You are on page 1of 1

Géneros discursivos

Géneros primarios o simples Géneros secundarios o complejos


-carta (de amor, de despido) -novela
-diálogo (en un supermercado, en la -publicaciones científicas, monografías
calle, en la escuela, llamada telefónica) -poemas
-obituario -artículos periodísticos
-anuncio periodístico -obras de teatro
-tarjeta de invitación de casamiento o -canciones
de 15 -radionovela

A continuación, se dicta un breve texto a partir del capítulo “Géneros


discursivos” de Graciela Goldchluk en La teoría literaria hoy. Conceptos
enfoques y debates:
“Los géneros discursivos modelan la comunicación cotidiana y, en ese caso,
hablamos de géneros primarios o simples y pueden ser tanto orales como
escritos (diálogo para un pedido de empleo, cartas de amor, anuncios de
casamiento, obituarios). Los géneros secundarios o complejos (novelas,
comunicaciones científicas, poemas, artículos periodísticos, dramas, etc.)
absorben a los géneros primarios y los reorientan, organizándolos en una
estructura que les otorga otro sentido. En los géneros primarios, el enunciado
tiene una orientación principal, que se encuentra arraigada en la situación social
inmediata y depende de la entonación que el emisor o autor imprima a su
discurso. En los géneros secundarios, en cambio, los participantes se encuentran
únicamente en el espacio creador de la obra y bajo las condiciones que este
nuevo espacio establece”.
A modo de síntesis o resumen: los géneros discursivos vendrían a ser como los
“moldes” o formas en las que se inserta el lenguaje para comunicar algo.
Algunos de esos géneros son más cotidianos, se usan todos los días y tienen
formas típicas que todos conocemos (las cartas, por ejemplo, se escriben a un
destinatario, hay distintos tipos de cartas, más formales o más informales; las
propagandas de las revistas o los diarios dan cierta información que debe ser
llamativa o ingeniosa). Otros géneros son más específicos y no todo el mundo
los reconoce (como por ejemplo los trabajos científicos que se presentan en los
congresos), o sí son conocidos pero la diferencia con los simples es que,
justamente, son más complejos, requieren mayor atención de parte de quien los
lee u observa y también son menos usuales o tienen públicos diversos. Por
ejemplo, este año en Literatura estudiaremos algunos poemas épicos, lo cual
conllevará una explicación previa porque no todos saben qué es un poema épico
(pero sí saben qué es un diálogo, una carta o una propaganda). Por último, los
géneros complejos tienden a reutilizar a los simples, pero con una finalidad
distinta a la de la mera comunicación cotidiana. Por ejemplo, una novela puede
servirse de diálogos o cartas, pero con una finalidad puramente artística.