Вы находитесь на странице: 1из 15

La CORNEA: ¡ Una estructura geodésica !

Resumen:
El autor, Médico Oftalmólogo, pretende demostrar científicamente que
parte de la estabilidad dimensional de la córnea como estructura
viscoelástica que es, y la regulación, por un mecanísmo fino, de alta
sensibilidad y especificidad, en el control de la velocidad de salida del
humor acuoso desde la cámara anterior, hacia el interior canal de
Schlemm, son mantenidas por una malla natural, conformada por varias
capas, de un tejido hexagonal de colágeno atípico, reforzado en sus
extremos, conformando una cúpula asférica, que se aplana hacia su
periferia, y que se conoce como la lámina limitante posterior o de
Descemet, que es también la lámina basal del endotelio corneal, cuya
comprensión será de gran interés para la bioingeniería de la córnea y de
la función del ángulo camerular del ojo humano.

Aspectos anatómicos:
La córnea constituye el sexto anterior de la túnica fibrosa externa del ojo, es transparente y
de forma cupuliforme, con curvatura anterior asférica y posterior esférica, con un espesor
que se incrementa gradualmente del centro hacia la periferia.

Por ser la cara anterior un segmento cónico elíptico, no se le puede otorgar un único radio
de curvatura, complicándose aún mas su diseño cuando hacia la periferia se torna
hiperbólica.

Es mas sencillo describir su cara posterior que es esférica con un radio de curvatura de
6,7, mm y un diámetro de 10 mm. con una altura central de 4 mm del ápex del
cristalino o del plano pupilar.
Tradicionalmente se ha estipulado que mecánicamente, la córnea es una estructura
homogénea, elástica y resistente, que mantiene su forma y la estabilidad dimensional por
las propiedades isotrópicas y la homogeneidad mecánica de sus componentes histológicos.

Pero discrepo del anterior postulado pues la córnea encierra una mayor complejidad
y sus distintos planos componentes o capas, no se comportan homogéneamente desde
el punto de vista mecánico, dada su composición histológica diferente y en especial la
de una de ellas, la lámina de Descemet, que encierra una complejidad tal que
necesariamente tiene que cumplir con funciones mas allá de ser solamente la lámina
basal del endotelio corneal.

Existen evidencias clínicas para pensar en ello, como es el caso de los Descematoceles en
úlceras profunadas con pérdida del estroma, que no se rompen facilmente y evidencias de
laboratorio de microscopía electrónica, como son las inicialmente descritas por Krstick,
primero en Alemán publicadas y mencionado luego por por Gneser en su tratado de
histología, en la que con ayuda del microscopío electrónico y las técnicass de difracción de
rayos X, obtuvieron una imagen tridimensional de las capas que conforman la lámina de
Descemet, mostrándonos su complejidad estructural.

Características de la lámina de Descemet:


La lámina de Descemet constituye la lámina basal del endoltelio corneal y se le conoce
también como lámina limitante posterior; está ubicada entre el estroma y el endoltelio
corneal y es una capa carente de células, de espesor aproximado de 10 micras que se
incrementa con la edad y que es secretada por las células del endotelio de la córnea.

Al microscopio óptico la lámina de Descemet presenta un aspecto homogéneo, eosinófilo y


en la periferia se continúa, fundiéndose con el estroma de las trabéculas de la malla del
ángulo iridocorneal en la línea de Schwalbe.

A la microscopía electrónica, la lámina de Descemet presenta el aspecto de una gruesa


malla de doce micras de espesor, compuesta por varias capas paralelas entre si, sin
uniones entre ellas, cada una conformada por finos filamentos de un colágeno atípico, tipo
tropocolágeno, en un tejido de figuras hexagonales con condensaciones nodulares en cada
uno de sus vértices, separados 270 nanómetros entre sí.

Figura No. 1. Conformación ultramicroscópica de la lámina de Descemet.

