Вы находитесь на странице: 1из 3

CCl3

La economía
del espectáculo:
una comparación
-el internacional
-Política tarifaria y democratización de las prácticas Política tarifaria
y democratización
:culturales' de las prácticas
Omar López culturales
Omar López

Los planteamientos de este artículo dan muchas luces para los


investigadores que están iniciando el estudio de la economía de la
cultura en América Latina y para el dtseño e implementación de
políticas culturales en la región. Lo desarrollado en este docu-
mento recoge los avances que se han realizado en Francia sobre el
estudio de la demanda por algunos productos culturales (artes
escénicas y museos) y la implementación de diversos tipos de polí-
ticas en este campo. Además, hace una crítica a las aproximacio-
nes que ponen énfasis en el efecto directo de las políticas de pre-
cios en el acceso a estos productos. Según el autor, el precio tan
sólo es uno entre varios de los componentes que influyen en la
toma de decisiones por parte de los consumidores en los mercados
de estos servicios. Las preferencias frente a estos productos no son
reveladas, dadas las características propias de la oferta de estos
mercados en las que el precio no cubre los costos en los que se
incurre para su producción.
Para poder comprender los efectos de variaciones en los precios
sobre la demanda es necesario explorar los determinantes de las
preferencias de los consumidores. Se plantea que existe una diver-
sidad de factores en la disposición a pagar: el Interés del consumi-
dor determinado por los niveles de riesgo propios al acceder a
estos productos; el ingreso; los productos sustitutos; factores
medioambientale5; los costos asociados, como el transporte, pro-
ductos complementarios o el costo de oportunidad del tiempo; el
carácter colectivo del consumo, en donde las decisiones muchas
veces no son individuales; el énfasis por lo efímero; los umbrales
psicológicos a partir de los cuales el precio desincentiva el consu-
mo. O incluso motivaciones como la pasión, la ostentación y la
influencia, que reflejan comportamientos irracionales. Todo esto
hace que el consumidor no necesariamente pueda prever los cos-
tos en los que incurre al acceder a estos productos.
El autor resalta uno de los factores más determinantes que implí---
citamente están detrás de- varios de estos otros factores. Recoge

Po/inca tarifaria y democrataación de las


Comentarios sobre el artículo
13
prácticas culturales en Francia: la prueba de los hechos de X. Dupuis
-
col3
La economía
del espectáculo:
los avances teóricos sobre el estudio de la demanda de productos moderadamente a ampliar el acceso, siempre y cuando tomen en una comparación
culturales que plantean que el consumo presente de estos servicios cuenta los distintos estratos en los que se aplican.
internacional

