Вы находитесь на странице: 1из 2

Los Procesos de transporte y estructuras sedimentarias son conceptos básicos a la hora de entender cómo funciona la

sedimentación de las partículas que han sido transportadas por medio de la meteorización y la erosión, pero para saber
el porqué de todo ese proceso vamos a describir a continuación desde una situación muy común.

Cuando estamos en un paseo en canoa, o vamos al río a y nos metemos dentro de él, muchas veces se nos dá por llenar
una jarra transparente con agua de este para jugar, pero nos damos cuenta que dicha agua se encuentra llena de
partículas, de pequeños granos de arena y lodo, las cuales si dejamos reposar estos se van a ir “depositándo” en el
fondo del recipiente, pero nos hacemos la pregunta ¿de dónde proviene este lodo y arena del río?, pues bien puesto que
el río arrastra la arena y el lodo corriente abajo, el sitio más lógico al que nos podemos remitir es corriente arriba, en las
montañas, en donde se encuentra el nacimiento del río, caracterizado por ser un pequeño manantial rápido, el cuál por
medio de un flujo turbulento va arrastrando pequeñas partículas de lodo, fragmentos de rocas y arena, las cuales
provienen de una roca preexistente ya sea ígnea o metamórfica, que se está debilitando poco a poco por agentes
desgastantes tales como la lluvia, las largas exposiciones al sol, a los cambios de temperaturas bruscos (frío-calor y
viceversa) y al viento, o bien sea por la fricción de distintos cuerpos, todo esto es llamado erosión y meteorización, que
van desmenuzando la roca madre en pequeñas partículas y se van cuesta abajo por la acción de la gravedad parando así
estos sedimentos en un río cualquiera, estos pueden permanecer a las orillas durante muchos años ( conocido como un
flujo de agua laminar, el cual no es capaz de transportar partículas de gran tamaño, solo las lleva en suspensión) pero de
un momento a otro el río los puede transportar corriente abajo, cuando se el rio se crece y entonces ahí en ese
momento si va a tener la capacidad de transportar fragmentos más pesados (flujo turbulento); todo lo dicho
anteriormente va a depender del tamaño del grano de la partícula, estas para moverse por un fluido depende de 3
mecanismos: balanceo, saturación y suspensión los cuales los explicamos anteriormente.

Por su parte, todos esos sedimentos llegan a una cuenca sedimentaria, en donde se van a formar las conocidas
estructuras sedimentarias (BEDFORMS). Una BEDFORMS es una característica morfológica formada por la interacción
entre un flujo y sedimento sin cohesión en un estrato. Las ondulaciones en la arena en una corriente que fluye y las
dunas de arena en los desiertos son ejemplos de formas de lecho, la primera resultante del flujo en el agua, la segunda
por el flujo de aire El reconocimiento de las estructuras sedimentarias generadas por las formas de los lechos
proporciona información sobre la fuerza de la corriente, la profundidad del flujo y la dirección del transporte de
sedimentos. El flujo dentro de la subcapa viscosa está sujeto a irregularidades conocidas como barridos turbulentos, que
mueven los granos por laminación o saltación y crean racimos locales de granos. Estos grupos tienen pocos granos, pero
una vez que se han formado crean pasos o defectos que influyen en el flujo cerca de la superficie del estrato. El flujo se
puede visualizar en términos de líneas de corriente en el fluido, líneas imaginarias que indican la dirección del flujo, Una
ondulación migra corriente abajo a medida que se agrega arena a la cresta y se acumula en la pendiente de sotavento.
Esto mueve la cresta y, por lo tanto, el punto de separación aguas abajo, que a su vez mueve el punto de unión y el canal
de descarga aguas abajo también. La socavación en el canal y en la base del lado stoss suministra la arena, que sube por
la suave pendiente del lado stoss de la siguiente onda y por lo tanto un tren entero de canales y crestas de ondulación
avanzan río abajo. La arena que se allana en la pendiente de sotavento durante esta migración forma una serie de capas
en el ángulo de la pendiente. Estas capas finas e inclinadas de arena se denominan láminas transversales, que se forman
para formar la estructura sedimentaria conocida como laminación cruzada.

