You are on page 1of 30

QUE ES LA CRISTALIZACIÓN

La cristalización es una operación de transferencia de materia en la que se


produce la Formación de un sólido (cristal o precipitado) a partir de una fase
homogénea (soluto en Disolución o en un fundido)

VENTAJAS Y DESVENTAJAS
Destaca sobre otros procesos de separación por su potencial para combinar
purificación y producción de partículas en un solo proceso. Comparado con
otras operaciones de separación la cristalización en disolución presenta varias
ventajas, como por ejemplo: El factor de separación es elevado (producto casi
sin impurezas). En bastantes ocasiones se puede recuperar un producto con una
pureza mayor del 99% en una única etapa de cristalización, separación y lavado.
Si se controlan las condiciones del proceso se obtiene un producto sólido
constituido por partículas discretas de tamaño y forma adecuados. Y requiere de
menos energía para la separación que la destilación u otros métodos
empleados.

Sus desventajas más resaltantes son el hecho de que requiere la manipulación


de sólidos y equipos de cristalización, equipos de separación sólido – líquido y
secado.

MECANISMOS DE CRISTALIZACIÓN
La cristalización de un soluto partiendo de una solución puede efectuarse por 3
métodos:
1.- Cristalización por expulsión del solvente: La eliminación del solvente es
lograda generalmente por evaporación, cambiando de esta manera la
composición de la solución hasta que llega a ser sobresaturada, y la cristalización
se lleva a cabo, usándose generalmente para concentrar soluciones diluidas.
2.- Cristalización por enfriamiento de soluciones saturadas: Involucra un cambio
de temperatura para producir condiciones de baja solubilidad, y luego, en
consecuencia, la saturación y posterior cristalización.

3.- Métodos Especiales: Una solución puede cristalizarse haciendo un cambio en


la naturaleza del sistema, por ejemplo, adicionando alcohol a soluciones acuosas
de ciertas sales inorgánicas. Otros procesos industriales involucran la
cristalización por adición de un material más soluble el cual posee un ión en
común con el soluto original.

MECANISMO DE LA CRISTALIZACIÓN
Cualquiera de los 3 tipos de cristalización antes mencionados se lleva a cabo
mediante 3 etapas básicas:

1. SOBRESATURACIÓN
La sobresaturación de un sistema se logra por enfriamiento, evaporación,
adición de un agente precipitante o un agente diluyente, o como resultado de
una reacción química entre dos fases homogéneas, siendo el método más
común la evaporación de una solución saturada.

La sobresaturación de la solución es una variable que puede afectar el tamaño,


forma y pureza del cristal, así como el rendimiento del proceso de cristalización.

A medida que el soluto cristaliza, el precipitante puede desaparecer formando


un nuevo núcleo, o depositarse sobre los cristales ya existentes. La masa
representada por nuevos núcleos es insignificante con respecto a la masa total,
pero si un gran número de núcleos se ha formado a expensas de una alta
sobresaturación, el sólido disponible para cada núcleo será pequeño y para un
crecimiento dado el producto final consistirá de pocos cristales grandes y
muchos pequeños.

La elevada sobresaturación conducirá a una alta velocidad de producción de


cristales, y estos serán de un tamaño pequeño y no uniforme a la vez que
retendrán cantidades considerables de licores madres al separarse de la solución
lo que origina que los cristales obtenidos no sean muy puros.

A menudo, los cristales que se originan en condiciones de sobresaturación altas,


adoptan formas dentríticas o arborescentes, la cual permite un crecimiento
cristalino rápido ya que los extremos de las dentritas están cerca de lugares
relativamente más saturados que el resto de la solución.

Empleando soluciones con baja sobresaturaciones, resultará una baja velocidad


de producción de cristales, y estos serán grandes y uniformes, reteniendo una
proporción mínima de los licores madre al separarse de la solución, lo cual
conduce a obtener un producto cristalino relativamente puro.

Cuando la solución sobresaturada alcanza el nivel de saturación la cristalizaciónc


esa, a menos que se siga evaporando el solvente por evaporación natural o por
la ayuda de calor.

Generalmente, el objetivo de la cristalización es obtener un máximo de


crecimiento con una baja nucleación, lo cual se puede lograr operando a un
valor de sobresaturación más bajo que el de una nucleación rápida, lo cual
sacrifica el rendimiento por la reducción de la sobresaturación.

2. FORMACIÓN DE LOS CRISTALES


Esta consta de dos etapas: la formación de los cristales y su crecimiento
alrededor de núcleos.

a. Nucleación: Es la formación espontánea o inducida de los primeros cristales


de soluto, o la generación espontánea dentro de una fase metaestable, de una
fase más estable en la cual es capaz de crecer un cristal.
b. Crecimiento de los cristales anteriormente formados..

El proceso de nucleación puede ocurrir espontáneamente o ser inducida de


forma artificial, refiriéndose en cada caso a nucleación homogénea, y a
nucleación heterogénea, respectivamente.

Se cree que la nucleación ocurre de acuerdo al siguiente mecanismo: se forman


pequeñas estructuras, primero por la colisión de dos moléculas, luego el choque
con otro par cercano y así sucesivamente hasta formar pequeños núcleos. El
proceso de construcción, que ocurre muy rápidamente, solamente puede
continuar en regiones locales de muy alta concentración.

La nucleación espontánea ocurre cuando durante el enfriamiento de una


solución ésta alcanza la región lábil (una solución sobresaturada muy inestable).

El segundo tipo de nucleación que puede ocurrir es la inducida, la cual puede


ser resultado de alguno de los siguientes factores:
- Impactos mecánicos producidos por agitación vigorosa
- Efecto catalítico de cristales existentes de cristalizaciones previas
- Variaciones locales de la concentración
- Núcleos agregados a la solución en forma de semillas que pueden ser del
mismo material del soluto
- Núcleos que provengan del exterior, como polvo del aire, basura, etc
3. CRECIMIENTO DEL CRISTAL
Esta etapa consiste de dos pasos: difusión de los iones o moléculas a la
superficie del cristal en crecimiento, y la deposición de estos iones sobre la
superficie.