Los datos histoquímicos y la difracción de rayos X confirman que los filamentos que
conforman las mallas de hexágonos, son de colágeno atípico de 270 nanómetros de longitud
por 100 anstromgs de diámetro; la disposición hexagonal se forma por la agregación del
material de tropocolágeno en dispersión, en una matriz de sustancia fundamental amorfa,
que llena los espacios entre ellos.
Esta disposición tan
compleja para tratarse solo
de una lámina basal, con
varias capas de tejido
hexagonal de tropocolágeno
reforzado en sus vértices, sin
uniones entre las distintas
capas, despierta mi
curiosidad y me hago la
siguiente reflexión:

“Si lo observado no da una idea de la función, es


que se ha observado mal “...................., ¡ muy mal !
¿ Por qué tantas capas, con refuerzos en los vértices de unión de
los hexágonos entre ellos, si no tiene que hacer fuerza alguna,
pues se apoya en el estroma corneal grueso y resistente ?
Pregunta de la investigación:
¿ Será que la lámina de Descemet demuestra tanta complejidad
porque cumple alguna función estructural diferente a la de ser
una gruesa lámina basal de un endotelio simple plano, dos y
media veces mas delgado que ella misma ?

Tratando de encontrar respuesta a ese interrogante, empecé a buscar en la naturaleza


estructuras similares compuestas por hexágonos unidos entre sí y al observarlas me
cuestionaba:

En qué se parecen las cosas, compuestas de cosas,


que se parecen?

Para mi sorpresa encontré que había formaciones hexagonales innumerables en estructuras


naturales y enmallados similares al descrito, que comparten una función y es la de otorgar
resistencia repartiendo las fuerzas de manera simétrica en todas direcciones, como el
caso de los tallos y el panal de abejas.

El hexágono es una interesante figura geométrica


conformada por 6 triángulos equiláteros opuestos por el
vértice cuyas bases configuran los lados del mismo y en sus
uniones conforman puntos equidistantes del centro.
Figura 2.

Si la lámina de Descemet está compuesta de


capas de redes superpuestas de colágeno
atípico, conformándo hexágonos reforzados
en sus uniones, y se sabe que este
tropocolágeno es más resistente que el acero
de su mismo calibre, debe servir para
algo más que de lámina basal, debe participar activamente en la
estructura de la córnea y / o servir como mecanismo de detección de los
cambios de presión en el interior del ojo !. Figura 3.

En 1.854, en su tesis Doctoral,


Riemann presentó los fundamentos
de la geometría sobre una superficie
curva (8), cuyas geodésicas
desempeñan el papel de las rectas
Euclidianas en la geometría plana; la
utilidad de este concepto radica en que
permitió entender la geometría sobre
superficies curvas ya sena las cúpulas
para los ingenieros o la córnea para nosotros, en las que la geodésica es el equivalente de la
recta en la geometría plana, es decir la distancia mas corta entre dos puntos. (Figura 4.)

En los años sesentas el Ingeniero norteamericano R. Buckminster Fuller ,


(Bucky), desarrolló su famosa cúpula geodésica, que ha tenido las más
variadas aplicaciones en estadios, teatros, fábricas, domos etc.
Estrictamente hablando, la cúpula geodésica es una forma de estructura particular de
enramado triangular, en que los elementos se encuentran curveados y situados según
las circunferencias máximas de la esfera, sobre la cual se puede colocar una cubierta,
repartiendo uniformemente las tensiones a su base.

Estos triángulos así orientados forman los


triángulos esféricos de Riemann, los cuales, al
trazarles las respectivas alturas correspondientes a
cada lado, se subdividen en seis nuevos triángulos
esféricos y así sucesivamente se podrá continuar
esta subdivisión, hasta obtener una red regular de
barras.

El número de subdivisiones de cada triángulo original se señala como “n” y constituye


la “frecuencia geodésica” de la cúpula.

Con la subdivisión de un triángulo por sus alturas, se configuran hexágonos, y entre mas se
subdivide, mayor es la frecuencia del enmallado. (Figura 5).
Experimentalmente se encontró que una malla constituida por hexágonos, al ser esférica, no
posee la suficiente resistencia en sus puntos de unión o de articulación de los hexágonos, a
nivel de los cuales deben reforzarse las uniones o en su defecto proveer de cuerdas.

En el caso de una cúpula geodésica “grande”, (en proporción al grosor de sus fibras),
una sola capa de enmallado hexagonal reticular, no es suficiente para garantizar su
estabilidad dimensional, y se hace necesario proveer de dos o más capas de enmallado;
en un célebre trabajo del Imperial College de Londres, se comprueba la resistencia
enorme de este tipo de diseño de ingeniería estructural.

