDO DE AMUR (PANTHERA ORIENTALIS)

Esta subespecie se distingue de las demás por tener un pelaje más largo y un tono de piel
más dorado. Se considera en peligro de extinción.

 LEOPARDO DE JAVA (PANTHERA MELAS)

Estudios científicos consideraron este felino como una “nueva” subespecie de leopardo.
Leopardo de Sri Lanka (Panthera kotiya)
Esta subespecie es una de las más reconocidas en todo el mundo. Se le considera en
peligro de extinción.
 LEOPARDO DE ARABIA (PANTHERA NIMR)

Es uno de los tipos de leopardos más llamativos por su color de piel. Según
investigaciones, en el mundo hay al menos unos 250 ejemplares. Se les considera en
estado crítico de extinción.
 LEOPARDO DE PERSIA (PANTHERA SAXICOLOR)

Este felino es uno de los más grandes de todas las subespecies. Puede llegar a pesar
hasta 75 kilos, con una medida de 158 cm.

 LEOPARDO CHINO DEL NORTE (PANTHERA JAPONENSIS)

Esta subespecie de leopardo es una de las más solitarias, se le ve muy poco en la


naturaleza. Suele hacer su hogar en las montañas y praderas.
CARACTERÍSTICAS DE LOS LEOPARDOS

A medida descubres las características del leopardo encontrará las tantas cosas sobre
estos animales que no conoce.
El leopardo pertenece a la categoría de los grandes felinos. En realidad, es el más
pequeño de estos grandes gatos.
La mayor amenaza para el futuro del leopardo en el medio silvestre es la pérdida de
su hábitat natural.
Este felino está considerado como especie casi amenazada.
Las patas del leopardo son mucho más cortas que los de otros felinos.
Algunos leopardos tienen una mutación genética, que da lugar a individuos
completamente de color negro. Como resultado, a menudo son confundidos con las
panteras.
El leopardo puede correr hasta 36 millas por hora por periodos cortos de tiempo.
Las mandíbulas de un leopardo son tan poderosas que pueden trepar a los árboles,
incluso, llevando un cadáver.
Existen 10 subespecies de leopardos.
Los machos son aproximadamente el 30% más grandes que las hembras.
El leopardo, el guepardo, y el Jaguar a menudo se confunden entre sí debido a su
apariencia. Como resultado, puede hacerse muy difícil contar con precisión la población
de estos felinos.
El leopardo es un increíble escalador, y pasa mucho tiempo durante el día descansando
en los árboles.
Son capaces de saltar en el aire a unos 10 metros y tienen un salto hacia delante de
cerca de 20 pies.
El leopardo se aparea durante cualquier época del año.
La tasa de mortalidad de los cachorros de leopardo es de aproximadamente el 50%. En la
naturaleza el promedio de vida es de 11 años y puede llegar a casi el doble en cautiverio.
Algunas de las antiguas reinas de Egipto e Inglaterra tuvieron leopardos como animales
de compañía.
Los seres humanos han sido atacados y devorados por el leopardo. Un hecho que hace a
muchas personas nerviosas. Dos leopardos, en particular, se distinguen por una matanza
de más de 125 personas uno, y otro con más de 400 en el momento en que fueron
cazados. Ambos fueron muertos en el 1900.
Son nadadores sorprendentes y con frecuencia pasan su tiempo en el agua. A veces se
alimentan cangrejo o pescado, mientras están en el agua.
La parte inferior de un leopardo es de color blanco con manchas negras. El diseño de las
manchas de estos felinos es única para cada uno de ellos y se puede considerar su
propio identificador, al igual que las huellas dactilares para los seres humanos.
Lazos maternos muy fuertes pueden ser desarrollados entre la madre y su cría. Las
madres a menudo reconocen su descendencia cuando entran en contacto con ellos, son
muy pacientes con el cuidado en su papel de madres.
El leopardo, se ha sabido, que roba fuentes de alimentos de las hienas y los guepardos.
El leopardo aprovecha todas las oportunidades para encontrar comida. Se sabe que
pueden tener una presa en un árbol, y matar aún más si tienen la oportunidad de hacerlo.
Cachorros de leopardo son capaces de trepar a los árboles en el momento en que
cumplen las seis semanas de edad.
Los cachorros pueden tener que estar solos por períodos de hasta 36 horas, mientras la
madre está de caza.
Pueden hacer un sonido similar a una sierra de corte, que a menudo se puede escuchar
durante horas de la madrugada.
Se pueden escupir el uno al otro cuando están cara a cara para luchar por
el apareamiento o territorio.
Generalmente uno de ellos se retira antes de que cualquier contacto físico se produzca.
El leopardo, se cree, es el más adaptable a su entorno de todos los felinos.
La caza del leopardo ayuda a controlar las poblaciones de otros herbívoros, de lo
contrario, las zonas de césped se verían afectadas por el pastoreo excesivo.
ANATOMÍA DEL LEOPARDO

