Вы находитесь на странице: 1из 50

INDICE

1.1. Materia, estructura, composición,


Estados de agregación y clasificación por
Propiedades----------------------------------------------------3
1.1.1 Sustancias puras: elementos y
Compuestos.---------------------------------------------------11
1.1.2 Dispersiones o mezclas.-------------------------------------13
1.1.3 Caracterización de los estados. de
Agregación: sólido cristalino,
Líquido, sólido, vítreo y gel.--------------------------------------14
1.1.4 Cambios de estado.----------------------------------------24
1.1.5 Clasificación de las sustancias
Naturales por semejanzas en:
Propiedades físicas, propiedades
Químicas.-----------------------------------------------------25
1.1.6 Base experimental de la teoría
Cuántica y estructura atómica.------------------------------------27
1.1.7 Radiación de cuerpo negro.----------------------------------28
1.1.8 Teoría atómica de Bohr.------------------------------------30
1.1.9 Estructura atómica: principio de
Dualidad, principio de
Incertidumbre, función de onda,-----------------------------------31
1.1.10 principio de Afbau, principio de
Exclusión de Pauli.----------------------------------------------34
1.1.11 Configuraciones electrónicas:
Regla de Hund.-------------------------------------------------35
1.2 Periodicidad química------------------------------------------37
1.2.1 Desarrollo de la tabla periódica
Moderna.-----------------------------------------------------40
1.2.2 Clasificación periódica de los
Elementos.----------------------------------------------------49
1.2.3 Propiedades atómicas y
Variaciones periódicas: carga
Nuclear efectiva, radio atómico,
Radio iónico, energía de ionización,
Afinidad electrónica,
Electronegatividad.----------------------------------------------50
1.2.4 Propiedades químicas y su
Variación periódica: tendencias
Generales y por grupo.-------------------------------------------59
1.3 Elementos de importancia económica,
Industrial y ambiental en la región o en el
País.---------------------------------------------------------60

1
TEORÍA CUANTICA Y ESTRUCTURA ATOMICA

Introducción

Iniciamos definiendo que es química:

Química es la ciencia que estudia la composición, estructura y las propiedades de la


materia, así como los cambios físicos y químicos cuando se realiza una reacción
química y la energía que se libera, absorbe o intercambia.

La química es una ciencia que nació hace varios siglos atrás, pero los fundamentos
modernos se realizan en el siglo XIX, cuando los primeros avances tecnológicos
permiten a los científicos dividir sustancias en pequeños componentes, y así explicar
sus características físicas y químicas.

Los principios de la física y de la química se aplican en la vida diaria, en cada


conversación hay términos que usamos y que se relacionan con estas ciencias. Por
ejemplo: electrónica, evaporación, catalizador, reacción química, etc.,

1.1. MATERIA, ESTRUCTURA, COMPOSICION, ESTADOS DE AGREGACION Y


CLASIFICACION POR PROPIEDADES.

DEFINICIÓN DE LA MATERIA:

La materia como es todo aquello que ocupa un lugar en el espacio, y se sujeta a las
leyes de gravedad e inercia, sin embargo según la física moderna la materia puede
transformarse en energía y viceversa por lo que en algunos casos la masa de un
cuerpo puede representar su cantidad de energía que posee.
Todo lo que podemos ver y tocar es materia. También son materia cosas que no
podemos ver, como el aire. Observamos que la materia ocupa una cierta porción de
espacio que llamamos volumen.
Todos los cuerpos están formados por materia, cualquiera que sea su forma, tamaño o
estado. Pero no todos están formados por el mismo tipo de materia, si no que están
compuestos por elementos diferentes.

ESTRUCTURA

Antes de 1800, se pensaba que la materia era continua, es decir que podía ser dividida
en infinitas partes más pequeñas sin cambiar la naturaleza del elemento. Sin embargo,
alrededor de 1803 ganó aceptación la teoría de un científico inglés llamado Jhon Dalton
(17766-1844). La naturaleza de la materia y la forma en que los elementos se
combinaban, sugería la existencia de un límite a lo que un elemento podía subdividirse.
Aproximadamente 400 a.C., el filósofo griego Demócrito sugirió que toda la materia
estaba formada por partículas minúsculas, discretas e indivisibles, a las cuáles llamó
átomos. Sus ideas fueron rechazadas durante 2000 años, pero a finales del siglo
dieciocho comenzaron a ser aceptadas.

Los postulados de Dalton.

2
En 1808, el maestro de escuela inglés, Jhon Dalton, publicó las primeras ideas
"modernas" acerca de la existencia y naturaleza de los átomos. Resumió y amplió los
vagos conceptos de antiguos filósofos y científicos. Esas ideas forman la base de la
Teoría Atómica de Dalton, que es de las más relevantes dentro del pensamiento
científico.

1. Un elemento está compuesto de partículas pequeñas e indivisibles


llamadas átomos.
2. Todos los átomos de un elemento dado tienen propiedades idénticas, las cuales
difieren de las de átomos de otros compuestos
3. Los átomos de un elemento no pueden crearse, ni destruirse o transformarse en
átomos de otros elementos.
4. Los compuestos se forman cuando átomos de elementos diferentes se
combinan entre sí en una proporción fija.
5. Los números relativos y tipos de átomos son constantes en un compuesto dado.

En la época de Dalton se conocían la Ley de la Conservación de la Materia y la Ley de


las Proporciones Definidas, las cuales fueron la base de su teoría atómica. Dalton
consideró que los átomos eran esferas sólidas e indivisibles, idea que en la actualidad
se rechaza, pero demostró puntos de vista importantes acerca de la naturaleza de la
materia y sus interacciones.

Toda la materia esta compuesta de átomos y moléculas y energía.

Atomo: Es la unidad básica de la materia que conserva en su estructura todas las


propiedades del elemento al que pertenece, sin embargo esta constituido por partículas
denominadas subatómicas , las mas conocidas e importantes son los electrones, los
protones y los neutrones, aunque existen partículas atómicas que se hallan en el
núcleo como los mesones, positrones y quarks.
Para desintegrar un átomo se necesita bombardearlo con partículas de alta energía, las
mismas que son aceleradas en aceleradores de partículas, y la desintegración de un
átomo trae consigo la liberación de una gran cantidad de energía, mucho mas grande
que la de cualquier reacción química.

Molecula: una molécula es una partícula formada por un conjunto de átomos ligados
por enlaces covalentes o metálicos (en el caso del enlace iónico no se consideran
moléculas, sino redes cristalinas) , de forma que permanecen unidos el tiempo
suficiente como para completar un número considerable de vibraciones moleculares.
Las moléculas lábiles pueden perder su consistencia en tiempos relativamente cortos,
pero si el tiempo de vida medio es del orden de unas pocas vibraciones, estamos ante
un estado de transición que no se puede considerar molécula. Hay moléculas de un
mismo elemento, como O2, O3, N2, P4..., pero la mayoría de ellas son uniones entre
diferentes elementos: la molécula se modifica con el calor.
Se habla de “moléculas monoatómicas”, pese a lo contradictorio de la expresión, al
referirse a los gases nobles y a otros elementos en los casos en que se hallan en forma
de átomos discretos.
Las moléculas pueden ser neutras o tener carga eléctrica; si la tienen pueden
denominarse Ion-molécula o Ion poliatómico.

El Electrón: Comúnmente representado como e− es una partícula subatómica. En un


átomo los electrones rodean el núcleo, compuesto de protones y neutrones. Los
electrones tienen la carga eléctrica más pequeña, y su movimiento genera corriente
eléctrica. Dado que los electrones de las capas más externas de un átomo definen las
3
atracciones con otros átomos, estas partículas juegan un papel primordial en la
química.

El Protón: Partícula nuclear con carga positiva igual en magnitud a la carga negativa
del electrón; junto con el neutrón, está presente en todos los núcleos atómico. Los
protones son parte esencial de la materia ordinaria, y son estables a lo largo de
periodos de miles de millones, incluso billones, de años.

El Neutrón: Es una partícula eléctricamente neutra, de masa 1.838,4 veces mayor que
la del electrón y 1,00014 veces la del protón; juntamente con los protones, los
neutrones son los constitutivos fundamentales del núcleo atómico y se les considera
como dos formas de una misma partícula: el nucleón.

ESTADOS DE AGREGACION

ESTADO SÓLIDO
Manteniendo constante la presión, a baja temperatura, los cuerpos se presentan en
forma sólida y los átomos se encuentran entrelazados formando generalmente
estructuras cristalinas, lo que confiere al cuerpo la capacidad de soportar fuerzas sin
deformación aparente. Son, por tanto, agregados generalmente como duros y
resistentes.

ESTADO LÍQUIDO
Si se incrementa la temperatura el sólido va «descomponiéndose» hasta desaparecer
la estructura cristalina alcanzando el estado líquido. Característica principal: la
capacidad de fluir y adaptarse a la forma del recipiente que lo contiene. En este caso,
aún existe cierta ligazón entre los átomos del cuerpo, aunque mucho menos intensa
que en los sólidos.

ESTADO GASEOSO
Incrementando aún más la temperatura se alcanza el estado gaseoso. Los átomos o
moléculas del gas se encuentran virtualmente libres de modo que son capaces de
ocupar todo el espacio del recipiente que lo contiene, aunque con mayor propiedad
debería decirse que se distribuye o reparte por todo el espacio disponible.

PLASMA

Al plasma se le llama a veces «el cuarto estado de la materia», además de los tres
«clásicos», sólido, líquido y gas. Es un gas en el que los átomos se han roto, formado
por electrones negativos y iones positivos (átomos que han perdido electrones y que
están moviéndose libremente).
En la baja atmósfera, cualquier átomo que pierde un electrón (cuando es alcanzado por
una partícula cósmica rápida) lo recupera pronto o atrapa otro. Pero a altas
temperaturas, como en el Sol, es muy diferente. Cuanto más caliente está el gas, más
rápido se mueven sus moléculas y átomos, y a muy altas temperaturas las colisiones
entre estos átomos, moviéndose muy rápido, son suficientemente violentas para liberar
los electrones. En la atmósfera solar, una gran parte de los átomos están
permanentemente «ionizados» por estas colisiones y el gas se comporta como un
plasma.
4
CLASIFICACION POR PROPIEDADES

PROPIEDAD: Es una característica o atributo de un objeto o una sustancia que nos


permite clasificarla como igual o distinta a otra.
Casi siempre que miramos a nuestro alrededor, podemos distinguir las distintas clases
de materia que forman los cuerpos que nos rodean. Así distinguimos la madera, el
plástico y la pintura de la silla que usamos para sentarnos, el vidrio y el aluminio de la
ventana, etc. Sabemos que todas esas sustancias son materia y que cada una de ellas
es distinta a las demás. Si todas son materia, han de tener algo en común, alguna
propiedad que nos permite afirmar que todas ellas son materia. Por otro lado, como
podemos distinguir una sustancia de otra, también debe haber algo que nos permite
diferenciarlas. Ese algo que nos permite identificar y distinguir las cosas recibe el
nombre de propiedad.

LAS PROPIEDADES GENERALES

De la materia son aquellas que poseen todos los tipos de materia, sin importar las
sustancias que la constituyan o el lugar en el que se encuentren, por lo que no nos
permiten diferenciar los distintos tipos de sustancias. No tienen relación con el tipo de
materia. Aunque son varias las propiedades generales de la materia nos vamos a
centrar en dos de ellas: la masa y el volumen.

MASA: Es la propiedad de la materia que nos permite determinar la cantidad de


materia que posee un cuerpo. Por ejemplo la mesa tiene más masa que la silla en la
que te sientas porque tiene más materia; el lápiz contiene menos materia que la libreta
y, por tanto, tiene menos masa.
La masa puede medirse en muchas unidades: libras, kilates, gramos, etc. En el
Sistema Internacional (abreviadamente S.I.) la masa se mide en kilogramos. No
debemos confundir masa con peso. Mientras que la masa de un cuerpo no varía, sin
importar el lugar en el que esté, el peso es la fuerza con la que la Tierra atrae a ese
cuerpo, fuerza que varía de un sitio a otro, sobre todo con la altura, de forma que al
subir una montaña, mientras que nuestra masa no varía, nuestro peso va siendo cada
vez menor. En un mismo lugar, el peso y la masa son proporcionales, de forma que si
un cuerpo pesa el doble que otro, tendrá el doble de masa.
Los múltiplos y submúltiplos del kilogramo son los indicados en la siguiente tabla:

Nombre Abreviatura Equivalente en kilogramos Equivalente en gramos


Tonelada Tm 1.000 kg 1.000.000 g
kilogramo kg 1 kg 1.000 g
gramo g 0'001 kg 1g
decigramo dg 0'0001 kg 0'1 g
centigramo cg 0'00001 kg 0'01 g
miligramo mg 0'000001 kg 0'001 g

VOLUMEN: Además de masa, los cuerpos tienen una extensión en el espacio, ocupan
un volumen. El volumen de un cuerpo representa la cantidad de espacio que ocupa su
materia y que no puede ser ocupado por otro cuerpo.
Al igual que la masa, el volumen puede medirse en muchas unidades, pero las medidas
más usadas son el litro (l) y la unidad del S.I. el metro cúbico (m3), que equivale a 1.000

5
litros o, lo que es lo mismo, un litro es igual que un decímetro cúbico (dm3). Las
equivalencias entre los múltiplos y submúltiplos más habituales del metro cúbico y el
litro aparecen en la siguiente tabla:

Nombre Abreviatura Equivalencia en m3 Equivalencia en l


Hectómetro cúbico Hm3 10.000 m3 10.000.000 l
metro cúbico m3 1 m3 1.000 l
3
Hectolitro hl 0'1 m 100 l
decímetro cúbico dm3 0'001 m3 1l
3 3
centímetro cúbico c.c. o cm 0'000001 m 0'001 l
decilitro dl 0'0001 m3 0'1 l
3
centilitro cl 0'00001 m 0'01 l
3
mililitro ml 0'000001 m 0'001 l

PROPIEDADES CARACTERISTICAS:

A simple vista podemos distinguir entre muchos tipos de sustancias: la madera, el


plástico, el oro o la plata, y muchas más. Existen, por lo tanto, características que nos
permiten diferenciar los distintos tipos de materia y que reciben el nombre de
propiedades características, ya que nos ayudan a caracterizar o identificar las distintas
sustancias. Al contrario que propiedades generales, existen innumerables propiedades
características por lo que sólo podremos considerar unas pocas, aunque nombremos
muchas: color, sabor, dureza, densidad, brillo, conductividad térmica y eléctrica, punto
de fusión, punto de ebullición, solubilidad, etc.
Para identificar una sustancia no nos bastará con conocer una de sus propiedades
características, sino que habremos de identificar varias de ellas, las más importantes, y
las más fáciles de determinar son: la densidad, los puntos de fusión y ebullición,
relacionados con la temperatura, y la solubilidad, que también tiene que ver, de otra
forma, con la temperatura.
Aunque toda la materia posee masa y volumen, la misma masa de sustancias
diferentes tienen ocupan distintos volúmenes, así notamos que el hierro o el hormigón
son pesados, mientras que la misma cantidad de goma de borrar o plástico son ligeras.
La propiedad que nos permite medir la ligereza o pesadez de una sustancia recibe el
nombre de densidad. Cuanto mayor sea la densidad de un cuerpo, más pesado nos
parecerá.

LA DENSIDAD: Se define como el cociente entre la masa de un cuerpo y el volumen


que ocupa. Así, como en el S.I. la masa se mide en kilogramos (kg) y el volumen en
metros cúbicos (m3) la densidad se medirá en kilogramos por metro cúbico (kg/m3).
Esta unidad de medida, sin embargo, es muy poco usada, ya que es demasiado
pequeña. Para el agua, por ejemplo, como un kilogramo ocupa un volumen de un litro,
es decir, de 0'001 m3, la densidad será de:

6
La mayoría de las sustancias tienen densidades similares a las del agua por lo que, de
usar esta unidad, se estarían usando siempre números muy grandes. Para evitarlo, se
suele emplear otra unidad de medida el gramo por centímetro cúbico (gr./c.c.), de esta
forma la densidad del agua será:

Las medidas de la densidad quedan, en su mayor parte, ahora mucho más pequeñas
y fáciles de usar. Además, para pasar de una unidad a otra basta con multiplicar o
dividir por mil.

Sustancia Densidad en kg/m3 Densidad en g/c.c.


Agua 1000 1
Aceite 920 0'92
Gasolina 680 0'68
Plomo 11300 11'3
Acero 7800 7'8
Mercurio 13600 13'6
Madera 900 0'9
Aire 1'3 0'0013
Butano 2'6 0'026
Dióxido de carbono 1'8 0'018

La densidad de un cuerpo está relacionada con su flotabilidad, una sustancia flotará


sobre otra si su densidad es menor. Por eso la madera flota sobre el agua y el plomo
se hunde en ella, porque el plomo posee mayor densidad que el agua mientras que la
densidad de la madera es menor, pero ambas sustancias se hundirán en la gasolina,
de densidad más baja.

