Вы находитесь на странице: 1из 17

EDIFICIO INTELIGENTES

INTRODUCCIÓN

Empecemos por definir los términos Domótica, que proviene del latín Domo (domus):
casa, y del griego Tica: automática, que funciona por sí sola. Los hogares inteligentes en la
actualidad se han convertido en una gran demanda para las personas tanto por su ahorro
energético como por su confort. Para conseguir edificios inteligentes se requieren de
muchos dispositivos empleados en domótica, para una automatización total del edificio.
Los dispositivos empleados como sensores de temperatura, movimiento, infrarrojos y los
actuadores tienen que ser adaptables en los edificios, así como también de fácil
manipulación para los usuarios, sin embargo a medida que se generan nuevas tecnológicas
muy útiles para la domótica, se genera también inconvenientes en los usuarios respecto a la
utilización de estos dispositivos. La función principal de la automatización de los edificios
es balancear la energía y el confort, es decir, la eficiencia energética controlarla a través de
dispositivos de automatización ya que al ser edificios estos generan gran consumo de
energía, nos debemos enfocar a un diseño de ahorro tanto de las infraestructuras de los
edificios como de la implementación de los electrodomésticos. Respecto al confort esto
dependerá de las necesidades que requieran el edificio o el usuario. Los edificios
inteligentes están diseñados para que puedan adaptarse a entornos generados por el medio
ambiente o el ser humano, gracias a los sensores podremos obtener respuestas inmediatas y
soluciones rápidas

OBJETIVO GENERAL

Analizar los diferentes sistemas de seguridad usados en los edificios inteligentes, a través
de investigaciones bibliográficas y tecnológicas, para determinar el nivel de confiabilidad
de los sistemas desde la perspectiva de usuarios como estructuralmente.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS

- Conocer los sistemas de video vigilancia (CCTV) y sensores anti robo.


- Describir la funcionalidad de los sistemas de control de accesos.
- Analizar el funcionamiento y clasificación de los detectores de humo.
MARCO TEÓRICO

SISTEMAS DE CCTV
Un sistema CCTV (circuito cerrado de televisión) se define como un sistema de
transmisión y visualización de imágenes en movimiento que solo puede ser visualizado por
un grupo limitado de personas, a diferencia de la televisión abierta o pública. La industria
de la seguridad hace uso de estos sistemas para realizar un control de accesos y para
preservar la seguridad de las personas y los bienes de los edificios.

Figura 1. Componentes de los sistemas de CCTV

Sistema de CCTV analógico

Figura 2. Instalación típica de CCTV analógica.

Dentro de una instalación CCTV analógica, el grabador o DVR es el dispositivo central de


la instalación, es decir, donde se conectan las cámaras de video y el monitor para la
visualización de las mismas, así como otra serie de dispositivos opcionales. Esto presenta el
inconveniente de que los centros de control se sobresaturan debido a la cantidad del
cableado, problemas de cuello de botella.

Figura 3. Saturación del cableado en CCTV analógicos

El DVR se puede conectar a la red, esto permite la visualización de la grabación desde


cualquier PC conectado a ésta. En estas transmisiones los datos en formato digital viajan
comprimidos en los formatos de compresión más comunes (MPEG, MPEG4 y H-264) del
mismo modo en el que lo harán en una instalación de CCTV IP.

La instalación de un sistema de CCTV analógico resulta bastante compleja debido a todo el


cableado que hay que colocar con su correspondiente coste, sin embargo, una vez realizada
esta instalación, la configuración de los equipos, así como le gestión y el mantenimiento de
los mismos no precisa de avanzados conocimientos técnicos, resulta bastante intuitivo.

