Вы находитесь на странице: 1из 5

YO ROBOT RESUMEN

La obra se presenta como una entrevista a la Dra. Susan Calvin, conocida celebridad en el
mundo de la robótica nacida en 1982 y comienza con una pequeña introducción sobre la vida
de Susan.

Cabe tener en cuenta que esta obra hace referencia a las 3 leyes fundamentales que rigen aun
robot, la cuales son:

 Un robot no debe dañar a un ser humano o, por su inacción, dejar que un ser humano
sufra daño.
 Un robot debe obedecer las órdenes que le son dadas por un ser humano, excepto
cuando estas órdenes están en oposición con la primera Ley.
 Un robot debe proteger su propia existencia, hasta donde esta protección no esté en
conflicto con la primera o segunda Leyes.

ROBBIE

Este capítulo comienza cuando robbie (el robot) y Gloria, una niña de ocho años hija de Grace
de weston y George Weston, se encontraban jugando a las escondidilla. Gloria y robbie
disfrutaban mucho de jugar en el campo, pero la niña se aprovechaba de la fidelidad de robbie
haciéndola participe de sus ocurrencias y a cambio de ello gloria debía recitarle historias, aunque
la historia favorita de robbie era La Cenicienta a la cual gloria siempre agregaba nuevos detalles
para convertirlas nuevas aventuras.

Mrs. Weston estaba preocupada de que su hija no socializara con los demás niños y solo pasase
tiempo con el robot Robbie así que encaró a su esposo con la finalidad de deshacerse de robbie,
pero George (su esposo) insistía en que el robot no era agresivo, incluso dijo era mucho más
confiable que cualquier niñera y que no habría ningún peligro que representase ´para su hija.;
pero pese a ello Grace logró su cometido deshaciéndose de robbie, incluso intentaron
reemplazarla con un perrito, pero gloria no se acostumbraba a estar sin su robot ya que se había
encariñado mucho con ella y lloraba mucho por volverla a ver.

Su padre intentó devolvérsela, pero su madre no estaba de acuerdo, en cambio de ello quiso
llevarla a Nueva York con la finalidad de que gloria se distrajese con innumerables cosas y
olvidara por fin de robbie, aunque ella creía que la llevarían con la finalidad de encontrar un
detective que ayudase a encontrar a robbie.

Ya en Nueva york los padres intentaron todo lo humanamente posible por hacer que la niña e
olvidara de robbie y a casi un mes de haber transcurrido desde su llegada, entre tantas
distracciones gloria se separó de sus padres en una ocasión, con la finalidad de ver lo que
prometía un cartel que llamó su atención “El Robot Parlante”, Gloria solo quería preguntarle si
es que sabía en dónde se encontraba robbie, pero estropeó al robot ya que este se encontraba
limitado en sus respuestas. Los Weston lograron encontrar a gloria y decidieron llevarla a los
talleres de Roberton, en donde se fabricaban robot con la finalidad de convencer a gloria de que
robbie era una maquina en forma de humano, más no era una persona como gloria lo creía.

Ya en los talleres, Mr. Struthers (director general) se encontraba explicándole a los padres sobre
la producción y fabricación de robot , pero gloria solo escuchaba de forma aburrida lo que
Struthers decía, hasta que en un momento dado se dió cuenta de que un robot tenia demasiado
parecido a su robot robbie y corrió hacia él, pero no se percató que tras ella venia un tractor
pero nadie podría ayudarla ya que el tractor seguía su curso sin pausas y fue robbie quien aceleró
el paso y pudo salvarla; los padres quedaron pasmados con lo que había sucedido y la señora
weston tuvo que aceptar que robbie se quedase con ellos nuevamente hasta que se oxide.

