You are on page 1of 2

4.6.

4) PROTOCOLOS CLINICOS PARA TRATAMIENTO DE


PERFORACIONES
A continuación serán descritos dos protocoles básicos para el tratamiento de
perforaciones, resaltando que debido a los numerosos factores clínicos
relacionados con estas patologías, se deben establecer cambios específicos
para cada caso en particular. Las siguientes consideraciones deben ser tenidas
en cuenta siempre:

 Hay la necesidad de correcciones en la apertura y localización de todos


los canales.
 La correcta limpieza, modelado y obturación de los conductos tiene
impacto en el pronóstico de los casos y siempre se debe realizar en
conjunto con el tratamiento de perforaciones.

4.7) Pronostico

Varios factores están asociados al pronóstico en el caso de perforaciones y están


descritos.

Aun con las recientes innovaciones tecnológicas y con el uso de materiales


bioactivos, el tratamiento de perforaciones debe ser realizado con carácter
tentativo. Aún debe ser realizados estudios clínicos en humanos con elevado
nivel preferiblemente, las perforaciones se deben sellar antes de la obturación
de los conductos, impidiendo que la gutapercha y cemento puedan ser forzados
inadvertidamente en la región del defecto.

 Debido a la franca comunicación del defecto con los tejidos de la región


perirradicular, las sustancias químicas utilizadas en la irrigación no deben
sr forzadas hacia los tejidos. La utilización de clorhexidina gel a 2% debe
ser considerada debido a su baja toxicidad y efectivo poder
antimicrobiano.
 La descontaminación del defecto debe ser realizada químicamente
mediante el uso de clorhexidina y mecánicamente con el uso de puntas
de ultrasonido.
 La visualización del defecto con ayuda de magnificación e iluminación
está indicada en estos casos. Los procedimientos de descontaminación
del sellado del defecto son realizados con mayor precisión e influyen
positivamente en el pronóstico del caso.
 La utilización de sulfato de calcio o hidróxido de calcio como barrera
mecánica es indispensable en caso de defectos asociados a lesiones
óseas, evitando así extravasaciones groseras de material relleno.
 La selección del MTA como material de relleno parece ser consenso en la
literatura. La utilización del MTA blanco como rutina impide la
descoloración del tejido dental y previene fallas desde el punto de vista
estético. El cemento puede ser llevado a la región del defecto con
cargadores especiales, puntas de ultrasonido explorador recto.

Protocolos clínicos

Protocolo 1: indicado para perforaciones de furca, strip o en paredes laterales


accesible vía conducto y asociados a perdida ósea. Protocolo utilizando barrera
mecánica.

Protocolo 2: Indicado para perforaciones de furca, strip o en paredes laterales


accesibles vía conducto y sin perdida ósea. Protocolo sin barrera mecánica.