El crecimiento del cristal es un proceso de difusión modificado por el efecto de


la superficie sólida sobre la cual ocurre el crecimiento. Las moléculas o iones del
soluto llegan a las caras en desarrollo del cristal por difusión a través de la fase
líquida. Cuando alcanzan la superficie de las moléculas o iones, deben ser
aceptadas por el cristal y organizadas dentro de la estructura del mismo.

La reacción ocurre en la superficie a una velocidad definida, y el proceso total


consiste de dos etapas en serie: los pasos difusional e interfacial, los cuales no se
llevarán a cabo si no existe en el sistema las condiciones de sobresaturación.
INTERCAMBIO IONICO
El intercambio iónico es una operación unitaria que consiste en la sustitución de
uno o varios iones de una disolución por otros que forman inicialmente parte de
la estructura de un sólido (resina de intercambio iónico). Los poros de una resina
contienen iones positivos y negativos formando una sal. En estado seco los iones
mantienen su posición media en la estructura, pero cuando se sumergen en un
líquido polar, uno o varios iones quedan libres para desplazarse hacia el seno del
líquido mientras otros iones de carga equivalente pasan del líquido al sólido, de
modo que la resina permanece eléctricamente
neutra. Cuando la resina contiene iones negativos fijos y sólo puede
intercambiar cationes se llama resina catiónica En caso contrario se llama resina
aniónica

La velocidad a la que se lleva a cabo el intercambio iónico


viene controlada por la difusión de los iones.

Esta operación se aplica sobre todo en procesos de acondicionamiento de agua


a nivel industrial. El ablandamiento de agua es la eliminación de los cationes
divalentes Ca2+ y Mg2+ del agua, con lo que disminuye su dureza. Se realiza el
intercambio en una columna catiónica, donde se sustituyen los iones
indicados por Na+ que no forma sales insolubles, y se evitan así las
incrustaciones. Las resinas, con el paso de agua dura, se agotan y deben
regenerarse con la operación inversa, esto es, haciendo circular a su través una
disolución concentrada de NaCl. La desmineralización o desionización del agua
es la eliminación (por intercambio) de los cationes y aniones que
contenga. Ello se lleva a cabo normalmente con dos columnas consecutivas, una
catiónica y otra aniónica. En la primera se sustituyen los cationes por H+ y en la
segunda los aniones por OH-. El agua queda, en principio, neutra desde el
punto de vista ácido-base. Las resinas se regeneran, respectivamente con HCl y
NaOH.

APLICACIONES DEL INTERCAMBIO IONICO

1. Tratamiento de agua
1.1. Ablandamiento
1.2. Descarbonatación
1.3. Desmineralización
1.4. Lechos mezclados
1.5. Agua potable

2. Industria azucarera
2.1. Ablandamiento de agua para la extracción de azúcar
2.2. Ablandamiento antes de evaporar
2.3. Proceso NRS
2.4. Proceso Gryllus
2.5. Desmineralización antes de evaporar
2.6. Decoloración de jarabes después de evaporar
2.7. Proceso Quentin
2.8. Recuperación de azúcar en melazas
2.9. Inversión de sacarosa
2.10. Separación cromatográfica
2.11. Tratamiento de glucosa

3. Otras aplicaciones en la industria alimenticia


3.1. Productos lácteos
3.2. Bebidas
3.3. Jugos de fruta
3.4. Recuperación de polifenoles
3.5. Ácido cítrico
3.6. Aminoácidos
3.7. Desmineralización de sorbitol
3.8. Desmineralización de gelatina

4. Otras aplicaciones en la industria química


4.1. Recuperación y eliminación de metales
4.2. Producción de sosa y de cloro
4.3. Fenol
4.4. Purificación de peróxido de hidrógeno
4.5. Eliminación selectiva de varios elementos

5. Catálisis
5.1. Alquilación
5.2. Condensación
5.3. Esterificación
5.4. Eterificación
5.5. Deshidratación
5.6. Hidrogenación

6. Industria farmacéutica
6.1. Extracción y purificación de antibióticos
6.2. Medicamentos de liberación progresiva
6.3. Resinas utilizadas directamente como medicamento
6.4. Enmascarantes de gusto
6.5. Cromatografía de producción
7. Aplicaciones diversas
7.1. Industria minera
7.2. Inmovilización de enzimas
7.3. Hidrocultura

1. Aplicaciones de resinas intercambiadoras de iones


en el tratamiento de agua
Véase también la página de introducción (en español) al intercambio iónico con una
descripción sencilla y reacciones del ablandamiento y de la desminerallización. Otra
página (en inglés) deicribe métodos de regeneración.

1.1. Ablandamiento

Se emplea una resina intercambiadora de cationes fuertemente ácida en forma sodio. Los
iones que constituyen la dureza de agua, principalmente el calcio y el magnesio, se
intercambian con el sodio de la resina. El agua ablandada sirve para varios usos:

 Lavanderías
 Calderas domésticas
 Calderas industriales de baja presión

Calidad del agua tratada:


Dureza residual < 0,02 meq/L (0,1 °f) con regeneración a contra-corriente

Regeneración: salmuera (NaCl en solución de 10 %)

1.2. Descarbonatación

En muchas regiones del mundo — por ejemplo en Europa central y meridional — las aguas
naturales contienen bicarbonatos. Los iones de calcio y de magnesio asociados con estos
se pueden elminar con resinas débilmente ácidas en forma hidrógeno. Este proceso se
llama también eliminación de la dureza temporal. El agua tratada contiene gas carbónico
que se puede eliminar con una torre de desgasificación. La salinidad del agua tratada es
más baja que la del agua bruta. Agua descarbonatada sirve:

 para tratar el agua de producción de cerveza y otras bebidas


 para ablandar las aguas de abastecimiento en ciudades y pueblos
 en casa, para filtrar, ablandar y desmineralizar parcialmente el agua para hacer
café o té
 como etapa inicial antes de una desmineralización completa
 para ciertos procesos industriales
Calidad del agua tratada:
Alcalinidad residual = muy baja (fín de ciclo tradicional a 10% del TAC del agua bruta)
Dureza residual = dureza permanente (TH – TAC)

Regeneración: ácido (de preferencia HCl en solución de 5 %)

1.3. Desmineralización

Para eliminar todos los iones, el agua pasa primero a través de una columna
intercambiadora de cationes en forma hidrógeno, después a través de una columna
intercabiadora de aniones en forma base libre o hidroxilo. Todos los cationes se cambian
por iones H+ de las resinas catiónical, y los aniones por iones OH— de las resinas aniónicas.
Estos iones se recombinan formando nuevas moléculas de agua (H2O). El agua tratada no
contiene sino trazas de sodio y de sílice.