Sistema de CCTV sobre IP

Figura 4. Instalación de CCTV sobre IP


Los sistemas IP ofrecen resoluciones que generalmente son superiores a los análogos en un
rango de 6 a 20 veces más y ofrecen una mejor calidad de video, debido a que cuentan con
funciones tales como estrechar o ampliar el campo de visión, y mayor capacidad de zoom.
Usualmente las cámaras análogas generan imágenes con una resolución de entre 400 y 700
pixeles, mientras que las IP alcanzan de 1.3 a 5 mega pixeles. La resolución y la velocidad
dependen de la red de comunicaciones instalada, más concretamente, del ancho de banda
existente. En la Figura 4 podemos observar el esquema básico de un CCTV sobre IP. En
este punto nombraremos cada uno de los elementos que lo forman

Cámaras de red o cámaras IP.- Una cámara IP, cámara de red o cámara de video de
Internet, es un dispositivo encargado de captar y transmitir una señal de video/audio digital
a través de una red IP estándar a otros dispositivos de red, como pueden ser un PC, un NVR
o un Smartphone. Mediante una dirección IP dedicada, un servidor web y protocolos de
streaming de video, los usuarios autorizados pueden visualizar, almacenar y gestionar video
de forma local o remota y en tiempo real.

NVR, Network Video Recorder o Grabador de Red.- El NVR (Network Video


Recorder), a diferencia del DVR del caso analógico, puede no ser parte del sistema, ya que
cualquier computadora en la intranet o en internet podrá acceder directamente a las cámaras
y almacenar las imágenes en su propio disco duro. El NVR deberá estar presente solo si
deseamos realizar simultáneamente la visualización y grabación de las cámaras. Todas las
cámaras IP suelen llevar incorporado un sistema de almacenamiento que también permite la
grabación del video

Etapa de gestión y control de las imágenes.- En toda instalación de video vigilancia IP es


necesario un software específico que realice las funciones de gestión, monitorización,
gestión de eventos y configuración de dispositivos. Este software normalmente va
incorporado en la compra de un NVR y se instala en cualquier PC o Smartphone de los
usuarios autorizados. Cuando no es así, el software va:

Embebido en los mismos elementos de la red (cámaras), para acceder a él basta con teclear
la dirección IP del dispositivo en un navegador y se accede al menú que administra toda la
configuración de los elementos (este sistema sólo es viable si hay pocas cámaras)
Instalado en el PC que va a controlar, gestionar y grabar las imágenes. Un sistema de
gestión de video puede incluir muchas funcionalidades diferentes, que pueden ser:

 Grabación de video
 Reproducción de video en directo, admite la posibilidad de ver la imagen de varias
cámaras al mismo tiempo
 Reproducción y grabación del audio
 Gestión de eventos, como detección de movimiento y alarmas
 Configuración de las cámaras, tanto de los parámetros básicos como resolución,
compresión, frecuencia de imagen… cómo parámetros PTZ
 Funciones de búsqueda y reproducción de videos grabados
 Control de acceso de usuarios
 Aplicaciones de video inteligente como la realización de rondas virtuales
 Mapeo de las cámaras, se crea un mapa gráfico de la instalación vigilada, donde
podamos visualizar iconos que representan los diferentes elementos del sistema.
 Envío de alertas por email, en el momento de detección de movimiento o activación
de alarmas.

La transmisión de toda la información se hace a través de la red IP.- Para la


transmisión de información entre los dispositivos de un sistema de CCTV cada uno de los
dispositivos ha de estar conectado a una red de área local (LAN). Una LAN es un grupo de
dispositivos conectados a un área localizada para comunicarse y compartir recursos. Los
datos se envían en forma de tramas, para cuya transmisión se pueden utilizar diversas
tecnologías. Las tecnologías que se pueden utilizar en una LAN son Ethernet, Token Ring y
FDDI. La longitud máxima de un cable de par trenzado es de 100m, mientras que para la
fibra, el máximo varía entre 10 y 70km, dependiendo del tipo. Dependiendo de si el cable
es UTP o fibra óptica las velocidades de transmisión de los datos oscilan entre 100Mbit/s y
10.000Mbit/s.