Susan Calvin prosiguió con el relato diciendo que no fue así ya que en 2002 desarrollaron el
robot móvil-parlante que dejaba atrás a los modelos anticuado y que el gobierno prohibió entre
2003 y 2007 el uso del robot para todo propósito que no fuese la investigación científica para la
cual al final gloria probablemente tuvo que abandonar a robbie entre los quince años que debió
era más fácil que a los ocho años.

U. S. Robots en 2007 comenzó a desarrollar el mercado extraterrestre, pero fracasaron en


exploraciones mineras en Mercurio. Susan dijo a la periodista que si es que quería saber más del
tema debería preguntar a Gregory Powell y Michael Donovan, pero la periodista consiguió que
la Susan le contase un poco de lo sucedido y usan comenzó a relatar; al parecer en 2051 una
nueva exploración a Mercurio financiada por U. S. Robots consistía en el uso de un nuevo tipo
de robots…

SENTIDO GIRATORIO

Sucede que Powell y Donovan fueron Mercurio para informar sobre la conveniencia de abrir el
nuevo yacimiento minero de fase solar con técnicas modernas y robots, pero en un trabajo de
rutina enviaron a Speedy (un robot comparado con aquello que se desarrollaron en 2005) a
explorar la cara solar de Mercurio y su radio se encontraba inubicable pues no respondía a las
señales que mandaban.

Luego se dieron cuenta que habían cometido un grave error ya que Powell hizo dos marcas de
sobre la última posición de Speedy lo cual demostraba que la barrera de fotocélula que habría
entre el monstruoso sol de mercurio y ellos, estaba destruida y que lo único que les salvaría era
el selenio que conseguiría Speedy. En un principio se encontraron desanimado, pero de pronto
les llego una pequeña luz de esperanza pues resulta que en el acantilado se encontraban seis
robots que tenían de la primera expedición y que sería a ellos que fueran en busca de Speedy
algo así como “Robots buscando un Robot”.

Con algo de esfuerzo Powell hizo modificaciones logró echar a andar aquello robots que eran de
inmenso tamaño y de tardía contestación; Powell dio la orden a uno de ellos para que buscara
Speedy y al encontrarlo lo hicieran regresar al acantilado porque si iban Powell y Donovan aun
así con trajes, estos se achicharrarían con el inmenso calor que desprendía el sol de Mercurio y
más aun con la capa de fotocélulas destruida. Las cosas no resultarían tan fáciles como se
platearon ya que olvidaron que esos seis robots funcionaban solo si cargaban a un humano con
ellos, las cosas parecían complicadas para ambos, pero luego Donovan sugirió ir por los túneles
llevando puesto el isotraje (que expuesto al sol de Mercurio solo duraba veinte minutos antes
de matar al ocupante).

Finalmente, Powell y Donovan echaron a andar a los robots montado en sus hombros y mientras
viajaban comenzaron a platicar sobre ¿qué es lo que le estaría ocurriendo a Speedy?; cómo
estaba construida la nave y cómo se aprovechando la luz solar que iluminaba a mercurio.
Cuando los robots llegaron al punto en donde le indicó Powell (un punto entre donde se radió
por última vez con Speedy) se encontraron con una negra basáltica que ocultaba la luz del sol y
unos ochenta grados en temperatura; los dos salieron a explorar encontrándose también con el
robot Speedy a lo lejos, Powell y Donovan corrieron al encuentro con Speedy, pero los robots
en los que iban montados no podían avanzar más de un cierto límite de velocidad. Cuando se
encontraron Speedy este no articulaba las palabras muy bien y se alejó por donde llego diciendo
“Crece una florecita cerca del viejo roble”; Powell y Denovan no comprendieron ese
comportamiento y lo calificaron que como que Speedy poseía algo al equivalente robótico de la
borrachera.

Ya en el yacimiento Powell le pidió a Donovan que recordase exactamente la orden que le dio a
Speedy antes de salir a buscar el selenio y luego se pusieron a recordar las tres leyes
fundamentales que retumban en los cerebros positrónicos de los robots con el fin de encontrar
la falla que tenía Speedy.

