Вы находитесь на странице: 1из 27

Nombre: IRMA MAYELA DELEON BENAVIDES

Matricula: 1413649
Profesor: LIC. ZANDRA VILLARREAL ARTEAGA
Materia: DERECHOS HUMANOS
Concepto: RESUMEN PRIMERA SEMANA
Hora: 8:30 AM
Clase: SEMANA 1
Fecha 16/09/18

1
Contenido
Derechos Humanos: Ética y experiencia Jurídica.......................................................................................... 4
La vida comunitaria y el bien común. ........................................................................................................... 6
Ética y derecho, cuestiones relevantes de su relación. ................................................................................ 6
La unidad del acto humano........................................................................................................................... 6
El juicio del jurista. ........................................................................................................................................ 7
Ética y actividad legislativa. .......................................................................................................................... 8
Ética y actividad judicial. ............................................................................................................................... 8
Ética y actividad administrativa. ................................................................................................................... 8
El estado de derecho y los derechos humanos: legalidad y legitimidad. ..................................................... 8
Semántica de los Derechos Humanos........................................................................................................... 9
Pluralidad terminológica en torno a los derechos humanos. ....................................................................... 9
Derechos Naturales..................................................................................................................................... 10
Derechos públicos subjetivos...................................................................................................................... 10
Libertades públicas ..................................................................................................................................... 10
Derechos Fundamentales. .......................................................................................................................... 11
Garantías Individuales................................................................................................................................. 11
Derechos Humanos. .................................................................................................................................... 11
¿Por qué derechos? .................................................................................................................................... 12
¿Por qué humanos? .................................................................................................................................... 12
Derechos humanos su fundamento ............................................................................................................ 13
Necesidad del fundamento para los derechos humanos ........................................................................... 14
Modelos y teorías de fundamentación de los derechos humanos ............................................................. 14
Teoría legal .................................................................................................................................................. 15
Teorías subjetivas........................................................................................................................................ 15
Derechos humanos como derechos morales.............................................................................................. 17
Teorías subjetivas........................................................................................................................................ 17
Rasgos esenciales de los derechos humanos.............................................................................................. 18
Universalidad como atributo de los derechos humanos ............................................................................ 18
La dignidad del ser humano ........................................................................................................................ 18
Polémica en torno de la universalidad de los derechos humanos. ............................................................ 19

2
Universalidad abstracta de los derechos humanos como causas de su ineficacia. .................................... 20
Imprescriptibilidad de los derechos humanos ............................................................................................ 20
Inalienabilidad de los derechos humanos .................................................................................................. 20
Irreversibilidad y progresividad .................................................................................................................. 21
Elementos Constitutivos de los Derechos Humanos .................................................................................. 21
Sujetos de la relación jurídica en Materia de Derechos Humanos ............................................................. 21
Sujetos colectivos........................................................................................................................................ 22
Las generaciones futuras, la justicia intergeneracional .............................................................................. 23
Sujetos obligados ........................................................................................................................................ 24
El titular del derecho humano .................................................................................................................... 25
Objeto de la Relación Jurídica en Materia de Derechos Humanos............................................................. 25
Condición humana ...................................................................................................................................... 26
Oficios ......................................................................................................................................................... 26
Cultura......................................................................................................................................................... 26
La positivación de los derechos humanos .................................................................................................. 26
La positivación de los derechos humanos mediante leyes ......................................................................... 27
La positivación de los derechos humanos mediante actos judiciales......................................................... 27
La positivación de los derechos humanos mediante actos administrativos............................................... 27

3
Derechos Humanos: Ética y experiencia Jurídica.
Comienza con Platón abriendo un dialogo con la polis; parece que a éste fundador solo
le interesa hablar de sus cimientos, que sólo se conocen y construyen descendiendo,
es decir, del punto de partida para edificar una sociedad. Por un lado presenta a los
que piensan que la sociedad justa nace de la fuerza de la mayoría. “O bien os volveréis
más fuertes que nosotros o bien permaneceréis aquí”, ha sentenciado Polemarco, (un
esclavo).

Menciona aquí, que Sócrates confía en que la razón, el diálogo, el mejor argumento, el
logos, son los que construyen una verdadera polis.

El camino de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

En el año de 1945 fue creada las Organización de las Naciones Unidas, con la
intención de dar solución a tantas preguntas, por las causas de la Segunda Guerra
Mundial no solo por los millones de personas muertas, sino por el modo en que fue
humillada la dignidad, fue un golpe muy duro para el modelo de sociedad.

En efecto la Carta de las Naciones Unidas busca prevenir las atrocidades de las
guerras, mediante una adecuada distribución técnica de la fuerza económica, política y
militar; en pocas palabras tiene por finalidad de lograr la configuración de un “nuevo
sistema internacional” estructurado a través del derecho.

En la Declaración Universal de los Derechos Humanos (DUDH) de 1948, se redactó


por Germán Bidart Campos, los documentos generados en la ONU, permiten visualizar
un enfoque múltiple entre los Derechos Humanos, el Derecho Internacional, el Derecho
Estatal y la serie de valores propios del bien común: paz, seguridad, desarrollo y
cooperación.

Artículo 1. Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y,
dotados como están de razón y conciencia deben comportarse fraternalmente los unos
con los otros.

4
La igualdad de los seres humanos, como también hace referencia a la conciencia, en
sí, para evitar una experiencia como la Segunda Guerra Mundial, podemos decir que la
respuesta es sólo si personas concretas no olvidan su responsabilidad frente a la
dignidad de otros, descubierta a través de la acción común. Es decir, la dignidad se
descubre como un debo respetar a otra persona, a otro yo, de donde nace el deber de
comportarse fraternalmente con los demás.