Ventajas al Implementar Video Vigilancia Híbrida


Al combinar un sistema analógico de circuito cerrado de televisión con un sistema de
vigilancia IP, se adquiere todas las funcionalidades y ventajas que ofrece la tecnología
digital, reduciendo costos al utilizar la infraestructura análoga.
 Accesibilidad remota.- Todos los componentes de un sistema IP, tanto cámaras
como los NVR se pueden configurar y gestionar de forma remota. Esto permite
visualizar video en tiempo real y grabaciones a todos los usuarios autorizados desde
cualquier ubicación en red del mundo
 Fácil integración y funcionalidad actualizable
 Escalabilidad y flexibilidad.-

En los sistemas analógicos nos encontrábamos con el problema del cuello de botella debido
al cableado centralizado a los centros de control, que estaban sobresaturados y con
dificultad de trasladar y ampliar. En un sistema IP se pueden añadir o modificar
componentes sin que ello suponga cambios significativos y costosos para la infraestructura
de red. Un sistema de video en red puede crecer a la vez que las necesidades del usuario.

La única desventaja de los sistemas CCTV IP frente a los analógicos es que los equipos
analógicos son sencillos de instalar y configurar, un operador no necesita conocimientos
muy específicos para realizarlos; mientras que en las instalaciones IP se necesita personal
especializado con conocimientos informáticos y de redes. Hace unos años otro
inconveniente de las instalaciones IP era su coste elevado, pero en la actualidad esta
tecnología ha sufrido una rápida revolución tanto a nivel tecnológico como de costes,
situándolas en un nivel muy competitivo

 Rentabilidad

Todos los componentes de un sistema IP, tanto cámaras como los NVR se pueden
configurar y gestionar de forma remota. Esto permite visualizar video en tiempo real y
grabaciones a todos los usuarios autorizados desde cualquier ubicación en red del mundo.
En los sistemas de CCTV analógicos sólo los usuarios situados en el mismo centro de
control pueden ver y gestionar videos, para poder hacerlo desde fuera de este centro de
control sería necesario instalar servidores de video para las cámaras o grabadores de video
digital (DVR) con conexión a la red.

 Inteligencia distribuida
 Mejor calidad de imagen
En los sistemas de CCTV actuales es necesaria una buena resolución de la imagen para ser
utilizada en aplicaciones muy concretas como por ejemplo en el reconocimiento de
matrículas. Con las cámaras IP Megapíxel se consigue una resolución y una calidad de
imagen muy superior a la de las cámaras analógicas.

Figura 5. Sistema híbrido de CCTV

Combina las ventajas de la tecnología analógica de circuito cerrado de televisión con la


flexibilidad y facilidad de acceso proporcionados por la tecnología IP.

SENSORES DE SEGURIDAD (ANTIRROBO)


Los sensores antirrobo son dispositivos de seguridad que se utilizan para todo tipo de
sistemas de protección contra robos o hurtos, y dependiendo del fin para el que sean
diseñados, adaptan formas distintas y mecanismos variados de funcionamiento.

Los sensores que se utilizan para la seguridad perimetral funcionan en su mayoría a través
de un mecanismo de ultrasonido que detectan un objeto a la distancia, mediante un sistema
que emite una onda sonora que, al impactar un objeto, recibe un eco cuyo tiempo de rebote
es medido por el sensor y de esta forma puede determinar la distancia a la cual se encuentra
el objeto. (Comelit, 2017)

Existen dos sistemas de alarma:

El conectado a una central


Tras detectar la intrusión, avisará a la empresa de seguridad contratada que a su vez avisará
a la policía o ellos mismos se personarán en la casa. Este sistema de seguridad goza de un
gran éxito especialmente en viviendas con jardín, en casas que se encuentren aisladas o
simplemente para aquellas que están deshabitadas frecuentemente. (Comelit, 2017)
El sistema sin conexión
Es el más básico y cubre las necesidades de viviendas habitadas de forma continua ubicadas
en un centro urbano. El funcionamiento de este tipo de alarmas es muy simple y consiste
principalmente en emitir un sonido cuando se intenta acceder a la vivienda de forma
violenta. Con ello se consigue ahuyentar al intruso y atraer la atención de los vecinos y
transeúntes para que alerten a la policía. (Comelit, 2017)

