Вы находитесь на странице: 1из 3

Ensayo

Mi testimonio, casi cristiano.

Mi nombre es Carlos Sabino Paredes Paco, nací en Bolivia, en la ciudad de La Paz el domingo
11 de diciembre de 1988; mi Padre se llama Angel Paredes y mi Madre Elisabet Paco; tengo dos
hermanos: mi hermana mayor Isaura y mi hermano menor Juan José, lamentablemente mi
hermano mayor Luis Alberto falleció por una infección estomacal asociada a la penosa situación
económica en el cual vivíamos.

Con el esfuerzo de mis padres recibí la educación salesiana católica apostólica romana en el
colegio particular Don Bosco-El Prado desde mi primer curso hasta mi bachillerato, para
entonces no conocía realmente a Cristo, simplemente tenía una imagen de El. Como diría Juan
Wesley en su Sermón del Casi cristiano: “Yo mismo llegué hasta este punto por muchos años;
diligentemente evitando toda maldad, para tener una consciencia completamente limpia;
redimiendo el tiempo; usando toda oportunidad para hacer bien a todos los hombres;
constantemente usando todos los medios de gracia; esforzándome para actuar con seriedad en
todo; y Dios es mi testigo, haciendo todo esto con sinceridad, con un verdadero deseo de servir
a Dios, para llegar a la vida eterna. Sin embargo, mi propia consciencia me testifica en el
Espíritu Santo, que durante todo ese tiempo yo era solamente un casi-cristiano”. En mis
pensamientos estaba servir a Dios por medio del Sacerdocio Católico para lo cual me esforzaba
en ser el mejor estudiante, destacar en calificaciones, asistir a misa, ser monaguillo, pero los
planes de Dios en mi vida eran diferentes.

El 27 de junio de 1999, celebrando con mi familia el noveno aniversario del nacimiento de mi


hermano menor, mi Padre decidió ir con toda la familia a la Iglesia del Nazareno Memorial
Winchester, yo tenía 11 años en ese entonces y me molesto la decisión de mis Papás, por lo cual
les pedí junto a mi hermano que ellos vayan a la Iglesia del Nazareno los domingos mientras
nosotros íbamos a la Iglesia Católica Inmaculada Concepción como monaguillos. De alguna
manera las actividades y visitas de la Iglesia del Nazareno a mi casa hizo posible que conozca a
algunos compañeros de mi edad, y muy pronto empecé a asistir y participar de los campamentos
que para mí eran un desafío muy interesante; en mi primer campamento de niños gane el primer
lugar de soldado con espada, repetición de más de 50 textos, nomenclatura bíblica y recibí un
libro y pelota como premio como el mejor campamentista.

Pasaban los años y me agradaban las actividades y era asistente de la Iglesia junto a mis padres,
pero aun así seguía siendo un Casi cristiano. El 21 de junio de 2002 en mi primer campamento
de adolescentes en la localidad de Pucarani (La Iglesia del Nazareno en la cual de niño asistía mi
Padre) yo acepte a Cristo como mi salvador, no acepte la invitación del predicador a orar
adelante, simplemente doble mis rodillas en donde estaba, en medio de las bancas, mi maestra de
escuela dominical Hna. Lidia Nina me dirigió en la oración; entendí esa noche la necesidad de
mi vida era Cristo, mi salvador, Él era el único que podía resolver mi condición de pecado, pude
ser justificado gratuitamente por Su gracia, por la redención que está en Cristo; desde ese día mi
vida cambio rotundamente.

Conforme avanzaba en edad, también en conocimiento y liderazgo. Mi anhelo personal era servir
a Dios desde el Ejercito como Oficial Militar; pretendía hacer cambios sociales desde un puesto
de jerarquía. El año 2006 fui elegido presidente de Jóvenes en mi iglesia, ese año concluía mis
estudios escolares y estaba planificado el 2007 ingresar al Colegio Militar de Ejercito, pero el 22
de enero de 2007 recibí mi llamado en Cochabamba en un congreso de líderes nacionales en
donde Dios me hablo diciendo: “No con ejército, ni con fuerza, sino con mi Espíritu, ha dicho
Jehová de los ejércitos”. Comprendí que Dios tenía planes especiales en mi vida, al llegar a mi
casa informe a mis padres mi decisión de prepárame en el Seminario como Pastor, la primera
impresión de ellos fue de disgusto, posteriormente me apoyaron con la condición que estudiara
una carrera en la Universidad e ingresé a Psicología de la Universidad Mayor de San Andrés. Mi
vida dio un giro muy brusco, estaba acostumbrándome a los cambios de Dios.

Como estudiante del Seminario siempre entendí la responsabilidad de la preparación teológica,


es por ello que hacia todo lo posible por ser el mejor estudiante y aprendiz de mis docentes. Me
propuse ser un buen Pastor. Mis primeras enseñanzas y predicas las di en la Iglesia que me vio
nacer en el cristianismo gracias a mi Ptor. Isai Murga y posteriormente mi Ptor. Genero Espino
quienes me dieron la oportunidad de predicar en la Iglesia del Nazareno Memoria Winchester.
El año 2009 concluí mis estudios teológicos a nivel bachillerato y ese mismo año recibí el
nombramiento como pastor en la Iglesia del Nazareno Villa Fátima a mis 21 años de edad, mi
edad y apariencia juvenil siempre me causo desprecio por los adultos; después el año 2010 me
cambiaron de nombramiento a la Iglesia del Nazareno Bajo Pampahasi en el cual el año 2011 me
realizaron el proceso de llamamiento y ese fue mi primer llamamiento y en si mi primera
experiencia neta como Pastor de una iglesia. El año 2013 recibí el llamamiento de la Iglesia del
Nazareno Villa Fátima pues vieron mi capacidad en la Iglesia de Bajo Pampahasi.

El 11 de enero de 2014 me casé con mi esposa Rossely Cazas Garcia, quien es mi gran compañía
y ayuda idónea, mi Primer hijo Andrei nació el 4 de marzo de 2015 por lo cual vi necesario
tomar un receso en la tarea como Pastor y solicité el nombramiento como Co-Pastor en la iglesia
del Nazareno Playa Verde en la tarea de discipular, el 15 de septiembre de 2016 nació mi hija
Valeria.

El año 2017 pude conocer la Iglesia de Belén de Santa Ana por invitación del Superintendente de
Distrito Alto Noroeste y para el 10 de septiembre fui posesionado como el Pastor luego del
correspondiente proceso de llamamiento. Por ahora estoy trabajando en la Iglesia junto a mi
esposa emprendiendo la tarea del discipulado.

El anhelo que tengo como ministro de Dios es presentarme como un obrero, que presente bien la
palabra de la verdad, capacitado para guiar a la Iglesia de manera eficaz.

Tengo el privilegio de dar clases de Teología Sistemática en el Seminario Nazareno Boliviano


como docente titular y alguna vez Dios mediante me agradaría estar en la Rectoría, pues entiendo
la necesidad de preparar siervos de Dios en nuestra iglesia.

Deseo cursar el programa de Maestría en Biblia Teología MBT pues me propuse desde muy
joven en el ministerio de no parar en mi preparación teológica, y de esa manera ser un excelente
ministro de Dios y que de esa manera pueda predicar el evangelio con convicción y de manera
clara.

Sé que exponer por escrito el testimonio de mi vida no solo abarcaría tres hojas, trate de ser lo
más conciso y especifico posible para darme a conocer mediante esta lectura. Bendiciones.