Cuando la frecuencia geodésica llega a ser


muy grande, el número de barras crece
muchísimo, de forma que todas aquellas que
concurren en un mismo nodo, aún cuando la
superficie sea esférica, se encuentran casi en
el mismo plano y ello unido a los refuerzos
en las uniones, le da una resistencia enorme
para su masa y peso.
En muchas cúpulas geodésicas, el
revestimiento o cubierta, forma parte integral
del sistema estructural de resistencia,
repartiéndose las cargas y colaborando con la estabilidad dimensional de la mismas y en
otras es solo la parte impermeable.

También se ha
demostrado que en
una cúpula
Geodésica, su altura
máxima es de un
tercio de su diámetro. La línea del perímetro de la
misma es irregular, dificultando su unión con el
apoyo, lo que suele representar una desventaja cuando
se trata de cubiertas, pero para el caso de la Descemet
que tracciona a la base, esto se vuelve a su favor.
(Figura 6).

Las cúpulas geodésicas son estructuras económicas y resistentes constituyendo una


solución ideal para el recubrimiento de grandes áreas sin columnas ni cuerdas, ofreciendo
un reparto uniforme de las tensiones a su base, que presenta un borde inferior irregular, casi
trabeculado !.

Extrapolando lo expuesto a la membrana de Descemet creo que se le puede considerar


una estructura geodésica natural y que el grueso revestimiento de la córnea
conformado por el estroma y la lámina de Bowman colaboran con la estabilidad de la
córnea si bien al parecer otorgan más rigidez que mantenimiento de la estabilidad
dimensional.

Al igual que ocurre con las demás estructuras geodésicas, la altura del
punto central de la cúpula sobre el plano limbar es de un tercio del
diámetro de la base.

Si de acuerdo a lo observado, la "membrana" de Descemet es una serie de redes


cupuliformes, de tejido hexagonal sumamente resistente, que puede difundir las tensiones
uniformemente a lo largo de la circunferencia del perímetro de su base, entonces, ella
podría comunicar a su base, que es la línea de Schwalbe, que a su vez es el ápex del
triángulo que constituye el ángulo camerular y donde se insertan las trabéculas de la red del
mismo, y que hace parte de la "membrana" basal de las células "endoteliales" que le
recubren, las sutiles diferencias de presión en la cámara anterior, en respuesta a las
variaciones en la secreción del humor acuoso siguiendo los rítmos circadianos, ya que
esa presión se aplica perpendicularmente a cada punto de las redes y ellas
lo transmitirían a la base descrita, en forma de tensión, fuerza ésta,
paralela a sus fibras, en donde al insertarse en el contorno de la
circunferencia que es la línea de Schwalbe, podrían darse dos fenómenos:
1. Un estiramiento de las trabéculas, como ocurre cuando se tensa el músculo ciliar al otro
lado, compensando en parte, el aplastamiento de las trabéculas y laminillas contra la
pared interna del canal de Schlem.

2. El inicio de una reacción en cadena, de estímulos sobre las células endoteliales


adyascentes a la línea de Schwalbe, que son las mismas que emiten prolongaciones
de membrana y citoplasma que recubren tanto las trabéculas como las laminillas y
la pared externa de la malla trabecular, en donde supongo que está una de las mas
fuertes barreras para el transporte del humor acuoso hacia el canal de Schlemm,
para que por medio de un incremento del ATP o por cualquier otro mensajero
intracelular, se induzca a la membrana citoplasmática a formar vesículas
pinocíticas, que engloben porciones de humor acuoso a mayor velocidad, con el fín
de retirar el exceso de contenido dentro del continente, y así volver a su volumen y
presión-tensión normales.

Mirémoslo de esta manera, si por alguna razón del ritmo circadiano, ya sea mediada por
el cortisol u otra causa, se incrementa la rata de secreción de humor acuoso por las dos
capas del epitelio secretor de los procesos ciliares, el incremento del volúmen resultante en
una cámara teóricamente rígida como la anterior, hará que la presión se incremente. Esta
fuerza se aplicará uniformemente, de manera vectorial, perpendicularmente en todos los
puntos de la pared del ojo, siendo soportada en su parte anterior, por la córnea y en ella
también por las múltiples capas de enmallado hexagonal reforzado, que es la "membrana"
de Descemet, que sufrirán una tensión y un estiramiento por esa causa, transmitiéndo esta
fuerza tensional a su base, que es la línea de Schwalbe y a las células endoteliales, con las
posibles consecuencias supuestas en mi modelo teórico, en el cual la presión soportada
por la pared de la red trabecular, al ser perpendicular a su pared, no se convierte en
tensión, sino en compresión o aplastamiento, tendiendo a cerrarla mas que a abrirla ...

