Вы находитесь на странице: 1из 19

AMOLADORAS

TOTAL AUSTRAL S.A.


GG/SEV

.................., ..../..../....
Yo,................................trabajando para TOTAL AUSTRAL
S.A. en ............................ he recibido la instrucción
correspondiente al uso seguro de AMOLADORAS y
además me ha sido entregado un manual que resume
lo explicado en el curso correspondiente en un todo de
acuerdo con los Artículos 208, 209, 210, 211, 212 y 213
del Decreto 351/79 de la ley Nº 19587.

_____________________________
Firma

_____________________________
Aclaración
CAPITULO Nº 1
RESUMEN

AMOLADORAS
1. OBJETIVOS

Esta presentación está relacionada con el uso seguro de las amoladoras


fijas o portátiles.

Los objetivos de esta presentación son los siguientes :

• Destacar los riesgos más comunes que pueden presentarse al usar


una amoladora de pie o una amoladora portátil.
• Recomendar las medidas de seguridad más importantes que deben
ser tenidas en cuenta para la prevención de accidentes..

2. INTRODUCCION

2.1 Introducción

El uso de amoladoras tiene un alto potencial de causar accidentes


graves. La naturaleza de las operaciones de amolados implica que
una persona a veces no pueda controlar completamente los
movimientos de la piedra, existiendo la posibilidad de que el
personal que usa la amoladora o que está cerca, toque la piedra
mientras está en movimiento.

Los riesgos principales son :

• El estallido de la piedra provocado por varias razones incluyendo la


selección de una piedra equivocada o un armado incorrecto.
• Abrasión de la piel debido a un contacto con la piedra.
• Lesiones oculares causadas por pequeños desprendimientos de la
piedra o del mismo material amolado.

3. CONTENIDO DE ESTE PROGRAMA

3.1. Seguridad en los lugares de trabajo

En vista de la posibilidad que el personal entre en contacto con


partes desprotegidas de la piedra de amolar como resultado de
resbalones y tropiezos la zona cercana donde se encuentra la
amoladora debe ser mantenida libre de obstáculos y limpia.
3.2. Protección Personal
Dada la posibilidad de chispas o de proyecciones, el personal que
utiliza amoladoras necesita siempre protección ocular de alta
calidad. También es importante usar indumentaria que no pueda ser
enganchada por el movimiento rotativo ya que esto puede producir el
contacto con la piel y provocar raspaduras. Es importante no eliminar
las protecciones presentes en las amoladoras fijas.

3.3. Montaje de las Piedras

La selección y el montaje de las piedras son operaciones delicadas


que requieren un entrenamiento adecuado y pruebas de
competencia individual. Ya que existe una gran posibilidad de
cometer errores en el montaje de las piedras estas operaciones
nunca deberán confiarse a personal no especialmente capacitado.

3.4. Protección de la piedra de amolar

La protección de las amoladoras tienen dos funciones principales -


controlar la no dispersión del material proyectado en el caso de la
explosión de la piedra y minimizar la posibilidad del operador de
entrar en contacto con la piedra. Como consecuencia de esto, el
diseño y la construcción de elementos de protección y su correcta
instalación son factores importantes en la seguridad del operador.

3.5. Apoya herramientas y amolado lateral

El apoya herramientas juega un papel importante en el uso seguro


de una amoladora y por ello tienen que estar bien construidos,
correctamente instalados y ajustados adecuadamente. Algunos
diseños de apoya herramientas permiten el amolado lateral, pero
esta practica puede ser peligrosa, ya que puede debilitar la piedra y
provocar su estallido.

