You are on page 1of 10

Los circuitos considerados hasta este punto del curso pueden concebirse como acoplados

conductivamente, porque una malla afecta a las contiguas por medio de la conducción de
corriente. Cuando dos mallas con o sin contacto entre ellas se afectan mutuamente por
medio del campo magnético generado por una de ellas, se dice que están acopladas
magnéticamente.
AUTOINDUCCIÓN
La autoinducción se manifiesta cuando la intensidad de corriente que pasa a través de un
circuito cambia a través del tiempo.
El módulo del campo magnético es proporcional a la intensidad de corriente que lo causa:
  I

Asimismo, este campo verifica la regla de la mano derecha respecto a la corriente.


Dada una curva cerrada C , el flujo magnético lo da la siguiente integral:

m     d S
S

Siendo S una superficie abierta apoyada en C y orientada en el mismo sentido que el


campo magnético.

Al ser el campo proporcional a la intensidad de corriente, también lo será su flujo.

 m  LI …. (1)

Siendo L el denominado coeficiente de autoinducción, cuya unidad es el Henrio (H). Y


por la aplicación de la regla de la mano derecha, este coeficiente siempre es positivo.
La fuerza electromotriz debida a la presencia de la autoinducción se calcula mediante la
Ley de Farday:
d m d
     LI 
dt dt
Si la espira de la bobina es rígida (lo que es habitual), el coeficiente de autoinducción es
constante y puede salir de la derivada, quedando el resultado más familiar:
dI
  L …. (2)
dt
Acotar que, normalmente en un circuito, la autoinducción es fuerte solamente en ciertas
zonas; entonces, suponemos que los efectos inductivos se concentran sólo en las bobinas.
INDUCCIÓN MUTUA
Cuando dos inductores están en proximidad estrecha entre sí, el flujo magnético causado
por la corriente en una bobina se relaciona con la otra bobina, lo que induce tensión en
esta última. Este fenómeno se conoce como inductancia mutua.
De acuerdo con la ley de Faraday, la tensión v inducida en la bobina es proporcional al
número de vueltas N y a la tasa de cambio del flujo magnético  m en el tiempo; es decir:

d m
vN …. (3)
dt

Pero el flujo  m es producto de la corriente I , de modo que cualquier cambio en el flujo


da por resultado un cambio en la corriente. Así, mediante la regla de la cadena, la ecuación
(3) la podemos sobrescribir:
d  m dI
vN …. (4)
dt dt
Entonces, a partir de las ecuaciones 2 y 4, y obviando el signo negativo, la inductancia L
del inductor es:
d m
LN …. (5)
dt

Considerando ahora dos bobinas con autoinductancias L1 y L2 en estrecha proximidad


entre sí.
La bobina 1 tiene N1 vueltas, mientras que la bobina 2 tiene N 2 . Con fines de
simplificación, supóngase que en el segundo inductor no existe corriente. El flujo
magnético 1 que emana de la bobina 1 tiene dos componentes: una componente 11
enlaza sólo a la bobina 1, y otra componente 12 enlaza a ambas bobinas. Por lo tanto:

1  11  12 …. (6)

Aunque las dos bobinas están físicamente separadas, se dice que están acopladas
magnéticamente.

Puesto que el flujo completo 1 se una a la bobina 1, la tensión inducida en la bobina 1


es:
d1
v1  N1 …. (7)
dt

Sólo el flujo 12 enlaza a la bobina 2, de modo que la tensión inducida en la bobina 2 es:

d12
v2  N 2 …. (8)
dt

De nueva cuenta, dado que los flujos son causados por la corriente i1 que fluye en la
bobina 1, la ecuación (7) puede escribirse como:
d1 di1 di
v1  N1  L1 1 …. (9)
di1 dt dt

De igual manera, la ecuación (8) puede escribirse de forma análoga:


d12 di1 di
v2  N 2  M 21 1 .... (10)
di1 dt dt

Donde
d12
M 21  N 2 …. (11)
di1

A M 21 se le conoce como la inductancia mutua de la bobina 2 respecto a la bobina 1. El


subíndice 21 indica que la inductancia M 21 relaciona la tensión inducida en la bobina 2
con la corriente en la bobina 1. Así, la tensión mutua (o tensión inducida) de circuito
abierto para la bobina 2 es:
di 1
v2  M 21 …. (12)
dt

Supongamos que ahora se permite que la corriente i2 fluya en la bobina 2, mientras que
la bobina 1 no conduce corriente.
El flujo magnético 2 que emana de la bobina 2 comprende al flujo 22 que vincula sólo
a la bobina 2 y al flujo 21 , que enlaza a ambas bobinas. Por consiguiente:

