Вы находитесь на странице: 1из 11

INTRODUCCION A

LA SEGURIDAD
INDUSTRIAL
INTRODUCCIÓN
La seguridad industrial es un área multidisciplinaria que se encarga de minimizar
los riesgos de accidentes en la industria, ya que toda actividad industrial tiene peligros
inherentes que necesitan de una correcta gestión.
Todas las industrias en todos los tiempos ha estado acompañadas de diferentes riesgos
dentro de la actividad laboras, tal es el caso de los accidentes que han sido causados
por condiciones y actos inseguros que han ido afectando la productividad de
la empresa o entidad moral.
Las normas de seguridad han pasado por diferentes fases, y por distintos momentos de
implementación, e inicialmente el interés estaba concentrado simplemente en
propiciar que las instalaciones fueran seguras, en evitar accidentes y en el uso de
elementos de protección, las cuales estaban concentradas específicamente en los
aspectos físicos y logísticos para garantizar la seguridad en los trabajadores. Pero más
allá de las especificaciones logísticas o físicas, la seguridad industrial debe ser o tener
un enfoque integral, holísticas e incluyentes, y tener en cuenta además,
la responsabilidad del trabajador y de todos los miembros en el auto cuidado, su
ambiente laboral, sus comportamientos, por lo que el sistema de gestión de la
seguridad es una red en la que todos son responsables.
La seguridad industrial tiene muchos objetivos pero entre los que más se destacan son:
evitar lesiones y muerte por accidente ya que cuando ocurre este tipo de riesgos puede
haber una alteración en la productividad que genera el potencial humano, como la
reducción de los costos operativos de producción, Contar con sistema estadístico que
permita detectar el avance o disminución de los accidentes y la causa de los mismos,
contar con los medios necesarios para montar un plan de seguridad. Además de que la
seguridad tiene dos funciones principales, tiene una función en línea, cómo de
asesoría, es en ese momento en que entran los especialistas en seguridad quienes son
los encargados de reconocer que parte corresponde a cada categoría. Tomando en
cuenta todo lo anterior es necesario implementar sistemas de protección, que se
encarguen de disminuir los riesgos y accidentes a todas las personas que laboren en la
empresa, como pueden ser primeros auxilios, protección en máquinas, protección
contra incendios, y todos los medios que proporcionen una medidas de seguridad para
la integridad física de las personas.
La seguridad industrial también tiene su parte legal en la que entra la ley general
del trabajo en la cual nos remarca que en cada empresa puede llegar a sufrir riesgos de
trabajo los cueles pueden ser accidentes o enfermedades ocurridas durante la
actividad laboral.

La Seguridad Industrial y Salud Ocupacional en Bolivia durante los últimos diez años
(1997-2006) ha dado señales de mejora en diversas empresas, las cuales dentro de la
obligatoriedad técnico legal, exigencias establecidas por los nuevos mercados de
exportación, obligaciones y cumplimientos de procedimientos, normas y estándares
internos de terceras empresas (contratistas, especialmente petroleras), Sistemas de
Gestión Integrados (NB18001), e iniciativas propias, ha generado una cultura de
Seguridad industrial aún tímida dentro de una escala cuantificada nacional de 1567
empresas registradas en el año 1.998 de acuerdo al INE (Instituto Nacional de
Estadísticas).

