You are on page 1of 13

CUENTOS

EL ARBOL MÁGICO:

Hace mucho mucho tiempo, un niño paseaba por un


prado en cuyo centro encontró un árbol con un cartel
que decía: soy un árbol encantado, si dices las
palabras mágicas, lo verás.

El niño trató de acertar el hechizo, y probó con


abracadabra, supercalifragilisticoespialidoso, tan-ta-
ta-chán, y muchas otras, pero nada. Rendido, se tiró
suplicante, diciendo: "¡¡por favor, arbolito!!", y
entonces, se abrió una gran puerta en el árbol. Todo
estaba oscuro, menos un cartel que decía: "sigue
haciendo magia". Entonces el niño dijo "¡¡Gracias,
arbolito!!", y se encendió dentro del árbol una luz que
alumbraba un camino hacia una gran montaña de
juguetes y chocolate.

El niño pudo llevar a todos sus amigos a aquel árbol


y tener la mejor fiesta del mundo, y por eso se dice
siempre que "por favor" y "gracias", son las palabras
mágicas.
LOS ULTIMOS DINOSAURIOS: pueblo, y al comprobar que millones de años de
evolución en el cráter habían convertido a su especie
En el cráter de un antiguo volcán, situado en lo alto
en dinosaurios enanos, aprendieron que nada dura
del único monte de una región perdida en las selvas
para siempre, y que siempre hay estar dispuesto a
tropicales, habitaba el último grupo de grandes
adaptarse. Y eso sí, todos demostraron ser unas
dinosaurios feroces. Durante miles y miles de años,
excelentes y divertidas mascotas.
sobrevivieron a los cambios de la tierra y ahora,
liderados por el gran Ferocitaurus, planeaban salir de
su escondite para volver a dominarla.

Ferocitaurus era un temible tiranosaurus rex que


había decidido que llevaban demasiado tiempo
aislados, así que durante algunos años se unieron
para trabajar y derribar las paredes del gran cráter. Y
cuando lo consiguieron, todos prepararon
cuidadosamente sus garras y sus dientes para volver
a atermorizar al mundo.

Al abandonar su escondite de miles de años, todo les


resultaba nuevo, muy disitinto a lo que se habían
acostumbrado en el cráter, pero siguieron con paso
firme durante días. Por fin, desde lo alto de unas
montañas vieron un pequeño pueblo, con sus casas y
sus habitantes, que parecían pequeños puntitos. Sin
haber visto antes a ningún humano, se lanzaron
feroces montaña abajo, dispuestos a arrasar con lo
que se encontraran...

Pero según se acercaron al pueblecito, las casas se


fueron haciendo más y más grandes, y más y más....
y cuando las alcanzaron, resultó que eran muchísimo
más grandes que los propios dinosaurios, y un niño
que pasaba por allí dijo: "¡papá, papá, he encontrado
unos dinosaurios en miniatura! ¿puedo
quedármelos?".

Así las cosas, el temible Ferocitaurus y sus amigos


terminaron siendo las mascotas de los niños del
EL COHETE DE PAPEL:

Había una vez un niño cuya mayor ilusión era tener


un cohete y dispararlo hacia la luna, pero tenía tan
poco dinero que no podía comprar ninguno. Un día,
junto a la acera descubrió la caja de uno de sus
cohetes favoritos, pero al abrirla descubrió que sólo
contenía un pequeño cohete de papel averiado,
resultado de un error en la fábrica.

El niño se apenó mucho, pero pensando que por fin


tenía un cohete, comenzó a preparar un escenario
para lanzarlo. Durante muchos días recogió papeles
de todas las formas y colores, y se dedicó con toda su
alma a dibujar, recortar, pegar y colorear todas las
estrellas y planetas para crear un espacio de papel.
Fue un trabajo dificilísimo, pero el resultado final fue
tan magnífico que la pared de su habitación parecía
una ventana abierta al espacio sideral.

Desde entonces el niño disfrutaba cada día jugando


con su cohete de papel, hasta que un compañero
visitó su habitación y al ver aquel espectacular
escenario, le propuso cambiárselo por un cohete
auténtico que tenía en casa. Aquello casi le volvió
loco de alegría, y aceptó el cambio encantado.

Desde entonces, cada día, al jugar con su cohete


nuevo, el niño echaba de menos su cohete de papel,
con su escenario y sus planetas, porque realmente
disfrutaba mucho más jugando con su viejo cohete.
Entonces se dio cuenta de que se sentía mucho mejor
cuando jugaba con aquellos juguetes que él mismo
había construido con esfuerzo e ilusión.