3.6 Rectificado y almacenamiento de piedras de amolar

Una piedra de amolar solamente puede funcionar en forma segura y


efectiva si se la mantiene concéntrica sobre su eje. Esto requiere un
rectificado regular con herramientas adecuadas y realizadas por un
operador capacitado. La seguridad de la piedra de amolar también
depende en gran parte de su correcto almacenamiento, dado que
son frágiles y fácilmente dañables, pudiendo causar serias lesiones
cuando se utiliza la amoladora a alta velocidad.
CAPITULO Nº 2
SEGURIDAD EN EL SITIO DE TRABAJO
1. INTRODUCCION

Existen varios factores básicos de seguridad que necesitan ser


considerados con respecto a la ubicación de la amoladora de pie y al uso
de la amoladora portátil. Estas amoladoras solamente pueden estar
parcialmente protegidas, lo que las transforma en una fuente potencial de
lesiones, como resultados de resbalones o tropezones que pueden poner
al personal en contacto con la piedra. Las precauciones descriptas abajo
tienen el propósito de minimizar la probabilidad de lesiones para el
operador o para otra persona que se encuentre en las cercanías de la
amoladora.

2 AMOLADORA DE PIE

La zona circundante a la amoladora de pie debe estar libre de obstáculos


tales como herramientas, repuestos, partes de repuestos y componentes,
contra los cuáles la gente pueda tropezar. El piso debe estar liso y en buen
estado con la superficie limpia y libre de suciedad y aceite. El acceso a la
amoladora debe estar libre en todo momento . Las amoladoras no deben
estar ubicadas cerca de los pasillos donde existe la posibilidad de que
personas ajenas al trabajo tomen contacto con la piedra. Donde sea
posible, las amoladoras de pie deben estar separadas por mamparas o
tabiques de las zonas donde exista un alto número de personal circulando.

3. AMOLADORAS PORTATILES

También se requieren precauciones similares cuando se utilizan


amoladores portátiles. Además de los daños causados por obstáculos o el
estado de los pisos, y lo que es más común , la limpieza de la zona donde
la amoladora debe ser utilizada, hay que sumarles el uso de líneas de aire
comprimido o cables eléctricos que pueden aumentar la posibilidad de
tropezones y caídas que pueden conducir a una pérdida del control de la
máquina por parte del operador. Por esta razón todas las amoladoras
portátiles deben tener un dispositivo automáticos que permita
desconectarse en caso que el operador la suelte. La piedra debe estar
protegida adecuadamente en casos de estallido si la amoladora se cayera
accidentalmente durante su uso. Deben haber mamparas o tabiques
estratégicamente ubicados para proteger al resto del personal que circula
en las cercanías.

Antes de comenzar a usar la amoladora, los operadores deben asegurarse


de estar en un lugar firme y seguro y estar en una posición tal que no
puedan perder el equilibrio.
CAPITULO 3
EQUIPO DE PROTECCION PERSONAL
1. Introducción

Esta sección está relacionada con la protección personal de los


operadores que están utilizando amoladoras. Las partes principales
del cuerpo que requieren protección son los ojos, el rostro, las
manos, los brazos, el tronco y los pies. También puede que
necesiten protección auditiva si las tareas llevadas a cabo son muy
ruidosas y protección pulmonar si los materiales utilizados provocan
una atmósfera con polvo fino suspendido.

2. Protección de los ojos y del rostro.

Las tareas de las amoladoras pueden originar fragmentos


proyectados a gran velocidad, partículas, polvillo y partículas
calientes que se disparan hacia el operador. Estas pueden causar
severas lesiones tanto en la superficie de los ojos como así también
en la cornea y la retina. Aunque todas las operaciones de amolado
pueden causar lesiones oculares, la experiencia muestra como
particularmente riesgosas :

• El rectificado de una piedra.


• El esmerilado en seco de materiales muy duros y quebradizos.
• Las partículas de metal fundido

