You are on page 1of 8

FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES

ESCUELA ACADÉMICO PROFESIONAL DE ADMINISTRACIÓN

DERECHO A LA SALUD

AUTORAS:

CAPRISTAN PAIRAZAMAN ADOLFO

MEZONES VERGARA KATHERINE

PAIRAZAMAN COLLANTES DIANA

POLANCO MONCADA LOURDES

ROJAS AHUMADA DANIEL

PROFESORA:

LAURA CALDERON VERA

PACASMAYO – PERÚ

2017
INDICE
1. DEFINICIÓN............................................................................................................................ 3

2. ASPECTOS FUNDAMENTALES DEL DERECHO A LA SALUD .................................................... 3

3. FALSAS IDEAS MUY COMUNES ACERCA DEL DERECHO A LA SALUD .................................... 4

4. Poblaciones desfavorecidas y derecho a la salud ................................................................. 4

5. Violaciones de los derechos humanos en el ámbito de la salud ........................................... 5

6. ELEMENTOS DEL DERECHO A LA SALUD ............................................................................... 5

7. EL DERECHO A LA SALUD EN LAS NORMAS INTERNACIONALES DE DERECHOS HUMANOS . 6

8. EL DERECHO DE LA SALUD EN LA NORMATIVA PERUANA .................................................. 7


1. DEFINICIÓN
Según la Organización Mundial de la Salud define el derecho a la salud como “un estado de
completo bienestar físico, mental y social” y no meramente la ausencia de enfermedad o
dolencia. Los Estados deben asegurar ambas libertades y derechos, pero a pesar de ser un
derecho fundamental de todo ser humano el recibir atención en los servicios de salud, vemos la
desigualdad y la injusticia en los sectores más pobres y marginados. El derecho a la salud obliga
a los estados a que exista mayor acceso a una vida más saludable para todos, y así se pueda
gozar de condiciones óptimas que garanticen la posibilidad de estos servicios de manera
equitativa.

2. ASPECTOS FUNDAMENTALES DEL DERECHO A LA SALUD

El derecho a la salud es un derecho inclusivo.

Frecuentemente asociamos el derecho a la salud con el acceso a la atención sanitaria y la


construcción de hospitales. Es cierto, pero el derecho a la salud es algo más. Comprende un
amplio conjunto de factores que pueden contribuir a una vida sana. El Comité de Derechos
Económicos, Sociales y Culturales, que es el órgano encargado de llevar a cabo un seguimiento
del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, los denomina "factores
determinantes básicos de la salud". Son los siguientes: Agua potable y condiciones sanitarias
adecuadas; Alimentos aptos para el consumo; Nutrición y vivienda adecuadas; Condiciones de
trabajo y un medio ambiente salubres; Educación e información sobre cuestiones relacionadas
con la salud; Igualdad de género.

El derecho a la salud comprende algunas libertades.

Tales libertades incluyen el derecho a no ser sometido a tratamiento médico sin el propio
consentimiento, por ejemplo experimentos e investigaciones médicas o esterilización forzada, y
a no ser sometido a tortura u otros tratos o penas crueles, inhumanas o degradantes.

El derecho a la salud comprende algunos derechos.

Esos derechos incluyen los siguientes: El derecho a un sistema de protección de la salud que
brinde a todos iguales oportunidades para disfrutar del más alto nivel posible de salud; El
derecho a la prevención y el tratamiento de las enfermedades, y la lucha contra ellas; El acceso
a medicamentos esenciales; La salud materna, infantil y reproductiva; El acceso igual y oportuno
a los servicios de salud básicos; El acceso a la educación y la información sobre cuestiones
relacionadas con la salud; La participación de la población en el proceso de adopción de
decisiones en cuestiones relacionadas con la salud a nivel comunitario y nacional.

Deben facilitarse servicios, bienes e instalaciones de salud a todos sin discriminación

La no discriminación es un principio fundamental de los derechos humanos y es decisiva para el


disfrute del derecho al más alto nivel posible de salud.