PUNTO DE FUSIÓN: El punto de fusión de un elemento o compuesto es la


temperatura a la cual la forma sólida del elemento o compuesto se encuentra en
equilibrio con la forma líquida. Normalmente se asume que la presión del aire es de 1
atmósfera.

Por ejemplo: el punto de fusión del agua es de 0oC, o 273 K.

PUNTO DE EBULLICIÓN: El punto de ebullición de un elemento o compuesto significa


la temperatura a la cual la forma líquida de un elemento o compuesto se encuentra en
equilibrio con la forma gaseosa. Normalmente se asume que la presión del aire es de 1
atmósfera.

Por ejemplo: el punto de ebullición del agua es de 100oC, o 373 K.

En el punto de ebullición la presión de un elemento o compuesto es de 1 atmósfera.

Sustancia Punto de fusión (ºC) Punto de ebullición (ºC)


Agua 0 100

7
Alcohol -117 78
Hierro 1539 2750
Cobre 1083 2600
Aluminio 660 2400
Plomo 328 1750
Mercurio -39 357

SOLUBILIDAD: Cuando viertes azúcar en el café y agitas el líquido estás preparando


una disolución, una mezcla homogénea de varias sustancias.
Si en lugar de leche y azúcar usamos agua y sal el proceso es más fácil de seguir: en
medio vaso de agua, al echar media cucharada de sal y agitar, la sal se disuelve y
desaparece, parece que sólo tenemos agua en el vaso, aunque su sabor salado (no te
recomiendo que la pruebes) nos indica que contiene sal; la sal, que es la sustancia
que vamos a disolver, se denomina soluto, mientras que el agua, que es la sustancia
en la que se va a dispersar la sal, se llama disolvente, el conjunto de agua y sal recibe
el nombre de disolución o solución. En general, es fácil distinguir entre soluto y
disolvente ya que el primero está en menor proporción. A la cantidad de soluto disuelto
en una determinada cantidad de disolvente se le denomina concentración.
Puesto que la cantidad de sal (soluto) en el agua (disolvente) es poca, decimos que la
disolución es diluida. Si echamos una cucharada más de sal y volvemos a agitar, la
disolución se dice que está concentrada, porque hay mucha cantidad de soluto. Si
volvemos a echar otras dos cucharadas de sal, por más que agitemos queda un resto
de sal en el fondo del vaso, sin disolverse, la disolución está ahora saturada. La
concentración de esa disolución saturada es la solubilidad de la sal.
Al calentar el agua, veremos que se disuelve más cantidad de sal: la solubilidad varía
con la temperatura. Normalmente los sólidos, como la sal, el azúcar o el bicarbonato
aumentan su solubilidad con la temperatura, mientras que los gases, como el dióxido
de carbono o el oxígeno, la disminuyen.

1.1.1. SUSTANCIAS PURAS: ELEMENTOS Y COMPUESTOS

Sustancias puras: son aquellas que tienen propiedades constantes clasificadas en


elementos como metales y no metales que forman compuestos como óxidos, ácidos,
sales, bases y compuestos orgánicos.
Las sustancias puras están formadas por uno o varios componentes y que presentan
un aspecto homogéneo. Si solo existe un componente, de manera exclusiva. Son los
llamados elementos químicos (carbono, oro, nitrógeno, calcio, azufre, etc.) y si en
cambio existen varios componentes, son los llamados compuestos químicos. Por
ejemplo, el agua es una sustancia pura, no obstante está formada por dos elementos:
hidrógeno y oxígeno. En cambio, el diamante está compuesto exclusivamente de un
elemento: carbono.
Los elementos químicos que conforman la materia suelen ordenarse en la denominada
"Tabla periódica de los elementos".
Las sustancias puras están formadas por partículas (átomos o moléculas) iguales,
tienen una composición fija, no pueden separase por medios físicos. Tienen
propiedades específicas: densidad, la temperatura permanece constante en los
cambios de estado temperatura de ebullición y fusión), solubilidad, conductividad
térmica y eléctrica y numerosas propiedades más.
Por ejemplo el alcohol etílico (componente de las bebidas alcohólicas) tiene, entre
otras, las siguientes propiedades específicas:

- densidad 0,79 g/ml

8
- punto de fusión –114ºC
- punto de ebullición 78,5ºC

Además, es incoloro, de olor característico y totalmente miscible con el agua. Otro


ejemplo: Cuando calentamos y evaporamos agua pura no queda ningún residuo y el
líquido obtenido al condensar el vapor agua sigue siendo agua pura.
Para distinguir una sustancia pura de otra nos basamos en sus propiedades.
Las sustancias puras a su vez se clasifican en sustancias simples y sustancias
compuestas. En las sustancias simples encontramos a los elementos químicos, y en
las sustancias compuestas encontramos a los compuestos químicos.
Las sustancias simples pueden ser moleculares o atómicas, y no se descomponen en
otras sustancias distintas. Ejemplo: oxígeno, nitrógeno.

Clasificación de las sustancias puras: las sustancias puras son de dos tipos: elementos
y compuestos. Ambos materiales son óptimamente homogéneos y mantienen sus
propiedades características. Las sustancias puras pueden cambiar de estado físico sin
alterar la naturaleza o composición.

LOS ELEMENTOS: Un elemento químico, o solamente elemento, es una sustancia


formada por átomos con el mismo número de protones en el núcleo. Este número se
conoce como el número atómico del elemento. Por ejemplo, todos los átomos con 6
protones en sus núcleos son átomos del elemento químico carbono, mientras que
todos los átomos con 92 protones en sus núcleos son átomos del elemento uranio.
Actualmente se conocen en el mundo millones de compuestos que se encuentran de
manera espontánea en la Naturaleza o que han sido creados por el hombre. Cada uno
de estos compuestos es el resultado de la combinación de dos o más de estos
elementos químicos. Se conocen más de 112 elementos. Algunos son muy comunes y
necesarios, como el carbono, el oxígeno o el hidrógeno. Otros, creados artificialmente
en aceleradores de partículas o en reactores atómicos, son tan raros que sólo existen
durante milésimas de segundo. La ordenación de estos elementos en función de sus
propiedades físicas y químicas, da lugar a la llamada “Tabla Periódica”. Fue ideada por
un químico ruso, Mendeleiev el año 1869. Desde aquella primera tabla que contenía
tan sólo 63 elementos hasta la actual que tiene más de 112, se han publicado más de
setecientas. La mayoría mantienen el formato clásico, pero también las hay con
representaciones bien curiosas, según que incidan en algún aspecto concreto como,
por ejemplo, los elementos necesarios para la vida. Existe incluso una tabla futurista
que prevé, con todas las reservas, los nuevos elementos que se pueden llegar a crear.
Rusos, alemanes y norteamericanos, compiten en la carrera por conseguirlos, una
competencia que a menudo genera polémica.

Propiedades físicas de los elementos:

 Brillo: es el reflejo de la luz en la superficie pulida o recién cortada de un metal y


es conocido como “brillo metálico”. los metales muestran una elevada capacidad
reflectante de la luz bajo cualquier ángulo que se mire.
 Conductividad eléctrica: se refiere a la capacidad de los metales de conducir la
corriente eléctrica de un sitio a otro.
 Conductividad térmica: se refiere a la capacidad de transportar energía calórica
con gran rapidez de una a otra zona del metal.
 Atracción por Imán: es una propiedad que tiene algunos metales como el hierro
de ser atraídos por un imán

9
Propiedades mecánicas de los elementos:

 Dureza: es una propiedad que se refiere a la resistencia que tienen las


superficies de los metales de dejarse rayar por otros materiales. Algunos son tan
blandos que se pueden dejar cortar como un queso; otros son mas resistentes,
es decir, duros.
 Maleabilidad: es la facilidad que tienen algunos metales de ser cortados en
láminas delgadas sin romperse, como el aluminio.
 Ductilidad: es la capacidad que tienen algunos metales de formar hilos delgados
o alambres sin romperse, como el cobre.

COMPUESTOS: Están formados por moléculas y éstas están formadas por unión de
átomos de distintos elementos. Todas las moléculas del mismo compuesto son iguales
entre sí. Los compuestos químicos pueden separarse por medios químicos.

Clasificación de los compuestos:

 Compuestos inorgánicos: se agrupan en los óxidos, ácidos, bases y sales. Los


óxidos provienen de la combinación del oxido con un metal o no-metal; los
ácidos provienen de la unión de un oxido no-metálico con agua. Por eso, estos
óxidos se llaman también óxidos ácidos, hay ácidos que provienen de la unión
de un no-metal con hidrogeno; las bases o hidróxidos provienen de la unión de
un oxido metálico con agua. Hay bases que provienen de la unión de un metal
con agua; las sales provienen de la unión de un ácido con base o de un metal
con un ácido.
 Compuestos orgánicos: son muy variados y más abundantes que los
inorgánicos. Ejemplos: hidrocarburos, proteínas, carbohidratos; lípidos,
vitaminas, alcoholes, ácidos orgánicos, ésteres y otros. Todos ellos son muy
usados en la elaboración de útiles escolares, alimentos, medicinas, prendas de
vestir, combustibles, pinturas, etc.

1.1.2. DISPERSIONES O MEZCLAS

Unión de dos o más sustancias en proporciones variables que conservan sus


propiedades; sus componentes pueden separarse por medios físicos, generalmente no
hay absorción o desprendimiento de energía al hacerlo (interacción química). Las
disoluciones son aquellas en las que sus componentes se encuentran distribuidos
uniformemente.
 Homogéneas: Presentan iguales propiedades en todos sus puntos. Se separan
por cristalización, extracción, destilación y cromatografía. Estas mezclas se
conocen más genéricamente como soluciones. Una solución está constituida por
un “solvente”, que es el componente que se halla en mayor cantidad o
proporción y uno o más “solutos”, que son las sustancias que se hallan
dispersas homogéneamente en el solvente.
 Heterogéneas: Presentan un aspecto no uniforme. Se separan por filtración,
decantación y por separación magnética. Están formadas por dos o mas
sustancias puras que se combinan, conservando cada una sus propiedades
particulares, de tal manera que podemos distinguir las sustancias que la
componen. En las Mezclas heterogéneas podemos distinguir cuatro tipos de
mezclas:
 Coloides: son aquellas formadas por dos fases sin la posibilidad de mezclarse
los componentes (Fase Sol y Gel)

10
 Sol: Estado diluido de la mezcla, pero no llega a ser liquido, tal es el caso de la
mayonesa, las cremas, espumas, etc.
 Gel: Estado con mayor cohesión que la fase Sol, pero esta mezcla no alcanza a
ser un estado solidó como por ejemplo la jalea.
 Suspensiones: Mezclas heterogéneas formadas por un sólido que se dispersan
en un medio líquido.

1.1.3. CARACTERIZACION DE LOS ESTADOS DE AGREGACION: SOLIDÓ


CRISTALINO, LÍQUIDO, SOLIDÓ, VITREO Y GEL.

En física y química se observa que, para cualquier cuerpo o agregado material,


modificando las condiciones de temperatura y/o presión, pueden obtenerse distintos
estados de agregación, denominados estados de agregación de la materia, con
características peculiares.

ESTADO SÓLIDO

El estado sólido presenta las siguientes características:

 Cohesión (atracción).
 Vibración.
 Tienen forma propia.
 No pueden comprimirse.
 Resistentes a fragmentarse.
 Volumen definido.
 Pueden ser orgánico o inorgánico.

ESTADO LÍQUIDO

El estado líquido presenta las siguientes características:

 Cohesión menor (regular)


 Movimiento energía cinética.
 No posee una forma definida.
 Toma la forma del envase que lo contiene.
 En frío se comprime, excepto el agua.
 Posee fluidez.
 Puede presentar difusión.

SÓLIDO CRISTALINO

Se describen como materiales cristalinos aquellos materiales sólidos cuyos elementos


constitutivos se repiten de manera ordenada y paralela y cuya distribución en el

Espacio muestra ciertas relaciones de simetría. Así, la propiedad característica y


definidora del medio cristalino es ser periódico, es decir, que a lo largo de cualquier
dirección, y dependiendo de la dirección elegida, la materia que lo forma se halla a
distancia específica y paralelamente orientada. Además de ésta, otras propiedades
características son la homogeneidad y la anisotropía.

11
Por tanto, el cristal está formado por la repetición monótona de agrupaciones atómicas
paralelas entre sí y a distancias repetitivas específicas (traslación). La red cristalina
es una abstracción del contenido material de este medio cristalino, y el tratarlo
únicamente en función de las traslaciones presentes constituye la esencia de la teoría
de las redes cristalinas.

En la red cristalina todos los puntos, nudos, tienen exactamente los mismos
alrededores y son idénticos en posición con relación al patrón o motivo que se repite.
Este motivo es una constante del cristal ya que constituye el contenido material, es
decir, su naturaleza atómica, de manera que red x motivo = cristal.

En esta red espacial existe una porción del espacio cristalino, denominado celda
unidad, el cual repetido por traslación y adosado desde un punto reticular a otro
engendra todo el retículo. De esta manera, conociendo la disposición exacta de los
átomos dentro de la celdilla unidad, conocemos la disposición atómica de todo el
cristal.

ESTADO GASEOSO

El estado gaseoso presenta las siguientes características:

 Cohesión casi nula.


 Sin forma definida.
 Sin volumen definido.
 Pueden comprimirse fácilmente.
 Ejercen presión sobre las paredes del recipiente contenedor.
 Se mueven con libertad.

PLASMA

A diferencia de los gases fríos (p.e., el aire a temperatura ambiente), los plasmas
conducen la electricidad y son fuertemente influidos por los campos magnéticos. La
lámpara fluorescente, muy usada en el hogar y en el trabajo, contiene plasma (su

Componente principal es vapor de mercurio) que calienta y agita la electricidad,


mediante la línea de fuerza a la que está conectada la lámpara. La línea, positivo
eléctricamente un extremo y negativo otro, causa que los iones positivos se aceleren
hacia el extremo negativo, y que los electrones negativos vayan hacia el extremo
positivo. Las partículas aceleradas ganan energía, colisionan con los átomos, expulsan
electrones adicionales y mantienen el plasma, aunque se recombinen partículas. Las
colisiones también hacen que los átomos emitan luz y esta forma de luz es más
eficiente que las lámparas tradicionales. Los letreros de neón y las luces urbanas
funcionan por un principio similar y también se usa(ro)n en electrónica. Importante
plasma en la naturaleza es la ionosfera (70-80 km encima de la superficie terrestre).
Aquí los electrones son expulsados de los átomos por la luz solar de corta longitud de
onda, desde la ultravioleta hasta los rayos X: no se recombinan fácilmente debido a
que la atmósfera se rarifica más a mayores altitudes y no son frecuentes las colisiones.
La parte inferior de la ionosfera, la «capa D» (70-90 km), aún tiene suficientes
colisiones para desaparecer después de la puesta del sol. Entonces se combinan los
iones y los electrones, mientras que la ausencia de luz solar no los vuelve a producir.

12
Esta capa se reestablece después del amanecer. Por encima de los 200 km las
colisiones son tan infrecuentes que la ionosfera prosigue día y noche.

ESTADO VITREO.

Los materiales amorfos, tanto orgánicos como inorgánicos. Muchas de las substancias
que utilizamos en nuestra vida diaria son estructuralmente materiales vítreos; tal es el
caso de polímeros, semiconductores y azúcares. El cuadro 1 indica ejemplos de
aplicaciones de diferentes tipos de vidrios.

En términos generales, podemos definir a un vidrio como un líquido que ha perdido su


habilidad para fluir, o bien, como un material sólido amorfo con características
estructurales de líquido y que presenta una transición vítrea. La manera más fácil de
formar un vidrio es enfriando un líquido lo suficientemente rápido para evitar que la
cristalización ocurra.

Para entender el proceso de transformación de líquido a vidrio se pueden monitorear


los cambios de entalpía o volumen en función de la temperatura. La figura 1 muestra
cómo, al bajar la temperatura de un líquido, dos cosas pueden ocurrir: 1) Si el líquido
cristaliza, se observa una discontinuidad en la propiedad observada a la temperatura
de fusión (línea punteada), correspondiente a una transformación de primer orden. 2) Si
la cristalización es “ignorada”, el líquido pasa a un estado metalestable súper enfriado
(línea gris oscuro) y la curva permanece con la misma pendiente. Al continuar enfriando
llega un momento en que

La pendiente de la curva sufre un cambio y a esta temperatura se le conoce como


temperatura de transición vítrea (Tg) y es a la temperatura a la cual el vidrio es
formado.

