Вы находитесь на странице: 1из 95

EL CUADERNO

EL
DE LA ORACIÓN
CUADERNO
EL CUADERNO DE LA ORACIÓN

Una guía practica para la oración privada


Capitulo 1

OTRO LIBRO MAS

Cuando comencé a escribir este libro me decía a mi mismo otro libro más... si
hay muchos y por cierto los hay y muy buenos, además hay muchos libros de

cocina de cómo aprender el arte culinario, y cada vez hay nuevos platos y

cocineros prácticos que nos enseñan con más sencil ez, cómo y cuándo cocinar
con mas calidad y barato.

Y usted me dirá querido lector que tendrá que ver la cocina con la oración.

Pero le diré mi querido amigo, que para ser un buen Chef necesitamos, no solo el
manual de recetas sino tener a mano la sartén, o sea, que para aprender a orar
no solo debemos tener una receta si no debemos empezar a orar y así seremos
cristianos como Dios quiere que seamos, l enos del Espíritu Santo y que como
cocinando se aprende a cocinar (Por cierto que muchas veces se quemará la

comida), a orar se aprende orando. Debido a mi tarea de educador cristiano;

muchas veces me ha tocado por gracia y misericordia de Dios, enseñar sobre la


escuela de la oración, la oración del maestro y la oración
modelo, el Padrenuestro y
decidí humildemente compartir lo que Dios me ha enseñado sobre la oración, no
es que hal a algún secreto que Usted no pueda descubrir tampoco me creo un

iluminado o algo por el estilo, es lo que nos enseña la


Biblia es lo que el Espíritu Santo a través de su infinito amor revela, a

través de circunstancias o experiencias que nos hacen crecer en la vida

de la oración. Aprendí desde mis primeros pasos como cristianos que la

oración.

Que de nuestra oración dependerá el éxito de nuestro día, y la falta de

ella el fracaso del mismo. No es que orando no tengamos problemas o

evitemos por medio de ella las dificultades es que a través de la oración

Dios prepara nuestro interior y nos fortalece para enfrentarla, si nosotros

comenzamos el día de rodillas ante nuestro Padre celestial nos


mantendremos de pie frente a las dificultades, porque ese es el secreto

cuando más tiempo pasemos en su presencia más fuerza obtendremos.

Es por eso que este libro no intenta competir ni alcanzar un nivel de

tecnología de calidez intelectual. Sino el propósito del mismo es que

empieces cuanto antes a la sencillez de la Oración, del diálogo con Dios,

a que descubras el potencial que hay, cuando cierras la puerta como

enseño el maestro de los maestros, Jesús, hasta que no cierres la puerta

y ores en lo secreto no podrás descubrir el Poder de la Oración, el Señor

siempre fue práctico, Él no andaba con vueltas, Él no fue como los

fariseos, que solamente hablaba mucho y hacían poco, y por cierto

mucho no ha
cambiado. Hoy, por hoy muchos son cristianos políticos, hablan mucho pero...

oran muy poco.

Jesús fue hijo de un carpintero, El no fue a grandes escuelas, lo unico que Él


había aprendido bien, a trabajar la madera. Él fue muy claro, cuando enseño
sobre la oración, El dijo que cerremos la puerta para orar, y nuestro Padre que ve
en lo secreto, nos recompensará en público (Mateo 6:6)

Eso nos habla de que todo comienza con una disposición, un acto de nuestra

voluntad, con el deseo de estar a solas con Dios que hasta que no busquemos o
nos hagamos un tiempo para estar a solas con Dios.

Nunca vamos a saber lo que en realidad es la oración. Mucho material se ha

escrito, muchos escribirá, mucho se podrá decir sobre ella inclusive escuchar
fabulosos sermones.

¿Por qué cuando tu' te arrodillas no solo dialogas con Dios sino que Dios

dialoga contigo? Un santo varón dijo respeto a la oración; que orar es ver el
rostro de Dios, pero no solo nosotros lo vemos a Él sino que Él también nos ve a

nosotros. Sé que usted piensa pero Dios todo lo ve ya que su atributo es la

omnisciencia. Pero Mateo 6:6 dice cuando cerramos la puerta para estar en lo
secreto Él nos ve. be una manera distinta porque nosotros cuando oramos vamos
de una manera distinta en una actitud humilde nos postramos ante El y Él ve que
nuestro corazón se humilla declarando a
través de la oración que absolutamente sin Él no somos nada y nada

podemos hacer.

Mí querido amigo, no solo deseo que disfrutes este humilde trabajo

sino que como Pastor y Maestro deseo en oración que empieces este

libro, orando y termines orando, que sería la mayor alegría y el mayor bien

para el reino de Dios.

La oración privada

Todo cristiano debe tener un lugar secreto, privado, un lugar donde

nadie pueda interrumpir la oración a menos que tengamos ese lugar,


nuestra forma de orar no será persistente ni duradera. El Nuevo

Testamento tiene innumerables pasajes que nos muestra que Jesús

buscaba estar a solas con su padre Celestial, lugares secretos a donde

iba a orar sin ser molestado (Marcos 1:35, Lucas 4:42) La oración secreta

tiene tremenda importancia, Jesús siempre dejaba las multitudes y aún se

alejaba de sus discípulos para estar un tiempo prolongado con su Padre

largos períodos de oración, muchas veces Lucas menciona que el pasaba

madrugadas enteras en la presencia de Dios, Él era el hijo de Dios, El era

el Rey de reyes y Él necesitaba estar a solas en lugares secreto, cuánto

más nosotros, simples mortales, necesitamos urgentemente de la oración

privada, la oración en lo intimo, para obtener el poder de lo secreto,


necesitamos de su Unción que viene de nuestro tiempo que pasamos con

Dios.
Es muy importante que comencemos el día con la oración privada podemos tener
varios tiempos de oración hasta tres veces al día, que a una determinada hora,
previamente elegida estemos a solas con Dios, un lugar donde los ruidos, los
teléfono, ni
la familia puedan interrumpir este encuentro tan significativo como estar a solas
con nuestro Padre

Celestial, es la mejor cita que podamos tener, es mejor que estar con cualquier
otra persona de la Tierra aunque sea el presidente.

Como dijo el salmista, es mejor estar con Dios que mil fuera de ellos, siempre
debemos comprender que orar un tiempo prolongado no es una tarea fácil, pero
tampoco imposible, se requiere un tiempo de auto-
disciplina de deseo ferviente de hablar con Dios. Parte de una necesidad de
nuestra alma de tener un encuentro con el creador.

Es elemental tener varios tiempos de oración, pero a una hora determinada


estaremos a solas con Dios es algo que con el tiempo vamos separando un
horario, un terreno donde nos sentaremos, inspirados tranquilos para
realizar nuestra oración privada.