3. FALSAS IDEAS MUY COMUNES ACERCA DEL DERECHO A LA


SALUD

El derecho a la salud NO es lo mismo que el derecho a estar sano. Un error muy común es creer
que el Estado debe garantizarnos buena salud. Sin embargo, la buena salud depende de varios
factores que quedan fuera del control directo de los Estados, por ejemplo la estructura biológica
y la situación socioeconómica de las personas. El derecho a la salud hace más bien referencia al
derecho a disfrutar de un conjunto de bienes, instalaciones, servicios y condiciones que son
necesarios para su realización. Por ello, describirlo como el derecho al nivel más alto posible de
salud física y mental es más exacto que como un derecho incondicional a estar sano.
Las dificultades económicas de un país NO le eximen de la obligación de adoptar medidas que
garanticen el disfrute del derecho a la salud. A menudo se afirma que, cuando no pueden
permitírselo, los Estados no están obligados a adoptar medidas para garantizar el disfrute de
este derecho, o pueden demorar indefinidamente el cumplimiento de sus obligaciones. Cuando
se examina el disfrute efectivo de ese derecho en un Estado determinado siempre se tienen en
cuenta la disponibilidad de recursos en ese momento y el contexto de desarrollo. Sin embargo,
ningún Estado puede justificar el incumplimiento de sus obligaciones por falta de recursos. Los
Estados deben garantizar el derecho a la salud en la mayor medida posible con arreglo a los
recursos disponibles, incluso cuando éstos sean escasos. Es cierto que las medidas pueden
depender del contexto específico, pero todos los Estados deben procurar cumplir sus
obligaciones de respeto, protección y realización.

4. Poblaciones desfavorecidas y derecho a la salud


Los grupos sociales vulnerables y marginados suelen tener menos probabilidades de disfrutar
del derecho a la salud. Tres de las enfermedades transmisibles más mortíferas (paludismo,
VIH/sida y tuberculosis) afectan desproporcionadamente a las poblaciones más pobres del
mundo e imponen una carga tremenda a las economías de los países en desarrollo. Por otra
parte, la carga de morbilidad por enfermedades no transmisibles, que con frecuencia se
piensa que afectan a países de altos ingresos, está aumentando desproporcionadamente en
los países y las poblaciones de bajos ingresos.
En los países, algunos grupos de población, por ejemplo las comunidades indígenas, están
expuestos a mayores tasas de enfermedad y afrontan dificultades importantes para acceder
a una atención sanitaria de calidad y asequible. Estos grupos registran tasas de mortalidad y
morbilidad sustancialmente más altas que la población en general, a consecuencia de
enfermedades no transmisibles tales como el cáncer, las cardiopatías y las enfermedades
respiratorias crónicas. Las personas particularmente vulnerables a la infección por el VIH,
incluidas las mujeres jóvenes, los hombres homosexuales y los consumidores de drogas
inyectables, suelen pertenecer a grupos desfavorecidos y discriminados social y
económicamente. Esos grupos vulnerables pueden ser víctimas de leyes y políticas que
agravan la marginación y dificultan más aún el acceso a servicios de prevención y atención.

5. Violaciones de los derechos humanos en el ámbito de la


salud
Las violaciones o la inobservancia de los derechos humanos pueden conllevar graves
consecuencias sanitarias. La discriminación manifiesta o implícita en la prestación de
servicios de salud viola derechos humanos fundamentales. Muchas personas con trastornos
de salud mental permanecen en centros para enfermos mentales contra su voluntad, a pesar
de que tienen la capacidad para tomar decisiones sobre su futuro. Por otra parte, cuando
faltan camas de hospital, se suele dar de alta prematuramente a personas de esos grupos, lo
que puede dar lugar a altas tasas de readmisión, y en ocasiones incluso a defunciones, y
constituye también una violación de sus derechos a recibir tratamiento.
Asimismo, se suele denegar a las mujeres el acceso a servicios y atención de salud sexual y
reproductiva, tanto en países en desarrollo como en países desarrollados. Esta violación de
los derechos humanos está profundamente arraigada en valores sociales relativos a la
sexualidad de las mujeres. Además de la denegación de la atención, en algunas sociedades
se suele someter a las mujeres a intervenciones tales como esterilización, abortos o
exámenes de virginidad.