Tipos de sistemas contra robos y atracos


- Sensores de puertas y ventanas: Se trata de pequeños interruptores magnéticos acoplados
a puertas y ventanas que detectan la entrada de ladrones en el hogar. Cuando esto sucede, el
sensor envía una señal por radio frecuencia a un equipo de seguridad.

- Sensores de movimiento: Actúan ante la detección de movimientos activando las alarmas


visuales y/o sonoras. Su principal ventaja es la facilidad de instalación ya que los
componentes son inalámbricos.

- Sensores de sonido: Este dispositivo se activa mediante la captación de sonidos como


puede ser un fuerte golpe o la rotura de cristales.

- Sensores de infrarrojos: Su funcionamiento consiste en detectar la presencia de extraños


por el calor corporal que desprenden, activando a continuación la alarma.

Sensores de seguridad: Este sistema está en pleno desuso, ya que presenta numerosos
problemas de instalación (no se puede instalar cuando el terreno es rocoso) y además
presenta la posibilidad de que el intruso no pise ninguno de los tubos (aun estando ocultos),
aunque estén unos detrás de otros, a lo largo de todo el recinto,

 Cerraduras de seguridad.
Las cerraduras de seguridad se utilizan para impedir el paso a personas ajenas al
local protegido y para evitar la inutilización rápida de Las, mismas, par parte de un
intruso.

 Cristales anti-bala.
Son cristales especiales (de grosor y resistencia mayor al normal) que pretenden la
defensión de las personas que ocupan el local, de disparos de armas de fuego, o de
agresiones físicas de otro tipo.

 Puertas blindadas y acorazadas.


Las puertas blindadas y acorazadas consiguen gran resistividad mecánica debido a
su composición interna, y todo ello con el fin de evitar el acceso de personas ajenas
al local protegido y de posibles agresiones para forzar su apertura.

 Armaduras para muros de cámaras acorazadas.


Las armaduras para muros son planchas de especialmente fuerte, que tienen por
objeto proteger de intentos de penetración por las paredes para apropiarse de los
objetos depositados en las cámaras acorazadas.

 Cajas fuertes.
Hay muchos tipos de cajas fuertes: desde dimensiones pequeñas a grandes
dimensiones. Algunas están dotadas con teclado electrónico o con rueda mecánica.
Y dentro de coda fabricante, se aplican diversas características de resistencia a los
intentos de robo y agresión. Están construidas de la misma forma que las puertas
acorazadas y blindadas, es decir, con materiales metálicos especialmente tratados
para conseguir una mayor dureza y robustez.

 Buzones de depósito nocturno.


Los buzones de depósito nocturno forman parte del entramado de defensa pasiva. Se
instalan en algunos locales con la intención de depositar objetos o dinero dentro de
los mismos (entendiendo que no son horas de atención al público), con la seguridad
de que no son accesibles a cualquier otra persona ajena al establecimiento o local
donde se encuentra ubicado.

 Mostradores anti-atraco.
Para los locales con atención al público, se instalan mostradores especialmente
diseñados y fabricados de forma que permiten complementar la seguridad pasiva
instalada en el local, protegiendo físicamente a las personas que se encuentran
dentro de él.
 Sensor G.P.S.
Los sensores G.P.S., son unos tubos especiales estratégicamente enterrados en los
alrededores del edificio a proteger, en los que, cuando penetra un intruso y por el
efecto de pisar cualquiera de ellos, hace activar la alarma.