Personalmente, por mi actividad


ministerial y mi responsabilidad familiar prefiero encontrarme con Dios pasada
la medianoche, porque es don de mis hijos y por

cierto que poseo una familia numerosa ya que la conformamos un grupo de seis,
mi esposa Marcela, David mi hijo mayor, Esteban, Lucía y Florencia. Es por eso
que he elegido la medianoche porque es don de todos. Descansan después de
un día largo y movido, para mi han sido una de las experiencias más hermosas y

edificantes, orar a esta hora, he tenido la


oportunidad de disfrutar largos períodos en su presencia. Es la oración que

muchas veces elegía el Señor Jesús en la madrugada o pasaba la noche entera

orando en el Monte Getsmahi. Cuando lo fueron a buscar los alguaciles del

Templo junto con Judas, el que lo había traicionado, había estado orando tres
horas de agonía sin que sus más íntimos colaboradores, los discípulos pudieran
acompañarlo ni tan solo una hora la tristeza y debes entender que es cuando
debemos orar con más intensidad. Cuando la oscuridad nos rodea y el infierno
nos presiona, es cuando debemos asimos firmemente de nuestro Monte de

Oración. Es muy significativo, que no nos ocurra como los discípulos que se

durmieron, que antes de orar nos preparemos para ello, que busquemos un lugar,
un rincón, donde no seamos molestados, porque es el tiempo que tenemos para
dialogar con nuestro Rey

Tomemos un cuaderno, un lápiz para anotar lo que Dios nos muestra, nos

comunique a través de su espíritu o nos revele la necesidad de otras personas o la


tarea que Él quiere que cumplamos en su reino.

La Biblia debe ser la compañera infaltable de la oración diaria, debe ser la pista
de salida y de llegada de nuestra devoción ya que debemos apoyar nuestra vida
de oración en su palabra porque así estaremos seguros que estamos

pidiendo en su voluntad y su palabra nos dará la seguridad que lo que


pedimos, lo recibiremos porque el mismo Apóstol Juan escribió en una de sus
epístolas Él dijo:

"Con Él tenemos la certeza que si le pedimos algo conforme a su voluntad, nos


escuchará y si nos escucha en todo lo que le pedimos sabemos que ya tenemos

lo que le pedimos (Juan 5:14 Versión Latinoamericana).


Orar con la palabra es orar en canal correcto de su voluntad, es pedir, sin exceso
y sin disminuir su energía en nosotros, debemos saber que El quiere

darnos todo lo que le pedimos, algo que este en su voluntad darnos, o sea, que
nos da un cheque en blanco, pero con las letras que dice Úsese o Válido para
gastar solamente en el Reino de Dios.

Dios quiere a través de la Oración suplir toda nuestra necesidad conforme a la


riqueza de gloria en Cristo Jesús, o sea, todas las cosas serán suplidas según las
riquezas de gloria o la gloriosa riqueza que tenemos en Cristo Jesús (Filipense
4:19) A medida que se presenten y se la presentaremos en la Oración al Señor. Él
suplirá lo que necesitamos, sea material o espiritual,
siempre y cuando estemos en unión y comunión con Cristo. La provisión
de Dios estará cuando permanezcamos en su santa voluntad.

El Señor Jesús dijo: "Si permanecéis en mí y en mis palabras permanecen en


vosotros, pidan lo que quieran y se les dará“
El secreto secreto de la oración contestada es permanecer en Cristo, cuanto

mas cerca uno viva de Cristo, mediante la meditación y el estudio de la escritura,


tanto más estaremos de acuerdo con la oración .

Inspirado en Nota de Biblia de Estudio Pentecostal


El poder de la oración ha dominado la fuerza del fuego, amansado el furor de los
leones, silenciado la anarquía, extinguido las guerras, pacificado los elementos
naturales, echado fuera a los demonios, roto las cadenas de la muerte, abierto las
puertas del cielo, mitigado las epidemias, espantado los fraudes, rescatado

ciudades de la destrucción, detenido el curso del sol y frenado el poder del rayo.

La oración es una armadura todopoderosa, un tesoro inagotable, una mina que

nunca se agota, un cielo nunca oscurecido por las nubes, un firmamento sin
tormentas. Es la raíz, la montaña, el origen de incontables bendiciones.

Crisóstomo
Capítulo 2

La oración persistente

Hay un tipo de oración que necesita de mayor tiempo e intensidad, es el tipo


que nos hace madurar en la fe, la forma de pedir: es la oración que Dios permite
que realicemos para tratar con nosotros y combatir así con nuestra impaciencia,
por cierto, madre consejera de desastres y desatinos. Es la oración que nos ayuda
a calibrar la forma de pedir y examinar con que intenciones pedimos a Dios,
por nuestras necesidades, es la oración que no la hace cualquier novato,
sino alguien acostumbrado a pelear en la arena con los gigantes del desierto,
afirmados en la promesa de Dios.

En este siglo donde la ciencia ha enloquecido, el siglo de grandes logros

tecnológicos pero de grandes fracasos humanos. En esta época del Tren Bala,
Internet, Microondas, Robots en el planeta Marte, información al
instante, andarnos a toda prisa, corremos contra reloj. Y con la
misma filosofía de vida de esta tierra, creemos que el reino de los cielos, se
maneja a nuestro antojo y que Dios puede ser manipulado por nuestros deseos
egoístas y ambiciones desmedidas.

Pero Dios, que es puro, nos hace ver cuán equivocados vivimos y que su reloj es
distinto al nuestro. El no trabaja con microondas sino con un tradicional horno
de barro, como el de nuestros abuelos. Primero hay que calentarlo y luego poner
la masa para cocinar el pan y con paciencia sacarlo a punto y no crudo, o re

cocinado. Con esto quiero decir, que en ocasiones, Dios misteriosamente, en su


soberanía nos contestará rápido y otras veces no. Dios no solamente quiere

actuar, tiene un plan mucho mejor y mayor de lo que nosotros suponemos, es un


plan a largo alcance, o sea, sus planes son eternos.
El sabe que es lo mejor para nuestras vidas, somos su creación.

Claro quisiéramos nosotros que Él nos responda YA y me incluyo, y sobre todo


cuando pedimos por problemas graves, que necesitan ayuda inmediata, a veces
nos hace pensar porque Dios parece tardar cuando tan urgente necesitamos una
respuesta, pero le diré mi querido lector, que hay muchas cosas que Dios
hace que pareciera no tener ni pie, ni cabeza, pero Él nos
ama y aún cuando no entendamos lo que estamos viviendo y sufriendo, Él nos
dará consuelo y fortaleza cuando haya pasado la tormenta Él nos alumbrará con
su sol de justicia. Y recordaremos la cita que menciona el Apóstol
San Pablo Romano 8:28. "Los que aman a Dios, todas las cosas
ayuda para bien"; o lo que expresó José en Génesis 50:20. "Vosotros pensasteis
mal contra mí", más Dios lo encaminó a bien, para hacer lo que vemos hoy, para
mantener vida a muchos pueblos, traer las palabras de un hombre que padeció
tanta adversidad y que muchas veces habrá considerado porque Dios hacía
silencio, que luego de tanto padecimiento, podríamos encontrar un cuadro de
amargura y venganza, pero todo lo contrario, encontramos a un
hombre de fe que supo descubrir que todo lo malo que le ocurrió Dios, los tornó
para bien, por medio de la oración, Dios hace que nuestros aparentes fracasos se
transformen en sus éxitos.

Siempre y cuando confiemos plenamente en Él, porque el desea lo mejor para

nosotros, aunque a veces parezca que tarde, interpretando una frase popular "lo
rápido sale caro Muchas veces elegimos lo bueno y no lo mejor, después
sufrimos la

consecuencia de una apresurada decisión, porque nos manejamos con


motivaciones equivocadas, sujetos a una
dimensión limitada, y elegimos mal porque oramos mal.
Y si no conseguimos respuesta, démosle una manito a Dios, que está tan

ocupado, actuamos como el sobrino Abraham, la Biblia nos relata en el


Cáp.13:3

que luego de un conflicto entre los cuidadores de ovejas de Abraham y Lot, o


sea, entre sus empleados debieron separarse y elegir cada uno la tierra en la cual
seria su hogar, Abraham le dio la oportunidad a su sobrino de elegir, ya que el
había hecho su elección fue Dios mismo. Pero Lot ni lerdo, ni perezoso, eligió lo
que a el le parecía bueno, cerca de la ciudad de Sodoma y Gomorra, no sólo
vivió cerca de esta ciudad pecaminosa, sino que terminó dentro de ella y cuando
se desató el juicio de Dios, huyó perdiendo todo, ni siquiera una triste valija
pudo llevar, es por eso que debemos tener cuidado con lo que hacemos.