Los alcances jurídicos son múltiples y tiene dos propósitos, el primer propósito tiene
que ver con el reconocimiento de que los derechos humanos han profundizado la
experiencia de la inalienabilidad con el plano general de la teoría del derecho, el límite
jurídico que pesa sobre el titular del derecho y que lo obliga a abstenerse de realizar
cierto tipo de actos que supongan disposición del mismo.

Antonio Luis Martínez-Pujalte dice, la inalienabilidad de los derechos humanos permite


recuperar en la experiencia jurídica general “la auténtica dimensión moral de los
derechos: bienes de la persona que ésta se ve obligada a respetar, y no sólo facultado
a exigir su respeto”.

La segunda de la implicación se localiza en la teoría de la norma jurídica. Aquí la


novedad está en la recuperación del equilibrio de los valores que dan sustancia a una
norma y la coacción que otorga garantía a su cumplimiento.

La tercera de las implicaciones tiene que ver con los vínculos entre la ética y el
derecho, concretamente la manera en que éste perfila sus contenidos.

Se pone de manifiesto, en definitiva que la DUDH muestra un mínimo ético, es decir,


un punto de partida para construir una vida que merece la pena vivir, existir
saludablemente, poder expresarse, ser tratado de determinada manera en los juicios
de orden criminal, poder decidir estado de vida o tipo de religión etc.

5
La vida comunitaria y el bien común.
En el ámbito de los derechos humanos, la realidad comunitaria de las personas
concretas cobra un especial significado. La DUDH no concibe a la persona como un ser
individual y aislado. La conciencia de la propia dignidad y del deber de comportarse
fraternalmente (art 1), está conectada con el artículo 29, en el que dice, “toda persona
tiene deberes respecto a la comunidad, puesto que sólo en ella puede desarrollar libre
y plenamente su personalidad”.

Charles Malik ha argumentado que los sujetos tienen deberes asociados a


“innumerables lealtades intermedias que los individuos deben respetar; como los
propios de su familia, su profesión, sus amistades y también a través de sus
convicciones filosóficas”, es decir para la DUDH la persona tiene derecho a recibir de la
comunidad a la que pertenece el respeto y la realización de sus derechos: pero esa
misma persona debe participar en la generación de los mismos.

Ética y derecho, cuestiones relevantes de su relación.


Concretamente en el plano del derecho, los derechos humanos han motivado una
renovación en la manera de comprender lo jurídico: más que de una forma de control
social, a partir de los derechos humanos, sabemos que el derecho es una forma de
cooperación social, cuya finalidad es satisfacer determinados tipos de fines y bienes
humanos. Manuel Rodríguez Puerto dice, que a partir del reconocimiento y la defensa
de los derechos humanos, el derecho se describe mejor como una forma de
comunicación entre seres que se necesitan existencial e inevitablemente unos a otros.

La unidad del acto humano


Para desarrollar el tema de la unidad del acto humano, como un área donde se pone
de manifiesto el vínculo entre la ética y el derecho, debemos comenzar con una
pregunta: cuando se realiza una conducta mediante la que se cumple una obligación
jurídica, es decir un mandato establecido en una norma válida. Se trata de una
pregunta compleja, sobre todo porque hasta ahora no existe unanimidad en relación
con su respuesta. La solución a esta interrogante puede desarrollarse mediante al
menos dos posibilidades.

6
Hans Kelsen, éste autor identifica justicia con legalidad: justo es que una norma jurídica
sea en efecto aplicada en los casos en que, de acuerdo con una hipótesis o supuesto,
debe aplicarse.

Antonio Millán Puelles dice, el acto justo ayuda a que el hombre afirme su propio ser.

El principio de unidad del acto humano; consiste en las conductas que libremente lleva
a cabo una persona las cuales reflejan la complejidad de las relaciones y situaciones
en las que está inmersa, de tal manera que en un mismo acto tiene consecuencias en
las múltiples situaciones y relaciones, en las que, de modo simultáneo participa una
persona.

Hannah Arendt, describe éste principio de unidad del acto humano, como un efecto de
la “condición humana de la pluralidad”, lo que hace humana a la conducta, además de
la calidad de quien la lleva a cabo, es el hecho de la presencia de otros, de la
existencia de una trama de relaciones se ven afectadas, para bien o para mal, por un
acto libremente realizado.

Si las normas que configuran un ordenamiento jurídico no cuentan con un contenido


ético mínimo, se pone en riesgo su propia viabilidad.

El juicio del jurista.


El Estado moderno implica el concepto soberanía, es decir, el monopolio del uso de la
fuerza y la determinación de lo justo para conseguir la paz y la prosperidad social.

Esto se logrará a través del ordenamiento legal. Así lo jurídico se reduce a las leyes y
su cumplimiento coactivamente garantizado, y la única relación social relevante para el
derecho es la existente entre el individuo y el Estado: aquél se reduce a un lector-
ejecutor de normas que emanan de ésta, y el jurista en aplicador de un manual, a la
manera en que un ingeniero emplea una fórmula para obtener resultados precisos.

Rodolfo Vigo, ha señalado que uno de los rasgos más destacados de la cultura jurídica
contemporánea está en el tránsito desde una concepción del conocimiento jurídico con
ascendente teórico, a uno con vocación práctica.

7
Ética y actividad legislativa.
La relación entre la ética y la actividad legislativa cobra importancia en la legislación, es
decir, en el producto o el resultado de la actividad legislativa. Todas las disposiciones
jurídicas deben ser prospectivas, abiertas y claras, es decir las normas han de regular
conductas posteriores a su entrada en vigor y deben explicitar la conducta que se
autoriza, obliga o prohíbe, mediante un lenguaje claro.

Ética y actividad judicial.


La ética en el plano de la actividad jurídica tiene tres puntos claves: el acceso a la
justicia. La objetividad en las resoluciones de los conflictos y las garantías de
imparcialidad e independencia judicial.

Todo Estado debe procurar los medios materiales y formales para que los tribunales
sean espacio de solución de controversias fácilmente accesibles.