La "membrana" de Descemet es delgada al nacer y se vá engrosando durante toda la vida;


en los ancianos se torna irregular en su espesor y aparecen unas excrescencias en su
periferia, al parecer de tejido tropocolágeno degenerado, conocidas como los nódulos de
Hassal y Henle,(25); es decir, con la edad, se ván acumulando glucosaminoglucanos,
(sustancia fundamental amorfa), y restos de colágeno atípico y se vá degenerando.

Postulo que la degeneración de las capas o la alteración del contenido o la disposición


espacial de sus componentes, altera la capacidad de transmitir los cambios sutiles de
tensión, a las células endoteliales localizadas en su base, de forma que se pierde el
mecanismo de autorregulación, entre el incremento de la tensión secundaria a la
presión y el aceleramiento de la rata de transporte endotelial de humor acuoso hacia
la luz del canal de Schemm, teniendo como resultado un incremento gradual y
sostenido de la presión intraocular...

Aún falta demostrarlo, pero explicaría por qué la naturaleza, que es sabia y económica,
diseñó en la evolución natural, una estructura tan compleja y única, de varias y resistentes
capas de enmallado hexagonal, como es la lámina de Descemet, para la cual no hay
función conocida, pero a la que teóricamente se le puede aplicar un modelo mecánico de
aplicación de presiones variables, parecido al que diseñara hace años el Doctor Salomón
Hakim Dow, para explicar el comportamiento mecánico de una estructura esponjosa como
es el cerebro, sometida a los cambios de presión del líquido cefalorraquideo, al estar
encerrada en una cavidad de paredes rígidas, como es la bóveda craneana, y que nos
permitió entender, por qué se pueden alojar en él grandes masas, lentamente expansivas, sin
elevar proporcionalmente al contenido, la presión intracraneana, al comprimirse las áreas
cercanas a la masa en crecimiento, como lo harían las porciones de una esponja,
adyascentes al punto en donde se le aplica una presión, casi sin transmisión de ésta fuerza a
estructuras mas distantes, las cuales hasta avanzados estadíos, conservan su forma y
funcionalidad. (En el ojo, además de la Descemet, hay otra estructura esponjosa,
compresible y es la coroides).

Observando la conformación de la lámina,


pués no cumple con la definición de
"membrana biológica", creo que esta
también puede ser comprimida por
sectores en cuanto a su espesor se refiere,
deformándose selectiva y proporcionalmente a la ubicación y magnitud de la fuerza
que de dentro a afuera se le aplique, transmitiendo esta presión en forma de tensión,
paralela a su superficie, hasta su sitio de origen e inserción en la base, que es la línea
de Schwalbe.

A mayor presión, mayor número de capas serán comprimidas, y mayor será la


magnitud de la tensión transmitida a la base en la circunferencia de la línea de
Schwalbe.

Es en ese punto, donde supongo, ocurre algo que podría ser similar, guardadas
las proporciones, a lo observado con las hojitas de la planta adormidera, la
cual cuando se la toca con diferente fuerza, responde de distinta manera.
Si apenas la roza el viento, no pasa nada, pero si se toca con un dedo, de
acuerdo con la magnitud del toque, sus hojas se van cerrando cada vez en
número mayor.

Es un fenómeno de excitación local, que altera el potencial de reposo de sus


membranas celulares, desencadenándo una cascada exitatoria con consumo de
ATP - (Adenil ciclasa- AMPc ?), que se transmite a sus fibras contráctiles, que
después de un tiempo, superada la excitación, vuelven a su estado de reposo.