Abraham un hombre de oración no eligió primero sino que le dio la opción a su


sobrino, porque él sabia, aunque no vía nada de Dios tenía una mejor tierra para
el y su familia, la tierra prometida.
Su palabra dice un proverbio 10:22 “La bendición de Jehová es la que

enriquece y no añade tristeza, entonces podemos decir que habrá peticiones que
misteriosamente Dios responderá inmediatamente pero otras nos hará esperar,

pero la espera nos dejará una lección que nos beneficiará, nos enriquecerá

espiritualmente y nos enseñará a orar, sin desmayar.


Nuestro amado Jesús en varios pasajes del Nuevo Testamento nos anima a orar

y pedir con perseverancia, sin desanimarnos nunca, '4como cansado a Dios con
nuestra insistencia", aunque Él nunca se cansa pero el quiere que perseveremos y
seamos contemplados y seamos templados en el arte de insistir cambiando

numerosas a veces el tono o la intensidad de la oración hasta tocar el corazón de


Dios, con nuestro gemido porque lo único que lo puede conmover es un corazón
contrito y humillado. (Salmo 15:17)

Estos pensamientos están bien claros, la Biblia Latinoamericana, en el

comentario que hace el escritor Lucas11:5 Mientras no logremos dar esa nota, o
bien, no logremos extraerlas de nosotros mismos, Dios no puede ser vencido,
y no porque Dios este a la defensiva, sino, porque es pura ternura y fluidez,
y mientras exista algo semejante en nosotros, no circulará la corriente entre Él
y nosotros. El hombre se cansa de la oración, pero si persevera y no se
desanima, depondrá poco a poco la
soberbia hasta que agotado y vencido consiga mucho más de que lo que hubiera
podido desear, y lo transcribí textualmente porque es impresionante lo que
expresa y no es que Dios juega a las escondidas con nosotros, sino es que quiere
ver con que intenciones vamos; si con pretensiones o
con humildad, pero debemos comprender que El espera de nosotros que no nos
desesperemos, sino que aprendamos a confiar en Él y no deja de golpear el
cielo, porque el hecho que le pidamos a Dios, es porque tarde o temprano El nos
responderá, ni antes ni después, sino en el momento justo, cuando El lo crea
mas conveniente y apropiado y estemos maduros para recibirlos, porque El
no cosecha el fruto verde, sino que perfectamente maduro. Él no come, ni
usa pan crudo, ni duro sino bien cocinado.
Entonces querido amigo, no seamos pan crudo, como Dios le dijo a

través de un profeta a un hermano que quería a toda costa y a cualquier

precio el pastorado, él le dijo que no sacaba el pan crudo del horno, sino

el pan a punto.

Por eso es importante, que perseveremos en la oración, sin

desmayar, que hay una promesa que el Señor mismo enseñó que dice:

que el que pide, recibe; el que busca, encuentra; el que llama, se le abrirá la
puerta, o sea, que Él nos dice que insistamos, insistamos e insistamos

en la oración y más tiempo Dios nos llame a orar, mayor y más duradera

será la bendición que obtengamos de parte de Dios por nuestra insistencia


en la oración.
Las oraciones de los hombres santos pacifican la ira de Dios desvían las

tentaciones, resisten y vencen al diablo, obtienen el ministerio y el servicio de


los ángeles y rescinden los decretos de Dios.

La oración cura la enfermedad y obtiene el perdón; detiene el curso del sol y


frena las ruedas de la carroza de la luna; gobierna sobre todos los dioses y abre y
cierra los depósitos de la lluvia; abre la matriz y destruye la violencia del fuego;
cierra la boca de los leones y concilia nuestras débiles y sufrientes facultades con
la violencia de la tormenta y la violencia de la persecución; agrada a Dios y
satisface todas nuestras necesidades.

Jeremy Taylor
Capítulo 3

¿ Que tenía esa lista de menos a la que la compras que escribió?

Una mujer pobremente vestida con un rostro que reflejaba derrota, entró a una
tienda. La mujer se acercó al dueño de la tienda y, de la manera más humilde, le
preguntó si podía llevarse algunas cosas a crédito. Con voz suave le explicó que su
esposo estaba muy enfermo y que no podía trabajar; pero que tenían siete niños y
necesitaban comida. El dueño le gritó y le pidió que abandonara su tienda. No
pudiendo olvidar la necesidad que estaba pasando su familia, la mujer continuó: “Por
favor, señor” Se lo pagaré tan pronto como pueda."El dueño le dijo que no podía
darle crédito ya que no tenía cuenta en su tienda. De pie cerca del mostrador se
encontraba un cliente que escuchó la conversación entre el dueño de la tienda y la
mujer. El cliente se acercó y le dijo al dueño de la tienda que él se haría cargo de lo
que la mujer necesitara para su familia. El dueño, de una manera muy tosca,

preguntó a la mujer: "¿Tiene usted una lista de compras?".


La mujer dijo: "Sí, señor." "Está bien", dijo el dueño "Ponga su lista en la
balanza y lo que pese su lista,
le daré yo en comestibles." La mujer titubeó por un momento y cabizbaja, buscó
en su cartera un pedazo de papel y escribió algo en él. Lo puso en la balanza aún.
Los ojos del dueño y el cliente se llenaron de asombro cuando la balanza se
fue hasta lo más bajo y se quedó así. El dueño

entonces, sin dejar de mirar la balanza y de mala gana, dijo: "¡No lo puedo
creer!".

El cliente sonrió y el dueño comenzó a poner comestibles al otro lado de la

balanza. La balanza no se movió por lo que continuó poniendo más y más

comestibles hasta que no aguantó más. El dueño se quedó allí parado con gran
disgusto. Finalmente, agarró el pedazo de papel y lo miró con mucho más
asombro... No era una lista de compra: era una oración que decía:
"Querido Señor, tú conoces mis necesidades y yo voy a dejar esto en
tus manos". El dueño de la tienda le dio los comestibles que había reunido
y quedó allí en silencio. La mujer le agradeció y abandonó su tienda. El cliente
le entregó un billete de $ 5O al dueño y le dijo: "Valió cada centavo de este
billete". Sólo Dios sabe cuánto pesa una oración.
LA EFICACIA DE LA ORACIÓN ESPECÍFICA

Santiago en su carta a las iglesias en el Cáp.. 4:3 "Ustedes no tienen porque no


piden, o bien, piden y no reciben, porque piden mal, con el único fin de
satisfacer sus propias pasiones". Santiago es bien claro en advertir que si
pedimos mal, no recibimos.

También nos dice, que si no tenemos es porque no pedimos, parece mi querido


amigo un crucigrama difícil de entender , pero gracias a Dios la Biblia es
la mejor intérprete.