1.1. SALUD Y TRABAJO


La actual concepción de prevención de riesgos laborales tiene su origen en la
evaluación experimentada por los conceptos de salud y trabajo, ya que su objetivo no
es otro que evitar las consecuencias negativas derivadas de la interacción existente
entre ambos términos.
Concepto de trabajo: pasando por las multitudes concepciones experimentadas a lo
largo de la historia de la humanidad, llegamos a la concepción actual en la que, lejos
de constituir exclusivamente un medio de subsistencia, el trabajo constituye un
importante elemento de valoración social y de desarrollo de su actividad creadora,
constituyendo por ello un derecho y un deber de la persona. Por lo que la tendencia
actual en este campo nos debe llevar a conseguir una mejor calidad de vida y
condiciones de trabajo a fin de evitar que la salud del trabajador pueda resultar
afectada por las condiciones que el mismo creo.
Concepto de salud: Pasando por sus múltiples concepciones, llegamos al concepto ideal
de salud definida por la Organización Mundial de la Salud (OMS), como ``el estado
d bienestar físico, mental y social``. Por lo que cuando nos referimos al
concepto de salud laboral debe entenderse como el ``estado de bienestar físico,
mental y social`` del trabajador que puede resultar afectado por las diferentes
variables o factores de riesgos existentes en el ambiente laboral, bien sea de tipo
orgánico, psíquico o social.

1.1.1. Relación ambiente-salud en el trabajo


El cada vez mayor conocimiento de los fenómenos físicos y químicos del planeta, ha
permitido que desde su origen, la humanidad haya ido en progresando y mejorando su
nivel de vida, a partir del mayor y mejor aprovechamiento de los recursos naturales
disponibles.
El hombre que no se ha limitado a la utilización de las sustancias naturales, sino que en
su espíritu de superación ha logrado la síntesis de nuevos productos con mejores
calidades y la aplicación de nuevas formas de energía, dando lugar a la aplicación
tecnológica de estos conocimientos científicos y consecuentemente, al gran desarrollo
industrial de nuestro siglo, sin embargo también ha contribuido a aumentar los riesgos
que estos procesos conllevan para la población en general y para el trabajador en
particular, causando deterioro de la salud y dando lugar a la aparición de nuevos daños
derivados del trabajo.
Por otra parte, si por ecología se entiende, la ciencia que estudia las relaciones
existentes entre organismos y el medio en que viven, no cabe duda, que el sistema
ecológico ocupacional, constituido por el hombre-ambiente de trabajo, forma un
subsistema de vital importancia en el supra sistema ecológico total de la población, ya
que el hombre permanece un cuarto de su vida en el ambienta de trabajo y los
empleados constituyen una parte importante de la población total.

1.2. TERMINOLOGIA BASICA


Con independencia de que posteriormente, en el último punto de este capítulo se
incluyen las identificaciones de los términos más utilizados en prevención de riesgos
laborales, de utilidad tanto para completar el presente como para temas posteriores,
vamos a estudiar brevemente este apartado la terminología básica.
Peligro: es todo aquello que puede producir un daño o deterioro de la calidad
de mi vida individual o colectiva de las personas.
Daño: es la consecuencia producida por un peligro sobre la calidad de vida
individual o colectiva de las personas.
Riesgo: si bien el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española lo
define como la proximidad de un daño, en el contexto de la prevención de
riesgos debemos entenderlo como la probabilidad de que ante un determinado
peligro se produzca cierto daño, pudiendo por ello cuantificarse.
Prevención: técnica de actuación sobre peligros con el fin de suprimirlos y evitar
sus consecuencias perjudiciales. Suele englobar también el término protección.
Protección: técnica de actuación sobre las consecuencias perjudiciales que un
peligro puede producir sobre un individuo, colectividad, o su entorno,
provocando daños.