El uso de resinas débiles depiende de la composición del agua bruta y del tamaño de la
planta de tratamiento.

Calidad del agua tratada:


Conductividad de 0,2 a 1 µS/cm en regeneración a contra-corriente
Slice residual de 5 a 50 µg/L según la cantidad de sílice en el agua bruta y de la tasa de
regeneración.
El pH del agua tratada no se puede medir en agua desmineralizada.
Estos valores son más bajos que los obtenidos con otros procesos, tales como destilación
u ósmosis inversa.

Regeneración
Intercambiadores de cationes: un ácido fuerte (HCl o H2SO4)
intercambiadores de aniones: sosa cáustica (NaOH)

1.4. Lechos mezclados

1.4.1. Lechos mezclados de pulido

Para obtener una calidad de agua desmineralizada aún


mejor, parecida a la del agua totalmente pura, se puede instalar una columna de resinas
mezcladas: una catiónica fuertemente ácida en forma H+ y una aniónica fuertemente
básica en forma OH—. Estas resinas tienen que estar mezcladas en la fase de producción
(agotamiento) pero hay que separarlas para regenerar. Esta separación se hace
contralavando el lecho de resinas con una corriente ascendente y necesita resinas de
granulometría y de densidad adecuadas.
Para ciertas aplicaciones en la industria de semiconductores o en circuitos de centrales
nucleares se emplean resinas de calidad especial. Calidad del agua tratada:
Conductividad de 0,055 a 0,1 µS/cm
Sílice residual de 1 a 10 µg/L.
El pH del agua tratada no se puede medir en agua desmineralizada.

Regeneración
Intercambiadores de cationes: un ácido fuerte (HCl o H2SO4)
intercambiadores de aniones: sosa cáustica (NaOH)

1.4.2. Lechos mezclados de trabajo

En casos de agua bruta de baja salinidad, o cuando el volumen de agua necesario es


módico, se pueden emplear lechos mezclados alimentados con agua de abastecimiento
municipal o con permeado de ósmosis inversa. Llamamos estos "lechos mixtos de
trabajo". Las resinas son las mismas que para lechos mixtos de pulido. Un caso especial es
el servicio de desionización (SDI) con botellas regeneradas externalmente.

1.5. Agua potable

El intercambio iónico es una tecnología útil para eliminar ciertos contaminantes de


manera selectiva. Véase una página dedicada al taramiento de agua potable (en inglés o

2. Industria azucarera

2.1. Ablandamiento de agua para la extracción


de azúcar

El proceso es idéntico al mencionado en el punto 1.1 (ablandamiento de agua).

2.2. Ablandamiento de jugos de remolacha antes de evaporar

La dureza de los jugos de remolacha produce incrustaciones en los intercambiadores de


calor. Para evitar estas, aumentar el rendimiento térmico y ahorrar energía se pueden
ablandar los jugos de azúcar. Con jugos ablandados, los intercambiadores se pueden
utilizar en modo continuo sin las paradas necesarias para limpiarlos. Se emplean en este
proceso resinas semejantes a las del ablandamiento de agua — intercambiadores de
cationes fuertemente ácidos — pero tienen que ser de calidad autorizada para el
tratamiento de alimentos y resistir las tensiones específicas de concentración y de
temperatura de los jugos.

Los iones calcio y magnesio de los jugos que hay que evaporar se intercambian por los
iones sodio de la resina. El ablandamiento de hace después de la carbonatación de los
jugos. Se instalan generalmente dos columnas en paralelo para asegurar un
funcionamiento continuo.
2.3. El proceso NRS

Es un proceso ingenioso, en lo cual se regenera la resina con una solución de sosa


cáustica diluida en un jugo de azúcar de segunda carbonatación. Lo interesante es que el
hidróxido de calcio, insoluble en agua es soluble en una solución de sacarosa. Los
vertidos de regeneración se recuperan para reciclar en la cabeza de la instalación, antes
de la carbonatación, así que casi ho hay aguas de desecho. Además, no hay dilución de
los jugos mismos ya que no existen etapas de desplazamiento de jugo por agua y de agua
por jugo. El balance energético es favorable y produce un ahorro de vapor.

2.4. El proceso Gryllus

Es un proceso económico más antiguo en lo cual la resina se regenera con un jugo de


segunda carbonatación conteniendo una concentración alta de sodio. El consumo de sal
es reducido y tampoco hay aquí una dilución de los jugos. El jarabe de regeneración se
recupera.

2.5. Desmineralización del jugo antes de evaporar

Se eliminan las sales y otras impurezas ionizadas del jugo de segunda carbonatación para
aumentar el rendimiento de cristalización del azúcar. En general, cada kg de impureza
eliminada produce 1.4 kg de azúcar adicional. El proceso es similar a la
desmineralización de agua y emplea una resina fuertemente ácida y una resina
débilmente básica, regeneradas con ácido y sosa respectivamente.

2.6. Decoloración de jarabes de caña después de evaporar

Los jarabes de caña contienen varios compuestos orgánicos que producen color y bajan el
rendimiento de cristalización. La decoloración se hace con resinas fuertemente básicas
macroporosas para eliminar moléculas de alta masa molecular. La regeneración utiliza
salmuera. El proceso más efectivo emplea dos columnas en serie, la primera con una
resina acrílica y la segunda con una estirénica como pulido.

2.7. Proceso Quentin

Los iones potasio y sodio contenidos en los jugos de remolacha inhiben la cristalización
del azúcar y producen una gran cantidad de melaza. El magnesio es menos "melasígeno"
que el potasio o el sodio. En el proceso Quentin, el jugo de azúcar pasa por una columna
de resina fuertemente ácida en forma magnesio. De tal manera, la producción de azúcar
blanco aumenta, mientras la cantidad de melaza disminuye.