Pero es muy importante estudiar todo contexto para deducir bien lo que dice el
texto, siempre se dice que un texto sin su contexto es un pretexto a cometer un
error o a equivocarnos. Lo que Santiago quiere decirnos que
nuestra oración debe ser apropiada, meditada y orientada hacia los
buenos deseos de Dios. Santiago nos dice que la oración que consiguen todos
los bienes es la que apunta a responder y cumplir los propósitos de Dios, es la
oración que pide bien en su voluntad, la pregunta seria:

¿Cómo hacer una oración buena o apropiada? Creo que lo


primero es orar lentamente, porque una oración a las corridas va es una mala
oración. Para empezar una buena oración debemos tomar un tiempo, alguien
dijo que "la oración no es un derecho de los labios sino una propiedad del
corazón" requiere de inversión de tiempo, para que podamos orar
específicamente hasta tocar el corazón de Dios, debemos aprender que
muchas de nuestras oraciones no serán contestadas porque
pedimos mal, el Apóstol Santiago amplía más la teología diciendo: "si
piden algo, no lo consiguen porque piden mal, porque lo derrocharían para
divertirse" 4:3 Traducción procurar que las personas vengan a las iglesias por
Cristo y no por nosotros.
Entonces, Santiago tiene razón en decir, que si no recibimos es porque pedimos
mal, pedimos números, autos, cines, estadios, fama o gloria no es malo pedir
cosas grandes para Dios, lo malo es cuando lo pedimos pensando en nosotros.
Es por eso mi querido lector, es tiempo de pedirle a Dios
que examine nuestro corazón y si está torcido, que Él con su divino martillo, lo
enderece. Si realmente arrancamos de nuestro corazón todo egoísmo, proyectos
personales y matamos a nuestro yo y le pedimos a Jesús que nos haga mansos y
humildes de corazón, Él nos usará como instrumentos para su gloria. Y nos
dejará afectar con nuestro Ministerio a miles de personas. Porque Él usa lo
insignificante para hacer cosas imposibles. Si lo que pedimos, cualquier cosa,
material o espiritual, pero el deseo sincero es "Señor que con esto Tú seas más
alabado, más conocido, más glorificado, más amado y deseado, ten la seguridad
que Él responderá."

Porque no hay nada imposible para Dios y todo es posible para el que
pide con fe.
Pero debemos ser específicos cuando pedimos, aún cuando sean las cosas más

sencillas o las más grandes. En estos años he aprendido a ser específico en todo
lo que necesito personalmente o en el Ministerio, si es un traje, El quiere
saber de que color lo quiero, si son zapatos, de lona o de cuero y si se trata
de dinero, también aprendí a decirle la cantidad o la cifra que necesito y Él por
misericordia responde exactamente como lo pido y muchas veces mejor de lo
que imagino. Se que quizás usted me dirá o pensará, pero Dios omnisciente, Él
todo lo sabe, pero El quiere que le transmitamos todo lo que sentimos, lo que
deseamos y por qué lo deseamos. El pesará nuestras intenciones y si eso que le
pedimos, nos acercará más a El, le dará gloría, con gusto nos responderá, porque
cuando recibimos lo que pedimos nos trae gozo y crecimiento en nuestra fe,
por lo contrario, cuando no recibimos, nos trae frustración.
Dios nos ama y quiere que sus hijos aprendan a pedir y a través de ello, que
crezcamos en estatura espiritual. Dios quiere que confiemos absolutamente en
todo, cualquiera fuera la circunstancia y si le pedimos auxilio Él nos
ayudará. Como dice el salmo 50:15

"E invócame en el día de la angustia, te libraré y tú me honrarás". Es por eso que


debemos entender que nuestra oración debe ser clara y apropiada, sobretodo
cuando pedimos por las personas, debemos pedir con sabiduría y no a vuelo de
pa3¡aro. Si nos piden por algún enfermo debemos anotar su nombre, dónde
se encuentra y si fuera posible saber que tipo de enfermedad le aqueja.

He participado en muchas reuniones de oración y muchos cristianos bien


intencionados piden por hospitales de todo el país y por supuesto se refieren a
los enfermos; pero sería más eficaz que nos preocupemos por algún
enfermo específicamente con nombre y apellido, lo mismo por los que están
privados de su libertad, que hay tantos, oremos específicamente por ellos, en
vez de generalizar "por los que están en las cárceles" pidamos con
nombre y apellido porque generalizar es cómodo, es demostrar que no nos
interesa el prójimo, es fácil y cómodo orar Señor bendice a los presos, a los
niños enfermos de todo el mundo, en nuestro hogar tranquilos. Si oramos así es
porque no nos interesa, lo que a Dios le interesa y no amamos lo que
Dios ama, su creación, el hombre. Jesús no sólo oraba y sanaba a los leprosos
sino los tocaba. Si oramos con sinceridad, actuaremos con sinceridad, porque
la verdadera oración nos llevará a la acción. Tomemos conciencia,
hay muchos que oran por los hospitales, pero no están dispuestos a pisar uno, ni
menos tomar lápiz y papel ir a una sala cercana y hacer una lista de los
enfermos que hay, pedimos y no recibimos porque pedimos mal, por lo tanto
debemos saber lo que pedimos y como lo pedimos. Siempre estamos orando por
todos los pastores o ministros de todo el mundo pero no es más eficaz
que tengamos una lista personal de ministros y orar todos los días por
cada uno de ellos, para que Dios los guarde y los use para su gloria. Lo
mismo podemos aplicar en todas las áreas de nuestra vida y servicio a Dios. Si
oramos por los niños de todo el mundo, es más apropiado salir
de nuestra comodidad y conformismo y crear una lista de niños, según la
urgencia y necesidad que están pasando con su familia sí bien no podemos
oyudar a todo los niños del mundo, sí podemos ayudar a los niños que están a
nuestro alrededor en nuestro mundo (vecinos)
Cambiaría tremendamente nuestras vidas, iglesias, barrios y ciudades; si
oráramos con verdadera sinceridad, con compromiso.

Pero,
lamentablemente estamos pidiendo mal por eso no recibimos un avivamiento de
parte de Dios. Sólo nos interesa nuestro porvenir, nuestro deseo egoísta, a los
demás que los parta un rayo!

No hay obrero porque por décadas hemos pedido, la mies es


mucha pero los obreros son pocos, envía tus obreros pues los obreros no
llegan, no consiguen todos responder y porque Dios no quiere mandar sino
porque nosotros no queremos ir hemos estado orando con hipocresía.

Hemos pedido que otros vayan, que Dios envíe a otra persona y es como pedirle
que otros hagan el trabajo que nosotros debemos hacer.

Dios nuestro Padre no atiende oraciones de corazones ambiciosos o caprichosos


que piden egoístamente. Dios no quiere hijos caprichosos que piden
para satisfacer sus deseos propios, egoístas, camufladas por aparentes oraciones
piadosas, que en lo profundo de sus corazones, no es hacer la voluntad de Dios,
sino buscar su propia gloria.
Ten cuidado, amigo mío, que tu oración puede parecer re piadosa pero la

ambición puede confundirse por visión o peor todavía, por pasión. Piensa con
que intenciones pedimos que Dios nos ayude a tener éxito, prosperidad,
Ministerio reconocido, programas de tv. mega iglesias, etc., etc. Pedimos para su
gloria o para la nuestra personal.