También podemos señalar que la objetividad de las decisiones judiciales; como un


principio ampliamente aceptado que una disposición jurídica particular debe ser guiada
por disposiciones jurídicas claras, estables y generales.

Ética y actividad administrativa.


La relación entre ética y actividad administrativa se condensa en la pregunta ¿Cómo
debería ser el acto administrativo para evitar que su realización produzca una
injusticia? La respuesta discurre por dos planos. Uno de naturaleza formal, asociado al
principio de legalidad, es decir, la autoridad estatal no puede de forma lícita realizar
más actos que los que la ley expresamente le faculta a hacer.

El estado de derecho y los derechos humanos: legalidad y legitimidad.


La categoría jurídico-política emblemática de nuestro tiempo es, sin duda, la de estado
de derecho. En cuanto elemento histórico, se habla de Estado de derecho como una de
las etapas más recientes de la trayectoria de las ideas y de la práctica política que
tienen como eje la realización y la modernización de la vida social. El estado del
derecho representa el modelo adecuado para el ejercicio del poder, caracterizado por
el control legal del mismo, fenómeno que se conoce como imperio de la ley.

8
Semántica de los Derechos Humanos.
Norberto Bobbio ha señalado que la cuestión no resuelta en nuestro tiempo respecto
de los derechos humanos no es la de fundamentarlos o justificarlos, en último término
de comprenderlos, sino la de protegerlos; de tal manera que se trata de una labor
preeminentemente política y jurídicamente positiva, o si se prefiere técnica, más que
filosófica.

El término derechos humanos se utiliza al menos en dos acepciones como los


instrumentos y mecanismos para controlar y limitar la acción del Estado, y como la
brújula de los esfuerzos sociales para conseguir el bien común.

La afirmación de Bobbio tiene sentido si los derechos humanos se consideran sólo


como el conjunto de instrumentos para incita y limitar la acción del Estado.

Pluralidad terminológica en torno a los derechos humanos.


A partir del siglo XVIII, el término derechos humanos se agregó al lenguaje jurídico.
Desde entonces en el plano teórico e institucional han sucedido múltiples propuestas y
esfuerzos que pretenden incorporar adecuadamente éste concepto a la experiencia
jurídica en su conjunto, y así dotarlo de fuerza y autoridad. El resultado de éste
proceso, es una amplia lista de expresiones que pretenden un mismo significado:
vocablos como libertades públicas, derechos públicos subjetivos, derechos
fundamentales, derechos personalísimo, derechos y libertades individuales, derechos
humanos, derechos esenciales, derechos naturales, derechos morales, y que se
utilizan muchas veces como sinónimos o, por lo menos sin señalar la significación de
los mismos.

Razones que explican la diversidad de términos.

Una de las razones más sugerentes que explican la diversidad nominal para referirse a
éstos derechos está directamente asociada a la compleja realidad a la que aluden los
términos y en virtud de la cual se ha comunicado a múltiples disciplinas, la filosofía, la
antropología, la ciencia jurídica la ciencia política, la economía, etc.

Algunos autores reconocen la influencia de perspectivas específicas de filosofía del


derecho en la denominación de éstos derechos. Al positivismo jurídico le es afín la idea

9
de derechos fundamentales, ya que pone de manifiesto la relación directa entre los
derechos y su reconocimiento en textos jurídicos principalmente nacionales. Por su
parte el término derechos naturales e incluso derechos humanos, normalmente está
asociado al iusnaturalismo, pues con estas expresiones intenta hacer énfasis en que
existe una dotación jurídica básica, idéntica para todo ser humano.

Fórmulas más utilizadas y que hacen referencia a los derechos humanos

Derechos Naturales.
Se trata de una de las nomenclaturas de mayor antigüedad, lo cual nos ayuda a
conocer la importancia histórica de la noción de derechos humanos, así como la
presencia permanente en el devenir del pensamiento filosófico en general y del
filosófico jurídico en particular, de un interés intelectual genuino por identificar el valor
práctico de la existencia humana y sus exigencias de justicia, la correspondiente
exigibilidad no provengan de la voluntad humana, sino de la naturaleza del hombre, de
tal manera que lesionar los derechos naturales de alguien representa negarle el
carácter de persona.

Derechos públicos subjetivos.


Con el concepto de derechos públicos subjetivos se hace referencia a la capacidad
jurídica reconocida por el Estado hacia los individuos, en su calidad de miembros del
propio Estado, para poner en movimiento sus estructuras institucionales y garantizar
así sus intereses particulares de aquellos.

Libertades públicas.

Se trata de un concepto empleado fundamentalmente en el ámbito de la doctrina


francesa y ligada a la gran influencia de la filosofía liberal. Se han definido en términos
generales como principios de acción política que inspiran cierto orden y relación entre
gobernantes y gobernados.

10
Derechos Fundamentales.
Este concepto se ha empleado sobre todo a partir del siglo XX con el propósito de
subrayar el papel o la función que corresponde a esto derechos en la experiencia
constitucional de nuestra época, particularmente en la que se enmarca el paradigma
jurídico-político del Estado de derecho. En éste contexto Antonio E. Pérez Luño
identifica un nexo de interdependencia entre los derechos fundamentales, la
Constitución y el Estado de derecho.

Garantías Individuales.
Esta locución ha tenido gran importancia en el ámbito jurídico mexicano y su significado
de acuerdo con Eugenio Sánchez Bringas, gira en torno a un conjunto de prerrogativas
alcanzadas por los individuos frente al poder público personificado.

Derechos Humanos.
La idea de derechos humanos, sobre todo a partir del significado que le reconoce la
Declaración Universal de los Derechos Humanos (DUDH). Designa el hecho de que
existen bienes y prerrogativas que corresponden al ser humano, por el simple hecho de
serlo, en cualquier tiempo y lugar; que estos bienes y prerrogativas se traducen en
derechos inalienables, universales que muestran y protegen el halo de dignidad que
acompaña a todos los individuos de la especie humana.

