Вы находитесь на странице: 1из 2

Ensayo principios constitucionales de la tributación en Colombia.

Por: Julián Mulcue

En Colombia, en materia tributaria, se han venido realizando cambios drásticos que afectan
a todo aquel que la ley establece como sujeto pasivo del tributo. Cambios que si los
analizamos junto con los principios constitucionales de la tributación no concuerdan -no
todos-, puesto que todo tributo debe basarse en los principios, legalidad, igualdad,
proporcionalidad, generalidad, economía, irretroactividad, buena fe, certeza,
representación, debido proceso, practicabilidad y justicia. Todas tienen un fin esencial que
a su vez establecen la base primordial para que el legislador no se exceda al momento de
plantear las tarifas de los tributos, es decir, si recaudamos cien pesos ($100), esto no puede
ser superado por el costo en que se incurre para su recaudo, además es importante
entender que el tributo siempre tendrá una ley que lo establezca, controle y guie, esto con
ánimos de configurar una economía que ha estado débil durante años, y que poco a poco
ha ido saliendo del bajo mundo. Con estos pilares de la tributación en Colombia toda
persona (P.N o P.J) obligada a tributar tendrá derechos y deberes que deben respetarse y
obedecer.

Cuando hablamos de tributo, mencionaremos que es un impuesto, un recaudo anticipado


que se obtiene de ciertas personas con capacidad de contribuir, para beneficiar a un
conjunto de personas, brindándole las necesidades básicas para vivir. Ese recaudo
anticipado tiene unos elementos fundamentales, Sujeto activo, sujeto pasivo, base
gravable, hecho generador y tarifa; el primero hace referencia al ente encargado de
recaudar y hacer las sanciones necesarias cuando los contribuyentes hacen bien el deber,
el segundo somos todas las personas con la capacidad y las características que la ley dicta
y que debe contribuir al estado, el tercero es el monto de dinero al cual se le aplica la tarifa
(%), cuarto, es aquella actividad que da razón a la actividad económica, es decir, es el
acaecimiento que da origen a la obligación tributaria y por ultimo la tarifa es el porcentaje
que se dicta para realizar el calculo sobre la base gravable y obtener el valor del recaudo.

Ahora bien, toda persona, en materia tributaria, contribuye de manera directa y


proporcional, mientras más gane u obtenga más que otros, deberá contribuir en mayor
cantidad, eso sí, la tarifa siempre es permanente, lo único que cambia es la base gravable;
en cambio si no tiene la capacidad económica de subsistir no deberá contribuir con ningún
tributo. En ese sentido, tiene mucha coherencia y respaldo de parte de los contribuyentes,
porque aplica un principio dentro de otro principio, y es, el de proporcionalidad, es por ello
que el principio de generalidad menciona que, todas las personas deben aportar o contribuir
a excepción de aquellas con nada devengan ni poseen, pues no tienen para vivir, por lo
tanto, debemos entender que todos los principios se relacionan entre sí.

La economía de nuestro país, demuestra que el principio de progresividad debe estar


siempre presente, y esto por el hecho esencial de mejorar o hacer que la economía del país
aumente, pues este principio indica que a medida que crece la capacidad económica de los
sujetos, aumenta el tributo y que éste siempre será de forma creciente, de tal manera que
el estado pueda realizar más inversión y pueda superar los déficits fiscales que todo país
tiene. Es por esto, que los tributos, son los únicos ingresos que tiene el estado, tributos de
todas las formas y los colores, sin estos, un país no podría funcionar o simplemente no
sería un estado, y si analizamos que es un estado, encontramos que, es un conjunto de
personas que se rigen bajo el cobijo de unas leyes, deberes y derechos que deben cumplir,
entre ellas dar un tributo para que los gastos de funcionamiento, gasto público e inversión
beneficien a toda la sociedad parte de ella, además los tributos puedan ser materializables
es decir que no sean tan excesivos y que no se puedan recaudar, porque de ello es que
se vale el estado para funcionar. Por otro lado, como este es un país social de derecho,
donde el voto popular es el que rige la democracia de nuestro país, y que por lo tanto
aquellos que elijamos como representantes deberán cumplir sus deberes y derechos para
con el pueblo, y en materia tributaria no será obligatoria la ley que sea creada sin
representación o que no sea aprobada por los congresistas o senadores que hemos
elegido, este el principio tal vez mas importante donde radica todo.

Finalmente, y en pleno siglo XXI, en Colombia hemos sentido el poder del principio de la
progresividad, según el nuevo gobierno que se basa en estudios de otras organizaciones,
asevera que nuestros ingresos y capacidad para obtener bienes ha aumentado, entonces
los tributos serán directamente proporcionales y crecientes, sin embargo, y viendo la
economía de nuestro país que esta en una cuerda floja, no se tiene en cuenta el principio
de igualdad, puesto que uno de los tributos que más ingreso le genera al estado colombiano
es el IVA (impuesto de valor agregado), que por ahora se aplica de igual manera a todas
aquellas personas que tengan y no tengan capacidad para contribuir, y ahí es donde el
estado ha fallado. Ahora bien todos los principios son válidos en la medida que sean
acordes a la realidad.