You are on page 1of 5

Tarea de la semana N°2

Hualy Alvarado C.
Desarrollo de Habilidades para el Aprendizaje
Instituto IACC
08 de abril de 2018
Corrección 28.05.2018
INTRODUCCIÓN

La comunicación a través de diversas plataformas y la tecnología han hecho su


incursión en todos los campos de la vida de las personas. Su principal propulsor ha
sido Internet, al que Piscitelli (2002, 2007) define como “el primer medio masivo de
la historia que permitió una horizontalidad de las comunicaciones, una simetría casi
perfecta entre producción y recepción, alterando en forma indeleble la ecología de
los medios”.

Por esta razón, se ha convertido en el medio de información y comunicación por


excelencia, capaz de proporcionar múltiples espacios virtuales para todo tipo de
usuarios, sin discriminación de rango etario o que intercambian información en un
mundo libre de barreras, por lo que, además, es utilizada para la realización de
diversas tareas que van desde actividades personales, académicas, empresariales
hasta actividades de ocio, convirtiéndose en una herramienta imprescindible para
establecer la comunicación entre los seres humanos de la sociedad actual.

Es tal la mutación de la comunicación actual a través de las redes sociales, que se


ha convertido en una plataforma amplia, en la que cada individuo adopta desde su
plataforma personal e individual posturas y manifiesta sus opiniones de distintos
temas, sin temor ya que se siente con la facultad de hacerlo independiente de que
su postura sea validada o no.
Las redes sociales como medio de expresión y comunicación actual tocan
transversalmente a toda la sociedad sin excepción, en las que hasta jefes de estado
se han “mensajeado” manifestado sus odiosidades. El punto es saber porque se
torna tan fácil decir lo que pensamos desde esta tribuna y no atrevernos a hablar
mirándonos cara a cara, eso también es comunicación.
EL ROL DEL ESTUDIANTE VIRTUAL DEL SIGLO XXI

La definición de los criterios, los valores y los intereses al adoptar las tecnologías
de información y comunicación deben obedecer a una planificación que permita
desarrollar los procesos pedagógicos, en los que el estudiante virtual desempeña
un rol central representado en el conjunto de comportamientos y normas que este
debe asumir como actor del proceso educativo. Algunas características del rol del
estudiante virtual que le permiten la generación del conocimiento están
directamente relacionadas con la capacidad de autogestión, expresada en la
autodisciplina, el autoaprendizaje, el análisis crítico y reflexivo, así como en el
trabajo colaborativo, fundamental para contribuir al desarrollo del ser en su
interacción y aporte con y para otros desde una mirada ética que le permite tomar
conciencia de las consecuencias que pueden generar sus acciones. A continuación,
se desarrollan los roles del estudiante que, particularmente, se despliegan en el
contexto de la educación virtual, dadas las características de las interacciones:

El rol del estudiante orientado al fortalecimiento de la autodisciplina.

Potencia la capacidad para distribuir su tiempo, permite libertad y flexibilidad para


el aprovechamiento del aprendizaje mediado por las tecnologías de información y
comunicación, conduciendo a la generación de movimientos de los sujetos hacia el
logro de sus propias metas. La autodisciplina (Alfie Kohn, 2008) “se puede definir
como el control de la propia fuerza de voluntad para cumplir cosas que
generalmente se ven como deseables”, lo que requiere para la gestión del
aprendizaje, una dedicación permanente en las tareas propuestas, fundamentada
en la definición de objetivos, su ejecución, seguimiento y control que, acompañados
por la decisión, la motivación y la perseverancia, lo conducen hacia el logro de sus
metas.
CONCLUSIÓN

Cabe señalar lo importante que se hace que las instituciones de Educación


Superior, cuya formación se encuentre sostenida en ambientes virtuales de
aprendizaje, generen estrategias pedagógicas que se orienten a la formación
personal, académica y profesional, tanto para el rol del estudiante en los ambientes
educativos mediados por las tecnologías de información y comunicación. Es así
como la implementación de las tecnologías de información y comunicación, en
relación con la Educación, no radica solo en la dotación de infraestructura
tecnológica, sino en el aprovechamiento de dichas herramientas con fines
académicos y sociales, especialmente en la dinamización de los procesos
educativos que puedan contribuir efectivamente con la generación y transferencia
social del conocimiento, para mejorar las capacidades individuales y colectivas que
puedan promover el desarrollo humano y social.

Destacando la importancia y protagonismo que toma hoy por hoy, en donde el


tiempo es un bien tan preciado, como escaso en nuestras vidas, avalando con esto
la necesidad de creciente de cada individuo de alcanzar cada día su máximo
potencial, activando en distintas disciplinas que lo lleven a alcanzar niveles de
plenitud tanto físicos como sicológicos.

Es así como hoy en esta sociedad que se vuelve día a día más competitiva, no
subirse al tren del desarrollo personal es casi como no tener “amor propio”;
evocando que en otras épocas solo tener “un cortón” bastaba y era a lo máximo que
un individuo podía aspirar en su vida, más aún si se trataba de carreras
convencionales como medicina o abogacía y esa era la realidad de nuestros padres,
muy opuesta a la que nos toca hoy.

Por tanto, hablar de desarrollo personal, versus exigencia laboral, más inversión de
tiempo y recursos, resulta una ecuación compleja y atractiva, para quienes corren
hoy por alcanzar su bienestar personal, porque tal parce que, a mayor grado de
presión y exigencia, es cuando la cuota de autoestima sube al sentir que se está
“corriendo una milla más”, que es la expresión que refiere al hacer algo más que lo
preciso por tu existencia.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Alejandro Piscitelli. (2012). Las TIC No son una caja de herramientas, son una
nueva cultura. 28.05.2018, Sitio web:
http://diarium.usal.es/monicamoya/2012/05/06/la-nueva-cultura-tic/

Alfie Kohn. (2008). Por qué está sobrevalorada la autodisciplina. 28.05.2008, de


PHI DELTA KAPPAN Sitio web:
http://www.alfiekohn.org/teaching/autodisciplina.htm.

Juan Ecudero. (1992). La integración escolar de las nuevas tecnologías de la


información. de Informática y Didáctica., 102, pp.