SISTEMA DE CONTROL DE ACCESO


Podemos decir que un control de acceso es aquel dispositivo electrónico el cual nos permite
el acceso a un determinado recinto (edificio, oficina, nave, local, etc…) a través de
una electrocerradura. Los controles de acceso pueden ser de varios tipos, y en función de
ello se concederá el acceso de una forma u otra.
Una electrocerradura es una cerradura normal, como la que puede tener cualquier puerta de
nuestra casa, con la diferencia de que una cerradura normal se abre manualmente y una
electrocerradura se abre cuando se le aplica una tensión; esta tensión es la que suministra el
control de acceso cuando la persona está autorizada.
Tipos de controles de acceso para edificios
 Control de acceso peatonal
 Control de acceso vehicular
 Control de personal

El primero es una solución que se implementa para tener control de todo el personal que
transita en un espacio público o privado, para asegurar el paso de personas autorizadas y
restringir el paso de las que no.

El segundo, como su nombre lo indica, son controles de acceso para edificios para
monitorear la circulación de vehículos residentes y visitantes. Son módulos que cuentan
con mecanismos electromecánicos con capacidad de integración con sistemas de seguridad
como los CCTVs y sistemas de alarmas.

Por último, el control de personal, es aquel sistema de control de asistencia que le permite a
las empresas verificar el tiempo trabajado por empleado al registrar horas de entrada y
salida. Es por tanto un producto para mejorar la productividad que hace uso de dispositivos
como lectores de huellas, biométricos o de tarjeta.

Tipos de accesos a edificaciones


El acceso fácil y seguro a una edificación sin necesidad de utilizar llaves y disponiendo de
múltiples servicios y funcionalidades. Existen diferentes alternativas para acceder de forma
fácil y segura a un edificio mediante: (Parra, s.f.)

 Control de presencia
 Teclado numérico
 Lector biométrico
o Huella digital
o Facial
o Forma de las manos
o Retina
o Firma
o Vena
o Voz
o ADN
 Tarjetas de proximidad
 La integración en el sistema de domótica va a permitir además otras funcionalidades
como la apertura de la puerta mediante móvil o Internet y desde los pulsadores
avanzados en el interior de la vivienda.

Teclado numérico
Control de acceso por teclado: Estos controles de acceso tienen un teclado numérico y
cuando la persona autorizada teclea la clave correcta excita la electrocerradura y se abrirá la
puerta. Si la persona no está actualizada no se permitirá el acceso. (Todoelectronica, s.f.)

Figura 6. Acceso mediante teclado numérico


Figura 7. Configuración general de un sistema de acceso

Lector biométrico de huellas digitales


Los sistemas biométricos son sistemas automatizados de identificación y verificación de un
individuo, en donde solo se analizan determinados patrones biométricos que no pueden ser
alterados, manipulados, falsificados o robados para recrear información personal o acceder
a la información de otros.

Figura 8. Configuración general de un sistema de acceso mediante un biométrico

Acceso por reconociendo facial: Control de acceso por reconocimiento facial: Esta
tecnología memoriza los rasgos faciales de cada persona y cuando se ponen delante del
control de acceso éste concede el acceso o no en función de si está o no autorizado. Son
capaces de discriminar a la perfección a cualquier persona aunque se parezcan mucho.
Estos controles de acceso suelen contar también con la opción de huella dactilar, con lo que
será imposible acceder si la huella y la cara de una persona concreta no están autorizadas
anteriormente en la base de datos.
Control de acceso a través de los ojos: Estos controles de acceso son capaces de guardar
el patrón de la retina de cada una de las personas. El patrón de la retina de cada persona es
único, como las huellas dactilares. Y en la misma persona, cada patrón de la retina de cada
ojo es diferente. Este sistema no es muy usado debido a su coste, pero es uno de los
sistemas más seguros en temas de control de acceso.
Control de acceso mixto: Estos controles de acceso mezclan las dos tecnologías
anteriores, el teclado numérico, huellas dactilares, tarjetas de proximidad o lector de
retinas. Normalmente se puede conceder el acceso de diferentes formas, por teclado, por
teclado y huella, solamente por huella, por retina y huella dactilar.
Forma de las manos: Dentro de esta técnica, se mide el tamaño de los dedos, la forma de
las palmas y manos de las personas.
Retina: Para analizar la retina, se verifica el vaso sanguíneo que se encuentra detrás del
ojo, esto permite corroborar si se trata de la misma persona. Para escanear la retina, se
emplea una luz de baja frecuencia.
Firma: Para la verificación de la firma, se analiza la forma de escribir, el patrón de
palabras, entre otras características específicas para corroborar que la firma le pertenece a la
misma persona.
Vena: Dentro de esta técnica, se analiza la vena que se encuentra detrás de la mano o en la
muñeca.
Voz: El reconocimiento de voz incluye el análisis del tono, frecuencia, entre otros rasgos
específicos. Aunque no es la más efectiva, muchas empresas e instituciones la usan.
ADN: Esta es considerada como la técnica más costosa de todas. Sin embargo, es la más
efectiva ya que es imposible falsificar el ADN de una persona.