OTROS ESTADOS DE LA MATERIA

Existen otros posibles estados de la materia; algunos de estos sólo existen bajo
condiciones extremas, como en el interior de estrellas muertas, o en el comienzo del
universo después del Big Bang o gran explosión:

 Fluidos supercríticos
 Coloide
 Superfluido
 Supersólido
 Materia degenerada
 Neutronio
 Materia fuertemente simétrica
 Materia débilmente simétrica
 Condensado fermiónico
 Plasma de quarks-gluones
 Materia extraña o materia de quarks

FLUIDO SUPERCRÍTICO

Un fluido supercrítico es cualquier sustancia que se encuentre en condiciones de


presión y temperatura superiores a su punto crítico.

13
Los estados de agregación de la materia que se conocen actualmente son cinco:
sólido, líquido, gas, plasma y condensado de Bose-Einstein. Pues bien, un fluido
supercrítico es un casi estado con propiedades intermedias entre líquidos y gases.

En un diagrama de fases clásico, las curvas de fusión, sublimación y vaporización


muestran las zonas de coexistencia de dos fases. Tan solo hay un punto de
coexistencia de tres fases, el llamado punto triple (PT). El cambio de fase se asocia a
un cambio brusco de entalpía y densidad. Pero por encima del punto crítico (PC) este
cambio no se produce, por tanto, podríamos definir este punto como aquel por encima
del cual no se produce licuefacción al presurizar, ni gasificación al calentar; y por ende
un fluido supercrítico es aquel que se encuentra por encima de dicho punto.

CARACTERÍSTICAS

No existe interfase gas-líquido

La compresibilidad isotérmica se hace infinitamente positiva

El coeficiente de expansión térmica es infinito y positivo

La entalpía de vaporización es cero

Si la densidad se mantiene constante e igual a la densidad crítica la capacidad


calorífica a volumen constante tiende al infinito

La densidad por encima del punto crítico depende básicamente de la presión y la


temperatura, pero en cualquier caso está más cercana a la de los líquidos que a la de
los gases. La densidad aumenta si lo hace la presión a temperatura constante y si
disminuye la temperatura a presión constante.

La viscosidad es mucho más baja que la de los líquidos, lo que le confiere propiedades
hidrodinámicas muy favorables

La bajísima tensión superficial permite una alta penetrabilidad a través de sólidos


porosos y lechos empaquetados.

Mayores coeficientes de difusión (difusividad) que en líquidos por lo que la


transferencia de materia es más favorable

De entre los fluidos supercríticos más usuales el que más se encaja con todas estas
propiedades es el CO2, con la salvedad de su a polaridad que, en principio, limita su
poder solvente para sustancias polares.

Como todas las sustancias, el CO2 es susceptible de ser polarizado al variar la


densidad, es decir, al variar la presión y la temperatura. Pero la polarizabilidad del CO2
es mucho menor que la de los hidrocarburos, por ejemplo, para conseguir una
polarizabilidad por unidad de volumen que sea comparable a la del ciclohexano líquido
se necesita una presión de 2700 bar y 45 ºC. Existe una alternativa al uso de
condiciones tan extremas que consiste en la adición de pequeñas cantidades (<10%)
de modificadores, sustancias polares que añadidas al CO2 varían enormemente la
polaridad del fluido extractante. En caso de estar hablando de la obtención de
ingredientes alimentarios (principal empleo de la extracción supercrítica) sólo se
podrían emplear como modificadores compuestos denominados GRAS (Generally
Recognized As Safe); entre ellos se encuentran el etanol y el agua.
14
Actualmente la legislación española en materia de disolventes de extracción empleados
en el ámbito alimentario es competencia exclusiva de la Comisión Europea (Libro
blanco sobre Seguridad Alimentaria, COM (1999) 719, de 12 enero) quien decidió una
aproximación de las legislaciones de los estados miembros sobre los disolventes de
extracción utilizados en la fabricación de productos alimenticios y de sus ingredientes
en junio de 1988, por medio de la directiva 88/344/CEE. Dicha directiva se encuentra
transpuesta al sistema legislativo español por medio del RD 472/1990, de 6 abril. Tras
la última modificación efectuada (RD. 2667/1998), la lista de disolventes que pueden
emplearse, respetando siempre las “buenas prácticas de fabricación”, tanto para
extracción como para redisolución de extractos, es la siguiente: propano, butano,
acetato de butilo, acetato de etilo, etanol, dióxido de carbono, acetona, protóxido de
nitrógeno. Esta legislación define un “disolvente de extracción” como un disolvente
utilizado en el proceso de extracción durante el tratamiento de materias primas, de
productos alimenticios, de componentes o de ingredientes de dichos productos, que se
elimine y que pueda provocar la presencia, involuntaria pero técnicamente inevitable,
de residuos o de derivados en el producto alimenticio o en el ingrediente. Y es ahí
donde reside otra de las ventajas presentadas por el CO2, que es la de ser gas a
temperatura y presión ambiental con lo que la eliminación del disolvente es inmediata y
la presencia de residuos es prácticamente nula. No como ocurre en las extracciones
“clásicas” en las que se emplean disolventes orgánicos, que no sólo son tóxicos
muchos de ellos sino, que además son realmente perjudiciales para el medio ambiente.

Afortunadamente existe, en la actualidad, una tendencia dirigida hacia la eliminación de


este tipo de disolventes, los dos ejemplos más claros de dicha tendencia son el
Protocolo de Montreal (1989) relativo a las sustancias que agotan la capa de ozono y la
Convención de Estocolmo sobre contaminantes orgánicos persistentes, que entró en
vigor en mayo de 2004. Ambos tratados fueron propuestos por el Programa de las
Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma) y ratificados por una amplia mayoría
de países entre ellos España. De hecho el CO2 no sólo está admitido en ambos
tratados sino que está reconocido por las normas del Codex Alimentarius como apto
para su empleo en alimentos

Ecológicos (Guidelines for the production, processing, labelling and marketing of


organically produced foods (GL 32–1999, Rev. 1 – 2001)).

En un proceso de extracción industrial uno o más componentes se separan de la


mezcla introducida, siendo el producto deseado tanto el extracto como el producto
“refinado”. Al tratarse los alimentos de mezclas altamente complejas lo más habitual es
que los extractos también lo sean por lo cual es muy habitual hablar de fraccionamiento
de extractos. El fraccionamiento en condiciones supercríticas consiste en una caída en
cascada de la densidad con la consiguiente precipitación en cascada de los
compuestos extraídos en los separadores donde se produce esta disminución de
densidad

COLOIDE

En química un coloide, suspensión coloidal o dispersión coloidal es un sistema


físico que está compuesto por dos fases: una continua, normalmente fluida, y otra
dispersa en forma de partículas, por lo general sólidas, de tamaño mesoscópico (es
decir, a medio camino entre los mundos macroscópico y microscópico)[sin referencias]. Así,
se trata de partículas que no son apreciables a simple vista, pero mucho más grandes
que cualquier molécula. En particular, la comunidad científica define la escala
mesoscópic.

15
El nombre de coloide proviene de la raíz griega colas que significa que puede pegarse.
Este nombre hace referencia a una de las principales propiedades de los coloides: su
tendencia espontánea a agregar o formar coágulos.

Aunque el coloide por excelencia es aquel en el que la fase continua es un líquido y la


fase dispersa se compone de partículas sólidas, pueden encontrarse coloides cuyos
componentes se encuentran en otros estados de agregación

Propiedades de soluciones coloides

Sus partículas no pueden ser observadas a simple vista.

Podemos definir los coloides como aquellos sistemas en los que un componente se
encuentra disperso en otro, pero las entidades dispersas son mucho mayores que las
moléculas del disolvente. Los filtros que no pueden atravesar son las membranas
semipermeables, como el papel celofán y el colodión. Sus partículas presentan
movimiento browniano y efecto Tyndall.

SUPER FLUIDEZ

La súper fluidez es un estado de la materia caracterizado por la ausencia total de


viscosidad, de manera que, en un circuito cerrado, fluiría interminablemente sin fricción.
Fue descubierta en 1937 por Pyotr Leonidovich Kapitsa, John F. Allen y Don Misener y
a su estudio se lo llama hidrodinámica cuántica. Es un fenómeno físico que tiene lugar
a muy bajas temperaturas, cerca del cero absoluto, límite en el que cesa toda actividad.
Un inconveniente es que casi todos los elementos se congelan a esas temperaturas.
Pero hay una excepción: el helio. Existen dos isótopos estables del helio, el Helio-4,
que es el común, y el Helio-3, que es raro y se produce en la desintegración beta del
tritio en reactores nucleares (también se encuentra en la superficie lunar, arrastrado
hasta allí por el viento solar).

Los dos isótopos se comportan de modo muy diferente, lo cual sirve para examinar los
efectos de las dos estadísticas cuánticas, la Estadística de Fermi-Dirac, a la que
obedecen las partículas de espín semi-entero, y la Estadística de Bose-Einstein,
seguida por las partículas de espín entero

MATERIA DEGENERADA

Se denomina materia degenerada a aquella en la cual una fracción importante de la


presión proviene del principio de exclusión de Pauli, que establece que dos fermiones
no pueden tener los mismos números cuánticos.

Dependiendo de las condiciones, la degeneración de diferentes partículas puede


contribuir a la presión de un objeto compacto, de modo que una enana blanca está
sostenida por la degeneración de electrones, mientras que una estrella de neutrones
no colapsa debido al efecto combinado de la presión de neutrones degenerados y la
presión debida a la parte repulsiva de la interacción fuerte entre bariones.

Estas restricciones en los estados cuánticos hacen que las partículas adquieran
momentos muy elevados ya que no tienen otras posiciones del espacio de fases donde
situarse, se puede decir que el gas al no poder ocupar más posiciones se ve obligado a
16
extenderse en el espacio de momentos con la limitación de la velocidad c. Así pues, al
estar tan comprimida la materia los estados energéticamente bajos se llenan en
seguida por lo que muchas partículas no tienen más remedio que colocarse en estados
muy energéticos lo que conlleva una presión adicional de origen cuántico. Si la materia
está lo suficientemente degenerada dicha presión dominará, con mucho, sobre todas
las demás contribuciones. Esta presión es, además, independiente de la temperatura y
únicamente dependiente de la densidad.

Hacen falta grandes densidades para llegar a los estados de degeneración de la


materia. Para la degeneración de electrones se requerirá de una densidad en torno a
los 10E6 g/cm³, para la de los neutrones hará falta mucha más aún, aproximadamente
10E14 g/cm³.

Tratamiento matemático de la degeneración

Para calcular el número de partículas fermiónicas en función de su momento se usará


la distribución de Fermi-Dirac de la siguiente manera:

Donde n (p) es el número de partículas con momento lineal p. El coeficiente inicial

Es la doble degeneración de espín de los fermiones. La primera fracción es el volumen


del espacio de fases en un diferencial de momentos partido por el volumen de una
celda en dicho espacio. La h³ es la constante de Planck al cubo que, como se ha dicho,
significa el volumen de esas celdillas en las que caben hasta dos partículas con
espines opuestos. El último término fraccionario es el denominado factor de llenado. K
es la constante de Boltzmann, T la temperatura, Ep la energía cinética de una partícula
con momento p y ψ el parámetro de degeneración que es dependiente de la densidad
y la temperatura.

El factor de llenado indica la probabilidad de que esté lleno un estado. Su valor está
comprendido entre 0 (todos vacíos) y 1 (todos llenos). El parámetro de degeneración
indica el grado de degeneración de las partículas. Si toma valores grandes y negativos
la materia estará en un régimen de gas ideal. Si está próximo a 0 la degeneración se
empieza a notar. Se dice que el material está parcialmente degenerado. Si el valor es
grande y positivo el material está altamente degenerado. Esto sucede cuando las
densidades son elevadas o también cuando las temperaturas son bajas. De esta
ecuación se pueden deducir las integrales del número de partículas, la presión que
ejercen y la energía que tienen. Estas integrales solo es posible resolverlas
analíticamente cuando la degeneración es completa.

El valor de la energía de las partículas dependerá de la velocidad de las partículas es


decir de si se tiene un gas relativista o no. En el primer caso se usarán ya las
ecuaciones de Einstein en el seguno valdrá la aproximación clásica. Como se puede
ver las relaciones energía presión varían significativamente siendo mayores las
presiones obtenidas con la degeneración completa no relativista. Es lógico ya que la
materia relativista es más caliente.

17
Materia degenerada no relativista (NR):

Materia degenerada extremadamente relativista (ER):

Las estrellas típicas con degeneración son las enanas blancas y las enanas marrones
sostenidas por electrones y las estrellas de neutrones sostenidas por neutrones
degenerados. Se considera que su temperatura tiende a 0 ya que no poseen fuente de
calor alguna. Supondremos dichos cuerpos con un parámetro de degeneración
tendiente a +infinito

PLASMA DE QUARKS-GLUONES

Un QGP es formado en el punto del choque de dos iones de oro relativistamente


acelerados en el centro del detector STAR en el Colisionador de Iones Relativamente
Pesados (RHIC) en el Laboratorio Nacional Brookhaven, Estados Unidos.

El plasma de quark-gluones (QGP) es una fase de la cromodinámica cuántica (QCD)


que existe cuando la temperatura y/o la densidad son muy altas. Este estado se
compone de quarks y gluones (casi) libres que son los componentes básicos de la
materia. Se cree que existió durante los primeros 20 a 30 microsegundos después de
que naciera en la Gran Explosión. Los experimentos en el Súper Protón Synchrotron
(SPS) del CERN trataron primero de crear QGP en los años ochenta y noventa, y pudo
haber sido parcialmente conseguido [1]. Actualmente, experimentos en el Colisionador
de Iones Relativamente Pesados (RHIC) en el Laboratorio Nacional Brookhaven
(Estados Unidos) continúan este esfuerzo [2]. Tres nuevos experimentos se llevan a
cabo en el Gran Colisionador de Hadrones (LHC) del CERN, ALICE [3], ATLAS y CM,
continuando con el estudio de las propiedades del QGP

MATERIA EXTRAÑA

La materia extraña es una forma particular de materia de quarks, un líquido de quarks


arriba, abajo y extraños. Debe ser constrastada con la materia nuclear, que es un
líquido de neutrones y protones (que en sí están compuestos de quarks arriba y abajo),
y con la materia de quarks no extraña, que es un líquido de quarks que contiene solo
quarks arriba y abajo. A una densidad suficientemente alta, se espera que la materia
extraña sea superconductora del calor.

18
1.1.4. CAMBIOS DE ESTADO.

En física y química se denomina cambio de estado a la evolución de la materia entre


varios estados de agregación sin que ocurra un cambio en su composición. Los tres

Estados básicos son el sólido, el líquido y el gaseoso.

(La siguiente tabla indica cómo se denominan los cambios de estado:)

Inicial / Final Sólido Líquido Gas

Sublimación o
Sólido Sin cambio fusión
sublimación progresiva

Líquido solidificación Sin cambio evaporación y ebullición

sublimación inversa o condensación y


Gas Sin cambio
regresiva licuefacción

(También se puede ver claramente con el siguiente gráfico:)

Los dos parámetros de los que depende que una sustancia o mezcla se encuentre en
un estado o en otro son temperatura y presión. La temperatura es una medida de la
energía cinética de las moléculas y átomos de un cuerpo. Un aumento de temperatura
o una reducción de la presión favorecen la fusión, la evaporación y la sublimación,
mientras que un descenso de temperatura o un aumento de presión favorecen los
cambios opuestos.

1.1.5. CLASIFICACIÓN DE LAS SUSTANCIAS NATURALES POR SEMEJANZA


EN PROPIEDADES FÍSICAS Y QUÍMICAS.

Ideas básicas:
19
- Las mezclas se pueden separar si aplicamos los métodos más adecuados.

- Las sustancias no se pueden disolver en cualquier cantidad, hay un límite máximo.

Conceptos Procedimientos Objetivos Problemas Actividades


Clasificación de Realización de 1. Identificar - ¿ Cual - La
las sustancias clasificaciones e sustancias puras es la composición
por su aspecto identificación del por sus diferencia del aire
y por su criterio para propiedades entre puro.
composición. realizarlas. características y sustancias 1.1.6.
· Métodos · por su puras y - B
de Realización constitución. sustancias Cromatograf
separación de 2. Separar naturales? ía de tiza y
de mezclas. investigacion las mezclas papel.
· es con por diferentes
Identificació incidencia en procedimient - Separación
n de las algunos os indicando - ¿De qué gasolina y
sustancias procesos la propiedad está agua de mar
puras por como es el en que se hecha la
sus control de basa. leche
propiedades variables. 3. pura? ¿Y
característic · Medidas Representar el aire -
as. con aparatos e interpretar puro? Cristalizació
· de distintas gráficas de n del NaCl
Disoluciones precisiones. calentamiento - (casa) y del
y expresión · Elección . ¿Podemos CuSO4.
de su del 4. Preparar y separar la
concentració procedimient calcular sal - (M) Efecto
n. o de concentracion disuelta Tyndall.
· separación es. con un
Solubilidad. de mezclas. filtro? - La sal del
Dependenci · agua de mar
a con la Realización - ¿Cuánta
temperatura de cálculos sal hay en -
y presión. de el agua de Preparación
concentracion mar?- ¿Se de una
es. funden las disolución.
· moléculas
Interpretación y los
de textos átomos
científicos. cuando se
funden los
sólidos?