Y así, aquel niño empezó a construir él mismo todos


sus juguetes, y cuando creció, se convirtió en el
mejor juguetero del mundo.
LA PRINCESA DE FUEGO: Durante los meses siguientes, la princesa se propuso
cambiar en el reino, y como con la piedra, dedicó su
Hubo una vez una princesa increíblemente rica, bella
vida, su sabiduría y sus riquezas a separar lo inútil de
y sabia. Cansada de pretendientes falsos que se
lo importante. Acabó con el lujo, las joyas y los
acercaban a ella para conseguir sus riquezas, hizo
excesos, y las gentes del país tuvieron comida y
publicar que se casaría con quien le llevase el regalo
libros. Cuantos trataban con la princesa salían
más valioso, tierno y sincero a la vez. El palacio se
encantados por su carácter y cercanía, y su sola
llenó de flores y regalos de todos los tipos y colores,
prensencia transmitía tal calor humano y pasión por
de cartas de amor incomparables y de poetas
cuanto hacía, que comenzaron a llamarla
enamorados. Y entre todos aquellos regalos
cariñosamente "La princesa de fuego".
magníficos, descubrió una piedra; una simple y sucia
piedra. Intrigada, hizo llamar a quien se la había Y como con la piedra, su fuego deshizo la dura
regalado. A pesar de su curiosidad, mostró estar muy corteza del corazón del joven, que tal y como había
ofendida cuando apareció el joven, y este se explicó prometido, resultó ser tan tierno y justo que hizo feliz
diciendo: a la princesa hasta el fin de sus días.

- Esa piedra representa lo más valioso que os puedo


regalar, princesa: es mi corazón. Y también es
sincera, porque aún no es vuestro y es duro como una
piedra. Sólo cuando se llene de amor se ablandará y
será más tierno que ningún otro.

El joven se marchó tranquilamente, dejando a la


princesa sorprendida y atrapada. Quedó tan
enamorada que llevaba consigo la piedra a todas
partes, y durante meses llenó al joven de regalos y
atenciones, pero su corazón seguía siendo duro como
la piedra en sus manos. Desanimada, terminó por
arrojar la piedra al fuego; al momento vio cómo se
deshacía la arena, y de aquella piedra tosca surgía
una bella figura de oro. Entonces comprendió que
ella misma tendría que ser como el fuego, y
transformar cuanto tocaba separando lo inútil de lo
importante.
POEMAS Agua, ¿dónde vas?, de Federico García Lorca

Los ratones, de Lope de Vega Agua, ¿dónde vas?

Juntáronse los ratones para librarse del gato Riendo voy por el río

y después de largo rato a las orillas del mar

de disputas y opiniones Mar, ¿adónde vas?

dijeron que acertarían Río arriba voy buscando

en ponerle un cascabel fuente donde descansar

que andando el gato con él Chopo, y tú ¿qué harás?

librarse mejor podrían No quiero decirte nada

Salió un ratón barbicano Yo…, ¡temblar!

colilargo, hociquirromo ¿Qué deseo, qué no deseo

y encrespando el grueso lomo por el río y por la mar?

dijo al senado romano Cuatro pájaros sin rumbo

después de hablar culto un rato en el alto chopo están.

¿Quién de todos ha de ser

el que se atreva a poner

ese cascabel al gato?


Mariposa del aire, de Federico García Lorca Poema de cuna del elefante, de Adriano del Valle

¡Qué hermosa eres! El elefante lloraba

Mariposa del aire porque no quería dormir

dorada y verde Duerme elefantito mío

Luz de candil que la luna te va a oír

Mariposa del aire Papá elefante está cerca

quédate ahí, ahí, ahí se oye en el Manglar su mugir

No te quieres parar Duerme elefantito mío

pararte no quieres que la luna te va a oír

Mariposa del aire El elefante lloraba

dorada y verde y alzaba su trompa al viento

Luz de candil parecía que en la luna se limpiaba la nariz.

Mariposa del aire

quédate ahí, ahí, ahí

quédate ahí

Mariposa ¿estás ahí?


CANCIONES LOS PATITOS

CINCO RATONCITOS: Todos los patitos


se fueron a nadar
Cinco ratoncitos de colita gris,
y el más pequeñito
mueven las orejas, mueven la nariz,
se quiso quedar
abren los ojitos, comen sin cesar,
su mamá enfadada
por si viene el gato, que los comerá,
le quiso regañar
comen un quesito, y a su casa van,
y el pobre patito
cerrando la puerta, a dormir se van se puso a llorar

Los patitos en el agua


meneaban la colita
y decían uno al otro
ay! que agua tan fresquita.