6. ELEMENTOS DEL DERECHO A LA SALUD


Disponibilidad: Se deberá contar con un número suficiente de establecimientos, bienes y
servicios públicos de salud, así como de programas de salud.
Accesibilidad: Los establecimientos, bienes y servicios de salud deben ser accesibles a todos
dentro de la jurisdicción del Estado Parte:

 no discriminación
 accesibilidad física
 accesibilidad económica (asequibilidad)
 acceso a la información

Aceptabilidad: Todos los establecimientos, bienes y servicios de salud deberán ser respetuosos
de la ética médica y culturalmente apropiados, a la par que sensibles a los requisitos del género
y el ciclo de vida.

Calidad: Los establecimientos, bienes y servicios de salud deberán ser apropiados desde el punto
de vista científico y médico y ser de buena calidad.

7. EL DERECHO A LA SALUD EN LAS NORMAS


INTERNACIONALES DE DERECHOS HUMANOS
El derecho a disfrutar del más alto nivel posible de salud es un derecho humano reconocido por
el derecho internacional relativo a los derechos humanos. En el Pacto Internacional de Derechos
Económicos, Sociales y Culturales, que en general se considera el instrumento fundamental para
la protección del derecho a la salud, se reconoce "el derecho de toda persona al disfrute del más
alto nivel posible de salud física y mental". Es importante observar que en el Pacto se otorga a
la salud mental, que a menudo ha sido desatendida, la misma consideración que a la salud física.

Pacto internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, artículo 12

1. Los Estados Partes en el presente Pacto reconocen el derecho de toda persona al


disfrute del más alto nivel posible de salud física y mental.

Asimismo el sustento internacional estas en el Congreso de Constitución de la OMS – 1948, 7 de


abril “La aspiración de todos los pueblos es el goce máximo de salud para todos los ciudadanos.
La salud es el estado de absoluto bienestar físico, mental y social, sin distinción de religiones,
credos políticos o clases sociales. Todo hombre tiene derecho a conservar su salud y, en caso de
que enferme, a poseer los medios para curarse. Esta protección debe abarcar no sólo a él, sino
también a sus familiares”.

Declaración Universal de los Derechos Humanos Asamblea General de la O.N.U. – 1948, 10 de


diciembre en el Artículo 25.-1.- Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le
asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar y, en especial, la alimentación, el vestido,
la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios; tiene, asimismo, derecho a
los seguros en caso de desempleo, enfermedad, invalidez, viudez, vejez y otros casos, como
pérdida de sus medios de subsistencia por circunstancias independientes de su voluntad.

8. EL DERECHO DE LA SALUD EN LA NORMATIVA PERUANA


El derecho a la salud está formalmente consagrado en la Constitución Política en

CAPITULO II ARTÍCULO 7:

“Todos tienen derecho a la protección de su salud, la del medio familiar y la de la comunidad así
como el deber de contribuir a su promoción y defensa. La persona incapacitada para velar por
sí misma a causa de una deficiencia física o mental tiene derecho al respeto de su dignidad y a
un régimen legal de protección, atención, readaptación y seguridad”

Artículo 9°.- El Estado determina la política nacional de salud. El Poder Ejecutivo norma y
supervisa su aplicación. Es responsable de diseñarla y conducirla en forma plural y
descentralizadora para facilitar a todos el acceso equitativo a los servicios de salud. Artículo 11°.-
El Estado garantiza el libre acceso a prestaciones de salud

Adicionalmente, algunos aspectos del derecho fueron precisados tras el Decreto Supremo
N°027-2015-SA . Reglamento de la Ley N° 29414, Ley que establece los derechos de las personas
usuarias de los servicios de salud: Aprobada el 13 de Agosto del 2015, la cual contiene derechos
de la persona usuaria al servicio de salud como:

Derecho al acceso a los Servicios de Salud: A la atención de emergencia, sin condicionamiento a


la presentación de documento alguno. A recibir atención con libertad de juicio clínico.

Derecho al acceso de la información: A ser informado oportuna y adecuadamente de sus


derechos en calidad de persona usuaria. A conocer el nombre del médico responsable de su
atención, así como de los profesionales a cargo de los procedimientos.

Derecho a la atención y recuperación de la salud: A ser atendido con pleno respeto a su dignidad
e intimidad, buen trato y sin discriminación. A recibir tratamientos científicamente
comprobados o con reacciones adversas y efectos colaterales advertidos.

Derecho al consentimiento informado: Derecho a acceder a una copia de la historia clínica. Al


carácter reservado de la información contenida en su historia clínica.
Miércoles