Creo que al tensarse gradualmente determinado número de


capas de la lámina, compuesta de varias capas de redes de
enmallado hexagonal bidimensional, esa fuerza, proporcional a
la presión ejercida, pero convertida en tensión para poder ser
transmitida a su base, se convierte en un estímulo para la célula
"endotelial" adyacente a la línea de Schwalbe, que es la que
emite sus prolongaciones digitiformes para recubrir las
estructuras de la red trabecular, para que incrementen su rata
de pinocitosis del humor acuoso, incrementando así la salida
neta del mismo, y devolviendo la presión intraocular a los límites
fisiológicos normales.

Por supuesto que estas elucubraciones teóricas no son más que


poesía, Corneopoesía, pues no han sido experimentalmente
verificadas, pero deseo que sirvan de estímulo a investigadores que
consigan alejar las ideas de considerar a la córnea esférica,
homogénea e isotrópica, y que la membrana de Descemet es solo
la lámina basal del epitelio posterior o "endotelio"de la córnea.

La hipótesis de la CORNEA: UNA ESTRUCTURA GEODESICA, dice:

“ La lámina de Descemet es una perfecta estructura geodésica compuesta de varias


capas de enmallado bidimensional de un reticulado hexagonal con frecuencia
cercana a 20.000, reforzados en sus uniones por nódulos separados 270 mm entre si.
La base de la estructura se fundirá con las trabéculas del limbo corneoescleral, en la
línea de Schwalbe, que le servirá de sostén, soportando los vectores de fuerzas
resultantes del esfuerzo tensional de la cúpula, debidos en mayor parte a la presión
intraocular aplicada sobre sus paredes. Al incrementarse la presión intraocular, la
tensión aumentará y se transmitirá a la base, entreabriendo de esa forma aún más los
espacios naturales de la red trabecular, o induciendo la liberación de sustancias por
parte de sus células endoteliales, pudiendo alterar el flujo de salida del humor
acuoso, a manera de un feedback endotelial.” Dr. Alvaro G. Niño Rivero.
En la práctica, estas teorizaciones habrán de servir para
volvernos algo más cautos y racionales en el diseño y
materialización de las cirugías refractivas y
queratoplástias muy grandes, que deberán alejarse lo
más posible de la periferia de la capa de Descemet y
contemplar a la córnea como una estructura asférica,
resistente, viscoelástica no lineal, heterogénea y
anisotrópica, ¡ que además sería el eslabón perdido, en
el mecanísmo, aún desconocido, de la autorregulación de
la presión intraocular, base de la mayoría de los
glaucomas crónicos de ángulo abierto !

También podría hacernos pensar seriamente en el papel


que puede jugar la lámina o capa de Descemet en el
sistema de retroalimentación y en la autorregulación,
(feed back), para la conservación de la presión
intraocular normal, que podría visualizarse como algo
parecido a lo que ocurre con las láminas de una persiana
horizontal cuando con un dedo se empieza a hacer
presión de abajo hacia arriba, inicialmente se deforma la
de mas abajo y su centro llega a tocar la siguiente y así
sucesivamente, pero como la longitud no se altera, sus
extremos van siendo traccionados hacia el centro; si
estuvieran conectados a un sensor, irían formando una
señal cada vez mas fuerte a medida que mas laminillas
van siendo comprimidas... eso creo que es lo que pasa
con la pared interna del canal de Schlemm en el ángulo
camerular.
Con este cuadro deseo mostrar como obtuve la frecuencia
geodésica de la membrana limitante posterior de la córnea o de
Descemet:

En la delimitación de la red de varias capas que conforma la Descemet, he


tomado como base a la linea de Schwalbe y la altura máxima al ápex
corneano por su cara interna.

Asumo que la circunferencia de la base, (Línea de Schwalbe), tiene


aproximadamente 10 mm de diámetro, dada su ubicación en la cara
interna de la periferia de la córnea, y con base en ello, cálculo el perímetro
multiplicando ½ del diámetro (radio), por dos veces el número pi, encontrando
que es de 31,416 mm. ( P= 2pi . r ).

Perímetro de la base = 2 (3,1416) x 5 mm. P= 31,416 mm.

Acto seguido se triangula la semiesfera, que conforma la cara interna de la


córnea, cuyo perímetro es la línea de Schwalbe, en seis triángulos esféricos
equiláteros, cuyas bases conforman el perímetro de la base, obteniéndose que
para cada lado es de 5,235 mm. (31.416mm / 6 = 5.235 mm).

Lados de cada triángulo esférico: Perímetro / 6. 31,416 / 6 = 5,235 mm.