Al final se dieron cuenta de que el robot cayó en un círculo vicioso, pues probablemente en su
cerebro positrónico se encontraban en conflicto la tercera ley con la segunda ley; Powell y
Denovan dedujeron que al acercarse Speedy al pozo de selenio había un inminente peligro lo
cual ponía en riesgo la existencia del robot, pero al alejarse de él, el robot necesitaba cumplir
con la orden que se le dió y esto conllevaba a que el robot se comporta de manera cómo
borracha. Enseguida se empezaron a formular múltiples soluciones para que Speedy regresara.

Ellos encontraron una solución muy prometedora, a Powell y Donovan no le resultó como ellos
querían, pues pese a ello Speedy aún permanecía en su círculo vicioso. Para la siguiente solución
pensaron en hacer entrar en conflicto la primera ley (inquebrantable) por encima de todas las
demás para así tratar de alejar al robot de su círculo vicioso y hacerlo regresar con ellos.

Powell se arriesgaría para hacer creer a Speedy que su vida estaba en sumo peligro y que
necesitaba de su ayuda para sobrevivir, Así Speedy al ver que debía cumplir con la primera ley
de la robótica a como dé lugar, tendría que ayudar a Powell dejando de lado así su estado de
permanecer en un círculo vicioso. Todo parecía muy estructurado pero con lo que Powell no
contaba es que el monstruoso robot en el que montaba también contaba con las tres leyes
implantadas en su cerebro positrónico y este sería quien acudiese a su rescate más no Speedy
como Powell lo esperaba; por más de que Powell le ordenó al gigante robot a que se detenga,
este no logró su cometido y este seguía avanzando aun sin que nadie estuviese montado en él
ya que era imposible vencer la primera ley, antes de que de que Powell se desmayara maldecía
a Speedy por no salvarlo aunque en un último instante Speedy reaccionó aunque confuso y
cumplió la orden de Powell antes de caer el cual fue que lo llevase al acantilado.

Cuando despertó pidió ver a Speedy y le extendió la mano en son de agradecimiento y dijo a
Donovan que cuando acabasen todo en ese lugar lo iban a mandar a próximas estaciones del
espacio.

RAZÓN

Pasó medio año desde lo sucedido en mercurio y para este entonces los amigos ya pensaban de
forma diferente, para este entonces los Powell y Donovan se encontraban comprobando las
actuaciones de los robots experimentales (Los Qt) en la Estación Solar 5, estos poseían cerebros
peculiares pero el Qt-1 con el que ellos experimentaban era uno de los primeros en su especie
y aquel era el primero de los Qt al que llamaron Cutie y al cual Powell manifestaba mucha
curiosidad ya que este manifestaba curiosidad por su propia existencia. Powell le mostro el
firmamento a Cutie y le trataba de explicar el firmamento, de donde era y el por qué estaban
tan lejos de la tierra; cuite le escuchaba con atención, pero pronto sintió curiosidad y preguntó
por su propia existencia, entonces Powell le explicó que los robots eran prefeccionados para
reemplazar el trabajo del hombre en arduas condiciones y que él (Cutie) era el más
perfeccionado e indicado para dirigir la estación independientemente siendo los seres humanos
solo volverían a pisar la estación para llevar piezas de recambios para reparaciones.

Cutie no creía lo que Powell le contó y dijo en un tono escéptico y prepotente que lo resolvería
por su propia cuenta. Pero más tarde estando de vuelta ya más calmado se encontró con Powell
y Donovan y empezaron a charlar, cuite volvió a poner en conversación el motivo de su
existencia y su creador, pues creía que su creador tendría que ser superior a él y que no pudo
haber sido creado por seres humanos que son inferiores y los cuales se verían afectados a las
mas mínimas variaciones de sus condiciones. Cutie atribuía su existencia al Señor y en du
defensa dijo que el señor primero creó a los humanos, luego a los robots y finalmente a él para
ocupar el sitio último de los humanos.