A nuestro juicio el concepto derechos humanos es el término más adecuado, en


comparación con los descritos, para referirnos a ésta realidad: por el hecho de serlo, el
ser humano es titular de ciertos derechos. Las ventajas semánticas de éste término se
manifiestan, ante todo porque su valor práctico se proyecta de manera amplia, de tal
forma que no se restringe al campo estrictamente jurídico y mucho menos a la relación
gobernante-gobernado, sino que es un término propicio para reconocer que las
obligaciones y los deberes vinculados a los derechos humanos no se limitan a los de
carácter estatal, sino que nos implica a todos. En éste sentido Efraín González que el
estado de derecho, es donde las personas conservan, promueven y realizan lo justo
objetivo que se les debe, y no tanto por la cantidad de leyes que se tengan o las
facultades que se les dé a los particulares.

11
Además, la noción de derechos humanos pone de manifiesto que el objeto del derecho
adquiere una relevancia que no se consigue en otro tipo de ítem jurídico, como los del
derecho subjetivo, pues el sujeto activo de la relación jurídica, en el caso de los
derechos humanos, se identifica con el objeto del propio derecho: con lo defendido, lo
reconocido y exigido, es decir, el núcleo de éstos derechos, lo que les da su carácter
de tales, no es la relación autoridad-gobernado, sino el objeto del derecho: la persona
misma y sus prerrogativas fundamentales.

¿Por qué derechos?


Los derechos humanos no son una especie de ropa para vestir al hombre de dignidad:
“Tengo derecho a la vida, tengo derecho a la libertad de expresión, etc. Y por tanto soy
digno”. No sólo es tener algo, ponerse algo o describir una situación de hecho.

Ciertos eventos pueden ser indiferentes a la persona humana, es decir, sin que se
produzca en ella algún daño; por ejemplo, el procedimiento para hacer helado de limón.
Hay otros que al conocerlos, junto con una posible afectación subjetiva, descubrimos
que merecen ser tratados de determinada manera: por ejemplo, la muerte de un ser
querido, la injusticia cometida contra los inocentes, la prostitución infantil, los
genocidios, o en positivo, la satisfacción de la justicia, el amor de una madre por su hijo
sin que éste hubiera hecho algo para merecer ese sentimiento, etcétera.

La DUDH habla de derechos porque la persona no sólo “está ahí”, sino que el acto de
reconocimiento de su existencia también implica el descubrimiento del deber. En ese
descubrimiento no hay paso indebido del ser-humano al deber-de-tratarlo-de-

¿Por qué humanos?


El adjetivo humano para los derechos puede resultar redundante a primera vista. En
efecto, desde la perspectiva teórica y práctica aún persiste el arraigado convencimiento
de que sólo los seres humanos son titulares de derechos en sentido amplio. Si esto es
así, el calificativo humano de los derechos resulta superfluo, a menos que fuese
necesario para distinguirlos de eventuales derechos de los animales, derechos de las
plantas u otras realidades. Como sabemos que esto no es así, entonces el calificativo

12
humano en estos derechos tiene otra finalidad que apunta a resaltar, con énfasis
peculiar, algunas de las cualidades que distinguen e identifican a los derechos
humanos.

En el preámbulo de esta declaración se establece con toda claridad que una condición
necesaria para lograr una sociedad pacifica, libre y justa, es el reconocimiento de “la
dignidad intrínseca y de los derechos iguales e inalienables de todos los miembros de
la familia humana”, adecuando institucionalmente el derecho y otras instituciones
sociales para tal efecto.

Derechos humanos su fundamento


Los esfuerzos pasados, presentes y futuros se encaminan a ofrecer un fundamento
solvente, para justificar las exigencias vinculadas a los derechos humanos, mostrando
la insuficiencia del consumo como fuente de obligatoriedad, para los deberes
vinculados a los derechos humanos, las teorías hacen que nuestro conocimiento de la
justicia depende de un consenso, expresando el acuerdo mayoritario de los miembros
de una colectividad con la discriminación de un grupo, solo que se corre el riesgo de
que solo se satisface a las necesidades del grupo, no es tan certero para fundamentar
exigencias sobre todo las de reconocimiento de los derechos humanos.

La búsqueda para el fundamento para los derechos humanos y la eventual defensa, su


único efecto robustecer su eficacia, aun no existiendo una relación necesaria entre la
comprensión de la definición y divulgación de un fundamento.

Los autores han observado el desarrollo histórico del respeto de los derechos
humanos, manifiesta una paradoja por un lado de declaraciones internacionales donde
se reconoce, por las instancias judiciales que revisan su cumplimiento con la creación
de organizaciones gubernamentales para su protección, aun así se sufren constantes
violaciones a estos derechos, con la declaración universal de 1948, se buscaba que los
Estados se comprometieran a respetarlos.

La cuestión más controvertida en la teoría de los derechos humanos es la relativa a su


fundamento se considera que estos derechos tienen entidad jurídica, confieren
prerrogativas y establecen deberes de naturaleza jurídica.

13
Necesidad del fundamento para los derechos humanos
Para conocer el fundamento de los derechos humanos hay que ponerse a ver sus
realidades prácticas, las conductas concretas motivadas no por instinto o por necesidad
sino por el simple hecho de un deber ser, de una obligación, ya que los problemas
inician hasta encontrarse respuesta, las diferentes teorías se encargan de formularlos y
comprenderlos.