El depredador trepador
El cuerpo del leopardo es esbelto, musculoso y flexible. Ello le confiere fuerza en la
lucha, velocidad en la carrera y, sobre todo, la capacidad de trepar con gran agilidad
por los árboles. La coloración, por su parte, presenta grandes variaciones, tanto
geográfica (de una población a otra) como individuales.
PIEL: El color de la piel del leopardo oscila entre amarillo y gris, con manchas negras,
que son pequeñas en la cabeza y más grandes en el vientre y las patas; adquieren
forma de roseta en el dorso, los flancos y la parte superior de las patas. Los jóvenes
presentan una coloración de fondo más grisácea y unas manchas menos marcadas y
más próximas.
PATAS: Las patas del leopardo son de tamaño medio, más bien cortas si se compara
con otros felinos como el guepardo. Están muy musculadas, los que les confiere una
notable velocidad, una enorme potencia de derribo de las presas y, sobre todo, la
capacidad para efectuar saltos de hasta 6 m. Terminan con unas potentes uñas que
completan unas garras temibles; capaces de propinar un zarpazo mortal a sus
víctimas.
DIENTES: Posee lo colmillos típicos de felino e incisivos muy desarrollados, y ambos
son muy efectivos en el ataque, pero lo más notable son las muelas llamada
carniceras, ya que el último premolar superior y el molar interior tiene un mayor
tamaño, encajan perfectamente entre sí y poseen, además, corona muy afiliadas y
cortantes.
OJOS: Este gato gigante posee, lógicamente, “ojos de gato”, es decir, estructuras
especialmente adaptadas a la visión nocturna. Esto resulta muy adecuado porque el
leopardo acostumbra a cazar con más frecuencia en las penumbras de la noche. Sin
embargo, no le molesta en absoluto el resplandor intenso de la luz diurna, de manera
que de día ve perfectamente, por lo que puede cazar, y de hecho caza sin problema
alguno bajo el tórrido sol si la ocasión es buena.
CABEZA
La cabeza del leopardo es grande y con orejas cortas y redondas. Presenta manchas
más pequeñas y sin la forma normal de rosetón.
Dorso blanco y pabellón auditivo negro. Son direccionales, lo que le permite captar
mejor los pequeños ruidos lejanos.
 Olfato: La utiliza, principalmente, para reconocer los límites territoriales.
 Boca: Sus desarrollos dientes son los ideales para cortar carne, de manera que le
resultan muy útiles para despedazar sus presas una vez capturadas. La gran
velocidad del el leopardo es de 114km/h
 Cola: Larga (entre 60 cm y hasta algo más de 1 m) y colgante, con machas
negras.