1.2.1. HIGIENE INDUSTRIAL


La aparición de alteraciones patológicas de la salud viene determinada por un
conjunto de factores:
1) La naturaleza y estado físico de los agentes químicos y el tipo y, en su
caso, frecuencia, de los agentes físicos, así como la naturaleza de los
agentes biológicos presentes bajo determinadas condiciones.
2) La concentración del agente químico presente en el ambiente o la
intensidad referida al agente físico al que está expuesto el trabajador.
Para evaluar el riesgo de exposición se suelen utilizar valores límite de
referencia.
3) El tiempo de exposición al agente en el medio ambiente de trabajo.
Los valores límite se suelen referir a un tiempo normalizado, como la
jornada de trabajo de 8 horas diarias o 40 horas semanales. La
consideración conjunta de la concentración o intensidad, según el caso,
y el tiempo de exposición da lugar al concepto de dosis.
4) Las características individuales de cada persona y en particular,
determinadas susceptibilidades especiales ante algún agente que
pudiera existir. Los valores de referencia se establecen con relación a
una población normal o normalizada, por lo que habrá que determinar
si una persona se puede considerar incluida en ese colectivo o no para
cada agente al que pudiera estar expuesta.
5) La existencia de otros agentes o factores que puedan potenciar o
rebajar los posibles efectos de la exposición. Por ejemplo, la
temperatura, la presencia de agentes cuyos efectos son aditivos,
sinergias como las debidas al humo procedente de fumar tabaco, etc.
La Higiene Industrial, como técnica no médica de prevención de los riesgos
laborales relativos a la posibilidad de sufrir alteraciones de la salud por una
exposición a agentes físicos, químicos y biológicos, actúa con carácter
esencialmente preventivo por procedimientos técnicos mediante, en general,
la siguiente secuencia:
1) Identificación de los diferentes agentes de riesgo.
2) Medición, en el caso que sea necesario, de la exposición al agente
(concentración/intensidad y tiempo de exposición) y aportación de
datos complementarios que se precisen.
3) Valoración del riesgo de exposición, comparando las dosis de
exposición con los valores de referencia según los criterios
establecidos.
4) Corrección de la situación, si ha lugar.
5) Controles periódicos de la eficacia de las medidas preventivas
adoptadas y de la exposición y vigilancia periódica de la salud.
- ACCIDENTE, INCIDENTE, PELIGRO, ENFERMEDAD LABORAL

1.3. FACTORES DE RIESGO LABORAL


Los factores de riesgo laboral se pueden considerar clasificados en los siguientes
grupos:
 Factores o condiciones de seguridad
 Factor de origen físico, químico o biológico o condiciones medioambientales
 Factores derivados de las características del trabajo
 Factores derivados de la organización del trabajo

Factores o condiciones de seguridad: se incluyen en este grupo los agentes materiales


que influyen sobre la accidentalidad: pasillos y superficies de tránsito, aparatos equipos
de elevación, vehículos de transportes, maquinas, herramientas, espacios de trabajo,
instalaciones eléctricas, etc.

Del estudio y conocimiento de los citados factores de riesgos se encarga la ``seguridad


del trabajo``, como técnica de prevención de los accidentes de trabajo.

Factor de origen físico, químico o biológico: Considerando incluidos en este grupo los
denominados:

``contaminantes o agentes físicos`` (ruido, vibraciones, iluminación,


condiciones termo higrométricas, radiaciones ionizantes –rayos x, rayos
gamma, etc.- Y no ionizantes, -ultravioletas, infrarrojas, microondas, etc. –
presión atmosférica, etc.).
``contaminantes o agentes químicos`` presentes en el medio ambiente de
trabajo, constituidos por materias inertes presentes en el aire en forma de
gases, vapores, nieblas, aerosoles, humos, polvos, etc.
``contaminantes o agentes biológicos``, constituidos por microorganismos
(bacterias, virus, hongos, protozoos, etc.), causantes de enfermedades
profesionales.

Del estudio y conocimientos de los citados factores de riesgo se encarga la ``higiene de


trabajo``, como técnica de prevención de las enfermedades profesionales.
Factores derivados de las características del trabajo: Incluyendo las exigencias que la
tarea impone al individuo que las realiza (esfuerzos, manipulación de cargas, posturas
de trabajo, niveles de atención, etc.) asociadas a cada tipo de actividad y determinantes
de la carga de trabajo, tanto física como mental, de cada tipo de tarea, pudiendo dar
lugar a la fatiga.