Por lo tanto, es muy importante que los ojos estén protegidos todo el
tiempo durante las operaciones de amolado, ya sea por el uso
apropiado de antiparras de seguridad, máscaras o protectores
faciales. Las máscaras y los protectores faciales protegen un poco
más el rostro, pero pueden ser no tan seguros en brindar la
suficiente protección a los ojos en el momento del estallido de la
piedra o cuando las partículas golpean sobre los protectores a alta
velocidad
Se recomienda siempre el uso de antiparras de seguridad, aún
debajo de las máscaras o protectores faciales.
Los protectores faciales permanentes, con vidrios reforzados y duros
son siempre considerados de gran utilidad para el personal que
utiliza amoladoras de pie.
Se recomienda tener siempre presente que el uso de estas clases
de protectores no implica que deban ser reemplazados por el uso de
antiparras de seguridad sino que el uso de ambos brindará una
protección adicional.
No deberán retirarse los protectores oculares instalados en las
amoladoras de pie ya que, por diseño, protegen al operador de
eventuales estallidos.
Se han registrado casos en que arena proveniente del campo
impulsado por el viento ha impacto en los ojos de los operadores.

3. Protección del cuerpo

En vista de la posibilidad de partículas proyectadas, se recomienda


que tanto el cuerpo como los brazos estén totalmente protegidos por
mamelucos. Este tipo de indumentaria debe estar intacta es decir
sin rasgaduras ni roturas que podrían provocar enganches en la
amoladora. No está recomendado usar guantes para proteger las
manosya que las máquinas que tengan partes giratorias pueden
engancharlos.

También se debe recordar, que es muy importante no utilizar


corbatas sueltas, bufandas, cadenas alrededor del cuello y el pelo
largo suelto ni anillos que puedan engancharse con el movimiento
rotativo de la piedra.
CAPITULO Nº 4
MONTAJE DE PIEDRAS DE AMOLAR
1. INTRODUCCION

Algunos de los accidentes más comunes y más frecuentes relacionados


con el estallido de las piedras están directamente relacionados tanto con la
elección equivocada de la piedra como así también con el montaje
incorrecto y el funcionamiento de las amoladoras a una velocidad no
adecuada. El análisis de estos tipos de accidentes están fuera del nivel de
este folleto que sólo pretende indicar el nivel de entrenamiento requerido y
proponer los contenidos de un programa de entrenamiento apropiado.

2. CONDICIONES DEL ENTRENAMIENTO

El montaje de las piedras solamente deben llevarse a cabo por personal


específicamente especializado para este tipo de tarea, y quien haya
completado y aprobado los cursos de práctica y entrenamientos teóricos en
todos los aspectos relevantes concernientes en la elección de piedras,
como así también su montaje y funcionamiento. La selección de los cursos
más apropiados puede ser muy importante y se recomienda que el curso
que resulte seleccionado logre los siguientes criterios que se detallan a
continuación.

• El curso, debería ser de por lo menos dos días de duración


• El curso debe incluir elementos prácticos de instrucción utilizando la
clase de equipos con los cuales la persona que se está capacitando
trabajará después de haber completado el curso de entrenamiento.
• Debería haber una evaluación detallada para cada una de las personas
a capacitar, con certificados otorgados solamente a aquellas personas
que hayan alcanzado un mínimo desenvolvimiento.
• El programa de instrucción debe incluir todos los elementos listados
abajo , en el punto 3.
• Debería dictarse cursos de seguimiento y repaso para todos el
personal habilitado, por lo menos una vez cada tres o cuatro años.
3. PROGRAMA DE ENTRENAMIENTO PROPUESTO

La siguiente “Lista de Temas de Entrenamiento” brinda una clara


referencia de los puntos a ser tenidos en cuenta durante los
entrenamientos :

• Riesgos originados por el uso de amoladoras y precauciones a ser


tenidas en cuenta.
• Métodos para la elección de marcas, clases de piedra y velocidades de
piedras de amolar.
• Métodos de almacenamiento, manipuleo y transporte de las piedras..
• Métodos de inspección y ensayo para verificar daños con las piedras.
• Las funciones de todos los componentes utilizados con las amoladoras,
incluyendo bridas, bujes y tuercas empleadas en el montaje
• Métodos correctos e incorrectos en el armado de los componentes, y el
correcto balanceo de las amoladoras.
• Método correcto de rectificado de las amoladoras.
• Ajuste de los componentes restantes de las amoladora.