ASE EXPERIMENTAL DE LA TEORÍA CUÁNTICA Y LA ESTRUCTURA


ATÓMICA.
20
PROTON (p+) RUTHERFORD (1919)
NUCLEO NEUTRON (nº) CHADWICK (1939)

ATOMO

CORTEZA ó ELECTRÓN (e-) MILLIKAN (1906)


ENVOLTURA

En los siglos XVIII y XIX, la mecánica newtoniana o clásica parecía proporcionar una
descripción totalmente precisa de los movimientos de los cuerpos, como por ejemplo el
movimiento planetario. Sin embargo, a finales del siglo XIX y principios del XX, ciertos
resultados experimentales introdujeron dudas sobre si la teoría newtoniana era
completa. Entre las nuevas observaciones figuraban las líneas que aparecen en los
espectros luminosos emitidos por gases calentados o sometidos a descargas
eléctricas. Según el modelo del átomo desarrollado a comienzos del siglo XX por el
físico británico nacido en Nueva Zelanda Ernest Rutherford, en el que los electrones
cargados negativamente giran en torno a un núcleo positivo, en órbitas dictadas por las
leyes del movimiento de Newton, los científicos esperaban que los electrones emitieran
luz en una amplia gama de frecuencias, y no en las estrechas bandas de frecuencia
que forman las líneas de un espectro.

Otro enigma para los físicos era la coexistencia de dos teorías de la luz: la teoría
corpuscular, que explica la luz como una corriente de partículas, y la teoría ondulatoria,
que considera la luz como ondas electromagnéticas. Un tercer problema era la
ausencia de una base molecular para la termodinámica. En su libro Principios
elementales en mecánica estadística (1902), el físico estadounidense J. Willard Gibbs
reconocía la imposibilidad de elaborar una teoría de acción molecular que englobara
los fenómenos de la termodinámica, la radiación y la electricidad tal como se entendían
entonces.

Bohr sugirió que los electrones deben hallarse en órbitas de cierto tamaño,
moviéndose a cierta velocidad. Entonces, los electrones deben tener cierta energía. Si
el electrón absorbe energía, se moverá en un órbital de mayor energía y más alejada
del núcleo. Si pierde energía, el electrón se moverá en otra órbita más cercana al
núcleo. La teoría cuántica indujo la idea de que los electrones en las orbitas, tienen
una cantidad de energía (se dice que los electrones se encuentran en ciertos niveles
de energía). Bohr aplico estas ideas al átomo de hidrógeno y calculo matemáticamente
cual seria la frecuencia de la radiación emitida por el hidrógeno, desafortunadamente,
esa teoría no funciono también con elementos cuyos átomos son más complejos que
los del hidrógeno. Como resultado del trabajo teórico y experimental, se ha llegado a
desarrollar una representación de la estructura atómica, que explica en forma
21
satisfactoria los fenómenos químicos. Más que describir al electrón como si se
encontrase en un orbital perfectamente definido, la nueva teoría cuántica sugiere que
existen en regiones que se conocen como capas. Cada capa tiene la capacidad para
contener a mas de un electrón, aun cuando existe un limite superior, dependiendo de
la capa que sé este considerando. A diferencia de la orbita, una capa tiene una
ubicación menos definida alrededor del núcleo.

1.1.7. RADIACION DE UN CUERPO NEGRO

El físico alemán Max Karl Ernst Ludwig Planck en 1900, dice que la interacción entre la
materia y la radiación, no se verifica de manera continua, sino por pequeñas pulsadas
llamados cuantos (radiaciones electromagnéticas emitidas en unidades discretas de
energía), como resultado de los estudios de la radiación del cuerpo negro (cuerpo o
superficie ideal, que absorbe toda la energía radiante sin reflejar ninguna). Planck
diseño una fórmula matemática que describiera las curvas reales con exactitud, para
demostrar que no todas las formas de radiación electromagnética estaban constituidas
por ondas, después, dedujo una hipótesis física que pudiera explicar la fórmula. Su
hipótesis fue que la energía sólo es radiada en cuantos cuya energía es h, donde 
es la frecuencia de la radiación y h es el ‘cuanto de acción’, ahora conocido como
constante de Planck. Según Planck, la energía de un “cuanto de luz” (fotón), es igual a
la frecuencia de la luz multiplicada por una constante. La primera medida fiable de la
constante de Planck (1916) se debió al físico estadounidense Robert Millikan. El valor
actualmente aceptado es h = 6,626 × 10-34 julios·segundo.

ECUACIÓN DE PLANCK E∞f

La energía es directamente proporcional a al frecuencia.

Durante la segunda mitad del siglo XIX muchos físicos, casi todos ellos alemanes,
estuvieron estudiando la radiación emitida por cuerpos calientes. La distribución de
energía entre las distintas longitudes de onda de la radiación electromagnética
emitida esta dada por una curva que tiene un máximo a una cierta longitud de onda,
la cual es dependiente de la temperatura del cuerpo. Puesto que son las cargas
aceleradas, las que emiten radiación electromagnética, varios físicos como el
austriaco Wien, los ingleses Rayleigh y Jeans, y el alemán Planck trataron de
explicar en términos de la emisión por parte de las cargas atómicas esta distribución
o espectro del cuerpo negro.

Distribución de energía radiada por un cuerpo negro


La
gráfica

22
representa la distribución de la energía (línea roja) radiada por un cuerpo negro para
varias longitudes de onda. Para las longitudes de onda más cortas, la energía aumenta
a medida que aumenta la temperatura.

Cuando un cuerpo es calentado emite radiación electromagnética en un amplio rango


de frecuencias. El cuerpo negro (ideal) es aquel que además absorbe toda la
radiación que llega a él sin reflejarla, de tal forma que sólo emite la correspondiente a
su temperatura. A fines del siglo XIX fue posible medir la radiación de un cuerpo negro
con mucha precisión. La intensidad de esta radiación puede en principio ser calculada
utilizando las leyes del electromagnetismo. El problema de principios del siglo XX
consistía en que si bien el espectro teórico y los resultados experimentales coincidían
para bajas frecuencias (infrarrojo), estos diferían radicalmente a altas frecuencias. Este
problema era conocido con el provocativo nombre de “la catástrofe ultravioleta”, ya que
la predicción teórica diverge a infinito en ese límite.

1.1.8. TEORÍA ATÓMICA DE BOHR.

En 1911, Rutherford estableció la existencia del núcleo atómico. A partir de los datos
experimentales de la dispersión de partículas alfa por núcleos de átomos de oro,
supuso que cada átomo está formado por un núcleo denso y con carga positiva,
rodeado por electrones cargados negativamente que giran en torno al núcleo como los
planetas alrededor del Sol. La teoría electromagnética clásica desarrollada por el físico
británico James Clerk Maxwell predecía inequívocamente que un electrón que girara en
torno a un núcleo radiaría continuamente energía electromagnética hasta perder toda
su energía, y acabaría cayendo en el núcleo. Por tanto, según la teoría clásica, el
átomo descrito por Rutherford sería inestable. Esta dificultad llevó al físico danés Niels
Bohr a postular, en 1913, que la teoría clásica no es válida en el interior del átomo y
que los electrones se desplazan en órbitas fijas. Cada cambio de órbita de un electrón
corresponde a la absorción o emisión de un cuanto de radiación.

La aplicación de la teoría de Bohr a átomos con más de un electrón resultó difícil. Las
ecuaciones matemáticas para el siguiente átomo más sencillo, el de helio, fueron
resueltas durante la segunda y tercera década del siglo XX, pero los resultados no
concordaban exactamente con los datos experimentales. Para átomos más complejos
sólo pueden obtenerse soluciones aproximadas de las ecuaciones, y se ajustan sólo
parcialmente a las observaciones.

El trabajo de Bohr, giró sobre el modelo nuclear del átomo de Rutherford, en el que el
átomo se ve como un núcleo compacto rodeado por un enjambre de electrones más
ligeros. El modelo de Bohr establece que un átomo emite radiación electromagnética
sólo cuando un electrón del átomo salta de un nivel cuántico a otro (átomo excitado).

Niels Bohr impulso los conceptos de:

 Los electrones se encuentran en capas y que los de la última capa determinan


las propiedades químicas de un átomo.

23
 Los electrones giran alrededor del núcleo en estado físico y de determinada
energía, por lo cual, al desplazarse a través de una órbita, no emiten ni
absorben energía.

 Un electrón puede saltar de un nivel de energía a otro, siempre y cuando


absorba o desprenda la energía necesaria.

r Q
K L M N
1 2 3 4 .......... 7

1.1.9. ESTRUCTURA ATÓMICA: PRINCIPIO DE DUALIDAD, PRINCIPIO DE


INCERTIDUMBRE, FUNCIÓN DE ONDA.

ESTRUCTURA ATÓMICA

En la actualidad no cabe pensar en el átomo como partícula indivisible, en él existen


una serie de partículas subatómicas de las que protón, electrón y neutrón son las más
importantes.

El electrón es una partícula cargada negativamente. Su carga es de 1.602 *10-19


culombios y su masa en reposo 9.11 * 10-31 kg (equivalente a 0.00055 u).

El protón es una partícula con carga eléctrica igual a la del electrón, pero positiva, su
mas en reposo 1.672 *10-27 kg (equivalente a 1.00705 u).

El neutrón es una partícula eléctricamente neutra, cuya masa es 1.675*10-27 kg


(equivalente a 1.00885 u).

Se denomina número atómico, Z, al número de protones del núcleo de un átomo, que


es igual al número de electrones por ser el átomo neutro.

Se denomina numero másico, A, a la suma del numero de protones y de neutrones del


núcleo de un átomo.

En el núcleo del átomo se encuentran los protones y los neutrones, y en la corteza


electrónica los electrones.

24
Al ser el átomo eléctricamente neutro, el número de cargas positivas (protones) y
negativas (electrones) deber ser el mismo.

Thomson propuso, en 1898, un modelo de átomo que hubo de ser abandonado


rápidamente. Consideraba al átomo como una esfera cargada positivamente, en cuya
superficie se encontraban los electrones neutralizando las cargas positivas.

Los trabajos posteriores de Rutherford, Bohr, Sommerfeld, Zeeman, Schrödinger,


Heisenberg, Pauli y otros han permitido configurar las ideas actuales sobre el átomo.

PRINCIPIO DE DUALIDAD

Posesión de propiedades tanto ondulatorias como corpusculares por parte de los


objetos subatómicos. El principio fundamental de la teoría cuántica es que una entidad
que estamos acostumbrados a considerar como una partícula (por ejemplo, un
electrón, con un momento lineal p) puede comportarse también como una onda,
mientras que otras entidades que solemos concebir como ondas (por ejemplo, la luz,
con una longitud de onda ë) también pueden describirse como corpúsculos (en este
caso, fotones). La longitud de onda ë y el momento lineal p de una entidad cuántica
están relacionados por la ecuación pë = h, donde h es una constante conocida como
constante de Planck.

Esta dualidad onda-corpúsculo se aprecia especialmente bien en los experimentos de


`doble rendija', en los que un cañón de partículas dispara electrones o fotones (uno
cada vez) a través de un par de agujeros en una barrera, tras lo que son detectados en
una pantalla situada al otro lado. En ambos casos, lo que sale del cañón y lo que llega
a la pantalla detectora son partículas, y cada una marca un punto individual en la
pantalla. No obstante, la figura global que se acumula en la pantalla a medida que se
disparan más y más corpúsculos a través de los dos agujeros es un diagrama de
interferencia formado por franjas claras y oscuras, que sólo pueden explicarse como
resultado de ondas que pasan por ambos agujeros de la barrera e interfieren entre sí.
Esto se expresa en el aforismo de que las entidades cuánticas “viajan como ondas pero
llegan como partículas”.

PRINCIPIO DE INCERTIDUMBRE

En mecánica cuántica, principio que afirma que es imposible medir simultáneamente de


forma precisa la posición y el momento lineal de una partícula, por ejemplo, un electrón.
El principio, también conocido como principio de indeterminación, afirma igualmente
que si se determina con mayor precisión una de las cantidades se perderá precisión en
la medida de la otra, y que el producto de ambas incertidumbres nunca puede ser
menor que la constante de Planck, llamada así en honor del físico alemán Max Planck.
La incertidumbre es muy pequeña, y resulta despreciable en mecánica clásica. En
cambio, en la mecánica cuántica las predicciones precisas de la mecánica clásica se
ven sustituidas por cálculos de probabilidades.

El principio de incertidumbre fue formulado en 1927 por el físico alemán Werner


Heisenberg y tuvo una gran importancia para el desarrollo de la mecánica cuántica. Las
implicaciones filosóficas de la indeterminación crearon una fuerte corriente de
misticismo entre algunos científicos, que interpretaron que el concepto derribaba la idea
tradicional de causa y efecto. Otros, entre ellos Albert Einstein, consideraban que la
incertidumbre asociada a la observación no contradice la existencia de leyes que
gobiernen el comportamiento de las partículas, ni la capacidad de los científicos para
descubrir dichas leyes.
25
FUNCIÓN DE ONDA

Los descubrimientos de principios del Siglo XX habían culminado con la sorprendente


conclusión, por parte de Louis de Broglie, de que la materia se comporta a la vez como
cuerpo y como onda, y esto es especialmente decisivo cuando nos referimos a
partículas subatómicas. Esta doble condición de las partículas tenía que ser utilizada
para profundizar en el estudio del mundo de lo muy pequeño.

Así las cosas, Schrödinger, entre los años 1925 y 1926, introdujo la función de onda,
también llamada ecuación de Schrödinger, que no es otra cosa que una ecuación que
describe la forma en que una partícula cambia con el paso del tiempo. Por tanto, se
trata de estudiar las partículas del mismo modo en que se estudian las demás ondas
que sentimos a nuestro alrededor, como las sonoras o las producidas en el agua
cuando se lanza una piedra a un charco.

TÍPICA ONDA SOBRE EL AGUA

Cualquier tipo de onda queda descrita en cualquier instante mediante una lista de
números, un número por cada punto del espacio por el que viaja la onda. Por ejemplo,
en el caso de la onda sonora, lo números nos darán la presión del aire en cada punto
del espacio (porque es el aire quien transmite el sonido). Otro caso cotidiano es la onda
que produce un músico sobre la cuerda de una guitarra cuando la hace sonar, la cual
estaría descrita por números que nos darían la tensión de dicha cuerda en cada uno de
sus puntos. Y del mismo modo, la función de onda de las partículas nos da números
concernientes a estas partículas. La peculiaridad de estos números es que son
probabilidades, es decir, el valor de la función de onda en cualquier punto nos da la
probabilidad de que la partícula se halle en ese punto. Ni es la intención de este
artículo profundizar en la parte matemática ni quiero asustar a nadie poniendo aquí
algún ejemplo de función de onda, pero al final pongo un par de enlaces por si alguien
tiene curiosidad y no le dan miedo los números y las fórmulas.

A estas alturas, se empezó a entrever que la naturaleza no era tan simple como se
creía hasta poco tiempo atrás. Hasta entonces cualquier resultado en física había
consistido en un dato preciso, pero a partir de ahora intervenía el azar. Esta concepción
que se vislumbraba del Universo no convencía a casi nadie, pero al año siguiente
Heisenberg aportó un nuevo argumento decisivo:

1.1.10. PRINCIPIO DE AFBAU, PRINCIPIO DE EXCLUSIÓN DE PAULI.

PRINCIPIO DE AUFBAU Ó DE CONSTRUCCIÓN ESTABLE

Los electrones buscan un lugar entrando en el átomo, en los distintos orbitales de


energía, ocupando primero los de menor energía, dependiendo esta energía de los
menores valores de (n + !). Los orbitales menos energéticos son los de menor valor de
n+l. Si los orbitales tienen el mismo valor de n+l, tendrá menos energía los de menor
valor de n. Para saber el orden de energía de los orbitales se usa el diagrama de
Mouller. De acuerdo con estas reglas el orden es el siguiente:

26
1s2, 2s2, 2p6, 3s2, 3p6, 4s2, 3d10, 4p6, 5s2, 4d10, 5p6, 6s2, 4f14, 5d10, 6p6, 7s2, 5f14, 6d10, 7p6,
6f14, 7d10, 7f14

PRINCIPIO DE EXCLUSIÓN DE PAULI

El principio de exclusión de Pauli es un principio cuántico enunciado por Wolfgang


Ernst Pauli en 1925 que establece que no puede haber dos fermiones con todos sus
números cuánticos idénticos (esto es, en el mismo estado cuántico de partícula
individual). Hoy en día no tiene el estatus de principio, ya que es derivable de
supuestos más generales (de hecho es una consecuencia del Teorema de la
estadística del spin).