Del estudio y conocimiento de los citados factores de riesgo se encarga la Ergonomía,


ciencia o técnica de carácter multidisciplinar que estudia la adaptación de las
condiciones de trabajo al hombre.

Factores derivados de la organización del trabajo: Se incluye en este grupo los factores
debidos a la organización del trabajo (tareas que lo integran y su asignación a los
trabajadores, horarios, velocidad de ejecución, relaciones jerárquicas, etc.)
considerados a su vez agrupados en:

- Factores de organización temporal (jornada y ritmo de trabajo, trabajo a


turno o nocturno, etc.)
- Factores dependientes de la tarea (automatización, comunicación y
relaciones, status, posibilidad de promoción, complejidad, monotonía,
minuciosidad, identificación con la tarea, iniciativa, etc.)

Pueden ser causa de problemas de tipo psicológico, estrés. Insatisfacción, etc.


Encargándose del estudio y control de dichos factores la ``psicosociología´´, como
técnica de prevención de los riesgos psicosociales.

1.4. INCIDENCIA DE LOS FACTORES DE RIESGOS SOBRE LA SALUD


Como se ha visto, el trabajo por medio de las modificaciones ambientales del mismo o
las condiciones anteriormente definidas, ejerce sobre el individuo una notable
influencia, pudiendo dar lugar a la pérdida del equilibrio de la salud y originar lo que se
ha de llamar patología del trabajo o daños derivados de este como ya se ha visto.
En el siguiente esquema se indica los principales daños derivados del trabajo a los que
habría que añadir una serie de nuevas patologías, consecuencia generalizada de las de-
nominadas nuevas tecnologías, NT (información robótica, empleo de productos tóxicos
etc.) y de las nuevas formas de organización del trabajo, NFOT.
1.4.1. Consecuencias derivadas de las condiciones de seguridad
Los factores de seguridad señalados pueden dar lugar a diferentes tipos de
accidentes de trabajo como consecuencia de:
 Lesiones originadas en el trabajador por elementos móviles de las maquinas
(golpes, cortes, atrapamientos), materiales desprendidos (pieza que se
mecaniza o elementos de la máquina), etc.
 Lesiones originadas por herramientas manuales o mecánicas (golpes y
cortes), lesiones oculares, esguinces, etc.
 Lesiones originadas por golpes con objetos, máquinas o materiales,
atrapamientos, etc.
 Lesiones originadas por aplastamientos, caídas de o desde aparatos eleva-
dores, vuelco de vehículos, etc.
 Quemaduras, asfixia, paro respiratorio, tetanización o fibrilación ventricular,
consecuencias de contactos con corriente eléctrica.

1.4.2. Consecuencia derivadas de las condiciones del medio ambiente

a) Factores de origen físico

Los factores de origen físico ambientales pueden dar lugar a diferentes tipos de
enfermedades profesionales o accidentes como consecuencia de:

 Permanencia del trabajador durante prolongados periodos de tiempo a ni-


veles de presión sonora excesivos (sordera profesional), que pueden dar lugar a
otras repercusiones fisiológicas (aumento de ritmo cardíaco, aceleración del
ritmo respiratorio, reducción de la actividad cerebral, etc.).

 Permanencia del trabajador durante largos periodos de tiempo a elevadas


temperaturas (deshidratación, golpe de calor, etc.).

 Exposición a radiaciones ionizantes (quemaduras, hemorragias, cánceres, etc.)


o radiaciones no ionizantes (cataratas, conjuntivitis, inflamación de la córnea,
etc.).

b) Factores de origen químico

Los factores ambientales de origen químico pueden dar lugar a diferentes ti- pos de
enfermedades profesionales como consecuencia de exposición a contaminantes tóxicos,
los cuales pueden producir efectos:

 Corrosivos (destruyen los tejidos sobre los que actúa).

 Irritantes (irritan la piel o las mucosas en contacto con el tóxico).


 Neumoconióticos (producen alteración pulmonar por partículas sólidas
o polvos).