2.8. Recuperación de azúcar en melazas

Este proceso está basado en el principio de exclusión iónica, un tipo de cromatografía


con resinas de intercambio iónico que tienen una granulometría muy fina y muy
uniforme. Así se pueden separar el azúcar y las impurezas, aumentando la cantidad de
azúcar producido.

2.9. Inversión de sacarosa

La sacarosa (azúcar común) es un disacárido. En ambiente ácido, se separa en dos


monosacáridos: la glucosa y la fructosa. Este proceso se llama inversión. El azúcar
invertido tiene un sabor más dulce que la sacarosa (factor 1,15) y una tendencia menor
de cristalizar, lo que es importante para ciertos productos alimenticios. La inversión se
hace pasando un jarabe de azúcar por una resina catiónica fuerte de baja reticulación en
forma H+.

2.10. Separación cromatográfica

Puesto que la fructosa tiene un poder edulcorante más alto que la glucosa (1,3 contra
0,7) se pueden enriquecer en fructosa los jarabes de azúcar invertido pasándolos por una
columna de resina con granulometría fina y uniforme. En esta separación cromatográfica,
la fructosa se retrasa con respecto a la glucosa, lo que produce fracciones que se puedan
separar. La fracción rica de fructosa se recupera por su valor comercial, y la fracción de
glucosa se puede vender como jarabe de glucosa o se puede isomerizar por proceso
enzimático para producir más fructosa.

2.11. Desmineralización de glucosa

El principio es el mismo que la desmineralización de agua o de azúcar. Debido a la


temperatura y a la concentración alta de los jarabes de glucosa se deben emplear resinas
de buena resistencia física.

3. Otras aplicaciones en la industria alimenticia

3.1. Desmineralización de suero de leche

El suero de leche es un líquido obtenido en el proceso de fabricación del queso. Contiene


proteinas y varios usos en la industria alimenticia. Se desmineraliza para aumentar su
pureza. El principio es el mismo que la desmineralización de agua o de jugos de azúcar.

3.2. Industria de bebidas

Hay varias aplicaciones:

 Tratamiento del agua para producir cerveza o refrescos. Véase tratamiento de


agua.
 Eliminación de acidez con resinas
 Eliminación de metales
 Eliminación de olores o gustos indeseables
 Eliminación de color y de turbidez con resinas adsorbentes no iónicas

3.3. Tratamiento de jugos de fruta

 Eliminación de acidez con resinas


 Eliminación del amargor de ciertos zumos de naranja con una resina adsorbente
no iónica
 Eliminación de color con resinas adsorbentes
3.4. Recuperación de polifenoles

Los poilifenoles son apreciados por sus propiedades antioxidantes. Se encuentran en


muchas frutas, por ejemplo en uva negra. Los antocianinos — una variedad de polifenoles
— se pueden recuperar en los mostos de uva.

3.5. Ácido cítrico

Se emplea como conservante en muchos productos de la industria de alimentos. Se


produce por fermentación, y necesita una purificación por desmineralización.

3.6. Aminoácidos

La L-lisina y otros aminoácidos esenciales (no sintetizados por el cuerpo humano) se


produce por fermentación. Se extrae de los caldos de fermentación con una resina
intercambiadora de cationes en forma amonio.

3.7. Desmineralización de sorbitol

El sorbitol es un edulcorante y emoliente usado en goma de mascar y otros productos. Se


puede producir por hidrogenación de glucosa, o por procesos enzimáticos. Muchas veces
necesita ser desmineralizado.

3.8. Desmineralización de gelatina

La gelatina se produce por transformación del colágeno contenido en la piel y los huesos
de cerdos. Para obtener un producto de alta pureza una desmineralización es
imprescindible.

4. Otras aplicaciones en la industria química

4.1. Recuperación y eliminación de metales

En talleres de galvanoplastia se pueden eliminar o recuperar metales en solución:

 Recuperación de oro en talleres de electroplastia de oro para joyería en forma de


complejos de cianuro
 Reciclado de las aguas de lavado en galvanoplastia
 Eliminación de cobre y de hierro en los talleres de cromado
 Recuperación de ácido crómico en talleres de cromado
 Eliminación de hierro en baños de galvanizado
 Purificación de baños de decapado de metales por eliminación de hierro y de zinc
en forma de complejos de cloruro
Otros ejemplos:

 Recuperación de plata en forma de complejos de tiosulfato en baños de


tratamiento de fotografia
 Eliminación selectiva de mercurio y cadmio en varias industrias
 Recuperación de catalizadores de vanadio o de cobre en la producción del ácido
adípico (un precursor del nylon)

4.2. Producción de sosa y de cloro

Estos productos se obtienen por electrólisis de salmuera saturada. En este proceso, la


presencia de metales divalentes no está permitida. Para eliminar esos (principalmente el
calcio) se emplea una resina selectiva quelatante. Esta decalcificación baja la
concentración inicial de calcio de 10 - 20 mg/L a valores de menos de 20 µg/L.

4.3. Fenol

Dos aplicaciones:

 Eliminación de ácido sulfúrico y de ácidos orgánicos creados en el proceso de


producción del fenol. La resina usada es una débilmente básica con esqueleto
formo-fenólico.
 Eliminación de fenol en aguas de rechazo industrial. Se hace con una resina
adsorbente no iónica, que se regenera con acetona.

4.4. Purificación de peróxido de hidrógeno

Se emplean resinas en dos procesos distintos:

 Eliminación de derivados de la antraquinona, moléculas orgánicas que se pueden


fijar en resinas adsorbentes no iónicas, las cuales se regeneran con metanol.
 Elimincación de trazas metálicas, principalmente hierro, con una resina catiónica
fuertemente ácida. El tratamiento tiene lugar a cargas volúmicas elevadas.

En ambos casos se obtiene una calidad excelente, las "fugas" siendo solo unos µg/L.
¡Cuidado! El peróxido de hidrógeno es un oxidante fuerte y requiere muchas precauciones
en ambos procesos.