Los patitos en el agua


meneaban la colita
y decían uno al otro
ay! que agua tan fresquita.
CONCO LOBITOS QUE LLUEVA:
Que llueva, que llueva,
Cinco lobitos
la vieja de la cueva,
tiene la loba,
los pajaritos cantan,
cinco lobitos,
las nubes se levantan,
detrás de la escoba.
Cinco lobitos,
¡Qué si!
cinco parió,
¡qué no!
cinco críó,
que caiga un chaparrón,
y a los cinco,
con azúcar y turrón,
a los cinco
que rompa los cristales de la estación.
tetita les dió.

Que siga lloviendo


Pulgar, pulgar,
los pájaros corriendo
se llama éste,
florezca la pradera
éste se llama índice
al sol de primavera
y sirve para señalar,
éste se llama corazón
¡Qué si!
y aquí se pone el dedal,
¡qué no!
aquí se pone el anillo
que caiga un chaparrón,
y se llama anular
con azúcar y turrón,
y este tan chiquitín
que rompa los cristales de la estación.
¡meñique, meñique!.
LEYENDAS: 3. Robin Hood
1. Nessie También conocido como el “príncipe de los
ladrones”, Robin Hood es de los personajes ingleses
Mejor conocida como “El monstruo de Lago Ness”, más conocidos en las leyendas de la cultura
esta leyenda forma parte del folclore escocés y occidental. Su historia se ha inspirado en distintos
cuenta la historia de una criatura gigante con personajes, aunque uno de los más mencionados es
apariencia prehistórica, que apareció por primera vez Ghino di Tacco, héroe italiano de siglo XIII. Los
en el siglo XVI en el Lago Ness, pero que ha sido registros escritos sobre Robin Hood se han ubicado
vista incluso en épocas recientes. La leyenda retomó desde el siglo XIII, aunque ganó popularidad a partir
fuerza cuando aseguraron verlo en el año de 1933, lo del siglo XV.
que ha inspirado distintas películas y mantiene en Se trata de un hombre que se enfrentaba con los ricos
suspenso a quienes visitan el lago. para defender a los pobres. Sin que se dieran cuenta,
le quitaba pertenencias a los primeros para dárselas a
quienes las necesitaban más; siempre en compañía de
su traje verde, su arco y sus flechas.

4. La Llorona
La Llorona es una leyenda de origen
2. El molino de sal latinoamericano, especialmente popular en México.
Está leyenda nórdica cuenta que hace muchos años La versión más difundida cuenta la historia de una
existía un gigante que tenía un molino mágico. El mujer que había sufrido el rechazo de su marido, y
molino era pequeño y podía producir sal. Un día, el ella, en señal de despecho, asesinó a sus hijos. La
gigante se lo regala a una mujer viuda y a su pequeña culpa la hace regresar por las madrugadas en la forma
hija. Ambas trabajan con el molino y obtienen tanta de un fantasma que grita “¡Ay mis hijos!”.
sal que pueden venderla al pueblo. Otras versiones cuentan que se trata de una
Desafortunadamente un duende, celoso del molino, representación de La Malinche, mujer que ejerció
lo roba y lo arroja al mar. Y por está razón el agua como traductora e intérprete de Hernán Cortés
del mar es tan salada. durante “la conquista” de América. En este caso, el
grito de sufrimiento tiene que ver con que algunas
versiones del proceso de colonización, han atribuido
injustamente a la Malinche la responsabilidad sobre
lo ocurrido.
HISTORIAS:
1. El cuento de la lechera 2. La sospecha
“Érase una vez una joven lechera que llevaba un cubo “Érase una vez un leñador el cual un día se dio cuenta
de leche en la cabeza, camino al mercado para que no tenía su hacha. Sorprendido y con lágrimas en
venderla. Durante el camino, la soñadora joven iba los ojos, se encontró cerca de su casa al vecino, quien
imaginando lo que podría lograr conseguir con la como siempre lo hacía le saludó sonriente y
leche. Pensó que en primer lugar y con el dinero de amablemente.
la venta compraría un canasto de huevos, los cuales
una vez eclosionaran le permitiría montar una Mientras éste entraba en su casa, el leñador de
pequeña granja de pollos. Una vez estos crecieran repente empezó a sospechar y pensar que tal vez
podría venderlos, lo que le daría dinero para hubiese sido el vecino quien le había robado el hacha.
comprarse un lechón. De hecho, ahora que lo pensaba bien su sonrisa
parecía nerviosa, tenía una mirada extraña e incluso
Una vez este creciera la venta del animal bastaría hubiese dicho que le temblaban las manos. Bien
para comprarse una ternera, con la leche de la cual pensado, el vecino tenía la misma expresión que un
seguiría obteniendo beneficios y a su vez podría tener ladrón, caminaba como un ladrón y hablaba como un
terneros. Sin embargo, mientras iba pensando todas ladrón.
estas cosas la joven tropezó, lo que provocó que el
cántaro cayera el suelo y se rompiera. Y con él, sus Todo ello iba pensando el leñador, cada vez más
expectativas hacia lo que podría haber hecho con convencido de haber encontrado al culpable del
ella.” hurto, cuando de repente se dió cuenta de que sus
pasos le habían llevado de nuevo al bosque donde
Este cuento, que cuenta con versiones de Esopo y La había estado la noche anterior.
Fontaine (siendo este último el que hemos reflejado),
nos enseña la necesidad de vivir en el presente y que De pronto, tropezó con algo duro y cayó. Cuando
a pesar de que soñar es necesario también debemos miró al suelo...encontró su hacha! El leñador volvió
tener en cuenta que ello no basta para lograr nuestros de nuevo a su hogar con el hacha, arrepentido de sus
propósitos. Inicialmente, es una pequeña historia que sospechas, y cuando vio de nuevo a su vecino vio que
nos avisa de tener cuidado con que la ambición no su expresión, andar y manera de hablar eran (y
nos haga perder el sentido. habían sido en todo momento) las de siempre.”