depende del consumo pasado (Becker, Stigler, Murphy, Levy Gar- La demanda por productos culturales es compleja. Los plantea- y democratización
bou y Monmarquette .. .
) En el consumo de los productos cultu- mientos del autor son una excelente introducción para comenzar de las prácticas
rales se da un proceso de aprendizaje que se ve afectado por las la exploración de las demandas por productos culturales en las los Omar i.6pez
experiencias de consumo y por elementos como los hábitos tras- países de América Latina. Es una invitación para iniciar la
mitidos en el hogar y por los niveles y tipos de formación. Esta reflexión teórica sobre la demanda cultural, la realización de
condición hace que se presenten, pues, diferencias entre los con- investigaciones empíricas y la lectura de encuestas ya aplicadas en
sumidores. Existen unos consumidores con un mayor acumula- la región sobre los consumos culturales o la lectura de informa-
ción de experiencia (capital de consumo) que otros. Dupuis plan- ción actualmente dispersa sobre la asistencia a servicios cultura-
tea una tipología de consumidores según este criterio. Hace una les. En el campo de la reflexión teórica, es una invitación para
estratificación de conjuntos de consumidores: profesionales, asi- comprender profundamente los desarrollos realizados hasta la
duos, regulares, ocasionales, eventuales ye1 no-público. Las dife- fecha sobre el cultivo del gusto y los costos que lo afectan.
rencias entre estos conjuntos vienen determinadas por los niveles La estratificación de los consumidores según sus niveles de capi-
de experiencia de los que los componen.
tal de consumo es seductora y es un punto de partida importante
Las variaciones en los precios tienen efectos distintos para cada para el diseño de políticas y la corrección de políticas en la región.
uno de estos estratos. No es posible agregar la demanda, ya que Sin embargo, es importante tener en cuenta las particularidades
está segmentada y cada fragmento presenta particularidades que
de estos países. Los estudios que respaldan los planteamientos de
generan reacciones distintas frente a las políticas en las tarifas. Dupuis fueron realizados en un país con condiciones económicas,
Ciertas reducciones en la tarifas pueden aumentar el nivel de fre-
sociales y culturales distintas a las de los países de América Lati-
cuencia de aquellos que tienen una gran acumulación de capital na. Los niveles de educación y de ingreso de ese país son superio-
de consumo o atraer a consumidores ocasionales, pero no pueden
res a los de los que tratamos. en este caso, existe una gran canti-
tener un efecto en los no-consumidores y en los indiferentes. dad de población que vive en la pobreza. Y, aunque se han
Esto tiene implicaciones en las políticas que buscan ampliar el realizado avances importantes en la cobertura y la calidad de la
acceso y democratizar la cultura. Muchas veces, estas políticas educación, aún quedan grandes desafíos en este campo. Esto
utilizan como mecanismo reducir las tarifas e incluso ofrecer ser- quizá requeriría una estratificación todavía más marcada y sutil,
vicios gratuitos. Pero la condición de experiencia hace que los con lo que las políticas encaminadas a ampliar el acceso se harían
efectos de éstas sean relativamente tenues e incluso puede generar aún más complejas. Aparte del peso del capital de consumo, el
distorsiones en el mercado, como el desplazamiento de consumi- ingreso y la educación entran a jugar un papel mucho más fuerte
dores que estarían dispuestos a pagar y este acceso gratuito. Los en estos países. Quizá para las clases medias y altas, que represen-
efectos son más contundentes en el aumento de la frecuentación tan aproximadamente el 40% de la población de América Latina,
La condición de experiencia de consumo de los productos cultu- se podría hacer una analogía con la estratificación propuesta por
rales sugiere una "realidad" fuerte para los tomadores de deci- Dupuis, sin embargo el 60% restante requeriría un estudio más
sión. Para generar un efecto relevante en el acceso a la cultura se detallado. ¿Están éstos condenados a abstenerse de cierta clase de
requieren de políticas de largo plazo, como la formación de públi- productos culturales? ¿Tan sólo quedan los caminos estructurales
cos o programas en los sistemas de educación que articulen la de largo plazo? La oferta de servicios culturales gratuitos o con
cultura como un derecho. Políticas encaminadas a sembrar "capi- tarifas reducidas, quizá para productos que no requieren de un
tales semillas" para la generación de un senda de acumulación de gran grado de complejidad para su comprensión, pueden ampliar
experiencias de consumo cultural.
el acceso y generar un capital semilla en la población joven, o
Sin embargo, generar una programación atrayente y que se contribuir modestamente, sin grandes pretensiones, a la calidad
difunda, la fijación de tarifas y la aplicación de mecanismos como de vida de las población adulta aparentemente condenada por su
la gratuidad temporal, precios únicos por temporadas o mecanis- "capital de consumo pobre". Existen políticas que aparentemente
mos como "paquetes o chequeras de descuentos", aparte de gene- han sido exitosas en este sentido. En Bogotá se hacen eventos
rar un efecto positivo en la frecuentación, pueden contribuir gratuitos en el parque, a los que asisten una población no desde-
133
cc'3
La ecOnomfa
ñable de nuevos consumidores y de estratos bajos. Sería muy útil: del especUculo:
- una comparación
hacer estudios detallados
sobre
los efectos reales de este tipo de internacional
políticas en la región,
y democratización
Entran también en esta discusión factores como los conflictos de las prácticas
culturales
entre la denominada "cultura universal" y la "cultura popular".
Omar L4pez
Este porcentaje de población pobre desarrolla prácticas culturales
populares. Aunque son excluidos, no por ello dejan de tener su
propio desarrollo cultural (afectado tanto por la tradición como
por las grandes industrias culturales y las nuevas tecnologías). Las
políticas de ampliación del acceso a la "cultura universal" pueden
sacar provecho de las posibles complentaridades
culturas. con estas otras

Esta complejidad es un gran desafío para la gestación de la inves-


tigación de la economía de la cultura aplicada a la demanda en la
región. A continuación se plantean algunos temas a discusión:
¿La entrada al Louvre del 30% de la población en los días
gratuitos, público que de otra forma no asistiría, y el aumento
de la frecuentación de los
ocasionales o regulares no justifican
esta política a pesar del efecto de la distorsión del mercado no
gratuito?
Las políticas de tarifas, aunque afectan tenuemente al acceso
a la cultura, pueden aumentar la frecuencia
o atraer a consumí-
dores potenciales enriqueciendo y reforzando su calidad de vida,
y pueden generan externalidades en el capital humano. ¿Este
aumento de la calidad de vida no puede ser un objetivo político
relevante? Si las políticas de largo plazo surgen
efecto, estas
medidas complementarias pueden enriquecer la calidad de vida
de los que van entrando nuevos a cada estrato superior.
¿Los avances en la econometría no hacen posible precisamen
te medir el efecto parcial de los precios (elasticidades), tomando
en consideración las otras variables y factores?
Aunque se presentan factores particulares, como los irracionales
mencionados, que son muy relevantes frente al fuerte peso que
tiene la experiencia de consumo, ¿se relaciona de alguna forma
esta Irracionaliad con la teoría del capital de consumo?
¿Cuánto se ha explorado el fenómeno de la unidad de consu-
mo en Francia? ¿Las mediciones mencionadas exploran el con-
sumo en conjunto?
S.
Aunque existen factores de la demanda que aparentemente
provocan que el consumidor no pueda prever los costos en los
que incurre, ¿debe rechazarse el análisis de las decisiones
racio-
nales sobre los costos, o existen adaptaciones?

135