 Asfixiantes (producen desplazamiento del oxígeno del aire).

 Anestésicos y narcóticos (producen depresión en el sistema nervioso


central).

 Cancerígenos, mutógenos y teratógenos (pueden producir cáncer,


modificaciones hereditarias y malformaciones del feto, etc.).

 Sistémicos (producen alteraciones en determinados sistemas –hígado,


riñones, etc.-).

c) Factores de origen biológico

Los factores ambientales de origen biológico pueden dar lugar a diferentes ti- pos de
enfermedades profesionales como consecuencia de exposición a contaminan- tes
biológicos:

 Bacterias (tétanos, brucelosis, tuberculosis, etc.).

 Parásitos (paludismo, toxoplasmosis, etc.).

 Virus (hepatitis, rabia, etc.).

 Hongos (pie de atleta).

1.4.3. Consecuencia derivadas de la carga de trabajo


La carga de trabajo puede dar lugar a accidentes y/o fatiga física o mental,
manifestada esta última por los síntomas de irritabilidad, falta de energía y
voluntad para trabajar, depresión, etcétera, acompañada frecuentemente de
dolores de cabeza, mareos, insomnios, problemas digestivos, etc.
1.4.4. Consecuencias derivadas de la organización del trabajo

Los factores de organización pueden dar lugar a una serie de efectos para la
salud (fatiga, insatisfacción, estrés, etc.) Algunas consecuencias concretas son:
 Insomnio, fatiga, trastornos digestivos y cardiovasculares, problemas
psicológicos, etcétera, motivados por el tipo de jornada laboral (a
turnos, nocturno, etc.).
 Fatiga mental, originada como consecuencia de la automatización, falta
de comunicación, introducción de nuevas tecnologías (NT) o nuevas
formas de organización del trabajo (NFOT), etc.

Si se vuelve a los tres grupos de factores de riesgo anteriormente señalados,


ambiente físico, ambiente psíquico y ambiente social podemos de forma
resumida concluir que su incidencia sobre la salud puede resumirse en:

 Accidentes de trabajo y enfermedades profesionales motivadas por el


ambiente físico (factores mecánicos, químicos y biológicos).
 Cambios psicológicos del comportamiento (ansiedad, agresividad,
depresión, alcoholismo, drogadicción, etc.), trastornos físicos y
psicosomáticos (fatiga, neuralgias, trastornos circulatorios,
envejecimiento prematuro, etc.) y anomalías laborales (ausentismo,
accidentes, etc.) motivadas por el ambiente psicosocial.

De todos los daños derivados del trabajo citados, el accidente de trabajo y la


enfermedad profesional constituyen la denominada patología específica del trabajo, por
su indudable relación causa-efecto, mientras que la insatisfacción, el estrés, la fatiga y el
envejecimiento prematuro constituyen la denominada patología inespecífica del
trabajo, por su relación de casualidad no tan clara y específica, a la que habría que
añadir las nuevas patologías emergentes consecuencia de la NT y NFOT (somatizaciones,
sinestrosis, etc.).

Con independencia de que los daños profesionales señalados sean posteriormente


analizados con mayor profundidad, en este punto vamos a definir de forma simple cada
uno de ellos, en relación a su patología y tipo de ambiente que los origina.

