Вы находитесь на странице: 1из 5

El ciclo del agua

El ciclo hidrológico o ciclo del agua es el proceso de circulación del agua


entre los distintos
compartimentos que
forman la hidrosfera. Se
trata de un ciclo
biogeoquímico en el que
hay una intervención
mínima de reacciones
químicas, porque el agua
casi sólo se traslada de
unos lugares a otros o
cambia de estado físico.

El agua de la Tierra se encuentra en su mayor parte en forma líquida, en


océanos y mares, como agua subterránea, o formando lagos, ríos y arroyos
en la superficie continental. La segunda fracción, por su importancia, es la
del agua acumulada como hielo sobre los casquetes glaciares antártico y
groenlandés, con una participación pequeña de los glaciares de montaña de
latitudes altas y medias.

Por último, una fracción menor está presente en la atmósfera, en estado


gaseoso (como vapor) o en estado líquido, formando nubes. Esta fracción
atmosférica es muy importante para el intercambio entre los compartimentos
para la circulación horizontal del agua, de manera que, se asegura un
suministro permanente de agua, a las regiones de la superficie continental
alejadas de los depósitos principales.

El agua de la hidrosfera o hidrósfera procede de la desgasificación del


manto, donde tiene una presencia significativa, por los procesos del
vulcanismo. Una parte del agua puede reincorporarse al manto con los
sedimentos oceánicos de los que forma parte cuando éstos acompañan a la
litosfera en subducción.
El ciclo hidrológico está dividido en dos ciclos:

El ciclo interno y el ciclo externo. El ciclo interno consiste en lo siguiente: El


agua de origen magmático, formada mediante reacciones químicas en el
interior de la tierra, sale a través de volcanes y fuentes hidrotermales y se
mezcla con el agua externa. Se termina cuando el agua de los océanos se
introduce por las zonas de subducción hasta el manto.

Cuando se formó, hace aproximadamente cuatro mil quinientos millones de


años, la Tierra ya tenía en su interior vapor de agua. En un principio, era
una enorme bola en constante fusión con cientos de volcanes activos en su
superficie. El magma, cargado de gases con vapor de agua, emergió a la
superficie gracias a las constantes erupciones. Luego la Tierra se enfrió, el
vapor de agua se condensó y cayó nuevamente al suelo en forma de lluvia.

Proceso del ciclo del agua


El ciclo del agua no se inicia en un lugar específico, pero para esta
explicación asumimos que comienza en los océanos. El sol, que dirige el
ciclo del agua, calienta el agua de los océanos, la cual se evapora hacia el
aire como vapor de agua. Corrientes ascendentes de aire llevan el vapor a
las capas superiores de la atmósfera, donde la menor temperatura causa
que el vapor de agua se condense y forme las nubes. Las corrientes de aire
mueven las nubes sobre el globo, las partículas de nube colisionan, crecen
y caen en forma de precipitación. Parte de esta precipitación cae en forma
de nieve, y se acumula en capas de hielo y en los glaciares, los cuales
pueden almacenar agua congelada por millones de años. En los climas más
cálidos, la nieve acumulada se funde y derrite cuando llega la primavera. La
nieve derretida corre sobre la superficie del terreno como agua de deshielo
y a veces provoca inundaciones. La mayor parte de la precipitación cae en
los océanos o sobre la tierra, donde, debido a la gravedad, corre sobre la
superficie como escorrentía superficial. Una parte de esta escorrentía
alcanza los ríos en las depresiones del terreno; en la corriente de los ríos el
agua se transporta de vuelta a los océanos. El agua de escorrentía y el
agua subterránea que brota hacia la superficie, se acumula y almacena en
los lagos de agua dulce. No toda el agua de lluvia fluye hacia los ríos, una
gran parte es absorbida por el suelo como infiltración. Parte de esta agua
permanece en las capas superiores del suelo, y vuelve a los cuerpos de
agua y a los océanos como descarga de agua subterránea. Otra parte del
agua subterránea encuentra aperturas en la superficie terrestre y emerge
como manantiales de agua dulce. El agua subterránea que se encuentra a
poca profundidad, es tomada por las raíces de las plantas y transpirada a
través de la superficie de las hojas, regresando a la atmósfera. Otra parte
del agua infiltrada alcanza las capas más profundas de suelo y recarga los
acuíferos, los cuales almacenan grandes cantidades de agua dulce por
largos períodos de tiempo. A lo largo del tiempo, esta agua continua
moviéndose, parte de ella retornará a los océanos, donde el ciclo del agua
se cierra y comienza nuevamente.

Fases del ciclo del agua:


-Evaporación: el agua se evapora en la superficie de los océanos, en la superficie
terrestre y en los seres vivos por medio de la transpiración de plantas y sudoración
de animales.

-Condensación: el agua vaporizada sube y se condensa dando lugar a la nube.

-Precipitación: cuando las gotas de agua que conforman las nubles se enfrían
terminarán por precipitarse a la tierra en función del peso y será líquida (lluvia) o
bien sólida (granizo o nieve)

-Infiltración: el agua que toca el suelo y penetra en los poros, pasando a ser agua
subterránea; buena parte del agua infiltrada vuelve a la atmósfera por
evaporación.

-Escorrentía: el agua en forma líquida se traslada cuesta abajo en la parte


superficial del terreno

-Fusión: es cuando la nieve se transforma al estado líquido dando paso al


deshielo.

-Solidificación: cuando baja la temperatura en el interior de la nube el vapor de


agua o mismo el agua se congela precipitándose a la tierra en forma de granizo o
nieve.

La importancia del ciclo del agua radica en la interacción que tiene con el
ecosistema y asimismo los seres vivos dependen de la misma para poder
subsistir. Vale mencionarse que el ciclo del agua también necesita para su
correcto funcionamiento de los seres vivientes.

https://www.definicionabc.com/medio-ambiente/ciclo-del-agua.php
https://water.usgs.gov/edu/watercyclespanish.html

https://es.wikipedia.org/wiki/Ciclo_hidrol%C3%B3gico