Figura 9. Control de acceso por reconocimiento facial.

Tarjetas de proximidad
Control de acceso por tarjeta de proximidad o llaveros: Este tipo de control de acceso
poseen un lector de proximidad. Este lector se usa para leer la información de las tarjetas de
proximidad (RFID) o llaveros de proximidad que se pasen por delante de ellos autorizando
o no el acceso en función de si están o no autorizadas.

Figura 10. Control de acceso por tarjetas de proximidad.

Acceso mediante un móvil


Esta es una tarjeta GPRS ultra compacta de comunicación inalámbrica. La tarjeta es
compatible con todos los modelos de Arduino con el formato UNO. Ideal para sistemas
remotos, comunicación recursiva, puntos de control, mandar mensajes de texto a celulares

Figura 11. Conexión entre la tarjeta GSM y la tarjeta de arduino UNO.

DETECTORES DE HUMO
Los detectores de humo son dispositivos pensados, en el ámbito edificatorio, para detectar
la presencia de un incendio en el interior de un edificio. La palabra humo hace referencia a
la existencia de productos derivados de una combustión ineficiente con partículas en
suspensión (cenizas, entre otros). En el ámbito técnico, es preferible hablar de detectores de
incendios, puesto que en el caso de una combustión en la que se generen gases únicamente
no puede hablarse de humo. (S&P SISTEMAS DE VENTILACIÓN, S.L.U., 2017)

Los detectores de humo o de incendios pueden ser analógicos (indican nivel de la sustancia
o magnitud medida, por ejemplo, concentración de un elemento generado durante
el incendio) o digitales (detectan presencia o variación de humo, pero sin poder cuantificar
el nivel). Si se atiende al uso en edificios, existen 3 tipos de detectores de humo o de
incendios:

Detectores convencionales. Detectan humo, fuego, calor o cualquier combinación de estos.


Se instalan, habitualmente, en lazo e indican si hay una alarma en las diferentes zonas de
detección.

Detectores convencionales direccionales. Estos sistemas son capaces de detectar, también,


la existencia de calor, humo o fuego (o combinación de los mismos) pero indican si existe
alarma por cada elemento de detección, no por cada zona. Por tanto, son unos sistemas más
precisos que permiten una mejor acción de los servicios de intervención.

Detectores inteligentes. En este caso, los elementos se conectan en lazo, pero son capaces
de cuantificar la presencia de humo, niveles de temperatura, fuego o combinaciones de
estos elementos y reaccionar de acuerdo a un protocolo programado previamente.

En edificios, puede considerarse un sistema de detección de incendios aquel que detecta la


existencia de un incendio y, además, activa las señales de alarma necesarias para tomar las
medidas adecuadas. La normativa específica los asimila al concepto de “sistema automático
de detección de incendios”, denominados detectores, frente a otros sistemas manuales,
como los pulsadores de emergencia.