4.5. Eliminación selectiva de varios elementos

He construido una clasificación periódica de los elementos (tabla de Mendeleiev) en


inglés con algunos datos sobre la eliminación selectiva de ciertos iones — principalmente
metálicos — con resinas intercambiadoras.

DESIONIZACIÓN DE LOS IONES DEL AGUA


Consiste en la eliminación de Iones inorgánicos presentes en el agua mediante el
uso de resinas absorbentes de iones. Pueden utilizarse con relativa facilidad y
no requieren aporte energético, pero no eliminan impurezas orgánicas, es decir
que no producen agua estéril, siendo vulnerable a la contaminación bacteriana,
particularmente en un medio caluroso.

Los Desionizadores contienen resinas insolubles de intercambio catiónico


(RES–SO3H) y de intercambio Aniónico (RES – CH2N (CH3)3OH). Estas resinas
pueden conservarse en columnas separadas o en una columna de lecho mixto.
El agua corriente pasa a través de las columnas de resina, que intercambian los
electrolitos solutos por iones H+ y OH-.

Las resinas de intercambio catiónico están cargadas negativamente para captar


iones cargados positivamente (Cationes) y las resinas de intercambio Aniónico
están cargadas positivamente para captar los iones cargados negativamente
(Aniones).

Las resinas deben regenerarse o sustituirse, de acuerdo a las recomendaciones


del fabricante cuando la conductividad del agua de salida es superior a 20
mS/cm, por lo tanto deben revisarse con regularidad para tener la seguridad de
que no están saturadas y de que producen el suficiente nivel de pureza
requerido. Este examen se realiza midiendo la conductividad eléctrica del agua
tratada

La conductividad eléctrica es la propiedad que tienen las sales inorgánicas en


solución (electrolitos) para conducir la corriente eléctrica, es decir, el agua pura
prácticamente no conduce la corriente eléctrica mientras que el agua con sales
disueltas la conduce muy bien (agua de mar). Los iones cargados positivamente
o negativamente son los que la conducen la corriente y la cantidad conducida
depende del número de iones presentes y de su movilidad.

Unidades de conductividad Eléctrica: Siemens/cm


mS/cm (Microsiemens/cm)
Es importante anotar que entre más caliente esté el agua, mayor será la
conductividad, por eso se mide de manera estándar a 25º C.

La regeneración o sustitución de las resinas depende de la cantidad de agua


tratada y de su dureza (la dureza guarda relación con el contenido de calcio en
el agua). La dureza del agua tratada por un desionizador es prácticamente nula.

El flujo de agua que pasa por los desionizadores debe ser constante para evitar
la formación de colonias de bacterias y hongos. El empleo de agua clorada
puede “intoxicar” la resina del desionizador produciendo su fallo prematuro.

TRATAMIENTO DEL AGUA

Varias tecnologías de intercambio iónico existen para tratar aguas:

 Ablandamiento (o suavización, eliminación de la dureza)


 Descarbonatación (eliminación del bicarbonato)
 Descationización (eliminación de todos los cationes)
 Desmineralización (eliminación de todos los cationes y aniones)
 Lecho mezclado o lecho mixto, pulido final
 Eliminación de nitratos
 Eliminación selectiva de varios contaminantes

Ablandamiento
Aguas naturales contienen iones de calcio y de magnesio (véase análisis de agua) que
forman sales no muy solubles. Estos cationes, así como el stroncio y el bario que son
menos comunes y aún menos solubles, se llaman iones de dureza. Cuando se evapora el
agua, estos cationes pueden precipitar. Eso es lo que se puede observar cuando bulle
agua en el hervidor de la cocina.

El agua dura produce incrustaciones en tuberías y calderas domésticas e industriales.


Puede crear turbidez en la cerveza o bebidas gaseosas. Sales de calcio ensucian vasos en
su lavaplatos si la dureza del agua municipal es alta o si olvidó adicionar sal.

Resinas intercambiadoras de cationes fuertemente ácidas usadas en forma de sodio


eliminan los cationes de dureza del agua. Columnas de ablandamiento agotadas con estos
cationes se regeneran con cloruro de sodio (NaCl, sal común).

Reacciones

Aquí el ejemplo del calcio:


2 R-Na + Ca++ R2-Ca + 2 Na+

R representa la resina, la cual está inicialmente en forma sodio. La reacción con el


magnesio es idéntica.

Esta reacción es un equilibrio. se puede invertir aumentando la concentración de sodio


en el lado derecho. Eso se hace con NaCl y la reacción de regeneración es:

R2-Ca + 2 Na+ 2 R-Na + Ca++

¿Qué ocurre en el agua?

SAC (Na)

Agua bruta Agua ablandada

La salinidad del agua es igual que antes, pero contiene ahora sodio en lugar de dureza.
Un pequeño residuo de dureza permanece, que depende de las condiciones de
regeneración.

Usos

Ejemplos de uso de ablandadores:

 Tratamiento de agua para calderas de baja presión


 En Europa, muchos lavaplatos tienen un cartucho de resina ablandadora en el
fondo de la máquina
 Cervecerías y productores de refrescos tratan el agua de producción con resinas
de calidad alimentaria

Ablandar el agua no reduce su salinidad: solo elimina los cationes de dureza y los
reemplaza por sodio. Las sales de sodio son mucho mas solubles, de manera que no
producen incrustaciones.

Descarbonatación
Este proceso emplea una resina intercambiadora de cationes débilmente ácida (WAC),
que es capable de eliminar dureza del agua cuando esa tiene alcalinidad (es decir
bicarbonatos). El agua tratada tiene gas carbónico libre que se puede eliminar en
una torre desgasificadora. La resina se regenera muy fácilmente con un ácido fuerte,
preferentemente ácido clorhídrico.

Reacciones
Aquí el ejemplo del calcio:

2 R-H + Ca++(HCO3–)2 R2-Ca + 2 H+ + 2 HCO3–

después, los cationes de hidrógeno se combian con los aniones de bicarbonato y producen
ácido carbónico y agua:

H+ + HCO3– CO2 + H2O

¿Qué ocurre en el agua?