En ningún pasaje de la escritura, del Nuevo Testamento Jesús asegura el ÉXITO

en todas las áreas del discípulo, al contrario, nos habla de las dificultades y en
los problemas que debernos afrontar, si decidimos a seguirlo, pero con la
absoluta seguridad de que si así lo hiciéramos, El nos dará su ayuda y fortaleza
hasta el final. Jesús deja bien claro que el camino hacia un discipulado
auténtico es por el camino de la abnegación y la negación. Y eso deja
muy lejos al pensamiento de hoy en día o la idea de
que muchos ministros tienen del éxito. Porque Dios no nos llamó para ser
megas pastores ni tampoco para tener mega iglesia, sino para proclamar su
palabra con fidelidad y compasión. Dios no está preocupado por la cantidad de
cosas que podamos lograr, ni tampoco la cantidad de asistentes sino la
calidad con que realizamos las cosas y la calidad de gente que produzcamos con
el mensaje, gente espiritual, eso no quiere decir que esté mal tener una iglesia
grande, con mucha gente, no, no es así, porque Dios quiere que todos se salven,
por favor no me malinterprete.
No nos importan sus espléndidas habilidades como ministro ni sus dotes

naturales como orador. Estamos seguros de que la clave del asunto es que

nadie puede alcanzar el éxito ni convertirse en un verdadero hombre de oración a


menos que se aplique intensamente a ello. Estoy totalmente convencido de

que la diferencia entre santos como Wesley, Fletcher Edwards, Brainerd,

Bramwell, Bounds y nosotros mismo es la energía, perseverancia y

determinación invencible de triunfar o morir en el intento de aquellos hombre,


que Dios nos ayude.

Homer W. Hodge
Capítulo 4

Los beneficios de la oración privada

En la oración son todos beneficios, la oración es el medio de hacer realidad las


promesas de Dios, en la oración no hay pérdidas sin ganancias los beneficios son
inmensos, todo se hace posible y Dios lo hace si somos capaces e intrépidos en
la oración, la oración no es una pérdida de tiempo, ni tampoco una ilusión vana o
simplemente un consuelo de pobres, muchos son engañados por el
pensamiento de que no están haciendo nada, oran poco y se esfuerzan
mucho y no logran nada y solo cosechan frustraciones, el diablo odia la oración
sabe que es lo que más lo perjudica y es por eso que quiere que el cristiano
piense que orar es perder tiempo, pero al contrario orar es la más inmensa tarea,
lo más sublime que podemos hacer aquí en la Tierra. Jesús, él empezó su
Ministerio orando y lo terminó orando, los apóstoles después que el ascendió a
los cielos se quedaron en oración esperando que se hiciera realidad la
promesa del advenimiento del maravilloso Espíritu Santo, la venida del Espíritu
Santo no los agarró fríos o indiferentes, sino al contrario o el ambiente era
propicio porque estaban llenos de oración y luego de este
maravilloso acontecimiento la Iglesia se mantuvo en oración, es por eso que
ocurrían milagros y prodigios y Dios hacía cosas tremendas a través de personas
que eran receptivas al espíritu de Dios, porque sus vidas estaban consagradas a la
oración.

La oración te hace receptivo al Espíritu Santo, dócil a su voz, la oración te


sensibiliza al mover del espíritu pero su falta te endurece, hace sordo y ciego al
que trata de prescindir de ella, mi querido amigo, es tiempo de entender que los
grandes hombres y mujeres de Dios fueron grandes no por sus cualidades,
posición social o su inteligencia fueron
grandes por sus vidas consagradas a la oración, es tiempo de comprender que los
demonios no tiemblan cuando vamos a jornadas, talleres, plenarias o congresos
sino tiemblan cuando Tú y Yo nos arrodillamos.

En oración a clamar al trono de Dios por las almas perdidas, perdemos tiempo
valioso estudiando métodos, estrategias, cursos de cómo ganar un adepto a
nuestra Iglesia. Métodos de convencimiento humano, que como la
misma palabra lo dice, solamente los
convencemos y lamentablemente nuestras iglesias están llenos de convencidos,
porque hemos querido ocupar un rol, un lugar que solo lo ocupa el Espíritu
Santo, porque solo él activa la conciencia del hombre para que este asuma la
culpa de sus pecados y le induce a sentir profundo dolor por sus errores pasados,
ésta obra solo la puede realizar El, en el individuo no tanto porque Él se
considere pecador, sino más bien, por el hecho de no creer en Cristo como su
salvador, el dijo Jesús que convence de pecado y de juicio (Juan 16:8,9)
Entendamos que es tiempo de presentar en oración la lista de aquellas personas
queridas que no han creído en Cristo y orar diariamente por ellos, y permitirle al
Espíritu Santo ocupar su lugar en la obra de persuadir al
arrepentimiento y conversión.

La oración no es pérdida de tiempo es la mejor ocupación que


podamos realizar, lo que ocurre es que en este mundo materialista todo debe
verse primero para creer "VER

PARA CREER", pero Jesús le dijo a Tomás el incrédulo que no creía que Él
había resucitado, el mismo dicho hasta que no lo vea con mis propios ojos y lo
toque con mis manos, vea las marcas de los clavos y su herida en su costado, no
creeré. Así están hoy los cristianos con la oración primero, quieren ver para orar.
¡Ah, si Dios hace tal o aquella cosa voy a creer en la
oración!, como Tomás, ponen condiciones, cierran la puerta de las
bendiciones, porque Tomás tuvo que esperar una
semana más para encontrarse con la bendición de un Cristo resucitado, pero
Juan

.20:24 nos dice que después de ocho días Jesús estuvo en medio de ellos y luego
le dijo a Tomás pon aquí mis dedos: he aquí están mis manos, acerca tu
mano, métela en mi costado, en adelante no seas incrédulo, sino hombre de
fe. Tomás respondió ¡Señor mió y Dios mío! Jesús le dijo: Ahora cree
(cabezón) porque me has visto ¡Felices los que creen sin haber visto! Cuantos
hay que se desaniman a la oración, a una vida de fe porque no ven, pero en el
Reino de Dios es al revés, es creer para ver, si mí amigo, es creer y verá las
maravillas que Dios hará a través de ti, por medio de la oración.

Lo mejor y más importante que podemos hacer por este mundo no es ~randes

iglesias o escuelas religiosas, sino orar por El, eso hace que Dios actúe, la
violencia no se combate, con más policía, con más leyes duras, la corrupción no
se elimina con políticos mas austeros, la violencia, la corrupción, la droga son
causa y origen del mismo infierno, son armas y estrategias del mismo Satanás;
la mejor defensa, se dice es el ataque la mejor arma que podemos utilizar es la
oración. Jesús dijo que su casa la Iglesia sería utilizada como casa de oración,
"mi casa será llamada Casa de oración, pero ustedes la convirtieron en cuevas de
ladrones" Mateo 21:12

El Señor marcó que la actividad que debe destacar a la Iglesia no es la

predicación~ los conciertos, los eventos, sino el clamor y las lágrimas del pueblo
haciendo realidad el pasaje de dos crónicas 7:14 y si mi pueblo, el pueblo
que lleva mi nombre, se humilla, ora, me busca y deja su mala conducta, yo lo
escucharé desde el cielo, perdonaré sus pecados y devolveré la prosperidad a su
país. Realmente Dios nos pide que nos humillemos que busquemos su rostro que
cambiemos nuestra mala

actitud hacia Él.


