Вы находитесь на странице: 1из 1

Es una necesidad contribuir a una buena educación, para lograr superar la pobreza e

inequidad que afecta a millones de hombres, mujeres, jóvenes y niños en nuestro país. El
cumplimiento de esta afirmación es la única vía, es el único camino para seguir avanzando
hacia el desarrollo sostenible, la democracia y la paz a partir de ir sembrando valores
humanos y valores ambientales para la conservación del planeta.

Proporcionar a las futuras generaciones un planeta verdaderamente saludable, tanto en lo


biológico, lo psicológico y en lo sociocultural, requiere de una educación de calidad para
todos, lo que implica enfrentar desafíos que no pueden esperar para definir en unos
acuerdos que se desvanecen con el pasar de los días y que no llegan a la implementación
por los intereses de unos pocos.
Afectaciones cada vez más importantes que se encuentran en nuestro país y otras muchas
calamidades globales identifican esta era. Por tanto, hacia dónde se encamina nuestra
sociedad?. hay sabiduría en una civilización que se encamina hacia su propia destrucción y
a la del medio ambiente en que habita?
Estas reflexiones nos estimulan y a la vez nos exigen, contribuir desde nuestra posición
como futuros profesionales de nuestro país y del mundo.
Ante estos problemas no podemos ser ajenos, es necesario, que sean abordados dentro un
“Proceso de Paz” tan incierto como el que estamos viviendo, un proceso donde los
intereses particulares de muy pocos miembros de nuestro país han llevado a una lluvia de
desinformación y manipulación de los ciudadanos posponiendo así una lucha que aunque
siendo incompleta es el inicio para el desarrollo de este país.
El desarrollo mundial en la época contemporánea se caracteriza por la creciente existencia
de problemas globales, entre ellos, el peligro de la guerra mundial, el alto e incontrolable
crecimiento demográfico, el desarrollo económico y social entre los países, la
subalimentación, el agotamiento de los recursos naturales y energéticos, la contaminación,
degradación y afectaciones del medio ambiente.
Ante tal desastrosa situación es necesario que se desarrolle un proceso de educación
ambiental, desde lo más profundo para dar garantía al desarrollo sostenible desde la
perspectiva de una comunicación educativa competente, centrada en la preparación, tanto
en el conocer, el saber, el saber hacer, en el comportamiento humano, para así preparar a
los hombres y mujeres en valores ambientalistas que posibiliten tomar conciencia, sobre
cuál es nuestro papel en la conservación del patrimonio social, cultural y económico que
debemos legar a las generaciones actuales y futuras. Para lo que es necesario comprender
ante todo que en el centro de este problema se encuentra el ser humano como el elemento
más importante que integra el medio ambiente y que por su naturaleza conciente, activa,
transformadora, desarrolladora es quien posee todas la potencialidades para revertir la
problemática ambiental actual y garantizar la vida más saludable en un planeta
verdaderamente azul.