En los 60´s Norberto Bobbio sostuvo una tesis, que los derechos humanos son una
realidad deseable, genera la necesidad de exponer razones y ampliar
cuantitativamente y cualitativamente su reconocimiento y respeto, el busca validar esta
tesis con la categoría derechos humanos ya que pensaba que era problemática, y no
se ha logrado un acuerdo acerca de su significado, desde la perspectiva histórica se
consta que se muestran como una realidad inestable, en el siglo XVIII se declararon
absolutos y limitaron radicalmente su posteridad, generaron una serie de exigencias
que en más de una ocasión se enfrentan, igualmente amparadas en otro derecho
humano, fundamentamos unos derechos que chocan con otros, fundamentados de
manera similar para resolver controversias que suceden, es necesario conocer el
fundamento de los derechos humanos, ya que permite interpretarlos y aplicarlos
aprovechando los últimos desarrollos de la interpretación y argumentación
constitucional, refiriéndonos a los métodos de jerarquización, ponderación y
armonización.

Modelos y teorías de fundamentación de los derechos humanos


El propósito es llevar a la práctica de manera sustantiva, real y comprometida resulta
una interrogante de verdad debemos fundamentar los derechos humanos, así esta
pregunta a recibido varias respuestas y es aquí donde surgen las siguientes teorías, la
cantidad de intentos de fundamentación son tan amplios que se vuelven necesarios.

14
Teoría legal
El derecho positivo como fundamento de los derechos humanos

En la teoría legal estos derechos carecen de entidad jurídica en tanto no hayan sido
proclamados explícitamente por una norma positiva, se encuentran dificultades en
reconocer objetividad a ideas como dignidad humana o valores como la justicia, no se
trata de un modo alguno de un concepto descriptivo.

Corriendo el riesgo de que el principio de la dignidad humana genere una legitimación


siendo objetivo aparente a una valoración individual y personal, señala Agustín Squella
nadie acepta una obligación jurídica sin una norma de la misma naturaleza que una
base de sustentación objetiva, permite mejorar la identificación del derecho. Sumamos
con mayor eficacia de las reclamaciones a favor de su garantía y protección quedando
el modelo de justificación de concepto, derechos fundamentales sobre el de derechos
humanos, los derechos subjetivos corresponden a todos los seres vivíos, seres
humanos en el status de personas, Kelsen explica que el derecho humano como
derecho subjetivo reflejo de una obligación establecida por una norma jurídica positiva.

Teorías subjetivas
El modelo subjetivista de fundamentación de los derechos humanos está influido por la
filosofía de política liberal, esta perspectiva da autonomía ya que al no existir
parámetros morales objetivos para calificar las conductas humanas como buenas o
malas en sí mismas, todo individuo realiza esta clasificación para sí mismo, validando
la regla de su propia conducta.

15
Mauricio Fioranti establece el principio de presunción fundamental de la libertad y a su
vez será el fundamento de los derechos humanos de acuerdo al modelo subjetivista, la
inmunidad del sujeto respecto a otros individuos, Nino justifica la existencia y el
contenido de los derechos humanos a partir del principio de autonomía, en concreto
consisten en:

1.- la libertad de realizar cualquier conducta que no perjudique a terceros

2.- el derecho a la vida consciente

3.- el derecho a la integridad corporal y psíquica

4.- el derecho a la educación (liberal)

5.- el derecho a una amplia libertad de expresión de ideas y actitudes religiosas,


científicas, artísticas y políticas

Los autores que describen este modelo individualista de fundamentación parten del
principio de separación entre lo bueno y lo justo, promueve el bien o la felicidad de los
miembros de la sociedad, sino que garantiza la facultad de buscar de manera individual
y autónoma.

Teorías intersubjetivas, un fundamento dialógico para los derechos humanos

Se ha postulado como la alternativa más adecuada para afrontar los problemas de


convivencia de las sociedades centralizadas, es la ética discursiva o moral civil se
caracterizan por la diversidad axiológica y moral.

La norma resultante del proceso cuenta con la legitimidad suficiente para ser aceptada
por todos como obligatoria, no importando las creencias y valores de cada individuo.

16
Cortina identifica exigencias que podría tenerse como derechos humanos

a) derecho a la vida

b) libertad de pensamiento para participar en la deliberación moral

c) libertad de expresión para manifestar sus ideas en la deliberación moral

d) libertad de asociación que igualmente permita una participación efectiva en la


deliberación moral

e) derecho a unas condiciones materiales y culturales que permitan a los interlocutores


decidir en pie de igualdad

Derechos humanos como derechos morales


Parten de un señalamiento básico el origen y la justificación de estos derechos no
pueden ser jurídicos, sino previo a lo jurídico e igualmente a lo político, así el derecho
positivo y la política tienen como función única la de reconocerlo y garantizarlos, si no
es jurídico ni político es la ética, aclara Eusebio Fernández es una reflexión en torno a
exigencias que consiste en imprescindibles, en este modelo de fundamentación los
derechos humanos deberían ser denominados derechos morales, la ética parte del
reconocimiento de la existencia de condiciones morales mejores.

Teorías subjetivas
Se basan en un dato que no depende de la voluntad humana y que cuenta con cierta
realidad, cuyo conocimiento es el punto de partida de los derechos humanos, así las
necesidades básicas humanas son la satisfacción de ciertas necesidades producen un
daño concreto a la persona por eso se busca identificarlas con una estrategia de
fundamentación la clave de esta variante de fundamentación objetiva se encuentra en
el tipo de necesidad, califica como básico se necesita de esto por el solo hecho de ser
humano, lo que proporciona las necesidades sus razones, argumentos a favor de una
respuesta jurídico normativa nos permiten afirmar que es justo reclamar algo a favor de
alguien.

17
Rasgos esenciales de los derechos humanos
Los derechos humanos son tan jurídicos como cualquier otro sector del derecho, es
deseable que se vean reconocidos por normas jurídicas apuntan al logro de una
convivencia, humanamente ajustable sí parecen más morales que otros elementos
jurídicos, es por su modelo antropológico considerado al humano a un determinado
esquema de convivencia.

