Вы находитесь на странице: 1из 2

INTEGRACIÓN DEL ESTADO MENTAL DEL PACIENTE

La percepción
Está constituida por la integración de los estímulos sensoriales, para formar una imagen,
cuya configuración e interpretación tiene que ver con las experiencias pasadas. Es el primer
paso en la prueba de realidad (descubrimiento e identificación de los estímulos internos y
externos). Para una percepción adecuada, resulta imprescindible el correcto
funcionamiento de los órganos de los sentidos y de las vías neurológicas correspondientes.
Sin embargo, estas mismas funciones pueden resultar afectadas por la existencia de
conflictos psíquicos, que dan por resultado, igualmente: ceguera, sordera, anestesias,
anosmias y ageusias, o hiperestesias y parestesias. La adecuada investigación semiológica,
y en caso necesario, la exploración neurológica permite el diagnóstico diferencial entre
unos y otros.
Pensamiento y lenguaje
Las funciones intelectuales están constituidas por muchas habilidades diversas:
perceptuales, integradoras, amnésicas, interpretativas, abstraccionales y operativas. Antes
de reaccionar a lo percibido, la persona “consulta” automáticamente el recuerdo de sus
experiencias previas. Dado que la simbolización, la integración ideativa y la verbalización
Combinan algunas de las funciones más complejas de que es capaz la mente humana, el uso
que hace el entrevistado del lenguaje es, en general, un índice excelente de sus capacidades
intelectuales.
Memoria
La memoria es la capacidad para fijar, conservar y evocar experiencias. La hipermnesia es la
facilidad especial para evocar recuerdos y acompaña frecuentemente a los estados
maniacos. Los síndromes de pérdida o disminución de la memoria constituyen las amnesias.
La angustia excesiva puede interferir con la percepción y comprensión de determinadas
situaciones, con lo que se imposibilita su fijación en la memoria.
Emoción
Las emociones son estados de excitación concomitantes a cambios fisiológicos que
aparecen como respuesta a algún suceso o fantasía y acompañan de una experiencia
subjetiva de tinte agradable o displacentero. Los procesos emocionales son difíciles de
establecer con precisión, porque el sujeto puede deliberada o voluntariamente,
controlarlos o alterarlos. Dado que mucho del comportamiento y la psicopatología se deriva
de los esfuerzos por controlar o suprimir determinadas emociones, el estudio de los
diversos mecanismos empleados por el entrevistado para lidiar con sus afectos, constituye
una parte importantísima de su evaluación psicológica.
Conciencia
La conciencia es la propiedad de percatarse de sí mismo y del medio ambiente. Para su
funcionamiento adecuado es imprescindible que la atención, percepción, pensamiento y
memoria sean normales. Desde que recibimos al paciente, y durante todo el curso de la
entrevista habremos observado si su atención, (capacidad de concentrar la actividad
psíquica sobre un determinado objeto, o parte del campo perceptual) se dirige rápida y
fácilmente hacía el entrevistador; o si, como sucede en depresiones y estados confusionales
psicógenos u orgánicos, el paciente se muestra poco alerta, siendo necesario repetirle una
o más veces las preguntas
Motilidad y conducta
La conducta se refiere a la acción y expresión que incluye a todo el cuerpo , a la mayor parte
de él. A través de ella se manifiestan las situaciones afectivas que inciden sobre el sujeto,
siendo variable el grado de conciencia que tiene el entrevistado con respecto a su actitud
general así como en cuanto a las motivaciones de determinados actos realizados en el curso
de la entrevista.
Conclusión: la integración de los estados mentales, para obtener un diagnóstico
preciso es muy importante que se realice cuidadosamente, considerando varias
situaciones que tienen que ver con las pruebas que realiza el entrevistador desde
una primera estancia, prueba de realidad, básicamente por observación ciertas
conductas que permiten demostrar el correcto funcionamiento de los órganos de los
sentidos. Es importante si hay sospecha de algún daño cerebral realizar estudios
neurológicos, esta información se obtiene en la información de la entrevista, en el
apartado de los antecedentes y los síntomas expresados del paciente (cliente).
BIBLIOGRAFÍA: Portillo, Díaz. Isabel. Técnica de la Entrevista Psicodinámica. Tercera
reimpresión.