El principio de exclusión de Pauli sólo se aplica a fermiones, esto es, partículas que
forman estados cuánticos antisimétricos y que tienen espín semientero. Son fermiones,
por ejemplo, los protones, los neutrones, y los electrones, los tres tipos de partículas
subatómicas que constituyen la materia ordinaria. El principio de exclusión de Pauli
rige, así pues, muchas de las características distintivas de la materia. En cambio,
partículas como el fotón y el (hipotético) gravitón no obedecen a este principio, ya que
son bosones, esto es, forman estados cuánticos simétricos y tienen espín entero.
Como consecuencia, una multitud de fotones puede estar en un mismo estado cuántico
de partícula, como en los láseres. "Un atomo no existe con los mismos números
cuanticos".

Es sencillo derivar el principio de Pauli, basándonos en el artículo de partículas


idénticas. Los fermiones de la misma especie forman estados totalmente antisimétricas,
lo que para el caso de dos partículas significa que:

(La permutación de una partícula por otra invierte el signo de la función que describe al
sistema). Si las dos partículas ocupan el mismo estado cuántico |ψ>, el estado del
sistema completo es |ψψ>. Entonces,

Así que el estado no puede darse. Esto se puede generalizar al caso de más de dos
partículas.

1.1.11. CONFIGURACIONES ELECTRÓNICAS: REGLA DE HUND.

CONFIGURACIÓN ELECTRÓNICA

La configuración electrónica del átomo de un elemento corresponde a la ubicación de


los electrones en los orbitales de los diferentes niveles de energía. Aunque el modelo
de Scrödinger es exacto sólo para el átomo de hidrógeno, para otros átomos es
aplicable el mismo modelo mediante aproximaciones muy buenas.

La manera de mostrar cómo se distribuyen los electrones en un átomo, es a través de


la configuración electrónica. El orden en el que se van llenando los niveles de energía
es: 1s, 2s, 2p, 3s, 3p, 4s, 3d, 4p. El esquema de llenado de los orbitales atómicos, lo
podemos tener utilizando la regla de la diagonal, para ello debes seguir atentamente la
flecha del esquema comenzando en 1s; siguiendo la flecha podrás ir completando los
orbitales con los electrones en forma correcta.

Escribiendo configuraciones electrónicas

27
Para escribir la configuración electrónica de un átomo es necesario:

 Saber el número de electrones que el átomo tiene; basta conocer el número


atómico (Z) del átomo en la tabla periódica. Recuerda que el número de
electrones en un átomo neutro es igual al número atómico (Z = p+).
 Ubicar los electrones en cada uno de los niveles de energía, comenzando desde
el nivel más cercano al núcleo (n = 1).

 Respetar la capacidad máxima de cada subnivel (s = 2e-, p = 6e-, d = 10e- y f =


14e-).

REGLA DE HUND

La regla de Hund es una regla empírica obtenida por Friedrich Hund en el estudio de
los espectros atómicos que enuncia lo siguiente:

Al llenar orbitales de igual energía (los tres orbitales p, los cinco d, o los siete f) los
electrones se distribuyen, siempre que sea posible, con sus spines paralelos, es decir,
separados. El átomo es más estable (tiene menos energía) cuando tiene electrones
desapareados (spines paralelos) que cuando esos electrones están apareados (spines
opuestos o antiparalelos).

También se denomina así a la regla de máxima multiplicidad de Hund

Cuando varios electrones están descritos por orbitales degenerados, la mayor


estabilidad energética es aquella en donde los espines electrónicos están
desapareados (correlación de espines).

Para entender la regla de Hund, hay que saber que todos los orbitales en una subcapa
deben estar ocupados por lo menos por un electrón antes de que se le asigne un
segundo. Es decir, todos los orbitales deben estar llenos y todos los electrones en
paralelo antes de que un orbital gane un segundo electrón. Y cuando un orbital gana un
segundo electrón, éste deberá estar desapareado del primero (espines opuestos o
antiparalelos). Por ejemplo:

3 electrones en el orbital 2p; px1 py1 pz1 (vs) px2 py1 pz0
(px2 py1 pz0 = px0 py1 pz2 = px1 py0 pz2= px2 py0 pz1=....)

Así, los electrones en un átomo son asignados progresivamente, usando una


configuración ordenada con el fin de asumir las condiciones energéticas más estables.
El principio de Aufbau explica las reglas para llenar orbitales de manera de no violar la
Regla de Hund.

Distribución o llenado electrónico con el Principio de Aufbau o de construcción

Los niveles y subniveles inician cerca del núcleo, donde existe la menor cantidad de
energía, la cual aumenta a medida que aumenta el nivel principal de energía y los
subniveles. Los electrones primero se distribuyen uno a uno ocupando cada uno de los
subniveles, después de llenarse todos los subniveles, si hay un electrón sobrante
entonces éste ocupa el primer subnivel, apareándose con el primer electrón que se
encuentra en dicho subnivel.

28
El llenado de cada uno de los subniveles de energía se hace utilizando el siguiente
diagrama de bloques que 7corresponde
s 7 al
p Principio de Aufbau o Principio de
construcción estructural subatómica.
6s 6p 6d

5s 5p 5d 5f

4s 4p 4d 4f

3s 3p 3d

2s 2p

1s

Principio de construcción subatómica o de Aufbau

La estructura subatómica se construye de acuerdo a la siguiente secuencia de


orbitales, nubes electrónicas o regiones espacio energéticas de manifestación
probabilística electrónica (reempe)

1s2 2s2 2p6 3s2 3p6 4s2 3d10 4p6 5s2 4d10 5p6 6s2 4f14 5d106p6 7s2 5f14 6d10 7p6

1.2. PERIODICIDAD QUIMICA

La tabla o sistema periódico, es el esquema de todos los elementos químicos


dispuestos por orden de número atómico creciente y en una forma que refleja la
estructura de los elementos. Su base es la "Ley Periódica", la cual establece que las
propiedades físicas y químicas de los elementos tienden a repetirse de forma
sistemática conforme aumenta el número atómico. Todos los elementos de un grupo
presentan una gran semejanza y, por lo general, difieren de los elementos de los
demás grupos.

Las etapas previas antes de abordar la clasificación de los elementos en función de sus
pesos atómicos fueron: primero, la comprobación de la teoría atómica de Dalton;
segundo, la aceptación de la hipótesis de Avogadro de que las moléculas de los gases
eran diatómicas y se componen de dos átomos, lo que permitió corregir algunos
valores de los pesos atómicos; tercero, la introducción de los símbolos químicos para
determinar los elementos a partir de la primera o primeras dos letras del nombre en
latín o griego llevada a la práctica por Berzelius en 1813; y, por último, la celebración

29
del primer congreso de Química de Karslruhe, en 1860, donde se discutieron una serie
de cuestiones acerca del concepto de átomo, molécula, radical y equivalente.

Anteriormente hubo intentos de establecer un orden en los elementos conocidos en


función del peso atómico a cargo de Chancourtois con su tornillo telúrico, Döbereiner y
sus tríadas, Newlands con sus grupos y períodos y su ley de las octavas, mejorada por
Odling, que hizo ya una clasificación más próxima a la de Mendeleiev.

El interés se debía esencialmente, a que a mediados del siglo XIX, el número de


elementos era tan grande que los químicos necesitaban imperiosamente encontrar
alguna regla, norma o ley que impusiera orden; en definitiva, clasificar los elementos.

Los avances en metalurgia y en el desarrollo del análisis químico habían permitido


descubrir nuevas "tierras" (nombre en la época de los óxidos) en las minas. Pietsley y
Cavendish habían aislado varias clases de aire, y Lavoiser descompuso el agua.

Los viejos conceptos, como los de los antiguos filósofos griegos e indios, cuya
concepción del mundo, era la de una combinación de los cuatro elementos
fundamentales, el agua, el fuego, el aire y la tierra (esta teoría nunca se vio confirmada
por una comprobación experimental), ya se habían superado durante la Edad Moderna.
A esos cuatro elementos, llamados aristotélicos, opusieron los alquimistas medievales
los tres principios que conformaban la materia: el mercurio, que representaba el
carácter metálico y la volatilidad; el azufre, el símbolo de la combustibilidad; y la sal,
prototipo de la solidez y la solubilidad. Así, se vio que el aire, el agua y la tierra estaban
compuestos por otros elementos más sencillos, y que el fuego no era un elemento sino
un proceso.

En 1661, Robert Boyle, en su obra "El químico escéptico", había roto con las ideas
iniciales de Tales, Anaximandro, Anaxímenes, Heráclito, Empédocles y Aristóteles, que
habían marcado la pauta durante casi dos milenios. Fue el primer científico que
cuestionó abiertamente la tradición alquimista. Rechazó la clasificación griega, por no
ser capaz de explicar las combinaciones químicas, y defendió que el número de
elementos, aunque limitado, tendría que ser muy superior a tres. Definió a los
elementos como cuerpos primitivos y simples no formados por otros cuerpos y que
componen a los otros cuerpos, los compuestos.

En el siglo XVIII, Antoine-Laurent Lavoisier obtuvo pruebas experimentales que


justificaron la adopción del concepto del elemento de Boyle. El químico francés publicó
la que puede considerarse como la primera enumeración de sustancias elementales
basadas en esta definición y que, aunque incluía sustancias como la cal, la alúmina y la
sílice, compuestos estables que la técnica química de la época era incapaz de
descomponer, constituyó un importante punto de partida para posteriores
clasificaciones.

La famosa tabla que Mendeleiev publicaba en 1869 en su libro “Los principios de la


Química” proponía una ordenación de similar aspecto a la que los químicos emplean en
la actualidad. Clasificó los 60 elementos conocidos hasta entonces, predijo la existencia
de otros 10 aún desconocidos, y llegó a pronosticar algunas características de los
elementos aún pendientes de descubrir. Nadie prestó especial atención a su tabla
hasta que empezaron a descubrirse elementos predichos por él. Con la aparición del
espectroscopio se descubrieron el galio, por Lecoq De Boisbandren, el escandio, por
Cleve, y el germanio, por Winkler.

30
Con los años, el sistema de Mendeleiev se fue completando con el descubrimiento de
una columna entera de elementos nuevos -los gases nobles- o la aparición de un grupo
de elementos muy semejantes entre sí por sus características químicas, llamados en
principio tierras raras y que acabaron integrando un grupo aparte, el de los lantánidos,
y más tarde de otro semejante conocido como los actínidos.

El descubrimiento de los rayos X abrió un nuevo campo de estudio. Moseley fotografió


el espectro de rayos X de 12 elementos. Corrigió la Tabla con la introducción del
número atómico, una cantidad que identifica el número de protones del núcleo atómico
y que aumenta de forma regular al pasar de un elemento al siguiente.

El trabajo de Moseley ofrecía un método para determinar exactamente cuántos puestos


vacantes quedaban en la Tabla Periódica. Una vez descubierto, los químicos pasaron a
usar el número atómico, en lugar del peso atómico, como principio básico de
ordenación de la Tabla. El cambio eliminó muchos de los problemas pendientes en la
disposición de los elementos.

La radiactividad entró en acción no sólo con el descubrimiento del polonio y del radio,
que supuso la introducción de un nuevo concepto, el de isótopo, sino también con la
fisión nuclear, que permitió obtener elementos más allá del uranio (transuránidos).

La tabla periódica representa una de las ideas más extraordinarias de la ciencia


moderna, ya que dio un orden a la Química y durante casi 200 años de vida, ha sabido
adaptarse y madurar sin apenas variaciones.
La periodicidad se describe como una propiedad de los elementos químicos. Indica que
lo elementos que pertenecen a un mismo grupo o familia de la tabla periódica tienen
propiedades muy similares.

Considerando que la Tabla Periódica esta ordenada de acuerdo a su número atómico


(Cantidad de Protones) ascendente, las propiedades se repiten cada 18avo. Elemento.

Por ejemplo:

La columna más a la derecha de la T.P. es la de los gases raros, nobles o inertes, su


característica principal es que NO REACCIONAN de manera natural con ningún otro
elemento o compuesto (POR ESO SE LES LLAMA INERTES), si te fijas su número
atómico va de 18 en 18.

Al Helio le corresponde el 2. Como ese renglón solo tiene ocho elementos, pues 2 + 8
nos dan 10 que es número atómico del
Siguiente elemento o sea el Neón. Sumamos otros 8 y nos da el del Argón, pero de allí
en adelante, los siguientes renglones, van de 18 en 18.
Cada Columna o familia, tiene propiedades PERIÓDICAS similares.

1.2.1. DESARROLLO DE LA TABLA PERIODICA MODERNA.

La tabla periódica de los elementos es la ordenación que, atendiendo a diversos


criterios, distribuye los distintos elementos químicos conforme a ciertas características.

Suele atribuirse la tabla a Dimitri Mendeleiev, quien ordenó los elementos basándose
en la variación computacional de las propiedades químicas, si bien Julius Lothar Meyer,
trabajando por separado, llevó a cabo una ordenación a partir de las propiedades
físicas de los átomos.

31
ORÍGENES

Aunque algunos elementos como el oro, plata, estaño, cobre, plomo y Mercurio ya eran
conocidos desde la antigüedad, el primer descubrimiento científico de un elemento
ocurrió en 1669 cuando el alquimista Henning Brand descubrió el Fósforo.

El descubrimiento de la mayor parte de los elementos se llevó a cabo durante el siglo


XIX; en 1830 ya se conocían 55 elementos. Un requisito previo necesario a la
construcción de la tabla periódica era el descubrimiento de un número suficiente de
elementos individuales, que hiciera posible encontrar alguna pauta en comportamiento
químico y sus propiedades. Durante los siguientes 2 siglos, se fue adquiriendo un gran
conocimiento sobre estas propiedades, así como descubriendo muchos nuevos
elementos.

El concepto actual de elemento químico según la idea expresada por Robert Boyle en
su famosa obra "The Sceptical Chymist", "ciertos cuerpos primitivos y simples que no
están formados por otros cuerpos, ni unos de otros, y que son los ingredientes de que
se componen inmediatamente y en que se resuelven en último término todos los
cuerpos perfectamente mixtos", desarrollado posteriormente por Lavoisier en su obra
"Tratado elemental de Química", condujo a diferenciar en primer lugar qué sustancias
de las conocidas hasta ese momento eran elementos químicos, cuáles eran sus
propiedades y cómo aislarlos.

El descubrimiento de un gran número de nuevos elementos, así como el estudio de sus


propiedades, pusieron de manifiesto algunas semejanzas entre ellos, lo que aumentó el
interés de los químicos por buscar algún tipo de clasificación.

TRIADAS DE DÖBEREINER

Uno de los primeros intentos para agrupar los elementos de propiedades análogas se
debe al químico alemán Johann Wolfgang Döbereiner(1780-1849) quien en 1817 puso
de manifiesto el notable parecido que existía entre las propiedades de ciertos grupos
de tres elementos, con una variación gradual del primero al último. Posteriormente
(1827) señaló la existencia de otros Triadas de Döbereiner
grupos de tres elementos en los que
se daba la misma relación (cloro, Litio LiCl CaCl2 H2S
Calcio Azufre
bromo y yodo; azufre, selenio y LiOH CaSO4 SO2
teluro; litio, sodio y potasio). NaCl SrCl2 H Se
Sodio Estroncio Selenio 2
NaOH SrSO4 SeO2
A estos grupos de tres elementos se KCl BaCl2 H2Te
les denominó triadas y hacia 1850 ya Potasio KOH Bario BaSO4
Teluro
TeO2
se habían encontrado unas 20, lo que
indicaba una cierta regularidad entre los elementos químicos.

Döbereiner intentó relacionar las propiedades químicas de estos elementos (y de sus


compuestos) con los pesos atómicos, observando una gran analogía entre ellos, y una
variación gradual del primero al último.

En su clasificación de las triadas (agrupación de tres elementos) Döbereiner explicaba


que el peso atómico promedio de los pesos de los elementos extremos, es parecido al
peso atómico del elemento de en medio. Por ejemplo, para la triada Cloro, Bromo, Yodo
los pesos atómicos son respectivamente 36, 80 y 127; si sumamos 36 + 127 y
dividimos entre dos, obtenemos 81, que es aproximadamente 80 y si le damos un

32
vistazo a nuestra tabla periódica el elemento con el peso atómico aproximado a 80 es
el bromo lo cual hace que concuerde un aparente ordenamiento de triadas.