En un principio Powell y Donovan se mostraron escépticos en lo que Cutie había dicho y lo


tomaron de forma vacilante, pero Cuite seguía firmemente en su pensamiento y pronto se hizo
con el control de los demás robots que estaban en la estación y los convenció de que “No hay
más señor que el Señor y Qt-1 era su profeta”, cuando Donovan fue al cuarto de control y vio
esto, sintió pánico y exaltado dio orden a los robots que siguieran con su trabajo y escupió a el
tubo L (a quien creían que era su Señor) y cuite en un acto como de Ira, ordeno a dos robots a
que sacaran a Donovan del cuarto de control.

Los demás robots tomaron como una especie de prisioneros a los dos amigos encerrándolos en
una habitación y ellos estaban preocupados porque la tierra y la base se encontraba en peligro
de sufrir una tormenta de electrones.

Cuando apareció cutie apareció en la habitación, Powell y Donovan intentaron convencer al


robot de que ellos eran sus amos, pero el robot no creía tal confesión y atribuían a que ahora
ellos (los robots) seguían el propósito del Señor, Powell intentó explicarle de que todo lo que
veía a diario cuite por los telescopios si existían y tenía sentido, también que fueron los humanos
los que lo crearon, pero cuite no daba marcha atrás en su creencia ya en su retirada les dijo que
les enviaría comida. Donovan sugirió Powell de que esa situación necesitaba estrategia y que s
con un ácido nítrico provocarían un cortocircuito en cutie, pero Powell dijo que cutie jamás
dejaría que se le acercaran a él con ácido nítrico, entonces se le ocurrió otra idea y sugirió que
armaran otro robot ante sus ojos para que así pudiera creer que son los humanos quienes
crearon a los robots.

Powell y Donovan ensamblaron un robot modelo Mc frente a cutie para que aceptara por fin
que fue creado por los humanos, pero ya terminado y puesto en marcha el robot cutie seguía
pensando que era él era creado por el señor y que los dos amigos lo único que habían hecho era
juntar las piezas que el señor había creado.

Faltaba un día para la tempestad y echaron a ver los postulados que regían a cutie, pero
descubrieron que los postulados estaban establecidos por la suposición y reforzados por la fe y
que nada en el universo podía conmoverlos.
Cuando la tormenta llegó Powell y Donovan no podían hacer nada más que espera q ver que
sucedía ya que se encontraban en custodia de cutie, pero estaban muy preocupados ya que una
centésima de milésima de segundo bastaba para convertir centenares de kilómetros de la tierra
en incandescentes ruinas. Cuando ya había pasado la tormenta cutie fue a ver a los humanos y
les quiso mostrarles algunas anotaciones que había registrado de esa tormenta y Powell se dio
cuenta de que la tormenta se mantenía en dirección y que cutie demostró que podría dirigir
perfectamente la estación siguiendo las instrucciones del señor a través de gráficos, esferas,
relojes e instrumentos.

Powell al final quería confiar la dirección de la estación a cutie, aunque a Donovan no le gustaba
esta idea pues pensaba que el robot no creía en la existencia de la tierra. Powell se encontraba
listo para abandonar la nave, pues ya habían llegado los relevos; cuando cutie entró en la
habitación preguntó si es que ya se iban a lo que Powell respondió que su tiempo de servicio
había terminado. De camino a la nave Franz Muller quien era su relevo lo saludó y Donovan
ingresó a la cabina a tomar los mandos de Sam Evans. Muller dijo a Powell que en U. S Robots
se estaba ideando un nuevo tipo de robots adecuado para los trabajos de la minería en los
asteroides (un robot principal con seis sub-robots alrededor) y que lo estaban esperando a él
(Powell) para que los probasen; acto seguido se despidió de Muller y subió a la nave que los
regresaría a la tierra.