Tipos de detectores de humos y de incendios


Los detectores más utilizados son de cuatro tipos y se basan en diferentes principios físicos
y de funcionamiento:

Detectores de humos iónicos. Funcionan por un principio de ionización del aire en caso de
que entre humo en la cámara de detección; los elementos detectados pueden ser invisibles a
simple vista. Se instalan generalmente en la industria química, ya que son más sensibles a
fuegos de crecimiento rápido o de humo no visible. Es importante mencionar que no
funcionan si el aire tiene una velocidad superior a unos 0,5 m/s.

Detectores ópticos. El humo que entra en el equipo hace que se interrumpa la transmisión
de un rayo de luz que hay en su interior, lo cual genera una alarma. Son sistemas para
detección puntual y existen dos tipos; los detectores ópticos analógicos y los digitales.
Estos detectores se colocan en los conductos de extracción de aire (ventilación) del local
para que detecten la presencia de humo en grandes estancias o en el edificio en general. Se
utilizan, habitualmente, en viviendas, centros comerciales, supermercados, cárceles o
bodegas, entre otros.

Detector térmico. Realmente no es un detector de humo como tal, sino de incendio, ya que
funciona por la fusión de un elemento cuando se alcanza una temperatura elevada. Son de
detección tardía (normalmente, se activan alrededor de los 68 ºC) y solo pueden instalarse
en locales de hasta 7 metros de altura. Generalmente, se usan cuando no puede emplearse
un sistema convencional de detección de humos; por ejemplo, en cocinas o garajes.

Detector de radiación. Tampoco es un detector de humo, sino un detector de incendio.


Detecta, mediante diferentes elementos electrónicos, la presencia de radiación generada por
la presencia de un incendio. Se instalan sólo en recintos abiertos o lugares con techos muy
elevados, y producen una alarma tardía.

En función del tipo de detector deberá establecerse un plan de mantenimiento, u otro, ya


que algunos son más sensibles a la suciedad y pueden llevar a falsas alarmas.

En los aparcamientos cerrados estos sistemas son cruciales, ya que la normativa indica que
deben contar con un sistema de control de humo y calor. Este, a su vez, integrará el sistema
de ventilación de funcionamiento en condiciones normales. Los detectores de humo, así
como los detectores de CO o NO2, junto con el resto de elementos del sistema de control,
permiten el accionamiento del sistema de ventilación según sea necesario.

En este ámbito, la solución tecnológica más avanzada que existe en la actualidad es el


sistema que emplea ventiladores de impulso (o jet fans), fabricados para permitir un
adecuado funcionamiento en caso de incendio. Modelos axiales o centrífugos se colocan de
forma estratégica a lo largo de la superficie útil del aparcamiento. Distribuyen el aire fresco
desde los puntos de aporte hasta los de extracción y arrastran consigo la polución o humo
que pueda generarse. Asimismo, dicho sistema puede representar un ahorro en costes de
construcción, instalación y mantenimiento, dada la baja sección vertical de los ventiladores
de impulso.

CONCLUSIONES
- Actualmente no sólo se hace arquitectura para el usuario, sino también para el
mismo edificio, queriendo decir con esto que con este tipo de edificaciones se busca
confort para los ocupantes y durabilidad para el edificio. Teniendo en cuenta todos
estos avances, el arquitecto de hoy en día no se puede quedar atrás con los métodos
tradicionales de construcción o diseño.

BIBLIOGRAFÍA
Comelit. (2017). Catalogo General Antirrobo.

Parra. (s.f.). Domotica / Control de acceso. Recuperado el 10 de Ocubre de 2018, de


http://www.parrainstalaciones.com/domotica-contro-de-accesos

S&P SISTEMAS DE VENTILACIÓN, S.L.U. (09 de Junio de 2017). Detectores de Humo.


Salubridad del aire. Parets del Vallès, Barcelona, España: S&P.

Todoelectronica. (s.f.). Todoelectronica. Obtenido de Control de accesos:


https://www.todoelectronica.com/es/25923-control-de-accesos