4. REGISTRO DEL PERSONAL COMPETENTE

Cada Distrito deberá mantener un registro del personal que tengan los
certificados de aptitud vigentes, Los registros deben incluir los detalles de
las fechas de habilitación, duración en sus funciones, cursos de
entrenamiento realizados en forma completa y clases de piedras que la
persona competente está autorizada a cambiar.
CAPITULO Nº 5
PROTECCION DE LAS PIEDRAS DE AMOLAR
1. INTRODUCCION

Las protecciones adecuadas para las piedras de amolar deben cumplir


dos funciones principales que son :

• La de contener las partes rotas de los discos si estos estallan; y


• Las de limitar la posibilidad de que el operador entre en contacto con la
piedra mientras está en movimiento. Además la protección debe
proteger a las piedras de daños accidentales y prevenir que una piedra
grande sea colocada por error.

2. CONSTRUCCION Y ADECUACION DE LAS PROTECCIONES

2.1. Requerimientos generales de construcción

Las protecciones deben ser lo suficientemente fuertes como para


contener las partes de la piedra en el caso que ésta estalle, y por lo
tanto prevenir las lesiones de los fragmentos que se desprenden.
Se recomienda que las protecciones sean construidas de acero
fundido, aunque otros materiales puedan ser también adecuados.
Protecciones de aleaciones livianas pueden adecuarse para
pequeños bancos de amoladoras.

2.2. Protecciones para amoladoras de pie

Las protecciones para amoladoras de pie deben incluir la piedra


dejando una abertura lo suficientemente grande que permita el
acceso adecuado para el trabajo que deba realizarse.
Las protecciones además deben tener un agregado lateral que
ayude a reducir la zona de exposición y contener los fragmentos que
se desprendieran. Dicha protección debería poder ajustarse para
evitar que el área de exposición aumente a medida en que se va
desgastando la piedra.
Los sujetadores para las protecciones incluyen varios componentes
que deben ser lo suficientemente fuertes para prevenir que la
protección se rompa en el momento del eventual estallido de la
piedra. El total armado de la protección debe ser fijado en forma bien
segura al armazón de la máquina utilizando tornillos fuertes para
que no exista peligro de que la protección completa se suelte de la
máquina si la piedra estallara.
2.3. Protecciones para amoladoras portátiles

Las protecciones deben estar construidas de tal forma que


aseguren quedar unidas a la máquina si la piedra estallara.
Cuando se usan abrazaderas, deben estar hechas en una sola
pieza y deben permitir el posicionado de la protección entre la piedra
y el operador.
La luz que existe entre la parte interna de la protección y la periferia
de una piedra no debe exceder los 6 mm.

Para las piedras no reforzadas, por lo menos la mitad de la periferia


y ambos lados de la piedra deben estar cubiertos por la protección.
Para las piedras de corte y para las piedras reforzadas, por lo menos
la mitad de la periferia y el lado entre el operador y la máquina
deben estar cubiertos por la protección. Si el diámetro de la piedra
es mayor que 130 mm. La protección tiene que tener un reborde de
por lo menos 5 mm.
CAPITULO Nº 6
APOYA HERRAMIENTAS Y AMOLADO LATERAL
1. APOYA HERRAMIENTAS

1.1 Construcción

Todas las amoladoras de pie y de banco deben estar provistas de


un apoya herramientas hecho de acero con una placa tope de acero
endurecido removible. Cada apoya herramientas debe estar
ajustado firmemente con abrazaderas a la amoladora de tal forma
que pueda ajustarse al desgaste de la piedra.

1.2. Ajuste

Cada apoya herramientas debe ser regularmente ajustado para


mantenerlo tan cerca como sea posible de la periferia de la piedra
de la amoladora, para prevenir que las piezas de trabajo queden
atascadas entre el apoya herramientas y la piedra provocando que
ésta estalle. Los ajustes sólo deben ser realizados cuando la piedra
de la amoladora está parada y el dispositivo de corte de la máquina
esta en la posición de “off”. Los apoya herramientas deben ser
inspeccionados periódicamente y mantenidos en buenas
condiciones.