WAC (H)

Agua bruta Agua descarbonatada

Recombinación del hidrógeno con el bicarbonato y eliminación del dióxido de carbono en


la torre de desgasificación:

DEG

Agua descarbonatada Agua desgasada

La salinidad ha sido reducida. La dureza temporal ha desaparecido.

Usos

La descarbonatación sirve:

 En cervecerías
 En cartuchos domésticos de agua potable
 Para calderas de baja presión
 Como primera etapa de una desmineralización

La descarbonatación disminuye la salinidad del agua eliminando cationes de dureza y


aniones de alcalinidad.
Descationización
La eliminación de todos los cationes no es un proceso individual muy corriente, sino como
primera etapa de un tratamiento de condensados ante un lecho mezclado. Se hace con
una resina intercambiadora de cationes fuértemente ácida (SAC) en forma H+.

Reaciones

Aquí el ejemplo del sodio, pero todos los cationes reaccionan igualmente. Es una
reacción de equilibrio:

R-H + Na+ R-Na + H+

La reacción inversa (de regeneración) ocurre aumentando la concentración de hidrógeno


en el lado derecho. Se hace con un ácido fuerte, HCl o H2SO4:

R-Na + H+ R-H + Na+

¿Qué ocurre en el agua?

SAC (H) DEG

Descationizada y
Agua bruta Agua descationizada
desgasada

En la segunda etapa, una torre de desgasificación elimina aquí tambien el dióxido de


carbono, combinandp los aniones de bicarbonato y los cationes de hidrógeno producidos
en la primera etapa. La salnidad del agua ha sido reducida y el agua tratada es ácida.
Una pequeña fuga de sodio permanece (en rojo en la imagen).

Desmineralización
En muchas aplicaciones se deben eliminar todos los iones del agua. Cuando se calienta
agua para producir vapor, cualquiera impureza en ella puede precipitar y causar daño.
Como hay cationes y aniones en el agua bruta (en concentración globalmente igual), se
deben usar dos tipos de resina: un intercambiador de cationes y un intercambiador de
aniones. Esta combionación produce agua pura, como ya presentado en laintroducción
general. La desmineralización se puede también llamar desionización. La resina
catiónica se usa en forma hidrógeno (H+) , y la anionica en forma hidróxido (OH–), de
manera que se regenera la catiónica con un ácido y la aniónica con un álcali.

El dióxido de carbono se elmina con una torre desgasificadora cuando el agua contiene
una concentración apreciable de bicarbonato.
En general, el intercambiador de cationes está colocado en primer sitio, delante del
intercambiador de aniones. Si no fuese así, los cationes de dureza precipitarían en el
medio ambiente alcalino de la resina aniónica en forma de Ca(OH)2 o de CaCO3, que
tienen baja solubilidad.

Arreglo SAC – (DEG) – SBA


Examinemos primero un sistema sencillo de desmineralización con una resina
fuértemente ácida (SAC) en forma H+, una torre de desgasificación (opcional) y una resina
fuértemente básica (SBA) en forma OH–. La primera etapa del proceso es la
descationización de arriba:

RSAC-H + Na+ RSAC-Na + H+

En el caso de calcio en lugar de sodio (válido también para magnesio y otros cationes
divalentes):

2 RSAC-H + Ca++ (RSAC)2-Ca + 2 H+

En la segunda etapa del proceso, todos los aniones son eliminados por la resina básica
fuerte:

RSBA-OH + Cl– RSBA-Cl + OH–

Los ácidos débiles producidos en la etapa de descationización, que son el ácido carbónico
y silícico (H2CO3 y H2SiO3) se eliminan de misma manera:

RSBA-OH + HCO3– RSBA-HCO3– + OH–

Y al final, los iones H+ producidos en la primera etapa reaccionan con los iones OH– de la
segunda y forman nuevas moléculas de agua. Esta reacción es irreversible:

H+ + OH– H2O

¿Qué ocurre en el agua?

Intercambio de cationes (idéntico a la descationización de arriba):

SAC (H) DEG

Descationizada y
Agua bruta Agua descationizada
degasada
Intercambio de aniones:

SBA (OH)

Agua descat. y Agua


desgasada desmineralizada

El agua descationizada no contiene ningunos iones, excepto pequeñas trazas de sodio y


de sílice, porque las resinas SAC y SBA tienen una menor selectividad para ellos. Con tal
cadena sencilla de desmineralización regenerada en contra-corriente se obtiene un agua
desmineralizada con una conductividad de solo 1 µS/cm aproximadamente, y una sílice
residual de 5 a 50 µg/L, un valor que depende de la concentración de sílice en el agua
bruta y de las condiciones de regeneración.
El pH del agua tratada no se puede medir en agua desmineralizada. Los valores indicados
con un pH-metro son erróneos cuando la conductividad es baja.

Regeneración

La resina fuértemente ácida (SAC) se regenera con un ácido fuerte, HCl o H2SO4:

R-Na + H+ R-H + Na+

Y la resina fuértemente básica (SBA) se regenera con una base fuerte, NaOH en 99 % de
los casos:

RSBA-Cl + OH– RSBA-OH + Cl–

Arrreglo WAC/SAC – DEG – WBA/SBA


Las resinas débilmente ácidas (WAC) y débilmente básicas (WBA) ofrecen una capacidad
útil alta y se regeneran muy fácilmente. Entonces se emplean tales resinas en
combinación con resinas fuértemente ácidas (SAC) y básicas (SBA) en plantas grandes,
para lograr un mejor rendimiento químico y un consume de regenerantes más bajo. La
primera etapa con la resina WAC es una descarbonatación (eliminación de la dureza
temporal), y la segunda etapa elimina todos los demás cationes. Las resinas débilmente
ácidas WAC se emplean cuando el agua bruta tiene concentraciones relativamente altas
de dureza y de alcalinidad.

Las resinas débilmente básicas (WBA) eliminan solo los ácidos fuertes detrás de la etapa
de descationización. No son capaces de eliminar los ácidos débiles que son SiO2 y CO2. En
su forma regenerada, no son disociadas, y entonces no tienen iones OH– libres
necesitados por un intercambio de aniones neutrales. Por el otro lado, su basicidad es
suficiente para eliminar los ácidos fuertes creados por el intercambio de cationes.