La formación de ondulaciones de corriente requiere velocidades de flujo moderadas sobre un lecho


hidrodinámicamente liso. Solo se forman en arenas en las que el tamaño de grano dominante es inferior a 0,6 mm
porque la rugosidad del lecho creada por arena más gruesa crea una mezcla turbulenta, lo que inhibe la separación de
flujo a pequeña escala requerida para la formación de ondas. Debido a que la formación de ondulaciones está
controlada por procesos dentro de la subcapa viscosa, su formación es independiente de la profundidad del agua y
pueden formarse ondulaciones en aguas desde unos pocos centímetros hasta kilómetros de profundidad.

Las BEDFORMS mas comunes foramdas por las corrientes de aire son las Dunas Las capas de arena en ríos, estuarios,
playas y ambientes marinos también tienen formas de cama que son claramente más grandes que las ondas. Estas grandes
formas de cama se llaman dunas (figura 4.13): el término "megaripple" también se usa a veces, aunque este término no
enfatiza las distinciones hidrodinámicas fundamentales entre la ondulación y las formas de las dunas. La evidencia de que
estas formas de lecho más grandes no son simples ondulaciones grandes proviene de la medición de las alturas y las
longitudes de onda de todas las formas de los lechos.

La morfología de una duna subacuática es similar a una ondulación: hay un lado stoss que conduce a una cresta y
avalanchas de arena por la ladera de sotavento hacia un comedero. La migración de una duna subacuática da como
resultado la construcción de una sucesión de capas inclinadas formadas por el avalanchamiento en la pendiente de
sotavento, que se denominan camas cruzadas. La separación de flujo crea una zona delante de la pendiente de sotavento
en la que se puede formar un vórtice de rodillo con flujo inverso. A bajas velocidades de flujo, estos vórtices de rodillo
están poco desarrollados y no retrabajan la arena en la pendiente de sotavento. Los bancos cruzados formados
simplemente se encuentran en el ángulo de reposo de la arena y, a medida que se construyen en el canal, el contacto
basal es angular. Las formas de cama que se desarrollan a estas velocidades suelen tener crestas de baja sinuosidad, por
lo que la forma tridimensional de la estructura es similar a la laminación cruzada plana. Este es un lecho cruzado plano y
la superficie en el fondo de los lechos cruzados es plana y está cerca de la horizontal debido a la ausencia de fregado en
el comedero. Las camas cruzadas unidas por superficies horizontales a veces se denominan camas tabulares cruzadas.

Las dunas varían en tamaño desde longitudes de onda de alrededor de 600 mm y alturas de algunas decenas de
milímetros hasta longitudes de onda de cientos de metros y alturas de más de diez metros. Los más pequeños son más
grandes que las ondas más grandes. Las dunas se pueden formar en una variedad de tamaños de grano desde grava fina
hasta arena fina, pero están menos desarrolladas en depósitos más finos y no ocurren en arenas o limos muy finos. Se
cree que esta limitación de tamaño de grano está relacionada con la mayor carga suspendida en el flujo si los tamaños
de grano más finos son dominantes: la carga suspendida suprime la turbulencia en el flujo y no ocurre la separación del
flujo. La formación de las dunas también requiere que el flujo se mantenga durante el tiempo suficiente para que la
estructura se acumule, y para formar un lecho transversal la duna debe migrar. Por lo tanto, la estratificación cruzada de
escala dunar no puede ser generada por eventos de flujo de vida corta.

Pero después de dar toda esta explicación nos hacemos la pregunta ¿para qué nos sirve conocer las estructuras
sedimentarias? Pues bien, simplemente es algo tan importante y básico en nuestra carrera de ingenieros geólogos que
con dicha información podemos inferir las condiciones particulares del medio de depósito, tales como: agente de
depósitos, tipo de flujo (turbulento ó laminar; alta o baja energía, etc); y sirven también para inferir la polaridad (techo y
piso de la estratificación).

Boggs Sam, J. R, (2006) Principios de sedimentología y estratigrafía, New Jersey, Estados Unidos, Pearson
Education Inc.