2. AMOLADO LATERAL

2.1. Amolado lateral utilizando los apoya herramientas

Algunas amoladoras de pie y de banco tienen un apoya


herramientas al costado de la piedra que les permite realizar un
amolado lateral.
El uso de apoya herramientas de esta forma es peligroso y no es
recomendado.
Existe una gran probabilidad de que la piedra estalle cuando se
debilita ( formación de canaletas) y las piezas de trabajo pueden
quedar atascadas entre el apoya herramientas y la piedra.

2.2 Operaciones peligrosas de amolado lateral

El amolado sobre el costado de una piedra de esmeril es también


peligroso, a pesar de que no exista un apoya herramientas lateral.
Esto es particularmente cierto cuando se ejerce una presión
repentina. Las piedras de amolar no reforzadas que no tienen
resistencia lateral es muy probable que estallen si se las utilizan de
esta forma.
2.3. Operaciones de amolado lateral permitidas

El amolado lateral se puede realizar en una amoladora portátil cuyo


piedra esté reforzada con resina .
También es necesario que durante el transcurso de ciertas
operaciones de amolado de precisión, permitir que el lateral de la
piedra toque suavemente la superficie a trabajar. En este caso el
lateral de la piedra debe ser ligeramente rectificado con un diamante
para darle un poco de relieve. Sin embargo debe evitarse un exceso
de rectificado, ya que esto puede crear una sección peligrosamente
débil, que puede causar que la piedra estalle ya sea por la presión
sobre un lado o bien por el resultado de la fuerza centrifuga.
CAPITULO Nº 7

RECTIFICADO Y ALMACENAMIENTO DE LA PIEDRA


DE AMOLAR

1. RECTIFICADO DE LA PIEDRA DE AMOLAR

1.1 Introducción

El rectificado periódico de las piedras de amolar es esencial, en lo


que respecta tanto a la eficiencia como así también a la seguridad
de las operaciones de amolado. Hay dos aspectos para las tareas
de amolado: rectificado para mantener las piedras funcionando
concéntricamente sobre su eje, y el alisado para reparar las piedras
cuando se empastan con partículas de metal liviano o cuando se
forman canaletas.
El rectificado debe ser realizado frecuentemente, para que los
piedras tengan una vida útil mayor y brindar un mejor rendimiento de
las tareas. Es preferible un rectificado suave diario en lugar de un
rectificado intenso ocasionalmente.

1.2 Sugerencias de Seguridad

Las operaciones de rectificado deben ser realizadas por una


persona capacitada que haya asistido a los cursos de
entrenamiento. Aunque la mayoría de los accidentes se producen
como resultado de ajustar poco el apoya herramientas, produciendo
dedos o piezas arrastrados por la piedra, es necesario mantener las
piedras funcionando concéntricamente. El centrado y el alisado son
tareas que no deben subestimarse.

Cualquier otra condición que altera la superficie de la piedra,


perjudica su funcionamiento y puede llevar al operador a ejercer una
presión adicional de la pieza de trabajo sobre la piedra.

1.3. Precauciones

El rectificado de la piedra, provoca un aumento de la presión sobre


la piedra misma y sobre la herramienta. Las amoladoras portátiles
deben estar ajustadas firmemente sobre una estructura sólida antes
que comience el rectificado. En el caso de amoladoras montadas
sobre un pie, las herramientas de rectificación deben estar
montadas en forma precisa y posicionadas en el ángulo correcto
sobre la mesa.
El rectificado manual no es recomendable, excepto para un
rectificado muy suave, utilizando herramientas para rectificado
manuales aprobadas.
Donde sea necesario el rectificado manual, las herramientas deben
ser apoyadas adecuadamente para que el brazo de la palanca
pueda ser ejercido sin esfuerzo excesivo.

Para disminuir la posibilidad de accidentes durante el rectificado,


debe prohibirse el uso de cinceles ó golpear las piezas de trabajo
contra la piedra.