RWBA + H+Cl– RWBA.HCl

En la última etapa, una resina fuértemente básica (SBA) es necesaria para eilminar los
ácidos débiles como ya mencionado en el párrafo anterior:

RSBA-OH + HCO3– RSBA-HCO3– + OH–

¿Qué ocurre en el agua?

Intercambio catiónico empezando por una descarbonatación seguida por la eliminación


de todos los demás cationes:

WAC (H) SAC (H)

Agua bruta Agua descarbonatada Agua descatiionizada

Intercambio aniónico empezando por la eliminación de los ácidos fuertes después de una
desgasificación:

WBA (FB) SBA (OH)

Agua descationizada Agua partialmente Agua totalmente


y desgasada desmineralizada desmineralizada

La imagen siguiente es una cadena completa de desmineralización, incluyendo una


columna de intercambio catiónico de dos cámaras (WAC y SAC), una torre de
desgasificación, una columna de intercambio aniónico de dos cámaras (WBA y SBA), y un
lecho mezclado como pulido final. El uso de la resina débilmente ácida (WAC) y de la
torre de desgasificación depende de la concentración de dureza y de alcalinidad en el
agua bruta, como mencionado en los párrafos anteriores.
Cadena de desmineralización (haga clic para una imagen más grande)

Regeneración

La regeneración se hace en serie: la solución regenerante pasa primero por la resina


fuerte y después por la resina débil; en general, el regenerante no consumido por la
resina fuerte basta par regenerar la débil.

Las resinas intercambiadoras de cationes se regeneran con un ácido fuerte,


preferentemente HCl porque H2SO4 puede precipitar sulfato de calcio.
Las resinas intercambiadoras de aniones se regeneran con sosa cáustica.

Regeneración de la cadena de desmineralización (haga clic para una imagen más grande)

La calidad del agua tratada es la misma que la obtenida con el arreglo sencillo SAC—SBA,
pero el consumo de regenerantes es más bajo porque las resinas débiles se regeneran
prácicamente sin coste. Además, las resinas débiles tienen más capacidad que las
fuertes, así que el volumen total de resinas es reducido.

Usos

Ejemplos de desmineralización:

 Agua para calderas de alta persión en centrales eléctricas nucleares o térmicas y


en otras industrias
 Agua de lavado en la producción de semiconductores y otros productos
electrónicos
 Agua de proceso en varias aplicaciones de las industrias químicas, de tejidos y de
papel
 Agua para baterías
 Agua para laboratorios

Lechos mezclados de pulido


Un lecho mixto en producción
y en regeneración

Las últimas trazas de salinidad y de sílice se pueden eliminar en un lecho mixto donde
una resina intercambiadora de cationes fuértemente ácida y una resina intercambiadora
de aniones fuértemente básica muy bien regeneradas están mezcladas.

Los lechos mezclados producen un agua de calidad excelente, pero son difíciles de
regenerar, porque hay que separar las resinas antes de regenerarlas. Además, precisan
de cantidades elevadas de regenerantes, y las condiciones hidráulicas de regeneración no
son óptimas. Entonces lechos mezclados se usan príncipalmente para el tratamiento de
agua pre-desmineralizada o de baja salinidad, cuando los ciclos son largos.

¿Qué ocurre en el agua?

No queda casi nada en el agua tratada:

SAC (H) + SBA


(OH)

Agua pre-
No queda nada
desmineralizada

Lechos mezclados de pulido producen agua con una conductividad de menos que
0,1 µS/cm. Con un diseño óptimo y resinas apropiadas se puede alcanzar la conductividad
del agua pura (0,055 µS/cm). La sílice residual puede ser 1 µg/L, a veces menos.
El pH del agua tratada no se puede medir en agua desmineralizada. Los valores indicados
con un pH-metro son erróneos cuando la conductividad es menor que 1 µS/cm.

Usos

 Pulido de agua pre-desmineralizada con resinas


 Pulido de permeado de ósmosis inversa
 Pulido de agua de mar destilada
 Pulido de condensados de turbina en centrales eléctricas
 Tratamiento de condensados de proceso en varias industrias
 Producción de agua ultrapura en la industria de semiconductores
 Desmineralización de cartuchos (con regeneración externa)

Eliminación de nitrato
La eliminación selectiva de nitratos en agua potable se puede hacer con resina
fuértemente básicas (SBA) en ciclo cloruro, es decir con regeneración con una salmuera
de NaCl. La reacción de intercambio es:

RSBA-Cl + NO3– RSBA-NO3 + Cl–

¿Qué ocurre en el agua?

SBA (Cl)

Agua bruta Agua desnitratada

Se puede usar resinas SBA convencionales, pero ellas también eliminan sulfatos. En
función del tipo de resina, una pequeña parte (resinas selectivas) o todo el sulfato
(resinas convencionales) desaparece. El bicarbonato es eliminado parcialmente en la
primera parte del ciclo.

Usos

 Principalmente tratamiento de aguas municipales

Eliminación selectiva de varios otros contaminantes


La eliminación selectiva de metales y otros contaminantes es importante en los casos de
agua potable y de aguas de desecho. Muchas de estas aplicaciones necesitan resinas
especiales, por ejemplo resinas quelatantes que forman complejos estables con metales.

Ejemplos

 Eliminación de boro (ácido bórico) en agua potable


 Eliminación de nitrato en agua potable (párrafo anterior)
 Eliminación de perclorato en agua potable
 Eliminación de metales pesantes en vertidos: Cd, Cr, Fe, Hg, Ni, Pb, Zn
En muchas de estas aplicaciones se puede alcanzar una concentración de unos µg/L en el
agua tratada.

Algunos contaminantes no se pueden eliminar fácilmente por intercambio iónico, por


ejemplo As, F, Li.