Universalidad como atributo de los derechos humanos


Universal entendemos como lo que es de todos, aun así los autores le relacionan con
el hecho que al ser universales es una característica, derivada dela norma a que todo
ser humano, no importando el país se le atribuya a toda persona, con un punto de
partida y llegada y el reconocimiento a la titularidad dela persona y como objetivo
colectivo o meta humana, la condición de reconocimiento se da al pertenecer al género
humano, son consecuencia de la dignidad de la persona, toda persona está obligada a
reconocer, respetar y promover toda dignidad de los demás sin importar su raza o
condiciones de vida.

La universalidad se da cuando el ser humano titular es considerado trabajador se


manifiestan, ciertas exigencias universales de la vida humana, salario justó un lugar
adecuado donde desempeñarse etc., de la misma manera estas situaciones tienen
formas de resolverse dignamente,

La dignidad del ser humano


José J. Megas admite la existencia de una exigencia objetiva derivada de la dignidad
humana esta perspectiva cuenta con tres cuestiones así fundamenta la dignidad, en
que consiste la dignidad, rasgos que la caracterizan y cuál es su significado.

En el orden filosófico hacen referencia a cierto tipo de seres cuyo desarrollo existencial
descansa en ellos mismo, con independencia interna, se sigue que solo el ser humano
tiene la posibilidad de establecer por sí mismo, abocar su propia existencia al ser
humano puede configurar un sentido de su vida de manera libre, la dignidad no se
valora en precio, no se equipara con el valor de otras cosas, es invaluable.

18
Con estos hechos se sostiene el carácter universal dela dignidad, todos los individuos
que compartan la misma naturaleza son igualmente dignos sin posibilidad de distinción,
para expresar que es persona que goce de los bienes propios, todos deben ser
tratados, por otros individuos como las instituciones que conformen cualquier
organización en esta perspectiva la dignidad humana se proyecta en la denominada
vigencia latente de los derechos.

Mediante los derechos humanos los bienes propios se manifiestan y se pueden


comprender, respetar afirmar, y promover, la auténtica realización de las personas
humanas, son la vida, el conocimiento, la sociabilidad o amistad, la experiencia
estética, la racionabilidad práctica y la religión.

La universalidad comprende la expansión de la cultura de los derechos humanos a toda


la sociedad, donde estos derechos tengan particular protagonismo, son de los hombres
y mujeres con la creación del instituciones y organizaciones donde se resuelvan y
promulguen la cultura de los derechos humanos respetada en pro de los derechos de
los demás.

La meta es la trasformación de la sociedad y para eliminar toda forma de discriminación


y marginación del ser y el deber ser el empeño de las sociedades logrando una forma
de conciencia de la universalidad de los derechos humanos.

Polémica en torno de la universalidad de los derechos humanos.


La crítica multicultural y el relativismo cultural surgen como una corriente importante
contra la universalidad, de los derechos humanos, es una aproximación filosófica
política al fenómeno de la diversidad cultural buscando resolver problemas que esta
diversidad supone para aquellas sociedades en los que se manifiesta, aun así parece
injusto hacer comparativas y valoraciones entre culturas, los valores y prácticas se
conocen como relativismo cultural se acusa de la idea de derechos universales a l ser
un particularismo que se disfrazó de universalidad, varios autores insisten que la
capacidad de los derechos humanos como razón y de objeto de un diálogo entre
culturas, la tesis que Mazón es que los derechos humanos representan una realidad
transcultural.

19
Universalidad abstracta de los derechos humanos como causas de su
ineficacia.
Esta crítica se dirige fundamentalmente a la incongruencia practica entre la
proclamación de los derechos humanos como derechos universales se entiende que
todas las personas son titulares de derechos humanos vigilándose la independencia y
autonomía del individuo, antes no se incluía a las mujeres por eso los derechos
universales excluían hasta por razas, a lo largo del tiempo se han corregido, no siendo
autónomos buscando en definitiva constituir el prototipo individualista, ser digno y por lo
tanto titular de derechos humanos.

Inviabilidad o carácter absoluto de los derechos humanos

Se les reconoce un carácter absuelto, sus exigencias no pueden ser desplazadas en


ninguna circunstancia su cumplimiento debe ser satisfecho sin excepción y su
vulneración es siempre un acto injustificado, aunque ciertas normas y principios se
contraponen unos a otros y volvemos al principio de decir que son derechos absolutos
tratándose de requerimientos morales, cobrando interés particular en torno a la
democracia y principios rectores.

Imprescriptibilidad de los derechos humanos


Fundada en el principio de seguridad jurídica en términos generales, supone que el
deudor no continua siendo si el acreedor no intenta cobrar la obligación que a él le
corresponde, en los derechos humanos ha generado una vinculación con el ámbito del
derecho penal surgiendo una responsabilidad violando los derechos humanos
resultando esenciales para garantizar el respeto y la protección de los mismos por eso
se vinculan ya que no se deben pisotear los derechos humanos de un detenido que se
tiene que procesar penalmente.

Inalienabilidad de los derechos humanos


Se entiende la calidad atribuida a ciertos derechos que los imposibilitan a ser
enajenados de manera que no es posible que cambien de titular mediante un acto
jurídico, en la teoría de los derechos humanos es un rasgo definitorio que afecta
directamente a su titular siendo un atributo que refleje cierta perplejidad sobre todo a la

20
luz de las ideas tradicionales con un derecho a la intimidad y protección, entre el
derecho a la vida y a la libertad al titular no le está permitido perder ese derecho .

Irreversibilidad y progresividad
La progresividad es un principio que configura un criterio de elección de normas
aplicables mediante este principio se establece la prioridad en la aplicación de
disposiciones jurídicas más eficaces para protección y promoción de los derechos
humanos por su parte la irreversibilidad es la imposibilidad de suprimir la conducción de
un derecho humano, ya que el estado lo reconoció mediante algún instrumento jurídico,
resulta de mayor relevancia en el derecho internacional, frente a la denuncia de algún
tratado o convención en el que se ha reconocido un derecho humano.