La posibilidad de que las herramientas de rectificado queden


enganchadas entre el apoya herramientas y la piedra puede ser
disminuida si se tiene un suplemento adicional con un borde recto
especialmente destinado para estas operaciones.

2. ALMACENAJE DE LA PIEDRA DE AMOLAR

2.1. Introducción

Las amoladoras son relativamente frágiles, y necesitan protección


evitando el manipuleo brusco que puedan causarles rajaduras. La
humedad y picos de temperaturas pueden deteriorarlas. Por estas
razones deben tomarse cuidados particulares cuando se las
almacena o se las manipula.

2.2. Apilado de piedras

Bandejas, estantes o cajones o compartimentos sirven para colocar


varias clases de piedras. La forma más sencilla y práctica de
guardar las piedras es pasando un soporte tipo perno por el centro.

2.3. Piedras con adhesivos orgánicos

Para prevenir las torceduras, las piedras con agregado de productos


orgánicos, tales como aquellas utilizadas para corte, deben
mantenérselas en forma plana sobre una superficie horizontal de
acero y otro material a fin de protegerlas de fuentes de calor o
humedad excesiva. Entre cada una de las piedras apiladas, debe
colocarse papel secante u otro tipo de papel separador para
mantenerlas derechas, a menos que ya vengan así de fábrica.

2.4. Piedras cilindricas y piedras de copa recta grandes

Las piedras cilíndricas y las piedras de copa recta grandes pueden


apilarse del lado liso , poniendo entre cada una , cartón corrugado .
También se las puede almacenar en estantes similares a los
utilizados para las piedras comunes.

2.5. Condiciones de almacenamiento


Las superficies de las piedras con refuerzos orgánicos, por ej.
resina, laca o goma, pueden oxidarse parcialmente si las piedras
permanecen almacenadas por un largo tiempo. Para reducir este
problema, las piedras deben almacenarse en lugares secos, y no
estar expuestas a picos extremos de temperaturas.

Las piedras vitrificadas no están afectadas por el almacenamiento


en condiciones climáticas normales, pero, aquellas piedras que
tienen material de refuerzo compuesto por oxicloruro de magnesio o
silica , pueden deteriorarse si se las almacenan por largos períodos
en lugares húmedos o bajo temperaturas extremas.

Se recomienda marcar las piedras con la fecha en que se las recibe


del proveedor, siendo la más vieja la que debe usarse primero. Si
las piedras de magnesita han permanecido en stock por más de un
año, debe consultarse al fabricante si es conveniente su utilización.

2.6.Desembalaje e inspección

Las piedras deben desembalarse cuidadosamente, limpiadas con


un cepillo y revisadas por si hubiese ocurrido algún daño durante el
viaje. El estado de la piedra se puede comprobar golpeándolas
suavemente con un implemento liviano no metálico. Si el sonido de
una piedra es un tono nítido como el de una campana, significa que
el estado es bueno. Esta comprobación es conocida como prueba
de la campana. Las piedras deben estar secas y sin aserrín. En
caso contrario, el sonido será demasiado tenue. Se debe tener
presente que las piedras con aditivos orgánicos no emiten el mismo
sonido metálico claro como el de una campana como lo hacen las
piedras con aditivos inorgánicos.
CAPITULO Nº 8
RESUMEN
INTRODUCCION

Los riesgos principales asociados con el uso de una amoladora de pie, de


banco o amoladoras portátiles son el estallido de la piedra debido a la
fragilidad o al uso inapropiado de la piedra, lesiones en la piel a través del
contacto con la piedra en movimiento, y lesiones en los ojos por
proyecciones o chispas.

SEGURIDAD EN LOS SITIOS DE TRABAJO

Los amoladores solamente pueden estar protegidos parcialmente,


exponiéndose al peligro cuando alguien resbale y lo golpee. Por esta
razón, el piso circundante al pie o al banco donde se encuentra montada la
amoladora, debe ser liso, limpio y libre de obstrucciones. Las amoladoras
no deben estar ubicadas en zonas donde exista gente transitando, a
menos que estén separados por mamparas o tabiques debido al peligro
que existe de golpear al operador y de ocasionar lesiones oculares a la
gente que transita por el lugar.