VIS TELLURIQUE (espiral telúrica) DE CHANCOURTOIS

En 1864, Chancourtois construyó una hélice de papel, en la que se estaban ordenados


por pesos atómicos los elementos conocidos, arrollada sobre un cilindro vertical. Se
encontraba que los puntos correspondientes estaban separados unas 16 unidades. Los
elementos similares estaban prácticamente sobre la misma generatriz, lo que indicaba
una cierta periodicidad, pero su diagrama pareció muy complicado y recibió poca
atención.

LEY DE LAS OCTAVAS DE NEWLANDS

En 1864, el químico inglés John Alexander Reina Newlands comunicó al Real Colegio
de Química su observación de que al ordenar los elementos en orden creciente de sus
pesos atómicos (prescindiendo del Ley de las octavas de Newlands
hidrógeno), el octavo elemento a 1 2 3 4 5 6 7
partir de cualquier otro tenía unas
propiedades muy similares al Li Be B C N O F
primero. En esta época, los llamados 6,9 9,0 10,8 12,0 14,0 16,0 19,0
gases nobles no habían sido aún
descubiertos. Na Mg Al Si P S Cl
23,0 24,3 27,0 28,1 31,0 32,1 35,5
Esta ley mostraba una cierta
ordenación de los elementos en K Ca
familias (grupos), con propiedades 39,0 40,0
muy parecidas entre sí y en Periodos, formados por ocho elementos cuyas propiedades
iban variando progresivamente.

El nombre de octavas se basa en la intención de Newlands de relacionar estas


propiedades con la que existe en la escala de las notas musicales, por lo que dio a su
descubrimiento el nombre de ley de las octavas.

Como a partir del calcio dejaba de cumplirse esta regla, esta ordenación no fue
apreciada por la comunidad científica que lo menospreció y ridiculizó, hasta que 23
años más tarde fue reconocido por la Royal Society, que concedió a Newlands su más
alta condecoración, la medalla Davy.

TABLA PERIÓDICA DE MENDELEIEV

La ley química que afirma que las propiedades de todos los elementos son funciones
periódicas de sus masas atómicas fue desarrollada independientemente por dos
químicos: por el ruso Dimitri Mendeléiev y el alemán Julius Lothar Meyer.

En 1869, Mendeleiev se propuso hallar una "ley de la naturaleza", válida para toda
clasificación sistemática de los elementos. Clasificó todos los elementos conocidos en
su época en orden creciente de sus pesos atómicos, estableciendo una relación entre
ellos y sus propiedades químicas.

En su clasificación, Mendeleiev no consideró el hidrogeno porque sus propiedades no


coincidían con las de otros elementos. Tampoco figuran en ella los gases nobles,
porque no habían sido descubiertos aun. La ley periódica de Mendeleiev puede ser
enunciada del siguiente modo:
33
"Las propiedades químicas y la mayoría de las propiedades físicas de los elementos
son función periódica de sus pesos atómicos".

Independientemente, en 1870, el alemán Lothar Meyer propuso una clasificación de los


elementos relacionando los pesos atómicos con las propiedades físicas, tales como el
punto de fusión, de ebullición, etc.

La clave del éxito de los esfuerzos de Mendeléiev y Meyer fue comprender que los
intentos anteriores habían fallado porque todavía quedaba un cierto número de
elementos por descubrir, y había que dejar los huecos para esos elementos en la tabla.
Por ejemplo, aunque no existía ningún elemento conocido hasta entonces con una
masa atómica entre la del calcio y la del titanio, Mendeléiev le dejó un sitio vacante en
su sistema periódico. Este lugar fue asignado más tarde al elemento escandio,
descubierto en 1879, que tiene unas propiedades que justifican su posición en esa
secuencia. El descubrimiento del escandio sólo fue parte de una serie de verificaciones
de las predicciones basadas en la ley periódica, y la validación del sistema periódico
aceleró el desarrollo de la química inorgánica.

El sistema periódico ha experimentado dos avances principales desde su formulación


original por parte de Mendeléiev y Meyer. La primera revisión extendió el sistema para
incluir toda una nueva familia de elementos cuya existencia era completamente
insospechada en el siglo XIX. Este grupo comprendía los tres primeros elementos de
los gases nobles o inertes, argón, helio y neón, descubiertos en la atmósfera entre
1894 y 1898 por el físico británico John William Strutt y el químico británico William
Ramsay. El segundo avance fue la interpretación de la causa de la periodicidad de los
elementos en términos de la teoría de Bohr (1913) sobre la estructura electrónica del
átomo.

TEORÍA DE LA CAPA ELECTRÓNICA

En la clasificación periódica, los gases nobles, que no son reactivos en la mayoría de


los casos (valencia = 0), están interpuestos entre un grupo de metales altamente
reactivos que forman compuestos con valencia +1 y un grupo de no metales también
muy reactivos que forman compuestos con valencia -1. Este fenómeno condujo a la
teoría de que la periodicidad de las propiedades resulta de la disposición de los
electrones en capas alrededor del núcleo atómico. Según la misma teoría, los gases
nobles son por lo general inertes porque sus capas electrónicas están completas; por lo
tanto, otros elementos deben tener algunas capas que están sólo parcialmente
ocupadas, y sus reactividades químicas están relacionadas con los electrones de esas
capas incompletas. Por ejemplo, todos los elementos que ocupan una posición en el
sistema inmediatamente anterior a un gas inerte, tienen un electrón menos del número
necesario para completar las capas y presentan una valencia -1 y tienden a ganar un
electrón en las reacciones.

Los elementos que siguen a los gases inertes en la tabla tienen un electrón en la última
capa, y pueden perderlo en las reacciones, presentando por tanto una valencia + 1.

Un análisis del sistema periódico, basado en esta teoría, indica que la primera capa de
electrones puede contener un máximo de 2 electrones, la segunda un máximo de 8, la
tercera de 18, y así sucesivamente. El número total de elementos de cualquier periodo
corresponde al número de electrones necesarios para conseguir una configuración
estable. La diferencia entre los subgrupos A y B de un grupo dado también se puede
34
explicar sobre la base de la teoría de la capa de electrones. Ambos subgrupos son
igualmente incompletos en la capa exterior, pero difieren entre ellos en las estructuras
de las capas subyacentes. Este modelo del átomo proporciona una buena explicación
de los enlaces químicos.

TEORÍA CUÁNTICA

El desarrollo de la teoría cuántica y su aplicación a la estructura atómica, enunciada por


el físico danés Niels Bohr y otros científicos, ha aportado una explicación fácil a la
mayoría de las características detalladas del sistema periódico. Cada electrón se
caracteriza por cuatro números cuánticos que designan su movimiento orbital en el
espacio. Por medio de las reglas de selección que gobiernan esos números cuánticos,
y del principio de exclusión de Wolfgang Pauli, que establece que dos electrones del
mismo átomo no pueden tener los mismos números cuánticos, los físicos pueden
determinar teóricamente el número máximo de electrones necesario para completar
cada capa, confirmando las conclusiones que se infieren del sistema periódico.

Posteriores desarrollos de la teoría cuántica revelaron por qué algunos elementos sólo
tienen una capa incompleta (en concreto la capa exterior, o de valencia), mientras que
otros también tienen incompletas las capas subyacentes. En esta última categoría se
encuentra el grupo de elementos conocido como lantánidos, que son tan similares en
sus propiedades que Mendeléiev llegó a asignarle a los 14 elementos un único lugar en
su sistema.

TIPOS DE TABLA

Cada autor siente la tentación de dibujar una tabla donde, según él, se manejan mejor
los conceptos de periodicidad química. Las tablas más importantes son las que
comúnmente se conocen como: “Tabla corta”, “Tabla larga” y “Tabla larga extendida”.

Tabla corta Derivación directa de la propuesta original de Mendeleiev-Meyer; se le


fueron introduciendo modificaciones a medida que se avanzaba en el tiempo y en el
conocimiento; ya se advierte la presencia de un grupo vertical más; el grupo gases
nobles, desconocidos por Mendeleiev. El uso de este tipo de tabla corta ha
desaparecido en la actualidad.

Tabla larga Modificación muy útil, que también suele ser conocida como tabla de Both.
Se construye de tal forma que refleja la teoría de Both sobre la distribución electrónica.
En las verticales se encuentran los elementos cuya distribución electrónica final es
coincidente, en esencia la tabla larga deriva de la original de Mendeleiev, extendiendo
los períodos largos (cuarto, quinto y sexto) y cortando en dos los períodos cortos para
acomodar en el medio a las series de los elementos de transición. Así se generan
períodos largos pero solos a partir del cuarto período.

Tabla larga extendida Representación moderna, con el inconveniente de que los


gráficos se hacen muy extensos, la misma sigue al recorrerla por número atómico
creciente el llenado de órbitas propuesto por Both; posee 32 columnas y el primer
periodo tiene 2 elementos, el segundo y tercero tienen 8, el cuarto y quinto tienen 18
elementos, el sexto período 32 elementos y el séptimo hasta el momento se agota con
106 elementos.

En el sistema periódico largo, cada periodo corresponde a la formación de una nueva


capa de electrones. Los elementos alineados tienen estructuras electrónicas
estrictamente análogas. El principio y el final de un periodo largo representan la adición
35
de electrones en una capa de valencia; en la parte central aumenta el número de
electrones de una capa subyacente.

NUEVAS VERSIONES ALTERNATIVAS A LA TRADICIONAL

En los últimos años han aparecido versiones alternativas a la Tabla Periódica. Hay que
destacar la del profesor Dufour del Colegio Ahuntsic de Montreal, que ha desarrollado
un sistema periódico tridimensional que pone de manifiesto la simetría fundamental de
los elementos. Otras alternativas son las de William B. Jensen, de la Universidad de
Cincinnati, con forma piramidal y la del ruso Agafoshin, en espiral, pero el que
actualmente está ganando popularidad es el sistema de clasificación, que ha sido
adoptado por la Unión Internacional de Química Pura y Aplicada (IUPAC). Este nuevo
sistema enumera los grupos consecutivamente del 1 al 18 a través del sistema
periódico.

También se han propuesto sistemas periódicos que se refieren a moléculas como la de


Ray Hefferlin, de la Universidad Adventista del Sur en Collegedale, para moléculas
diatómicas, y la de Jerry R. Dias, de la Universidad de Missouri en Kansas City, para
hidrocarburos aromáticos derivados del benceno. El sistema de clasificación de Dias es
análogo a las tríadas de Döbereiner: el número de átomos de carbono e hidrógeno de
la molécula en el centro de una tríada es el promedio del que caracteriza a las
moléculas que la flanquean, lo mismo en sentido vertical que horizontal.

LA GUERRA DE LOS NOMBRES

La elección de nombres para los elementos ha tenido orígenes variopintos y no ha


estado exenta de polémica. El latín y el griego fue origen de muchos de ellos. Así, el
hidrógeno proviene de hidro y genes que significa "generador de agua", y el flúor de
fluere que significa fluir.

La mitología, la geografía y los nombres propios, principalmente, también han servido


para este fin. Algunos ejemplos son el vanadio, de la diosa escandinava Vanadis; el
polonio, de Polonia, país de origen de Marie Curie, su descubridora; y el nobelio, en
honor a Alfred Nobel.

Durante la Guerra Fría tuvo lugar una fuerte controversia entre laboratorios de EE.UU.
y de la URSS por denominar a los nuevos elementos en donde estaba en juego el
prestigio de sus respectivos laboratorios y científicos. Esta situación se complicó con la
aparición en escena, en 1981, de los alemanes del Laboratorio de Damrmstadt, que
anunciaron el descubrimiento de seis nuevos elementos, del 102 al 107.

A pesar de que la discusión se recrudecía, la polémica fue concluida por la IUPAC, con
la denominación de los elementos 104 a 109. Repartieron el nombre entre científicos y
laboratorios de todo el mundo: el 105, dubnio en honor al laboratorio ruso Dubna; el
bohrio, 107, al Premio Nobel danés Bohr; y el meitnerio, 109, a la física austriaca
Meitner.

Aunque la IUPAC decidió en 1994 una norma que impide utilizar el nombre de
personas vivas para un nuevo elemento, los equipos de los laboratorios americanos,
que habían realizado el descubrimiento y confirmación del 106, consiguieron retrasar
su aplicación para poner a este elemento seaborgio, en honor de Seaborg, premio
Nobel americano muerto recientemente.

36
A partir del 110, la situación es más simple, clara y concisa. El nombre se forma a partir
de su número atómico y simplemente se reemplaza cada dígito por la expresión de la
siguiente tabla y se termina con el sufijo “ium”; 0 nil, 1 un, 2 bi, 3 tri, 4 quad, 5 pent, 6
hex, 7 sept, 8 oct, 9 enn.

LOS NUEVOS ELEMENTOS

Rusos, alemanes y americanos compiten por extender la Tabla Periódica de los


Elementos. Los dos últimos elementos, el 116 y el 118, se obtuvieron el año pasado en
experimentos realizados en el Laboratorio Lawrence Berkeley y las Universidades de
California y del estado de Oregon. Los experimentos consistían en acelerar un haz de
iones de kriptón y hacerlos colisionar con un blanco de plomo. Después de 11 días de
trabajo, sólo se identificaron tres núcleos del 118, elemento que, en menos de un
milisegundo, se desintegra en el 116.

Con unas vidas tan cortas, estos nuevos elementos tienen, por ahora, escaso interés
salvo para los físicos nucleares, ya que el estudio del comportamiento de estos átomos
superpesados puede ayudarles a entender los problemas de la estabilidad nuclear.
Más allá de este uso y de la natural tentación de ir más allá en la ciencia, la búsqueda
de nuevos elementos tiene también una meta tentadora. Se piensa que, a pesar de la
inestabilidad de los últimos elementos, quizás los siguientes resulten ser muy estables.
Se habla de una isla de estabilidad que debe iniciarse con el elemento 114 y, quizá, con
algún isótopo del 113.

El objetivo es que la estabilidad sea tal como para poder fabricar nuevos materiales,
algo que parece muy lejano si pensamos que las decenas de millones de átomos
fabricados del elemento 105, uno de los mejor conocidos del final de la tabla, apenas
pesan mil millonésimas de microgramo.

GRUPOS

A las columnas verticales de la Tabla Periódica se les conoce como grupos. Todos los
elementos que pertenecen a un grupo tienen la misma valencia, y por ello, tienen
características o propiedades similares entre si. Por ejemplo los elementos en el grupo
IA tienen valencia de 1 (un electrón su último nivel de energía) y todos tienden a perder
ese electrón al enlazarse como iones positivos de +1. Los elementos en el último grupo
de la derecha son los Gases Nobles, los cuales tienen su último nivel de energía lleno
(regla del octeto) y por ello son todos extremadamente no-reactivos.

Los grupos de la Tabla Periódica, numerados de izquierda a derecha son:

Grupo 1 (IA): los metales alcalinos


Grupo 2 (IIA): los metales alcalinotérreos
Grupo 3 al Grupo 12: los metales de transición , metales nobles y metales
mansos
Grupo 13 (IIIA): Térreos
Grupo 14 (IVA): carbonoideos
Grupo 15 (VA): nitrogenoideos
Grupo 16 (VIA): los calcógenos o anfígenos
Grupo 17 (VIIA): los halógenos
Grupo 18 (Grupo VIII): los gases nobles

37
PERÍODOS

Artículo principal: Períodos de la tabla periódica

Las filas horizontales de la Tabla Periódica son llamadas Períodos. Contrario a como
ocurre en el caso de los grupos de la tabla periódica, los elementos que componen una
misma fila tienen propiedades diferentes pero masas similares: todos los elementos de
un período tienen el mismo número de orbitales. Siguiendo esa norma, cada elemento
se coloca de acuerdo a su configuración electrónica. El primer período solo tiene dos
miembros: hidrógeno y helio, ambos tienen solo el orbital 1s.

APLICACIONES

La agrupación de los elementos en la tabla periódica hace que resalten sus


propiedades y características. Por ejemplo, al ganar electrones los elementos
aumentan en electronegatividad y lo hacen los elementos que están a la derecha y
hacia arriba de la tabla periódica. Así, flúor es el elemento más electronegativo de la
tabla periódica. La reactividad de los elementos aumenta al aumentar los períodos,
haciendo que helio sea el elemento más inerte de la tabla periódica.

Las diferencias en energía de ionización también se pueden visualizar en la tabla


periódica, aumentando con incrementos en el número atómico de los elementos. Así,
los elementos del grupo 1 tienen la energía de ionización más baja y los gases nobles,
la más alta.

Los elementos del grupo 1 son los más metálicos de la tabla periódica disminuyendo
esta propiedad al aumentar el grupo hacia la derecha de la tabla.