Elementos Constitutivos de los Derechos Humanos


Una relación jurídica es aquella entre dos o más personas, que aparece regulada como
una unidad en el ordenamiento jurídico, organizándola con base en determinados
principios, y que la considera, además como un cauce idóneo para la realización de
una función de tutela jurídica concreta.

Relación jurídica

Sujetos de la relación.- Personas físicas o morales cuyo estatus jurídico se encuentra


directamente involucrado uno respecto del otro.

Objeto.- Sector de la realidad social inmersa por la relación, concretada en intereses y


bienes.

Contenido.- Conjunto de derechos y deberes que se reparten entre los sujetos activos y
pasivos.

Sujetos de la relación jurídica en Materia de Derechos Humanos


Titulares de los Derechos humanos. La persona: su significado jurídico en el ámbito de
los derechos humanos.

Hans Kelsen define persona como “Es la unidad de un conjunto de obligaciones


jurídicas y de derechos estatuidos por normas jurídicas”.

21
El significado jurídico del concepto persona cobra matices peculiares en los derechos
humanos. En efecto, sobre todo por sus afanes de fundamentación universal, el
discurso de los derechos humanos ayuda a resolver las dudas teóricas acerca de quién
es la persona y proporciona razones para extender el significado jurídico de este
concepto a toda realidad humana, y en esta medida se limita el carácter arbitrario del
pragmatismo jurídico. Así, puede decirse que los derechos humanos nos ayudan a
comprender que la persona se actualiza en el ser humano visto en su dependencia y
vulnerabilidad.

Sujetos colectivos
¿Las entidades colectivas pueden considerarse sujetos de algún derecho en general y
de un derecho humano en particular? Para responder esto se ha animado un amplio
debate entre dos posiciones de filosofía política divergentes:

Perspectiva liberal: Parte de la idea de que el individuo es moralmente anterior y, por


tanto superior a la comunidad; sostiene que el valor ético de una comunidad radica sólo
en su contribución al bienestar de los individuos que la constituyen.

Perspectiva comunitaria: Afirma la existencia de un interés legítimo de cada comunidad


humana en su conservación y desarrollo, ya que los bienes que en ella nacen, se
conservan y transmiten no son reducibles a los intereses de sus miembros. La
identificación de una serie de derechos fundamentados en esta realidad es un reclamo
de justicia.

Los derechos colectivos no pueden tener sentido como negación absoluta de los
derechos individuales. Los derechos colectivos tienen al principio y al final a los
individuos y sus derechos. “Hay condiciones necesarias, fundamentales y sine qua non
para la existencia y el desarrollo de una comunidad humana, cuya negación puede ser
entendida como la muerte, el asesinato no ya del propio entre colectivo, sino de los
mismos individuos”.

22
Las generaciones futuras, la justicia intergeneracional
Incluye la idea de derecho sostenible, que se traduce en la obligación del
aprovechamiento actual de los recursos naturales sin que se agoten para su empleo
futuro; además conlleva la exigencia del legado de una sociedad pacífica, de la
posibilidad de arraigo al entorno, del disfrute de raíces culturales, en definitiva, la
oportunidad de estructurar proyectos de vida digna. La configuración de la justica
intergeneracional supone la identificación de las generaciones futuras como titulares de
los bienes den ella implicados.

Posiciones que objetan la titularidad de los derechos a favor de las generaciones


futuras

Giuliano expone las razones con las que se niega la existencia de responsabilidades
respecto de las generaciones futuras, de entre las cuales destacamos las siguientes:

Tesis de la astucia de la razón: El bienestar de las generaciones por venir no


representa un problema de carácter práctica, sino técnico.

La ausencia de empatía: Cuando se habla de generaciones futuras se hace referencia


a “seres que todavía no existen, seres ‘potenciales’ que no se pueden identificar
claramente y, por tanto, demasiado abstractos para podernos identificar con ellos”

Tesis del carácter necesariamente relacional de los deberes: La validez de un deber


específico, presupone la existencia de una relación intersubjetiva; es decir, un deber es
en realidad una obligación: una situación en la que alguien se vincula con otro, y el
objeto del vínculo es un deber.

Tesis de la ignorancia invencible: Se desarrolla a partir de dos premisas:

El reconocimiento de que la responsabilidad presente respecto de las generaciones


futuras reside en crear un mundo que sea agradable a los que habitarán

El reconocimiento de que “no sabemos nada acera de cuáles serían los intereses, las
preferencias, los deseos, los valores y la concepción del propio bien que tendrán los
futuros habitantes del planeta.

23
Posiciones que defienden la titularidad de los derechos a favor de las generaciones
futuras

El objeto de la propuesta ética orientada al futuro son los actos con efectos remotos, es
decir, las conductas que, en el marco del progreso tecnológico, se llevan a cabo en el
presente, pero cuyos efectos, en muchas ocasiones dañinos, se manifiestan después
de transcurrido un largo periodo de tiempo.

Sujetos obligados
El Estado es sujeto pasivo de primera línea en la relación jurídica cuyo objeto sea un
derecho humano.

Conviene aclarar que si bien la capacidad del Estado para incidir en las situaciones
vitales de los individuos es una realidad patente, la idea de que sólo el Estado es sujeto
obligado y responsable en relación con los derechos humanos es una tesis superada.

En su calidad de sujeto obligado respecto de los derechos humanos, el Estado debe


“asegurar la eficacia práctica de los derechos humanos con todos los medios a su
alcance, estableciendo instituciones y procedimientos normativos y jurisdiccionales que
permitan superar las amenazas, perturbaciones o privaciones al ejercicio de tales
derechos por las personas”.

Los particulares como sujetos obligados respecto a los derechos humano que éstos
son universales, la universalidad se entiende en un doble aspecto: como titularidad
incondicionada de tales derechos para toda persona y como fuente de deberes para
toda persona.