 Accidente de trabajo: Toda lesión orgánica o perturbación funcional, inmediata o


posterior, o la muerte producida repentinamente en ejercicio o con motivo del
trabajo cualquiera que sea el lugar y el tiempo en que se presente. Quedan
incluidos en la definición anterior los accidentes que se produzcan al trasladarse el
trabajador directamente de su domicilio al lugar de trabajo y de este a aquél..
 Enfermedad de Trabajo: Todo estado patológico derivado de la acción continuada
de una causa que tenga origen o motivo en el trabajo o en el medio en el que el
trabajador se vea obligado a prestar sus servicios.
 Fatiga: Patología fisiológica de pérdida de capacidad funcional motivada por
factores ambientales diversos (exceso de carga de trabajo, falta de descanso, etc.),
pudiendo ser tanto física como mental.
 Insatisfacción: Fenómeno psicosocial de ansiedad, hostilidad, agresividad, etc., que
podemos considerar manifestaciones de una inadecuación del trabajo, provocado
por factores de tipo psicológico y social.
 Estrés: Fenómeno psicosocial de ansiedad, apatía, depresión, fatiga, irritabilidad,
etc. Motivado por factores o situaciones estresantes derivadas del trabajo.
 Envejecimiento prematuro: Patología inespecífica de desgaste biológico provocado
por una fatiga crónica que acelera el normal proceso de envejecimiento y está
provocando por factores ambientales diversos.
- SISTEMA DE ADMINISTRACION DE LA SEGURIDAD Y SALUD EN EL TRABAJO
1.5. PREVENCION DE RIESGOS LABORALES
Por otra parte, conviene precisar qué se entiende por prevención de riesgos laborales.
Se trata del conjunto de actividades o medidas adoptadas o previstas, en todas las
fases de actividad de la empresa (incluida la concepción, diseño y proyecto de
procesos, lugares de trabajo, instalaciones, dispositivos, procedimientos, etc.) dirigidas
a evitar o minimizar los riesgos, en este caso, laborales o derivados del trabajo.
La Organización Mundial de la Salud OMS distingue tres niveles:
Prevención primaria, dirigida a evitar los riesgos o la aparición de los daños
(materialización de los riesgos) mediante el control eficaz de los riesgos que no
pueden evitarse. Esta prevención, obviamente es la más eficaz, incluso,
atendiendo a lo expuesto con anterioridad, es la más eficiente. A su vez puede
implicar distintos tipos de acciones, que se describen a continuación por orden
decreciente de eficacia:
 Prevención en el diseño. Absolutamente lo más eficaz. A la hora de la
concepción y diseño de instalaciones, equipos, herramientas, centros y
puestos de trabajo, procesos, métodos, organización del trabajo, etc. hay
que tener en cuenta los principios de prevención, y en primer término,
tratar de evitar los riesgos.
 Prevención en el origen. Se trata de evitar la aparición de riesgos como
resultado de defectos en la fabricación, construcción, implantación e
instalación, referido tanto a equipos, procesos, etc., como procedimientos,
capacitación, etc., y, en los casos de riesgos inevitables, combatirlos en el
origen o foco, mediante técnicas o medidas adecuadas, por ejemplo,
mediante el aislamiento o enclaustramiento.
 Prevención en el medio de transmisión. Se trata de evitar la exposición al
riesgo por interposición de barreras entre el origen y las personas,
actuando sobre el medio mismo absorbiendo o anulando el agente o
situación de riesgo, e incluso, actuando sobre la misma organización del
trabajo, por ejemplo, mediante el alejamiento o sistemas de alarma.
 Prevención sobre la propia persona. Mediante la utilización de medios de
protección individual, la educación, la información, la formación, la
vigilancia de la salud, la vacunación, la disminución del tiempo de
exposición, etc.
 Prevención secundaria. Cuando ha comenzado el proceso de alteración de la
salud, aunque no se manifieste de una manera clara; en general puede tratarse
de una fase inicial, subclínica, muchas veces reversible. Las actuaciones
preventivas en estos casos son principalmente la adecuada vigilancia de la
salud para un diagnóstico precoz y un tratamiento eficaz.
 Prevención terciaria. Hay que aplicarla cuando, existe una alteración
patológica de la salud o durante la convalecencia de la enfermedad o
posteriormente a la misma. Se trata de prevenir la reincidencia o las recaídas, o
las posibles "complicaciones" o secuelas, mediante el adecuado tratamiento y
rehabilitación, como principales medidas.