Las amoladoras portátiles deben estar equipadas con un interruptor


automático de detención, en caso que el operador suelte la máquina por
cualquier motivo.
Las piedras deben protegerse en caso de estallido por si la amoladora se
cayera accidentalmente. Antes de comenzar las actividades de amolado, el
personal debe asegurarse de estar en posición firme de manera tal de no
tropezar con los cables u otra obstrucción.

EQUIPO DE PROTECCION PERSONAL

Las actividades de amolado pueden causar el desprendimiento de


fragmentos a gran velocidad y chispas que pueden lesionar severamente
los ojos. Mientras la máscara y el protector facial brindan protección al
rostro, se recomienda a todo el personal encargado de actividades de
amolado usar antiparras de seguridad que ajusten bien la cara.
Los protectores faciales montados en amoladoras de pie o banco brindan
una protección adicional, y no deben ser retirados. Deben utilizarse
además de las antiparras.
Los mamelucos deben estar sanos y sin partes sueltas que puedan
engancharse con la amoladora no debe usarse ningún tipo de ropa suelta,
por ej. corbatas, bufandas, cadenas, pelo largo suelto y anillos.
MONTAJE DE AMOLADORAS

El montaje de una amoladora es una tarea especializada que solamente


debe ser realizada por personal que haya completado exitosamente los
cursos de entrenamiento abarcando varios días de práctica e instrucción
teórica y una evaluación de aptitud de práctica. Por lo menos una vez cada
cuatro años deben dictarse cursos de repaso por personal ya
experimentado. Debe mantenerse un registro de todo el personal que
tenga certificado de aptitud vigente. Esta persona estará habilitada para
trabajar con amoladoras.

PROTECCION DE LAS PIEDRAS DE AMOLAR

Las protecciones deben ser los suficientemente fuertes como para


contener las partes de una piedra en caso que estalle. La protección de la
piedra de una amoladora montada sobre un pie o sobre un banco debe
cubrir al máximo la piedra, aunque debe permitir un fácil acceso a la
misma durante las tareas.

Toda la protección debe estar sujeta firmemente al armazón o estructura de


la máquina.
Las protecciones de amoladoras portátiles deben estar ubicadas
directamente entre la piedra y el operador, y por lo menos la mitad de la
periferia de la piedra debe estar protegida.

APOYA HERRAMIENTAS Y AMOLADO LATERAL

Los apoya herramientas hechos de acero, con una placa tope de acero
endurecido removible deberán estar instalados en toda amoladora de pie o
banco. Los apoya herramientas deben ser ajustados diariamente para
minimizar el espacio existente entre éstos y la piedra. Los ajustes
solamente deben realizarse si la amoladora se encuentra totalmente
parada y aislada de la fuerza motriz.

El amolado lateral es particularmente peligroso, ya que puede debilitar a la


piedra causando su estallido. Cuando se utilice amoladoras portátiles, se
debe usar piedras reforzadas con resina.

RECTIFICADO Y ALMACENAMIENTO DE PIEDRAS DE AMOLAR

El rectificado de la piedra de amolar debe ser realizado por un operador


capacitado. Las tareas correspondientes son : el balanceo de la piedra
para que gire concéntricamente, el alisado para repararlas cuando se
ensucian El rectificado debe ser realizado en forma suave y
frecuentemente, utilizando herramientas apropiadas montadas firmemente.

Las piedras de amolar son frágiles y necesitan un manipuleo y


almacenamiento cuidadoso. Deben ser protegidas de golpes que
provoquen rajaduras y almacenadas en estantes apropiados en lugares
secos y además que no estén expuestas a temperaturas extremas. Las
piedras deben estar fechadas y usadas por orden de compra. Cuando se
las desembala al recibir un nuevo pedido, deben ser limpiadas con un
cepillo y hacerles las pruebas de la campana para asegurarse de que no
estén rajadas.