1.2.2. CLASIFICACIÓN PERIÓDICA DE LOS ELEMENTOS.

A medida que aumentaba el número de elementos químicos que iban siendo


descubiertos, surgió la necesidad de ordenarlos de alguna forma. La historia de esta
clasificación y ordenación es compleja y extensa en el tiempo, fueron el ruso
Mendeleiev (1834-1907) y el alemán Lotar Meyer (1830-1895) quienes la descubrieron
de forma independiente y casi simultáneamente. Dicha clasificación estaba tan bien
hecha que era casi igual a la que utilizamos en la actualidad. La clasificación está
basada en la ley periódica: si se ordenan los elementos por orden creciente de masa
atómica se observa que se repiten periódicamente ciertas propiedades.

Si los elementos, ordenados por masas atómicas, los colocamos en una tabla, se
obtiene el Sistema Periódico. Los elementos están colocados en filas horizontales y
columnas verticales.

El trabajo de Mendeleiev es importante porque se atrevió a dejar huecos en la tabla, de


modo que 105 elementos que pertenecían a la misma columna tuvieran propiedades
semejantes. De ese modo predijo las propiedades de los elementos que faltaban, estos
fueron descubiertos más tarde, coincidiendo sus propiedades, con las previstas; fue
una verificación de la ley periódica.

Las columnas de la tabla se denominan grupos, y las filas períodos. El Sistema


Periódico actual presenta 18 grupos o columnas: 7 designados por un número y la letra
A y 8 por la letra B y los gases nobles, los del grupo A se llaman elementos
representativos y los de los grupos B elementos de transición. También presenta 7 filas

38
o períodos. Además de estos, hay otros dos períodos de 14 elementos llamados de
transición interna, estos son los Lantánidos o tierras raras y los Actínidos.

Los elementos de un mismo grupo tienen propiedades químicas similares y los


elementos de un mismo periodo tienen propiedades que van cambiando gradualmente.
A grandes rasgos, los elementos químicos los podemos clasificar en metales y no
metales. Los metales ocupan la parte izquierda y central y los no metales la parte
derecha, hay una línea escalonada y algo gruesa que los separa, los elementos que
hay junto a esa línea presentan algunas propiedades metálicas y otras más parecidas a
las de los no metales, por lo que se denominan semimetales.

1.2.3. PROPIEDADES ATÓMICAS Y VARIACIONES PERIÓDICAS: CARGA


NUCLEAR EFECTIVA, RADIO ATÓMICO, RADIO IÓNICO, ENERGÍA DE
IONIZACIÓN, AFINIDAD ELECTRÓNICA, ELECTRONEGATIVIDAD.

LA TEORÍA ATÓMICA DE DALTON.


John Dalton (1766-1844). Químico y físico británico. Creó una importante teoría
atómica de la materia. En 1803 formuló la ley que lleva su nombre y que resume las
leyes cuantitativas de la química (ley de la conservación de la masa, realizada por
Lavoisier; ley de las proporciones definidas, realizada por Louis Proust; ley de las
proporciones múltiples, realizada por él mismo). Su teoría se puede resumir en:
1.- Los elementos químicos están formados por partículas muy pequeñas e indivisibles
llamadas átomos.
2.- Todos los átomos de un elemento químico dado son idénticos en su masa y demás
propiedades.
3.- Los átomos de diferentes elementos químicos son distintos, en particular sus masas
son diferentes.
4.- Los átomos son indestructibles y retienen su identidad en los cambios químicos.
5.- Los compuestos se forman cuando átomos de diferentes elementos se combinan
entre sí, en una relación de números enteros sencilla, formando entidades definidas
(hoy llamadas moléculas).
EL MODELO ATÓMICO DE THOMSOM.
Thomson, sir Joseph john (1856-1940). Físico británico. Según el modelo de Thomson
el átomo consistía en una esfera uniforme de materia cargada positivamente en la que
se hallaban incrustados los electrones de un modo parecido a como lo están las
semillas en una sandía. Este sencillo modelo explicaba el hecho de que la materia
fuese eléctricamente neutra, pues en los átomos de Thomson la carga positiva era
neutralizada por la negativa. Además los electrones podrían ser arrancados de la
esfera si la energía en juego era suficientemente importante como sucedía en los tubos
de descarga.
J. J. Thomson demostró en 1897 que estos rayos se desviaban también en un campo
eléctrico y eran atraídos por el polo positivo, lo que probaba que eran cargas eléctricas
negativas. Calculó también la relación entre la carga y la masa de estas partículas.
Para este cálculo realizó un experimento: hizo pasar un haz de rayos catódicos por un
campo eléctrico y uno magnético.
Cada uno de estos campos, actuando aisladamente, desviaba el haz de rayos en
sentidos opuestos. Si se dejaba fijo el campo eléctrico, el campo magnético podía
variarse hasta conseguir que el haz de rayos siguiera la trayectoria horizontal original ;
39
en este momento las fuerzas eléctricas y magnéticas eran iguales y, por ser de sentido
contrario se anulaban.
El segundo paso consistía en eliminar el campo magnético y medir la desviación sufrida
por el haz debido al campo eléctrico. Resulta que los rayos catódicos tienen una
relación carga a masa más de 1.000 veces superior a la de cualquier ion.
Esta constatación llevó a Thomson a suponer que las partículas que forman los rayos
catódicos no eran átomos cargados sino fragmentos de átomos, es decir, partículas
subatómicas a las que llamó electrones.
Las placas se colocan dentro de un tubo de vidrio cerrado, al que se le extrae el aire, y
se introduce un gas a presión reducida.
PROPIEDADES DEL ÁTOMO.
Atendiendo a las características estructurales del átomo las propiedades de este
varían. Así por ejemplo los átomos de que tienen el mismo número de electrones de
valencia que poseen distintos números atómicos poseen características similares.
Los átomos están formados por un núcleo que posee una serie de partículas
subatómicas. Alrededor del núcleo se hallan en diferentes órbitas los electrones.
Las partículas subatómicas de las que se compone el núcleo son los protones y los
neutrones. Los átomos son eléctricamente neutros. Luego, si contienen electrones,
cargados negativamente, deben contener también otras partículas con carga positiva
que corresponden a la carga de aquellos. Estas partículas estables con signo positivo
se las llamó protón. Su masa es igual a 1,6710-27 kg.
Con estas dos partículas, se intentó construir todos los átomos conocidos, pero no
pudo ser así porque faltaba unas de las partículas elementales del núcleo que fue
descubierto por J. Chadwick en 1932 y que se llamó neutrón. Esta partícula era de
carga nula y su masa es ligerísimamente superior a la del protón (1,6748210-27kg.).
Situados en órbitas alrededor del núcleo se hallan los electrones, partículas estables de
carga eléctrica negativa y con una masa igual a 9,1110-31kg. El modelo de Bohr
explica el espectro del átomo de hidrógeno, pero no los de átomos mayores. Para
explicar estos y otros fenómenos ha surgido la mecánica cuántica. Aquí como en el
modelo de Bohr, un electrón atómico sólo puede ocupar determinados niveles de
energía. Ahora bien cada nivel de energía posee uno o más subniveles de energía.
El primer nivel de energía principal, n =1, posee un subnivel; el segundo posee dos, el
tercero tres y así sucesivamente.
En el modelo de Bohr, los electrones giran en torno al núcleo siguiendo órbitas
circulares, pero hoy sabemos que un electrón en un subnivel de energía dado se
mueve aunque la mayor parte del tiempo se encuentra en una región del espacio más
o menos definida, llamada orbital.
Los orbitales se nombran igual que su subnivel de energía correspondiente.
La energía radiante, o radiación electromagnética, que el Sol llega a la Tierra a través
del espacio, en forma de ondas. El resultado de la separación de los componentes de
distinta longitud de onda de la luz o de otra radiación forman el espectro
electromagnético.
Las radiaciones electromagnéticas se dividen en distintos tipos (rayos gamma, rayos X,
ultravioleta, etc. según el valor de lo que se denomina "longitud de onda", que es la
distancia entre dos crestas consecutivas de la onda.
Cuando un haz de luz formado por rayos de distinta frecuencia atraviesa un prisma
óptico, se dispersan en las diferentes radiaciones que se recogen en una pantalla en
40
forma de espectro. El espectro puede ser estudiado en laboratorios gracias al
espectrógrafo, un aparato que consta fundamentalmente de una rendija por la que
entra el haz de luz, una lente, un prisma de dispersión y una placa fotográfica, estos se
empezaron a utilizar a partir de 1859.
Los espectros pueden ser continuos o discontinuos. Los espectros continuos son los
que abarca toda la frecuencia de las radiaciones que tienen pasando de una a otra
gradualmente, sin saltos. La luz blanca tiene un espectro continuo, formado por siete
colores (rojo, anaranjado, amarillo, verde, azul, añil y el violeta) y cada uno de ellos
corresponde a radiaciones de una frecuencia determinada; cuando termina un color
empieza otro, sin que, entre ellos, hayan ninguna zona oscura. En cambio, los
elementos gaseosos de un tubo de descarga emite una luz que posee un espectro
discontinuo, es decir, sólo contiene determinadas radiaciones, que aparecen en forma
de rayas entre las cuales hay una zona oscura.
Cuando se descubrieron los rayos X y se observó la fluorescencia que estos rayos
producían en las paredes del tubo de vidrio, Becquerel se dedicó a investigar si la
fluorescencia iba acompañada siempre de radiaciones. Obtuvo los primeros resultados
en 1896 al comprobar que el sulfato de uranilo y potasio emitían unas radiaciones que
impresionaban las placas fotográficas, atravesaban cuerpos opacos e ionizaban. El
aire. La emisión de estas radiaciones no implicaba que el cuerpo estuviera expuesto a
la luz, pues también se producían en la oscuridad.
Además los espectros también pueden ser el espectro de masas (el que resulta de la
separación de un elemento químico en sus distintos isótopos.
El espectro de la luz blanca está constituido por una sucesión de colores (colores del
espectro), cada uno de los cuales corresponde a una longitud de onda bien precisa.
Un espectro puede ser: de emisión, cuando se obtiene a partir de la radiación
directamente emitida por un cuerpo; de absorción, cuando es el resultante del paso de
la radiación a través de un determinado absorbente.
Se distingue también entre: discretos, o de rayas, constituidos por una serie de líneas
aisladas; continuos, que contienen todas las longitudes de onda entre dos límites, y de
bandas, constituidos por una serie de zonas continuas separadas por espacios
oscuros.
Los átomos producen espectros de líneas, las moléculas de bandas y los sólidos y
líquidos espectros continuos.

PERIODICIDAD Y PROPIEDADES PERIÓDICAS

Los elementos se encuentran ordenados en una tabla periódica en orden ascendente


del número atómico tomando en cuenta la ley periódica que dice que cada cierto
número de elementos las propiedades periódicas se repiten . Los elementos se
ordenan en periodos, en forma horizontal, y en grupos en forma vertical. Los elementos
de un mismo grupo poseen propiedades químicas y físicas similares. Esto se debe a
que tienen la misma estructura electrónica terminal.

Por ejemplo la configuración electrónica de los elementos del grupo I termina en ns1, la
del grupo VI en ns2 np4 .

Los elementos se dividen en tres grandes grupos que son : Representativos, transición
y tierras raras. Esta clasificación depende de la posición del electrón diferenciante de
cada elemento. Los elementos representativos poseen su electrón diferenciante en los
subniveles s y p, los de transición en d y las tierras raras en f

41
Existen grupos de tres elementos que repiten sus propiedades en forma horizontal.
Estos elementos se denominan triadas y son elementos de transición. Las triadas son
Fe,Co y Ni ;

Ru, Rh y Pd; Os ,Ir y Pt.

Además los elementos se clasifican como metales y no-metales. Esta clasificación se


denota en la tabla periódica con una línea punteada. Los metales son todos elementos
sólidos con excepción del mercurio que es líquido. Los no-metales existen en los tres
estados de agregación siendo el bromo un líquido. Los elementos a ambos lados de la
línea punteada se denominan metaloides ya que poseen propiedades de metales y no-
metales, como por ejemplo el Al , Si, Ge y As.

PROPIEDADES PERIÓDICAS

Son propiedades químicas de los elementos que dependen fundamentalmente de la


carga nuclear efectiva ( Zefect.). La carga nuclear efectiva es la fuerza con la que el
núcleo atrae a los electrones externos. La carga nuclear efectiva depende de la carga
nuclear ( Z ) y el efecto de pantalla ( ).

La carga nuclear es igual al número atómico o sea al número de protones en el núcleo


del átomo del elemento. El efecto de pantalla depende de los electrones ,de tal forma
que a mayor número de electrones mayor es el efecto de pantalla.

La forma de calcular la carga nuclear efectiva es utilizando la siguiente fórmula:

Z efect.= Z-

Para poder explicar cómo varían las propiedades periódicas de los elementos es
importante saber cómo varía la carga nuclear efectiva. Para ello los elementos se
estudian en periodos y en grupos separadamente.

Analicemos qué sucede con la carga nuclear efectiva en elementos que pertenecen a
un mismo periodo. Para ello utilizaremos al Li y al Ne elementos del segundo periodo

Li Ne variación
Carga nuclear (Z) 3 10 7
Efecto de pantalla() 1,72 4,24 2,52

Como se puede observar la variación de la carga nuclear es más del doble que la del
efecto de pantalla. Por eso decimos que para analizar la carga nuclear efectiva en
elementos que pertenecen a un mismo periodo se desprecia la variación del efecto de
pantalla y le damos importancia a la variación de la carga nuclear. De tal forma que al
aumentar la carga nuclear aumenta también la carga nuclear efectiva.

Analicemos ahora lo que sucede con elementos de un mismo grupo. Para ello
utilizaremos al He y al Ba elementos del grupo II.

He Ba variación
Carga nuclear (Z) 2 56 54
Efecto de pantalla() 0,31 48,42 48,11

42
En este caso podemos observar que la variación de la carga nuclear y el efecto de
pantalla son similares, de tal forma que los valores de la carga nuclear efectiva de los
elementos de un mismo grupo no aumentan significativamente. Por esta razón
despreciamos los valores de carga nuclear efectiva y le damos importancia a la
variación del efecto de pantalla. O sea la variación de las propiedades periódicas de
elementos de un mismo grupo la explicamos con la variación del efecto de pantalla.

ESPECIES ISOELECTRÓNICAS

Las especies isoelectrónicas son aquellas que poseen el mismo número de electrones
y por lo tanto el mismo efecto de pantalla.

La carga nuclear efectiva de estas especies depende sólo de la carga nuclear, ya todas
poseen el mismo efecto de pantalla .Por lo tanto a mayor carga nuclear mayor es la
carga nuclear efectiva .

Por lo ejemplo un orden de carga nuclear efectiva entre especies isoelectrónicas es:

Ca2+> K1+ > Ar > Cl1- > S2-

Mayor menor

RADIO ATÓMICO

Se define como radio atómico la mitad de la distancia entre dos núcleos de átomos
iguales cuando se encuentran uno al lado del otro ( estado sólido)

Elementos de un mismo periodo:

Como se mencionó anteriormente en elementos que se encuentran en mismo periodo


el radio atómico depende de la carga nuclear efectiva. Esta depende principalmente de
la carga nuclear ya que la variación del efecto de pantalla se desprecia. Si la carga
nuclear aumenta la carga nuclear efectiva aumenta también y por lo tanto el radio
disminuye ya que aumenta la atracción del núcleo sobre los electrones externos.

Así el radio atómico del 37Rb es mayor que el del 52Te.

Elementos de un mismo grupo:

Antes se mencionó que si los elementos pertenecen a un mismo grupo la variación de


la carga nuclear efectiva se desprecia ya que la carga nuclear y el efecto de pantalla
aumentan en forma similar y entonces le damos importancia al efecto de pantalla. Al
aumentar el efecto de pantalla, en elementos de un mismo grupo, el radio también
aumenta , ya que los electrones externos se ubican en niveles más externos de energía
o sea más alejados del núcleo.

Así el radio atómico del 83Bi es mayor que el del 6C.

RADIO IÓNICO

Para explicar el radio iónico es necesario comparar el ión con el elemento neutro.

Radio del catión :

43
Un catión se produce cuando el átomo pierde electrones. Aquí necesitamos analizar
que sucede con la carga nuclear efectiva del catión con respecto de la del átomo
neutro. El catión posee la misma carga nuclear que el átomo neutro sin embargo al
perder electrones disminuye su efecto de pantalla. Al aplicar la fórmula de carga
nuclear efectiva al catión el valor resultante es mayor que el del átomo neutro. Por esta
razón al ser mayor la carga nuclear efectiva en el catión su radio es menor que el del
átomo neutro.

Cuánto mayor número de electrones pierda un átomo menor será su radio iónico.