Nuestro país nos necesita, de rodillas no frente a la maldad, sino frente al trono
de Dios, si que queremos que nuestra familia, barrio o ciudad se salven,
debemos orar humillados delante de Dios, pedirle perdón por no buscarlo de

todo corazón, es urgente el llamado de Dios a la Iglesia, que cambie de actitud y


vuelva a ocupar el mayor tiempo no entrenar a lideres intelectuales, sino a

líderes espirituales y eso se consigue cuando logramos que se arrodillen

delante de Dios.

Queremos una sociedad mejor y queremos ver cambios enormes en

nuestros jóvenes, lo debemos pedir con insistencia y con perseverancia en

oración y Dios no se tardará en derramar un avivamiento de justicia y santidad.


Cierto predicador cuyos sermones producían muchas conversiones, recibió una

revelación de Dios haciéndole saber que no eran sus sermones ni todo su

trabajo, sino las oraciones de un hermano analfabeto, que se sentaba en los

escalones del púlpito, suplicando por el éxito de los sermones. Lo mismo puede
llegar a ocurrir con nosotros el día que se manifiesten todas las cosas. No es
extraño que, después de trabajar fuerte y agobiantemente, todo el honor

pertenezca a otro constructor cuyas oraciones eran de oro, plata y piedras

preciosas, mientras nuestros sermones sin oración no eran más que paja y

rastrojo.

Charles Haddon Spurgeon


Capítulo 5

Los enemigos de la oración

La oración tiene muchos enemigos exteriores e interiores, son impedimentos u


obstáculos que no te dejan crecer en tu vida de oración. P6demos empezar por el
enemigo; la pereza... se dice que es la madre de todos los vicios, no
estoy hablando tanto del desgano en el trabajo, material o cotidiano, sino de la
pereza, la vagancia espiritual porque la mayoría es forzado en el trabajo por
saber que si no trabaja no come, se esfuerza porque sabe que la disciplina y la
responsabilidad en el horario y en la labor que le encomiendan llegado el
mes tiene su recompensa, en su cuenta corriente; pero en lo espiritual, como no
se ve' la gran mayoría de cristianos son pasivos indiferentes y vagos
para buscar a Dios, esto se nota por los días que se convocan al culto de
oración, los domingos en la iglesia asisten la mayoría, pero entre semana cuando
se convocan a la oración son todos sordos o se hacen los sordos y la
concurrencia es mínima, no alcanzan los dedos de una mano para contar los
participantes y después nos agarramos de los pelos por tanta violencia
y marginalidad.

Si nosotros que somos la sal de la tierra, nos volvimos insípidos que somos

llamados a ser la luz de este mundo, alumbramos menos que una luciérnaga, si
fuéramos responsables, si tomáramos en serio las cosas espirituales como las
cosas terrenales, la iglesia marcharía a todo su potencial, el tiempo que
tomemos conciencia y seamos auto disciplinados, hay diferencia entre disciplina
y autodisciplina, en la primera siempre debe estar alguien que nos ayude y nos
aplique su autoridad para serlo, por ejemplo, el obrero que trabaja en una
fábrica trabaja mejor cuando está el capataz y no pierde tanto tiempo en el
baño o hablando con sus compañeros, igual que hay

cristianos que parecen, como me


decía una pastora "son hijos del rigor", todo hay que decírselos para que lo
hagan, si el Pastor no le dice que oren, no oran, si el Pastor no le exhorta a leer la
Biblia, no la leen.

Pero es tiempo que dejemos de que otros nos digan que es lo que tenemos que

hacer y seamos hombres y mujeres autodisciplinados y nos impongamos a


nosotros mismos el deber de la lectura.

La oración y el servicio a Dios, el enemigo de muchos cristianos es la ociedad.


Los domingos no van al culto, por quedarse a ver el resumen de los partidos de
fútbol, por las películas de cable, por visitar familiares, no digo que no lo hagas,
por favor no me malentiendas, porque no soy legalista, lo que quiero decir que
puedes hacer las cosas que Tú quieras hacer, siempre y cuando no dejes de hacer
lo más importante:

buscar a Dios.
Porque hermanos queridos, el perjudicado no es Dios, ni el Pastor, sino lo
eres Tú, porque descuidas tu salvación, te alejas de la protección de Dios y el
diablo te va a hacer pedazos, picadillo y luego puré.

Jesús dijo a Pedro: "Velen y oren para que no caigan en la tentación. El Espíritu
está dispuesto, pero el cuerpo es débil." esto le dijo después de encontrarlos
dormidos.

Querido que la maldad o la circunstancia difícil no los encuentre dormidos, la


pereza espiritual de combate con el rigor de la autodisciplina.

La inconstancia, todos deseamos tener comunión con nuestro padre celestial,


pero una cosa es desearlo o decirlo, otra cosa es hacerlo o llevarlo a la práctica,
muchos empiezan con ahínco, entusiasmados, pero luego de varias
semanas pierden la

constancia, son los que dicen: hoy empiezo con todo, escucharon un mensaje que
los motivó, pero luego viene la duda, dejan todo a medio empezar, parecen
que tienen motor de heladera, arrancan, hacen un ruido pero pronto paran.
Pero el que es inconstante en la oración, lo es en todo, dijo el Apóstol Santiago
en su carta: “Hay que pedir con fe, sin vacilar, porque el que vacila se parece a
las olas del mar que están a merced del viento". Esa gente no puede esperar nada
del Señor, son personas divididas y toda su existencia será inestable.

Tremendo lo que dice este pasaje, toda su existencia será inestable, de todo
dudará, tendrá crisis de identidad, por falta de decisión, no podrá disfrutar de las
promesas de Dios y aún de las oportunidades que la vida misma ofrece, Santiago
dice: tales personas no pueden esperar nada de Dios porque dudan de su
protección y provisión, son inseguros y son un peligro para ellos y para lo
que los rodean porque en su inseguridad con tal de salvarse ellos, hunden a los
demás, pero la causa de ello, es su falta de fe.

Y la falta de fe es la falta de oración, porque la oración aumenta nuestra


confianza en Dios y en sus promesas Jesús dijo a sus discípulos, cuando
éstos no podían expulsar un demonio de un muchacho, el padre del muchacho de
rodillas le pidió que hiciera algo por él, el Señor Jesús en el momento le ordenó
al demonio que lo soltara y este le dejó libre, pero para los discípulos esto
fue un papelón, encima Jesús los retó en frente de toda la gente,
llamándolos GENERACIÓN INCRÉDULA y perversa, no le dijo nada
lindo, pero les habló de la realidad de hacer las cosas con fe, para que todo
llegue a buen término, después de esta bochornosa
y comitrágica situación los discípulos se acercaron y en privado, le preguntaron:
¿por qué nosotros no pudimos expulsarlos? Y

Él les respondió: 'porque ustedes tienen poca fe, en otras palabras, ustedes
vaciaron, dudaron que podían hacerlo" esto nos enseña que no solo sirve usar el
nombre de Jesús para liberar a los oprimidos por el diablo sino creer en esa
persona maravillosa que lleva ese nombre maravilloso esto dice en
Mateo 17:20 pero Marco 9:29, nos habla que Jesús les dijo que la forma

de combatir la falta de fe, la incredulidad, es a través de la oración, porque


hay géneros que se combaten o no se van sin una vida entrenadas en la

oración, lamentablemente este pasaje fue enfocado por mucho, que ante de

expulsar a un demonio de una persona debernos darle una cita con 15 días

de anticipación, ayunar esos días, orar y luego que lo traigan, no dijo que no es
importante la preparación pero Jesús hablaba de algo más importante, el

de ser un soldado siempre entrenado en ser un Boy Scout "siempre listos",


entrenados en la oración. Todos los días preparados para la batalla que

cuando tengamos que enfrentar al enemigo lo hagamos entrenados y con fe,

que cuando le ordenamos a los poderes de las tinieblas deben obedecer y


retroceder en el nombre de Jesús, Dios quiere bendecirte en gran manera,

pero debes caminar constante con Dios, sin dudar como Daniel, un hombre

de Dios, si leemos el Capitulo 6: 1 al 10 nos damos cuenta que Daniel no se

dio ningún espacio a la duda, ni tampoco vacilo aunque pudo hacerlo, pero

fue en ese instante donde el demostró su integridad delante de sus enemigos

y su constancia a Dios, no dejó que las circunstancias difíciles lo intimidaran y le


cortaran su comunicación con Dios, ya que Daniel desarrolló u hábito de

orar tres veces al día, todas las semanas del año, fue así como mantuvo por

80 años su fidelidad y pureza con Dios.