2  21  22 …. (13)

El flujo completo 2 enlaza a la bobina 2, de manera que la tensión inducida en la bobina


2 es:
d2 d di di
v2  N 2  N 2 2 2  L2 2 …. (14)
dt dt dt dt

Puesto que sólo el flujo 21 enlaza a la bobina 1, la tensión inducida en la bobina 1 es:

d21 d d i di
v1  N1  N1 21 2  M12 2 …. (15)
dt di2 dt dt

Donde:
d21
M 12  N1 …. (16)
di2

Lo cual es la inductancia mutua de la bobina 1 respecto a la bobina 2. De este modo, la


tensión mutua de circuito abierto para la bobina 1 es:
di2
v1  M 12 …. (17)
dt
Como la energía total almacenada debe ser la misma sin importar cómo se llegue a las
condiciones finales, M12 y M 21 son iguales; es decir:

M12  M 21  M …. (18)

Donde M es la inductancia mutua entre dos bobinas. Lo mismo que la autoinductancia


L , la inductancia mutua M se mide en Henrios.
COEFICIENTE DE ACOPLAMIENTO MAGNÉTICO
El flujo del acoplamiento depende de la separación orientación de los ejes de las bobinas
y de la permeabilidad magnética del medio donde se encuentran dichas bobinas. La
fracción del flujo total que abraza o acopla a las dos bobinas se llama coeficiente de
acoplamiento magnético K :
12 21
K  …. (19)
11 22

Por ser 12  11 y 21  22 , el valor máximo de K es la unidad.

El coeficiente M se puede expresar en función de las autoinducciones L1 y L2 operando


de la forma siguiente:

 N   N    N K  N K 
M 2   2 12  1 21    2 11  1 22  …. (20)
 i1  i2   i1  i2 
Ordenando la ecuación (20) convenientemente, toma la forma:

 N   N  
M 2  K 2  2 11  1 22  …. (21)
 i1  i2 
11  22
Pero como L1  N1 y L2  N 2 , tendríamos que:
i1 i2

M 2  K 2 L1 L2
M  K L1 L2 …. (22)
M
K
L1 L2

CONVENCIÓN DE LOS PUNTOS EN BOBINAS ACOPLADAS


Como es impráctico mostrar los detalles de conformación de bobinas en un diagrama de
circuitos, se aplica la convención de los puntos de polaridad en el análisis de circuitos.
Por efecto de esta convención, se coloca una marca en un extremo de cada una de las dos
bobinas acopladas magnéticamente de un circuito para indicar la dirección del flujo
magnético si entra una corriente en la terminal marcada de la bobina.

Estos puntos se colocan en los extremos de las bobina de manera que:


- Si una corriente entra a la terminal marcada de la bobina, la polaridad de
referencia para la tensión mutua en la segunda bobina es positiva en la terminal
con la marca de la segunda bobina.
- Alternativamente, si una corriente sale de la terminal marcada de una bobina, la
polaridad de referencia de la tensión mutua en la segunda bobina es negativa en
la terminal con la marca de la segunda bobina.

Así, la polaridad de referencia de la tensión mutua depende de la dirección de referencia


de la corriente inductora y de las marcas en las bobinas acopladas.
En la siguiente figura se muestra la convención de las marcas para bobinas acopladas en
serie. En relación a la figura a), la inductancia total es:

L  L1  L2  2M …. (Conexión en serie aditiva) (23)

En relación con las bobinas de la figura b):

L  L1  L2  2M … (Conexión en serie opositiva) (24)

Consideremos el siguiente circuito:


La aplicación de la Ley de Tensiones de Kirchoff a la bobina 1 da como resultado:
di1 di
v1  i1 R1  L1  M 2 …. (25)
dt dt
En la bobina 2, la Ley de Tensiones de Kirchoff da por resultado:
di2 di
v2  i2 R2  L2  M 1 …. (26)
dt dt
Ambas ecuaciones pueden expresarse en el dominio frecuencial como:
V1  ( R1  j L1 ) I1  j MI 2
V2  j MI1  ( R2  j L2 ) I 2

Como segundo ejemplo, consideremos el siguiente circuito:

Se analiza en el dominio frecuencial. Al aplicar la Ley de Tensiones de Kirchoff a ambas


bobinas, se obtienen las siguientes ecuaciones:
V  ( Z1  j L1 ) I1  j MI 2
0   j MI1  ( Z L  j L2 ) I 2

EJERCICIOS PROPUESTOS