Al pasar esta cantidad en mm a metros, se obtiene 0.005236 m y de acuerdo a


lo observado en ultramicroscopía electrónica, se le divide entre 270
nanómetros (270 x 10-9 m), que es la distancia entre dos condensaciones
nodulares de la membrana de Descemet lo que dá 19.392.

Frecuencia geodésica = 5, 235 mm / 270 x 10-9 mm. F. G. = 19.392

De esta manera, obteniendo de esta forma el número de


subdivisiones de cada triángulo esférico inicial, que no es otra
cosa que la frecuencia geodésica de la Descemet y que se calcula
en 19.392 o sea cercana a 20.000, ......que componen un sistema
finísimo de detección sutil de las variaciones de la presión
intraocular.
Mensaje capaz de ser transmitido a su base que es la lámina
basal de las células endoteliales cuyas prolongaciones recubren
las trabéculas, laminillas y pared del ángulo iridocorneal,
induciéndolas a incrementar la rata de pinocitosis de humor
acuoso, en tránsito hacia el canal de Schlemm, devolviendo así,
al restar volúmen, la presión, a su rango normal.

Me despido deseando, que este intento de ensayo sirva para resaltar la


importancia de la membrana de Descemet o para que se demuestre que a lo
mejor se trata de un resago evolutivo como la carúncula o la pituitaria y que
nada de lo aquí expuesto es cierto.

Gracias,

---------------------------------------------------------------------------------
DR. ALVARO GERMAN NIÑO RIVERO M.D.
OFTALMOLOGO DIRECTOR
CLINICA OFTALMOLOGICA INTEGRAL LTDA.
Bucaramanga - Santander - Colombia.
E mail: dr.alvaro.nino.coi@hotmail.com
Calle 51 No. 30-19 Esquina.
Cel: 310 8069233
BIBLIOGRAFIA

1. HISTOLOGIA, Finn, Geneser.pp 73 a 122.


Editorial Panamericana. Argentina 1.987
2. TRATADO DE HISTOLOGIA. Bloom and Fawcet. Pp. 34-82.
Décima Edición Americana, Séptima en español
Editorial Labor. España 1.988
3. HISTOLOGIA. Ham, Arthur. Pp. 39-138
Editorial Interamericana. México 1.985
4. ELEMENTARY STATICS OF SHELLS. Pfluger Alf.
Second Edition. Fw. DODGE CORPORATION
NEW YORK. USA.
5. GEOMETRIA. Blador (Geometría esférica y del espacio).
Texto de Bachillerato (Riemer: Triángulos Esféricos).
6. Revista Selecciones del reader’s Digest.
R. Buckminster Fuller y su cúpula geodésica.
7. Un modelo mecánico de la córnea. Tesis de grado de Alvaro Niño. Escuela Colombiana
de Medicina. 1.981.
8. MECHANICAL MODEL OF THE CORNEA. Vito, Raymond, Shin, Thomas,
Refractive Cirneal Surgery, Vol 5. pp. 82-88
9. Kristic r. Dic Geweb des Menschen und der Saugetiere.
Springer Velag, 1.978. Sweden.
10. KRISTIK R. Ultrastrucktur der Saugeierzelle 1.
Ausgabe, Springer, Varlag, 1.976 Sweden.
11. LYNN M. ARESTON J., Factors affecting outcome and predictability of radial
queratotomy. 1.978 pp. 105-42-51.
12. ASPECTOS HISTOLOGICOS DEL SENTIDO DE LA VISION.
NIÑO ALVARO. ESCUELA COLOMBIANA DE MEDICINA 1.988. BOGOTA.
13. NIÑO R. Alvaro G. "Mis ideas respecto al glaucoma". Folletos repartidos. 2.000.
14. NIÑO R. Alvaro G. “Ideas sobre el glaucoma primario de ángulo abierto” FRANJA
OCULAR, Vol 2 No. 17 Nov-Dic 2.001 Bogotá . Colombia.
Internet: http//gate.cruzio.com/joemore/index/dome-M.htm
http//www.aceralia-tr.com/hacer_6_4htm
http//148.220.1.3/museo/geodesia.htm
http//www.msnba.com/news/425893.asp?cp1=1

Bucaramanga-Colombia.

Похожие интересы