IMPORTANTE: Siempre obtendrás lo mejor de parte de Dios, esto sino

dudas.

Pastor Juan Ballistreri


Una palabra para los Inconstantes
La inconstancia siempre trae duda, mediocridad, problemas de inseguridad y te
hace estar un tiempo bien y otro mal, pero Daniel fue constante y esto
incremento su fe.

Daniel regresó a Dios cuando se enteró de la decisión del


enorgullecido monarca.

¿Cómo está tu vida de oración?, sin oración no hay revelación. La oración le da


sentido a las cosas prácticas y no es porque vamos a cambiar a Dios, sino porque
nosotros lo necesitamos.

La gente te tiene que imitar en lo que haces, no hay tal cosa como se dice:
No me miren a mí!!I, debemos desarrollar hábitos en nuestra vida, y una de ellas
es la oración, es la única manera de caminar en una forma viva delante de Dios.

El Hombre de doble ánimo es inconstante en sus caminos, y esa inconstancia se


la va transmitiendo a sus generaciones. ¿Quieres una nueva frescura? Ora tres
veces al día, la clave del éxito es integridad, estos
son hombres difíciles de hallar.

Cuando se produjo el arresto lo encontraron en la presencia de Dios.

SITUACIONES INTERPERSONALES

No solucionada, cuentas pendientes con nuestros prójimos que tenemos que

saldar. Mateo 5:23-24 pedir perdón a nuestro hermano si lo hemos ofendido. El


Señor nos habla que no podemos presentar la ofrenda en el altar tranquilos si
sabemos que nuestro hermano está ofendido y herido por nuestro acto, el Señor
nos dice: deja la ofrenda y ve a hacer las pases con tu hermano, o sea, que no
podemos seguir

ignorando, que si el Señor no ve con agrado una ofrenda por causa de nuestras
ofensas al prójimo, menos escuchará nuestra oración porque el
Padre Nuestro nos habla que así perdonamos a nuestros deudores1 nuestro Padre
Celestial, nos perdona así que el perdón, no es opcional sino
obligatorio, porque Dios le ordena, quizás usted estará pensando, que es
fácil que usted lo diga porque a el que lastimaron fue a mi", pero quiero decirte
que Jesús lo padeció ante que usted y Él le dará la capacidad interior de
perdonar y olvidar para su oración pueda llegar al trono y reciba su respuesta, es
importante comprender que es muy valioso para tener una oración exitosa estar
en paz con nuestros familiares, con esto no quiere decir
que no tengamos diferencias, hablo de no retener amarguras hacia nadie, y de
practicar la sana higiene del perdón, sobre todo tengo una palabra hacia los
matrimonios, es para tener una vida de oración fluida, tratemos en lo posible no
discutir, porque si hay pleito, enojo, ira. La situación nos llevará a tener
un corazón cargado de amargura y resentimiento y ello muchas veces no nos
dejará concentrarnos entrar a la presencia de Dios, hasta que no arreglemos la
situación. Lo digo por experiencia, que como esposo, cuando por alguna
situación estaba peleado con mi esposa y llegado la noche seguíamos enojados,
y ella se iba a dormir y yo trataba de hacer mi oración, era imposible que
entrase en comunión hasta que no fuese a pedirle perdón. "Vosotros
maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a
vaso más frágil y como consejera de la gracia de la vida, para que vuestras
oraciones no tengan estorbo. 1 Pedro 3:7

En síntesis, las malas relaciones en las parejas, son un estorbo para


la vida de oración.

Oremos a Dios, confesemos nuestros pecados, pero hagamos como dijo


Zaqueo1 en el capítulo 19, Lucas, y si en algo he defraudado a alguno, se lo
devuelvo cuadruplicado, no sólo debemos confesar nuestro pecados, sino tratar
de corregir el mal que hemos hecho, si debemos dinero, pagar aunque sea en
cuotas, pero pagarlos,
cumplir con promesas hecha a Dios sobre todo pagar nuestro diezmos.

Esto es por la causa que muchos cristianos vivan con el cielo cerrado y Dios no
conteste a sus oraciones, es que no están cumpliendo con lo que Malaquias

3:10 manda respecto a los diezmos y si no le dan a Dios, viene el devorador y les
roba todas bendiciones y por más que pidan oración y ayunen el cielo para
ellos siempre estará cerrado, porque no están cumpliendo con la ley de Dios y
son ellos mismos que se roban la semilla, y Dios no bendice a ladrones, sino Él
bendice a los cumplidores que le dan su 10% que le corresponde porque son de
El. Es por eso, hermano, que si tu' estás robando la semilla debes pedirle a Dios
perdón y lo ante posible cumple con la ley de los diezmos y Dios abrirá la
ventana de los cielos y derramará bendición hasta que sobreabunde.
Mi credo me impulsa a creer que la oración es eficaz, y que seguramente un día
consagrado a pedirle a Dios que anule todos los sucesos no es un día perdido. Y

sin embargo existe la sensación de que cuando un hombre ora no está haciendo
nada, y esta sensación nos hace darle una importancia indebida al trabajo,

incluso al precio de hacer las oraciones en forma apresurado o incluso

abandonarlas.

¿No nos apoyamos demasiado en esta época en el poder de la carne? ¿No

pueden hacerse hoy los mismos milagros que antaño? ¿No están los ojos del

Señor yendo por toda la tierra hoy también para mostrar su poder en bien de

aquellos que han puesto su confianza en El? ¡Oh, que Dios me diese una fe más
práctica en El! ¿Dónde está hoy el Dios de Elías? ¡ESTA ESPERANDO QUE
ELIAS LE LLAME!
Capítulo 6

La unción y la llenura del Espíritu Santo viene por consecuencia de haber

esperado y permanecido en oración. El Evangelio de Lucas, nos habla de

pedir y buscar hasta recibir de su espíritu en el capitulo 11:9, así que yo les digo:
"Pidan y se les dará, busquen y hallarán, llamen y se les abrirá la puerta, todo el
que pide, recibe; el que busca, encuentra y al que llama se le abrirá la puerta.
¿Quién de ustedes, que sea padre, si su hijo le pide un pescado, les dará más bien
una serpiente? ¿O si le pide un huevo le dará un escorpión?

Pues si ustedes, aún siendo malos, saben dar buenos regalos a sus hijos.

!cuánto más su padre que está en el cielo, dará el Espíritu Santo a quienes se lo
pidan!