INTERCAMBIO CATIONICO Y ANIONICO CON SODIO E HIDROGENO

Ablandamiento de agua
Entre las sustancias disueltas en el agua se encuentra la dureza. Esta es una expresión
común que representa principalmente las sales de calcio y de magnesio. En ciertas
condiciones, estas sales pueden precipitar y formar depósitos (sarro), que se ven en la
hervidora de su cocina, y también pueden obstruir los tubos de agua caliente y producir
incrustaciones en calderas. El ablandamiento de agua es la eliminación de esta dureza:
los iones Ca++ y Mg++ que forman el sarro se intercambian por iones Na+ que son mucho
más solubles y no precipitan.

Para ablandar agua se toma una resina intercambiadora de cationes en la cual los iones
móviles dentro de la resina son sodio (Na+) y se pasa el agua a través de una columna
llenada con esta resina en forma sodio. Los iones de dureza Ca++ et Mg++ entran en las
perlas de resina, y cada uno de estos iones produce la salida de dos iones de sodio. La
reacción de intercambio se puede escribir:

2 RNa + Ca++ R2Ca + 2 Na+

La figura 4 ilustra esta reacción: las perlas de resina son inicialmente cargadas con iones
de sodio (Na+). Cada ion de calcio o de magnesio que penetra en la resina es reemplazado
por dos iones que salen. Los aniones del agua — no representados en esta figura — no
pueden entrar en la resina, porque serían rechazados por los aniones sulfonato fijos (SO3—
) que forman los grupos activos de la resina.

Figura 4: Ablandamiento (intercambio de sodio) en una resina

Este intercambio de cationes es eficaz porque la resina intercambiadora tiene


una afinidad más grande para los cationes de dureza que para el sodio. En términos
sencillos, la resina prefiere el calcio. El resultado del ablandamiento no es una
eliminación neta de los cationes "duros" del agua, sino una sustitución por iones de sodio.

Evidentemente, este intercambio no es ilimitado: después de un cierto tiempo, la resina


ha quitado tantos cationes de calcio y magnesio del agua que no queda espacio para
acoger otros. El período de agotamientoestá terminado, y hay que cambiar la cantidad
de resina agotada por una resina fresca, o regenerarla (véase abajo).

Desmineralización
Si cambiamos todos los cationes disueltos en el agua por iones H+ y todos los aniones por
iones OH—, esos se van a recombinar para producir nuevas moléculas de agua. Para
conseguir esto, necesitamos una resina intercambiadora de cationes en la forma H y una
resina intercambiadora de aniones en la forma OH. Todos los cationes y aniones del agua
se intercambian y el resultado neto es una desaparición completa de las impurezas
ionizadas. La reacción del intercambio de cationes es:

2 R'H + Ca++ R2Ca + 2 H+

R'H + Na+ R'Na + H+

En estas ecuaciones, R' representa la resina intercambiadora de cationes. El intercambio


es ilustrado en la figura 5. La resina es inicialmente en la forma hidrógeno (H+). Los
aniones no aparecen en esta ilustración. Se ve que un ion calcio Ca++ entrando en la
resina causa la salida de dos iones H+, mientras un ion Na+ se intercambia por un ion H+.

Figura 5: Descationización (todos los cationes reemplazados por H+).

De modo parecido, una resina en forma OH– puede eliminar todos los aniones:

R’’OH + Cl– R’’Cl + OH–

2 R’’OH + SO4= R’’2SO4 + 2 OH–


En las ecuaciones, R’’ representa la resina intercambiadora de aniones. Todos los aniones
son reemplazados por iones hidróxido (OH–). No hay aquí ilustración de este intercambio
aniónico, porque es exactamente similar al intercambio de cationes ilustrado en la figura
5.

Al final del proceso de intercambio, las perlas de resina han eliminado todos los cationes
y aniones presentes en el agua y liberado una cantidad equivalente de iones H+ y OH–. Las
resinas son casi completamente agotadas (fig. 6).

Estos iones H+ y OH– se recombinan instantáneamente y producen nuevas moléculas de


agua:

H+ + OH– HOH H2O

Los contaminantes ionizados están ahora en las dos resinas (Na, Ca y Mg en el


intercambiador de cationes, Cl, SO4 y HCO3 en el intercambiador de aniones), y el agua ha
sido completamente desmineralizada. Su salinidad es ahora casi nada, solo unos iones
escapados de las columnas de resina, que llamamos globalmente fuga iónica.

Figura 6: Las resinas son agotadas.


Iones H+ y OH– fueron liberados en el agua.

La desmineralización se puede entonces esquematizar en la ilustración siguiente:

Figura 7: ¡La desmineralización en una sola imagen!

EQUIPOS DE INTERCAMBIO IONICO


RAPIDEZ DEL INTERCAMBIO IONICO
Rapidez del intercambio iónico La rapidez del intercambio i6nico depende,
como la adsorción ordinaria, de la rapidez de cada uno de los siguientes
procesos:
(1) difusión de iones desde el seno del líquido hasta la superficie externa de una
partícula intercambiadora; (2) difusi6n interna de iones a traves del sólido hasta
el sitio de intercambio; (3) intercambio de los iones; (4) difusi6n externa de los
iones liberados hasta la superficie del s6lido; (5) difusión de los iones liberados
desde la superficie del sólido hasta el líquido. En algunos casos, la cinética de la
reacción de intercambio (3) puede ser el paso que controle, pero en otros la
rapidez de la reacción aparentemente es muy rápida en comparación con la
rapidez de difusión. La rapidez de difusión puede describirse mediante los
coeficientes de transferencia de masa apropiados para la difusión a
contracorriente equivalente a través del sólido y a traves del líquido; en algunos
casos, por lo menos, parece que la resistencia a la difusi6n en la fase líquida es el
paso controlante.

Cuando las reacciones de intercambio son rápidas en comparación con la


rapidez de la transferencia de masa, los métodos de diseño desarrollados para
los adsorbedores tradicionales pueden aplicarse directamente a las operaciones
de intercambio iónico. Puede ser adecuada alguna modificación de las unidades
de los térrninos en las diferentes ecuaciones, debido al uso acostumbrado de las
concentraciones expresadas como equivalentes por unidad de volumen en el
sistema cgs. El siguiente ejemplo ilustra lo anterior.