Si bien es cierto que en los albores del discurso y la praxis de los derechos humanos
se consideraba como único obligado frente a ellos era el Estado, ya que representaba
un límite a su poder, sobre todo a partir de la segunda mitad del siglo XX se ha
consolidado la idea de que los derechos humanos también pueden ser objeto de las
relaciones jurídicas entre particulares.

24
En el plano doctrinal, la vigencia de los derechos humanos en este tipo de relaciones
de ha denominado Horizontalwirkung (efecto horizontal de los derechos
fundamentales) o Drittwirkung (eficacia frente a terceros de los derechos
fundamentales).

El principio genera de libertad permite que los particulares asuman obligaciones al


margen de los derechos humanos, ya que la condición de licitud última de estos actos
es precisamente la ausencia de vicios en el consentimiento, lo cual garantiza el
ejercicio auténtico de la autodeterminación y el hecho de cada una de las partes
involucradas cuida de su propio interés.

El titular del derecho humano


La inalienabilidad de los derechos significa que a su titular no le es lícito llevar a cabo
determinados actos por virtud de los cuales se cancele u obstaculice su disfrute e
manera absoluta y permanente. De lo anterior se desprende que el propio titular de los
derechos humanos es, al mismo tiempo, sujeto obligado respecto a ellos. Esto lo
confirma la Declaración Universal de los Derechos Humanos cuando reconoce que el
titular de los derechos debe cumplir una serie de deberes con el fin de generar un
espacio de auténtico disfrute de los mismos para él y para todos.

Objeto de la Relación Jurídica en Materia de Derechos Humanos


El objeto de los derechos humanos será la persona en cuanto su dignidad, sus
manifestaciones básicas y, de alguna manera, las condiciones necesarias para que
ésta se realice. Pero como la dignidad nunca se da “químicamente pura”, sino que se
descubre, expresa y realiza en un momento histórico, dentro de una sociedad
determinada, con unos medios concretos al alcance de los estados y de los distintos
grupos y niveles sociales, el “objeto” de los derechos humanos sólo puede descubrirse,
expresarse y realizarse en la interacción de todos ellos.

El objeto de los derechos humanos será todo aquello que manifiesta, proteja y permita
realizar la vocación a la dignidad de la persona, en el contexto de sus relaciones
interpersonales e históricas.

25
El primer modo de referirse al objeto de los derechos humanos se centra en el ser-
persona, y el segundo, en la persona-en-cuanto-actúa. El tercer modo sería considerar
a la persona en el contexto histórico cultural. Por ejemplo, la Ley de Aviación Civil
importa a los derechos humanos en lo referente a la dignidad de la persona y su
protección.

Condición humana
En la identificación del contenido de los derechos humanos, como señalamos
anteriormente, se sitúa en primera línea la forma de existir propia del ser humano: la
condición humana. Algunas de las capacidades que expresan la condición humana y
generan un deber cuyo incumplimiento equivale a la vulneración de un derecho
humano, son: vida, salud corporal, inseguridad corporal, sentir, imaginación y
capacidad de razonamiento como modos de enfrentar “humanamente” la existencia,
emociones, razonamiento práctico, afiliación tanto para vivir e interactuar con otros,
otras especies, juego y control sobre nuestro entorno.

Oficios
El objeto de los derechos humanos también puede determinarse a partir de lo que en
derecho se conoce como oficio. El oficio es el rol social que implica una tarea propia
en la sociedad; una regla de comportamiento de la situación-función personal en la
comunidad a la que pertenece. Los oficios aportan datos para la determinación del
objeto de los derechos humanos en función de la normalidad que manifiestan.

Cultura
El objeto de los derechos humanos no se da en abstracto. Así como toda persona es
en sí misma una comunidad, toda la realidad es en sí misma cultura. El esfuerzo
comunitario y personal sobre la adecuada relación, el significado y el modo de realiza la
existencia humana se conoce como cultura.

La positivación de los derechos humanos


El Estado moderno tiene tres modos de actuar para reclamar el monopolio de
legitimidad respecto de las fuentes del derecho: como legislador, como juez o como
administrador de los esfuerzos sociales, de la cosa pública y del poder de la fuerza.

26
Así, el Estado puede determinar el objeto de los derechos humanos mediante
determinaciones generales de la ley, de su aplicación a los casos concretos en los
actos administrativos del Poder Ejecutivo y la resolución de controversias por parte del
Poder Judicial.

La positivación de los derechos humanos mediante leyes


Las situaciones justas tienen múltiples maneras de resolverse; la ley determina una, a
la que envuelve con publicidad, certeza jurídica y coacción para su realización. Por
ejemplo, el tiempo razonable de un proceso judicial es determinado en general por la
ley. Sólo subsidiariamente pueden utilizarse otros métodos, lo cual se conoce como
reserva de ley.

Mediante la ley es posible elegir uno de los caminos posibles y razonables para
determinar la realización de una conducta justa, es decir, una que respete las
exigencias derivadas de los derechos humanos; lo lleva a cabo de manera general y
otorga seguridad jurídica.

La positivación de los derechos humanos mediante actos judiciales


En términos generales, puede decirse que una sentencia judicial pronunciada por un
tribunal nacional o internacional permite una tutela efectiva de los derechos humanos
en la medida en que con ella es posible determinar la existencia real de una violación a
estos derechos, dada la exigencia procesal de probar hechos ante el juez.

La positivación de los derechos humanos mediante actos administrativos


Es importante señalar que esta actividad no es menor, ya que la institucionalización de
derechos humanos mediante un instrumento internacional puede resultar más efectiva
y radical que otras vías, sobre todo cuando se reconoce que un tratado de esta índole
puede adicionar o completar los derechos ya asegurados constitucionalmente.

BIBLIOGRAFIA: DERECHOS HUMANOS AUTOR: GARCIA RAMIREZ HUGO, EDITORIAL: OXFORD,


2011.

27