Asimismo, en algunas adaptaciones se incluye Esta historia corta, la cual forma parte de muchas
también un diálogo posterior entre la lechera y su tradiciones pero al parecer tiene su origen en China,
madre, quien le cuenta que gracias a tener fantasías nos sirve para aprender que a veces nuestros
parecidas pudo lograr montar una granja: en este caso pensamientos y sospechas nos hacen tener
es una reflexión de que necesitamos soñar y percepciones distorsionadas de la realidad, pudiendo
ambicionar, pero cuidando lo que hacemos para llegar a malinterpretar situaciones y personas con
llegar a cumplir los objetivos, además de no gran facilidad. También nos enseña a no acusar a
rendirnos ante el primer tropiezo u obstáculo. alguien gratuitamente hasta tener pruebas reales de
aquello de lo que le acusamos.
4. El maestro zen
3. La gallina de los huevos de oro “Érase una vez, durante una guerra civil en la época
“Érase una vez una pareja de granjeros que, un día, feudal, un pequeño poblado en el que vivía un
descubrieron en uno de los nidos en los que criaban maestro zen. Un día, llegó a ellos la noticia de que un
gallinas un huevo de oro macizo. La pareja fue temible general se dirigía en su dirección para invadir
observando que el ave producía tal prodigio día tras y tomar la zona. El día anterior a la llegada del
día, obteniendo cada día un huevo de oro. ejército toda la aldea huyó, con la excepción del
anciano maestro. Cuando llegó el general, tras
Reflexionando sobre qué era lo que hacía que la encontrar la aldea prácticamente desierta y sabiendo
gallina en cuestión tuviese esa habilidad, de la existencia del anciano, ordenó que el maestro
sospecharon que que ésta poseía oro en su interior. zen se personase ante él, pero este no lo hizo.
Para comprobarlo y obtener todo el oro de una vez,
mataron a la gallina y la abrieron, descubriendo para El general se dirigió rápidamente hacia el templo
su sorpresa que por dentro la prodigiosa ave era igual donde el maestro descansaba. Furioso, el general
a las demás. Y también se dieron cuenta que, en su sacó su espada y se la acercó a la cara, gritándole que
ambición, habían acabado con aquello que les había si no se daba cuenta de que estaba simplemente
estado enriqueciendo.” parado delante de quien podría atravesarle en un
instante. Con total tranquilidad, el anciano maestro le
Esta fábula, asociada a Esopo aunque también contestó que precisamente el general estaba ante
versionada por autores como Samariaga o La alguien que podía ser atravesado en un instante. El
Fontaine y que en ocasiones nos habla de una gallina general, sorprendido y confuso, terminó haciéndole
y en otras de un ganso, nos enseña la importancia de una reverencia y marchándose del lugar.”
dejar de lado la codicia, ya que nos puede conducir a
perder lo que tenemos. Esta historia corta refleja la cualidad del autocontrol
emocional y el valor de tener la capacidad de
Quizás te interese: "Las 10 mejores leyendas mantenerse sereno en cualquier circunstancia. La
españolas (antiguas y actuales)" cuestión es que cualquier cosa puede pasarnos en
cualquier momento, y perturbarnos ante ello no nos
conduce a nada.
RETAHILAS

Related Interests