Вы находитесь на странице: 1из 1

DOLORES CACUANGO

Dolores Cacuango Quilo, conocida también como Mamá Doloreyuk (Pesillo, cantón
Cayambe, 26 de octubre de 1881 - Yanahayco, 23 de abril de 1971) fue una activista
ecuatoriana pionera en el campo de la lucha por los derechos de los indígenas y
campesinos en su país,234 y una de las referentes del feminismo ecuatoriano a
principios del siglo XX junto a Tránsito Amaguaña.

Dolores Cacuango nació en el latifundio de San Pablo Urcu cerca de Cayambe,


Provincia de Pichincha, Ecuador en 1881, sus padres fueron peones conciertos o
como entonces se llamaban indios gañanes. Creció como campesina en el campo con
sus padres y sin concurrir a la escuela alguna,debido a la falta de recursos
económicos. Jamás aprendió a leer o a escribir pero algo había en ella que la
diferenciaba del resto de sus congéneres, porque decidió sacar de la ignorancia a los
demás, el español lo aprendió en Quito cuando trabajó como empleada doméstica
siendo joven.

Su primera experiencia política inició cuando un indio llamado Juan Albamocho


disfrazado de mendigo y pidiendo caridad se sentaba al pie de los despachos de los
abogados y oía lo que conversaban. Cierta tarde, Albamocho, regresó a su comunidad
en Cayambe y exclamó a gritos que si ha habido ley para los indios y desde entonces
éstos quisieron conocerla para defenderse de las continuas acechanzas de los
tenientes políticos y curas de parroquias.5

En 1927 se casó con Luis Catucuamba y tuvieron una choza en el sitio Yanahuayco
cercano al pueblo de Cayambe, trabajaron duro la tierra y tuvieron nueve hijos, pero
ocho murieron de corta edad con enfermedades intestinales por la falta de higiene y
salubridad, sobreviviendo únicamente el mayor Luis Catucuamba, que en 1946 llegó a
ser educador de indígenas en su pueblo natal, pues su madre quiso que ayudara a su
pueblo.

En 1971, Dolores Cacuango fallece, sus últimos años fueron penosos. Perdió fuerzas,
las piernas se le entumecieron, enflaqueció, se cansaba y dejó de visitar a
comunidades y organizaciones. Al cerrar sus ojos solamente le acompañaba su
esposo, hijo, nuera y su inseparable amiga María Luisa.