Un orden de radio iónico sería:

S6+ < S4+ < S2+ < S0

menor mayor

RADIO DE UN ANIÓN:

Un anión se produce cuando un átomo neutro acepta electrones. De tal forma que el
anión posee la misma carga nuclear que el átomo neutro pero su efecto de pantalla
aumenta por lo tanto su carga nuclear efectiva es menor. Al ser menor la carga nuclear
efectiva en mayor su radio iónico. Cuanto mayor cantidad de electrones acepte un
átomo mayor será su radio iónico.

ELECTRONEGATIVIDAD

La electronegatividad es la fuerza con la que el núcleo de un átomo atrae al par de


electrones de un enlace covalente.

Para elementos de un mismo periodo la electronegatividad depende de la carga


nuclear efectiva, la cual depende principalmente de la carga nuclear ya que la variación
del efecto de pantalla se desprecia. A mayor carga nuclear mayor carga nuclear
efectiva y mayor electronegatividad.

La electronegatividad del 84Po es mayor que la del 56Ba.

Para elementos de un mismo grupo la electronegatividad depende del efecto de


pantalla. La variación de la carga nuclear efectiva se desprecia pues la variación de la
carga nuclear y del efecto de pantalla es similar. A mayor efecto de pantalla menor es la
electronegatividad.

El 85At posee una electronegatividad menor que la del 17Cl.

En conclusión :

menor radio

mayor I energía de ionización

A mayor carga nuclear efectiva

(para elementos de un mismo mayor afinidad electrónica

periodo) mayor electronegatividad


44
mayor radio

menor primera energía de ionización

a mayor efecto de pantalla

( para elementos de un mismo menor afinidad electrónica

grupo ) menor electronegatividad

1.2.4. Propiedades químicas y su variación periódica: tendencias generales y por


grupo.
Las propiedades de un elemento son parecidas a las del elemento situado a su lado y
el sentido de su variación es previsible. Así por ejemplo si nos fijamos en el tamaño, un
átomo es mayor que el situado por encima pero menor que el que está por debajo. A
medida que bajamos por una columna (grupo) de la tabla el tamaño aumenta, sin
embargo al desplazarnos hacia la derecha por una fila (periodo) el tamaño disminuye.
Son varias las propiedades predecibles observando la tabla.
En 1869 Dmitri Mendeleev y Lothar Meyer propusieron la ley periódica a la que habían
llegado de manera independiente y que dice que:
“Cuando los elementos químicos se disponen en orden creciente de masa atómica,
algunos conjuntos de propiedades se repiten periódicamente”
Aunque ambos habían llegado a la ley periódica, fue Mendeleev quien tuvo la idea de
tabular los elementos de manera que las propiedades variaran progresivamente al
pasar de una casilla a otra. Y dejó casillas vacías allí donde la transición era más
brusca pues pensó que deberían ser ocupadas por elementos aún no descubiertos.
Pocos años después el descubrimiento de nuevos elementos que encajaban en las
casillas dejadas libres por Mendeleev le dio la razón.

El motivo de la variación periódica de las propiedades de los elementos no se conoció


hasta 1913, cuando se empezó a entrever la estructura atómica de la materia y como
se distribuyen los electrones alrededor del núcleo del átomo. Mendeleev desconocía
todo esto y se limitó a ordenar los elementos atendiendo sólo a las propiedades físicas
y químicas conocidas de los mismos.
Henry Gwyn Jeffreys Moseley (23 de noviembre de 1887-10 de agosto de 1915) fue
un físico y químico inglés. Su principal contribución a la ciencia fue la justificación
cuantitativa del concepto de número atómico mediante la Ley de Moseley.
En química avanzada proporcionó un apoyo fundamental al modelo atómico de
Bohr definido con detalle por Rutherford y Antonius van den Broek, mencionando que
los núcleos atómicos contienen cargas positivas iguales a su número atómico.
Por indicación de este último estudió los espectros de rayos X de cincuenta elementos
y en 1912 descubrió su ley de los números atómicos, según la cual la raíz cuadrada de
la frecuencia de los rayos X producidos cuando un elemento se bombardea con rayos
catódicos es proporcional al número atómico del elemento. (Wikipedia)
Este descubrimiento es la base del ordenamiento científico de todos los elementos en
la Tabla Periódica de los Elementos Químicos.
Hoy sabemos que los electrones se distribuyen alrededor del núcleo en capas. En la
primera capa hay hasta 2 electrones, en la segunda hasta 8, en la tercera hasta 18, etc.

45
Y mayor número de capas mayor volumen atómico. Sabemos también que la
reactividad química está determinada por el número de electrones presentes en la capa
más externa del átomo, de manera que dos átomos con el mismo número de
electrones en la capa externa tendrán propiedades químicas parecidas y se encuentran
en la misma columna.

1.3. ELEMENTOS DE IMPORTANCIA ECONÓMICA, INDUSTRIAL Y AMBIENTAL


EN LA REGIÓN O EN EL PAÍS.

Los elementos de importancia económica son los siguientes:

BORO

El boro tiene importantes aplicaciones en el campo de la energía nuclear. Se utiliza en


los detectores de partículas, y debido a su alta absorción de neutrones se utiliza como
absorbente de control en los reactores nucleares y como material constituyente de los
escudos contra neutrones.

CARBONO

Los isótopos carbono 13 y carbono 14 se usan como trazadores en la investigación


bioquímica. El carbono 14 se utiliza también en la técnica llamada método del carbono
14 , que permite estimar la edad de los fósiles y otras materias orgánicas. Este isótopo
es producido continuamente en la atmósfera por los rayos cósmicos, y se incorpora a
toda la materia viva. Como el carbono 14 se desintegra con un periodo de semi
desintegración de 5.760 años, la proporción entre el carbono 14 y el carbono 12 en un
espécimen dado, proporciona una medida de su edad aproximada.

NITRÓGENO

La mayor parte del nitrógeno utilizado en la industria química se obtiene por destilación
fraccionada del aire líquido, y se usa para sintetizar amoníaco. A partir de este
amoníaco se preparan una gran variedad de productos químicos, como fertilizantes,
ácido nítrico, urea, hidracina y aminas. También se usa el amoníaco para elaborar
óxido nitroso (N2O), un gas incoloro conocido popularmente como gas de la risa. Este
gas, mezclado con oxígeno, se utiliza como anestésico en cirugía.

El nitrógeno líquido tiene una aplicación muy extendida en el campo de la criogenia


como agente enfriante. Su uso se ha visto incrementado con la llegada de los
materiales cerámicos que se vuelven superconductores en el punto de ebullición del
nitrógeno

OXIGENO

Se usan grandes cantidades de oxígeno en los sopletes para soldar a alta temperatura,
en los cuales, la mezcla de oxígeno y otro gas produce una llama con una temperatura
muy superior a la que se obtiene quemando gases en aire. El oxígeno se le administra
a pacientes con problemas respiratorios y también a las personas que vuelan a
altitudes elevadas, donde la baja concentración de oxígeno no permite la respiración
normal. El aire enriquecido con oxígeno se utiliza para fabricar acero en los hornos de
hogar abierto. El oxígeno de gran pureza se utiliza en las industrias de fabricación de

46
metal. Es muy importante como líquido propulsor en los misiles teledirigidos y en los
cohetes

FLUOR

Los compuestos de flúor tienen muchas aplicaciones. Los clorofluorocarbonos, ciertos


líquidos o gases inodoros y no venenosos, como el freón, se usan como agente
dispersante en los vaporizadores aerosol y como refrigerante. Sin embargo, en 1974,
algunos científicos sugirieron que esos productos químicos llegaban a la estratosfera y
estaban destruyendo la capa de ozono de la Tierra. Con la confirmación de estos
descubrimientos al final de la década de 1980, la fabricación de esos productos
químicos empezó a eliminarse por etapas. Otro producto químico, el teflón, un plástico
de flúor muy resistente a la acción química, se usa ampliamente para componentes en
la industria automovilística, y también como recubrimiento antiadherente de la
superficie interior de las sartenes y otros utensilios de cocina con el fin de reducir la
necesidad de grasas al cocinar. Muchos compuestos orgánicos de flúor desarrollados
durante la II Guerra Mundial mostraron un amplio potencial comercial. Por ejemplo, los
hidrocarburos líquidos fluorados derivados del petróleo son útiles como aceites
lubricantes muy estables. El hexafluoruro de uranio, que es el único compuesto volátil
del uranio, se usa en el proceso de difusión gaseosa para proporcionar combustible a
las plantas de energía.

SILICIO

Se utiliza en la industria del acero como componente de las aleaciones de silicio-acero.


Para fabricar el acero, se desoxida el acero fundido añadiéndole pequeñas cantidades
de silicio; el acero común contiene menos de un 0,03% de silicio. El acero de silicio,
que contiene de 2,5 a 4% de silicio, se usa para fabricar los núcleos de los
transformadores eléctricos, pues la aleación presenta baja histéresis. Existe una
aleación de acero, el durirón, que contiene un 15% de silicio y es dura, frágil y
resistente a la corrosión; el durirón se usa en los equipos industriales que están en
contacto con productos químicos corrosivos. El silicio se utiliza también en las
aleaciones de cobre, bronce y latón . El silicio es un semiconductor; su resistividad a la
corriente eléctrica a temperatura ambiente varía entre la de los metales y la de los
aislantes. La conductividad del silicio puede controlarse añadiendo pequeñas
cantidades de impurezas llamadas dopantes. La capacidad de controlar las
propiedades eléctricas del silicio y su abundancia en la naturaleza han posibilitado el
desarrollo y aplicación de los transistores y circuitos integrados que se utilizan en la
industria electrónica. La sílice y los silicatos se utilizan en la fabricación de vidrio,
barnices, esmaltes, cemento y porcelana, y tienen importantes aplicaciones
individuales. La sílice fundida, que es un vidrio que se obtiene fundiendo cuarzo o
hidrolizando tetracloruro de silicio, se caracteriza por un bajo coeficiente de expansión y
una alta resistencia a la mayoría de los productos químicos. El gel de sílice es una
sustancia incolora, porosa y amorfa; se prepara eliminando parte del agua de un
precipitado gelatinoso de ácido silícico, Si O 2•H2O, el cual se obtiene añadiendo ácido
clorhídrico a una disolución de silicato de sodio. El gel de sílice absorbe agua y otras
sustancias y se usa como agente desecante y decolorante.

El silicato de sodio (Na 2 Si O 3?), también llamado vidrio, es un silicato sintético


importante, sólido amorfo, incoloro y soluble en agua, que funde a 1.088 °C. Se obtiene
haciendo reaccionar sílice (arena) y carbonato de sodio a alta temperatura, o
calentando arena con hidróxido de sodio concentrado a alta presión. La disolución
acuosa de silicato de sodio se utiliza para conservar huevos; como sustituto de la cola
47
o pegamento para hacer cajas y otros contenedores; para unir gemas artificiales; como
agente incombustible, y como relleno y adherente en jabones y limpiadores. Otro
compuesto de silicio importante es el carborundo, un compuesto de silicio y carbono
que se utiliza como abrasivo. El monóxido de silicio, SiO, se usa para proteger
materiales, recubriéndolos de forma que la superficie exterior se oxida al dióxido Si O 2.
Estas capas se aplican también a los filtros de interferencias.

FÓSFORO

La mayoría de los compuestos del fósforo son trivalentes y pentavalentes. El fósforo se


combina fácilmente con oxígeno formando óxidos, siendo los más importantes el óxido
de fósforo (III),P 2 O 3?, y el óxido de fósforo (V), P 2 O 5?. El óxido de fósforo un
sólido cristalino blanco, se emplea como agente reductor. Es una sustancia
delicuescente (se disuelve con la humedad del aire) y su vapor es tóxico. El óxido de
fósforo (V), un sólido amorfo, blanco y delicuescente, sublima a 250 °C. Reacciona con
agua formando ácido fosfórico y se utiliza como agente desecante. El fósforo forma
hidruros con hidrógeno, siendo el más importante el PH3, semejante al amoníaco
(NH3) o hidruro de nitrógeno. Todos los halógenos se combinan directamente con el
fósforo formando haluros, que se usan en la preparación de haluros de hidrógeno y
compuestos orgánicos. Los compuestos comerciales del fósforo más importantes son
el ácido fosfórico y sus sales denominadas fosfatos. La mayor parte de los compuestos
del fósforo se utilizan como fertilizantes. También se emplean para aclarar disoluciones
azucaradas, así como en pruebas de tejidos de seda y materiales ignífugos, y en
aleaciones de fósforo-bronce y fósforo- cobre. El fósforo blanco se usa para preparar
raticidas y el fósforo rojo para elaborar fósforos o cerillas

AZUFRE

La aplicación más importante del azufre es la fabricación de compuestos como ácido


sulfúrico, sulfitos, sulfatos y dióxido de azufre, todos ellos ya citados. En medicina, el
azufre ha cobrado gran relevancia por la extensión del uso de las sulfamidas y su
utilización en numerosas pomadas tópicas. Se emplea también para fabricar fósforos,
caucho vulcanizado, tintes y pólvora. En forma de polvo finamente dividido y
frecuentemente mezclado con cal, el azufre se usa como fungicida para las plantas. La
sal tiosulfato de sodio, Na 2 S 2 O 3?•5H2O, llamada impropiamente hiposulfito, se
emplea en fotografía para el fijado de negativos y positivos. Combinado con diversas
láminas de minerales inertes, el azufre constituye un pegamento especial utilizado para
sujetar objetos metálicos a la roca, como en el caso de los rieles o vías de tren y
cadenas. El ácido sulfúrico es uno de los productos químicos industriales más
importantes, pues además de emplearse en la fabricación de productos que contienen
azufre sirve también para elaborar una gran cantidad de materiales que no contienen
azufre en sí mismos como el ácido fosfórico.

ARSÉNICO

El arsénico se usa en grandes cantidades en la fabricación de vidrio para eliminar el


color verde causado por las impurezas de compuestos de hierro. Una carga típica en
un horno de vidrio contiene un 0,5 % de trióxido de arsénico. A veces se añade al
plomo para endurecerlo, y también se usa en la fabricación de gases venenosos
militares como la lewisita y la adamsita. Hasta la introducción de la penicilina, el
arsénico era muy importante en el tratamiento de la sífilis. En otros usos médicos ha
sido desplazado por las sulfamidas o los antibióticos. Los arseniatos de plomo y calcio
se usan frecuentemente como insecticidas. Ciertos compuestos de arsénico, como el
48
arseniuro de galio (Ga As), se utilizan como semiconductores. El Ga As se usa también
como láser. El disulfuro de arsénico (As 2 S 2?), conocido también como oropimente
rojo y rubí arsénico, se usa como pigmento en la fabricación de fuegos artificiales y
pinturas.

SELENIO

El selenio gris es conductor de la electricidad; esta conductividad aumenta con la luz y


disminuye en la oscuridad. Esta propiedad se aprovecha en el funcionamiento de
diversos aparatos fotoeléctricos. En forma de selenio rojo o seleniuro de sodio, se
utiliza para colorear de rojo escarlata vidrios, barnices y esmaltes. También se emplea
a gran escala para eliminar colores en el vidrio, ya que neutraliza el tinte verdoso
producido por compuestos de hierro (ferrosos). A menudo se añaden pequeñas
cantidades de selenio al caucho vulcanizado para aumentar su resistencia a la
abrasión. El seleniato de sodio se usa como insecticida para las plantas, especialmente
para crisantemos y claveles, esparciéndose alrededor de las raíces para alcanzar toda
la planta a través de la savia. El sulfuro de selenio se emplea en el tratamiento de la
caspa, acné, eccemas, dermatitis seborreica y otras enfermedades de la piel.

BROMO

El bromo ha sido utilizado en la preparación de ciertos tintes y en la obtención de


dibromoetano (bromuro de etileno), un componente del líquido antidetonante de la
gasolina de plomo. También tiene aplicaciones en fotografía y en la producción de gas
natural y petróleo

TELURIO

El teluro se emplea en la fabricación de dispositivos rectificadores y termoeléctricos, así


como en la investigación de semiconductores. Junto con diversas sustancias orgánicas,
se utiliza como agente vulcanizante para el procesamiento del caucho natural y
sintético, y en los compuestos antidetonantes de la gasolina. También se usa para dar
color azul al vidrio. El teluro coloidal actúa como insecticida, germicida y fungicida.

BIBLIOGRAFIA

http://usuarios.lycos.es/billclinton/ciencia/clasific_materia.htm

http://www.monografias.com/trabajos24/estructura-materia/estructura-materia.shtml
49
http://es.wikipedia.org/wiki/Mol%C3%A9cula

http://es.wikipedia.org/wiki/Estado_de_agregaci%C3%B3n_de_la_materia

http://www.juntadeandalucia.es/averroes/recursos_informaticos/concurso1999/accesit3/
index.htm

http://www.mitecnologico.com/Main/SustanciasPurasElementosCompuestos

http://www.mitecnologico.com/Main/DispersionesOMezclas

50