Caza preferentemente de noche y tiene bajos porcentajes de logros de caza. Se


esconde durante el día en la espesura, en las rocas y cuevas. Es uno de los felinos
mejor adaptados a la vida arbórea. Durante el día permanece relajado en las altas
ramas. Caza al acecho, acercándose al máximo a la presa, con una carrera muy
breve. Caza principalmente animales de tamaño mediano. Generalmente hacen
presa en el cuello y rompen la columna vertebral de su presa. Es el único animal
que mata por el gusto de matar, aunque no tenga hambre.
AMENAZAS HACIA EL LEOPARDO
A pesar del esfuerzo por mantener a esta especie en cautiverio, resulta muy complicado
que se lleve a cabo su ciclo de manera normal. Esto es debido a la agresión de los
machos hacia las crías, la poca actividad reproductiva y la alta mortalidad en los
cachorros por diversos factores. Lamentablemente el hábitat de este hermoso animal es
cada vez más fragmentado debido a la destrucción de su medio ambiente. La caza
descontrolada y el uso de sus pieles para fines comerciales dentro de la industria de la
moda principalmente, son causantes de que el leopardo esté a punto de perder su lucha
por sobrevivir.
EL leopardo está clasificado en la lista roja de la UICN en la categoría de Casi
Amenazado.
Otros depredadores pueden ser una amenaza para estos, compiten por el alimento y
refugio.
El leopardo es poco asesinado en conflictos pues sede su presa si se encuentra con un
depredador de mayor tamaño o con una manada.
Las hienas y los leones son los mayores peligros que existen. No solo atacan a los
leopardos por la presa, sino también para matar a las crías.
BIOLOGÍA Y COMPORTAMIENTO:
El leopardo posee unas pupilas muy dilatables que le permiten ver tanto en la oscuridad
como durante el día. Posee fuertes músculos en sus extremidades que actúan sobre sus
uñas retráctiles y durísimas, pudiendo así trepar fácilmente por los árboles de tronco más
vertical. Su larga cola equilibra perfectamente al carnívoro en los grandes saltos que da
durante la caza o la persecución de una presa.
Su pelaje se camufla perfectamente entre el pasto y los arbustos, así como en el
claroscuro del follaje de los árboles donde acostumbra a pasar el día.
Viven solitarios excepto en la época de celo. No puede hablarse de territorio en un sentido
estricto, sino de zona de campeo de un individuo. Los encuentros entre machos son a
menudo cruentos, mientras que las madres, hijos y hermanos parecen tolerarse.
Caza preferentemente de noche. La táctica cazadora se ajusta a dos modalidades: el
acecho y el rececho. Las presas mayores de los leopardos, son escondidas en lo alto de
los árboles, para evitar hurtos por parte de hienas y leones, y para resguardarlas de los
buitres.
El leopardo come con exquisita limpieza, sin apenas mancharse y sin desgarrar la pieza
que, poco a poco, va quedando reducida a una piel vacía que yace en el suelo o pende de
la horquilla de una acacia. Si cerca del festín hay una charca o corre un arroyo,
interrumpe a veces por unos momentos la comida y se acerca a beber, pero si el agua
más próxima está a cierta distancia no lo hace hasta que sacia su hambre.
¿CÓMO ES LA VIDA PARA UN LEOPARDO?
Hablar de una estructura social como tal para la especie Panthera pardus es impreciso, ya
que por naturaleza, es solitario. La mayoría de los felinos comparten esta característica y
solo los leones se distinguen del resto por estar estructurados en manadas.
El leopardo camina, caza y descansa sin más compañía que el mismo. Aunque claro, esto
cambia cuando debe aparearse y necesita establecer contacto con una hembra y cuando
esta provee cuidados a sus crías.
Como todo animal, necesita comunicarse para informar un mensaje específico o para
recibirlo. Para eso un individuo marca los límites de su territorio con las garras, con orina
o con heces con la intención de indicar a otros leopardos que tengan cuidado, que su
zona de dominio es donde su esencia corporal está presente. Cualquiera que se acerque
a los limites sentirá́ el olor extraño y deberá́ alejarse de ahí́. Desde esta perspectiva, los
leopardos se comunican básicamente por el olor.
Las interacciones cercanas entre leopardos son muy escasas. Los cachorros,
naturalmente, son cercanos durante los primeros meses o años de su vida y
continuamente juegan entre ellos o con su madre; esto es útil además para proporcionar a
los pequeños las habilidades de caza que necesitaran al independizarse de su familia. En
la adultez las confrontaciones físicas son raras ya que la interacción es mínima, pero se
han observado algunas peleas muy agresivas donde los contendientes han resultado
heridos o hasta muertos.
Es uno de los pocos felinos facultado anatómicamente para emitir rugidos, sin embargo,
casi siempre permanece en silencio. Si requiere comunicar a otros leopardos su
presencia, emite un sonido similar a una tos ronca, y simultáneamente los individuos que
se encuentran cerca comienzan a hacer lo mismo para avisar que están saliendo de los
dominios de un leopardo. Así́ se evitan conflictos por el territorio.
Dos leopardos pueden gruñirse, lo que sucede cuando la hembra en celo desea llamar a
un macho. Algunos leopardos ronronean cuando se alimentan y otros pueden “silbar” y
gruñir durante los encuentros agresivos. Por su parte, los cachorros y los leopardos más
jóvenes lanzan una especie de maullido. A pesar de estos sonidos, el repertorio de
vocalizaciones es un poco reducido.
Son nocturnos o crepusculares. Esto significa que realizan la mayor parte de sus
actividades durante la noche, al amanecer o al anochecer. Mientras la luz del sol banca su
hábitat, los leopardos descansan a la sombra debajo de los árboles, entre la vegetación o
en cualquier superficie agradable. Un estudio en el oeste de África hizo ver que los
individuos de las selvas tropicales tienden a ser más diurnos y crepusculares que los
individuos que ocupan otros hábitats.
Pueden nadar, escalar con maestría y correr a velocidades de hasta 58 kilómetros por
hora, con ráfagas de 60 kilómetros por hora. Su habilidad para nadar es muy buena, pero
no lo hace con tanta frecuencia como el tigre.
MANTENIMIENTO DEL TERRITORIO
Cada leopardo macho mantiene un extenso rango de hogar que a menudo se superpone
con el de varias hembras; los rangos masculinos son por lo general más grandes que los
femeninos.
El tamaño del rango individual es diferente entre cada leopardo, pero las diferencias son
más evidentes cuando se analizan por zonas geográficas. En pocas palabras, los rangos
de unas partes del mundo son más grandes o más pequeños comparados unos con otros.
Por ejemplo, un estudio en Tailandia arrojó que una hembra dominaba un territorio de 8.8
kilómetros cuadrados mientras que dos machos adultos mantenían territorios de 17.3-18
kilómetros cuadrados. Otro estudio realizado en Kenia mostró que los machos mantienen
un rango promedio de 32.8 kilómetros cuadrados en tanto las hembras uno de 14
kilómetros cuadrados.
Como necesita cuidar su territorio, a menudo visita varios puntos de esté. Por cierto, los
rangos de hogar suelen ser más grandes en sitios áridos.

Похожие интересы