Este versículo probablemente no se refiera al otorgamiento del espíritu en

el momento del nuevo nacimiento (Juan 3:3) porque en la conversión a todos

los creyentes se le da automáticamente la presencia del Espíritu Santo (Rom.

8:9 1 00 6:19,20) más bien este versículo se refiere al bautismo en el Espíritu


Santo, a la llenura1 o la plenitud que Cristo prometió a sus seguidores. Pedir
para recibir la plenitud del Espíritu Santo, sin oración no hay llenura, el Señor
les pidió antes de ascender a los cielos que esperarán en Jerusalén, después
de adorarlo, ellos regresaron a
Jerusalén con gran alegría y estaban siempre en el templo alabando a Dios.

Lucas 24:52
El Señor le pidió que se queden en la ciudad hasta que hayan sido revestidos, de
poder en lo alto, los discípulos se dedicaron a orar, continuamente estuvieron por
10 días en comunión, hasta que el Señor los revistió de su poder de lo alto. El
cristiano de hoy busca ser lleno, debe hacer lo mismo, orar, buscar intensamente
hasta ser revestido de su poder, ellos fueron obedientes, no se movieron del
aposento alto, hasta que fueron llenos de su poder, lamentablemente, hay muchos
cristianos, andan para todos lados sin su poder y por eso fracasan, personas que
lideran o predican y carecen del poder de Dios, porque no lo buscan en lo secreto
y el resultado, es un auditorio de gente intelectual, cuando debemos apuntar
y desear que a través de nuestros mensajes, producir gente espirituales, pero por
la falta de oración, la gran mayoría de los oyentes son intelectuales,
solamente tiene un disfrute de la mente y no del corazón.

Hay una generación de cristianos con mucho conocimiento intelectual, una

espiritualidad sin vida, que Dios nos ayude y volvamos a caer de rodillas delante
de Dios y clamemos y oremos para que su fuego nos llene, los purifique y nos de
un evangelismo de fuego, no te muevas a emprender algo en su reino si antes
pedirle que Él te llene y te capacite con poder para su servicio.
Por fe y oración, levanta las manos caldas; afirma las rodillas temblorosas.

¿Tienes algún día de ayuno y oración? Bombardea el trono de la gracia y


persevera en ello, y vendrá la bendición.

Juan Wesley
Capítulo 7

La oración intercesora

La Biblia revela dos aspectos de la voluntad de Dios para la humanidad

respecto a la salvación: su voluntad perfecta y su voluntad permisiva (1). La


voluntad perfecta de Dios desea sinceramente que todos los hombres sean

salvos, El no quiere que nadie se pierda "sino que todos lleguen al

arrepentimiento" Cáp.. 3:9. Y la voluntad permisiva de Dios es que Él le da al


hombre el derecho de elegir ser salvo, o sea, que no lo obliga a que acepte la
salvación de su hijo. Material de Consulta A Timoteo Cáp.. 2:4 Biblia de
estudio Pentecostal, pero debemos entender que la voluntad perfecta de bios1 es
que

quiere que todos los hombres sean salvos, esto nos quiere decir, que es la

voluntad de Dios, pedir por todas las personas para que sean receptibles al

plan de salvación, en este pasaje 1 Timoteo 2 Pablo exhorta nuestra prioridad,


nuestra urgencia en primer lugar, es poner delante de Dios, las personas para que
se abran al Evangelio de Cristo el intercesor debe: luchar en oración con la
espada del espíritu, la palabra de Dios, para que la fortaleza del diablo

construyó sobre la mente y el corazón de la persona se derriben 2 Corintio 10:4

este pasaje nos habla "las armas con que luchamos no son del mundo, sino que
tienen el poder divino para derribar fortalezas destruimos argumentos y

toda
altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios y llevamos cautivo todo
pensamiento para que obedezca a Cristo", esto pretende decir que las personas
no se salvan con el ingenio, el carisma, la capacidad de bombardearlos con
textos bíblicos, sino que la única arma adecuada para destruir las fortalezas que

Satanás tiene en los corazones, es la que Dios nos da, la oración intercesora.

Siempre digo que podrán resistir nuestros argumentos, nuestra predicación pero
jamás nos podrán resistir la oración intercesora, sobre todo cuando oramos de
madrugada por ellos, tengo testimonios tremendos de familiares que se

convirtieron a través de orar en vigilias por sus vidas, cuando uno ora por ellos
cuando duermen. Dios envía su espíritu y trata sobre ellos mientras sus cuerpos
descansan pero sus subconscientes están despiertos, muchos padres que tenían
hijos rebeldes, empezaron a interceder de madrugada y el comportamiento de
ellos dio un giro de 180º, lo mismo los esposos de mal carácter, Dios los

transformó de leones rabiosos a ovejas mansitas, si pones la oración intercesora


como prioridad número uno, verás cosas tremendas que Dios hará en las vidas,
en la cual tú le pidas que actúe, si tú eres líder de la iglesia y te pones de acuerdo
con dos o tres hermanos para interceder por las almas de madrugada. Dios

derramará un avivamiento y muchas almas se salvarán y

los cultos serán de fuego y no aburridos que Dios te bendiga y te use para su
gloria en la oración de intercesión.
"Nada es imposible para el ingenio", decía uno de los siete sabios de Grecia.

Cambiemos la palabra ingenio por oración perseverante, y el lema será más

cristiano y más universalmente válido

Estoy persuadido de que todos somos más deficientes en el espíritu de oración


que en cualquier otra gracia. Dios ama tanto al que ora insistentemente que no
nos dará mucha bendición si no lo hacemos. Y la razón por la que ama esa clase
de oración es que nos ama y sabe que es una preparación necesaria para que

recibamos las más ricas bendiciones que espera y añora otorgarnos. Siempre

que he orado sincera y honestamente por algo, lo he recibido, aunque no anule


instante; no importa cuánto tiempo pasa, de algún modo y en alguna forma llega,
quizás de la manera que menos lo hubiera imaginado.

Adoniram Judson
Dedico este libro a mi Señor y Maestro de la

oración JESUCRISTO y a mi querida familia

por su apoyo incondicional, mi esposa

Marcela, mis

hijos David, Esteban, Lucía y a la traviesa


Florencia.
Padre Nuestro
Padre nuestro que estás en los cielos,

Santificado sea tu nombre. Venga tu reino.

Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra.

El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy.

Y perdónanos nuestras deudas, Como también nosotros perdonamos a nuestros deudores. Y no


nos metas en tentación, más líbranos del mal;

Porque tuyo es el reino, y el poder y la gloria, Por todos los siglos. Amén.

A través de la oración aceptamos que Dios nos dé la vida nos haga igual a Él y nos haga y nos
prepare para reflejar su propia gloria Anónimo

Este libro está Completamente basado en la Biblia y la inspiración del Espíritu Santo, ha sido
escrito en oración, es un libro que nació en un período largo de búsqueda y comunión con el
Espíritu Santo, deseo en oración, que este libro le sea de inspiración y motivación para que su
sea una vida consagrada a la oración. “Si
es así, podemos decir tarea cumplida y que Dios te bendiga".

Jorge Gustavo Herrera es Pastor y Maestro bíblico predicador dinámico, hace más de una dé
que enseña y predica sobre los dones espirituales, la oración y el compromiso cristiano.

Nos agradaría recibir noticias suyas, por favor envíe su

comentario sobre este libro a la dirección que aparece a

continuación.

Muchas gracias.

jymherrera@yahoo.com.ar

Malabia 2896 Cp. 1614


Villa de Mayo – Buenos Aires